Terminos Juridicos. Letra B

  1. Bachiller
  2. Bagaje
  3. Bahía
  4. Baile
  5. Bailía o bailiazgo
  6. Baja
  7. Bajá
  8. Balance
  9. Balance falso
  10. Balanceador
  11. Balanza de comercio
  12. Balanza de pagos
  13. Baldío
  14. Baldufario
  15. Balfour (Declaración de)
  16. Balizamiento
  17. Balotaje
  18. Balsa
  19. Banca
  20. Bancarrota
  21. Banco
  22. Banco Central
  23. Banda
  24. Bandera
  25. Bandidaje
  26. Bandido
  27. Bandir
  28. Bando
  29. Bandolerismo
  30. Bandolero
  31. Banquero
  32. Banquillo
  33. Baquetas
  34. Baratería
  35. Barato
  36. Barbarie
  37. Barcaje
  38. Barco
  39. Baremo
  40. Barón
  41. Baronía
  42. Barra
  43. Barraca
  44. Barragana
  45. Barraganía
  46. Barraquero
  47. Barrio
  48. Base
  49. Base imponible
  50. Bases convencionales plurales de trabajo
  51. Bases de trabajo
  52. Basílica
  53. Basílicas
  54. Bastantear
  55. Bastanteo
  56. Bastardo
  57. Bastón
  58. Bastonero
  59. Bautismo
  60. Bautizo
  61. Beatificación y canonización
  62. Bebidas alcohólicas
  63. Bebidas nocivas
  64. Behetría
  65. Beligerancia
  66. Beneficencia
  67. Beneficiar
  68. Beneficiario
  69. Beneficio
  70. Beneficio amovible
  71. Beneficio compulso
  72. Beneficio consistorial
  73. Beneficio curado
  74. Beneficio de abdicación
  75. Beneficio de abstención
  76. Beneficio de bandera
  77. Beneficio de cesión de acciones
  78. Beneficio de cesión de bienes
  79. Beneficio de competencia
  80. Beneficio de deliberar
  81. Beneficio de división
  82. Beneficio de excusión
  83. Beneficio de inventario
  84. Beneficio de litigar sin gastos
  85. Beneficio de orden
  86. Beneficio de pobreza
  87. Beneficio de restitución
  88. Beneficio de separación
  89. Beneficio eclesiástico
  90. Beneficio exento
  91. Beneficio simple
  92. Beneficios
  93. Benelux
  94. Bey
  95. Bicameral
  96. Bien
  97. Bien accesorio
  98. Bien adventicio
  99. Bien alodial
  100. Bien antifernal
  101. Bien castrense
  102. Bien colacionable
  103. Bien común
  104. Bien comunal
  105. Bien consumible
  106. Bien contractual
  107. Bien contradotal
  108. Bien corporal
  109. Bien cuasi castrense
  110. Bien de abadengo
  111. Bien de abolengo o de abolorio
  112. Bien de beneficencia
  113. Bien de capellanía
  114. Bien de consumo
  115. Bien de domino privado
  116. Bien de dominio público
  117. Bien de familia
  118. Bien de propios
  119. Bien de realengo
  120. Bien del Estado
  121. Bien dotal
  122. Bien enfitéutico
  123. Bien feudal
  124. Bien fiscal
  125. Bien foral
  126. Bien fungible
  127. Bien futuro
  128. Bien ganancial
  129. Bien gravado
  130. Bien ignorado o de ingreso entorpecido
  131. Bien inalienable
  132. Bien incorporal
  133. Bien indiviso
  134. Bien inembargable
  135. Bien inmaterial
  136. Bien inmueble
  137. Bien jurídico
  138. Bien libre
  139. Bien litigioso
  140. Bien mostrenco
  141. Bien mueble
  142. Bien no consumible
  143. Bien no fungible
  144. Bien nullíus
  145. Bien parafernal
  146. Bien presente
  147. Bien principal
  148. Bien profecticio
  149. Bien propio
  150. Bien público
  151. Bien raíz
  152. Bien relicto
  153. Bien reservable
  154. Bien secularizado
  155. Bien sediente
  156. Bien semoviente
  157. Bien sito o sitio
  158. Bien troncal
  159. Bien vacante
  160. Bienes aportados al matrimonio
  161. Bienes de la herencia
  162. Bienes de manos muertas
  163. Bienes de uso público
  164. Bienes divisibles
  165. Bienes dominicales o dominiales
  166. Bienes dotales
  167. Bienes hereditarios
  168. Bienes indivisibles
  169. Bienes inembargables
  170. Bienes presentes
  171. Bienes privados del Estado
  172. Bienes públicos
  173. Bienes públicos del Estado
  174. Bienes reservables o reservativos
  175. Bigamia
  176. Bígamo
  177. Bilateralidad del proceso
  178. “Bill” de indemnidad
  179. “Bill of rights”
  180. Billete de banco
  181. Billete de lotería
  182. “Bills of attainder”
  183. Bimetalismo
  184. Bínubo
  185. Biología criminal
  186. Bipartidismo
  187. Bisabuelo
  188. Bisnieto
  189. B. I. T.
  190. Bitácora
  191. Blancas
  192. Blasfemia
  193. Bloqueo
  194. Boda o bodas
  195. Boicot o boicoteo
  196. Boleta
  197. Boletín Judicial
  198. Boletín Oficial
  199. Boleto de compraventa
  200. Boleto de embarque
  201. Bolsa de comercio
  202. Bolsa de trabajo
  203. Bolsín
  204. “Bona fides”
  205. “Bona materna”
  206. Bono
  207. “Bonorum cessio”
  208. “Bonorum distractio”
  209. “Bonorum emptor”
  210. “Bonorum possessio”
  211. “Bonorum possessio ab intestato”
  212. “Bonorum possessio cum re”
  213. “Bonorum possessio sine re”
  214. “Bonorum possessio testamentaria”
  215. “Bonorum possessor”
  216. “Bonorum venditio”
  217. Bonos de goce
  218. Bonos de participación
  219. Bonos de participación para el personal
  220. Bonos de trabajo
  221. Bonos del tesoro
  222. Borrador
  223. Bosques
  224. Botín
  225. “Boycott”
  226. “Brachylogus Iuris Civilis”
  227. Brazo
  228. Breve
  229. Breviario de Alarico
  230. Breviario de Aniano
  231. Buen padre de familia
  232. Buena conducta
  233. Buena fe
  234. Buena fe contractual
  235. Buena fe en el matrimonio
  236. Buenas costumbres
  237. Buenos oficios
  238. Bufete
  239. Bula
  240. Buque
  241. Burdel
  242. “Bureau Veritas”
  243. Burgo
  244. Burgomaestre
  245. Burgués
  246. Burguesía
  247. Burocracia
  248. Burócrata
  249. Burocrático
  250. Buscón
  251. Buscona
  252. “Busse”


Bachiller

Hoy, persona que ha terminado la segunda enseñanza y ha recibido el título correspondiente que así lo acredita. Ello le permite aspirar a los estudios universitarios y asimilados. | Antiguamente, primer grado académico en las facultades.

Bagaje

Prestación remunerada que, por carros, carruajes v caballerías. debían los vecinos al ejército. Hoy la requisa y la preferencia por automóviles y camiones han arrinconado aquella contribución, tantas veces gratuitas en definitiva.

Bahía

Entrada del mar en la costa, de extensión considerable, que puede servir de abrigo alas embarcaciones. De modo similar se define la ruda. También el golfo representa una entrada de mar en la tierra, diferenciándose de la bahía en la mayor extensión de aquél, en que está limitado por dos cabos y en que no es de esencia que pueda servir de abrigo alas embarcaciones. Las bahías figuran entre los bienes públicos del Estado general o de los Estados particulares.

Baile

En la antigua corona de Aragón, juez ordinario en los pueblos de señorío. | En Andorra, magistrado de menor categoría que el veguer (v.), encargado principalmente de fallar, oyendo asesor, en primera instancia (Dic. Acad.).

Bailía o bailiazgo

Territorio jurisdiccional de un baile (v.), como juez de regiones pirenaicas.

Baja

En documentos de giro equivale a rebaja de valor o precio menor. | Fiscalmente, acto de declarar que se cesa en una industria o profesión gravada con impuesto. | Formulario en que se efectúa tal declaración. | Falta o pérdida de un individuo en el ejército, en la nómina o escalafón de una profesión cualquiera, en las listas de los miembros de una sociedad o asociación (Dic. Der. Usual). (v. ALTA.)

Bajá

En el antiguo imperio turco, virrey o gobernador de un territorio importante.

Balance

Representa comercialmente el resumen de las anotaciones contables de una empresa y sirve para sintetizar la situación general del negocio, con la doble finalidad de determinar en cada momento el estado económico y cerrar, al fin de cada ejercicio, las cuentas que figuran en los libros. Muchas legislaciones imponen la obligación de formar los balances, que tienen importancia no solo en relación con su objeto mismo, sino también con efectos fiscales. La formación y publicación de balances falsos constituye delito contra la few pública.

Balance falso

Aquel que conscientemente no se ajusta a la realidad del tráfico de un comerciante o de una empresa mercantil, sea por exagerar los créditos, por supervalorar los bienes, por ocultar deudas o por adulterar cualquier otra partida. Las finalidades que suelen perseguirse son las de eludir impuestos, aparentar una solvencia de que se carece o deslumbrar a posibles adquirentes. Sin ser excesivamente malpensado, entra en lo posible que no haya balance exacto alguno, en especial como legítima o comprensible defensa contra la voracidad fiscal (v.). Sin embargo, cuando se superan los usos o tolerancias en la materia, el balance falso determina que se califique de fraudulenta la quiebra y expone a la consiguiente sanción punitiva.

Balanceador

Persona que se dedica al recuento y valuación de las existencias de las empresas con la finalidad de preparar inventarios y balances, primordialmente en las transferencias de firmas, entrada y salida de socios y por cualquier motivo que haga conveniente la intervención de un tercero que asegure la imparcialidad en la determinación de los valores de un fondo de comercio (Enc. Jur. Omeba).

Balanza de comercio

Saldo o diferencia resultante en el comercio entre dos países, comparadas las exportaciones y las importaciones respectivas. Se considera favorable para el país que más vende al otro y negativa para el que vende menos y paga más.

Balanza de pagos

Expresión contable de las relaciones económicas de un país con el extranjero. Tiene tres grandes rubros: la cuenta corriente, a su vez dividida en balanza de comercio o comercial y balanza de servicios, que incluye las transacciones con mercaderías, y las compras y ventas de servicios, respectivamente; la cuenta de capitales, que incluye los ingresos y egresos de capitales, generalmente divididos en operaciones de corto y de largo plazo, y la cuenta de oro y divisas, que refleja los movimientos en las tenencias de estos activos por parte de la autoridad monetaria. El saldo global de la balanza de pagos es siempre cero; si el saldo de la cuenta corriente no se ve compensado por un saldo en la cuenta de oro y divisas, ello se debe a ingresos o egresos de capitales que cubran la diferencia.

Baldío

Terreno común o privado que no se cultiva. | En Sudamérica, solar, predio urbano edificable y sin edificar.

Baldufario

Libro que antiguamente llevaban los escribanos, con relación nominal de las personas que habían otorgado escrituras ante ellos, indicación de la clase del documento, su fecha y folio en que se encontraba el protocolo. Por tanto, un índice notarial (Dic. Der. Usual).

Balfour (Declaración de)

(v. DECLARACIÓN BALFOUR.)

Balizamiento

Abalizamiento, acción y efecto de abalizar, de señalar con balizas algún paraje en aguas navegables, a efectos de advertir a los navegantes los peligros que existen en el litoral o indicarles la ruta navegable de los canales, conforme al tonelaje y calado de las naves. La colocación de boyas o balizas se encuentra detenidamente regulada por las legislaciones nacionales y por los convenios internacionales.

Balotaje

Galicismo no aceptado por la Academia, no obstante existir en castellano la palabra balota, que es como se denominan las bolillas que en algunas comunidades se usan para las votaciones. El procedimiento es utilizado en el Derecho Electoral francés cuando uno de los candidatos no obtiene la mayoría de votos en su distrito, por lo cual se hace necesario repetir la elección entre los mismos candidatos o entre los dos que en la primera elección hayan obtenido mayor número de sufragios. Refiriéndose al balotaje francés, dice Cabanellas que equivale a lo que en España se llamaba “segunda vuelta”.

Balsa

Conjunto de maderas que, fuertemente unidas unas con otras, forman una especie de explanada o plancha de agua. Empléase para navegar en ríos y lagunas y, en caso de naufragio, para salvar la vida en los mares. Las balsas han de reunir las condiciones de navegabilidad y seguridad determinadas por las disposiciones legales sobre esa materia. Se llaman también jangadas.

Banca

Comercio que principalmente consiste en operaciones de giro, cambio y descuento, en abrir créditos y llevar cuentas corrientes, y en comprar y vender efectos públicos, especialmente en comisión (Dic. Acad.). Llámase asimismo casa de banca. En realidad, las bancas y casas de banca, formadas por pequeños grupos de personas, a veces de la misma familia, que se constituían en sociedades en comandita, ya sólo tienen un valor puramente histórico, porque las operaciones que ellas realizaban, y otras más, son realizadas actualmente por los bancos (v.), entidades de carácter oficial o sociedades anónimas de grandes capitales.

Bancarrota

(v. QUIEBRA.)

Banco

Establecimiento de crédito constituido en sociedad por acciones y cuyas operaciones pueden encaminarse a diversos fines: recepción en depósito (cuentas corrientes, libretas de ahorro, custodia en cajas fuertes) de dinero u otros bienes muebles de los particulares; descuento de documentos; fomento agrícola e industrial; préstamos hipotecarios. | En términos más generales, el banco es una empresa dedicada a recibir capitales ociosos, para darles una inversión útil, al mismo tiempo que facilita las operaciones de pago y negocia con valores. Los bancos pueden también tener carácter oficial cuando pertenecen al Estado, o ser mixtos, si sus capitales pertenecen al Estado y a particulares. Llámanse bancos de emisión los que están autorizados para emitir papel moneda, canjeable por moneda metálica. En la actualidad, la emisión de papel moneda está reservada a la banca oficial.

Banco Central

Con este nombre o con el del país, el establecimiento bancario principal de cada Estado, con el privilegio habitual de la emisión de billetes. Por su intermedio, ya que su pertenencia y gestión corresponden plenamente al gobierno, se implanta y se desenvuelve la política financiera, monetaria y crediticia de cada país. Por el privilegio de emisión y sus funciones rectoras de las entidades mercantiles similares, el banco central se transforma en banco de bancos, al punto de respaldar en algunos países ciertos fondos de éstos, en especial los de ahorro y los destinados a promociones básicas. Otro de sus caracteres consiste, como banco gubernamental, en regir, en el ámbito internacional, los planes crediticios públicos, singularmente los empréstitos y la financiación de actividades que para la producción en lo social se consideran fundamentales. Por último, aparece como banco internacional no solo por monopolizar la negociación de divisas en pueblos y tiempos de inestabilidad en la materia, sino también por gestionar con frecuencia los préstamos en el extranjero, el pago de intereses o amortizaciones que correspondan y el movimiento monetario que las importaciones y exportaciones originan, cuando ese comercio está intervenido o sujeto plenamente a la función gubernamental.

Banda

Grupo o asociación de tres o más personas con fines delictivos. (v. ASOCIACIÓN ILÍCITA, DELITOS EN BANDA.)

Bandera

Insignia o señal que se compone de un pedazo de tela, generalmente rectangular, asegurado por uno de sus lados a un mástil o asta, que sirve como emblema o distintivo de cada nación o Estado. También pueden tener banderas distintivas los organismos e instituciones públicos o privados. Jurídicamente, la bandera tiene interés no solo dentro del orden nacional, hasta el punto de que la agresión a ella, de palabra u obra, puede constituir delito, sino también en el orden internacional, por el respeto que la enseña de cada país debe merecer a todos los demás.

Bandidaje

v. BANDOLERISMO.

Bandido

Fugitivo de la justicia que lo reclama por un bando. | Salteador de caminos, bandolero. (v. BANDOLERISMO.)

Bandir

Antiguamente, publicar un bando contra un reo ausente, con sentencia de muerte en rebeldía.

Bando

Facción, partido o parcialidad, generalmente de carácter político, en que se agrupan los ciudadanos en defensa de sus ideas o programas que los diferencian de otros sectores. | En otro sentido más frecuente, edicto o mandato solemnemente publicado por orden de autoridad competente. | También, el acto solemne de publicarlo. En tiempos pasados, esas órdenes se daban a conocer verbalmente al pueblo, por medio de pregoneros, o en forma escrita, fijando los papeles en los sitios públicos. Esta expresión y esa práctica han caído ya en desuso, por la mayor eficacia de los modernos medios de difusión, aun cuando todavía se conserva en las costumbres militares en circunstancias graves; en especial, al proclamar el estado de guerra o ley marcial.

Bandolerismo

Denominación que se da a los delitos, principalmente de robo, aunque sin exclusión de homicidios, violaciones, raptos, secuestros y otros, cometidos en despoblado y en banda (v.). aun cuando también ha sido frecuente el caso de bandoleros que actuaban individualmente. Fue modalidad característica en el siglo XIX y tuvo muy difundidas manifestaciones en España, señaladamente en la región andaluza, muchos de cuyos delincuentes de esa índole adquirieron fama más o menos legendaria; por ejemplo, la figura del bandido generoso que robaba a los ricos para socorrer a los pobres. En América tuvo también sus expresiones por aquella misma época, con los asaltos a diligencias y, algo más adelante, a los trenes, que siguen constituyendo uno de los temas más explotados en las películas del Far-West, y aún en la actualidad constituyen problemas -en algunos países, como Méjico. Colombia. Brasil v algunos otros. Por regla general, en los códigos, -el bandolerismo no configura delito tipificado, sino que constituye el delito de que se trate (robo, secuestro, violación, etc.), agravado por su comisión, en despoblado, en banda.

Bandolero

El que se entrega al bandolerismo (v.).

Banquero

Dueño o jefe de banco (v.) o casa de banca. | El que se dedica al cambio o giro de letras, documentos, cuentas corrientes y otras operaciones con dinero o valores, bien teniendo fondos propios para ello o bien tomándolos en una plaza y dándolos en otra. | El que talla en el juego de la banca u otros de azar y envite, contra quien se dirigen los puntos o jugadores (Dic. Der. Usual).

Banquillo

Asiento sin respaldo que en los tribunales se destina a los reos durante las vistas o audiencias. | Banco de madera sobre el tablado en que se ejecuta la pena de muerte y en el que se sienta el que va a ser ajusticiado.

Baquetas

Castigo de la milicia que, según Cabanellas, consistía en pasar al autor de ciertas infracciones, lo de prisa que quisiera o pudiese, y desnudo de medio cuerpo para arriba, por entre dos filas de soldados, los cuales le daban en el cuerpo con el portafusil en infantería y con las correas de la grupa en caballería. Naturalmente que ya esa pena ha sido abolida por las leyes u ordenanzas militares.

Baratería

En Derecho Marítimo, todo acto u omisión ilegales realizados por el capitán, patrón o equipaje de la nave, en daño y perjuicio del naviero o de los cargadores. La baratería puede ser simple, si nace de la imprudencia, negligencia o impericia de quien la comete, y fraudulenta, cuando ha mediado dolo. Por regla general, la primera sólo produce responsabilidad civil, mientras que la segunda determina responsabilidades civiles y penales.

Barato

Lo comprado o vendido por precio inferior al normal o calculado. | Porción de dinero que el jugador ganancioso da voluntariamente a los que lo rodean. | Liquidación o venta de mercaderías a bajo precio, por distintas conveniencias del comercio (Dic. Der. Usual).

Barbarie

Primera elevación progresista y cultural entre el salvajismo y la civilización.

Barcaje

Transporte en barca. | Precio por ello.

Barco

Buque (v.).

Baremo

Cuaderno o tabla de cuentas ajustadas. Es una expresión que se suele emplear en el Derecho Laboral para indicar la lista de mecanismos preventivos de accidentes de trabajo, así como también el catálogo de las enfermedades profesionales.

Barón

Título nobiliario de cambiantes categorías desde la Edad Media. Hoy es el escalón inferior de la aristocracia.

Baronía

Calidad aristocrática de un barón (v.). | En tiempos señoriales, su territorio jurisdiccional.

Barra

Antiguamente, barandilla que en las salas de audiencia de justicia separaba a los jueces del público. | En la ARGENTINA, público que concurre a presenciar las asambleas o las reuniones de cuerpos colegiados y que se encuentra del otro lado de una barandilla real o imaginaria. De ahí que frecuentemente se diga “intervino la barra”, “protestó la barra”, “hubo que desalojar la barra” y otras similares. | En Francia se llama actualmente barra el lugar de la sala de audiencias donde comparecen a declarar los testigos y litigan los abogados. | Por extensión, el conjunto de los abogados, lo que en castellano denominamos foro (v.).

Barraca

Denomínase así la casa de depósitos destinada a guardar los frutos del país, tales como cueros, lanas, etc. Puede estar autorizada para emitir warrants (v.) sobre ellos. Aun cuando los frutos acopiados pueden pertenecer al dueño de la barraca, los preceptos de algunos códigos de comercio (el argentino p. Ej.) se refieren únicamente a los acopiadores por cuenta de terceros.

Barragana

La que vivía en barraganía (v.). únicamente se permitía esta concubina semilegalizada a los solteros, y una por cada uno. Les estaba expresamente prohibida la barraganía a los clérigos y a los casados, aunque no dejara de haber transgresiones… en los tiempos medioevales en que se conocía esta unión sui géneris. La elegida por barragana no debía ser virgen. De ser viuda, requeríanse testigos para probar que no había legítimo matrimonio clandestino, por entonces reconocido.

Barraganía

Más propiamente barraganería, es la unión sexual caracterizada por la permanencia y la fidelidad, en el sentido matrimonial, de un hombre soltero con mujer también soltera. Hasta el siglo XIII, la barraganía estuvo tolerada entre los clérigos. En el antiguo Derecho español, los derechos de las barraganas, las mujeres que vivían en la casa del que estaba amancebado con ellas. así como de los hijos nacidos de esas uniones, aparecen regulados en los Fueros de Zamora. Plasencia. Cuenca, Baeza, Sepúlveda y Burgos, en el Fuero Real y en las Siete Partidas. Sustancialmente se trataba de un concubinato (v.).

Barraquero

Dueño, encargado o empleado de una barraca (v.) o depósito de mercaderías. Son obligaciones de los barraqueros: 1º) llevar un libro sobre sus operaciones, 2º) asentar en éste la entrada y salida de todos los efectos, con sus fechas, marcas, nombre de los interesados y otros datos de interés; 3º) dar recibo de las mercaderías, con declaración de la cantidad, calidad, marcas y números, y peso o medida cuando resulte posible; 4º) conservar debidamente los efectos; 5º) mostrar a los compradores, por orden de los dueños, los efectos depositados. Son derechos de los barraqueros: 1º) exigir la retribución estipulada o la usual, 2º) retener los géneros hasta que se les haga pago del depósito; 3º) privilegio y derecho de retención, en caso de quiebra, sobre los efectos depositados, en cuanto a los salarios y gastos de conservación.

Barrio

Subdivisión histórica administrativa de las poblaciones de cierta importancia al menos. | Arrabal.

Base

Fundamento, apoyo material o espiritual. | Conjunto de reglas para llevar a cabo un propósito, como una ley de bases (v.) para un código (Dic. Der. Usual).

Base imponible

Cifra neta que sirve para aplicar las tasas en el cálculo de un impuesto o tributo. La base imponible es, pues, la cantidad que ha de ser objeto del gravamen por liquidar, una vez depurada de las exenciones y deducciones legalmente autorizadas.

Bases convencionales plurales de trabajo

El laborista español Gallart las define como cualquier regulación de condiciones de trabajo, o de otras cuestiones conexas, convenida entre un patrono, o un grupo de patrones o una asociación patronal, y los representantes de una agrupación, meramente circunstancial, de obreros.

Bases de trabajo

Conjunto de condiciones específicas sobre jornada, horarios, remuneración, despidos, horas extraordinarias, forma de contratación y demás concordantes para regular las relaciones entre empresarios y trabajadores.

Basílica

Palacio o casa real. | Edificio público que servía a los romanos de tribunal y de lugar de reunión y de contratación. | Cada una de las trece iglesias de Roma, siete mayores y seis menores, que se consideran como las primeras de la cristiandad en categoría y gozan de varios privilegios. | Iglesia notable por su antigüedad, extensión y magnificencia o que goza de ciertos privilegios, por imitación de las basílicas romanas (Dic. Acad.).

Basílicas

Compilación del Derecho Romano efectuada en el imperio de Oriente a fines del siglo IX o comienzos del siglo X, iniciada por el emperador Basilio el Macedonio y terminada por su hijo León VI el Filósofo.

Bastantear

Declarar un abogado bastante el poder de un procurador para actuar en un litigio, en legislaciones como la española.

Bastanteo

Acción de bastantear (v.). | Documento en que consta esa declaración de un abogado acerca de la eficacia de un poder para actuar en una causa o en otro acto jurídico que lo requiera.

Bastardo

(v. HIJO EXTRA MATRIMONIAL.)

Bastón

La conocida vara de madera o de otra materia se erige en ocasiones en emblema de mando en las funciones públicas.

Bastonero

Persona que, en las procesiones o en las cofradías, llevaba el bastón representativo del alto cargo que en ellas ejercía. La denominación pasó en Francia al abogado elegido por la Orden de Abogados para figurara su cabeza. Es lo que en España se llama decano del Colegio de Abogados, y en otros países, presidente de ese gremio profesional.

Bautismo

Es, en la religión cristiana, el primero de los sacramentos, por el cual la persona bautizada ingresa en el cristianismo, recibiendo así la gracia y quedando borrados el pecado original y los cometidos antes de su recepción. En la Constitución argentina se requiere la condición de ser católico para poder desempeñar los cargos de presidente y de vicepresidente de la nación. Se ha interpretado que ese requisito queda cumplido por el hecho de haber recibido el bautismo.

Bautizo

Acción de administrar el bautismo (v.). | Celebración familiar de ese ingreso en el catolicismo.

Beatificación y canonización

Procedimiento canónico encaminado a permitir el culto público de las personas muertas “en olor de santidad”. La beatificación es un pronunciamiento menos solemne que la canonización y previo a ésta. Solamente esta última confiere la calificación oficial pontificia de santo o santa.

Bebidas alcohólicas

Las que se obtienen mediante la destilación o fermentación de ciertas frutas, cereales y otros muchos vegetales: uvas, arroz, bayas de enebro, cebada, ciruelas, pita o agrave americana, melaza de cana y otros muchos, inclusive la madera. La ingestión de alcohol produce intoxicaciones de mayor o de menor importancia y duración, según el producto utilizado para su elaboración, la graduación alcohólica que contenga y, naturalmente, la cantidad que se ingiera. También influyen las condiciones biológicas del bebedor. El abuso del alcohol puede llevar ala muerte, al delirium tremens, a determinadas enfermedades relacionadas con el órgano a que ataque (por ejemplo, la conocida cirrosis hepática) y a degeneraciones nerviosas, mentales y sexuales. Constituye un serio problema social, que llevó a Estados Unidos de Norteamérica a prohibir su fabricación, venta y consumo, mediante la que se llamó ley seca (v.), prohibición que hubo de ser levantada algunos años después, pues el hábito multisecular de ingerir bebidas alcohólicas resultó irreprimible, porque para satisfacer la demanda se empezó la fabricación clandestina de alcoholes de más baja calidad, adulterados y de mayor toxicidad. Esa situación trajo como consecuencia un enorme aumento de la criminalidad en cierto tipo de delitos. Esto aparte que muchos médicos, sociólogos, criminalistas afirman que el uso moderado de algunas bebidas alcohólicas no produce las graves consecuencias de que se ha hecho mención. El tema ofrece interés penalístico y criminológico por las razones que quedan expuestas y por las que se señalan en la voz alcoholismo (v.) Los códigos bromatológicos determinan las bebidas que son admisibles para el consumo y las que no lo son.

Bebidas nocivas

Se consideran tales las dañinas para la salud. En lo que se refiere a las alcohólicas, se ha hecho examen en la voz precedente. Pero hay otras bebidas que se encuentran prohibidas por ser más perjudiciales e intoxicantes que algunas de las que contienen alcohol, por habérseles añadido acetona, benzol, peridina, substancias desnaturalizantes, ácidos minerales en general y algunos ácidos orgánicos; esencias o mezclas aromáticas que contengan nitrobenzol, derivados nitrosos o bases pirídicas; edulcorantes artificiales, substancias conservadoras, como ácido benzoíco, bórico, fluorhídrico, salicílico; colorantes agregados, substancias amargas, irritantes, purgantes o drásticas prohibidas; principios derivados de la pimienta, ñimento, piretro, mostaza, granos de paraíso, coloquíntida, áloe, ajenjo, goma guta, sen, o que contengan coca, nuez vómica, cápsulas de adormidera, talas de San Ignacio; ciertas cantidades de cobre, zinc y otros metales o metaloides nocivos (arsénico, antimonio, mercurio, plomo, etc.), o de ácido cianhídrico. Bien se comprende que esta relación es puramente enunciativa, ya que los códigos bromatológicos pueden tener criterios diferentes respecto a esta cuestión. En lo que se refiere a las consecuencias de la ingestión de las bebidas nocivas, es de aplicación aproximada lo dicho con respecto a las bebidas alcohólicas (v.).

Behetría

Especie de señorío medioeval. | Derecho que por entonces tenían los pobladores de una villa o ciudad para elegir a su dueño y señor, y para cambiarlo.

Beligerancia

Calidad de beligerante, de potencia o nación que está en guerra. Esta acepción, tomada del Diccionario de la Academia. es insuficiente, va que en las normas del Derecho Internacional Público, y hasta donde ellas son respetadas en los conflictos bélicos, se llaman también beligerantes los Estados que, sin combatir, ayudan abierta o encubiertamente a una de las partes contendientes.

Beneficencia

Virtud de hacer bien. | Casa de beneficencia. | Conjunto de fundaciones, mandas, establecimientos y demás instituciones benéficas, y de los servicios gubernativos referentes a ellos, a sus fines y a los haberes y derechos que les pertenecen.

Beneficiar

En general, hacer o practicar el bien. | Favorecer, mejorar. | Tratándose de títulos o valores, venderlos o cederlos por menos de su importe. | Cultivar la tierra. | Extraer minerales. | Trabajar los metales. | Obtener con dinero un cargo (Dic. Der. Usual).

Beneficiario

Denomínase así la persona en cuyo favor se ha contratado un seguro que cubre un riesgo determinado. (v. ASEGURADO.) | En los regímenes jubilatorios y de previsión social, la persona llamada apercibir las prestaciones de la institución de que se trate.

Beneficio

Bien que se hace o se recibe. | Utilidad, provecho. | Jurídicamente, derecho que compete a uno por ley o privilegio: beneficio de inventario, de deliberar, de abstención, entre varios más, examinados en las voces siguientes.

Beneficio amovible

El eclesiástico que no es colativo y que por ello permite que el concedente remueva al beneficiario actual.

Beneficio compulso

El de índole religiosa muy poco rentado, por lo cual se compelía u obligaba a aceptarlo.

Beneficio consistorial

El que el papa dispensa en consistorio.

Beneficio curado

El que lleva consigo cura de almas. Se opone al beneficio simple (v.).

Beneficio de abdicación

Facultad que otorgan algunas legislaciones a la viuda para renunciar a toda participación en los bienes matrimoniales y evitarse así cualquier obligación por las deudas del esposo fallecido.

Beneficio de abstención

Facultad que el Derecho Romano concedía a los herederos necesarios para abstenerse de adir (v.) la herencia, no mezclándose para nada en ella, ya que les estaba prohibido renunciarla.

Beneficio de bandera

Disminución de los derechos arancelarios que se concede a ciertos barcos por las mercaderías que transportan. Cabanellas advierte que suele concederse a los buques de la misma nacionalidad que la concedente del beneficio, si bien en ocasiones se otorga a los de otra nacionalidad, por tratado o reciprocidad.

Beneficio de cesión de acciones

Facultad de un cofiador para pagar la deuda afianzada, subrogándose en los derechos, acciones, privilegios y garantías del acreedor contra los otros cofiadores, cobrando a cada uno de éstos la parte correspondiente.

Beneficio de cesión de bienes

Se conoce como tal el que tiene el deudor que no puede hacer frente a sus obligaciones; consiste en abandonar o dejar todos sus bienes a los acreedores para que con ellos, y hasta donde alcancen, se hagan pago de sus créditos.

Beneficio de competencia

El que se concede a ciertos deudores para no obligarlos a pagar más de lo que buenamente pueden, dejándoles lo indispensable para una modesta subsistencia, según su clase y circunstancias, y con cargo de devolución cuando mejoren de fortuna. El acreedor está obligado a conceder este beneficio, no mediando determinadas circunstancias, a sus ascendientes y descendientes, a su cónyuge, a sus hermanos, a sus consocios, al donante y al deudor de buena fe. Se comprende que esta enunciación es meramente orientadora, puesto que puede variar en las diversas legislaciones.

Beneficio de deliberar

Facultad concedida a los herederos para que examinen, dentro de cierto plazo, si les conviene o no aceptar la herencia. Llámase también derecho de deliberar.

Beneficio de división

Derecho que tiene el cofiador reconvenido por toda la deuda para obligar al acreedor a dividir aquélla a prorrata y entre los demás cofiadores. No procede cuando la fianza es solidaria. Entonces, el fiador que pague la totalidad puede resarcirse del deudor y de los demás cofiadores; sobre aquél, por el todo; sobre éstos, por sus cuotas o según compromisos.

Beneficio de excusión

Derecho concedido al fiador a fin de no ser compelido a pagar al acreedor sin que previamente se haya dirigido contra los bienes del deudor principal, cuyo embargo y venta judicial debe pedir antes de dirigirse contra el que dio la caución. Llámase también beneficio de orden. No es aducible en casos de previa renuncia, de solidaridad, concurso o quiebra del deudor, de ser heredero de éste y de garantía judicial.

Beneficio de inventario

Derecho concedido al heredero para aceptar la herencia obligándose por las deudas del causante únicamente hasta la concurrencia del valor de los bienes que recibe. Generalmente, la aceptación de la herencia se entiende hecha sin beneficio de inventario. Para obtener éste, el heredero debe declararlo así ante el juez. Pero, en la ARGENTINA, la ley 17.711 ha establecido la norma de que la herencia se presume aceptada a beneficio de inventario, el cual se pierde si el heredero realiza actos prohibidos por el código, si no hace el inventario en el plazo de tres meses o si renuncia expresamente a él.

Beneficio de litigar sin gastos

Franquicia concedida a quienes carecen de recursos económicos para pleitear sin tener que pagar costas ni otros impuestos judiciales. Se denomina también beneficio de pobreza.

Beneficio de orden

Beneficio de excusión (v.).

Beneficio de pobreza

El derecho de litigar gratuitamente ante juzgados y tribunales cuando se es pobre legalmente. Otra denominación eufemística es la de beneficio de litigar sin gastos (v.). La exención de gastos y costas judiciales a indigentes o litigantes de escasos recursos fue proclamada ya en Roma: Pauperes non solvunt in iudicio (los pobres no pagan en juicio).

Beneficio de restitución

Reintegración de un menor o de otra persona privilegiada en todas sus acciones y derechos, o, según Couture, acción y efecto de devolver una cosa a quien antes la tenía o de restablecer algo en su anterior estado. Se trata de una institución desaparecida en muchas legislaciones, por cuanto sustituyen la restitución por la reparación monetaria del daño causado. Sin embargo, modernamente se ha iniciado una reacción favorable ala restitución, y así, en la ARGENTINA, la ley 17.711, al modificar el art. 1.083 del Código Civil, ha vuelto a aquella otra norma, estableciendo que el resarcimiento de daños consistirá en la reposición de las cosas en su estado anterior, si fuere posible y salvo que el damnificado opte por la indemnización en dinero. (v. RESTITUCIÓN Y RESTITUCIÓN IN INTEGRUM.)

Beneficio de separación

El que se concedía en Roma al esclavo instituido heredero para no pagar las deudas del causante sino hasta donde alcanzasen los bienes recibidos de éste. En el Derecho Civil moderno se concede a todo acreedor de la sucesión, cualquiera que sea su índole, el derecho de pedir, contra todo acreedor del heredero, la formación de inventario y la separación de los bienes de la herencia de los del heredero, con el fin de hacerse pagar con los bienes de la sucesión, con preferencia a los acreedores del heredero. El derecho de demandar la separación corresponde también a los legatarios para ser pagados antes que los acreedores personales de los herederos.

Beneficio eclesiástico

Esta institución aparece definida en el canon 1.409 del Codex como “entidad jurídica constituida a perpetuidad por la competente autoridad eclesiástica, que consta de un oficio sagrado y del derecho a percibir las rentas anejas por la dote al oficio”.

Beneficio exento

Aquel cuya provisión tiene reservada el papa.

Beneficio simple

En lo religioso, el que no lleva consigo cura de almas. (v. BENEFICIO CURADO.)

Beneficios

Ganancias, concretadas en dinero, de una empresa comercial o industrial, o de persona dedicada a actividades de esta o aquella índole. (v. PARTICIPACIÓN EN LAS UTILIDADES.) | En las valoraciones críticas, lo que da ventajas o conveniencias.

Benelux

Unión aduanera y económica formada en 1944 por los Países Bajos y Luxemburgo. La palabra se compone de las letras primeras de las tres naciones contratantes: BE(lgica), NE(derland) -Holanda, en su propia lengua- y LUX(emburgo).

Bey

Entre los turcos imperiales, gobernador de un territorio o provincia.

Bicameral

En los Estados de Derecho, contrariamente a lo que sucede en los regímenes dictatoriales, autocráticos, totalitarios o, simplemente, de ficto, la sanción de las leyes está atribuida al Poder Legislativo. Pero ese Poder no en todos los Estados presenta la misma organización. Hay países (y, dentro del sistema federal, provincias o Estados miembros) que han adoptado el sistema de Cámara única (generalmente la de Diputados o Representantes); o sea, el llamado unicameral. Otros, inversamente, han optado, y es ello lo más corriente, por el sistema bicameral, integrado por la Cámara de Senadores y por la de Diputados o Representantes. Las ventajas y los inconvenientes de uno y otro sistema han sido muy discutidos en la doctrina, pero ha prevalecido en la mayoría de las Constituciones la bicameralidad, por estimarse que el Senado, o Cámara Alta, sirve de contrapeso al mayor impulso de la Cámara de Diputados.

Bien

Utilidad, beneficio, caudal, hacienda. Dentro de ese sentido, los bienes son de muchas clases, porque pueden referirse a un concepto inmaterial y espiritual o a uno material. Por eso es acertada la definición del Código Civil argentino cuando dice que se llaman bienes los objetos inmateriales susceptibles de valor, así como también las cosas, y que el conjunto de los bienes de una empresa constituye su patrimonio (v.). Naturalmente que, sin salimos de los bienes en su aspecto material, su división es amplísima, empezando por la fundamental de inmuebles, muebles y semovientes. En las locuciones siguientes se examinaran las principales.

Bien accesorio

Es aquel cuya naturaleza y existencia son determinadas por otra cosa, de la cual depende o a la cual está adherido. Así, son accesorias del suelo las cosas unidas a él de modo natural o artificial.

Bien adventicio

El que el hijo de familia bajo patria potestad adquiere por sus servicios civiles. militares o eclesiásticos, por su trabajo o industria, por juego, apuestas u otros casos fortuitos, y por herencia derivada de la incapacidad del padre para ser heredero. Se entiende que esta definición es orientadora, y que no en todas las legislaciones ha de ser igual. Como norma general, es característica de los bienes adventicios que el usufructo corresponda al hijo, y no a los padres, y en este sentido podrían incluirse también los bienes adquiridos por herencia, donación o legado, cuando el donante o testador ha dispuesto que el usufructo corresponda al hijo.

Bien alodial

(v. ALODIAL.)

Bien antifernal

El que el marido señalaba o regalaba a la mujer en compensación de la dote que él recibía, en consideración a la esposa y para sostenimiento de las cargas matrimoniales. Estos bienes se denominan también contradotales (Cabanellas).

Bien castrense

El adquirido por el soldado con motivo del servicio militar: sueldo, donativos de amigos y parientes, botín de guerra y herencias y legados recibidos de sus camaradas. (v. PECULIO.)

Bien colacionable

El que se encuentra sujeto a colación. (v. COLACIÓN DE BIENES.)

Bien común

El que es usado por todos, pero cuya propiedad no pertenece a nadie en forma privada. Se citan como ejemplos típicos de esta clase de bienes la luz solar, el aire, la lluvia, el mar. Pasando de la esfera jurídica y patrimonial pública al ámbito dominical privado, es bien común de los condóminos el que se mantiene proindiviso entre ellos.

Bien comunal

Llamado también de propios o concejil, es el que pertenece en propiedad a un municipio y puede ser usado por todos los vecinos. Suelen tener esa calidad los montes, las fuentes, las dehesas, los pastos, etc. (v. EJIDO.) El Diccionario de la Academia define los bienes de propios como “los comunales que formaban el patrimonio de un pueblo, y cuyos productos sirven para objetos de utilidad común”.

Bien consumible

El que se destruye al ser utilizado según su destino, como los alimentos.

Bien contractual

Lo es todo aquel susceptible de constituir el objeto de un contrato. En realidad tienen esa condición todos los que no están fuera del comercio.

Bien contradotal

Bien antifernal (v.).

Bien corporal

Se llama así el que, por su materialidad, puede ser apreciado por nuestros sentidos o, más propiamente, por la vista o por el tacto. Pero, en realidad, las cosas materiales objeto de la referida apreciación sólo tienen el carácter de bien cuando son susceptibles de valor.

Bien cuasi castrense

Llámase así el que el hijo de familia adquiere en el ejercicio de un cargo público o en el desempeño de una profesión o arte liberal. (v. PECULIO.)

Bien de abadengo

Aquel cuya propiedad entra en la jurisdicción de algún abad, obispo o eclesiástico. La importancia de esa clase de bienes estuvo antiguamente en la exención del pago de todos o de ciertos impuestos.

Bien de abolengo o de abolorio

El procedente de nuestros antepasados y que nos viene de ellos por herencia, legado o donación.

Bien de beneficencia

El perteneciente a establecimientos de esa índole. (v. BENEFICENCIA.)

Bien de capellanía

Es el afectado a las cargas de ciertas iglesias o capillas, cuyo desempeño es encomendado a alguna persona.

Bien de consumo

Si consumir tiene como una de sus acepciones “gastar comestibles u otros géneros”, serán bienes de consumo todos los destinados a satisfacer necesidades o deseos humanos, y que se consumen con su empleo o uso, lo que puede suceder de modo inmediato o a lo largo de mucho tiempo.

Bien de domino privado

Aquel cuya propiedad pertenece (o es susceptible de pertenecer) a un particular. Los códigos acostumbran a determinar que son bienes particulares los que no pertenecen al Estado o las municipalidades, especificando asimismo los bienes que pueden ser objeto de apropiación privada.

Bien de dominio público

El destinado al uso o servicio público: tales los caminos, los ríos, las playas. | También, el privativo del Estado v afectado al bien público: entre ellos se citan las fortalezas, los museos y las minas no concedidas. (v. BIEN DEL ESTADO.)

Bien de familia

Institución de alto valor humanitario y social que tiene como finalidad asegurar el dominio de pequeñas propiedades rústicas o urbanas a los miembros de una familia, o a algunos de ellos, siempre que se den determinado requisitos o concurran ciertas circunstancias. La precitada seguridad se deriva del hecho de que, constituida la propiedad en bien de familia, se convierte en inalienable, indivisible e inembargable. Esto último con relación a las deudas contraídas con posterioridad a su constitución, salvo las provenientes de impuestos o tasas que graven directamente el inmueble, o créditos por construcción o mejoras introducidas en la finca. Otra de las ventajas que la institución presenta es la exención del impuesto a la transmisión gratuita por causa de muerte.

Bien de propios

Bien comunal (v.).

Bien de realengo

El que estaba afecto a los tributos y derechos reales, a diferencia de los libres de todos o de algunos tributos, como los de abadengo y, en general, los alodiales (v.).

Bien del Estado

El que pertenece a éste, y que puede tener dos modalidades: bien público y bien privado. Por regla general, se consideran bienes públicos del Estado el mar territorial (v.), los mares interiores, bahías, ensenadas, puertos y ancladeros; los ríos, sus cauces y las demás aguas que corren por cauces naturales y toda otra agua que tenga o adquiera la aptitud de satisfacer usos de interés general; las playas del mar y las riberas internas de los ríos; los lagos navegables y sus lechos; las islas formadas o que se formen en el mar territorial, en los ríos o en los lagos navegables, cuando no pertenezcan a particulares; las calles, plazas, caminos, canales, puentes y cualquier otra obra pública construida para comodidad o utilidad común: los documentos oficiales de los poderes del Estado, y las minas y yacimientos arqueológicos y paleontológicos de interés científico. También, por lo general, se consideran bienes privados del Estado las tierras situadas dentro del territorio nacional que carecen de otro dueño; las minas de toda clase, sin perjuicio del dominio de los particulares sobre la superficie de la tierra; los bienes vacantes o mostrencos y los de las personas que dejan vacante su herencia; los muros, plazas de guerra, puentes, ferrocarriles y toda construcción hecha por el Estado, así como todos los bienes adquiridos por el Estado por cualquier título, y las embarcaciones que dieren en la costa de los ríos, sus fragmentos y los objetos de su cargamento, siendo de enemigos o corsarios. La distinción entre esas dos clases de bienes del Estado tiene, además de otros, el interés jurídico de que, con respecto a la primera, el Estado actúa como persona de Derecho Público, y con respecto a la segunda, como persona de Derecho Privado.

Bien dotal

El que la mujer aporta como dote (v.) al matrimonio y el que con igual carácter reciba o adquiera durante él por herencia, legado o donación.

Bien enfitéutico

El que se concede en enfiteusis o censo enfitéutico (v.).

Bien feudal

El constituido por tierras concedidas por el rey o por los señores a sus vasallos, con la obligación, por parte de éstos, de guardar fidelidad a aquellos, prestarles el servicio militar y acudir a las asambleas convocadas por el señor. También solía abonarse a éste un canon. (v. FEUDO).

Bien fiscal

El que corresponde al Estado en su calidad de titular de un patrimonio.

Bien foral

El que concede el dueño a otra persona, reservándose el dominio directo por algún tiempo, mediante el pago de un reconocimiento o pensión anual. (v. FORO, como derecho real.)

Bien fungible

La característica de esta clase de bienes es su posibilidad de reemplazo por otros de la misma calidad y cantidad. Capitant los define, con acierto, como los que, por hallarse sólo determinados por su número, peso o medida, pueden ser utilizados indiferentemente uno por otro para realizar un pago. Y según Cabanellas, son aquellos bienes muebles en que cualquiera de la especie equivale a otro de la misma calidad y de igual cantidad. Las legislaciones los definen de manera análoga. Es frecuente en la doctrina y hasta en la legislación (art. 337 del Código Civil español, imitador, en este defecto técnico, del de Napoleón) confundir esta especie con la de bien consumible (v.).

Bien futuro

El adquirido por el deudor después del nacimiento de su obligación y que responde de su cumplimiento, lo mismo que los bienes presentes (v.). Entre esos bienes futuros están incluidos los que han de corresponder a una persona por derecho hereditario.

Bien ganancial

En los ordenamientos legislativos que no admiten o imponen la comunidad o la separación matrimonial entre los cónyuges, el bien adquirido por el marido o por la mujer, o por ambos, durante la sociedad conyugal, en virtud de título que no sea herencia, donación o legado, así como los frutos de los bienes comunes o de los propios de cada cónyuge percibidos durante el matrimonio. También, los adquiridos por hechos fortuitos, como lotería, juego, apuesta. Su esencia es que el dominio pertenece a ambos cónyuges por igual, y, al morir uno o ambos consortes, se dividen por mitad los que subsistan entre el cónyuge supérstite y los herederos del otro o entre los sucesores de uno y otro de los esposos fallecidos. La administración y disposición de los gananciales suele atribuirse al marido, aunque la legislación moderna tiende a restricciones y hasta cierto dualismo entre los cónyuges.

Bien gravado

Aquel sobre el cual pesa una carga o servidumbre. (v. BIEN LIBRE.)

Bien ignorado o de ingreso entorpecido

El que no se adquiere hasta después de disuelta la sociedad conyugal, por no haberse tenido noticias de él o por haberse embarazado injustamente su adquisición o goce. | También, el que nos pertenece, pero del cual no tenemos conocimiento, como en el caso del tesoro escondido.

Bien inalienable

El que no se puede enajenar. Tal prohibición puede ser absoluta, como cuando está expresamente dispuesta por la ley, o relativa, como cuando necesita una autorización previa para su enajenación.

Bien incorporal

El que no tiene existencia material; es una concepción meramente intelectual que, a la inversa del bien corporal (v.), no cae bajo la acción de nuestros sentidos y no puede, en consecuencia, ni verse ni tocarse. En general se conceptúan de incorporales todos los derechos, abstracción hecha de las cosas sobre las que recaigan.

Bien indiviso

El que se encuentra en condominio (v.), lo que sucede cuando pertenece a dos o más personas sin individualización de la parte material o concreta que corresponde a cada una de ellas. Puede referirse tanto a las cosas muebles como a las inmuebles. La indivisión en cuanto ala cosa no se extiende ala indeterminación cuantitativa del derecho: un cuarto, una mitad, dos tercios, etc., sobre los respectivos bienes comunes.

Bien inembargable

Tiene ese carácter el que no puede ser embargado, como el bien de familia, los sueldos y jornales hasta cierto límite, los útiles de trabajo y algunos enseres domésticos.

Bien inmaterial

El que no cae generalmente bajo la apreciación de los sentidos; así, los derechos establecidos sobre los objetos materiales. Representa lo contrario de bien corporal (v.).

Bien inmueble

El que no puede ser trasladado de un lugar a otro. Los inmuebles pueden serlo: por naturaleza, 0 sea aquellas cosas que se encuentran por sí mismas inmovilizadas, como el suelo y todo lo que está incorporado a él de manera orgánica, como los edificios; por destino, como los bienes muebles que, manteniendo su individualidad, se unen por el propietario a un inmueble por naturaleza, con excepción, para algunas legislaciones, de aquellos adheridos con miras a la profesión del propietario de una manera temporaria; por accesión, las cosas muebles que se encuentran realmente inmovilizadas por su adhesión física y perpetua al suelo, y por su carácter representativo, como los instrumentos públicos acreditativos de derechos reales sobre bienes inmuebles. De ese último concepto, algunas legislaciones exceptúan los relativos a los derechos de hipoteca y de anticresis. (v. BIEN MUEBLE y SEMOVIENTE.)

Bien jurídico

Concepto que presenta particular importancia en el ámbito del Derecho Penal, porque cada uno de los delitos se entiende que atenta contra el bien que la legislación protege: vida, propiedad, familia, honestidad, honor, seguridad nacional, administración pública, etc. Pero, en la doctrina, existen profundas diferencias acerca de cuál sea el bien jurídico protegido frente a la comisión de los delitos o de algunos de ellos. Fuera de su aspecto penalístico, se debe entender que es un bien jurídico el que se encuentra amparado dentro de todos los aspectos del Derecho.

Bien libre

Como su nombre indica, el de libre disposición por parte del titular del dominio; aquel que no se encuentra sometido a ninguna prohibición, limitación o gravamen de índole legal ni de índole contractual. (v. BIEN GRAVADO.)

Bien litigioso

Se conoce como tal el que es objeto de discusión en un pleito. Se tiene por tal el cuestionado desde la contestación de la demanda.

Bien mostrenco

En sentido amplio, el mueble o semoviente que, por no tener dueño conocido, puede ser objeto de apropiación por cualquier persona mediante el simple acto de aprehensión. | En sentido restringido, el mueble o semoviente que, por no tener dueño conocido, se adjudica al Estado o éste se atribuye.

Bien mueble

El que por sí propio o mediante una fuerza externa es movible o transportable de un lado a otro, siempre que el ordenamiento jurídico no le haya conferido carácter de inmueble por accesión. De esta definición se desprende que también se considera mueble el bien semoviente (v.). Se consideran asimismo muebles las partes sólidas o fluidas separadas del suelo, como las piedras, tierras, metales, construcciones asentadas en la superficie del suelo con carácter transitorio; los tesoros, monedas y demás objetos puestos bajo el suelo; los materiales reunidos para la construcción de edificios, mientras no estén empleados. Igualmente lo son los instrumentos públicos o privados acreditativos de la adquisición de derechos personales. Las cosas muebles conservan esa condición cuando su adhesión a un inmueble ha sido hecha de manera temporaria o con miras a la profesión del propietario. Generalmente, entre los muebles de una casa, las legislaciones excluyen, pese a su transportabilidad, el dinero, los documentos y papeles, las colecciones científicas o artísticas, los libros y sus estantes, las medallas, las armas, los instrumentos de artes y oficios, las joyas. las ropas de uso y demás cosas que forman el ajuar de una casa. (v. BIEN INMUEBLE).

Bien no consumible

El que no perece por el uso. Tal condición suele ser inseparable de los inmuebles (v.), sobre todos los predios rústicos; ya que en cuanto a los urbanos, la habitación por el hombre, y más aun la acción del tiempo, pueden conducir en el curso de los años o de los siglos a su paulatina ruina. En cuanto al bien mueble (v.), esta catalogación sí resulta de interés, porque cuantos constituyen los alimentos quedan excluidos de esta especie, que no debe confundirse, aun cuando lo hagan bastantes legisladores, con la de bien no fungible (v.). En un concepto relativista, a los no consumibles se equiparan los de duración indefinida y desde luego prolongada, como los medios de transporte. (v. BIENES CONSUMIBLES).

Bien no fungible

El que, inversamente al fungible (v.), no puede ser sustituido por otros de la misma calidad.

Bien nullíus

Tiene esa calidad el que no pertenece a nadie, pero puede llegar a pertenecer a una persona determinada, como la caza, la pesca, los productos del mar, el agua pluvial y los objetos abandonados voluntariamente por su antiguo dueño.

Bien parafernal

El que la mujer aporta al matrimonio fuera de la dote (v.). Además, el que recibe luego por herencia o donación sin carácter dotal, así como todo lo adquirido durante el matrimonio como bien privativo, en la medida legal permitida. La legislación argentina no hace referencia a los bienes parafernales, puesto que incluye en la dote todos los bienes que la mujer lleva al matrimonio y los que adquiere después, con exclusión de los reservados.

Bien presente

El perteneciente al deudor en el momento de contraer su obligación. Se contrapone al bien futuro (v.).

Bien principal

En contraposición al bien accesorio (v.), el que puede existir para sí mismo y por sí mismo.

Bien profecticio

En el Derecho Romano, el que entregaba el padre al hijo bajo su potestad, para que ejerciese alguna industria o comercio, pero sin salir del patrimonio paterno. (v. PECULIO.)

Bien propio

El que, por constituir el patrimonio personal de la mujer o del marido, no forma parte de la masa común del matrimonio ni integra la sociedad de gananciales. (v. BIEN GANANCIAL.) | En otro sentido, variedad de bien comunal (v.).

Bien público

Esta expresión se utiliza para indicar aquellos intereses que, por vitales para la colectividad o pueblo, deben ser respetados por todos. El aforismo latino: Salus populi suprema lex est (la salvación del pueblo es la suprema ley), proclama que el bien público ha de servirse, por el individuo o ciudadano, como la primera entre las leyes, por conveniencia, e incluso como necesidad general. A veces se emplea la locución sinónima de salvación pública y la de orden público (v., y además, FUNCIÓN SOCIAL DE LA PROPIEDAD, INTERÉS PRIVADO Y PUBLICO).

Bien raíz

Expresión equivalente a bien inmueble (v.).

Bien relicto

El dejado por alguien a su fallecimiento. Se emplea con relación al caudal del de cuius.

Bien reservable

Se trata de una de las instituciones que han dado lugar a mayores controversias doctrinales dentro del ámbito del Derecho Civil. Se define como el heredado bajo precepto legal de que pase después a otra persona, en casos determinados. El Código Civil español instituye los siguientes casos de reserva de bienes: el ascendiente que heredare de su descendiente bienes que éste hubiere adquirido por título lucrativo de otro ascendiente o de un hermano, se halla obligado a reservar los que hubiere adquirido por ministerio de la ley en favor de los parientes que estén dentro del tercer grado y pertenezcan a la línea de donde los bienes proceden; el viudo o viuda que pase a segundo matrimonio estará obligado a reservar a los hijos y descendientes del primero la propiedad de todos los bienes que haya adquirido de su difunto consorte por testamento, por sucesión intestada, por donación o cualquier otro título lucrativo, con exclusión de su mitad en los gananciales, norma de aplicación al caso de los bienes que por dicho título haya adquirido el viudo o viuda o de cualquiera de los hijos de su primer matrimonio y los que haya habido de los parientes del difunto por consideración a éste, y el viudo o viuda que, aunque no contraiga nuevo matrimonio, tenga en estado de viudez un hijo natural reconocido o declarado judicialmente como tal, está también obligado a la reserva de bienes. En la ARGENTINA, la reserva de bienes aparecía ya instituida en el Código para el caso de segundo matrimonio, y la Ley de Matrimonio Civil mantuvo el precepto al establecer que el viudo o viuda que, teniendo hijos del precedente matrimonio, pase a ulteriores nupcias, está obligado a reservar a los hijos del primer matrimonio, o a sus descendientes legítimos, la propiedad de los bienes que por testamento o ab intestato haya heredado de alguno de ellos, conservando sólo durante su vida el usufructo de dichos bienes. Esta norma ha sido derogada por la ley 17.711, de modo que desapareció en este país la reserva de bienes, seguramente que con la aprobación de muchos y con la disconformidad de pocos, pues se trata de una cuestión en la que influyen la evolución de las costumbres y el concepto que se tenga de la familia y del matrimonio.

Bien secularizado

El de dominio eclesiástico cuando es objeto de desamortización (v.) y vuelve al comercio jurídico.

Bien sediente

Bien inmueble (v.), por cuanto está fijo por lo común al suelo.

Bien semoviente

El que puede moverse por sí mismo, y como eso únicamente pueden hacerlo los animales, a ellos está referido el concepto. De ahí que el Diccionario de la Academia se limite a decir que son semovientes los bienes que consisten en ganados de cualquier especie. Jurídicamente constituye un tipo de bien mueble (v.).

Bien sito o sitio

Por su fijeza material, otro de los sinónimos de bien inmueble (v.).

Bien troncal

El patrimonial que, muerto el poseedor sin posteridad, en vez de pasar al heredero regular, vuelve, por ministerio de la ley, a la línea, tronco o raíz de donde vino (Dic. Acad.).

Bien vacante

El que no tiene dueño conocido. Tiene como más importante su aplicación a los bienes de una herencia que, por carecer de herederos testamentarios y ab intestato, pasan al Estado. (v. HERENCIA VACANTE.)

Bienes aportados al matrimonio

La locución técnica admite muy distintos enfoques. En primer término, los bienes que cada uno de los contrayentes tiene como privativos en el acto de celebrarse el matrimonio y que conserva como peculiares. | En segundo lugar, esos mismos bienes cuando por imperativo legal, sobre todo donde rige el régimen de gananciales, o por cláusula de las capitulaciones matrimoniales, se afectan al sostenimiento ulterior de la familia: cónyuge y prole. | En un tercer aspecto, donde el derecho positivo lo permite, aquellos bienes que por expresa convención, aun privativos antes de uno u otro consorte, uno de ellos o ambos declaran comunes a todos los efectos posteriores, incluso el de la partición por causa de muerte.

Bienes de la herencia

Los que integran el activo y pasivo de una sucesión (v.) mortis causa. Corresponden a los acreedores del causante, a los legatarios, en cuanto no perjudiquen las legítimas, y a los herederos. Los integran todos los del difunto. Su administración pertenece al heredero beneficiario, si no hace abandono de los bienes. (v. MASA HEREDITARIA.)

Bienes de manos muertas

(v. MANOS MUERTAS.)

Bienes de uso público

Aquellos cuya utilización, por lo común transitoria, y sin apropiación alguna ni consumo, pertenecen a todos, sean vecinos o forasteros, nacionales o extranjeros, salvo precepto expreso en contra. Los ordenamientos positivos proceden por enumeración. Suelen ser tales los caminos, calles, plazas y paseos; los canales, ríos, torrentes, fuentes y aguas públicas, los puertos y puentes y las obras públicas de servicio general, ya sean del Estado, de las provincias o del municipio.

Bienes divisibles

Aquellos que no se destruyen ni sufren menoscabo por repartirlos entre dos o más personas, ya sea en partes iguales o proporcionales o en absoluto desiguales. Tal es la naturaleza de los frutos de la tierra, de la mayor parte de las fincas rústicas, de los minerales y de la generalidad de las cosas. A veces, la divisibilidad depende más de los partícipes que de los bienes en sí; por ejemplo, nueve caballos resultan divisibles tan sólo si los interesados son tres o nueve. Esencialmente divisible se considera el dinero, porque, en último caso, se reputan despreciables las fracciones de céntimo, centésimo o centavo de la moneda respectiva. Y precisamente el dinero resuelve los conflictos cuando los bienes no admiten división por naturaleza o por el número de los copartícipes. (v. BIENES INDIVISIBLES.)

Bienes dominicales o dominiales

Los pertenecientes al Estado, a las provincias o a los municipios y que pueden ser privados o públicos. Su detalle y clasificación consta en la voz relativa a bien del Estado (v.).

Bienes dotales

Las propiedades de todas clases que constituyen e integran la dote (v.) de la mujer casada. Tienen este carácter los bienes por la mujer aportados en concepto de dote al contraer matrimonio, y los adquiridos durante él por donación, herencia o legado con carácter dotal. Poseen además índole dotal los inmuebles adquiridos durante el matrimonio por permuta con otros bienes dotales, por derecho de retracto perteneciente a la mujer, por dación en pago de la dote y por compra con dinero de ésta. Los bienes dotales estimados, una vez hipotecados o inscritos con tal cualidad, no se podrán enajenar, gravar ni hipotecar, en los casos en que las leyes lo permitan, sino en nombre y con consentimiento de ambos cónyuges, y queda a salvo a la mujer el derecho de exigir que su marido le hipoteque otros bienes, si los tuviere, o los primeros que adquiera. (v. “CAUTIO REI UXORIAE”, ENAJENACIÓN DE BIENES DOTALES, HIPOTECA DOTAL, PERMUTA DE BIENES DOTALES.)

Bienes hereditarios

Los que se transmiten por sucesión testada o intestada. | Los adquiridos o adquiribles por herencia y la consiguiente aceptación expresa o tácita. La posesión de tales bienes se entiende transmitida al heredero sin interrupción y desde el momento de la muerte del causante, de adirse la herencia. Quien renuncia a la sucesión, se considera que nunca la ha poseído.

Bienes indivisibles

Los que se destruyen o sufren grave quebranto al ser repartidos entre varias personas. Por naturaleza pertenecen a este grupo los animales cuando se trata de uno solo; la generalidad de los edificios, los objetos y lugares de interés histórico o afectivo. En otros casos, la indivisibilidad es relativa, por proceder de la imposibilidad de división exacta: por ejemplo, la distribución de seis vacas entre siete herederos, problema inexistente en caso de ser sólo dos o tres. El testador puede establecer que la herencia no sea dividida, pero existen dos limitaciones al respecto: una cronológica, que suele establecer el legislador entre un quinquenio y una década, y genérica la otra, cualquiera de las causas que extinguen la sociedad civil. Entre vivos, toda comunidad de bienes es divisible, a menos de resultar inservible para su uso una vez dividida. La solución legal consiste en la conversión de lo así indivisible en dinero, mediante la venta, que puede promover cualquiera de los condóminos. (v. BIENES DIVISIBLES, COMUNIDAD DE BIENES, DIVISIÓN DE LA COSA COMÚN, SOCIEDAD.)

Bienes inembargables

Los que no cabe embargar, por estar destinados directamente a la subsistencia y necesidades imprescindibles del deudor (como una parte de su salario o sueldo, las ropas de uso, el lecho) o por constituir sus medios de trabajo, base de su mantenimiento también, y de que pueda obtener ingresos con que saldar sus obligaciones o responsabilidades. Dentro de la legislación moderna suelen ser bienes inembargables los siguientes: En Derecho Civil. 1) El usufructo de los padres por deudas o hechos de ellos, salvo dejarles lo necesario para llenar las cargas reales del usufructo sobre los bienes filiales; 2) la suma destinada a alimentos; 3) el lecho cotidiano del deudor y de su familia, las ropas y muebles de uso indispensable; 4) los que integren el patrimonio familiar protegido, como las casas baratas y las explotaciones que integren bien de familia (v.). En el Derecho Mercantil. 1) El buque, a no ser en el puerto de su matrícula, por crédito que no sea privilegiado; 2) el buque cargado y pronto para emprender viaje, por deudas de su dueño o cargador, a no haberse contraído para aprestar y aprovisionar la nave para ese viaje; 3) el buque, por deudas del copartícipe, si los demás copropietarios afianzan y el acreedor se contrae a la porción que en la nave tenga su deudor. En el Derecho Laboral. 1) Los instrumentos y útiles necesarios para ejercer la profesión, arte u oficio; 2) los salarios, sueldos, jubilaciones y pensiones que no excedan de cierta cuantía “vital”; 3) las indemnizaciones por accidentes del trabajo y enfermedades profesionales. En el Derecho Administrativo. Los medios que imposibiliten la continuidad en la prestación de un servicio público o conspiren contra la prosecución en la medida, la frecuencia o los niveles precedentes y adecuados alas necesidades de los usuarios o de la clientela. Aquí por posponer al interés general el del acreedor privado.

Bienes presentes

Aquellos que se encuentran real y actualmente en el patrimonio de una persona. Los bienes presentes de cada cual constituyen su patrimonio actual positivo, y están sujetos al cumplimiento de sus obligaciones contractuales y extra contractuales, por responsabilidades civil y penal, con las excepciones derivadas de los bienes inembargables (v.) y de los que por recurso a diversos subterfugios logran escamotearse en la realidad frente a embargo y otras prevenciones legales muy lentas o en exceso formalistas y respetuosas de quienes no respetan el derecho de los demás. Los bienes presentes conocidos se erigen en la base del crédito personal, y poseen así influjo predominante en el prestigio social que deriva del poder económico y para las garantías que se conceden sin más que el conocimiento personal y el crédito público de los particulares. (v. CONTRATO ALEATORIO)

Bienes privados del Estado

En algunos sistemas, con predominio en las repúblicas americanas, y más en las de tipo federal, son éstos los que corresponden como propiedad privada al Estado nacional o a los Estados federados. En concreta enumeración: 1º) las tierras situadas dentro de los límites territoriales de la nación y carentes de dueño; 2º) las minas y yacimientos minerales de toda clase, incluidos los de hidrocarburos; 3º) los bienes vacantes mostrencos; 4º) los de las personas que mueren ab intestato; 5º) las plazas de guerra v cualquier género de fortificaciones; 6º) las obras públicas de construcción o de explotación estatal; 7º) barcos y objetos que, por naufragios no identificados, den en las costas nacionales.

Bienes públicos

Los que, en cuanto a la propiedad, pertenecen a un pueblo, provincia o nación, y, en cuanto al uso, a todos los individuos de su territorio. Se denominan también bienes de dominio público Y de la nación. Sin tanta exactitud, suelen llamarse también bienes públicos los patrimoniales del Estado y de las ‘corporaciones civiles, aunque sean privados en relación con aquél y con éstas.

Bienes públicos del Estado

En el sistema que cabría denominar europeo o clásico, reciben este nombre el bien de dominio público (del Estado) y el de uso público (de las provincias y los pueblos). (v. BIEN DE DOMINIO PUBLICO y BIENES DE USO PUBLICO). En otro sistema, que se podría calificar de americano, que rige en la ARGENTINA y otros países del Nuevo Mundo, se está ante los bienes públicos del Estado nacional o de los Estado provinciales o federados. Se incluyen en esta categoría: 1o) Los mares adyacentes al territorio nacional, que en el siglo pasado eran de una legua marina, y de cuatro leguas a efectos de policía, sanidad y lo fiscal, pero que, ya desbordado el imperialismo marítimo del siglo XX, se pretende consolidar nada menos que en 200 millas marítimas. unos 370 km. 2o) Los mares interiores, bahías, puertos, radas y ancladeros. 3o) Los ríos y sus lechos, y todas las aguas que corren por cauces naturales. 4o) Las playas marítimas y fluviales, si se trata de ríos navegables. 5o) Los lagos navegables y sus márgenes. 6o) Las islas formadas en el mar territorial y en los ríos y lagos navegables. 7o) Las calles, plazas, caminos, canales, fuentes y cualesquiera otras obras públicas construidas para utilidad o comodidad común. En cuanto a estos bienes, los particulares tienen el uso y goce, sujeto a leyes y reglamentos.

Bienes reservables o reservativos

Son los que ciertas personas tienen la obligación de no enajenar y conservar con diligencia para entregar o trasmitir a otra u otras. Generalmente presentan como fundamento la protección de los intereses filiales, por ser menores los hijos o casarse nuevamente el progenitor supérstite, o para evitar, donde rige la troncalidad (v.), que las propiedades, los inmuebles especialmente, salgan de la familia de donde proceden los bienes. (v. HIPOTECA SOBRE BIENES RESERVABLES, INVENTARIO SOBRE BIENES RESERVABLES; RESERVA TRONCAL y VIUDAL; SUCESIÓN DE LOS BIENES RESERVADOS.)

Bigamia

Estado de un hombre casado con dos mujeres a un mismo tiempo, o de la mujer casada con dos hombres. En el Derecho Penal argentino no se hace referencia al delito específico de bigamia, pero sí se dice que lo configura el hecho de contraer matrimonio sabiendo ambos que existe impedimento que cause su nulidad absoluta (como sucede en el caso de matrimonio anterior subsistente). También incurre en ese delito quien, sabiendo que existe impedimento que causa la nulidad absoluta del matrimonio, ocultare esa circunstancia al otro contrayente. A su vez, la Ley de Matrimonio Civil determina que la subsistencia de un matrimonio anterior constituye impedimento para celebrar otro nuevo. Fuera de los expresados conceptos de la bigamia que determinan consecuencias jurídicas, semánticamente se dice que también lo es el segundo matrimonio que contrae el que sobrevive de los consortes. Es decir que si etimológicamente bígamo significa “casado con dos”, el supuesto se da no solo con matrimonios simultáneos, sino también con matrimonios sucesivos, si bien, en el último caso, las derivaciones jurídicas no serán otras que las que correspondan a las segundas nupcias (v.). Asimismo, sin interés jurídico, se llama bigamia interpretativa la que resulta del matrimonio con una mujer que notoriamente ha perdido su virginidad, sea por haberse prostituido o por haberse declarado nulo su primer matrimonio.

Bígamo

El incurso en bigamia (v.). | El condenado por tal delito. | Casado de nuevo. Bilateral (v. ACTOS BILATERALES y CONTRATO BILATERAL.)

Bilateralidad del proceso

Dualidad o pluralidad de partes en una causa judicial, con garantías para los contrapuestos intervinientes. Es la resultante de la intervención de las partes interesadas o de sus representantes, en defensa de sus intereses opuestos, como garantía constitucional del debido proceso y como consecuencia del principio que exige, en todo juicio en que ha de dictarse una resolución judicial, que ambas partes sean oídas o, cuando menos, que se les dé oportunidad para hacerlo.

“Bill” de indemnidad

Institución de origen inglés, basada en la norma constitucional de la división de poderes, que permite al Parlamento sanear los actos realizados por el Poder Ejecutivo con invasión de las facultades del Legislativo, y sin cuya convalidación resultarían nulos por inconstitucionalidad.

“Bill of rights”

Locución inglesa, proveniente, según unos, de la voz latina bulla (distintivo a manera de medalla o sello de plomo en documentos pontificios) o derivada, según otros, del bajo latín billa (cédula, mandamiento, rescripto), referida a toda petición hecha al rey por las Cámaras o a éstas por aquél. En el vocabulario de Derecho Político actual, bill es todo proyecto de ley que todavía no ha sido aprobado. Se llama bill of rights toda petición de derechos y, en sentido más amplio, las declaraciones de derechos y garantías determinadas constitucionalmente. Por antonomasia, la Declaración de Derechos aprobados por el monarca inglés Guillermo III de Orange ante la presentación del Parlamento, a fines del siglo XVII.

Billete de banco

Documento de crédito pagadero a la vista y al portador, que autoriza a éste a exigir al banco emisor el pago, en moneda del país, de la cantidad de dinero que aquél expresa. Los billetes de banco sólo pueden ser emitidos por los que se encuentran autorizados para ello, generalmente los bancos oficiales. (v. BANCO) El curso forzoso de los billetes de banco, impuesto hoy en casi todos los países, los convierte en simple instrumento de pago, carente de la convertibilidad en moneda de metal precioso.

Billete de lotería

(v. LOTERÍA.)

“Bills of attainder”

Locución inglesa que hace referencia a los actos del Parlamento por los cuales se ampliaba el concepto del delito de alta traición a hechos que no estaban incluidos en la enumeración del Statute of treason dado por Eduardo III en 1352. Esos actos eran promovidos por los jueces, elevando las causas al Parlamento, en aquellos casos no comprendidos expresamente en el precitado Statute, para que el Parlamento juzgara y declarase si se trataba de un delito de alta traición o simplemente de felonía. Como se advierte, representaba la creación de delitos ex post facto, violatoria de los derechos individuales, que dio origen a los mayores abusos y arbitrariedades. Los bills of attainder fueron reprimidos por Enrique IV, pero la tendencia a sancionar estatutos definidores de los delitos de alta traición más absurdos revivió en algunos reinados posteriores, especialmente en el de Enrique VIII. También en los Estados Unidos de Norteamérica se acudió a los bills of attainder en la época revolucionaria, para eliminar de la vida pública a quienes hubiesen tomado armas contra el gobierno; pero la Constitución, en su art. 1º, sección IX, párrafo 3, estableció la prohibición de dictar bills of attainder y leyes ex post facto, violatorios del principio, ineludible, en los Estados de Derecho, de que no hay delito sin previa ley que los determine. Lamentablemente, los bills of attainder resurgieron en los regímenes totalitarios, en los que no se respeta el principio del nullum crimen sine praevia lege, y con mayor gravedad porque, quien establece el delito ex post facto no es ni siquiera el Parlamento, sino el tirano que detenta el poder.

Bimetalismo

Empleo simultáneo, como patrones monetarios, del oro y la plata, reconociendo legalmente una relación mutua entre ambos valores (Dic. Der. Usual).

Bínubo

Persona que ha contraído matrimonio por segunda vez, posibilidad que se produce, para el supérstite, por la muerte de uno de los cónyuges o bien por el divorcio vincular de ambos, sin entrar a considerar aquellos regímenes de familia que admiten la poligamia o la poliandria, ajenas a nuestras costumbres sociales y jurídicas. Etimológicamente, esta palabra procede de las palabras latinas bis (dos veces) y nubere (casarse), por lo cual no sería aplicable a quienes, como es frecuente en estos tiempos, contraen ilimitadamente sucesivos matrimonios. (v. BIGAMIA.)

Biología criminal

En cierto modo equivale a la antropología criminal de Lombroso. Se trata del estudio científico relacionado con la inclinación del individuo a la comisión de delitos, derivada de sus condiciones morfológicas y fisiológicas. (v. ANTROPOLOGÍA, ESCUELA POSITIVA.)

Bipartidismo

Voz usual en el Derecho Político, aun cuando no esté admitida por el Diccionario de la Academia. En Derecho Político hace referencia al sistema en el que, por las modalidades del electorado, sólo dos partidos ejercen el Poder Ejecutivo y el Legislativo, en forma alternativa, y según sea el que de ellos obtenga en cada momento el mayor número de votos. El partido triunfante obtiene la mayoría parlamentaria y se hace cargo del gobierno, representando el otro partido a la oposición. Ejemplos típicos son en Inglaterra el partido conservador y, actualmente, el laborista, y en los Estados Unidos, el partido republicano y el demócrata.

Bisabuelo

(v. ASCENDIENTES.)

Bisnieto

(v. DESCENDIENTE.)

B. I. T.

Siglas del Bureau Intemational du Travail; o sea, la Oficina Internacional del Trabajo (v.). con asiento en Ginebra.

Bitácora

(v. CUADERNO DE BITÁCORA.)

Blancas

(v. TRATA DE BLANCAS.)

Blasfemia

Palabra oral o escrita, o gestos injuriosos, contra Dios, la Virgen o los santos. Se encuentra prevista en los Mandamientos y tiene interés jurídico para aquellas legislaciones que la configuran como delito o falta.

Bloqueo

Interrupción, mantenida por fuerzas navales, del tráfico marítimo de una costa enemiga (de un puerto, de otra plaza, de la desembocadura de un río, de todo un litoral) con los países neutrales. Violar el bloqueo es entrar un buque neutral en puerto o paraje bloqueado, o salir de él, sin atenerse a la prohibición y sin sufrir el rigor de la potencia bloqueadora.

Boda o bodas

Casamiento, desposorios, nupcias, como acto y como celebración.

Boicot o boicoteo

Privación a una persona o a una entidad de toda relación social o comercial, para perjudicarla y obligarla a ceder en lo que de ella se exige (Dic. Acad). Esta expresión tiene su origen en el hecho de que, a fines del siglo XIX, los agricultores irlandeses adoptaron medidas de represalia contra el capitán Charles Cunningham Boykott, el cual arrendaba tierras a lord Erne y las subarrendaba a aquéllos en condiciones tan duras y onerosas que los impulsaron a mantenerlo en tal aislamiento que durante algún tiempo le fue imposible encontrar sirvientes. obreros y proveedores, cualquiera que fuese el preció ofrecido. Tuvo que salir de Irlanda custodiado por la policía y marchara Inglaterra. En otro sentido, y como extensión del anterior, se entiende por boicot la lucha industrial entre distintos países para hacer el vacío a determinados productos. En la actualidad, la palabra examinada tiene aplicación en el aspecto social y laboral, referida a la negativa de los obreros para realizar trabajos a patrones que tengan conflictos con sus obreros o que mantengan relaciones de negocios con otro que se encuentre en esa situación. Por regla general, esta orden de boicot es dada por los sindicatos, para que sus afiliados se abstengan de trabajar en una empresa rechazada por el organismo sindical. El label (v.) constituía una forma de boicot contra los productos de las empresas que daban a su personal una mala retribución o un trato desconsiderado. (v. “SWEATING SYSTEM”.)

Boleta

Cédula o permiso para entrar libremente en algún lugar. | Cédula en que se señala a cada militar su alojamiento (v.) allí donde rige esta prestación de los pobladores civiles. | Papeleta que se utiliza en algunos sorteos, ya con un número, ya con un nombre. | Especie de libranza para cobrar y obtener algo. En Sudamérica, factura mercantil. | Papeleta electoral. | Comprobante de ciertas operaciones. | Denuncia de una infracción de transito hecha por un agente de la autoridad. | En Chile, borrador de escritura pública que las partes entregan al notario (Dic. Der. Usual).

Boletín Judicial

En algunos países, publicación periódica en la que se insertan los edictos, avisos de remates judiciales y, en general, todos los actos y documentos de origen judicial que exigen publicidad.

Boletín Oficial

En algunos países, publicación diaria en la que se insertan las leyes y decretos sancionados, así como las resoluciones de los diversos organismos estatales y municipales y también las actas y documentos de origen judicial que exigen publicidad, sin perjuicio de su publicación en el Boletín Judicial (v.), Jurídicamente, el Boletín Oficial ofrece extraordinaria importancia, porque la eficacia de las disposiciones legales, cualquiera que sea su naturaleza, no se produce sino a partir de determinados plazos contados desde la fecha de su aparición en el Boletín Oficial. En la ARGENTINA, el Código Civil determina que las leyes no son obligatorias sino después de su publicación y desde el día que determinen; a falta de designación, después de los ocho días siguientes al de su publicación oficial. En el Código Civil español se dice que las leyes obligaran a los veinte días de su promulgación, debiendo entenderse que ésta ha sido hecha el último día en que termine la inserción de la ley en la Gaceta (publicación equivalente al Boletín Oficial).

Boleto de compraventa

En la ARGENTINA, documento privado que incluye una promesa de venta, de efectos compulsivos cuando se redacta en la forma que previene el art. 1.185 del Cód. Civ., el cual determina: “Los contratos que, debiendo ser hechos en escritura pública, fuesen hechos por instrumento particular, firmado por las partes, o que fuesen hechos por instrumento particular en que las partes se obligasen a reducirlo a escritura pública, no quedan concluidos como tales mientras la escritura pública no se halle firmada; pero quedarán concluidos como contratos en que las partes se han obligado a hacer escritura pública”. (v. CONTRATO PRELIMINAR y PROMESA DE CONTRATO.)

Boleto de embarque

Designación sudamericana del conocimiento de embarque (v.)

Bolsa de comercio

Mercado público dedicado a la negociación de documentos comerciales, títulos del Estado, acciones de empresas privadas o mixtas, y cuyas actividades se encuentran sometidas alas reglamentaciones del Estado. Las operaciones de bolsa se denominan al contado cuando el saldo queda finiquitado dentro de las 24 horas de haber sido concertadas. v a plazo o a término, cuando se liquida, por lo general, el último día del mes en curso o del mes siguiente al convenio. Se dice que tiene carácter de firme cuando ha de correr ese plazo para su liquidación o puede liquidarse en el momento en que convenga a alguno de los contratantes. En tomo a esas operaciones reales se producen diversas combinaciones ficticias, conocidas como juegos de bolsa. Tales, por ejemplo, las especulaciones sobre el alza o la baja de los valores. Es tendencia general de las legislaciones reprimir, o por lo menos limitar, estas operaciones ficticias, creadoras de un falso ambiente respecto a los precios de las mercaderías y de los valores, con la consiguiente incidencia en el mercado general.

Bolsa de trabajo

(v. AGENCIA DE COLOCACIONES.)

Bolsín

En algunas bolsas de comercio (v.) se da esta denominación, con cierto sentido peyorativo, al mercado libre de valores mobiliarios cuya cotización oficial no está autorizada. En la Bolsa de París, el bolsín se reúne en el peristilo de su edificio.

“Bona fides”

(v. BUENA FE.)

“Bona materna”

Locución latina. Peculio que el hijo de familia recibía por herencia de su madre o de los parientes de ella, sobre el cual adquiría la propiedad; a él correspondía únicamente el usufructo. Era, pues, un peculio adventicio (v.).

Bono

Tarjeta, vale u otro documento, dado liberal o benéficamente, para que el portador pueda cambiarlo por dinero. comestibles y otros artículos de primera necesidad. | En algunos ensayos de colectivismo ingenuo se ha pretendido reemplazar con bonos de trabajo el dinero que, como retribución, debía recibir el trabajador. En términos de comercio, bonos son los títulos de la deuda emitida por la tesorería del Estado o de otra corporación pública. (v. TICKET”.)

“Bonorum cessio”

Locución latina que hace referencia al abandono voluntario de los bienes. La lex lulia de bonis cedendis, dictada el año 47 a. C., permitía al deudor insolvente abandonar sus bienes a favor del acreedor victorioso en el juicio, para evitar así la prisión y el deshonor que, de otro modo, habrían recaído sobre él. Para poder proceder de esa forma, era indispensable que el deudor no hubiese actuado de mala fe dilapidando su patrimonio ni intentando sustraer bienes a la acción del acreedor. El abandono no confería al acreedor un derecho de propiedad sobre los bienes abandonados, sino el de hacerlos vender para el cobro de su crédito. En el caso de que hubiese otros acreedores en iguales condiciones, el cobro se hacía a prorrata de sus respectivos créditos, con lo cual se libraba el deudor hasta el monto de los bienes abandonados, pero sin que pudiera ser ejecutado por encima de sus posibilidades de cumplimiento. Si el deudor pagaba a sus acreedores antes de que los bienes hubiesen sido vendidos, tenía la facultad de recuperarlos. La bonorum cessio constituye un antecedente jurídico del beneficio de cesión de bienes (v.) de las legislaciones modernas.

“Bonorum distractio”

Locución latina que hace referencia a la venta por menor de los bienes de un deudor insolvente o de escasa solvencia, con individualización de dichos bienes, a fin de evitar la sanción de infamia que representaba la bonorum venditio (v.). La venta debía ser autorizada por el magistrado y llevada a efecto por el curator bonorum, designado por los acreedores. El precio obtenido se repartía por el magistrado en proporción a la cuantía de los créditos, debiendo observarse también la preferencia de éstos.

“Bonorum emptor”

Locución latina que alude al mejor postor en la venta pública de los bienes de un insolvente, ejecutado procesalmente en vida, o cuyo patrimonio era subastado al abrirse su sucesión (Dic. Der. Usual). El bonorum emptor, dicen Peña Guzmán y Argüello, no adquiría la propiedad civil de los bienes comprados, sino únicamente la propiedad bonitaria (la correspondiente a los extranjeros), que podía convertirse en civil mediante la usucapión.

“Bonorum possessio”

Locución latina. En la definición de Ulpiano, “derecho de perseguir y retener el patrimonio o las cosas que fueron de una persona cuando ésta ha muerto”. Era, pues, en el Derecho Romano, una institución vinculada con las sucesiones mortis causa, establecida por el edicto pretoriano con objeto, según Arangio Ruiz, de que, a falta de testamento, sucedieran, juntamente con los hijos que habían permanecido bajo la potestad del causante y hasta su muerte, cuantos habían sido emancipados antes del fallecimiento. Peña Guzmán y Argüello la definen como sucesión pretoriana que admite la vocación hereditaria de los parientes consanguíneos y limita la facultad del testador en lo concerniente a la libertad absoluta para disponer de su patrimonio. El magistrado, siguen diciendo los precitados tratadistas, otorgaba la posesión de los bienes hereditarios al bonorum possessor, pero sin revestirlo de la calidad de heres; además carecía de la condición de continuador de la personalidad del causante. El bonorum possessor era siempre voluntario, porque tenía que pedir al magistrado la bonorum possessio. Sobre el contenido y el fundamento de la comentada institución pretoriana, las opiniones son muy divergentes. Para Savigny, Puchta y Windscheid, su objeto fue corregir la injusta situación que se originaba por el hecho de que la haereditas excluía de la sucesión a personas que tendrían derecho a heredar al difunto en términos de equidad. Para Niebuhr habría tenido el propósito de otorgar al heredero un medio legal de recibir las parcelas del ager publicus que estuvieran en poder del causante y que no hubieran sido incluidas en la sucesión a que hubiese sido llamado el heres. Para Hugo se trataba de una sucesión introducida por el pretor peregrino para regular el derecho hereditario de los no ciudadanos, excluidos de los beneficios que otorgaba a los cives la sucesión del derecho quiritario. Para Maynz trataba de impedir que la herencia quedase demasiado tiempo vacante por indiferencia del heredero. Y para Bonfante y Arangio Ruiz tenía por objeto regular la posesión interina de los bienes en el proceso de petición de herencia. Peña Guzmán y Argüello, a quienes se ha seguido en las citas precedentes, resumen su opinión diciendo que la bonorum possessio tuvo por objeto llamar a la sucesión a personas a las que el Ius Civile no les reconocía vocación hereditaria.

“Bonorum possessio ab intestato”

Locución latina. Posesión de bienes sin testamento. Se denominaba también sine tabulis cuando, por no existir disposición testamentaria, la sucesión recaía en las personas llamadas por el edicto para suceder al causante. Podía ser edictalis si favorecía a la persona llamada por el pretor por el hecho de figurar en determinado lugar del edicto, y decretalis, cuando el pretor designaba al bonorum possessor mediante decreto; cuando el caso no estaba previsto en el edicto, la designación tenía carácter provisional.

“Bonorum possessio cum re”

Locución latina. Posesión de bienes efectiva. Denominada también cum effectu, otorgaba al bonorum possessor la posesión definitiva de los bienes, inclusive frente a la reclamación del heredero civil.

“Bonorum possessio sine re”

Locución latina. Posesión de bienes sin efectividad. Llamada también sine effectu. Otorgaba al heredero pretoriano la posesión provisional de los bienes hasta que apareciera su heredero o hasta que por usucapión se hubiese convertido en definitiva.

“Bonorum possessio testamentaria”

Locución latina. Posesión de bienes deferida por testamento que, a su vez, podía ser secundum tabulas, si era concedida por el pretor al heredero pretoriano de acuerdo con la voluntad del testador, a efecto de confirmar un testamento que adolecía de algún vicio formal por no haberse cumplido las exigencias del Ius Civile, o contra tabulas, cuando la hacía recaer el pretor en los herederos reconocidos por el edicto, pero que habían sido omitidos por el testador o injustamente desheredados.

“Bonorum possessor”

Locución latina. Heredero pretorio en virtud de la posesión que se transmitía con la bonorum possessio (v.) (Dic. Der. Usual).

“Bonorum venditio”

Locución latina que alude a la venta en bloque del patrimonio del deudor insolvente, efectuada en la etapa ejecutiva del procedimiento (A. V. Silva.). Institución pretoria para la venta en masa y en pública subasta de los bienes de un deudor insolvente, que incurría por ello en la infamia, y a favor de un solo adquirente, convertido en propietario del activo, aun con la obligación de pagar cierta proporción de las deudas (Dic. Der. Usual).

Bonos de goce

Títulos emitidos a favor de los titulares de acciones totalmente amortizadas, en las sociedades anónimas. Dan derecho a participar en las ganancias y, en caso de disolución, en el producto de la liquidación. Gozan de los derechos adicionales que el estatuto les reconozca expresamente, pero no dan a sus titulares el carácter de socios.

Bonos de participación

Títulos emitidos, en las sociedades anónimas, a favor de quienes realicen prestaciones que no sean aportes de capital. Dan derecho a participar en las ganancias de la sociedad, pero no dan a sus titulares el carácter de socios.

Bonos de participación para el personal

Bonos de participación (v.) emitidos en favor del personal de la sociedad. Las ganancias que les correspondan se imputan como gastos. Son intransferibles y caducan con la extinción de la relación laboral, cualquiera que sea la causa.

Bonos de trabajo

Bonos emitidos en favor de los trabajadores de la sociedad, que dan derecho a participar en sus utilidades, pero no dan carácter de socios a sus titulares. (v. BONOS DE PARTICIPACIÓN PARA EL PERSONAL.)

Bonos del tesoro

Títulos, de vencimiento por regla general a corto plazo y con interés, emitidos por el Estado cuando, por necesidades del encaje, se ve precisado a recurrir al crédito bancario o al privado.

Borrador

Escrito de primera intención, donde pueden hacerse agregados, supresiones o enmiendas. | Libro que los comerciantes y hombres de negocios tienen para efectuar anotaciones provisionales, antes de hacer los asientos y cuentas en limpio (Dic. Der. Usual).

Bosques

Formaciones leñosas, naturales o artificiales, sean del domino público o de dominio privado. Por ser representativas de un aspecto importante de la riqueza forestal, los Estados suelen dictar leyes protectoras no solo que eviten su extinción, sino también que favorezcan su crecimiento por medio de la limitación de la corta de árboles y por el cuidado de la reforestación. Frecuentemente se emplean como sinónimas las palabras bosques y monte.

Botín

Según la definición de la Academia, se entiende por tal el despojo que se concedía a los soldados como premio de conquista en el campo o plazas enemigas. | También, el conjunto de las armas, provisiones y demás efectos de una plaza o de un ejército vencido y de los cuales se apodera el vencedor. En la primera acepción constituía verdadero pillaje, aunque admitido y regulado por la costumbre ante la necesidad de reclutar tropas cuando la milicia no era obligatoria, sino profesional o asalariada. La perspectiva de un tentador botín representaba el aliciente que se ofrecía a los combatientes. En ese concepto de botín entraba también el apoderamiento de los guerreros enemigos, cuya vida y libertad podían obtener mediante el pago al apresador de un rescate mayor o menor, de acuerdo con la importancia del cautivo. Los actos de pillaje están repudiados por el Derecho Internacional Público y sancionados penalmente. Sin embargo, no se puede desconocer que en las guerras modernas se sigue practicando, como también las violaciones de mujeres por los soldados invasores de un territorio enemigo. Pero, además del precitado botín individual, existe el que practican las naciones apoderándose de riquezas, especialmente obras de arte, del país enemigo.

“Boycott”

Voz inglesa. Boicot o boicoteo (v.).

“Brachylogus Iuris Civilis”

Manual didáctico que expone el Derecho Romano sobre la base de las Instituta de Justiniano y del Código de Alarico (v.). Existen discrepancias respecto a la fecha y al lugar de su aparición, pues mientras Senckenberg afirma que es de la época del mismo Justiniano, la opinión más generalizada señala su redacción entre los siglos X y XI. Savigny lo sitúa en la Italia lombarda, y Fitting y Wetter, en Orleáns (Francia). El título del epígrafe es el dado por primera vez a la edición de 1556, pues anteriormente se lo llamó Summa novellarum y Corpus legum.

Brazo

Como poder o status de una clase social, el vocablo caracterizó las fuerzas de influjo predominante en la Edad Media y comienzos de la Moderna: el brazo de la nobleza o la aristocracia, el brazo eclesiástico o la Iglesia, y el brazo secular, que caracterizaba a los jueces. Todos ellos, en las cortes, representaban los brazos del reino.

Breve

Documento pontificio redactado con formas menos solemnes que la bula (v.), sellado con el Anillo del Pescador y expedido por la Secretaría de Breves, para llevar la correspondencia política de los papas y dictar resoluciones concernientes al gobierno y disciplina de la Iglesia (Dic. Acad). Se escriben en latín sobre pergamino blanco y delgado.

Breviario de Alarico

La compilación hispano romana de leyes, mandada hacer por el rey de España Alarico y refrendada por su consejero Aniano. Los trabajos tuvieron término en el año 506. La notable obra se considera en el artículo dedicado al nombre con el cual es más conocida: Código de Alarico (v.).

Breviario de Aniano

Denominación, aunque menos usual, que se da también al Código de Alarico (v.).

Buen padre de familia

Expresión que, jurídicamente, se suele usar y que algunos códigos emplean para referirse al celo y cuidado con que debe atenderse a la administración o al goce de los bienes ajenos, tal como lo haría un padre diligente.

Buena conducta

Calificación policíaca acerca del comportamiento de una persona que, por sus antecedentes conocidos, merece confianza y buen nombre. La buena conducta es más que la carencia de antecedentes penales. Por lo general, por buena conducta se entiende no tener relaciones con gente del hampa o con ex presidiarios, no ser pendenciero en asuntos de vecindad o en lugares que se frecuenten, no mostrar afición excesiva ala bebida ni al juego, ni tener tratos con mujeres que reporten beneficios pecuniarios o provoquen escándalos. Por desgracia, en esta materia se atraviesa en nuestro tiempo, y de manera preponderante, la política, caso en el cual buena conducta significa adhesión espontánea o forzosa al gobierno imperante. Además de restarle bastante crédito el factor señalado, le quita mucha importancia al certificado de buena conducta (v.), documento donde consta la declaración oficial de ésta, el hecho de ser en otros casos rutinario, o basado en simples informes de vecinos, porteros e incluso parientes del interesado; quienes contestan, según su simpatía o interés, a las preguntas del agente encargado de la somera investigación en la casa y vecindad del solicitante. El certificado de buena conducta, que suele suponer un desembolso por sellado, se requiere para distintos trámites administrativos y de otra clase: pasaportes, solicitud de ciertos cargos, ingreso en centros de estudios. (v. ANTECEDENTES PENALES CAUCIÓN DE BUENA CONDUCTA.)

Buena fe

Convencimiento, en quien realiza un acto o hecho jurídico, de que éste es verdadero, lícito y justo. El concepto tiene extraordinaria importancia en materia contractual y de derechos reales (propiedad, posesión, servidumbres, etc.), así como también en materia de prescripción. (v. JUSTO TITULO.)

Buena fe contractual

La buena fe, aplicada al cumplimiento de las obligaciones contractuales. Presenta dos aspectos fundamentales: la buena fe- creencia, en cuanto conocimiento de no estar actuándose en detrimento de un interés legítimo, y la buena fe lealtad, como intención de cumplir con los deberes jurídicos que resultan del contrato.

Buena fe en el matrimonio

Se define por la doctrina y por algunas legislaciones como término de oposición a la mala fe en el matrimonio, que consiste en el conocimiento que los cónyuges, o uno de ellos, hubiesen tenido o debido tener en el momento de la celebración, del impedimento que causa su nulidad. La buena fe se asentará entonces en el desconocimiento de la existencia de impedimentos que anulan el matrimonio. De ahí que Acuña Anzorena haya dicho que, si la mala fe se caracteriza por el conocimiento del impedimento matrimonial, la buena fe ha de caracterizarse, a su vez, por la ignorancia del obstáculo que se oponía al matrimonio o por la creencia de que el que se contrae es perfectamente válido. (v. MATRIMONIO PUTATIVO.)

Buenas costumbres

Reglas de moral a que deben ajustarse todas las personas y que no pueden ser derogadas convencionalmente. Por supuesto, varían con los tiempos y los pueblos. La referencia jurídica posee vigencia en el lugar y época de que se trate.

Buenos oficios

En Derecho Internacional se habla de ellos haciendo alusión al ofrecimiento de una tercera potencia para mediar entre dos Estados, a fin de que resuelvan sus litigios mediante negociaciones, evitando todo procedimiento bélico o poniéndoles término a las hostilidades en curso, como preparación o concierto entonces de tregua o paz.

Bufete

Estudio o despacho de un abogado. | Su clientela (Dic. Acad.).

Bula

Distintivo, a manera de medalla, que en la antigua Roma llevaban al cuello los hijos de familias nobles hasta que vestían la toga. | Sello de plomo que va pendiente de ciertos documentos pontificios y que por un lado representa las cabezas de San Pedro y San Pablo y por el otro lleva el nombre del papa. | Documento pontificio relativo a materia de fe o de interés general, concesión de gracias o privilegios o asuntos judiciales o administrativos, expedido por la Cancillería Apostólica y autorizado con el sello de su nombre u otro parecido estampado con tinta roja (Dic. Acad.). Entre los diversos actos eclesiásticos que pueden adoptar la forma de bula, cabe señalar: las constituciones apostólicas que establezcan normas jurídicas generales, como la que promulgó el Código de 1917; las litterae decreta-les de canonización de beatos; los pronunciamientos dogmáticos; las confirmaciones de los concordatos, y la erección o provisión de obispados (L. A. Gardella). El sello colgante de plomo, que a veces era de oro, y que estaba destinado a asegurar la autenticidad de los documentos pontificios solemnes, tuvo que ser suprimido por León XIII, por necesidades de la correspondencia, y fue sustituido por un sello estampado en rojo sobre el mismo documento.

Buque

Nombre cuyo contenido resulta de muy difícil determinación, por cuanto ha sido muy discutido en doctrina. Tomando, por su carácter más general y objetivo, la definición de la Convención de Ginebra para el Estatuto Provisional de la gente de mar, se puede decir que buque es todo navío o barco de cualquier especie, de propiedad pública o privada, dedicado habitualmente a la navegación marítima. La nacionalidad del buque se manifiesta por la bandera del Estado al que pertenece, así como por los papeles de a bordo. Esa nacionalidad tiene extraordinaria importancia, hasta el punto de que ninguna nave se atrevería a navegar sin pabellón, ya que un buque sin nacionalidad que navegasen alta mar sería, a juicio de Ripert, un Estado soberano en el mar libre, donde nadie ejerce derecho de soberanía. Además de la nacionalidad, la nave tiene que ostentar un nombre debidamente registrado. Los buques han de estar inscritos en la matrícula o registro de naves mercantes que llevan las autoridades competentes de cada país. Además de los precitados elementos de identificación, se ha de tener en cuenta su tonelaje, determinado mediante el arqueo, y que puede ser bruto total, o sea capacidad de carga en la totalidad de sus espacios, inclusive la de las estructuras sobre el puente; arqueo bruto, o sea capacidad interior total determinada por toneladas de los espacios encerrados, deducido el volumen de los aparatos auxiliares y otras dependencias; arqueo neto, determinado mediante deducción de todos los espacios inutilizables para el transporte de mercaderías o de personas, tales como los destinados a las máquinas, al combustible, a los alojamientos de la tripulación, etc. Debe distinguirse entre el arqueo y el tonelaje, el desplazamiento, que es el peso del buque expresado en toneladas métricas. En cuanto a la naturaleza jurídica del buque, si bien es una cosa mueble, se tiende a aplicarle las normas del Derecho Inmobiliario; así, en lo que se refiere a su propiedad, transmisión y posibilidad de gravarlo con hipoteca, por lo cual algunos autores sostienen que no es cosa mueble ni inmueble, sino de naturaleza especial, con características propias. La nave constituye una universalidad de hecho, formada por la estructura principal y los accesorios y aparejos; o sea, el conjunto de cosas unidas para la finalidad de la navegación.

Burdel

Casa de prostitución.

“Bureau Veritas”

Sociedad creada en Amberes en el año 1829 para la clasificación de buques y que tres años después fue trasladada a París. (v. CLASIFICACIÓN DE BUQUES.)

Burgo

Aldea o población muy pequeña, dependiente de otra principal.

Burgomaestre

Denominación peculiar del alcalde (v.) en las ciudades alemanas.

Burgués

Natural o habitante de un burgo (v.). | Perteneciente al burgo. | Ciudadano de la clase media, acomodada u opulenta. Representa una situación intermedia entre la nobleza y el proletariado; como en ella están incluidos los trabajadores intelectuales, puede decirse que es la burguesía la clase gobernante en los países de tipo capitalista, si bien con una participación cada vez mayor del proletariado y menor de la nobleza, allí donde todavía existe.

Burguesía

Cuerpo o conjunto de burgueses (v.). | La clase media. | La clase rica y predominante luego de la Revolución francesa (Dic. Der. Usual.)

Burocracia

Clase social formada por los empleados públicos. | Influencia excesiva o abusiva que éstos, por su número o por su actuación, ejercen en la administración pública y que repercute en perjuicio de las actividades privadas. El progresivo aumento del intervencionismo estatal lleva aparejado el aumento de los empleados, que frecuentemente sólo se utilizan para perturbarla vida nacional, creando trámites innecesarios o redundantes o recargando el presupuesto de la nación sin ninguna utilidad. De ahí que el término burocracia se emplee generalmente con sentido peyorativo.

Burócrata

Empleado o funcionario público. | El imbuido de las malas prácticas de la burocracia (v.).

Burocrático

Concerniente a la burocracia (v.). | Lo caracterizado por sus exigencias de detalle, por lo dilatado y dilatorio de los trámites y lo reiterativo de las diligencias, escalonadas en frondosas jerarquías (Luis Alcalá-Zamora).

Buscón

Ratero, ladrón astuto o estafador habilidoso.

Buscona

Prostituta que se ofrece en la vía pública o en sitios adecuados o habituales para su comercio sexual.

“Busse”

Institución propia del antiguo Derecho germano consistente en la suma de dinero que el agraviado por un delito podía, en ciertos casos, reclamar al ofensor. Por este medio, el ofendido podía substituir su derecho de “venganza de la sangre” por el pago de una suma de dinero, exigible al agresor. Actualmente, la busse sólo es aplicable a los hechos delictivos contra la libertad, la tranquilidad o el honor de los individuos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: