Terminos Juridicos. Letra C

  1. Cabal
  2. Cábala
  3. Cabaler o cabalero
  4. Caballerato
  5. Caballería
  6. Caballero
  7. Caballete
  8. Cabaña española
  9. Cabaña real
  10. Cabeceador
  11. Cabecilla
  12. Cabeza
  13. Cabeza de familia
  14. Cabeza de proceso
  15. Cabeza de sentencia
  16. Cabeza mayor
  17. Cabeza menor
  18. Cabezalero
  19. Cabida
  20. Cabildo
  21. Cables submarinos
  22. Cabo
  23. Cabo de vara
  24. Cabotaje
  25. Cabrevación
  26. Cacique
  27. Caciquismo
  28. Cachear
  29. Cachetero
  30. Cachorrillo
  31. Cadalso
  32. Cadáver humano
  33. Cadena
  34. Cadí
  35. Caducidad
  36. Caducidad cambiaria
  37. Caducidad de disposiciones testamentarias
  38. Caducidad de la concesión
  39. Caducidad de la hipoteca
  40. Caducidad de la instancia
  41. Caja de maternidad
  42. "Caducorum vindicatio"
  43. Caer
  44. Caíd
  45. Caja
  46. Caja de ahorros
  47. Caja de amortización
  48. Caja de garantía
  49. Caja de jubilaciones
  50. Caja de maternidad
  51. Caja de resistencia
  52. Caja de seguridad
  53. Calabozo
  54. Calamidad
  55. Calendario
  56. Calendas
  57. Calibre
  58. Calicata
  59. Calidad
  60. Califa
  61. Calificación de la quiebra
  62. Calificación del delito o procesal
  63. Calificación registra1
  64. Calígrafo
  65. Calpurnia
  66. Calumnia
  67. Cámara Alta
  68. Cámara Baja
  69. Cámara de alquileres
  70. Cámara de apelación
  71. Cámaras judiciales
  72. Cámaras de comercio, industria y navegación
  73. Cámaras legislativas
  74. Camarista
  75. Camarlengo
  76. Cambalache
  77. Cambiador
  78. Cambiar
  79. Cambio
  80. Cambio mercantil
  81. Cambio negro
  82. Cambio oficial
  83. Cambista
  84. Camino
  85. Camino de sirga
  86. Campaña
  87. Campo
  88. Campo de concentración
  89. Canales
  90. Canales internacionales
  91. Cancelación
  92. Cancelación de hipoteca
  93. Canciller
  94. Cancillería
  95. Candidato
  96. Canje de prisioneros
  97. Canon
  98. Canónico
  99. Canónigo
  100. Canonista
  101. Canonización
  102. Canonjía
  103. Canteras
  104. Cantidad
  105. Cantidad líquida
  106. Cantón
  107. Cañada
  108. Capa
  109. Capacidad
  110. Capacidad civil
  111. Capacidad de derecho
  112. Capacidad de hecho
  113. Capacidad de obrar
  114. Capacidad jurídica
  115. Capacidad legal
  116. Capacidad para celebrar actos jurídicos
  117. Capacidad para contratar
  118. Capacidad para suceder
  119. Capacidad para testar
  120. Capacidad política
  121. Capacitación
  122. Caparra
  123. Capataz
  124. Capaz
  125. Capcioso
  126. Capelo
  127. Capellán
  128. Capellanía
  129. Capilla
  130. Capitación
  131. Capital
  132. Capital circulante o de rotación
  133. Capital fijo
  134. Capital integrado
  135. Capital social
  136. Capital suscripto
  137. Capitalismo
  138. Capitalista
  139. Capitalización
  140. Capitalización de intereses
  141. Capitán
  142. Capitán de buque
  143. Capitán general
  144. "Capitis deminutio" o "diminutio"
  145. Capitulación
  146. Capitulaciones en el Imperio Otomano
  147. Capitulaciones matrimoniales
  148. Capitularios
  149. Capítulo
  150. Captación
  151. Captura
  152. Carácter
  153. Carácter público
  154. Cárcel
  155. Cárcel privada
  156. Carcelaje
  157. Carcelero
  158. Cardenal
  159. Cardenalato
  160. Carear
  161. Carena
  162. Careo
  163. Carestía
  164. Carga
  165. Carga de la prueba
  166. Carga personal
  167. Carga procesal
  168. Carga pública
  169. Carga real
  170. Cargador
  171. Cargamento
  172. Cargas sobre la sociedad conyugal
  173. Cargas sociales
  174. Cargo
  175. Cargo público
  176. Carnal
  177. Carné
  178. Carolina (La)
  179. Carrera
  180. Carretera
  181. Carta
  182. Carta constitucional
  183. Carta contrato
  184. Carta credencial
  185. Carta de ciudadanía
  186. Carta de contramarca
  187. Carta de crédito o carta orden de crédito
  188. Carta de las Naciones Unidas
  189. Carta de marca
  190. Carta de pago
  191. Carta de pago y lasto
  192. Carta de porte
  193. Carta de quitación o de quito
  194. Carta de recomendación
  195. Carta de represalia
  196. Carta del Atlántico
  197. Carta del Trabajo
  198. Carta Magna
  199. Carta misiva
  200. Carta poder
  201. Carta puebla
  202. Carta rogatoria
  203. Cartas de intención
  204. Cartel
  205. Cartera
  206. Carterista
  207. Cartismo
  208. Cartularios
  209. Casa
  210. Casa barata
  211. Casa de citas
  212. Casa de comercio
  213. Casa de contratación
  214. Casa de Contratación de Indias
  215. Casa de custodia
  216. Casa de expósitos
  217. Casa de huéspedes
  218. Casa de juego
  219. Casa de lenocinio
  220. Casa de moneda
  221. Casa de prostitución
  222. Casa de tolerancia
  223. Casa del pueblo
  224. Casa habitación o habitada
  225. Casa matriz
  226. Casa pública
  227. Casa solar o solariega
  228. Casación
  229. Casado
  230. Casamiento
  231. Casamiento morganático
  232. Casamiento putativo
  233. Casar
  234. Casatienda
  235. Casero
  236. Caso fortuito
  237. Castellería o castillería
  238. Castidad
  239. Castigo
  240. Castración
  241. Castrense
  242. Casual
  243. Casualidad
  244. Casuístico
  245. Casus belli
  246. Cata
  247. Catar
  248. Catastro
  249. Catear
  250. Catecúmeno
  251. Cátedra
  252. Catedral
  253. Catedrático
  254. Categoría profesional
  255. Cateo
  256. Catequesis o catequismo
  257. Catequista
  258. Católico
  259. Cauce
  260. Cauce abandonado
  261. Caución
  262. Caución de buena conducta
  263. Caución "de rato et grato"
  264. Caución "iudicatum solvi"
  265. Caución juratoria
  266. Caución muciana
  267. Caución personal
  268. Caución procesal
  269. Caución real
  270. Caudal
  271. Caudal relicto
  272. Caudales públicos
  273. Caudillaje o caudillismo
  274. Caudillo
  275. "Caueant consules"
  276. Causa
  277. "Causa adquirendi"
  278. "Causa contrahendi"
  279. Causa de justificación
  280. Causa de la obligación
  281. Causa del contrato
  282. Causa falsa
  283. Causa ilícita
  284. Causa lícita
  285. "Causa mortis"
  286. "Causa petendi"
  287. Causa simulada
  288. Causahabiente
  289. Causante
  290. Causar
  291. Causar estado
  292. Causas de impunidad
  293. Causas de inculpabilidad
  294. Causas de inimputabilidad
  295. Causas de justificación
  296. Causídico
  297. Cautela sociniana
  298. Cautelar
  299. "Cautio amplius non agi"
  300. "Cautio damni infecti"
  301. "Cautio iudicatum solvi"
  302. "Cautio rei uxoriae"
  303. Cautiverio
  304. Cautivo
  305. "Caveant consules"
  306. Caza
  307. Ceca
  308. "Cedant arma togae"
  309. "Cedant leges inter arma"
  310. Cedente
  311. Ceder
  312. Cédula
  313. Cédula de citación
  314. Cédula de emplazamiento
  315. Cédula de identidad
  316. Cédula de notificación
  317. Cédula hipotecaria
  318. Cédula personal
  319. Cédula testamentaria
  320. C. E. E
  321. Celda
  322. Celebración
  323. Celestina
  324. Celibato
  325. Célibe
  326. Cementerio
  327. Censatario
  328. Censo
  329. Censo consignativo
  330. Censo enfitéutico
  331. Censo irredimible
  332. Censo perpetuo
  333. Censo reservativo
  334. Censo temporal
  335. Censor
  336. Censualista
  337. Censura
  338. Centralización
  339. Centralización administrativa
  340. Centralización política
  341. Centro
  342. Centro Europeo de Investigación Nuclear
  343. Centunviro
  344. C. E. P. A. L.
  345. Cercado
  346. Ceremonia
  347. Cerrado
  348. Certeza
  349. Certificación
  350. Certificación de dominio
  351. Certificado
  352. Certificado de buena conducta
  353. Certificado de depósito
  354. Certificado de dominio
  355. Certificado de origen
  356. Cesación
  357. Cesación a divinis
  358. Cesación de hostilidades
  359. Cesación de pagos
  360. Cesante
  361. Cesantía
  362. Cesión
  363. Cesión de acciones
  364. Cesión de bienes
  365. Cesión de crédito
  366. Cesión de derechos
  367. Cesión hereditaria
  368. Cesionario
  369. Ciego
  370. Cielo
  371. Ciencia
  372. Cierre
  373. C. I. J.
  374. Circulación
  375. Circulación de libros obscenos
  376. Circunscripción
  377. Circunstancias agravantes
  378. Circunstancias atenuantes
  379. Circunstancias eximentes
  380. Circunstancias modificativas
  381. Circunvención de menores
  382. Cisma
  383. Cismático
  384. Citación
  385. Citación de remate
  386. Ciudad
  387. Ciudadanía
  388. Ciudadano
  389. Civil
  390. Civilista
  391. Civismo
  392. Clan
  393. Clandestinidad
  394. Clandestino
  395. Clase
  396. Clases pasivas
  397. Clases sociales
  398. Clasificación de buques
  399. Claustro
  400. Claustro materno
  401. Cláusula
  402. Cláusula a la orden
  403. Cláusula accesoria
  404. Cláusula accidental
  405. Cláusula ad cautélam
  406. Cláusula belga del atentado
  407. Cláusula C.A.F.
  408. Cláusula C.I.F.
  409. Cláusula compromisoria
  410. Cláusula de caducidad
  411. Cláusula de encadenamiento
  412. Cláusula de exclusión sindical
  413. Cláusula de franco fábrica
  414. Cláusula de nación más favorecida
  415. Cláusula de no competencia
  416. Cláusula de no negociabilidad
  417. Cláusula de pago a mejor fortuna
  418. Cláusula de pago cuando el deudor pueda
  419. Cláusula de pago cuando el deudor quiera
  420. Cláusula de reposición
  421. Cláusula de reserva de dominio
  422. Cláusula de sin compromiso
  423. Cláusula de valor oro
  424. Cláusula "ex…"
  425. Cláusula F.A.S.
  426. Cláusula F.O.B.
  427. Cláusula leonina
  428. Cláusula "no a la orden"
  429. Cláusula penal
  430. Cláusula "rebus sic stantibus"
  431. Cláusula rescisoria
  432. Cláusula resolutoria
  433. Cláusula sindical
  434. Cláusula sociniana
  435. Cláusulas de estilo
  436. Clausura
  437. "Clearing house"
  438. Clementinas
  439. Cleptomanía
  440. Clérigo
  441. Clero
  442. Cliente
  443. Clientela
  444. Coacción
  445. Coacreedor
  446. Coactor
  447. Coadjutor
  448. Coadyuvante
  449. Coalbacea
  450. Coalición
  451. Coartada
  452. Coartar
  453. Coautor
  454. Coavalistas
  455. Cobardía
  456. Cobertura
  457. Cobrable
  458. Cobranza
  459. Cobro
  460. Cobro de lo indebido
  461. Codelincuencia
  462. Codelincuente
  463. Codeudor
  464. "Codex"
  465. "Codex Iuris Canonici"
  466. "Codex medicamentarius"
  467. "Codex Repetitae Praelectionis"
  468. Codicilo
  469. Codificación
  470. Codificador
  471. Código
  472. Código de Alarico
  473. Código de Hammurabi
  474. Código de Justiniano
  475. Código de Manú
  476. Código Gregoriano
  477. Código Hermogeniano
  478. Código Teodosiano
  479. "Coemptio"
  480. Coerción
  481. Coexistencia pacífica
  482. Cofiador
  483. Cofradía
  484. Cogestión
  485. Cognación
  486. Cognado
  487. Cognición
  488. "Cognitor"
  489. Cognombre
  490. Cohabitación
  491. Cohecho
  492. Coheredero
  493. Coito
  494. Colaboración
  495. Colación
  496. Colación de bienes
  497. Colacionable
  498. Colaterales
  499. Colativo
  500. Colecta
  501. Colectividad
  502. Colectivismo
  503. Colectivo
  504. Colega
  505. Colegatario
  506. Colegiación
  507. Colegiado
  508. Colegiata
  509. Colegio
  510. Colegio electoral
  511. Colegislador
  512. Coligación
  513. Colindante
  514. Colisión
  515. Colitigante
  516. Colocación
  517. Colonato
  518. Colonia
  519. Colonización
  520. Colono
  521. Colusión
  522. Colusor
  523. Collera
  524. Comadre
  525. Comandancia
  526. Comandante
  527. Comandante de aeronave
  528. Comandita
  529. Comanditado
  530. Comanditario
  531. Comarca
  532. Combate judicial
  533. Combleza
  534. Comblezado
  535. Comblezo
  536. Comendador
  537. Comendero
  538. Comercial
  539. Comercialista
  540. Comercialización
  541. Comercializar
  542. Comerciante
  543. Comercio
  544. Comercio al por mayor
  545. Comercio al por menor
  546. Comercio de importación
  547. Comercio exterior
  548. Comercio interior
  549. Comercio internacional
  550. Comercio interprovincial
  551. Comercio marítimo
  552. Comercio sexual
  553. Comercio terrestre
  554. "Comes"
  555. Comestible
  556. Cometer
  557. Cometido
  558. Comicial
  559. Comicios
  560. Comienzo de ejecución del delito
  561. Comisar
  562. Comisaría
  563. Comisario
  564. Comisario del pueblo
  565. Comisario testamentario
  566. Comisión
  567. Comisión fiscalizadora
  568. Comisión mercantil
  569. Comisión rogatoria
  570. Comisionado
  571. Comisionado municipal
  572. Comisiones paritarias
  573. Comisiones parlamentarias
  574. Comisionista
  575. Comiso
  576. Comisorio
  577. Comité
  578. Comité de empresa
  579. Comité Jurídico Internacional de la Aviación (CJIA)
  580. Comité paritario
  581. Comitente
  582. "Commenda"
  583. "Commercium"
  584. "Commixtio"
  585. "Common law"
  586. "Commonwealth"
  587. Comodante
  588. Comodatario
  589. Comodato
  590. Compadrazgo
  591. Compadre
  592. Compañía
  593. Compañía colectiva
  594. Compañía de almacenes generales de depósito
  595. Comparado
  596. Comparecencia
  597. Comparecer
  598. Compareciente
  599. Comparición
  600. Comparte
  601. Compaternidad
  602. Compatibilidad
  603. Compatibilidad de beneficios en Derecho Laboral
  604. Compensable
  605. Compensación
  606. Competencia
  607. Competencia desleal
  608. Competente
  609. Compilación
  610. Compilador
  611. Complemento de legítima
  612. Cómplice
  613. Cómplice necesario
  614. Cómplice secundario
  615. Complicidad
  616. Complot
  617. Componer
  618. Composición
  619. Compra
  620. Comprador
  621. Comprar
  622. Compraventa
  623. Compraventa a distancia
  624. Compraventa a ensayo o prueba
  625. Compraventa a plazos
  626. Compraventa a término
  627. Compraventa al contado o a la vista
  628. Compraventa con reserva de dominio
  629. Compraventa mercantil
  630. Comprobación
  631. Comprobante
  632. Comprometer
  633. Compromisario
  634. Compromiso
  635. Compromiso arbitral
  636. Compromiso histórico
  637. Compromiso político
  638. Compromiso procesal
  639. Compulsa
  640. Compulsar
  641. Compulsión
  642. Compulsivo
  643. Compulso
  644. Compurgación
  645. Compurgador
  646. Computar
  647. Común
  648. Comuna
  649. Comunal
  650. Comunero
  651. Comuneros
  652. Comunicación
  653. Comunicación judicial
  654. Comunidad
  655. Comunidad de bienes
  656. Comunidad de pastos
  657. Comunidad hereditaria
  658. Comunidad incidental
  659. Comunismo
  660. Conato
  661. Concausa
  662. Concebido
  663. Concedente
  664. Conceder
  665. Concejal
  666. Concejalía
  667. Concejil
  668. Concejo
  669. Concejo abierto
  670. Concejo de la Mesta
  671. Concentración
  672. Concepción
  673. Concertador de privilegios
  674. Concertar
  675. Concesión
  676. Concesión administrativa
  677. Concesión de servicios públicos
  678. Concesionario
  679. Conciencia
  680. Concierto
  681. Conciliación
  682. Concilio
  683. Cónclave o conclave
  684. Concluir
  685. Conclusión
  686. Conclusiones
  687. Concluso
  688. Concordato
  689. Concordato eclesiástico
  690. Concubina
  691. Concubinario
  692. Concubinato
  693. Concúbito
  694. Concurrencia desleal
  695. Concursado
  696. Concursar
  697. Concurso
  698. Concurso civil de acreedores
  699. Concurso de acciones
  700. Concurso de acreedores
  701. Concurso de circunstancias
  702. Concurso de delitos
  703. Concurso de leyes
  704. Concurso especial
  705. Concurso ideal
  706. Concurso preventivo
  707. Concurso real
  708. Concusión
  709. Concusionario
  710. Conchabamiento o conchabanza
  711. Conchabar
  712. Conchabarse
  713. Conchabo
  714. Condado
  715. Condal
  716. Conde
  717. Conde de Castilla
  718. Condecoración
  719. "Condemnatio"
  720. Condena
  721. Condena accesoria
  722. Condena condicional
  723. Condena de futuro
  724. Condena en costas
  725. Condena en suspenso
  726. Condenado
  727. Condenas conminatorias o compulsorias
  728. Condestable
  729. Condición
  730. Condición casual
  731. Condición cierta
  732. Condición conjunta
  733. Condición disyuntiva
  734. Condición ilícita
  735. Condición imposible
  736. Condición incierta
  737. Condición inmoral
  738. Condición mixta
  739. Condición necesaria
  740. Condición negativa
  741. Condición positiva
  742. Condición potestativa
  743. Condición prohibida
  744. Condición resolutoria
  745. Condición superflua
  746. Condición suspensiva
  747. Condición torpe
  748. Condicional
  749. Condicionar
  750. Condiciones generales de contratación
  751. "Condictio"
  752. "Condictio causa data, causa non secuta"
  753. "Condictio ex lege"
  754. "Condictio incerti"
  755. "Condictio indebiti"
  756. "Condictio ob iniustam causam"
  757. "Condictio sine causa"
  758. "Condictio sine qua non"
  759. "Conditio"
  760. Condominio
  761. Condominio por confusión de límites
  762. Condominio por indivisión forzosa
  763. Condómino
  764. Condonación
  765. Condonar
  766. Conducción
  767. Conducta
  768. Conducta casual
  769. Conducta culpable
  770. Conducta fraudulenta
  771. Conducta procesal temeraria o maliciosa
  772. "Conductio"
  773. Conductor
  774. Condueño
  775. Confabulación
  776. "Confarreatio"
  777. Confederación
  778. Confederación de sindicatos
  779. Conferencia
  780. Conferencia de Bretton Woods
  781. Conferencia de Dumbarton Oaks
  782. Conferencia de San Francisco de California
  783. Conferencia Internacional del Trabajo
  784. Conferencia Panamericana
  785. Conferencias internacionales
  786. Conferir
  787. Confesante
  788. Confesar
  789. Confesión
  790. Confesión calificada
  791. Confesión de dote
  792. Confesión del delito
  793. Confesión en juicio
  794. Confesión extrajudicial
  795. Confesión ficta
  796. Confesión judicial
  797. Confesión sacramental
  798. Confesión simple
  799. Confeso
  800. Confesor
  801. Confesoria
  802. Confianza
  803. Confidente
  804. Confinamiento
  805. Confirmación
  806. Confirmación de actos jurídicos
  807. Confirmación sacramental
  808. Confirmar
  809. Confiscación
  810. Conflicto
  811. Conflicto de leyes
  812. Conflicto intersindical
  813. Conflictos de jurisdicciones
  814. Conflictos del trabajo
  815. Conformidad
  816. Confrontación
  817. Confusión
  818. Confusión de cosas
  819. Confusión de derechos
  820. Confusión de límites
  821. Confusión de patrimonios
  822. Congelación
  823. Congelación de fondos
  824. Congelación de precios
  825. Congregación Consistorial
  826. Congregación de la Disciplina de los Sacramentos
  827. Congregación de la Propagación de la Fe
  828. Congregación de los Sagrados Ritos
  829. Congregación de Negocios Eclesiásticos Extraordinarios
  830. Congregación de Religiosos
  831. Congregación de Seminarios y Universidades
  832. Congregación del Ceremonial
  833. Congregación del Concilio
  834. Congregación del Santo Oficio
  835. Congregación para la Iglesia Oriental
  836. Congresal
  837. Congresista
  838. Congreso
  839. Congreso constituyente
  840. Congresos de Lima
  841. Congresos internacionales
  842. Congrua
  843. Congruencia
  844. Conjetura
  845. Conjuez
  846. Conjunción
  847. Conjuntiva
  848. Conjunto económico
  849. Conjuración
  850. Conminación
  851. Conminar
  852. Conmixtión
  853. Conmoriencia
  854. Conmutación de pena
  855. Conmutativo
  856. Connivencia
  857. Connubio
  858. "Connubium"
  859. Conocencia
  860. Conocimiento
  861. Conocimiento de embarque
  862. Conquista
  863. Consanguíneo
  864. Consanguinidad
  865. Conscientemente
  866. Consecuencia
  867. Consejero
  868. Consejo
  869. Consejo de administración
  870. Consejo de Administración de la 0.I.T
  871. Consejo de Administración Fiduciaria
  872. Consejo de Asistencia Económica Mutual (COMECON)
  873. Consejo de Castilla
  874. Consejo de Defensa Nacional
  875. Consejo de empresa
  876. Consejo de Estado
  877. Consejo de fábrica
  878. Consejo de familia
  879. Consejo de gestión
  880. Consejo de guerra
  881. Consejo de Indias
  882. Consejo de ministros
  883. Consejo de Seguridad
  884. Consejo de vigilancia
  885. Consejo Económico y Social
  886. Consejo Nacional de Relaciones Profesionales
  887. Consejo paterno
  888. Consejo Supremo de Indias
  889. Consenso
  890. Consensual
  891. "Consensus matrimonialis"
  892. Consentimiento
  893. Consentimiento matrimonial
  894. Consentimiento tácito
  895. Consentir
  896. Conservación
  897. Considerando
  898. Consignación
  899. Consignatario
  900. Consignativo
  901. "Consilium domesticum"
  902. "Consilium fraudis"
  903. "Consilium principis"
  904. Consistorio
  905. "Consistorium"
  906. Consocio
  907. Consolidación
  908. Consolidar
  909. Consorcio
  910. Consorte
  911. Consortes
  912. Conspiración
  913. Constitución
  914. Constitución apostólica
  915. Constitución de la dote
  916. Constitución imperial
  917. Constitucional
  918. Constitucionalidad
  919. Constitucionalismo
  920. Constituir
  921. Constituirse
  922. Constituto posesorio
  923. Constituyente
  924. Constreñimiento
  925. Construcción
  926. Consuegro
  927. Consueta
  928. Consuetud
  929. Consuetudinario
  930. Cónsul
  931. Consulado
  932. Consulado del mar
  933. Consular
  934. Consulazgo
  935. Consulta
  936. Consultivo
  937. Consultor
  938. Consultor del Santo Oficio Contador público
  939. Consultor del Santo Oficio
  940. Consultorio
  941. Consumación del delito
  942. Consumación del matrimonio
  943. Consumado
  944. Consumar
  945. Consumible
  946. Consumición
  947. Consumir
  948. Consumo
  949. Consumos
  950. Contabilidad
  951. Contado
  952. Contador
  953. Contador de buque
  954. Contador fiscal
  955. Contador partidor
  956. Contador público
  957. Contaduría de hipoteca
  958. Contaduría General de la Nación
  959. Contagio de enfermedades venéreas
  960. Contaminación
  961. Contante
  962. Contencioso
  963. Contencioso administrativo
  964. Contenta
  965. Contestación de la demanda
  966. Conteste
  967. Contienda intersindical
  968. Continencia de la causa
  969. Continuo
  970. "Contra non valentem agere non currit praescriptio"
  971. Contraalmirante
  972. Contrabandista
  973. Contrabando
  974. Contrabando de guerra
  975. Contracautela
  976. Contractual
  977. Contrademanda
  978. Contradictorio
  979. Contradocumento
  980. Contraescritura
  981. Contraestipulación
  982. Contrainstrumento
  983. Contralor
  984. Contramarca
  985. Contraparte
  986. Contraprestación
  987. Contraprotesto
  988. Contraprueba
  989. Contraquerella
  990. Contrario
  991. Contrarrevolución
  992. Contraseguro
  993. Contraseña
  994. Contraste
  995. Contrata
  996. Contratación
  997. Contratante
  998. Contratar
  999. Contratista
  1000. Contrato
  1001. Contrato a la gruesa
  1002. Contrato a término
  1003. Contrato a título gratuito
  1004. Contrato a título oneroso
  1005. Contrato abierto
  1006. Contrato abstracto
  1007. Contrato accesorio
  1008. Contrato administrativo
  1009. Contrato al mejor postor
  1010. Contrato aleatorio
  1011. Contrato atípico
  1012. Contrato bilateral
  1013. Contrato cautelar
  1014. Contrato civil
  1015. Contrato colectivo de condiciones de trabajo
  1016. Contrato complejo
  1017. Contrato condicional
  1018. Contrato conmutativo
  1019. Contrato consensual
  1020. Contrato consigo mismo
  1021. Contrato de adhesión
  1022. Contrato de ajuste
  1023. Contrato de aprendizaje
  1024. Contrato de arrendamiento
  1025. Contrato de cambio
  1026. Contrato de capitalización
  1027. Contrato de comodato
  1028. Contrato de compraventa
  1029. Contrato de depósito
  1030. Contrato de doble
  1031. Contrato de donación
  1032. Contrato de edición
  1033. Contrato de ejecución instantánea
  1034. Contrato de ejecución sucesiva
  1035. Contrato de empresa
  1036. Contrato de enganche
  1037. Contrato de equipo
  1038. Contrato de fianza
  1039. Contrato de fletamento
  1040. Contrato de garantía
  1041. Contrato de hospedaje
  1042. Contrato de licencia
  1043. Contrato de locación
  1044. Contrato de mandato
  1045. Contrato de mutuo
  1046. Contrato de obra
  1047. Contrato de opción
  1048. Contrato de pasaje
  1049. Contrato de permuta
  1050. Contrato de publicidad
  1051. Contrato de seguro
  1052. Contrato de sociedad
  1053. Contrato de suministro
  1054. Contrato de trabajo
  1055. Contrato derivado
  1056. Contrato entre ausentes
  1057. Contrato escrito o por escrito
  1058. Contrato estimatorio
  1059. Contrato extintivo
  1060. Contrato fiduciario
  1061. Contrato formal
  1062. Contrato gratuito
  1063. Contrato ilícito
  1064. Contrato innominado o atípico
  1065. Contrato internacional
  1066. Contrato "intuitu personae"
  1067. Contrato judicial
  1068. Contrato leonino
  1069. Contrato lícito
  1070. Contrato literal
  1071. Contrato lucrativo
  1072. Contrato matrimonial
  1073. Contrato mercantil
  1074. Contrato mixto
  1075. Contrato no solemne
  1076. Contrato nominado o típico
  1077. Contrato normativo
  1078. Contrato oneroso
  1079. Contrato plurilateral
  1080. Contrato por correspondencia
  1081. Contrato por cuenta de quien corresponda
  1082. Contrato por persona a nombrar
  1083. Contrato preliminar o preparatorio
  1084. Contrato principal
  1085. Contrato privado
  1086. Contrato público
  1087. Contrato real
  1088. Contrato remuneratorio
  1089. Contrato simulado
  1090. Contrato sinalagmático
  1091. Contrato social
  1092. Contrato solemne
  1093. Contrato típico
  1094. Contrato unilateral
  1095. Contrato usurario
  1096. Contrato verbal
  1097. Contravención
  1098. Contrayente
  1099. Contribución de mejoras
  1100. Contribución territorial
  1101. Contribuciones
  1102. Contribuyente
  1103. Control de cambios
  1104. Control jurisdiccional
  1105. Control obrero
  1106. Controversia
  1107. Contubernio
  1108. Contumacia
  1109. Contumelia
  1110. Convalidación
  1111. Convalidar
  1112. "Convectio in manum"
  1113. Convención
  1114. Convención colectiva de trabajo
  1115. Convención Constituyente
  1116. Convención internacional
  1117. Convenciones matrimoniales
  1118. Convenio
  1119. Convenio colectivo de trabajo
  1120. Convenio de Roma
  1121. Convento
  1122. Convento jurídico
  1123. Conversión
  1124. Convertibilidad
  1125. Convicto
  1126. Convivencia conyugal
  1127. Convocación o convocatoria de acreedores
  1128. Convocatoria
  1129. Cónyuge
  1130. Conyugicida
  1131. Conyugicidio
  1132. Coobligado
  1133. Cooperativas y cooperativismo
  1134. Copartícipe
  1135. Copia
  1136. Copiador de cartas
  1137. Coposeedor
  1138. Coposesión
  1139. Copropiedad
  1140. Copropietario
  1141. Cópula carnal
  1142. "Copyright"
  1143. Cordel
  1144. Cordel de merinas
  1145. Corona
  1146. Coronel
  1147. Corporaciones de oficios
  1148. Corporativismo
  1149. "Corpus"
  1150. "Corpus Iuris Canonici"
  1151. "Corpus Iuris Civilis"
  1152. Correalidad
  1153. Corrección
  1154. Correccional
  1155. Correccionalismo
  1156. Corredor
  1157. Correduría
  1158. Corregidor
  1159. Correidad
  1160. Correo
  1161. Correr
  1162. Correspondencia
  1163. Corresponsal
  1164. Corretaje
  1165. Corriente
  1166. Corrigendo
  1167. Corromper
  1168. Corrupción
  1169. Corruptela
  1170. Corruptor
  1171. Corsario
  1172. Corso
  1173. Corte
  1174. Corte de apelación
  1175. Corte de casación
  1176. Corte de Justicia de las Comunidades Europeas (C.J.C.E.)
  1177. Corte Internacional de Justicia
  1178. Corte Suprema de Justicia
  1179. Cortes
  1180. Cortes Constituyentes
  1181. Cortes ordinarias
  1182. Cortesía
  1183. Cortesía internacional
  1184. Corvea
  1185. Cosa
  1186. Cosa accesoria
  1187. Cosa ajena
  1188. Cosa común
  1189. Cosa consumible
  1190. Cosa corporal
  1191. Cosa divisible y cosa indivisible
  1192. Cosa específica
  1193. Cosa fuera de comercio
  1194. Cosa fungible
  1195. Cosa genérica
  1196. Cosa inalienable
  1197. Cosa incorporal
  1198. Cosa indivisible
  1199. Cosa inmaterial
  1200. Cosa inmueble
  1201. Cosa juzgada
  1202. Cosa litigiosa
  1203. Cosa mueble
  1204. Cosa no consumible
  1205. Cosa no fungible
  1206. Cosa nullíus
  1207. Cosa principal
  1208. Cosa universal
  1209. Cosa vendida
  1210. Cosas en tránsito
  1211. Cosecha
  1212. Costa
  1213. Costas
  1214. Coste o costo
  1215. Costumbre
  1216. Cotejo
  1217. Cotización
  1218. Coto
  1219. Covachuela
  1220. Covada
  1221. Credenciales
  1222. Crédito
  1223. Crédito anticrético
  1224. Crédito común o simple
  1225. Crédito exigible
  1226. Crédito extraordinario
  1227. Crédito hipotecario
  1228. Crédito incobrable
  1229. Crédito líquido
  1230. Crédito litigioso
  1231. Crédito ordinario
  1232. Crédito pignoraticio o prendario
  1233. Crédito privilegiado
  1234. Crédito público
  1235. Crédito quirografario
  1236. Crédito refaccionario
  1237. Crédito solidario
  1238. Cremación
  1239. Crematística
  1240. Cretinismo
  1241. Criado
  1242. Criatura
  1243. Crimen
  1244. Crimen de guerra
  1245. "Crimen maiestatis"
  1246. Crimen pasional
  1247. Crimen perfecto
  1248. "Crimen repetundarum"
  1249. "Crimen residuorum"
  1250. "Crimen vis"
  1251. Criminal
  1252. Criminalidad
  1253. Criminalista
  1254. Criminalística
  1255. Criminalmente
  1256. Criminología
  1257. Criollo
  1258. Crisis
  1259. Cristiano
  1260. Cruz
  1261. Cruz del matrimonio
  1262. Cruz Roja
  1263. Cuaderno de bitácora
  1264. Cuaderno de prueba
  1265. Cuadrilla
  1266. Cualidad de la pena
  1267. Cualidad del delito
  1268. Cuantía
  1269. Cuarentena
  1270. Cuarta falcidia
  1271. Cuarta Internacional
  1272. Cuarta marital
  1273. Cuarta pegasiana
  1274. Cuarta trebeliánica
  1275. Cuartel
  1276. Cuarto
  1277. Cuasicontrato
  1278. Cuasidelito
  1279. Cuasiposesión
  1280. Cuasiusufructo
  1281. Cuatrero
  1282. Cuatro libertades
  1283. Cuatrocientos
  1284. Cuatropea
  1285. Cubrir
  1286. Cubrirse
  1287. Cuenta
  1288. Cuenta conjunta
  1289. Cuenta corriente
  1290. Cuenta de ganancias y pérdidas
  1291. Cuenta de resaca
  1292. Cuentacorrentista
  1293. Cuentas en participación
  1294. Cuerda
  1295. Cuerdo
  1296. Cuerpo
  1297. Cuerpo de escritura
  1298. Cuerpo del delito
  1299. Cuerpo diplomático
  1300. Cuerpo legal
  1301. Cuestión
  1302. Cuestión de competencia
  1303. Cuestión de confianza
  1304. Cuestión de hecho
  1305. Cuestión de puro derecho
  1306. Cuestión prejudicial
  1307. Cuestión previa
  1308. Cuestión social
  1309. Cuestor
  1310. Cuestura
  1311. Cuidado
  1312. Culpa
  1313. Culpa aquiliana
  1314. Culpa civil
  1315. Culpa concurrente
  1316. Culpa contractual
  1317. Culpa cuasidelictual
  1318. Culpa delictual
  1319. Culpa extracontractual
  1320. Culpa grave o lata
  1321. Culpa "in contrahendo" o precontractual
  1322. "Culpa in eligendo"
  1323. Culpa leve
  1324. Culpa levísima
  1325. Culpa penal
  1326. Culpabilidad
  1327. Culpable
  1328. Culto
  1329. Cultura
  1330. "Cultus disparilitas"
  1331. Cúmplase
  1332. Cumplimiento
  1333. Cumplimiento de la obligación
  1334. Cumplimiento del deber
  1335. Cuñado
  1336. Cuota
  1337. Cuotalitis
  1338. Cupo
  1339. Cupón
  1340. Cura
  1341. Curador
  1342. Curador ad lítem
  1343. Curaduría
  1344. Curanderismo
  1345. Curatela
  1346. Curatela dativa
  1347. Curatela legítima
  1348. Curatela testamentaria
  1349. Curato
  1350. Curia
  1351. Curia diocesana
  1352. Curia romana
  1353. Curial
  1354. Curso
  1355. Curso forzoso
  1356. Curso legal
  1357. Cursos de aguas
  1358. Custodia
  1359. Czar


Cabal

Según peso o medida exacta. | Justo, perfecto. | Acabado, completo. | Como arcaísmo, caudal o capital. | En Cataluña y Aragón, pegujal o peculio que se entrega a los segundogénitos, cuando no son herederos o cabaleros (Dic. Der. Usual).  

Cábala

Tradición oral judaica para explicar el Antiguo Testamento. | Interpretación supersticiosa y complicada de la Biblia, fundándose en combinaciones de letras y otras rarezas. | Adivinación mediante calculo supersticioso (Dic. Der. Usual).  

Cabaler o cabalero

El primero de los vocablos, en Cataluña, y el otro, en Aragón, expresan lo mismo: el segundogénito o hijo ulterior, sin derechos preferentes por costumbres, leyes o capitulaciones matrimoniales, y por ello al margen de la sucesión de los ascendientes, de sobrevivir el hermano mayor o su descendencia (L. Alcalá-Zamora). (v. MAYORAZGO.)  

Caballerato

En Derecho Canónico, dispensa pontificia que otorga facultad para percibir pensiones eclesiásticas al seglar que contrae matrimonio. | Tal pensión. | En la Cataluña medioeval, estado intermedio entre la nobleza y el estado llano, por concesión real.  

Caballería

Instituto propio de los antiguos caballeros que hacían profesión de las armas. | Cuerpo de nobles de un lugar. | Exenciones y privilegios de que gozaban los antiguos caballeros, como nobleza. | Despojos que a cada caballero correspondían en el botín de guerra. | Tierras que se repartían a los caballeros que habían contribuido a conquistar territorios (Dic. Der. Usual).  

Caballero

Sujeto que estaba armado y servía en las antiguas órdenes de caballería (v.). | Hidalgo de acreditada nobleza. | Hoy, cualquier hombre de consideración. | También sinónimo de señor, como título de cortesía, e incluso, de hombre en general.  

Caballete

Es, en una de sus acepciones, la línea horizontal y más elevada de un tejado, de la cual arrancan las vertientes. De ahí que, a la servidumbre consistente en la obligación que tiene el dueño de un predio de permitir que desagüen sobre su terreno las aguas pluviales que caen en el tejado del vecino, se la llame derecho de caballete. Tuvo importancia en el Derecho Romano, pero en la actualidad la ha perdido, porque no solo las ordenanzas municipales impiden que tal cosa ocurra, sino también porque algunos códigos civiles obligan a los propietarios a construir los techos de manera que las aguas pluviales caigan sobre su propio suelo, sobre la calle o sitios públicos. Esto, con la excepción de que, cuando por la costumbre del pueblo los edificios se hallen construidos de manera que las goteras caigan sobre el suelo ajeno, su dueño no tiene el derecho de impedirlo. El Código Civil de la ARGENTINA advierte que una construcción semejante no constituye servidumbre, pues el dueño del predio que recibe las goteras puede hacer construcciones sobre la pared divisoria en forma que elimine el goteo, siempre que haga las obras necesarias para que el agua caiga en el predio que antes la recibía.  

Cabaña española

En la definición legal del siglo XIX, todo el ganado criado o recriado en la Península y de las cinco especies siguientes: lanar, caballar, vacuno, cabrío y de cerda, cualquiera que sea su raza y sin distinción entre estante, trasterminante y trashumante.  

Cabaña real

El conjunto de ganados trashumantes que en un tiempo componían en España el poderosísimo Concejo de la Mesta (v.).  

Cabeceador

Uno de los nombres dados antiguamente al albacea (v.).  

Cabecilla

Según los términos del Diccionario de Derecho Usual, persona que se destaca en un grupo, en cuyas decisiones influye poderosamente y a la cuál se presta espontáneo y, a veces, fanático acatamiento. | Jefe de un grupo de rebeldes. | En las guerras civiles o de independencia, quien manda fuerzas contrarias a las del gobierno establecido. | Director de una banda de delincuentes. (v. CAUDILLO.)  

Cabeza

Parte superior y principal del cuerpo humano. | El que gobierna o preside en cualquier cuerpo, comunidad o pueblo. | Principio de alguna cosa, como cabeza de proceso. | El que mueve, dirige o acaudilla algún partido o bando. (v. CABECILLA.) | La persona, como al hablar de sucesor por cabeza. | Juicio, capacidad. | Capital de un territorio. | Res o cada uno de los animales que componen un rebaño, piara, manada u otro conjunto de ganado (Dic. Der. Usual.).  

Cabeza de familia

La persona más caracterizada y la que ejerce la jefatura doméstica. Suele ser el padre y marido; a falta de él. v con mole. la madre viuda. Cuando conviven tres generaciones, influye bastante el estado general del más anciano, y asimismo quien sea el sostén económico del hogar. Tiene tal cabeza diversas facultades morales, legales y de representación con respecto a quienes de él dependen, por estar sometidos ala patria potestad, a la autoridad marital o por la percepción de alimentos o asistencia de su parte (Luis Alcalá-Zamora).  

Cabeza de proceso

El auto que un juez dicta de oficio para iniciar un procedimiento criminal, lo cual no excluye que la iniciativa procesal haya sido por denuncia o querella de un particular, sea la víctima o no.  

Cabeza de sentencia

Preámbulo con que se inicia la redacción de un fallo judicial, donde se mencionan los nombres de los litigantes (si es pleito civil) o el de las partes (si es causa criminal) y el objeto o asunto sobre el cual se litiga o se controvierte, de modo que quede individualizado el proceso y se sepa a quiénes atañe la sentencia (Dic. Der. Usual).  

Cabeza mayor

En la ganadería, caballo, mula o buey. (v. CABEZA MENOR.).  

Cabeza menor

En términos ganaderos, la cabra, el camero y el cerdo. (v. CABEZA MAYOR.)  

Cabezalero

Nombre que en el antiguo Derecho español se daba al albacea (v.).  

Cabida

Superficie o medidas de un terreno. Sobre sus conexiones con lo jurídico. (v. AREA.)  

Cabildo

Cuerpo o comunidad de eclesiásticos capitulares de una iglesia catedral o colegial. | En algunos pueblos, cuerpo o comunidad que forman los eclesiásticos que hay con privilegio para ello. | Junta de hermanos de algunas cofradías y que pueden ser legos. | En algunos puertos, corporación o gremio de matriculados que atiende a socorros mutuos. | En otro sentido, de mayor importancia histórico-jurídica, se llamaron cabildos las corporaciones encargadas de regir un municipio (v.), por lo cual era equivalente de lo que en España se llama ayuntamiento (v.). En la América española, los cabildos fueron los organismos que administraban la justicia local, con atribuciones temporales de poder político. Estaban integrados por vecinos y tenían como funcionarios a los alcaldes y a los regidores. incumbiendo a éstos el cuidado de las Ciudades, la seguridad pública y el sostenimiento de las escuelas. En la población urbana, la función judicial era ejercida por los alcaldes de primero y segundo voto. En la ARGENTINA, el primer cabildo que se formó fue el de Santiago del Estero y su primera acta capitular es del año 1554. Llámase cabildo gobernador el que se constituyó en Buenos Aires a raíz de la Revolución de Mayo de 1810. Tomó a su cargo el gobierno político. A partir de la declaración de la independencia, se fueron suprimiendo paulatinamente los cabildos provinciales; el último de ellos, el de San Salvador de Jujuy, en el año 1837; es de advertir que en Buenos Aires, por iniciativa de Rivadavia, fueron abolidas las instituciones capitulares el año 1821. Históricamente, se llamaron cabildos abiertos (o concejos abiertos), con referencia a algunas regiones españolas, la reunión de todos los vecinos de un municipio constituidos en asambleas generales. Fueron, pues, una manifestación de democracia directa. Esos concejos designaban un corto número de personas para que, como delegados suyos y por el término de un año, cuidasen del cumplimiento de sus decisiones. A estos organismos delegados se los denominó cabildos o concejos cerrados, que más adelante habrían de convertirse en los actuales ayuntamientos. En Buenos Aires. el primer cabildo abierto se reunió el año 1667 para tratar graves cuestiones políticas. Pero los más importantes, por su finalidad y consecuencias, fueron el de 4 de agosto de 1806 y el de 22 de mayo de 1810. Con posterioridad se celebraron cabildos abiertos en 1811, 1816 y 1820.  

Cables submarinos

Denomíname así los que establecen comunicaciones telegráficas y telefónicas a través de los mares, entre distintas naciones y continentes. Su importancia jurídica es evidente y afecta de manera señalada al Derecho Internacional Publico, ya que tienen que instalarse a lo largo no solo del mar libre, sino también de las aguas jurisdiccionales del país que los instala y de las del país que los recibe. Ello obligó a adoptar medidas internacionales para la protección de los cables. En la Convención de París de 1884 (pues el primer cable se extendió en 1851, entre Dover y Calais; el segundo, entre Boulogne y Folkestone, en 1852; el tercero, entre Ramsgate y Ostende, en 1853; y el cuarto entre Inglaterra y Estados Unidos, en 1858) se declaró punible la ruptura, voluntaria o por negligencia culpable, de un cable submarino, se prohibió que los buques se acercasen a los barcos cableros a distancia menor de una milla cuando éstos estuviesen trabajando en el tendido o reparación de un cable y se atribuyó a los tribunales del país del buque infractor la competencia para juzgar tales contravenciones.  

Cabo

Del latín caput (cabeza). | El primer escalón jerárquico en la milicia, con mando inmediato sobre soldados rasos.  

Cabo de vara

Antiguo guardián de prisioneros que imponía su autoridad con una vara, con la que apaleaba discrecionalmente a los presos.  

Cabotaje

(v. NAVEGACIóN DE CABOTAJE.)  

Cabrevación

Acción y efecto de cabrevar, de apear en los terrenos realengos las incas que estaban sujetas al pago de los derechos del patrimonio real. | Derecho del dueño directo para obtener del enfiteuta el reconocimiento del censo.  

Cacique

(v. CACIQUISMO.)  

Caciquismo

Dominación o influencia del cacique de un pueblo o comarca. Cacique, en su verdadera acepción, se llamaba el señor de vasallos o superior en alguna provincia o pueblo de indios. Con sentido figurado, derivado del anterior, se llama cacique la persona que en un pueblo o comarca ejerce excesiva influencia en asuntos políticos o administrativos. Esta expresión tiene importancia no en el Derecho Político, sino en la corruptela del Derecho Político, porque sirve para designar una actividad pública absolutamente ilegítima y reprobable dentro de la organización de un Estado de Derecho. Por eso las palabras cacique (que los conquistadores españoles oyeron en las islas de Barlovento) y caciquismo se emplean siempre con sentido peyorativo. Pese a ello, el caciquismo ha ejercido durante mucho tiempo maléfica influencia en la organización política española, así como también en la hispanoamericana, aun cuando en ésta los vocablos más corrientes son "caudillo" y "caudillismo". Con esto se advierte que la palabra caudillo, con que se designa o autodesigna el mal llamado jefe de algún Estado, jurídicamente debe ser entendida también en sentido peyorativo.  

Cachear

Registrar a gente sospechosa para quitarle las armas que pueda llevar ocultas. En algunos países sudamericanos se llama "palpar de armas".  

Cachetero

Puñal corto y muy agudo usual para delincuentes de otros tiempos.  

Cachorrillo

Pistola pequeña.  

Cadalso

Tablado en que se ejecuta la pena de muerte. (v. GARROTE.)  

Cadáver humano

Cuerpo de una persona que ha perdido la vida. La expresión tiene importancia jurídica, porque la muerte, la conversión de una persona en cadáver, da origen a diversos derechos y obligaciones, empezando por los de orden sucesorio, inclusive los que afectan a quien corresponde el destino que se ha de dar al cuerpo muerto (enterramiento, cremación, lugar en que se ha de efectuar, etc.). Criminológicamente, la desviación sexual hacia los cadáveres constituye la aberración llamada necrofilia, así como necrofagia, la tendencia a comer cadáveres. Criminalísticamente puede constituir el primer elemento de investigación de un delito. Y, en orden al Derecho Penal, la profanación, la inhumación o la exhumación ilegales, la ocultación de cadáveres configuran diversos delitos.  

Cadena

Materialmente, serie de eslabones metálicos. | Sujeción. De la combinación de ambas acepciones, nena antigua en que el condenado estaba efectivamente encadenado, para evitar su fuga y para mayor sufrimiento. De ahí la denominación de algunas penas privativas de libertad, con cadena o sin ella el reo, como cadena perpetua y cadena temporal. En otro aspecto penal propio de los siglos XV a XVIII, aproximadamente, el conjunto de galeotes o de presidiarios que iban a cumplir la pena a que habían sido condenados, atados con grillos y con una cadena que rodeaba a grupos de 12 ó 14, para impedir evasiones durante los traslados. Como sucesión de acontecimientos, la voz ha originado la locución laboral e industrial del trabajo en cadena (v.).  

Cadí

Entre los árabes, el que juzga o decide, funcionario cuya principal misión es administrar justicia, si bien pueden conferírsele otras atribuciones, tales como labrar las actas de matrimonio, mantener el orden público en las calles y plazas, cuidar de la correcta gestión de los bienes de los incapaces.  

Caducidad

Acción y efecto de caducar, acabarse, extinguirse, perder su efecto o vigor, por cualquier motivo, alguna disposición legal, algún instrumento público o privado o algún acto judicial o extrajudicial. La caducidad se puede producir, entre otros motivos, por la prescripción, por el vencimiento del plazo, por falta de uso, por desaparición del documento.  

Caducidad cambiaria

Caducidad (v.) de los derechos emanados de un título de crédito, como consecuencia de su no ejercicio dentro de ciertos plazos legales.  

Caducidad de disposiciones testamentarias

Es la que se produce en los casos en que el instituido no puede aprovecharse de la institución por hechos sobrevinientes al acto testamentario; por ejemplo, cuando el heredero o el legatario premueren al testador, o cuando el derecho establecido testamentariamente este subordinado a una condición o a un plazo suspensivo, si resulta ineficaz por haber desaparecido el beneficiario antes de que se cumpla la condición o de que venza el término; o cuando falte la condición suspensiva a que la institución estaba subordinada; o cuando la cosa determinada objeto de la institución perece por caso fortuito antes de la muerte del testador o antes del cumplimiento de la condición.  

Caducidad de la concesión

Referida a las obras y servicios públicos, es la que se produce por incumplimiento de alguna de las condiciones o plazos en que incurre el concesionario. Así, por ejemplo, si no deposita la fianza a que estaba obligado, si no empieza las obras o la prestación de los servicios dentro del plazo comprometido. Asimismo caduca la concesión por la terminación del plazo para el que había sido otorgada.  

Caducidad de la hipoteca

Más bien caducidad de la inscripción de la hipoteca. Como es sabido, la hipoteca sólo produce efecto contra terceros desde que ha sido registrada en la oficina pública correspondiente. Pero las legislaciones suelen fijar un plazo de validez de la inscripción, pasado el cual pierde su validez de pleno derecho. No invalida el contrato entre las partes, pero su subsistencia ya no afecta a terceros que de buena fe hayan adquirido el inmueble hipotecado. El acreedor hipotecario puede pedir la renovación de la inscripción antes de su vencimiento y por períodos iguales, lo que evita su caducidad.  

Caducidad de la instancia

Modo de extinguirse la relación procesal por la inactividad de las partes durante cierto período.  

Caja de maternidad

En este sentido, la caducidad llamada también perención supone un abandono de la instancia (v.).  

"Caducorum vindicatio"

Reivindicación de los bienes caducos que hubieran correspondido a sus hijos, realizada por el jefe de familia instituido en el mismo testamento; a falta de él, por el tesoro del pueblo romano, y luego, por el fisco imperial (Dic. Der. Usual).  

Caer

Desaparecer, extinguirse, dejar de ser, como una monarquía o un ministerio. | Perder empleo, favor o fortuna. | Incurrir en error o ignorancia, y en peligro o daño. | Disminuirse o debilitarse el animo, los bienes, la salud. | Llegar el plazo para el devengo de frutos, rentas o intereses. | Corresponder un premio en lotería, rifa o sorteo. | Tocar un bien, especialmente mueble y de valor, en una partición. | Entregarse una mujer. | Quedar incluido en una categoría o denominación. | Rendirse al enemigo una nación o parte de ella (Dic. Der. Usual).  

Caíd

En árabe, el que manda. Funcionario que ejerce funciones de policía y de administración y que interviene en materia impositiva. La Academia se circunscribe a las acepciones de juez o gobernador, especialmente en Argel.  

Caja

Aparte el objeto hueco que resulta adecuado para guardar distintas cosas, y alguna con el relieve jurídico de la caja de seguridad (v.), nombre de distintas oficinas e incluso entidades encargadas de recibir fondos y de efectuar determinadas prestaciones en dinero como la caja de ahorros (v.).  

Caja de ahorros

La Academia la define como establecimiento, casi siempre benéfico, destinado a recibir cantidades pequeñas que vayan formando un capital a sus dueños, devengando réditos en su favor. Tal definición, que pudo tener sentido en épocas pasadas, no lo tiene actualmente: en primer lugar porque carece de toda idea benéfica y constituye un modo muy corriente de inversión del dinero, tanto por la mayor seguridad que ofrece con respecto a otras inversiones, cuanto por lo elevado de los réditos que produce, y en segundo lugar, porque esa inversión no es ya de pequeñas cantidades, sino frecuentemente de sumas elevadas, por las razones precedentemente expuestas. Dicha forma de inversión es todavía más frecuente en aquellos países cuya situación económica ofrece pocas garantías en los negocios. Las cajas de ahorros suelen estar a cargo de los bancos privados o públicos. Los depósitos en cajas de ahorros bancarias están garantizados en algunos países por su Banco Central.  

Caja de amortización

En España se llamó así el establecimiento público que tenía a su cargo liquidar y clasificar las deudas del Estado, pagar los réditos y extinguir los capitales, administrando y recaudando los fondos aplicados a este objeto. Las funciones de dicha caja pasaron posteriormente a la Dirección General de la Deuda.  

Caja de garantía

La producción de un accidente de trabajo o de una enfermedad de trabajo da origen al derecho de la víctima para obtener la reparación del daño sufrido, en la forma y cuantía que la ley determina, y que es extensiva a determinados familiares cuando el siniestro ha producido la muerte del trabajador. Como es natural, el pago de la indemnización corre por cuenta del patrono al servicio del cual se ha producido el siniestro. Mas sucedía frecuentemente que, cuando llegaba el momento de hacer efectiva la reparación, el patrono resultaba insolvente y los derechos de la víctima o de sus derecho habientes quedaban burlados. Para evitar que eso ocurriera, las legislaciones adoptaron uno de estos dos sistemas, o los dos conjuntamente: imponer a los patronos la obligación de asegurar a los trabajadores contra aquellos riesgos en una entidad aseguradora, pública en algunos países y privada en otros, y crear una caja o fondo de garantía, nutrida con determinados ingresos, para hacer frente al pago de las indemnizaciones cuando la insolvencia patronal impidiera percibirlas.  

Caja de jubilaciones

Institución de carácter oficial que tiene por finalidad otorgar prestaciones jubilatorias a los trabajadores que han llegado a determinadas edades y han cumplido cierto tiempo de servicios, o que han quedado inválidos para el trabajo. También otorga pensiones a algunos familiares del trabajador fallecido, siempre que reúnan las circunstancias que la ley exige. Los fondos de las cajas se forman con las aportaciones de los empleadores y de los empleados, calculadas sobre un porcentaje de los sueldos o salarios. (v. JUBILACIóN, PREVISIóN SOCIAL.)  

Caja de maternidad

La que tiene por finalidad formar un fondo destinado a ayudar económica y sanitariamente a las mujeres embarazadas, a las parturientas y a las madres recientes que estén afiliadas o incorporadas a este seguro social por razón de trabajo. Sobre la materia se aprobó la Convención 3, en la Conferencia Internacional de Washington de 1919, ratificada por la ley ARGENTINA 11.726, del 26 de septiembre de 1933. El Convenio 103, de 1952, ha extendido este amparo femenino a diversas esferas laborales. (v. PREVISIóN SOCIAL, PROTECCIóN DE LA MATERNIDAD.)  

Caja de resistencia

La destinada a recaudar fondos para socorrer a los trabajadores por cuenta ajena mientras dura una situación de huelga de éstos o mientras dichos fondos no se agoten. Como es natural, dichas cajas están formadas por los respectivos sindicatos de trabajadores y mediante aportaciones de éstos.  

Caja de seguridad

Servicio que muchos bancos ofrecen a sus clientes, consistente en alquilarles una caja metálica e inamovible, cuyo tamaño es variable, que está instalada en una sección especial y debidamente protegida para que puedan guardar allí valores y objetos y retirarlos cuantas veces así les interese. Con el fin de que la apertura de la caja sólo pueda ser efectuada por su titular o titulares, y de que se mantenga el secreto de su contenido, ignorado por el propio banco, se adoptan diversas medidas precaucionales: registro de la firma del titular en el momento de efectuarse el alquiler; firma de una ficha cada vez que se quiere abrir la caja y cotejo con la firma inicial antes de darle paso ala sección correspondiente; acompañamiento de un empleado del banco; utilización de doble llave, una que está en poder del cliente y que, naturalmente, es distinta para cada caja, y otra que lleva el empleado, común a todas las cajas, no pudiéndose efectuar la apertura si no es con el concurso de ambas. Una vez que el empleado usa la llave, el cliente queda solo o pasa a un cuarto especial para mantener en secreto lo que mete en la caja o lo que saca de ella. Se ha discutido ampliamente la naturaleza de este contrato, pero la opinión prevaleciente es que no se trata de un depósito, porque el banco no recibe ni conoce las cosas que guarda la caja ni responde de ellas. Se trata simplemente de una locación, pues lo único que hace el banco es poner la caja a disposición del cliente y facilitarle el acceso al lugar en que se encuentre, percibiendo por ello el precio fijado.  

Calabozo

Lugar seguro, las más veces lóbrego y aun subterráneo, donde se encierra a determinados presos. | Aposento de la cárcel para incomunicar a un preso (Dic. Acad.).  

Calamidad

Desgracia o infortunio que alcanza a muchas personas. Su interés jurídico se encuentra vinculado con el Derecho Penal, puesto que constituye una circunstancia agravante de la responsabilidad respecto a ciertos delitos contra la propiedad cuando se cometen aprovechando las facilidades provenientes de un estrago, de una conmoción pública o de un infortunio particular del damnificado. Ello es así por la mayor maldad que representa aprovechar la desgracia ajena para delinquir en beneficio propio. Esto aparte que actuar criminalmente en esas circunstancias representa un medio de buscar la impunidad, valiéndose de que la preocupación por el estrago público o por la desgracia individual ha de hacer que nadie preste atención al hecho delictivo, como lo prueba la realidad de que los hurtos realizados en esas ocasiones suelen llevarlos a cabo personas que no son delincuentes en momentos normales.  

Calendario

Vocablo que la Academia da como equivalente a almanaque y definido como registro o catálogo que comprende todos los días del año, distribuidos por meses, con datos astronómicos como ortos y ocasos del Sol, su entrada en cada signo del Zodíaco, principio de las estaciones, fases de la Luna y otras muchas noticias y épocas relativas a los actos religiosos y civiles, principalmente de santos y festividades. En el cómputo del tiempo no existe un solo método o sistema, y de ahí que se llame calendario gregoriano el que estableció el papa Gregorio XIII en 1582, cuya característica consiste en no contar como bisiestos los años que terminan siglo, salvo cuando sus dos primeras cifras son múltiplo de 4, para lo cual hizo correr diez días en el mes de octubre de aquel año. Frente a él está el calendario juliano, que cuenta como bisiestos todos los años cuyo número de días es divisible por cuatro, aunque terminen siglo. Se llama así porque lo estableció Julio César para todo el imperio romano. El calendario gregoriano es utilizado actualmente por todas las naciones cristianas, con excepción de las que siguen el cisma griego, y el juliano lo utilizan los cismáticos griegos y es aplicado por las naciones musulmanas para los cálculos astronómicos y los usos de la agricultura. En materia forense, el calendario es importante por cuanto sirve para determinar los días hábiles y los inhábiles, así como para el vencimiento o iniciación de plazos, tanto en materia procesal como en lo civil y comercial.  

Calendas

En el antiguo cómputo romano y en el eclesiástico, el primer día de cada mes, y se empiezan a contar, en cómputo regresivo, desde el día que sigue a los idus del mes antecedente (Escriche). Este mismo autor expresa que se llamaban calendas los primeros días de los meses a partir del griego kaleîn (convocar), porque, llamado y congregado el pueblo en el Capitolio el primer día de cada mes, se hacía un sacrificio por el rey y el pontífice, y se anunciaba el número de días que mediaban hasta las nonas. Otros autores señalan que calendas era lo mismo que co-Zendas, llamadas así, del lat. colere (honrar), porque los antiguos romanos dedicaban el día primero de cada mes al culto de la diosa Juno. Calendario (v.) proviene de calendas. Cabanellas. recogiendo la explicación del Diccionario de la Academia, señala que con la frase calendas griegas se hace referencia irónica a un tiempo que nunca llegará, porque los griegos no tenían calendas.  

Calibre

Diámetro del proyectil y de los cañones de las armas de fuego. Esto último posee decisivo influjo en ciertas pericias que concretan el calibre del arma utilizada en homicidios y lesiones.  

Calicata

Exploración que se hace con labores mineras en un terreno o perforación que se practica para determinar la existencia de minerales o la naturaleza del subsuelo (Dic. Acad.).  

Calidad

Modo de ser. | Carácter o índole. | Condición o requisito de un pacto. | Nobleza de linaje. | Estado, naturaleza, edad y otros datos personales o condiciones que se exigen para determinados puestos, funciones y dignidades (Dic. Der. Usual).  

Califa

Jefe supremo tanto en lo espiritual como en lo temporal en las comunidades de pueblos musulmanes. Históricamente son de señalar los califatos de Oriente, de Córdoba y de Egipto. El califa se considera sucesor de Mahoma y representante de Alá.  

Calificación de la quiebra

Referida a la declarada en el procedimiento de ejecución colectiva, constituye el pronunciamiento judicial encaminado a establecer si la quiebra es casual, culpable o fraudulenta. De que proceda una u otra calificación, dependen las consecuencias jurídicas a que se hace referencia al tratar de la quiebra (v.) en sus diversos aspectos. Esas consecuencias pueden ser no solo de índole civil y mercantil, sino también penal.  

Calificación del delito o procesal

Independientemente de que la sentencia ya representa, en sentido literal, una calificación de los hechos en relación con el delito imputado, en el procedimiento penal acusatorio existe un momento en que las partes han de señalar la naturaleza del delito perseguido, o su inexistencia, a efectos de que el juzgador establezca en el fallo la condena que corresponda o, en su caso. la absolución procedente. Esa calificación ha de ser posterior a la instrucción del sumario, y, según algunas legislaciones, podrá tener carácter provisional o carácter definitivo. El primero sed el que se haga al empezar la tramitación del plenario, y el segundo, el que se establezca una vez conocidas las pruebas practicadas en él, especialmente en aquellos procedimientos que establecen el juicio oral.  

Calificación registra1

Apreciación, examen, comprobación de la legalidad de los títulos y documentos que se presentan en el Registro de la Propiedad, y que hace el registrador antes de proceder al asiento o inscripción de aquéllos. El resultado puede ser aprobatorio, suspensivo o denegatorio. El interesado dispone de recurso ante los tribunales en los dos últimos supuestos, si discrepa de la calificación (L. Alcalá-Zamora).  

Calígrafo

Experto en caligrafía, conocedor de letras y escrituras, con trascendencia frecuente en juicios civiles y penales. (v. PERITO.)  

Calpurnia

(v. "LEX CALPURNIA")  

Calumnia

Etimológicamente, la acusación falsa hecha maliciosamente para causar daño. | Jurídicamente, delito contra el honor de las personas, consistente en la imputación falsa de la comisión de un delito de los que dan lugar a procedimiento de oficio; o sea, al ejercicio de la acción pública. | La legislación argentina la define como la atribución falsa a otro de la comisión de un delito doloso o de una conducta criminal dolosa, aunque sea indeterminada. Como este delito requiere la falsedad en la acusación, es evidente que el acusado quedará exento de pena si prueba la veracidad de la imputación, inversamente a lo que sucede con el delito de injuria (v.), que sólo admite prueba en algunas legislaciones, como la argentina, en los casos excepcionales que el propio código determina.  

Cámara Alta

Senado (v.).  

Cámara Baja

Cámara de Diputados (v.).  

Cámara de alquileres

Organismo administrativo que se creó en la ARGENTINA para resolver determinadas cuestiones sobre el contrato de locación de fincas urbanas, especialmente relacionadas con la cuantía de los alquileres, incautación de viviendas deshabitadas para proceder a su arrendamiento, instalación y funcionamiento de los servicios del local alquilado, aprobación de los convenios de locación con alquileres superiores al básico, intervención como órgano de conciliación, así como en las permutas de locales. La deficiente actuación de la Cámara de alquileres fue causa de que sus facultades se fueran limitando cada vez más. Ahora sólo tiene un valor histórico, por haber sido suprimida.  

Cámara de apelación

Tribunal colegiado de segunda instancia (v.), o de alzada, como se decía antaño. El nombre, sin ser objetable como galicismo, es una traducción evidente del francés chambre d’appel. En España, el nombre tradicional y subsistente es el de audiencia territorial (v.). Los miembros de esas cámaras o audiencias reciben los nombres de magistrados o camaristas y sus funciones consisten en conocer de Senadores o Senado (v.), en el régimen bicameral (v.), constituye el Poder Legislativo de la nación (o también de las provincias, cuando se trata de los Estados organizados federalmente). En el Derecho Político moderno, esta institución, como la del Senado, sólo se da en los Estados de Derecho, en las democracias, ya que, en los gobiernos autocráticos, totalitarios o de facto, es de esencia la supresión de la rama legislativa, salvo la atribución ficticia de la facultad de legislar a organismos abierta o encubiertamente sometidos al Poder Ejecutivo. (v. CONGRESO.)  

Cámaras judiciales

Tribunales colegiados que entienden, en grado de apelación, de los recursos interpuestos contra resoluciones de los jueces de primera instancia y de instrucción o sentencia. Son lo que en España se denominan audiencias. Normalmente hay cámaras para cada uno de los fueros: civil, penal, laboral y contencioso administrativo.  

Cámaras de comercio, industria y navegación

Entidades cuyo objeto consiste en intensificar y favorecer las operaciones del comercio terrestre o marítimo y el desarrollo industrial del país. Poseen carácter público y representan ante la autoridad los intereses de la industria, del comercio y de la navegación (v.), como su nombre evidencia.  

Cámaras legislativas

(v. CONGRESO.  

Camarista

Cada uno de los magistrados de las cámaras judiciales (v.) de apelación.  

Camarlengo

Título de dignidad entre los cardenales de la Santa Iglesia Romana, presidente de la Cámara Apostólica y gobernador temporal en sede vacante.  

Cambalache

Trueque de cosas de escaso valor.  

Cambiador

Permutante  

Cambiar

Trocar una cosa por otra. | Dar o tomar dinero en cambio. | Entregar un billete para recibir varios menores o monedas, y viceversa. | Convertir la moneda de un país en la de otro, mediante el trueque con otra persona, por lo común un banco o agencia (Dic. Der. Usual).  

Cambio

Acción y efecto de cambiar, de dar, tomar o poner una cosa por otra. | También mudanza, variación, alteración. Tomada la expresión en ambas acepciones, puede decirse que hay cambio en todos los negocios jurídicos. En el sentido de tomar una cosa por otra, existe cambio en todos los contratos sinalagmáticos (do ut des, do ut facias, facio utdes, facio ut facias), y en el sentido de modificar o alterar una situación, se presenta en todos los demás actos, porque en cualquiera de ellos existe un cambio en las personas o en las cosas. La permuta y la compraventa (v.) son contratos típicos de cambio.  

Cambio mercantil

Es el que se produce no directamente entre el productor y el consumidor, sino por medio de otra persona (comerciante) que se interpone entre ellos. El cambio se llama manual cuando consiste en dar de presente y de modo efectivo un dinero por otro, como sucede habitualmente en las llamadas casas de cambio. Cambio trayecticio se denomina aquel que se entrega en una plaza y que se recibe en otra, debido a las diferencias en las operaciones de comercio que se realizan en una y otra. (v. LETRA DE CAMBIO.)  

Cambio negro

Cuando rige un cambio oficial (v.) por demás leonino, en el sentido de que sacrifica a los residentes que poseen moneda extranjera, a los que se fuerza a aceptar el tipo de conversión por la divisa nacional que haya señalado el gobierno, los que se sienten despojados – en verdad tales Estados consuman confiscaciones parciales, que no se diferencian mucho de auténticos latrocinios – recurren, cuando tienen necesidad de la divisa nacional, a centros clandestinos de trueque monetario, donde consiguen, si no la plena equivalencia que corresponde al curso de lo que ofrecen, sí bastante más de la cortedad o miseria impuesta gubernamentalmente. La medida es consecuencia de los procesos inflacionarios y de los países en crisis política y económica.  

Cambio oficial

Ante la inestabilidad del signo monetario nacional. señalamiento gubernativo de la cotización única con respecto alas divisas internacionales más estables. Si la medida puede justificarse, en un primer momento, ante alarmas o súbitas crisis, cuando perdura, consuma un despojo de los tenedores de moneda extranjera que los empuja hacia el cambio negro (v.).  

Cambista

El que negocia con el cambio de monedas, en especial de distintos países. | Banquero.  

Camino

Tierra hollada por donde se transita habitualmente. | Vía que se construye para transitar. Puede ser de dominio público o de dominio privado, según se haya construido a expensas del erario público nacional, provincial o municipal, o a expensas de los particulares en terrenos que a éstos pertenezcan y sin que ese carácter particular se altere por el hecho de que sus dueños permitan su uso o goce a todas las personas. Los caminos públicos son bienes públicos. Suelen llamarse caminos nacionales los que unen provincias y territorios de la nación, así como los de acceso a países limítrofes, los radiales a los puertos, los que intercomunican ciudades y centros de producción importantes, los de acceso a estaciones ferroviarias y los construidos con fines estratégicos. Son caminos provinciales los construidos a su costa por las provincias, de conformidad con los planes de vialidad. Son caminos de carácter especial los que se ejecutan en virtud de leyes y recursos propios, como los de interés exclusivamente militar. Y son caminos vecinales los que se construyen por las municipalidades para servir sus necesidades locales. En algunas legislaciones, el uso común desde tiempo inmemorial de un camino privado puede constituir un medio de establecer servidumbre de paso, si bien otras legislaciones no admiten ese medio de constituir aquel gravamen real.  

Camino de sirga

El que, a orillas de los ríos y canales, sirve para llevar las embarcaciones tirando de ellas desde tierra. Constituye una restricción del dominio representativa de la llamada servidumbre de sirga, ya que algunas legislaciones imponen a los propietarios ribereños la obligación de dejar una calle o camino público (en la ARGENTINA, de 35 metros) hasta la orilla del río o canal.  

Campaña

Tiempo que está de operaciones una nave que sale de puerto hasta que regresa a él o emprende servicio distinto. | Tiempo que cada año están los ejércitos fuera de sus cuarteles y en guerra contra sus enemigos. | Cada año de servicio militar activo. | Esfuerzos coordinados que tienden a un propósito establecido, como una campaña electoral. | Ejercicio industrial o mercantil correspondiente aun lapso natural o establecido. | En América se emplea como sinónimo de campo (Dic. Der. Usual).  

Campo

Gran extensión de terreno fuera de poblado, o con casas muy diseminadas. | Esfera de actividades. | Lugar de un desafío. | Figuradamente. ámbito, jurisdicción, orden de materias o ideas, como el campo del Derecho. | Ejército, bando, partido, en luchas políticas y guerras civiles (Dic. Der. Usual).  

Campo de concentración

Definido por la Academia Española como recinto en que, por orden de la autoridad, se obliga a vivir a cierto número de personas, por razones políticas, sanitarias, etc. Con mucha razón expresa Cabanellas que es ésa una definición muy comedida, porque en la realidad se trata de lugares destinados a la tortura de los enemigos políticos "cuando se ajustan al modelo totalitario puesto de moda por el nacionalismo alemán e imitado por secuaces y contrarios". En el conocimiento y en la memoria de todos está lo que fueron los campos de concentración en la primera y en la segunda guerras mundiales, especialmente los destinados al exterminio de los judíos efectuado por los alemanes.  

Canales

Llámanse así los cauces artificiales por donde se conduce el agua, ya sea para darle una salida, ya sea para su utilización con fines de regadío agrícola o de utilización industrial, así como también para la navegación. Los canales pueden ser de dominio público o de dominio privado, según que presten un servicio de utilidad general o que satisfagan necesidades particulares de los propietarios de los fundos que atraviesan.  

Canales internacionales

Son las excavaciones artificiales -es decir, hechas por el hombre- por las que se hacen discurrir las aguas a efectos de comunicar, para la navegación, dos puntos naturales de agua, sean ríos o mares. Desde el punto de vista de su régimen jurídico, estos canales pueden ser: internacionales, regidos por un estatuto internacional, como el Canal de Suez, neutralizado por la Convención de Constantinopla del 29 de octubre de 1888, hasta la acción unilateral de Egipto en 1967, que lo cerró al comercio general; bilaterales, entre dos países, como el Canal de Panamá sucesivamente regido por los tratados Hay-Bunau-Varilla del año 1903. entre Inglaterra y los Estados Unidos, y Panamá, por la otra parte, revisado el año 1926, y Alfaro-Cordell Hull del año 1936; o nacionales, como el Canal de Corinto, construido entre 1883 v 1893, en el istmo de igual nombre, propiedad de Grecia, único ribereño. El Canal de Kiel fue objeto de internacionalización forzada entre los años 1919 y 1936, como consecuencia de la derrota de Alemania en la guerra de 1914-1918. Este canal fue neutralizado por el Tratado de Versalles, que declaró la libertad de navegación, en plano de perfecta igualdad, para los buques mercantes y de guerra de todos los países en paz con Alemania.  

Cancelación

Acción y efecto de cancelar, de anular, de hacer ineficaz un instrumento público, una inscripción en un registro, una nota o una obligación que tenía autoridad o fuerza. Así, pues, la cancelación envuelve jurídicamente un concepto amplio, por cuanto el negocio cancelatorio tiene como finalidad la extinción de un derecho o de una situación determinada, y un concepto restringido, que se refiere a la anulación preventiva asentada en un registro público, generalmente el de la propiedad.  

Cancelación de hipoteca

Pérdida de la eficacia de una inscripción hipotecaria, ya sea por consentimiento de las partes interesadas, ya sea por sentencia judicial; bien porque la inscripción no está fundada en instrumento suficiente, bien porque la hipoteca haya dejado de existir por cualquier causa legal o bien porque el crédito haya sido pagado. Asimismo, porque, vencido un determinado plazo legal de validez de la inscripción, no se haya efectuado su renovación. Cancelación hipotecaria, como acto de registro, es el asiento o nota que deja sin efecto ulterior aquel gravamen inmobiliario o asimilado.  

Canciller

Antiguamente, el canciller, canceller o cancellero era el secretario del rey, encargado de custodiar el sello real. Este oficio instituyó en España durante el reinado de Alfonso VII v su función consistía en conservar los sellos, cartas y privilegios reales en lugar seguro y cerrado; o sea, intra cancellos. Según otros, el nombre está originado en la facultad atribuida a ese funcionario para examinar las escrituras dimanantes de la resolución del rey y cancelarlas o testarlas cuando las encontrara defectuosas o sin las formalidades de estilo. Canciller del sello de la puridad se llamó, hasta su supresión en 1496, el oficial que en la casa real llevaba siempre el sello secreto del rey, para sellar sus cartas. Canciller de Castilla, hasta la organización dada al consejo por Enrique III, era un cargo que tenía por misión sellar las provisiones y cartas reales, conocer judicialmente de diferentes negocios, así como recibir y aprobar a los escribanos o notarios que despachaban con los oidores de la Cancillería. En su calidad de maestro del Real Archivo, tenía en su poder el sello y privilegios reales. El Canciller o Gran Canciller de las Indias era un cargo de igual categoría que el de Castilla, y guardábalos sellos reales destinados a sellar, por medio de sus tenientes, las cartas y provisiones del rey en los negocios relativos alas Indias. Actualmente se denominan cancilleres ciertos empleados auxiliares del cuerpo consular o de las misiones diplomáticas que desempeñan generalmente funciones no propiamente consulares, de secretaría y archivo. | En algunos países, como la ARGENTINA, se llama canciller al ministro de Relaciones Exteriores. | En Alemania, el canciller es el jefe del gobierno o presidente del Consejo de Ministros.  

Cancillería

Se llama así tanto la oficina que en cada país, y bajo la dependencia del ministerio correspondiente, se ocupa de la redacción de los documentos diplomáticos, cuanto la oficina que en las misiones diplomáticas y consulares autoriza y conserva los documentos públicos y lleva los registros. los archivos, la contabilidad y la caja. | En los países en que al ministro de Relaciones Exteriores se lo llama canciller (v.), la Cancillería es el ministerio de ese ramo. Cancillería Apostólica es uno de los oficios o despachos de la Curia romana.  

Candidato

Persona que pretende alguna dignidad, honor o cargo. | Persona propuesta o indicada para una dignidad o un cargo, aunque no lo solicite. | Persona a quien, mediante representación anterior o propuesta autorizada por electores, se reconoce el derecho a intervenir por sí o por apoderados las operaciones de una elección popular (Dic. Acad.).  

Canje de prisioneros

Liberación recíproca. total o parcial, de los prisioneros de guerra (v.), por acuerdo directo entre beligerantes o, con más frecuencia, ante mediación de neutrales (Luis Alcalá-Zamora).  

Canon

Suma que se paga periódicamente al propietario de un inmueble por quien disfruta de su dominio útil, como reconocimiento del dominio directo (v.) que se reserva el dueño. El canon, a diferencia del arriendo o renta, no guarda relación con la mayor o menor importancia y utilidad que proporciona el fundo. El canon se llama censo o pensión, para designar lo que el censatario ha de pagar en dinero o en especie como reconocimiento del derecho del censualista. Con este vocablo se alude también a cada uno de los impuestos especiales que en algunos países gravan la minería, bien como canon de producción, bien como canon de superficie. En Derecho Canónico. se llama canon toda ley o regla jurídica establecida por la autoridad de la Iglesia. El Código de Derecho Canónico divide en cánones, en lugar de artículos, sus preceptos.  

Canónico

Ajustado a los sagrados cánones. | Propio de la Iglesia y sus autoridades. | Regido por la legislación eclesiástica. (v. DERECHO y MATRIMONIO CANóNICO.)  

Canónigo

Clérigo que, bajo la dependencia de un obispo o abad, integra, en unión de otros, el cabildo (v.) de una catedral o de una colegiata. | Llámase también canónigo quien vive conforme a la regla particular del cuerpo eclesiástico a que pertenece. Se llama doctoral el canónigo que ejerce de asesor jurídico del cabildo: magistral, su predicador principal; lectoral, el especializado en teología, y penitenciario, el que oficia de confesor de esa comunidad colegial o capitular.  

Canonista

El especialista en Derecho Canónico. | El que lo estudia.  

Canonización

Solemne inscripción que el Sumo Pontífice, luego de estricto proceso, efectúa en el santoral de los católicos que en vida demostraron excelsas virtudes. (v. BEATIFICACIóN.)  

Canonjía

Cargo, renta y funciones de un canónigo (v.). | Por ironía popular, buena vida o empleo que fatiga poco y rinde bastante.  

Canteras

Dentro del Derecho Minero argentino, se denominan así las substancias de la tercera categoría de naturaleza pétrea o terrosa que sirven para materiales de construcción u ornato, tales como las pizarras, granitos, arenas, arcillas, yeso, piedras y tierras calizas y calcáreas, dolomitas, serpentinas, margas, larvas, cretas, pedernales y cantos rodados; o sea, todas las no comprendidas en la primera y segunda categoría. (v. MINA.)  

Cantidad

Todo lo que se puede contar, pesar o medir. | Suma de dinero.  

Cantidad líquida

Lo que significa una suma de dinero. Facilita las compensaciones y las ejecuciones de sentencias.  

Cantón

División territorial típica de las pequeñas repúblicas federales, como Suiza. En España, durante la Primera República, se intentó implantar el sistema, estableciéndose en 1873 el cantón de Cartagena. Al caer del poder Pi y Margali y ser sustituido por el gobierno unitario de Salmerón, brotaron cantones federales en Valencia, Castellón, Sevilla, Marchena, El Arahal, Sanlúcar, écija, Cádiz, Jaén, Granada, Salamanca y Murcia. Todos los cantones fueron rápidamente disueltos por las fuerzas militares del gobierno, excepto el de Cartagena, que perduró algún tiempo.  

Cañada

Antiguamente real cañada, la más ancha de las vías pecuarias (v.) establecida para los ganados trashumantes. El Cód. Civ. esp. determina su anchura máxima en 75 metros. | Impuesto que los ganaderos pagaban a los guardas campestres por el paso de sus rebaños o manadas por esta vía o por cordel o vereda (v.), en las ideas o venidas por el cambio de los pastos de invierno y verano. (v. SERVIDUMBRE DE CAñADA.)  

Capa

Cantidad que percibe el capitán de una nave y se hace constar en la póliza de fletamento. Es una ratificación que se le abona en concepto de indemnización por gastos menudos.  

Capacidad

Aptitud que se tiene, en relaciones jurídicas determinadas, para ser su sujeto activo o sujeto pasivo. Como se ve, esa capacidad puede ser absoluta, si permite actuar en toda clase de actos jurídicos y políticos, o relativa, cuando consiente realizar algunos de ellos y no otros. Así se puede tener capacidad para testar, para contraer matrimonio, para trabajar, para ser elector o diputado, y no tenerla para disponer de los bienes, para ser senador. Basta la enunciación del tema para comprender la amplitud jurídica que contiene. El problema de la capacidad se encuentra además relacionado con el de la responsabilidad, no solo en materia civil, sino también en materia penal. La incapacidad (v.) representa el concepto opuesto. La determinación de la capacidad para realizar cada negocio jurídico concreto habrá de referirse a la institución de que se trate. La edad, el estado civil y la sanidad mental constituyen aspectos primordiales en el problema de la capacidad. (v. IDONEIDAD.)  

Capacidad civil

La aptitud general para ser sujeto de derechos y obligaciones en la esfera del Derecho Privado, y, más comúnmente, en el ámbito tradicional del Derecho Civil, en las relaciones jurídicas familiares, reales, contractuales, obligacionales y sucesorias (Dic. Der. Usual.).  

Capacidad de derecho

(v. CAPACIDAD JURíDICA.  

Capacidad de hecho

(v. CAPACIDAD DE OBRAR.  

Capacidad de obrar

La capacidad de hecho, el poder de realizar actos con eficacia jurídica (Sánchez Román). Seopone a la capacidad jurídica (v.).  

Capacidad jurídica

La aptitud que tiene el hombre (y la mujer) para ser sujeto o parte, por sí o por representante legal, en las relaciones del Derecho, ya como titular de derechos o facultades, ya como obligado a una prestación o al cumplimiento de un deber (Dic. Der. Usual). (v. CAPACIDAD DE OBRAR.)  

Capacidad legal

La exigida por ley para cada caso en lo civil, político o social.  

Capacidad para celebrar actos jurídicos

Aptitud jurídica de hacerlo, lo cual equivale a señalar que significa la aptitud de adquirir derechos v de contraer obligaciones (Boffi Boggero). Las modalidades y la extensión de tal aptitud se consideran de modo genérico en la voz CAPACIDAD (v.).  

Capacidad para contratar

Dentro de la capacidad (v.) en sentido general y de su secuela de capacidad para celebrar actos jurídicos (v.), la que se refiere ala contratación suele estar definida en los códigos, entre ellos el argentino y el español, en sentido negativo, por cuanto lo que se indica no es quiénes pueden contratar, sino quiénes no pueden hacerlo: los incapaces con incapacidad absoluta o relativa en los casos en que les está expresamente prohibido; los excluidos de poderlo hacer con personas determinadas o respecto de cosas especiales; los que lo tuvieren prohibido por las disposiciones relativas a cada uno de los contratos;* los religiosos profesos, salvo que comuraren bienes muebles al contado o contrataren por sus conventos; los comerciantes fallidos, sobre bienes que correspondan a la masa del concurso. Esta enumeración está referida a la legislación argentina. En la española, la incapacidad para contratar afecta a los menores no emancipados, a los locos o dementes, a los sordomudos que no sepan escribir, y a las mujeres casadas, en los casos expresados por la ley. En consecuencia, la capacidad para contratar se determinará a contrario sensu; es decir que la tendrán todas las personas no incluidas en los casos de incapacidad.  

Capacidad para suceder

Conjunto de condiciones legales que se necesitan para ser sujeto pasivo de la transmisión hereditaria. En realidad, esa capacidad hereditaria es inherente a toda clase de personas físicas y jurídicas, salvo aquellas comprendidas en los casos de incapacidad determinados por la ley; por lo cual lo que interesa es examinar, en su lugar oportuno, las causas de incapacidad para sucede; (v.), ya que, a contrario sensu, tendrán capacidad todos los que no están incursos en una causa de incapacidad.  

Capacidad para testar

Es la que corresponde a toda persona que tiene la facultad de disponer de sus bienes por testamento, con arreglo alas disposiciones de la ley, sea para la institución de herederos, de legados o para cualquier otra denominación expresiva de su voluntad. La capacidad de testar está referida a condiciones de edad, de salud mental y de no ser sordomudo. si no se sabe leer ni escribir. La capacidad para testar se encuentra referida al tiempo en que el testamento es otorgado. Configura aspecto activo frente ala capacidad para suceder (v.).  

Capacidad política

La facultad de ejercer los derechos políticos y la condición de estar sujeto a las cargas públicas. | En sentido estricto, el derecho de ser elector y elegible (Dic. Der. Usual).  

Capacitación

En términos generales, cualquier aleccionamiento o aprendizaje, pero para algo positivo. Con otra intención, hay que hablar de lo corruptor o degenerativo. | Más en especial, estudios o prácticas para superar el nivel de conocimientos, la aptitud técnica o la habilidad ejecutiva en actividades útiles, y singularmente en las de índole profesional. Con tal capacitación se pretende, en lo individual, una mejora en los ingresos, ya se ajusten a un salario o sueldo, ya configuren honorarios. La finalidad social se encuentra en el impulso de la civilización y del progreso. (v. CAPACIDAD.)  

Caparra

Señal, cantidad que se adelanta en algunos contratos. Quiere decir lo mismo que arras (v.).  

Capataz

El que gobierna y tiene a su cargo, para algunos trabajos, cierto número de obreros. | Persona encargada de la labranza y administración de las fincas de campo. Dentro de la legislación del trabajo, el cargo de capataz, como también el de contramaestre de fábrica, responde a un grado intermedio entre el principal y el subalterno. Sus funciones son de fiscalización. vigilancia, distribución del trabajo e imposición de medidas disciplinarias o denuncia de las infracciones cometidas; es decir, no pertenecen en modo directo a la producción, a la labor de una empresa. Aun así, esa representación especial del patrono no priva a los capataces de su carácter de trabajadores subordinados asimismo a la empresa. En efecto, el Trib. Supr. de España ha declarado que, entre el llamado trabaje manual y el intelectual, existen zonas intermedias, como la denominada del trabajo calificado, en la cual ha de ser incluido el del capataz de un muelle, sin negarle la cualidad de obrero ni los beneficios de la legislación social. Aun ejerciendo facultades delegadas, su prestación sigue siendo subordinada.  

Capaz

El que cuenta con capacidad (v.). | Por antonomasia y en principio, el mayor de edad.  

Capcioso

Que implica engaño o fraude. De ahí que se proscriba la pregunta capciosa (v.).  

Capelo

El sombrero rojo característico de los cardenales de la Iglesia. | La dignidad cardenalicia.  

Capellán

El religioso que disfruta de una capellanía (v.). | El sacerdote que suele decir misa en una capilla determinada, como la de un convento de monjas, o de un. oratorio especial, como el capellán del rey, que oficia en la capilla del palacio.  

Capellanía

Fundación en la cual ciertos bienes quedan sujetos al cumplimiento de misas y otras cargas pías, y que es sostenida con los frutos de los bienes aportados o dejados para su creación, o con las rentas de un capital previamente constituido. Se llama colativa la fundación en que el ordinario erige en beneficio reservado para sí la colación (v.), y laical, aquella en que no interviene la autoridad eclesiástica. (v. BENEFICIO ECLESIáSTICO.)  

Capilla

Pequeña iglesia. | La anexa aun colegio o convento. | Oratorio privado. | Junta de capellanes. La frase estar en capilla, referida a las últimas horas que pasa un condenado a muerte en lugar especial, proviene de la celda o local en que recibía asistencia religiosa desde la notificación de la condena hasta salir hacia el sitio de la ejecución.  

Capitación

Repartimiento de tributos y contribuciones que se hace por cabezas, o el tributo que se paga por individuo sin atención a los capitales, a las rentas ni a los productos de la industria (Escriche). La capitación – sigue diciendo ese autor- fue conocida en Roma, donde se sujetaba a las personas a dos clases de impuestos: uno personal, que se repartía per capita, y otro real, que gravaba los fundos o heredades y se denominaba iugeratio, porque se repartía por yugadas.  

Capital

Acepciones muy dispares de esta voz aconsejan referirse con separación total a sus principales significados. Ante todo, su concepto económico, de difícil definición y sobre cuyo contenido los autores discrepan fundamentalmente. Según unos, y teniendo en cuenta los aspectos de su formación, son capital los bienes a los cuales se renuncia por un tiempo y los que se adquieren a consecuencia de ese renunciamiento y de los cuales se obtendrán goces demorados pero mayores. Otros dicen que es la riqueza empleada para ayudarnos a producir más riqueza, así como los medios de producción producidos. Otros relacionan ese concepto con la retribución del trabajo, sosteniendo que son capital los salarios que se abonan transitoriamente en dinero o en especie. Para otros es un producto que sirve para producir; o sea, trabajo pasado al que se aplicara trabajo actual. Algunos lo definen como el conjunto de bienes intermediarios creados en cada una de las etapas de un largo rodeo. No faltan quienes sostengan que los bienes económicos se dividen en capital y renta, los primeros de los cuales son los que, con independencia de su destino, pueden ser empleados más de una vez; es decir, los que son durables por no consumirse al primer uso. Inversamente, otros autores consideran capital los bienes de producción o de consumo que se desgastan rápidamente, mientras no se encuentren en poder de los consumidores. Por este orden podrían multiplicarse las definiciones. Con independencia de los criterios técnicos, más o menos discrepantes, existe un conocimiento vulgar, pero bastante preciso, de lo que es el capital. En el orden jurídico, la principal importancia que presenta el capital es que sirve para calificar una situación social que repercute en la organización política de un país. En ese sentido se habla de régimen capitalista como el representante de una organización económica que tiene por base el capital y la propiedad privada. Contrariamente a lo que sucede, al menos teóricamente, en aquellos regímenes en los que están socializados los medios de producción. En enfoque muy distinto, este de carácter político y administrativo y ya la capital, y no el capital, se trata de la ciudad principal de un Estado en la que por lo común se asientan los poderes públicos, si bien esto no es esencial, porque en algunas naciones, por ejemplo Bolivia, la capital geográfica (que es Sucre) es ciudad distinta de la capital política, La Paz. En esta segunda están radicados el Poder Ejecutivo y el Legislativo, en tanto que en aquélla sólo está la Suprema Corte de Justicia. En los Estados federales coexisten la capital federal y las capitales de cada uno de los Estados miembros o provincias. Y aun en naciones de organización unitaria, además de la capital de la nación, existen las capitules de las regiones, departamentos o provincias.  

Capital circulante o de rotación

El que, destinado a producir, cambia sucesivamente de forma, siendo primeras materias, productos elaborados, numerario, créditos (Dic. Acad). (v. CAPITAL FIJO.)  

Capital fijo

El que se destina, con incorporación y formas estables, a la producción, como son los edificios o las máquinas de una fabrica (Dic. Acad.).  

Capital integrado

El capital de una sociedad respecto del cual se han hecho los aportes oportunamente comprometidos por los socios.  

Capital social

Expresión cuantitativa del total del valor nominal de las participaciones de los socios en una sociedad. Generalmente se exige que tales participaciones estén no solo autorizadas y emitidas, sino también suscriptas.  

Capital suscripto

Expresión cuantitativa del total del valor nominal de las participaciones de los socios en una sociedad que han sido efectivamente suscriptas. Generalmente coincide con el capital social (v.).  

Capitalismo

Orden económico individualista que organiza técnicamente la producción por medio de la división del trabajo caracterizada en la producción creciente de mercancías y que adquiere su significado económico-social con el predominio de la empresa (Pohle). El capitalismo es un sistema económico, un estilo dé vida, una concepción vital de la sociedad, un modo de ser del hombre moderno, que mantiene una adecuada organización colectiva en el sistema de las instituciones del grupo, especialmente en el orden político y jurídico (Poviña). Son expresiones del capitalismo, entre otras, el sentido individualista del Derecho, la estructura clásica de la familia, el libre interés de las obligaciones, la autonomía de la voluntad de las partes en los contratos, la propiedad absoluta de carácter privado, la herencia forzosa. Sin embargo, este concepto clásico de capitalismo ha sido objeto modernamente de muy serias restricciones que, sin afectar a la esencia del sistema, limitan la libertad contractual, sobre todo en materia de trabajo; los derechos absolutos del dominio, mediante el concepto de la propiedad como función social, del abuso del derecho subjetivo y de ciertos derechos familiares relacionados con el ejercicio de la patria potestad y de la autoridad marital.  

Capitalista

Adjetivo. Relativo al capital o al capitalismo (v.). Sustantivo. Persona cuyos bienes consisten sobre todo en dinero o valores, a diferencia del que posee fincas. | Persona acaudalada. | Dueño de capital productivo. | Prestamista. | El que contribuye con su capital a una empresa o sociedad, a la que otros aportan trabajo, conocimientos o servicios (Dic. Der. Usual).  

Capitalización

Cálculo que sirve para establecer el valor de un bien productor de renta, partiendo de la que suministra. | Manifestación de la previsión humana encaminada a retardar el goce o disfrute de un bien para obtenerlos mayores, de la misma o de distinta clase. | En otro sentido, haciendo referencia a las acciones y obligaciones emitidas por una compañía, medio de su propia capitalización.  

Capitalización de intereses

(v. ANATOCISMO.)  

Capitán

Del latín caput (cabeza). El que es jefe de otros. | Oficial del ejército que manda normalmente una compañía de infantería, una batería de artillería o un escuadrón de caballería o unidad análoga en otras armas y servicios. | El que manda en un barco. (v. CAPITáN DE BUQUE.) | Cabecilla. | Caudillo (Dic. Der. Usual).  

Capitán de buque

Persona encargada de la dirección y gobierno de un buque, mediante un salario convenido o una parte estipulada en los beneficios. El capitán, cuando no es armador él mismo, es un dependiente del armador, al cual está ligado por un contrato de ajuste. El capitán no solo tiene funciones de Derecho Privado, derivadas de su contrato y de ciertas normas legales, sino también de Derecho Público, en materia civil, penal y disciplinaria. Es el jefe del buque y debe ser obedecido por la tripulación en cuanto se refiere al servicio de la nave. Actúa como delegado de la autoridad pública para la conservación del orden a bordo y para el salvamento de los pasajeros, gente de mar y carga. Sus atribuciones son: dictar las órdenes necesarias para el gobierno y dirección del buque; imponer a bordo las penas correccionales, legalmente establecidas, a quienes perturben el orden, se indisciplinen o rehúsen u omitan prestar el servicio que les corresponda; arrestar a los que se hicieren culpables de algún delito, levantando un informe del hecho y entregando a los presuntos delincuentes a las autoridades competentes; formar la tripulación del buque y despedirla en los casos en que pueda verificarlo, siempre de acuerdo con el dueño, armador o consignatario del buque, en los lugares donde éstos se hallaren presentes. En ningún caso se puede obligar al capitán a recibir en su tripulación personas que no lo satisfagan. El capitán del buque cumple funciones de oficial público a efectos del registro de defunciones y de nacimientos ocurridos en la nave y. en determinadas circunstancias, para otorgamiento de testamentos y celebración de matrimonios. El capitán del buque está sometido a una serie de responsabilidades en el desempeño de su función frente a las personas a las que haya causado por su culpa algún daño, sean ellas propietarios o armadores, cargadores o consignatarios, pasajeros o tripulación. Responde también de los danos y gastos causados al propietario por su impericia, negligencia o infidelidad, sin perjuicio de la responsabilidad criminal en que haya podido incurrir, así como de los daños que sufra la carga, salvo que provenga de vicio propio de la cosa, fuerza mayor o culpa del cargador, incluyéndose los hurtos, o cualquier daño cometido abordo por individuos de la tripulación, y de los que sobrevengan a las mercaderías que haya dejado sobre cubierta sin consentimiento por escrito del cargador, excepción hecha de la navegación de cabotaje menor o dentro de los ríos y aquella en que fuere de uso cargar sobre cubierta. Asimismo es responsable por el incumplimiento de la obligación que tiene de proveerse de los papeles necesarios relativos ala carga, y de aquella otra por la que debe hacer declaraciones en los puertos de arribada, cuando de tales hecho surgieren perjuicios para los cargadores. Tiene también responsabilidad por haber cargado en el buque, aun dentro de su propio camarote, efectos de su cuenta particular, sin consentimiento del dueño del buque o de los cargadores. Si el buque hubiere sido fletado por entero, podrá ser obligado a pagar el doble del flete correspondiente. Las obligaciones contraídas por el capitán para la reparación, habilitación y aprovisionamiento del buque no lo constituyen personalmente en responsable, sino que recaen sobre el armador, a menos que el capitán hubiere comprometido su responsabilidad personal o suscrito letras de cambio o pagarés a su nombre. Responde criminalmente cuando toma dinero sobre el casco y aparejos del buque, o empeña o vende mercaderías, y también cuando, fuera del caso de innavegabilidad debidamente probada, vendiere el buque sin autorización especial de los dueños. El capitán que, siendo contratado para un viaje determinado, dejare de concluirlo sin causa justificada, responderá por los danos y perjuicios que de esa causa resultaren a los dueños y cargadores; esto, aparte la responsabilidad penal por abandono de servicio. El dolo y la culpa grave configuran la llamada baratería (v.) del capitán, que generalmente constituye delito y es penalmente sancionada.  

Capitán general

Grado superior en algunos ejércitos. | Jefe supremo de las fuerzas armadas.  

"Capitis deminutio" o "diminutio"

Locución latina. Según las épocas del Derecho Romano, se usó una u otra de las locuciones. La segunda parece una corrupción de la primera. Institución del Derecho Romano representativa de una disminución de la categoría o la capacidad que anteriormente se tenía. La capitis diminutio máxima consistía en la pérdida de la libertad y de la ciudadanía. Tales los casos de los hombres libres que se convertían en esclavos, como sucedía a los prisioneros de guerra, a la mujer libre que comerciaba con un esclavo, al que no se inscribía en el censo, a los sentenciados a las minas o bestias feroces, al hombre libre que se hacía vender como esclavo por una parte del precio y a los esclavos manumitidos que demostraban ingratitud hacia sus patronos. La capitis diminutio media consistía en la pérdida de la ciudadanía y del parentesco civil, pero conservando la libertad. Incurrían en ella el ciudadano romano que se trasladaba a una colonia latina, hasta que el edicto de Caracala del año 212 concedió la ciudadanía a todos los habitantes del imperio; el condenado a la interdicción del agua y el fuego; el desterrado y deportado a una isla, y el que por propia voluntad abandonaba a Roma para hacerse extranjero. La capitis diminutio mínima consistía en la pérdida del parentesco civil, conservándose la libertad y la ciudadanía. Incurrían en ella la hija que se casaba y pasaba de la potestad de su padre a la de su marido, o ala del padre de su marido, por la in manum conventio; el hijo vendido por su padre como esclavo; el hijo dado en adopción; el hombre sui iuris que se hacía adoptar por otro, y el hijo que era liberado de la patria potestad.  

Capitulación

Concierto o pacto hecho entre dos o más personas sobre algún negocio comúnmente grave. (v. CAPITULACIONES MATRIMONIALES.) | En el Derecho Internacional Público, convenio en que se estipula la rendición de un ejército, plaza o punto fortificado. De ahí que capitular sea el acto de entregar una plaza de guerra o un cuerpo de tropas bajo determinadas condiciones o a discreción del vencedor.  

Capitulaciones en el Imperio Otomano

Conjunto de derechos, privilegios o inmunidades reconocidos a los extranjeros en aquel imperio; en virtud de ellas, no estaban sometidos a la acción de la administración y del fisco ni a la competencia de los tribunales otomanos de justicia. Se trataba de una extraterritorialidad lesiva para la soberanía turca, que tuvo su origen en 1535, por un acuerdo firmado entre Francisco I de Francia y Solimán II de Turquía. La capitulación de 1535 fue renovada en 1581, 1597, 1673 y 1740. El régimen de capitulaciones fue abolido por el Tratado de Lausana de 1923.  

Capitulaciones matrimoniales

Llamadas también convenciones matrimoniales; son aquellas que, en escritura pública, hacen los futuros contrayentes antes de la celebración del matrimonio civil. Tienen por objeto establecer el régimen económico de la sociedad, determinando los bienes que cada uno aporta, las donaciones que el esposo hace a la esposa y otras cláusulas patrimoniales de presente y para lo futuro. En algunas legislaciones se admite o se admitía la reserva de la mujer de administrar los bienes raíces llevados por ella al matrimonio, así como las donaciones que los esposos se dejasen por su fallecimiento. En la ARGENTINA se han derogado los dos objetos señalados en último lugar, y la ley declara nula cualquier convención que no sea de las taxativamente enunciadas.  

Capitularios

En la historia del Derecho se conocen con este nombre las leyes dictadas por los monarcas carolingios para la resolución de problemas concretos y momentáneos, porque en aquella época la verdadera potestad legislativa estaba atribuida a las asambleas generales, de acuerdo con las normas germanas. Por eso, para que los capitularios tuvieran el alcance de generalidad y de perpetuidad de que estaban investidas las leyes emanadas de las asambleas, tenían que ser sometidos a la aprobación de éstas. Entre las colecciones de capitularios figuran la de Angesino del año 827, que contiene las de Carlomagno v Ludovico Pío: la de Villis et cohortibus imperialibus; la Capitulare Longobardorum, y las de Mersen, del año 874, y de Kiersy-sur-Oise, del 877. Con relación a España, son de señalar: el capitulario de fines del siglo IX, otorgado por Carlomagno a los hispanos, aliados de los francos, refugiados en la Septimania como consecuencia de la fracasada expedición a Zaragoza; el de 801, determinante de la condición de los habitantes de Barcelona, que contribuyeron a rendir dicha ciudad a los conquistadores francos; el de Ludovico Pío del 815, que aplica, con ciertas modificaciones, a todos los hispanos el estatuto dado a los barceloneses, y el capitulario de Carlos el Calvo de 844, que ratifica los anteriores de Carlomagno y Ludovico Pío.  

Capítulo

Colegio de canónigos que, en la iglesia episcopal, actúa como senado o cuerpo asesor del obispo y al que éste debe consultar los asuntos importantes. Vacante la sede episcopal, el capítulo asume la jurisdicción y la delega en el vicario capitular. | También, la junta de las órdenes militares encargadas de gobernar dichas instituciones. | En lo legislativo, importante subdivisión de los códigos o leyes extensas. | En lo administrativo, ayuntamiento o concejo popular que se reúne para tratar de asuntos de su incumbencia. | En lo penal, cargo o acusación por indebido desempeño de una función.  

Captación

Inducción de propósito y dolosa para que una persona realice, a favor del captante o de terceras personas, actos de liberalidad; por ejemplo, una donación o una institución de heredero. Este último caso es el más frecuente en materia captatoria. La captación dolosa es causa de anulación de la liberalidad obtenida, de ser factible esa prueba, en principio tan ardua por la cautela a que suele acudirse para ganarse interesadamente el ánimo ajeno en beneficio propio o de la finalidad perseguida.  

Captura

En Derecho Internacional Público, aprehensión de un buque enemigo o de uno neutral que presta ayuda al enemigo, haciendo contrabando de guerra, violando el bloqueo, transmitiendo órdenes o noticias, etc. (v. DERECHO DE CAPTURA.) | En Derecho Penal, la detención de una persona por orden judicial.  

Carácter

Modo peculiar, de ser moral o espiritualmente las personas. | Indole, condición. | Genio o naturaleza. | Cualidad de una persona por su estado, naturaleza o dignidad (Dic. Der. Usual). Sobre algún aspecto penal concreto del carácter, v. la voz que sigue.  

Carácter público

Entendido el substantivo como función o cargo, el carácter público del que delinque se transforma en agravante si eso influye en la infracción o en sus circunstancias, siempre que no se trate de un delito específico de un funcionario o agente público, en que la sanción absorba esa índole.  

Cárcel

En sentido amplio, edificio o local destinado para la custodia y seguridad de los presos. Dentro de ese concepto genérico, existen otras denominaciones, relacionadas con los locales destinados a la reclusión de delincuentes o presuntos delincuentes. Corrientemente se llama cárcel la destinada a las detenciones preventivas (cárceles de encausados) o al cumplimiento de penas de corta duración, y prisión o presidio, los lugares en que se cumplen condenas más graves. La estructura y distribución de las cárceles, presidios y prisiones varía no solo según su destino, sino también según el sistema penitenciario adoptado. La Constitución argentina advierte, en su art. 18, que las cárceles serán sanas y limpias, para seguridad, y no para castigo de los reos detenidos en ellas.  

Cárcel privada

Según el concepto genérico de cárcel (v.), la custodia y seguridad de los presos constituye función del Estado. Por eso, si al sustantivo cárcel se le añade el adjetivo privada, ya se está diciendo que ese tipo de cárceles, prescindiendo de antecedentes históricos, es inadmisible, y no solo ilegal, sino también constitutivo de delito para quien las emplee. Dentro de esa ilicitud, cabe definir la expresión del epígrafe como la detención y encierro de una persona llevada a efecto por otra, bien con el propósito de hacerse justicia por su propia mano (que es a lo que se denomina cárcel privada propia), bien para hacer eso mismo con fines de odio o para lucrar con el cuerpo de la persona retenida contra su voluntad (que es a lo que se llama cárcel privada impropia). En ambos casos o, por mejor decir, en ambas intenciones, se trata de un delito contra la libertad de las personas. Esto, que hasta hace pocos años apenas si tenía otro interés que el meramente recordativo de costumbres pasadas, ha venido a adquirir actualidad por la frecuencia con que, en muchos países, grupos políticos revolucionarios encierran a las personas por ellos secuestradas. También lo hacen asociaciones de delincuentes, a efectos de obtener el pago de fuertes rescates. Tan amplio desarrollo ha adquirido ese delito que algunas legislaciones han tenido que configurar con características nuevas el delito de privación ilegal de la libertad, agravando considerablemente la sanción penal; en la ARGENTINA se llegó al restablecimiento de la pena de muerte para quienes incurrieran en tal delito. El precepto, jamás aplicado, se derogó en 1973.  

Carcelaje

Detención en cárcel. | Tiempo que se está en prisión. | Antiguamente, derecho que abonaba el que salía de encarcelamiento.  

Carcelero

Guardián o celador de cárcel o presidio.  

Cardenal

Jerarca de la Iglesia católica, designado por el papa, juntamente con varios otros de diversas naciones. La función de los cardenales es aconsejar al papa, y elegir a quien ha de desempeñar el cargo cuando queda vacante la Santa Sede, El cardenalato es la dignidad eclesiástica más importante después de la del papa. Los cardenales forman parte de las diversas congregaciones romanas y asisten al consistorio secreto.  

Cardenalato

Dignidad de cardenal (v.). | Conjunto que todos los purpurados integran en la Iglesia católica.  

Carear

Poner a una o varias personas en presencia de otra u otras con el objeto de apurar la verdad de dichos o hechos (Dic. Acad.). Recibe esa diligencia judicial el nombre de careo porque se enfrenta -es decir, se pone cara a cara- a quienes han hecho manifestaciones divergentes, a fin de que, discutiéndolas entre ellos, se pueda determinar quién ha dicho la verdad. En los procedimientos judiciales constituye un medio de prueba que, si bien es aplicable a los juicios civiles, lo es con mucha mayor frecuencia en los de índole penal. Como norma corriente, los careos en materia civil se pueden decretar entre testigos o entre éstos y las partes, y, en materia penal, entre los testigos y entre los procesados.  

Carena

Reparo y compostura del casco de un buque, para ponerlo en condiciones de navegabilidad. En algunas legislaciones, la expresión tiene importancia jurídica por el privilegio crediticio sobre el buque.  

Careo

Acción y efecto de carear (v.).  

Carestía

Falta o escasez de artículos alimenticios y otros productos usuales. | Elevado precio de los alquileres, transportes y demás servicios o cosas de uso o consumo general (Dic. Der. Usual).  

Carga

Conjunto de mercaderías que, para su transporte, se ponen en buque, en ferrocarril o en cualquier otro medio adecuado a tal fin, indicando origen, destino y naturaleza de lo que se transporta. | Imposición que, en los actos jurídicos, se hace recaer sobre el adquirente de un derecho y que puede consistir en el cumplimiento de una prestación excepcional, so pena de indemnizar por daños y perjuicios en caso de incumplimiento. En este sentido, la carga se denomina también modo. (v. CARGO.)  

Carga de la prueba

En los juicios contradictorios. la obligación de probar lo alegado, que corresponde a la parte que afirma, en virtud del principio latino: Acto-ri incumbit onus probandi (al actor le incumbela carga de la prueba). Constituye la clave de la premisa mayor del silogismo judicial que configura el esquema de la decisión de un litigio, porque ha de contarse con hechos a favor para que resulte factible que prospere, por aplicación a ellos de la tesis jurídica de una parte, en el sentido afirmativo o negativo, según su posición procesal, la pretensión planteada.  

Carga personal

Prestación que incumbe a una persona por estipulación o por mandato legal. (v. CARGA REAL.)  

Carga procesal

Obligación que, dentro de la marcha del proceso, corresponde a cada una de las partes; por ejemplo, la que se refiere al impulso procesal. Entre esas cargas puede decirse que la principal es la que afecta a la prueba, y, en virtud de ella, la persona que alega ante la justicia un hecho o reclama un derecho, ha de probar la realidad de aquél o la procedencia de éste.  

Carga pública

La de índole personal, irrenunciable, a favor del Estado u otra entidad pública, como el municipio. La carga se acentúa por ser, a más de obligatoria, gratuita. | Impuesto, tributo.  

Carga real

Cualquier gravamen sobre un inmueble, como censo, servidumbre o pensión. (v. CARGA PERSONAL.)  

Cargador

Quien tiene por oficio cargar materialmente las mercaderías en cualquier medio de transporte, para su traslado a otro lugar. Equivale a lo que en algunos países americanos recibe el nombre de changador. Constituye una actividad a laque son aplicables las leyes del trabajo. | Pero la mayor importancia jurídica del vocablo esta referida a quien tiene por oficio conducir las cargas por vía terrestre, marítima o aérea, desde el punto de embarque hasta el de destino. Por regla general, constituye actividad comercial desempeñada por grandes empresas ferroviarias, navieras, aeronáuticas o de automotores. En el transporte marítimo, el cargador recibe el nombre de fletador (v.).  

Cargamento

Las mercaderías que transporta un buque, sea por mar, lago o río. En lo terrestre se prefiere hablar de carga (v.).  

Cargas sobre la sociedad conyugal

Las que pesan sobre los bienes comunes de los esposos, ya que la sociedad conyugal es objeto de derecho distinto de cada uno de los cónyuges, por lo cual puede ser acreedora o deudora, pesando sobre ella gravámenes y obligaciones; o sea, cargas que, en términos generales, se rigen por las normas aplicables a cualesquiera otras sociedades. Los códigos suelen determinar algunas de esas cargas, entre ellas: la manutención de la familia. no solo de los hijos comunes, sino también de los legítimos de cada uno de los cónyuges y los alimentos que son debidos a los ascendientes de uno y otro; las reparaciones y conservación en buen estado de los bienes particulares del marido y de la mujer; las deudas y obligaciones contraídas durante el matrimonio por el marido y las que contrajere la mujer en los casos en que puede legalmente obligarse; lo que se diere o gastare en la colocación de los hijos del matrimonio, y lo perdido por hechos fortuitos, como lotería, juego y apuestas.  

Cargas sociales

Para el empresario, por imperativo legal o por convención laboral, la cuantía de los desembolsos sobre el salario directo (v.), que alcanza un índice o recargo próximo al 70% sobre la retribución visible en países evolucionados en el orden político-laboral. Estas cargas se recargan expeditivamente en los precios de productos o servicios.  

Cargo

Responsabilidad que se atribuye a alguien. | Dignidad, empleo u oficio que confiere una función pública. | Culpa o falta de que se acusa a alguno por el indebido desempeño de sus funciones. | Obligación de hacer o cumplir. | Dirección, gobierno. | En Sudamérica, certificación que en las secretarias judiciales se pone al pie de los escritos, con indicación de día y fecha, que determina si lo fueron en plazo (Dic. Der. Usual). (v. CARGA.)  

Cargo público

Todo el que por elección popular o nombramiento de autoridad competente faculta para el desempeño de ciertos empleos, el ejercicio de determinadas atribuciones o la prestación de alguna función, en todos los casos, con carácter público (v.). Estos cargos son a veces de desempeño obligatorio, al punto de que suele penarse como delito la negativa a ejercer los de elección popular, salvo presentar excusa legal. Por el contrario, el cese en ellos libera de obligaciones, de acuerdo con el principio romano: Finito officio, cessant onera officii (terminada la función, cesan sus cargas).  

Carnal

En el parentesco, consanguíneo (v.).  

Carné

Castellanizada la grafía del carnet francés, la Academia lo define como el documento que se expide a favor de una persona, provisto de su fotografía y que la faculta para ejercer ciertas actividades o la acredita como miembro de determinada agrupación.  

Carolina (La)

Más propiamente Código Carolino, fue dado por Carlos V de Alemania y I de España en 1532. Contenía normas de Derecho Penal y Procesal que ejercieron influencia profunda en los países germánicos durante varios siglos. Esa influencia se extendió a otros pueblos europeos y gravitó en el pensamiento de los penalistas de la Edad Moderna.  

Carrera

Carretera o camino real. | Curso de las acciones humanas. | Profesión que requiere ciertos estudios académicos o universitarios, como la de abogado. | Viga horizontal que traba la construcción por sostener a otras. Tiene interés jurídico, la seguridad aparte, en la medianería (L. Alcalá-Zamora).  

Carretera

Camino público, ancho y espacioso, por donde pueden circular y cruzarse cómodamente automóviles, camiones, coches, carros y toda suerte de medios de locomoción terrestre. Su trascendencia en la comunicación humana y en el comercio adquiere importancia mayor con el progreso mecánico y la intensificación de la relación entre los países y en el ámbito de cada uno (L. Alcalá-Zamora).  

Carta

Poseen interés jurídico, de las múltiples acepciones de la Academia, estas: La general de papel escrito y ordinariamente cerrado que una persona envía a otra para comunicarse con ella. | Despacho o previsión de un tribunal superior. | Constitución escrita de un Estado; en especial, la otorgada por un soberano.  

Carta constitucional

Constitución política de una nación. La denominación se estila con preferencia en los casos en que los soberanos absolutos se deciden a adoptar una apariencia de poderes compartidos y garantías cívicas. Como primera de la serie, se cita la Carta Magna (v.), dada en Inglaterra en 1215, por Juan sin Tierra. Con posterioridad ha habido cartas unilaterales, de pactada bilateralidad o de pluralismo popular. A tal respecto, M. Ossorio y Florit señala que fueron Cartas otorgadas, so presión popular, las francesas de 1814 y 1830, el Estatuto real español de 1834 y el Estatuto italiano (sardo) de 1848. Cartas pactadas fueron las Constituciones de la monarquía española de 1837, 1845 y 1876. Entre las Cartas impuestas por la voluntad popular figuran las Constituciones españolas de 1812, 1869 y 1931, las francesas a partir de la de 1791, la belga de 1830 y todas las americanas.  

Carta contrato

La contratación por correo, al impedir la simultaneidad de oferta y aceptación, ha requerido especiales preceptos en las diversas legislaciones. Al respecto. el Cód. Civ. esp. declara que "la aceptación hecha por carta no obliga al que hizo la oferta sino desde que llegó a su conocimiento. El contrato, en tal caso, se presume celebrado en el lugar en que se hizo la oferta" (art. 1.262). Un criterio distinto sustenta el Cód. Com. esp., para el cual "los contratos que se celebren por correspondencia quedarán perfeccionados desde que se conteste aceptando la propuesta o las condiciones con que ésta fuere modificada" (art. 54). La aceptación de una letra de cambio por carta produce la misma responsabilidad, frente al librador y endosantes, que puesta sobre la letra.  

Carta credencial

Documento que el gobierno de un país entrega a sus embajadores o ministros diplomáticos para que se acrediten como tales ante el gobierno de otro país, y que es entregado al primer magistrado (presidente o monarca) del Estado que los recibe. Por eso la ceremonia se llama de presentación de credenciales.  

Carta de ciudadanía

Llamada también de nacionalidad o de naturalización (v.), es el documento acreditativo de que una persona ha adquirido la calidad de ciudadano de una nación distinta de la suya de origen. Por regla general, al adquirirse la nueva ciudadanía, se pierde la anterior, aun cuando algunas legislaciones admiten la doble nacionalidad, como estableció la Constitución de la Segunda República Española, en relación con los países de Hispanoamérica, Portugal y Brasil. Para obtener carta de ciudadanía se requiere haber llenado determinados requisitos; entre otros, el de un tiempo de residencia en el país cuya ciudadanía se quiere adoptar. Es corriente que los trámites de obtención de la carta de ciudadanía se sigan ante la autoridad judicial de la nación que la otorga.  

Carta de contramarca

Autorización gubernamental para que puedan los nacionales dedicarse al corso (v.) contra los súbditos de su país, que a su vez habían sido facultados para igual guerra privada en el mar por una carta de marca (v.).  

Carta de crédito o carta orden de crédito

Esta institución es definida por Capitant como la carta mediante la cual un banco otorga mandato a un corresponsal para que ponga una suma de dinero a disposición de determinada persona. Para Ramírez Gronda constituye el mandato escrito que una persona dirige a otra de distinta plaza para que entregue ala persona designada en la carta una cantidad de dinero, hasta el límite de dicha cantidad. Y añade que. cuando la carta no contiene indicación de cantidad, es considerada carta de recomendación (v.).  

Carta de las Naciones Unidas

Estatuto orgánico de las Naciones Unidas, aprobado por unanimidad, el 26 de junio de 1945, en la Conferencia de Seguridad Mundial de San Francisco de California. Fue firmada inicialmente por 51 países y hoy reúne la adhesión de más de 120 naciones (Dic. Der. Usual).  

Carta de marca

Nombre que también se da a la patente de corso (v.).  

Carta de pago

Documento por el cual el acreedor reconoce que el deudor le ha pagado todo o parte de lo que le debía.  

Carta de pago y lasto

Instrumento que da quien cobra de otro que no es el principal obligado, y cede al pagador la acción para que repita contra el deudor, pidiendo reembolso. Esto último corresponde al concepto del pago hecho por terceros, que algunas legislaciones sólo admiten cuando se hace con consentimiento del deudor, o contra su voluntad, sin que el que haya hecho el pago pueda reclamar al deudor nada más que lo que del pago le hubiere sido útil a éste. (v. PAGO CON SUBROGACIóN.)  

Carta de porte

Título legal – que puede ser nominativo, a la ordeno al portador- del contrato de transporte entre el cargador y el transportista (llamado también porteador y acarreador), cuyo contenido sirve legalmente de título probatorio de los derechos y obligaciones de cada una de las partes contratantes. En dicho documento se hacen constar el nombre y domicilio del cargador, del transportista y de la persona a quien se han entregado los efectos, así como el lugar en que se ha de hacer la entrega; la designación de las mercaderías camadas, con determinación de su calidad, cantidad, marcas exteriores, clase y condiciones de embalaje: el precio del flete y la expresión de si esta o no pagado; plazo de entrega de la carga, y las demás circunstancias que hayan entrado en el convenio. En el contrato de fletamiento, la carta deporte se denomina también conocimiento de embarque (v.).  

Carta de quitación o de quito

Expresión equivalente a libelo (v.) de repudio. Se llamaba como indica el epígrafe porque, al dirimir el matrimonio. el marido liberaba a la mujer de la obligación que había contraído, de modo especial la prestación del débito conyugal (v.), aunque en verdad quien se liberaba era el repudiante, porque de otro modo no habría repudiado a la esposa.  

Carta de recomendación

Documento mediante el cual una persona física o jurídica asegura la probidad y la solvencia de otra persona que procura créditos, sin que la carta de recomendación constituya fianza. El dador de la carta no es responsable del daño que sobreviniere al destinatario a causa de la insolvencia del recomendado, salvo que el recomendante haya obrado de mala fe. (v. CARTA DE CRéDITO.)  

Carta de represalia

(v. PATENTE DE CORSO.  

Carta del Atlántico

Declaración conjunta suscrita el 14 de agosto de 1941, a bordo del acorazado Prince of Wales, "mientras navegaba en algún punto del Atlántico", por Franklin D. Roosevelt y Winston Churchill, en representación de los Estados Unidos y Gran Bretaña, en la que manifiesta haber juzgado conveniente "hacer conocer ciertos principios comunes en la política nacional de sus respectivos países, en los cuales descansan sus esperanzas de lograr un porvenir mejor para el mundo". Tales principios fueron: no buscar para sus países el engrandecimiento territorial ni de ninguna otra índole; no desear modificaciones territoriales que no estén de acuerdo con los deseos libremente expresados por los pueblos interesados; respetar el derecho de los pueblos a elegir el régimen de gobierno bajo el cual han de vivir, deseando que se restituyan los derechos soberanos y la independencia a los pueblos que han sido despojados por la fuerza de dichos derechos; esforzarse por que todos los Estados, grandes y pequeños, victoriosos o vencidos, tengan igual acceso al comercio y a las materias primas del mundo que les sean necesarias para su prosperidad económica; colaboración más estrecha entre todas las naciones para conseguir mejoras en las normas de trabajo, prosperidad económica y seguridad social; restablecimiento, después de destruida la tiranía nazista, de una paz que proporcione a todas las naciones los medios de vivir seguros dentro de sus propias fronteras, y a todos los hombres en todas las tierras una vida libre de temor y de necesidad; permiso a todos los hombres de cruzar libremente todos los mares, y abandono por todas las naciones del mundo del uso de la fuerza, prestando ayuda y aliento a todas las medidas prácticas que puedan aliviar de la pesada carga de los armamentos a los pueblos que aman la paz. La inaplicación de tan bellos principios, después de terminada la segunda guerra mundial, es cosa bien conocida. No solo no se alcanzó la paz universal, sino que además desde entonces el mundo ha sido convulsionado por cruentas guerras, y, en lo que se refiere ala restitución del derecho de todos los pueblos a elegir su régimen de gobierno, del que han sido desposeídos por la fuerza, todo ha quedado en aquellas palabras, como se demuestra con los casos de España, Hungría y Checoslovaquia, entre otros, así como los que constantemente se presencian en diversos países americanos. Ni siquiera los dos Estados que proclamaron los conceptos contenidos en la Carta del Atlántico han mostrado su repulsa frente ala subsistencia de tales regímenes; antes bien, los han sostenido frecuentemente.  

Carta del Trabajo

Con la denominación de Carta di Lavoro fue publicada en 1927 y convertida en ley en diciembre de 1928. Sus diez primeros artículos están consagrados al Estado corporativo; del 11 al 21, al contrato colectivo de trabajo, y los restantes, hasta el 30, a las oficinas de colocación y de revisión, asistencia, educación e instrucción. Intentó suprimir la lucha de clases y fue la base de la organización corporativa del fascismo italiano (Dic. Der. Usual). Lamentablemente, la Carta di Lavoro ejerció notoria influencia en la legislación del trabajo de otros muchos países, algunos de ellos, como la ARGENTINA, de Constitución democrática y liberal, de modo que desvirtuó las normas de libertad sindical preconizadas por la O.I.T. y dio a los convenios colectivos ciertos alcances que algunos autores consideran de tipo totalitario.  

Carta Magna

Por antonomasia, el texto fundamental de orden político otorgado, en 1215, por el monarca inglés Juan sin Tierra. | Por extensión, sinónimo actual de Constitución (v.).  

Carta misiva

O simplemente carta, es el papel escrito, y ordinariamente cerrado, que una persona envía a otra para comunicarse con ella. Jurídicamente tiene importancia porque la inviolabilidad de la correspondencia constituye uno de los derechos individuales garantizados constitucionalmente. Su violación configura delito. Civilmente establecen algunos códigos que las cartas misivas dirigidas a terceros, aunque en ellas se mencione una obligación, no serán admitidas para su reconocimiento. (v. INVIOLABILIDAD, VIOLACIóN DE CORRESPONDENCIA Y PAPELES PRIVADOS.)  

Carta poder

Mandato (v.) que, en documento privado, confiere una persona a otra para que la represente en un asunto o en varios determinados y actúe en su nombre. La expresión se aplica más especialmente al mandato que se confiere para la representación en juicio y que en algunos fueros, como el laboral, no requieren escritura pública, sino que basta una carta poder, firmada por el poderdante en presencia del secretario judicial.  

Carta puebla

Diploma en el que se contiene el repartimiento de tierras que se daban a los nuevos pobladores de determinado sitio o paraje en que se fundaba algún pueblo (Escriche). Documento que acredita el repartimiento de tierras que se daban a los nuevos pobladores de un lugar donde se fundaba un pueblo o ciudad (Dic. Der. Usual). Las cartas pueblas son análogas a los fueros municipales, sin mas diferencia que la de que éstos contenían el Derecho vigente en las diversas localidades de los reinos cristianos durante la Edad Media, mientras que aquéllas consistían en contratos agrarios colectivos entre el señor del lugar y los pobladores (Dic. Der. Usual); definición, esta última, coincidente en cierto modo con la de Hinojosa, para quien tales documentos sustituían a los conciertos particulares, regulando uniformemente las condiciones del arrendamiento.  

Carta rogatoria

Exhorto (v.), medio de comunicación entre las autoridades superiores del Poder Judicial, o dirigido a jueces extranjeros a fin de requerir la colaboración necesaria para el cumplimiento de ciertos actos, tales como notificaciones, embargos, declaraciones de testigos, que deben realizarse fuera del lugar del juicio (Couture).  

Cartas de intención

Instrumentos mediante los que se manifiesta la intención de entrar en determinada relación jurídica, generalmente con condicionamientos previos al perfeccionamiento de tal relación. Se trata de instrumentos de carácter contractual en los que las obligaciones que nacen se encuentran normalmente limitadas o condicionadas con severidad, tendiendo a servir de base para negociaciones y acuerdos posteriores.  

Cartel

Del francés cartel; a su vez, del italiano cartello. Acuerdo entre fabricantes independientes de una misma nación o de varias para determinar la producción, los mercados y las condiciones de venta. El cartel es de precios cuando establece la igualdad de éstos para los mismos productos; de condiciones, cuando no solo regula los precios, sino también los plazos, descuentos, créditos, etc.; de región, cuando las empresas se reparten los territorios en que cada una de ellas puede actuar a título exclusivo o dosificando la competencia; de limitación, cuando, además de todo lo dicho, se determinan las cuotas de producción, distribución, venta y adquisición de los productos de que se trate, y general, cuando comprende todo un ramo de una industria en el campo internacional. (v. MONOPOLIO, "TRUST".)  

Cartera

En el vocabulario comercial, valores o efectos comerciales de curso legal que forman parte del activo de un comerciante, banco o sociedad, y, por extensión. de un particular (Dic. Acad.). Puede ser no solo de valores, sino también de seguros, de títulos y de créditos. Con referencia a cierta clase de empleados, se dice que tienen cartera cuando, además de otras posibles retribuciones, conservan indefinidamente el derecho de percibir el porcentaje convenido, en todas las operaciones realizadas por la empresa con los clientes que ellos han proporcionado, como es frecuente con los agentes de seguros y con los viajantes de comercio (v.). En el vocabulario político, especialmente en los regímenes parlamentarios, departamento ministerial cuya jefatura y dirección es confiada aun ministro (v.): Justicia, Relaciones Exteriores, Interior, Educación. De ahí que se denomine ministro sin cartera a quien, integrando el gabinete, no tiene a su cargo ningún departamento ministerial.  

Carterista

Ladrón especializado en la substracción hábil de carteras y monederos, aprovechando las aglomeraciones en los vehículos u otro lugar y las distracciones de las personas en diversos momentos. Constituye forma profesional del delito muy difundida en las ciudades.  

Cartismo

Tendencia liberal inglesa que, en el siglo XIX, propugnaba la promulgación de un texto constitucional democrático (Cabanellas). En el año 1832 consiguió la reforma electoral. El movimiento cartista derivó hacia las ideas socialistas mantenidas por Ricardo Owen.  

Cartularios

Llamados también cartorios o libri (en un sentido genérico), becerros (por la clase de piel de la encuadernación o, según otros, por la ordenación alfabética, abecero, de su contenido) y tumbos (porque a causa de su gran tamaño se guardaban tumbados, y no verticalmente), son definidos por Escriche como "los libros antiguos de pergamino con que las iglesias, monasterios y otras comunidades copiaban sus privilegios, inmunidades, exenciones, escrituras de pertenencias y contratos de compras, ventas, permutas, etc.,". | El Diccionario de la Academia agrega otra acepción: la de escribano autorizado para dar fe, principalmente el de número de un juzgado, o el notario en cuyo oficio se custodian las escrituras de que se habla.  

Casa

Edificio para habitar. Jurídicamente considerada, tiene la condición de bien inmueble y le son aplicables las normas legales de esa clase de bienes. Si al sustantivo lo siguen otras expresiones calificativas, sirve para designar otros destinos diferentes de la mera habitación. Así, se llama casa de comercio aquella en que se realizan operaciones comerciales; de empeño, la que se dedica habitualmente a prestar dinero con garantía prendaria de efectos, alhajas, ropas, armas, etc., y cuya licitud depende de que tales operaciones no tengan carácter usurario; de expósitos, la que cumple con carácter público o privado, pero sometida a la fiscalización de la autoridad, la función social de recoger a los niños abandonados o expuestos; de huéspedes, aquella que concede hospedaje por tiempo más o menos prolongado, a quienes pagan un precio por el alquiler de una habitación amueblada y frecuentemente por la comida; de juego, la abierta al público para la práctica de apuestas en diversos juegos de azar y cuya legalidad o clandestinidad depende de que su funcionamiento esté admitido o prohibido por la autoridad correspondiente, si bien se ha llegado inclusive a su explotación por entidades oficiales, y con monopolio a su favor; de préstamos, denominación que también reciben las de empeño; de tolerancia, la dedicada al ejercicio de la prostitución con libre acceso del público y cuya licitud depende también del régimen legal que se haya establecido, que puede ir desde su absoluta prohibición hasta su reglamentación por la autoridad pública.  

Casa barata

La que se edifica al amparo de una legislación especial y generalmente por el Estado, las provincias o los municipios, o con ayuda económica de ellos a los particulares, para que sea ocupada por las personas de menores recursos, a fin de resolver el grave problema de la escasez y carestía de las viviendas o de tratar de aminorarlo. Constituye una de las cuestiones sociales que presentan mayor gravedad, sobre todo en los grandes centros urbanos.  

Casa de citas

Lugar donde se practica clandestinamente la prostitución o donde se reúnen parejas de amantes, sin profesionalidad femenina, aunque haya pago de cierto alquiler a quien explota el piso o casa (Dic. Der. Usual).  

Casa de comercio

Todo establecimiento mercantil público.  

Casa de contratación

Nombre que ha recibido en otros tiempos la lonja o bolsa de comercio (v.).  

Casa de Contratación de Indias

Durante la dominación hispana de América, el alto tribunal, establecido primero en Sevilla y más adelante en Cádiz, para resolver las cuestiones surgidas en el tráfico entre España y Ultramar.  

Casa de custodia

Eufemismo más o menos equivalente a cárcel para algunos detenidos que no se consideran plenamente imputables o a los que se dispensa trato más benigno que a los presos comunes.  

Casa de expósitos

Casa de beneficencia donde son recogidos y educados los hijos abandonados por sus padres, a veces por no contar con medios de fortuna y, con más frecuencia, para ocultar filiaciones ilegítimas. Sus jefes ejercen funciones tutelares sobre los menores acogidos en tales casas (Dic. Der. Usual).  

Casa de huéspedes

Albergue reducido, familiar a veces y modesto por lo común, donde mediante precio convenido se da alojamiento, y en ocasiones también comida, a algunas personas, estables o de temporada en la mayoría de los casos (Dic. Der. Usual).  

Casa de juego

Aquella en que se reúnen jugadores que atraviesan dinero entre sí o con cierta desventaja ante un banquero. Suelen estar prohibidas y entonces la simple presencia en las ellas, al efectuarse un allanamiento, aduce infracción y expone a las sanciones consiguientes, que suelen ser las de detención, multa y pérdida de los efectos del juego, incluido el dinero atravesado en las mesas en el momento de efectuarse el comiso (Luis Alcalá-Zamora).  

Casa de lenocinio

Casa de prostitución (v.).  

Casa de moneda

O de la moneda. Aquella en la que se fabrican las monedas y billetes, y otros efectos públicos, como los timbres fiscales, los sellos de correo, los billetes de lotería y otros de monopolio estatal (Luis Alcalá-Zamora).  

Casa de prostitución

La dedicada a este tráfico, caracterizado por el acceso carnal obligatorio de las mujeres que concurren a la casa, o que en ella viven, con cualquiera que las solicita y paga por anticipado y directamente a ellas, o a la persona que las regenta, el precio fijado por los servicios. | Aunque puedan trazarse algunos distingos, también casa de citas (v.).  

Casa de tolerancia

La de prostitución en países donde no hay estrictamente ni prohibición ni autorización para ejercer tal comercio sexual.  

Casa del pueblo

En algunas poblaciones pequeñas, el municipio o ayuntamiento. | También, denominación de los locales de los partidos socialistas y de sus entidades sindicales.  

Casa habitación o habitada

Expresión equivalente a morada, en el sentido de vivienda o lugar en que habita una persona. Jurídicamente tiene importancia porque, en el delito de robo, el hecho de cometerlo en casa habitada constituye agravante de la responsabilidad. No varía la situación por la circunstancia de que los habitantes se encuentren ausentes en el momento de la comisión del delito. En el concepto de casa habitada están comprendidas sus dependencias (patios, corrales, cuadras, cocheras, graneros) y demás sitios cercados contiguos al edificio, con el que forman un solo todo. En algunas legislaciones tiene parte esta agravante no únicamente en el robo, sino en todos los delitos que se realizan en la morada del ofendido, cuando éste no haya provocado el su Ceso. (v. ALLANAMIENTO DE DOMICILIO, DOMICILIO.)  

Casa matriz

La principal o rectora de una organización mercantil que cuenta con varias filiales o sucursales.  

Casa pública

Otro de los sinónimos de casa de prostitución (v.), por el acceso en principio público para los que acuden al trato carnal con las pupilas.  

Casa solar o solariega

La primitiva y de mayor nobleza y afecto para una familia.  

Casación

Acción de casar o anular. Este concepto tiene extraordinaria importancia en materia procesal, porque hace referencia a la facultad que en algunas legislaciones está atribuida a los más altos tribunales de esos países (Tribunal Supremo, Corte Suprema de Justicia, Corte de Casación) para entender en los recursos que se interponen contra las sentencias definitivas de los tribunales inferiores, revocándolas o anulándolas; es decir, casándolas o confirmándolas. Por regla general, el recurso de casación se limita a plantear cuestiones de Derecho, sin que esté permitido abordar cuestiones de hecho, y, naturalmente, tampoco el tribunal de casación puede entrar en ellas. La casación tiene como principal finalidad unificar la jurisprudencia, pues sin esa unificación no existe verdadera seguridad jurídica. En la ARGENTINA, donde no se ha establecido el recurso de casación, tiene un equivalente, por cierto deficiente, en el mal llamado recurso de inaplicabilidad de la ley (v.). Mal llamado, porque el fundamento del recurso tanto puede ser la indebida aplicación de una ley como no haberse aplicado la ley debida, y porque luego se dice que sólo será admisible contra la sentencia definitiva que contradiga la doctrina establecida por alguna de las cámaras. Todo esto con referencia al procedimiento de la capital federal.  

Casado

El que ha contraído matrimonio que subsiste. | El que se casó, aunque haya enviudado o se haya divorciado. | El marido.  

Casamiento

Acción y efecto de casar o casarse. | La ceremonia nupcial. | Contrato legal, entre hombre y mujer, para vivir como matrimonio.  

Casamiento morganático

El contraído entre alguien de familia o sangre real y quien no posee esa jerarquía nobiliaria. En las monarquías tradicionales, los hijos de tal pareja quedan excluidos de la sucesión en la corona.  

Casamiento putativo

Matrimonio nulo o anulable que, contraído de buena fe, por uno o ambos cónyuges, surte efectos civiles en cuanto a los hechos producidos mientras no se haya declarado la nulidad y en relación con el contrayente de buena fe y los hijos de ambos.  

Casar

Contraer matrimonio, sentido en el cual el verbo se emplea preferentemente en forma reflexiva: casarse. | Autorizar el funcionario público competente en cada país el matrimonio civil (v.) de una pareja legalmente hábil. | En el matrimonio canónico, autorizarlo con su presencia el sacerdote, que recibe el consentimiento solemne de los contrayentes. | Disponer los padres, e imponerlo a veces, el casamiento de su prole con persona por ellos designada. | En lo procesal, revocar una sentencia, en virtud de un recurso de casación (v.).  

Casatienda

Establecimiento comercial que tiene además vivienda para el comerciante que lo explota.  

Casero

Dueño de casa alquilada. | El que la administra en nombre y por cuenta del propietario. | Cuidador y habitante de una casa durante la ausencia del que vive en ella habitualmente. | Arrendatario agrícola que cuenta con casa en el predio arrendado.  

Caso fortuito

Llamase así el suceso que no ha podido preverse o que, previsto, no ha podido evitarse. Los casos fortuitos, lo mismo que los de fuerza mayor, pueden ser producidos por la naturaleza o por el acto del hombre. Para algunos autores no existe diferencia ni teórica ni práctica entre el hecho fortuito y la fuerza mayor (v.), ya que esta última también es consecuencia de un hecho imprevisible. Jurídicamente, la distinción entre una y otra tiene escasa importancia, ya que ambas pueden ser justificativas del incumplimiento de una obligación. Otros autores estiman que el caso fortuito guarda mayor relación con los hechos de la naturaleza; por ejemplo, el desbordamiento de un río, los terremotos, las tempestades, las pestes, los incendios; en tanto que la fuerza mayor se origina en hechos lícitos o ilícitos del hombre, como la guerra, la coacción material y otros similares. Afirma Capitant que, para algunos autores, la fuerza mayor libera de responsabilidad en todos los casos, porque es exterior a la esfera de la actividad del autor del daño, mientras que el caso fortuito constituye un riesgo que, por ser inherente a la actividad del autor, queda a SU cargo, a menos que la ley disponga lo contrario. El concepto ofrece especial importancia en materia de accidentes de trabajo, porque las legislaciones suelen mantener el criterio de que la responsabilidad patronal subsiste cuando el caso fortuito o la fuerza mayor es inherente al trabajo mismo, exonerando únicamente de responsabilidad cuando cualquiera de las circunstancias es ajena al trabajo. La dificultad práctica se presenta respecto a la determinación de en qué casos la "fortuidad" y la fuerza mayor son inherentes al trabajo y cuándo no lo son. Por eso se puede afirmar que ambas circunstancias serán siempre inherentes al trabajo cuando se produzcan en momentos en que el trabajador se encuentra trabajando o en el lugar de trabajo. Con ese concepto, serían de responsabilidad indemnizatoria patronal la muerte del obrero fulminado por un rayo que cae en el lugar de trabajo, o por la insolación que sufre el campesino que trabaja acampo descubierto, o por el disparo hecho por un tercero y que casualmente hiere o mata al trabajador mientras está en el trabajo. Este criterio no es unánime, pero parece aconsejable jurídicamente, porque es evidente que, si la víctima no se hubiese encontrado en aquel sitio preciso por razones laborales, ni el rayo ni la insolación ni la inundación ni el tiro la habrían afectado.  

Castellería o castillería

Derecho que se pagaba al pasar por el territorio de un castillo, y destinado a su conservación. Alfonso II, en 804, concedió su exención a la villa de Valpuesta, y en 1076, Alfonso VI otorgó un fuero a los pobladores de Noscera para que contribuyesen sólo para las obras del castillo de su pueblo. En 1242 el obispo de León señaló en dos sueldos leoneses la citada constitución, exigible a los vecinos de Valle de Madrigal, del señorío de la catedral leonesa, a efectos de la conservación del castillo de Castrotierra.  

Castidad

Virtud que se opone a los afectos meramente camales; o sea, a la sensualidad. Seguida del calificativo conyugal, se refiere al recíproco deber de fidelidad que deben guardarse los esposos. En ese sentido tiene repercusión jurídica dentro del matrimonio, porque el quebrantamiento de ese deber es causa de divorcio y. en algunas legislaciones, origina responsabilidad penal. | En Derecho Canónico, la castidad constituye uno de los votos religiosos, especialmente importante en el sacramento del orden.  

Castigo

Pena o represión. | Enmienda o corrección.  

Castración

Acción y efecto de castrar, extirpación o inutilización de los órganos genitales. Ofrece interés penalístico por cuanto configura una modalidad agravada del delito de lesiones. También en el Derecho Laboral, ya que el accidente productor de tal consecuencia representa una incapacidad de grado discutido para el trabajo. (v. EMASCULACIóN.)  

Castrense

Adjetivo que se aplica a algunas cosas pertenecientes o relativas al ejército y al estado o profesión militar (Dic. Acad.). Del lat. castrensis (perteneciente al campamento); a su vez, de castra (campamento). Por eso, las expresiones bien castrense y peculio castrense (v.) hacen referencia a las cantidades que por diversos conceptos percibían en la antigua Roma los soldados.  

Casual

Lo debido a la casualidad (v.) | Fortuito. Imprevisto, impensado. | En Aragón, decreto o firma judicial para evitar atentados. (v. ACTO. CONDICIóN. DELITO, HOMICIDIO Y QUIEBRA CASUAL).  

Casualidad

Resultado de un conjunto de circunstancias imprevisibles e inevitables, y cuyas causas se ignoran. | Hecho o acontecimiento imprevisto (v. CASO FORTUITO).  

Casuístico

Referente al casuista o a la casuística. | Precepto especial que tiene aplicación exclusiva en casos particulares, sin poseer valor general. | Lo detallado en exceso, lo prolijo.  

Casus belli

Locución latina, aceptada en castellano, que quiere decir "caso de guerra", lo que está representado por el hecho motivador de la declaración de la iniciación de una guerra. Constituye el conjunto de circunstancias que, aun sin razón, mueven a un Estado a considerarse en situación de promover contra otro una declaración de guerra. Lo difícil es determinar cuáles serían los casos que podrían justificar una lucha armada entre naciones (suponiendo gratuitamente que pudiera haber algunos), porque se trata de motivaciones no ya de apreciación subjetiva, sino de valoración de intereses políticos. En realidad. el examen de esta cuestión llevaría a determinar previamente si cabe admitir la existencia de una "guerra justa", por lo menos en su aspecto no defensivo, sino ofensivo. Desde un punto de vista doctrinal, se puede afirmar que el casus belli representa un concepto antijurídico, como lo son todas las controversias que se dirimen por la fuerza. En orden al Derecho Internacional Publico es evidente que, por lo menos en teoría, se podrían solucionar los conflictos jurídicamente ante los tribunales internacionales, pero ese procedimiento casi no pasa, hasta ahora, de utópica aspiración. En el lenguaje internacional se suele hablar de casas belli en el sentido de la advertencia que un Estado hace a otro de que determinados actos que éste se propone realizar serán considerados por aquél como causa de guerra.  

Cata

Prueba o ensayo, como acción o efecto de catar (v.). | Exploración o investigación de índole mineral, en tanto que acción de catear (v.).  

Catar

Probar, gustar. | Registrar, examinar, ver. | Ant. Tener. guardar. | Pretender. buscar. | Curar herida o enfermedad. (v. COMPRAVENTA A ENSAYO O PRUEBA.)  

Catastro

Registro público en el que se hacen constar datos relativos a la propiedad inmueble, tales como la cantidad, la calidad y el valor de esos bienes, los nombres de los propietarios, la situación, extensión, límites y cultivos. Aunque su finalidad característica es la determinación de las contribuciones imponibles, sirve también a efectos estadísticos, civiles y administrativos. En Francia y en España recibe el nombre de catastro parcelario.  

Catear

En Sudamérica, hacer exploraciones mineras mediante catas (v.). | Como americanismo también, allanar la morada. (v. CATEO.)  

Catecúmeno

Persona que se está instruyendo en la doctrina y misterios de la fe católica, con la finalidad de recibir el bautismo (v.).  

Cátedra

Asiento elevado o púlpito desde donde el maestro da lección a los discípulos. | Empleo y ejercicio del catedrático. | Facultad o materia particular que enseña un catedrático. (v. LIBERTAD DE CáTEDRA.)  

Catedral

Iglesia catedral (v.).  

Catedrático

El que tiene cátedra (v.) para dar enseñanza en ella. Basta la precedente definición de la Academia para comprender la enorme importancia social que tiene la función de catedrático, porque está llamada al desarrollo cultural de los pueblos. Ahora bien, para que esa finalidad se cumpla debidamente, es necesario el pleno reconocimiento de la libertad de cátedra (v.), porque todo intento de cohibirla, limita, cuando no anula, el conocimiento de todos los diversos aspectos que presentan las ciencias y las artes. Además, esa limitación tiene repercusiones políticas, encaminadas a imponer en cualquier ramo de la enseñanza las ideas que inspiran a los respectivos grupos que ejercen o detentan el gobierno. Por eso, el principio de la libertad de cátedra resulta esencial en los sistemas liberales y democráticos, en tanto que es opuesto a los regímenes dictatoriales y totalitarios, los cuales, entre las muchas cosas que destruyen en relación con los derechos individuales, figura muy destacadamente la anulación de la libertad de los profesores para exponer sus conocimientos y doctrinas, imponiéndoles las ideas a que forzosamente han de ajustar sus libros y palabras.  

Categoría profesional

Cada uno de los grados establecidos en una profesión o carrera. | Condición social de unas personas respecto de las demás. En este último sentido, habría categorías de abogados, médicos, pintores, militares, empleados, albañiles. No obstante, la primera de las acepciones indicadas es la más corriente en cuanto indica las distintas categorías o jerarquías dentro de una misma profesión. En el Diccionario de Derecho Usual se identifica la categoría profesional con lo que se ha dado en llamar el estatuto personal de todo individuo encuadrado dentro de la producción, sea patrono u obrero, de cuya situación se desprenden, en las relaciones laborales, determinados derechos y obligaciones.  

Cateo

Conjunto de trabajos de investigación del suelo y del subsuelo realizados con autorización del Estado por un tiempo y en superficies determinadas, con la finalidad de obtener el descubrimiento de yacimientos minerales. | En sentido más amplio, conjunto de trabajos mineros que se realizan por medios adecuados, para lograr el descubrimiento de yacimientos minerales útiles y económicamente explotables (Quevedo Mendoza).  

Catequesis o catequismo

Ejercicio de instruir en cosas pertenecientes ala religión. | Arte de instruir por medio de preguntas y respuestas (Dic. Acad.).  

Catequista

Persona que instruye a los catecúmenos. | La que ejerce el catequismo.  

Católico

El que profesa la religión católica, que requiere el bautismo (v.) y la persistencia en la fe y en el culto. Tal cualidad trasciende a lo jurídico a través del matrimonio canónico (v.) y por la exigencia de serlo que exigen algunas Constituciones, como la argentina, para ser jefe de Estado.  

Cauce

En sentido geológico, la concavidad que sirve de piso firme a una corriente de agua natural en su curso normal. | También se llama así la parte recipiente de un canal y de una acequia, sean naturales o artificiales. | En sentido jurídico, el lecho del río, la superficie de tierra cubierta por las aguas de una corriente natural, cuando ésta circula con su mayor caudal. Llámase asimismo álveo. El cauce de las corrientes naturales pertenece al dominio público. Tratándose de cauces artificiales (canales de navegación o de desagüe) destinados a un servicio público, la obra en sí y el agua contenida pertenecen al Estado o al ente público que la explota. En el caso de aguas públicas derivadas para regar campos particulares, la parte de obra por la cual circula la corriente derivada puede pertenecer al propietario del fundo que la utiliza.  

Cauce abandonado

Es el que queda cuando las aguas desvían su curso, sea por causas naturales o por obras artificiales. Ello crea el problema de determinar la propiedad del cauce que ha quedado en seco. Para algunas legislaciones, los cauces abandonados quedan de propiedad de los dueños de los terrenos ribereños en toda la longitud respectiva a cada uno, y, si el cauce abandonado separaba heredades de distintos dueños, la nueva línea divisoria correrá equidistante de unas y otras. El otro problema de este abandono de lecho es el relativo a la propiedad del nuevo cauce que se forma, y que alguna legislación resuelve atribuyéndola al dominio público e indemnizando a los dueños de los terrenos invadidos por las aguas, reconociéndoles la propiedad del lecho abandonado, a proporción del terreno de que han sido privados.  

Caución

Prevención, precaución o cautela. | Seguridad personal de que se cumplirá lo pactado, prometido o mandado. Es una expresión equivalente afianza (v.), ya que garantiza, con relación a uno mismo o a otra persona, el cumplimiento de una obligación, por lo general establecida judicialmente, sea de orden civil o de índole penal. De modo muy señalado, el tema de la caución ofrece importancia en materia penal, por cuanto está relacionado con la obtención de la libertad provisional bajo fianza que, en ciertos casos, puede ser concedida mediante la prestación de una caución, sea personal, real o juratoria (v.).  

Caución de buena conducta

La que presta, ante el juez, una persona asegurando que otra observará buena conducta y no ejecutará el mal que se teme, y, en caso de que ello no ocurra así, el caucionante se compromete a pagar la cantidad o la reparación que se le haya fijado. Este tipo de caución no está previsto en todas las legislaciones.  

Caución "de rato et grato"

Institución del Derecho Romano, que pasó a la legislación histórica española y que las legislaciones modernas han recogido o no. Significa el compromiso que adquiere quien se presenta en juicio representando a otro sin poder bastante del mismo, a efectos de que el representado ha de tener por valedero cuanto se tramite en el pleito, obligándose en caso contrario a pagar a la otra parte la pena prometida y la que se le imponga  

Caución "iudicatum solvi"

Caución otorgada por el actor en un juicio, mediante la que se garantiza el cumplimiento de las responsabilidades que eventualmente pudieren surgir contra tal actor como consecuencia del juicio.  

Caución juratoria

La consistente en prometer, bajo juramento (v.), la presentación ante el juez cada vez que sesea requerido para ello, fijando un domicilio del que no cabe ausentarse sin permiso judicial. (v. CAUCIóN PERSONAL Y REAL.)  

Caución muciana

Fianza o garantía, establecida en Roma por Quinto Mucio Escévola, que al heredero o legatario lo obligaba a restituir todo lo recibido por herencia y todos los frutos, si quebrantaba la palabra de no hacer algo determinado.  

Caución personal

Aquella que presta una tercera persona con capacidad para contratar. (v. CAUCIóN JURATORIA y REAL.)  

Caución procesal

Couture la define como resguardo o seguridad que consiste, generalmente, en el depósito o afectación de ciertos bienes al cumplimiento de una obligación derivada del proceso. (v. "CAUTIO IUDICATUM SOLVI".)  

Caución real

La que se constituye gravando con hipoteca bienes inmuebles, depositando la suma de dinero que el juez determine o depositando efectos públicos u otros papeles de crédito realizables al precio de su cotización. (v. CAUCIóN JURATORIA Y PERSONAL.)  

Caudal

Bienes de toda especie. | Patrimonio. | En especial, dinero. | Agua que brota de un manantial o corre por río o arroyo.  

Caudal relicto

Bien relicto (v.).  

Caudales públicos

Fondos del Estado, de las provincias y de los municipios, así como de establecimientos, también de carácter público, sometidos a las normas oficiales de contabilidad.  

Caudillaje o caudillismo

Mando o gobierno de un caudillo (v.). I En América, caciquismo (v.).  

Caudillo

El que, como cabeza, guía y manda a la gente de guerra. | El que dirige algún gremio, comunidad o cuerpo. Ambas acepciones, dadas por la Academia de la lengua, significan una actitud lícita, porque, partiendo del supuesto de la licitud o de la necesidad de las guerras, puede hacer falta el estratego que conduzca en la lucha, si bien las guerras modernas no son dirigidas por caudillos, sino por muy complejos organismos civiles y militares. Indudable resulta la licitud del caudillo como dirigente de gremios, corporaciones o cuerpos. De todos modos, esa expresión ha caído en absoluto desuso referida a los dirigentes guerreros y a los gremiales. Mas tiene otro sentido que es el corriente. Sánchez Viamonte dice que, en la ARGENTINA, caudillismo es equivalente a lo que en España se llamó caciquismo, y que es "el sistema por el cual un solo personaje político impone su voluntad dentro de un partido y en la función gubernativa". Ese mismo autor dice que se sigue llamando caudillo "aun cierto tipo primitivo de dirigente político que en un barrio urbano, en una ciudad, en una provincia, o en el país entero, impone su voluntad a correligionarios incondicionales, a los que favorece y halaga demagógicamente, a cambio de la sumisión que necesita para sus fines de dominio personal". Fácilmente se advierte que esta acepción tiene un sentido peyorativo, carácter que no pierde, sino que se refirma, por el hecho de que así se haga llamar el jefe de algún Estado. (v. CACIQUISMO.)  

"Caueant consules"

(v. "CAVEANT CONSULES")  

Causa

En materia de obligaciones y de contratos, se conoce como causa, para unos autores, el fin mediato que se busca en el contrato o que produce la obligación; para otros, posiblemente con mejor propiedad, el propósito o razón que motivó a cada una de las partes a celebrar el contrato. La causa constituye un elemento esencial, hasta el punto de que, faltando ella, el contrato no produce ningún efecto. La causa de las obligaciones y contratos tiene que ser verdadera, lícita y no opuesta a la moral y a las buenas costumbres. En orden al Derecho Procesal, la palabra causa equivale a proceso, litigio o pleito.  

"Causa adquirendi"

Loc. lat. Acto o hecho jurídico que fundamenta una adquisición.  

"Causa contrahendi"

Loc. lat. Propósito o motivo que impulsa o lleva a una persona a celebrar un contrato: realizar un trabajo, obtener dinero, adquirir elementos de producción e incluso favorecer a otra persona. Bien se comprende que las finalidades de la contratación son ilimitadas, aun circunscribiéndolas al campo de lo lícito, porque, en el de lo ilícito, carecen de validez. (v. CAUSA.)  

Causa de justificación

Norma o hecho que legitima la conducta. | Excusa. | En el Derecho Penal, cada una de las circunstancias eximentes (v.) en que el sujeto no incurre sino en la apariencia de delito, pues no existe infracción del ordenamiento jurídico general o de las normas de cultura predominantes, que otros penalistas erigen como criterio sancionador. Así, el que ejercita un derecho (el que por defender su vida penetra en el domicilio ajeno, contra la voluntad del dueño), el que cumple con un deber (el soldado de un piquete que hace fuego contra un reo, al oír la voz de mando del oficial); quien actúa en legítima defensa no viola ningún derecho ajeno, porque el propietario o habitante de una casa no puede en tal caso prohibir la entrada al perseguido injustamente, ni el reo ejecutado tenía derecho a la vida, según la ley y la sentencia, ni el agresor ilegítimo tiene reconocida su inmunidad. En tales casos, el que causa un daño o lesiona algún interés ajeno sirve el derecho propio o el general de la colectividad humana organizada. De las causas de justificación se diferencian las de inimputabilidad (la locura, la minoridad), las de inculpabilidad (la obediencia debida o el caso fortuito) y las de impunibilidad (parentesco próximo en el encubrimiento o en el hurto).  

Causa de la obligación

El fundamento jurídico -contrato, cuasicontrato, delito, cuasidelito, ley- que da origen a una obligación.  

Causa del contrato

El fin perseguido por quien suscribe un contrato, entendiéndose por tal ya sea el fin inmediato, consistente en la contraprestación en razón de la cual se asumen las obligaciones contractuales del caso, ya el fin mediato, consistente en el propósito global que la operación pueda significar para las partes.  

Causa falsa

La que las partes dan a conocer sin que corresponda a la exacta o querida en el negocio jurídico, como aparentar que se debe por compra la cantidad que ha de restituirse por un préstamo usurario. La expresión de una causa falsa en los contratos dará lugar a la nulidad, si no se probare que estaban fundados en otra verdadera y lícita.  

Causa ilícita

La contraria a las leyes, a la moral o al orden público. En desventaja conceptual con la causa lícita (v.), a la cual se opone, basta que contradiga cualquiera de los tres órdenes citados para que la ilicitud surja, mientras se precisa la triple conformidad con el orden legal, moral y de fundamento social para reconocer la plena licitud. (v. ACTO ILíCITO, "CONDICTIO OB INIUSTAMCAUSAM".)  

Causa lícita

La ajustada a las leyes, ala moral y al orden público, o, al menos, no prohibida por tales normas. (v. ACTO LíCITO, CAUSA ILíCITA.)

"Causa mortis"

Loc. lat. Por causa de muerte, en virtud de ella. | Causa determinante de la muerte. | Impuesto pagado sobre el importe líquido de la herencia o de un legado.  

"Causa petendi"

Loc. lat. La causa de pedir; por tanto, es el motivo, la razón, el fundamento de la pretensión alegada en juicio.  

Causa simulada

La presentada como verdadera por las partes. Sin tener en sí existencia real. (v. CAUSA FALSA.)  

Causahabiente

Persona que adquiere o que tiene derecho a adquirir de otra (llamada autor o causante) un derecho o una obligación. Los causahabientes son llamados también derechohabientes. Ambas expresiones se aplican especialmente en materia de sucesiones, y así, el heredero es el causahabiente o derechohabiente del que deja la herencia, que es causante o autor (v.).  

Causante

Llamado también autor, es la persona de quien otro deriva su derecho u obligación. (v. CAUSA HABIENTE.)  

Causar

Producir un efecto, ser causa (v.) u origen de un hecho. | Relacionar un título de crédito u otro documento con el acto o relación jurídica que le ha dado origen. | Servir de ocasión para algo.  

Causar estado

Modismo jurídico utilizado para significar que una resolución judicial ha pasado en autoridad de cosa juzgada o que opera la preclusión de la etapa procesal a que pertenece (Couture). En sentido negativo se dice que una resolución no causa estado cuando, por no ser definitiva, resulta susceptible de revisión. En su forma positiva, causar estado es una expresión equivalente a "pasar en autoridad de cosa juzgada", "quedar firme" y "causar ejecutoria"; en su forma negativa equivale a "sin perjuicio de ulterioridades", "en cuanto proceda por derecho", "en cuanto haya lugar" o "sin perjuicio".  

Causas de impunidad

Son llamadas también causas de exclusión de la pena, porque, dejando subsistentes todos los elementos del delito, impiden que se aplique la sanción. Tal sería la situación del autor de tentativa que desiste voluntariamente; de la mujer que intenta su propio aborto; de quien, en los delitos de hurto o defraudación, se encuentra ligado con la víctima por vínculos de determinado parentesco. Otras causas de impunidad serían las señaladas al tratar de la excusa absolutoria (v.).  

Causas de inculpabilidad

Son, en materia penal, las que se derivan de estados psicológicos transitorios independientes de la capacidad penal del autor, que, "con relación a un delito particular, interfieren en esa relación subjetiva entre el acto y el autor" (J. M. Núñez). Entre esas causas figura el error esencial o la ignorancia de hecho, no imputable, que impide comprender la criminalidad del acto o dirigir sus acciones. Causa de inculpabilidad se aplicarla también, por ejemplo, a quien obrase violentado por amenazas de sufrir un mal grave e inminente.  

Causas de inimputabilidad

Repútanse así, en el Derecho Penal, aquellas que convierten en no imputable un hecho delictivo por consideración a la falta de discernimiento en el autor del hecho ilícito. Son circunstancias personales que afectan la capacidad para actuar en forma culpable (Binding, Carnelutti, Jiménez de Asúa). Son, pues, causas de inimputabilidad la carencia de madurez mental, la demencia, la ebriedad (en ciertos casos) y otras similares que perturban o disminuyen la capacidad intelectiva o volitiva en el momento de cometer el delito.  

Causas de justificación

Se consideran así, en materia penal, aquellas que, refiriéndose a hechos generalmente antijurídicos (ilícitos), pierden ese carácter en casos particulares. Corrientemente los autores consideran como causas de justificación: el estado de necesidad, el cumplimiento de un deber, el legítimo ejercicio de un derecho, autoridad o cargo y la legítima defensa propia o de sus derechos, o de la persona o derechos de otros.  

Causídico

Procurador y antiguamente abogado que representa o defiende a los litigantes en el juicio. En Roma se hacía una distinción entre los advocati, anteriormente denominados patronos, que asistían a otras personas con su influencia y conocimientos, y los oradores, que defendían verbalmente a las partes litigantes. En la época de Cicerón se usaba la voz causidici para designar a los oradores que cobraban, mientras que se llamaba oratores a los honorarios. En tiempos del imperio se abandonó el uso del vocablo orador (Enc. Jur. Omeba).  

Cautela sociniana

Llamada también angélica y gualdense, es la cláusula testamentaria por la cual el testador grava o perjudica la cuota legítima del heredero legitimario, a cambio de favorecerlo con otras disposiciones, mientras queda el heredero en libertad para optar entre aceptar el gravamen impuesto a su legítima, conservando los otros beneficios dispuestos a su favor, o renunciar a éstos y exigir su legítima pura, libre de toda carga. La cláusula sociniana es rechazada por diversas legislaciones, entre ellas la argentina y la española. Sin embargo, existe en la doctrina una corriente favorable a la validez de esta cautela, por entender que no contiene una imposición de gravamen ni condición ninguna sobre la legítima, pues se trata nada más que de ofrecer al heredero legitimario una alternativa que sólo él ha de resolver libremente, y si el heredero legitimario puede repudiar la totalidad de su herencia, no se advierte qué inconveniente puede haber en que renuncie a una parte de ella. Para quienes mantienen el criterio de la validez, la prohibición de gravar o de condicionar la legítima no alcanza al caso de que el gravamen se encuentre compensado en otra forma y quede supeditado a la voluntad del heredero.  

Cautelar

Prevenir, adoptar precauciones, precaver. Sin respaldo académico, en la técnica, el vocablo se utiliza como adjetivo, como propio de la cautela o caracterizado por ella.  

"Cautio amplius non agi"

Loc. lat. Obligación de no litigar más por la misma causa, que era hecha en ciertos juicios por el demandante cuando el demandado era absuelto de la demanda (Dic. Der. Usual). Tal caución resulta innecesaria en los procedimientos actuales, por cuanto basta la excepción de cosa juzgada (v.) para ofrecer la garantía de la imposibilidad de una nueva demanda.  

"Cautio damni infecti"

Loc. lat. Caución por amenaza de daño. Representaba la garantía que se daba frente a los casos de daño todavía no producido, pero posible y próximo. Cabanellas afirma que esa institución del Derecho Romano ha sobrevivido en diversas legislaciones, con respecto al edificio que amenaza ruina y que obliga al propietario a demolerlo o a realizar las obras necesarias para la seguridad de los vecinos u otros interesados, mediante el llamado interdicto (v.) de obra ruinosa.  

"Cautio iudicatum solvi"

Loc. lat. Caución de ejecución de sentencia. En el antiguo Derecho Romano llamábase así la que se exigía al demandado, o a su procurador, cuando se ejercitaban acciones reales, con objeto de garantizar la restitución de la cosa reivindicada si fueran vencidos en el juicio, o sólo al procurador del demandado, en las acciones personales, para que garantizara al actor el resultado del litigio. En Derecho Internacional Privado, se llama así la fianza que debe constituir el demandante extranjero, con objeto de garantizar al demandado nacional, si la acción se rechaza, el pago de los gastos y daños y perjuicios que deriven del litigio (L. D. Bonaparte).  

"Cautio rei uxoriae"

Loc. lat. Caución del bien de la esposa. Promesa que el futuro marido hacía de restituir a la mujer sus bienes dotales, por disolución del matrimonio o por cualquiera otra causa. En las legislaciones modernas, la restitución de la dote constituye una obligación legal que han de cumplir el marido o sus causahabientes en favor de la mujer o de quienes de ella traen causa.  

Cautiverio

Estado de la persona que, aprisionada en la guerra, vive en poder del enemigo (Dic. Acad.).  

Cautivo

Prisionero de guerra. | Más en especial, el cristiano que caía en poder de los musulmanes, sometido a trato rigurosísimo o retenido ala espera de un crecido rescate.  

"Caveant consules"

Aforismo lat. En el Derecho Romano, el nombramiento de los cónsules se expedía con la fórmula caveant consules ne quid detrimenti res publica capiat, mediante la cual el Senado investía de plenos poderes a tales funcionarios para obligarlos a que velasen a fin de que la república no padeciese ningún daño.  

Caza

Busca o seguimiento de aves, fieras y otros animales para cogerlos o matarlos (Dic. Acad.). Constituye medio de adquirir, por simple ocupación, la propiedad de los animales que viven en estado de libertad natural, aprehendiéndolos vivos o muertos y cualquiera sea el procedimiento empleado para su captura o muerte. El derecho de cazar está sometido a los reglamentos dictados por las autoridades competentes, especialmente en lo que se refiere a los tiempos de veda y a los instrumentos empleados. Cuando la caza se efectúa quebrantando esos reglamentos o dentro de un predio ajeno y sin permiso del dueño, la caza se considera furtiva y da origen a sanciones punitivas. (v. APROPIACIóN, OCUPACIóN, PESCA.)  

Ceca

Casa donde se acuña moneda. | En Marruecos, moneda. | Si se tiene en cuenta que La Meca fue la patria de Mahoma, que éste transformó en la ciudad santa más importante del mundo musulmán, se comprenderá el sentido de la corriente frase española "ir de la ceca a la meca", con lo cual se da a entender no ya que se traslada uno de uno lugar a otro, sino más propiamente que se va de lo material a lo espiritual.  

"Cedant arma togae"

Aforismo lat. Celebre oración del gran jurista de la antigüedad romana Cicerón. Cedan las armas a la toga. En otros términos, que el gobierno civil sea superior al militar. Lamentablemente, frente a esa plausible expresión, surgió su contraria: cedant leges inter arma (cedan las leyes entre las armas), con lo cual se quiere decir que el poder civil puede ser violado por el militar. Por desgracia, esa idea sigue manteniendo reprobable aplicación en los tiempos modernos, y lo que es peor, sobre él están basadas las teorías totalitarias sin distinción de signo.  

"Cedant leges inter arma"

Aforismo latino opuesto al cedant arma togae (v.).  

Cedente

Persona que trasmite o traspasa a otra un derecho. (v. CESIóN.)  

Ceder

Dar, transferir, traspasar a otro, mediando precio o sin él, una cosa, acción o derecho. | Transigir, avenirse. | Retirarse, no ofrecer resistencia. | Rendirse o capitular. | Hacer concesiones.  

Cédula

Trozo de papel o pergamino, ya escrito o donde cabe escribir algo. | Papeleta de citación o de notificación, autorizada por funcionario judicial. | Papel por el cual se cita para reunirse en la fecha en él designada. | Instrumento que acredita la identidad de una persona. | Documento en que se reconoce una obligación, y en especial una deuda.  

Cédula de citación

Documento que extiende la autoridad judicial competente u otro funcionario por su orden, para que una persona concurra a una audiencia o a la práctica de cualquier diligencia en día, hora y lugar determinados.  

Cédula de emplazamiento

Medio procesal por el que un juez o tribunal cita a alguna persona para su comparecencia a efectos de cumplir lo que estuviere ordenado en el emplazamiento (v.).  

Cédula de identidad

Denomínase así, en la ARGENTINA, el documento que, en forma de carné, entregan las policías federal y provinciales para identificación de las personas. Es documento público al solo efecto del delito de falsificación, pero no sirve para probar ni la fecha ni el lugar de nacimiento ni el estado civil del poseedor.  

Cédula de notificación

Documento mediante el cual un funcionario judicial comunica a las partes interesadas, en su propio domicilio, una resolución judicial, inclusive la sentencia. (v. CéDULA DE CITACIóN, NOTIFICACIóN.)  

Cédula hipotecaria

Título de crédito expedido por un banco hipotecario oficial, para la financiación de sus operaciones de préstamo. Tales títulos se entregan al prestatario en vez de moneda y devengan el interés legalmente establecido. Son títulos amortizables.  

Cédula personal

En España, documento oficial que con fines fiscales servía imperfectamente para la identificación de su titular, por expresar el nombre, profesión, domicilio, estado y demás circunstancias del contribuyente (Dic. Der. Priv.). La exhibición de la cédula personal era indispensable para la realización de determinados actos civiles, administrativos o judiciales.  

Cédula testamentaria

Escrito complementario del testamento, con menos solemnidades que éste, al cual se refería el testador. En la actualidad, de no reunir cuando menos los requisitos del testamento ológrafo (v.), no poseen valor tales cédulas. (v. CODICILO, MEMORIA TESTAMENTARIA.)  

C. E. E

Siglas de la Comunidad Económica Europea, más conocida como Mercado Común Europeo (v.).  

Celda

Cada uno de los aposentos donde se encierra a los presos en las cárceles celulares (Dic. Acad.).  

Celebración

Ejecución de un acto, o concierto de un contrato, con los requisitos establecidos o con las solemnidades del caso. | Alabanza, encomio. | Limosna o estipendio que el sacerdote recibe por la misa. | Conmemoración grata y festejada (Dic. Der. Usual).  

Celestina

Mujer que se dedica a la alcahuetería (v.).  

Celibato

Situación en que se encuentra quien no ha contraído matrimonio. Jurídicamente tiene importancia por cuanto afecta al estado civil de las personas y la Iglesia lo mantiene como obligación sacerdotal, pero discutida hoy en las asambleas eclesiásticas superiores.  

Célibe

Dícese de la persona que no ha tomado estado de matrimonio.  

Cementerio

Necrópolis (v.),  

Censatario

El que paga la pensión, canon o rédito en el derecho real de censo (v.) (Dic. Der. Usual).  

Censo

Derecho real sobre un inmueble que se grava con prestaciones periódicas denominadas canon y también censo. Quien paga el canon es el censatario o censuario y quien lo recibe es el censualista. Por lo general, se considera el derecho real de censo como una institución que participa de las características de la compraventa y la locación, sin confundirse con ninguna de ellas. Los censos pueden ser enfitéuticos, consignativos y reservativos (v.), según la división clásica; perpetuos, vitalicios o temporales, según su duración, y redimibles, irredimibles o muertos, según que puedan ser levantados o no. Es de esencia de los censos su perpetuidad o larga duración, pero, ello no obstante, el censatario podrá redimirlos a su voluntad, devolviendo el capital recibido, si se trata de un censo consignativo, o el capital que se hubiere fijado como valor de la finca al tiempo de constituirse el censo, si éste es enfitéutico, o entregando el censatario al censualista el capital que se hubiere fijado al constituirse el censo, si éste es reservativo. En la ARGENTINA, pese a los fracasados intentos de Rivadavia para desarrollar la nación sobre la base de dar en enfiteusis las tierras públicas, en el Código Civil de Vélez Sarsfield sólo se admitieron los censos constituidos por menos de cinco años, con lo cual perdió toda su eficacia esta institución. Allí donde los censos se admiten, pueden constituirse por contrato o por testamento y se extinguen cuando la cosa censada perece o se hace infructífera, cuando el censatario abandona la cosa al censualista, por prescripción de 30 años, por redención, y por confusión de las personas del censatario y el censualista. La voz censo posee otro significado muy distinto, como acto estadístico: la operación realizada, por los organismos competentes del Poder Ejecutivo, a efectos de contar el número de personas o de hechos de determinada índole, para la formación de las estadísticas de población, industria, comercio, alfabetos y analfabetos, salubridad, delincuencia, asuntos tramitados ante los tribunales de justicia u oficinas públicas, ocupación y desocupación, etc. También se pueden hacer censos por entidades privadas con propósitos políticos, culturales, comerciales, propagandísticos. Pero, mientras en los de carácter público es obligatorio en las personas requeridas el suministro de los datos objeto de la investigación, en los de carácter particular tal declaración es voluntaria.  

Censo consignativo

En esta especie de desdoblamiento del dominio, el censatario impone sobre un inmueble de su propiedad el gravamen del canon o pensión que se obliga a pagar al censualista por el capital que de éste recibe en dinero. Sobre su redención, v. CENSO.  

Censo enfitéutico

Aquel en que el censualista cede el dominio útil de un inmueble, reservándose la nuda propiedad y el derecho a percibir una prestación periódica, que grava a su favor el dominio cedido. En esta especie de censo, el censatario se llama también enfiteuta. (v. ENFITEUSIS.) Sobre su redención, v. CENSO.  

Censo irredimible

El que por pacto no podía redimirse nunca. Tal convención o cláusula carece de valor en la actualidad. La única restricción admitida consiste en no permitir la redención durante la vida del censualista u otra persona determinada, o en plazos máximos de 20 anos en el censo consignativo, y de 60, en el reservativo y en la enfiteusis.  

Censo perpetuo

La perpetuidad es connatural en el censo, en lo inmobiliario. Ello significa -salvo pacto en contra- que subsiste indefinidamente, a diferencia del censo temporal (v.), pero no quiere decir irredimible. El perpetuo se extingue por las causas puntualizadas al tratar del censo en general, y, especialmente, por hacer el censatario uso de su derecho de redención (v.).  

Censo reservativo

Aquel en que el propietario de un inmueble cede el dominio útil y el directo al censatario, reservándose el derecho de exigir de éste el pago periódico de un canon que grava el inmueble cedido. Sobre su redención, v. CENSO.  

Censo temporal

Aquel en cuya constitución se fija limitación de tiempo. El plazo puede establecerse señalando un lapso concreto: tantos años, o por medio indirecto: la vida de una persona u otro hecho que con toda seguridad haya de suceder aun cuando se ignore el momento. En todo caso no debe exceder de 20 años en el consignativo, y de 60 años en la enfiteusis y en el reservativo, si implica la prohibición de redimir. (v. CENSO IRREDIMIBLE y PERPETUO.)  

Censor

Funcionario público que tiene a su cargo el ejercicio de la censura (v.).  

Censualista

Persona que tiene derecho a percibir la pensión o canon de un censo (v.) impuesto o adquirido por ella sobre una finca, gravada como consecuencia de la entrega de un capital o del predio al obligado o censatario (v.) o adquirido con tal gravamen de su causante (Dic. Der. Usual).  

Censura

Medida de tipo gubernativo encaminada a impedir la publicación de periódicos y libros, así como la exhibición de obras teatrales o cinematográficas, que no hayan sido previamente examinados y permitidos por las autoridades que la ejercen. Constituye un acto atentatorio contra la libertad de pensamiento y de expresión, por lo cual los países que actúan dentro de un régimen político democrático y liberal prohiben, inclusive en normas constitucionales, y salvo circunstancias extraordinariamente graves, el ejercicio de toda censura previa, limitándose a perseguir judicialmente, después de aparecidas, las publicaciones y representaciones inmorales o constitutivas de delito. Contrariamente, en los regímenes totalitarios o dictatoriales, la censura previa constituye uno de los pilares del sistema. En algunos países no totalitarios ni dictatoriales se practica la censura previa, y aun se abusa de ella, en lo que se refiere a espectáculos públicos, por razones de moralidad y en uso de la facultad de ejercer la policía de costumbres, pero aun esta censura limitada constituye motivo de discusiones tanto en el terreno jurídico como en el político y doctrinal.  

Centralización

Acción o efecto de centralizar, de reunir o concertar la resolución de los asuntos políticos y administrativos en el gobierno de un país o en sus delegados directos. (v. AUTONOMíA, DESCENTRALIZACIóN).  

Centralización administrativa

Se registra cuando el órgano superior mantiene sin limitación ni disminución la competencia de dirección, comando y control sobre todos los órganos que integran la administración pública (Fiorini); contrariamente a lo que sucede con la descentralización, en que la plenitud de esa competencia se declina parcialmente en favor de algún órgano que realiza una actividad especial y al cual se le reconoce alguna de las atribuciones del órgano superior (Fiorini).  

Centralización política

Forma unitaria de la organización del Estado en virtud de la cual la actividad pública corresponde a órganos cuya competencia se extiende a todo el territorio nacional, contrariamente a lo que sucede en la descentralización política, en que "los asuntos políticos son ejecutados en mayor o menor escala por órganos o asociaciones políticas con competencia limitada a una región o localidad" (Bernard). El tema de la centralización y de la descentralización políticas se encuentra íntimamente ligado al de la organización unitaria o federal del Estado. (v. FEDERALISMO.)  

Centro

Lugar habitual de reunirse una corporación, sociedad, partido o sindicato. | Parte de una población donde se encuentran el foco comercial y las oficinas públicas (Dic. Der. Usual).  

Centro Europeo de Investigación Nuclear

Organización internacional creada en 1953, con la finalidad de unificar los recursos de los Estados europeos para la investigación científica en vista de la utilización pacífica de la energía nuclear.  

Centunviro

Cada uno de los cien ciudadanos que en la antigua Roma, para conocer de ciertos asuntos civiles de importancia, asistían al pretor urbano a quien correspondía fallar. Durante la monarquía, el cargo se ejercía por nombramiento real, y durante la república, por elección. Se cree que la función se desempeñaba durante un año y que su competencia estaba limitada a cuestiones de índole civil, y, dentro de éstas, existen dudas acerca de si su competencia se circunscribía alas cuestiones de dominio quiritario o al procedimiento de la legis actio sacramento. Al parecer, los centunviros fueron suprimidos por Teodosio a fines del siglo Iv.  

C. E. P. A. L.

Iniciales de un importante organismo regional de las Naciones Unidas: la Comisión Económica para América Latina.  

Cercado

Terreno aislado de sus colindantes por paredes, setos, fosos, empalizadas, verjas o pircas. Tiene importancia jurídica por cuanto afecta al régimen del condominio de esos elementos y a las normas legales de la medianería (v.).  

Ceremonia

Acción o serie de actos observados por ley, mandato o costumbre, para solemnidad en unos casos, y como reverencia o respeto en otros. Las ceremonias son muy características del Derecho Canónico. En el Derecho Común, se estilan en tribunales y otros actos especiales, para su relieve. De ser obligatorias, cabe exigirlas si constituyen requisitos, a veces so pena de nulidad (Dic. Der. Usual).  

Cerrado

Sustantivo. Cercado, huerto con tapia o cerca. | Adjetivo. Oculto, resguardado, dentro o detrás de algo que protege. (v. TESTAMENTO CERRADO.) | Restringido, reservado, como behetría cerrada. | De ascenso por rigurosa antigüedad o escala cerrada (Dic. Der. Usual).  

Certeza

Clara, segura y firme convicción de la verdad. | Ausencia de dudas sobre un hecho o cosa. | Convencimiento que adquiere el juzgador por lo resultante de autos y que se traduce en la apreciación que hace de las pruebas (Dic. Der. Usual).  

Certificación

Testimonio o documento justificativo de la verdad de algún escrito, acto o hecho. | Acto por medio del cual una persona da fe de algo que le consta (Dic. Der. Usual).  

Certificación de dominio

Documento expedido por quien tiene autoridad para ello y con los requisitos legales, y demostrativo del derecho de propiedad del Estado, las provincias, los municipios y corporaciones de Derecho Público o servicios administrativos, así como en cuanto a la Iglesia católica. También se aplica respecto de la propiedad de personas de Derecho Privado. El Regl. Hipotecario esp. establece que para obtener la inscripción dominical, cuando no exista título inscribible, el jefe de la dependencia a cuyo cargo esté la administración o custodia de las fincas que hayan de inscribirse expedirá, por duplicado, certificación donde consten: 1º) La naturaleza, situación, medida superficial, linderos, denominación y número, en su caso, y cargas reales de la finca que se trate de inscribir. 2º) La naturaleza, valor, condiciones y cargas del derecho de que se trate. 3º) Cuando conste, el nombre de la persona o corporación de quien se haya adquirido el inmueble o derecho. 4º) El título de adquisición o el modo en que se haya adquirido. 5º) El servicio público u objeto a que esté destinada la finca (art. 303).  

Certificado

Documento, generalmente de carácter público, pero que también puede ser privado, por el que se acredita o atestigua un hecho del cual quien lo suscribe tiene conocimiento. Los certificados públicos más corrientes se refieren al nacimiento, matrimonio, defunción, domicilio, buena conducta y estudios de las personas, así como a la propiedad de bienes raíces, al pago de impuestos, etc. Entre los certificados privados de uso corriente se cuentan los de enfermedad, suscritos por médicos no oficiales, y los de trabajo, librados por los empleadores a petición de los empleados.  

Certificado de buena conducta

El extendido por la policía u otra autoridad especial, para acreditar que determinado individuo ha observado, en cuanto se sabe, buena conducta (v.), caracterizada por la carencia de antecedentes penales y por una vida alejada de vicios, desórdenes y pendencias.  

Certificado de depósito

"Warrant" (v.).  

Certificado de dominio

Certificación de dominio (v.).  

Certificado de origen

El que acredita el pabellón y el puerto de procedencia de un buque. | El que asegura oficialmente que ciertos productos provienen de tal país.  

Cesación

Final, término. | Suspensión. | Abandono. | Fin del desempeño de un cargo. | Interrupción (Dic. Der. Usual).  

Cesación a divinis

Suspensión de los oficios religiosos en una iglesia profanada, cuya reanudación exige su nueva bendición, luego de superada esa violación del culto y del templo (Luis Alcalá-Zamora).  

Cesación de hostilidades

Situación que se produce cuando se pone fin a las acciones de guerra desarrolladas por las naciones que se encontraban en ese estado.  

Cesación de pagos

Situación constitutiva del estado de quiebra (v.), derivada del hecho de que el deudor no pueda hacer frente a sus obligaciones. De esa situación son susceptibles los comerciantes, las personas jurídicas y los no comerciantes.  

Cesante

El que es objeto -y víctima, por cuanto pierde empleo y remuneración- de una cesantía (v.).  

Cesantía

Estado de cesante, del empleado público a quien se priva de su empleo, y en algunos casos, del sueldo. | Paga que en determinadas circunstancias percibe el empleado cesante. La cesantía puede equipararse a la jubilación o retiro, cuando se ha producido por edad o invalidez. Mas también puede representar un correctivo impuesto al empleado por el mal desempeño de su función o por su mala conducta. En este último sentido representa una medida menos grave que la exoneración (v.).  

Cesión

Acto entre vivos por el cual una persona traspasa a otra bienes, derechos, acciones o créditos. (v. BENEFICIO DE CESIóN DE BIENES.) (De las especies principales de cesión se trata en las locuciones que siguen, resumidas del Diccionario de Derecho Usual).  

Cesión de acciones

Su transmisión inter vivos en enfoque procesal, que admite dos especies: la de las eventuales, que se equipara a la cesión de derechos (v.), y la de las acciones entabladas ante un tribunal, en que existe algo aleatorio, por cuanto la resolución puede ser favorable o adversa. Esta frustra la expectativa del cesionario.  

Cesión de bienes

La dejación o abandono que un deudor hace de todos sus bienes a sus acreedores, cuando se encuentra en la imposibilidad de pagar sus deudas. Es una forma de pago.  

Cesión de crédito

Transferencia de una parte a otra del derecho que le compete contra su deudor, con entrega adicional de título, cuando exista. Se rige por la compraventa, si es por precio; por la permuta, si se recibe un derecho equivalente, y por la donación, cuando se realiza gratuitamente.  

Cesión de derechos

Transmisión, a título oneroso o gratuito, de cualquiera de los pertenecientes al titular de ellos, sean personales o reales. El cedente está obligado a responder de la legitimidad del todo en general, pero no de cada una de las partes, a menos de evicción de la mayor parte o de la totalidad.  

Cesión hereditaria

Cuando concrete los bienes a que se refiere, encuadra en una típica cesión de derechos (v.), con la responsabilidad consiguiente; si no especifica bienes, el cedente sólo responde de su cualidad de heredero frente al cesionario.  

Cesionario

Persona a la cual cede otra bienes o derechos. (v. CESIóN.)  

Ciego

Quien carece de la vista. Tal defecto y desgracia aminora la capacidad jurídica, porque el ciego no puede testificar sino de lo que oye o toca. No puede desempeñar funciones públicas, salvo cargos subalternos. Puede testar muy limitadamente en cuanto a la forma, como se expresa al tratar del testamento del ciego (v.). Las agresiones contra los ciegos por los que ven están agravadas siempre por la alevosía (v.). Por ello, todo homicidio de que sean víctimas se convierte en asesinato (v.).  

Cielo

Lo religioso, divino y paradisíaco aparte, el vocablo significa la atmósfera terrestre. | El horizonte. | El espacio aéreo. | El espacio interplanetario. (v. DERECHO ASTRONáUTICO y ESPACIAL.)  

Ciencia

Conocimiento cierto de las cosas por sus principios y causas. | Cuerpo de doctrina metódicamente formado y ordenado, que constituye un ramo particular del saber humano. Así, las ciencias jurídicas. | Saber o erudición. | Habilidad, maestría (Dic. Acad.).  

Cierre

Cesación temporal de las actividades industriales o mercantiles por decisión empresaria, que impide el acceso de su personal a locales, fábricas y talleres, por medidas laborales o económicas. (v. "LOCK-OUT".)  

C. I. J.

Abreviatura de Corte Internacional de Justicia (v.). que funciona en La Haya.  

Circulación

Movimiento que siguen las mercaderías, los valores, el dinero o la propiedad, mediante el intercambio. | Transito reglamentado u ordenado por las vías públicas (Dic. Der. Usual).  

Circulación de libros obscenos

Delito en que incurre quien publica, fabrica o reproduce libros, escritos, imágenes u objetos impúdicos, ofensivos del pudor, o los expone o hacer circular. El pudor público es el bien jurídico que se trata de proteger. La dificultad se encuentra en la definición del pudor, porque es un concepto cambiante en el espacio y en el tiempo. Depende, además, de criterios absolutamente subjetivos, como demuestra el hecho de que constantemente se están discutiendo, incluso en los estrados judiciales, si ciertas novelas, filmes o comedias son publicables o exhibibles o si deben ser prohibidos por su calidad atentatoria contra la honestidad pública.  

Circunscripción

División administrativa, militar, electoral o eclesiástica de un territorio (Dic. Acad.).  

Circunstancias agravantes

(v. AGRAVANTE.)  

Circunstancias atenuantes

(v. ATENUANTE.)  

Circunstancias eximentes

(v. EXIMENTES.)  

Circunstancias modificativas

En lo penal, v. CAUSAS DE IMPUNIDAD, DE INCULPABILIDAD, DE INIMPUTABILIDAD y DE JUSTIFICACIóN.  

Circunvención de menores

Rebuscado latinismo, con el significado de "opresión engañosa", que muy rara vez se emplea por abuso de menores (v.).  

Cisma

División o separación entre los individuos de un cuerpo o comunidad. | Discordia, desavenencia, especialmente cuando se refiere a la división religiosa (Dic. Acad.).  

Cismático

Con referencia a la religión católica, se entiende por cismático el que, después de haber recibido el bautismo, niega sumisión al Romano Pontífice, o se rehúsa a comunicarse con los miembros de la Iglesia que le están sometidos. El tema aparece definido en el canon 1.325 del Codex luris Canonici.  

Citación

Acto por el cual un juez o tribunal ordena la comparecencia de una persona, sea parte, testigo, perito o cualquier otro tercero, para realizar o presenciar una diligencia que afecte aun proceso. La citación no debe confundirse con el emplazamiento, aun cuando frecuentemente se incurre en esa confusión, porque el emplazamiento no es una citación de comparecencia, sino la fijación por el juzgador de un espacio de tiempo para que las partes realicen o dejen de realizar determinada actividad en el proceso, bajo apercibimiento de la sanción que corresponda. La citación ha de ser notificada a la persona a quien se dirija y esa notificación se puede hacer por cédula o por edictos. La tendencia procesal moderna es la de permitir que las citaciones o, mejor dicho, las notificaciones de las citaciones y emplazamientos a los interesados se puedan hacer no solo por cédula o por edictos, sino también por cualquiera forma fehaciente; por ejemplo, el telegrama colacionado o la carta con acuse de recibo. (v. CéDULA DE CITACIóN, EDICTO, EDICTOS JUDICIALES.)  

Citación de remate

Llámase así la que se hace al deudor notificándole que se va a proceder a la venta de los bienes que le han sido embargados, a fin de que pueda alegar en su defensa cuanto juzgue oportuno a su derecho, a efectos de impedir el remate (v.) de tales bienes.  

Ciudad

Población, comúnmente grande, que antiguamente gozaba de mayores preeminencias que las villas. Aparte su sentido histórico, su interés jurídico radica en su organización municipal, que tanto afecta a las ciudades como a las villas, a las aldeas y a cualquier poblado. | Actualmente se habla de ciudades universitarias como núcleos que contienen edificios con sus anexos destinados a la enseñanza superior y al albergue de profesores y alumnos, pero esta acepción no tiene contenido jurídico propio, sino el que se desprende de las normas educacionales y del hecho de estar situadas en el territorio de una municipalidad. (v. MUNICIPIO.)  

Ciudadanía

Concepto de difícil definición, por cuanto presenta matices muy diversos. El Diccionario de la Academia se limita a decir que es calidad y derecho de ciudadano; o sea, natural o vecino de una ciudad. El concepto resulta sumamente deficiente, porque la ciudadanía más está atribuida a una nación que a una ciudad y porque se puede ser vecino de una ciudad sin ser ciudadano del país. Estrada la define como la condición jurídica en cuya virtud los individuos intervienen en el ejercicio de la potestad política de una sociedad determinada. Esto se aproxima más a la verdad, pero no del todo; en primer lugar, porque los residentes de una ciudad de cuya nación no son ciudadanos, pueden ejercitar ciertos derechos políticos, especialmente de orden municipal, y, en segundo término, porque hay ciudadanos, como los que lo son por naturalización, que no pueden ejercer algunos derechos políticos, como el desempeño de determinadas magistraturas. Sánchez Viamonte dice que "la ciudadanía es una institución que habilita para el ejercicio de todos los derechos políticos, y comporta deberes y responsabilidades correlativos respecto del Estado". La definición es clara, aun cuando cabe observar, según ya se ha dicho, que se puede ostentar la ciudadanía de un país sin tener todos los derechos políticos. El mismo autor lo comprende así cuando dice que "ciudadano es el individuo, miembro del cuerpo social, que interviene en la formación del gobierno, que participa en la sanción de la Constitución y de las leyes por medio de sus representantes, que está facultado para controlar el desempeño de las funciones públicas y que asume una parte de la responsabilidad que incumbe al pueblo, como titular de la soberanía". La ciudadanía se puede obtener por uno de estos procedimientos: por el nacimiento en el país de que se trate; por opción que pueden efectuar los hijos de nacionales nacidos en el extranjero; por naturalización; en algunos países, por matrimonio, y aun por la posibilidad, también con referencia a algunos países, de obtener la doble nacionalidad. Ya se comprende que sobre esta cuestión las legislaciones son divergentes. (v. CARTA DE CIUDADANíA, NATURALIZACIóN.)  

Ciudadano

Natural de una ciudad. | Vecino, habitante de una ciudad. | Quien disfruta de los derechos de ciudadanía (v.). | El residente en alguna ciudad o Estado libre (Dic. Der. Usual).  

Civil

Adjetivo. En palabras de G. Cabanellas y L. Alcalá-Zamora, civil se dice primeramente de las disposiciones que emanan de las autoridades laicas, a diferencia de las eclesiásticas. | Del poder del Estado sobre los ciudadanos, en oposición ala potestad de la Iglesia sobre los creyentes. | También, de las normas que proceden de la autoridad general, y no de las castrenses o militares. | Lo perteneciente a la justicia y a la legislación en orden a intereses, y no en lo relativo a la sanción de los delitos, que se llama criminal. | Por contraposición al Derecho Público, se refiere asimismo al Derecho Privado. | Dentro de él, los contratos, y en especial las sociedades civiles, se oponen a las mercantiles, y en general a lo comercial. Sustantivo. Guardia civil. | Paisano, hombre del pueblo, a diferencia del militar. | Ciudadano.  

Civilista

Jurista conocedor profundo del Derecho Civil. | Abogado especializado en asuntos ante la jurisdicción civil.  

Civismo

Servicio de los intereses patrios. | Celo por las instituciones ciudadanas. | Integra y consciente defensa del poder civil frente a los atropellos de la fuerza (Dic. Der. Usual). "Civitas" Voz latina. En lo material, ciudad; en lo jurídico, conjunto de derechos del ciudadano romano.  

Clan

Nombre que, en Escocia, designaba tribu o familia y que por extensión se aplica a otras formas de agrupación humana. Se caracteriza por el reconocimiento de antepasados comunes y, en consecuencia, por estar los individuos emparentados entre sí. (v. "GENS", TRIBU.)  

Clandestinidad

Manera encubierta, oculta o secreta con que se realiza un acto. En el ámbito del Derecho Privado, la clandestinidad se relaciona especialmente con la posesión; o sea, aquella que no puede ser conocida por el verdadero dueño, y con el casamiento, cuando no está acompañado de las formalidades de publicidad que la ley exige. En el ámbito del Derecho Público afecta principalmente los problemas de orden interior y de Derecho Penal, como en el caso de las asociaciones, reuniones y publicaciones clandestinas y todos aquellos actos atentatorios contra los intereses generales, para cuya realización exige la ley notoriedad y publicidad.  

Clandestino

Con clandestinidad (v.), en secreto y con fines dolosos. | Con reserva, para evitar males innecesarios. (v. POSESIóN CLANDESTINA.)  

Clase

Con esta expresión se alude a los grados en que se distribuyen personas u objetos de una misma condición o especie, y con referencia especial a la mayor o menor importancia que tengan. En ese sentido se habla de clases sociales. | En orden a los objetos, por ejemplo en los ferrocarriles, se habla de primera, segunda y tercera clase para determinar las mayores o menores comodidades que ofrecen los vagones. Y otro tanto sucede con cualquier elemento que presente diversas calidades. La expresión es aplicable a los funcionarios, a los contribuyentes, a los caminos, a los bienes raíces. En un sentido militar, el vocablo clase se refiere al conjunto de jóvenes que, por razón de la fecha de nacimiento, han de hacer el servicio obligatorio en un mismo año. | En materia educacional se habla de clase aludiendo a la lección que el profesor da a los alumnos, así como también al local o aula en que la lección es dada.  

Clases pasivas

Conjunto de los que obtienen sus ingresos básicos sin prestaciones actuales efectivas, como los jubilados y retirados, los pensionistas, los inválidos.  

Clases sociales

Tipo determinado de agrupamiento sociológico. sobre la base del principio de diferenciación social, que ha alcanzado en los tiempos modernos un sentido definido y que posee una misión decisiva en el mundo contemporáneo (Poviña). Cabanellas las define como conjunto de personas o de familias que ocupan una posición económica similar, con necesidades y aspiraciones comunes, y que disponen de medios de vivienda, alimentación, vestido, esparcimiento y transporte análogos. La división de las clases sociales ha sido hecha por los diversos autores de muy diversa manera, porque en gran parte depende del punto de vista que se adopte. La más generalizada es la que señala tres clases: alta, media y baja (respectivamente burguesía y restos de la nobleza, mesocracia y proletariado, dice también Cabanellas). Pero, en realidad, esa clasificación va adquiriendo cada día contornos más borrosos, no solo por la creciente desaparición como valor social de la llamada nobleza de sangre, sino principalmente por la tendencia ala confusión de todas las clases, hasta el extremo de que ya resulta muy difícil determinar dónde termina una y empieza otra, sobre todo en aquellos países que, por haber alcanzado cierta equiparación en los ingresos personales, han elevado el nivel de vida de los individuos; por lo que puede decirse que la diferencia entre mesocracia y proletariado o no existe o es muy tenue. Lo demuestra el hecho de que en las luchas sociales, los intereses y las aspiraciones suelen ir unidos. La lucha no es ahora la de clases, impulsada por el marxismo, sino la de sistemas económicos.  

Clasificación de buques

Para garantía en la seguridad de la navegación, se necesita clasificar los buques y determinar sus características y condiciones en que se encuentran, todo lo cual constituye, además, un medio informativo para quienes tratan de adquirirlos o utilizarlos. Esa función puede ser realizada por el Estado, por entidades paraestatales y por sociedades de carácter privado, algunas de las cuales gozan de indudable prestigio internacional. Las más conocidas son el Lloyd´s Register of Shipping y el Bureau Veritas (v.), pero existen otras varias, como Registro Italiano, American Bureau of Shipping, Norske Veritas, Germanische Lloyd’s, Brithish Corporation, Teikohn Kiji Kyokay y Registro de U.R.S.S.  

Claustro

Junta formada por el rector y los consejeros, doctores y maestros graduados en una universidad. | Estado monástico, vida conventual (Dic. Der. Usual).  

Claustro materno

La matriz en que es concebido el ser humano y donde el feto se desarrolla hasta el aborto o el parto, salvo perecer prematuramente con la embarazada. El abandono del claustro materno con vida constituye el nacimiento (v.) y el comienzo de la personalidad jurídica (Luis Alcalá-Zamora).  

Cláusula

Cada una de las disposiciones de un contrato, tratado, testamento o cualquier otro documento análogo. público o privado. Siendo las cláusulas parte integrante del acto jurídico de que se trate, a ellas alcanzan sus efectos y la obligatoriedad relativa al acto. Como quiera que las cláusulas no son independientes unas de otras, sino que todas ellas forman un conjunto, que es la esencia del documento en que se hallan insertas, se han de interpretar las unas por medio de las otras, atribuyendo a cada una el sentido que resulte de la totalidad.  

Cláusula a la orden

La inserta en un documento de crédito, como letra de cambio (v.), cheque, pagaré, para significar, con la mención expresa de tales palabras (a la orden y luego el nombre de una persona o razón social), que el documento puede transmitirse por vía de endoso (v., y además CHEQUE y TíTULO A LA ORDEN).  

Cláusula accesoria

La que se encuentra subordinada a otra principal, así como también la que se establece para garantizar el cumplimiento de otra representativa de la esencia del contrato, como la Cláusula penal (v.).  

Cláusula accidental

La innecesaria para la validez del acto, o ajena a su naturaleza, pero convenida por las partes como elemento del negocio jurídico; por ejemplo, que el precio de la venta se abone en determinadas mensualidades o en lugar fijado.  

Cláusula ad cautélam

Si bien el testamento representa un acto esencialmente revocable, de suerte que el anterior queda invalidado por el posterior, siempre que éste reúna los requisitos formales para su validez, no siempre sucedió así, como se advierte teniendo en cuenta que la ley 22, tít. I, de la Partida VI estableció un principio limitativo de la revocabilidad, al determinar que el testamento no se desataría por otro que se hiciese después, entre otros casos, cuando el testador expresase su deseo de que el testamento "que agora fago, quiero que vala para siempre, e non quiero que vala otro testamento que fuese fallado, que ouiese ante deste, nin después". Es ésa la cláusula precautoria o ad cautélam. Pero su eficacia quedó disminuida por la propia Ley de Partidas, al establecer que tal irrevocabilidad no es válida si el testador "dixese en el postrimero testamento señaladamente, que reuocaua el otro". El criterio de las Leyes de Partidas fue mantenido en la legislación española hasta que el artículo 737 del Código Civil lo dejó sin efecto, al fijar que "se tendrán por no puestas las Cláusulas derogatorias de las disposiciones futuras y aquellas en que ordene el testador que no valga la revocación del testamento si no las hiciere con ciertas palabras o seriales". Tampoco la legislación argentina admite las cláusulas ad cautélam.  

Cláusula belga del atentado

Constituye una norma de excepción del principio de no extradición (v.) de los autores de delitos políticos. Según esa cláusula, no se considera delito político el atentado contra un jefe de gobierno extranjero o contra alguno de los miembros de su familia cuando ese atentado configure asesinato, homicidio o envenenamiento. La excepción referida fue incluida por primera vez en la ley belga de 22 de marzo de 1856 y reproducida en el tratado franco-belga de 22 de septiembre de ese mismo año. Mediante convenios internacionales, varios países incluyeron dicha disposición, entre ellos Italia y Suiza. La ARGENTINA aceptó el principio en un tratado con España, de 7 de mayo de 1881, si bien excluyendo a la familia del jefe del Estado, pero incluyendo a los funcionarios públicos. Algunos autores, como Jiménez de Asúa, sostiene que la cláusula belga carece de justificación por cuanto, si el atentado es consecuencia de un proceso revolucionario, no es posible negar su carácter político, y al autor, la norma de la no extradición.  

Cláusula C.A.F.

Cláusula C.I.F. (v.).  

Cláusula C.I.F.

La que en los contratos de compraventa de mercaderías que han de ser transportadas de un lugar a otro, generalmente distantes, y aplicada de modo especial al transporte marítimo, expresa que en el precio que ha de abonar el comprador se encuentran comprendidos el costo (cost, en inglés), el seguro (insurance) y el flete (freight). El régimen legal de la cláusula C.I.F. difiere de unos países a otros, pero suelen aplicarse a esta modalidad de contrato las reglas de Varsovia-Oxford, adoptadas el 12 de agosto de 1932. En francés se llama esa cláusula C.A. F., siglas tomadas de las palabras coût (costo), assurance (seguro) y fret (flete). Pero, en inglés, C.A.F., que también aparece con la forma de "C. & F.", es una minoración de la C.I.F., sin el seguro; es decir, cost (costo), and (y) freight (flete).  

Cláusula compromisoria

Aquella en que las partes interesadas convienen en que las diferencias que pueden surgir entre ellas, generalmente como consecuencia de la interpretación o del cumplimiento de un contrato. serán dirimidas en juicio de árbitro o de amigable componedor iv.), y no ante la jurisdicción ordinaria.  

Cláusula de caducidad

Es la que se establece por las partes en el contrato y que se denomina términos de caducidad, análogos alas prescripciones cortas, según expresa Lafaille. Es corriente en las pólizas de seguros, en los contratos de fletamentos, en los de transporte y en otros similares. Los códigos de comercio suelen fijar plazos muy breves de caducidad para la reclamación por detrimento o avería en las mercaderías transportadas, así como para que el capitán del buque, el consignatario o cualquier interesado exija el reconocimiento de las mercaderías presuntamente dañadas o robadas, antes de la descarga.  

Cláusula de encadenamiento

La estipulación contractual mediante la cual un proveedor determinado se asegura la exclusividad de cierta clientela, al comprometerla, mediante contratos escalonados con diferentes plazos, por un tiempo relativamente largo. Este tipo de cláusula esconde, lisa y llanamente, una estratagema monopolística.  

Cláusula de exclusión sindical

Se denomina así aquella en que, en los contratos colectivos de trabajo, el sindicato de trabajadores que lo suscribe se reserva el derecho de obtener que el patrono excluya, del trabajo prestado bajo su dependencia, a quienes no estén afiliados a la asociación profesional, renuncien a ella o sean expulsados. Esta cláusula es de ningún valor en casi todas las legislaciones, pero otras, como la mejicana, la admiten, si bien con ciertas limitaciones. En realidad resulta atentatoria contra la libertad de trabajo, la libertad de industria y las normas constitucionales que garantizan los derechos y las libertades individuales.  

Cláusula de franco fábrica

La que, en un contrato de compraventa a embarque, establece que el comprador se hace cargo de la mercadería en el momento de ser ésta cargada; o sea, antes de su transporte. Conforme a esta cláusula, si el vendedor se encarga del transporte y del seguro, no lo hace por su cuenta, sino por la del comprador, de quien es mero mandatario a los efectos del pago del flete y del seguro.  

Cláusula de nación más favorecida

La incluida en los tratados de carácter internacional, entre dos o más países, para que, en el supuesto de conceder uno de los signatarios, en ulteriores convenios, beneficios mayores a otra nación, éstos queden automáticamente incorporados, en tal aspecto, al tratado previo. También se consideran otorgadas por esta cláusula las franquicias o ventajas en vigor al firmarse el acuerdo.  

Cláusula de no competencia

Se llama así a aquella en que el vendedor de un comercio o industria, a fin de no hacer competencia al comprador de dicho comercio o industria, se compromete a no establecerse en determinado lugar o zona o ano desarrollar actividades de igual clase o ramo.  

Cláusula de no negociabilidad

Medida que se adopta para prevenir que un cheque extraviado o hurtado pueda ser hecho efectivo por persona a la cual no estaba destinado. La precaución puede consistir en cruzar el cheque o poner, a continuación del nombre de la persona para quien es librado el cheque, la frase "no a la orden". (v. CHEQUE CRUZADO.)  

Cláusula de pago a mejor fortuna

(v. BENEFICIO DE COMPETENCIA.)  

Cláusula de pago cuando el deudor pueda

(v. BENEFICIO DE COMPETENCIA.)  

Cláusula de pago cuando el deudor quiera

Jurídicamente ofrece poco interés, por cuanto sería difícil señalar casos en que haya sido aplicada. De todos modos -y tal vez por eso mismo- ha sido muy discutida en la doctrina. Si se entendiese que la obligación quedaba librada en absoluto a la voluntad del deudor, carecerla de toda eficacia. Demolombe opina que la cláusula examinada sólo contiene un plazo incierto, que puede durar toda la vida del deudor; pero que, a su muerte, es de obligado cumplimiento para sus herederos. En ese mismo sentido redactó Freitas el art. 1.066 de su Esboço|. Huc opina que el acreedor puede compeler al deudor a que fije el término del reembolso. Colmo estima’ que el acreedor puede pedir judicialmente la fijación del término dentro del cual el deudor debe querer, subordinado a la tenencia de medios para su cumplimiento. Salvat y De Gásperi admiten también que la fijación del plazo para el pago corresponde al juez. Igual criterio defiende Lafaille, quien compara esta cláusula a la de "pago a mejor fortuna", pero impidiendo al acreedor la carga de probar que el deudor posee los medios suficientes para efectuar el pago. Contrariamente, M. J. Argañaraz mantiene el criterio, coincidente con Demolombe y Freitas, de que únicamente al fallecimiento del deudor sería exigible a los herederos el cumplimiento de la obligación.  

Cláusula de reposición

En el contrato de seguro, aquella mediante la cual, ocurrido el siniestro, en el momento de producirse, el valor de la cosa asegurada no se determina a base del valor original menos la depreciación u otros parámetros fundados en tal valor original, sino a base del costo de reposición o reinstalación del bien siniestrado, en estado nuevo y al día del siniestro. En tal sentido, la compañía tendría que reconstruir el inmueble en las mismas condiciones que tenía y cualquiera fuese el costo de la reposición; es decir, aun cuando ese costo fuese superior al valor de la cosa perdida.  

Cláusula de reserva de dominio

(v. COMPRA VENTA CON RESERVA DE DOMINIO.)  

Cláusula de sin compromiso

Frecuentemente en la vida comercial y aun en negocios de otra índole, éstos se inician por la propuesta u oferta que una parte formula a otra directamente o por mediación de tercero. Tal propuesta no es, en opinión de Messineo, un negocio o acto jurídico unilateral, sino una declaración unilateral de voluntad que únicamente cuando es expresa o tácitamente aceptada da lugar a la formación del negocio jurídico bilateral. La cláusula de sin compromiso es esencialmente revocable mientras la oferta no haya sido aceptada, pudiendo indicarse la naturaleza de la oferta con las frases "sin compromiso", "quedando libre", u otras similares, reveladoras de que el oferente no se compromete a mantener la propuesta, sino que puede modificarla o retirarla en tanto el negocio no se haya perfeccionado contractualmente. La naturaleza de esta cláusula ha sido muy discutida: para algunos autores no tiene otro valor que el de una invitación para contratar, y para otros constituye una condición potestativa simple que no invalida el contrato.  

Cláusula de valor oro

Llamada también obligación a oro o cláusula a valor oro, es el pacto mediante el cual el deudor se compromete a pagar en oro, o en valor oro, el importe de su deuda. Algún autor (Badaracco) la define diciendo que habrá cláusula de valor oro cuando el pago a realizarse pueda oscilar en su representación numérica, pero no en su valor constante y permanente, referido al oro.  

Cláusula "ex…"

Esta expresión se emplea en el comercio internacional para significar, por ser inglesa, aunque con preposición latina, la fórmula, "cláusula de…" (y luego el punto de origen). Por ejemplo, Ex factory… ("De la fábrica tal"); Ex mine… ("De la mina X"); Ex warehouse… ("De los almacenes de depósito…"). El precio cotizado se refiere al de la mercadería en el punto de origen. Al vendedor corresponden los gastos para colocar los géneros en el lugar indicado y procurar al comprador los documentos de importación o tránsito que requiera. Al comprador le toca hacerse cargo de las mercancías en el punto designado; pagar los impuestos, derechos o cargas de exportación, los gastos de la documentación, y correr con los riesgos desde que se ponen las mercaderías a su disposición.  

Cláusula F.A.S.

La sigla corresponde a las palabras inglesas free along side, que en castellano quieren decir franco al costado. Mediante esta cláusula, el vendedor se compromete a entregar por su cuenta la mercadería al costado del buque que la ha de transportar o también en el muelle designado al efecto. Desde que dicha mercadería ha sido colocada al costado del buque o en el muelle, empieza a correr por cuenta del comprador.  

Cláusula F.O.B.

Es aquella con que el vendedor se compromete a poner por su cuenta la mercadería vendida a bordo del barco que la ha de transportar, momento en el cual empieza a correr por cuenta del comprador. La sigla F.O.B. corresponde alas palabras inglesas free on board (franco a bordo).  

Cláusula leonina

La que asegura a una sola de las partes ventajas contrarias a la equidad. | La que atribuye sólo beneficios o libera de todos los riesgos. | Aquella que priva de utilidades u obliga a sufrir todos los gastos o pérdidas (Dic. Der. Usual).  

Cláusula "no a la orden"

Cláusula incluida en un título de crédito, en virtud de la cual tal título sólo puede ser transmitido por vía de una cesión ordinaria.  

Cláusula penal

Se refiere al supuesto en que una persona, para asegurar el cumplimiento de una obligación, se sujeta a una pena o multa de retardar o no ejecutar la obligación.  

Cláusula "rebus sic stantibus"

(v. "REBUS SIC STANTIBUS".)  

Cláusula rescisoria

Se llama así aquella mediante la cual las partes contratantes, de común acuerdo, disuelven un contrato anteriormente celebrado en forma definitiva. No debe confundirse (aunque a veces se incurre en esa confusión) con la cláusula resolutoria (v.).  

Cláusula resolutoria

La que se inserta expresa o tácitamente en el contrato y en virtud de la cual su existencia queda sujeta al cumplimiento o al no cumplimiento de una eventualidad determinada. El pacto comisorio (v.) representa una cláusula resolutoria. No debe confundirse con la cláusula rescisoria (v.).  

Cláusula sindical

Esta expresión, de acuerdo con el criterio de Nápoli, tiene dos acepciones: una general y amplia, y otra restringida. La primera se refiere "a la cláusula convenida por las asociaciones profesionales pactantes para fijar las condiciones mínimas de trabajo alas cuales deberán ajustarse, bajo pena de nulidad, los contratos de trabajo individuales" y que son denominadas también cláusulas normativas. La segunda es "aquella que, si bien se conviene por ambas asociaciones, representa en realidad una imposición del sindicato obrero, como una conquista que pone término a una disputa, como la cláusula de reincorporación de los huelguistas". Son denominadas también obligacionales.  

Cláusula sociniana

(v. CAUTELA SOCINIANA.)  

Cláusulas de estilo

Son las que por costumbre se incluyen en la redacción de los contratos, de modo especial los que se otorgan ante notario, y que difieren no solo de país a país, sino también dentro de las diversas zonas de un país. Según algunos tratadistas, estas cláusulas son meramente formularias y no engendran derechos ni obligaciones, ni sirven para la interpretación del contrato, mientras que otros autores afirman que las cláusulas de estilo pueden no ser sólo formularias; por ejemplo, los llamados usos convencionales, usos negociables, usos del tráfico, cuyo valor jurídico es considerable, precisamente porque sirven de medio de interpretación y de integración del negocio jurídico y también porque esas cláusulas, que se encuentran reiteradamente, al dar a conocer el estilo empleado en un territorio o por un grupo social, sirven para aclarar las palabras ambiguas.  

Clausura

Según términos de la Academia, en los conventos de religiosos, recinto interior donde no pueden entrar mujeres, y en los de religiosas, aquel en donde no pueden entrar hombres ni mujeres.| Obligación que tienen las personas religiosas de no salir de cierto recinto y prohibición a los seglares de entrar en él. La clausura no rige para la autoridad civil en el ejercicio de sus funciones. Clausura se denomina también el término solemne de una asamblea o que pone fin a las sesiones de un tribunal.  

"Clearing house"

Locución inglesa, subsistente en medios bursátiles y de alto comercio, que equivale a cámara de compensación (v.).  

Clementinas

(v. DECRETALES.)  

Cleptomanía

Criminológicamente, el deseo angustioso de apoderarse de un objeto ajeno, por la simple obsesión de apoderamiento y sin que el valor de ese objeto ni su utilidad tengan ninguna importancia. El cleptómano se resiste a ese acto y lucha por no realizarlo, hasta que su voluntad es vencida, con el consiguiente alivio para su presión anímica.  

Clérigo

El que ha recibido las órdenes sagradas. | El que tiene la primera tonsura. | En la Edad Media, hombre letrado y de estudios escolásticos, aunque no tuviese orden alguna, en oposición al indocto y especialmente al que no sabía latín. | Por extensión, el sabio en general, aunque fuese pagano (Dic. Acad.).  

Clero

Conjunto de los clérigos, así de órdenes mayores como menores, inclusos los de la primera tonsura. | Clase sacerdotal en la Iglesia católica. Es regular el que hace los votos de pobreza, obediencia y castidad, y es secular el que no los hace.  

Cliente

En el Derecho Romano, la persona libre, y casi siempre extranjera, que vivía o se colocaba bajo la protección y dependencia de un padre de familia romano. | hoy, el litigante con respecto al abogado que lo patrocina y al procurador que lo representa en juicio. | Comprador habitual en un establecimiento. | Quien requiere con constancia los servicios profesionales de otro (Dic. Der. Usual).  

Clientela

Conjunto de personas que utilizan los servicios de un profesional o que hacen sus compras en determinada casa de comercio. En este segundo sentido, la clientela tiene importancia para definir y valorar un fondo de comercio (v.). | En el antiguo Derecho Romano, la clientela establecía un vínculo jurídico entre patrono y cliente; es decir, entre una persona libre y por regla general extranjera, que se colocaba bajo la protección y dependencia de un pater familias. En ciertos períodos de la antigua Roma, el patrono representaba en juicio a su cliente.  

Coacción

Coerción (v.).  

Coacreedor

Acreedor (v.) juntamente con otro u otros. Cada una de las personas que tienen igual deudor, ya provenga de una misma obligación, caso en el cual se está ante la mancomunidad o solidaridad del vínculo; ya proceda de una coexistencia de los créditos en el tiempo, lo cual origina problemas jurídicos, resueltos por su prelación y, en caso de insolvencia, con las disposiciones acerca de la quiebra y el concurso de acreedores.  

Coactor

Quien demanda en juicio juntamente con otro o varios más. Por lo general, los coactores deben litigar unidos bajo una representación letrada; en todo caso, la tramitación es común, si bien en ciertas situaciones obliga a mayor número de traslados. Tiene influencia en las copias de los escritos, ya que se han de acompañar tantas como sean las partes contrarias. | En Roma, cobrador de rentas e impuestos. | El recaudador del importe obtenido en las subastas de bienes particulares. | Recaudador de impuestos y contribuciones. | El soldado que ejercía funciones de policía de retaguardia, para reintegrar al frente a desertores y rezagados. (v. COAUTOR.)  

Coadjutor

El que ayuda a otro en el desempeño de un cargo. | En lo canónico, el auxiliar de un prelado o clérigo con prebenda o beneficio con obligación de residencia. | Sacerdote que coopera en la cura de almas con el párroco.  

Coadyuvante

Persona que coadyuva, que contribuye, asiste o ayuda a la consecución de alguna cosa. En el lenguaje forense español, se llama coadyuvante, con referencia al procedimiento contencioso administrativo, el particular que, siendo parte en el juicio, sostiene, juntamente con el fiscal, la validez de la resolución de la administración pública, impugnada por otra parte, que se considera lesionada en sus derechos. | En otros países se da a la voz su sentido gramatical, aplicándola a cualesquiera sujetos procesales que de modo secundario actúan apoyando las pretensiones de un litigante principal.  

Coalbacea

Persona que, junto con otra u otras, ejerce el cargo de albacea (v.) a efectos de ejecutar y hacer cumplir la voluntad del testador.  

Coalición

Confederación, liga, unión. Representa, pues, una expresión similar a asociación y, como ella, contiene diversas acepciones de importante alcance jurídico. (v. ASOCIACIóN y especies.)  

Coartada

Argumento de inculpabilidad de un reo por hallarse en el momento del crimen en otro lugar (Dic. Acad.).  

Coartar

Restringir el derecho a la libertad de otro.  

Coautor

Autor con otro u otros. Tiene importancia con relación a diversas ramas del Derecho. Así, en materia de propiedad intelectual (v.) existe coautoría respecto de aquellas obras científicas, literarias o artísticas que son realizadas por dos o más personas en colaboración, supuesto en el cual la ley regula los derechos de todos y los de cada uno de ellos. | En el Derecho Penal, el concepto adquiere relevancia, ya que la casi totalidad de los delitos pueden ser cometidos, y frecuentemente lo son, por varios autores. Por eso, Mezger lo define diciendo que "es coautor el que como autor, conjuntamente con otro autor, plenamente responsable, ha causado el resultado". Hay delitos que específicamente requieren la coautoría, entre ellos el homicidio y las lesiones en riña, el duelo, el adulterio (en las legislaciones que lo castigan penalmente), la asociación ilícita y tal vez algunos otros, si bien con respecto a esos delitos no faltan juristas que afirman que en ellos más existe una codelincuencia que una autoría o que una participación criminal (v.); pues, según su criterio, la participación y la coautoría se dan si eventualmente, mas no necesariamente, concurren a la comisión de un delito. La diferencia es clara: un robo, un homicidio, una violación y la casi totalidad de los delitos pueden también ser realizados por una sola persona, mientras que aquellos otros anteriormente citados son de imposible ejecución sin la colaboración de otra u otras personas. Como se ve, el tema de la coautoría se encuentra íntimamente vinculado con el de la participación criminal, por cuanto la ley suele considerar autores, y los castiga con igual pena, a todos los que toman parte en la ejecución del hecho, o prestan un auxilio o cooperación sin los cuales no habría podido cometerse. La determinación de que lo esencial en la participación criminal o coautoría es que sin ésta el delito no se habría podido cometer resulta significativa porque excluye del concepto a los cómplices y a los encubridores; pero en la redacción del Código Penal argentino no deja de ser objetable, porque un homicidio, un robo, que se llevan a cabo por dos o más individuos, lo mismo habría podido ejecutarlo uno solo, pese a lo cual existe participación y coautoría. De ahí que con más propiedad se haya dicho que es coautor quien comparte o divide con otro u otros la realización de los actos consumativos del delito.  

Coavalistas

Quienes avalan conjuntamente una obligación, quedando obligados solidariamente bajo el régimen del aval (v.).  

Cobardía

Falta de valor, carencia de animo. En la milicia puede integrar delito gravísimo, cuando se produce frente al enemigo. Algunos códigos castrenses facultan a los jefes para dar en el acto muerte a los cobardes, si en el curso de un combate lo juzgan adecuado castigo y ejemplo para los demás.  

Cobertura

Porción de un riesgo, responsabilidad u obligación que se encuentra asegurada, garantizada o respaldada.  

Cobrable

Susceptible de ser cobrado. Se entiende de dos maneras en relación con los créditos: o bien estar vencidos o carecer de plazo, y ser exigibles por tanto, o bien, con referencia a la solvencia del deudor, aunque no haya llegado al vencimiento. (v. INCOBRABLE).  

Cobranza

Percepción de cantidades debidas. | Exacción de caudales. | Recolección de fondos u otras cosas adeudadas (Dic. Der. Usual).  

Cobro

Cobranza, percepción de lo adeudado. | Recuperación. | Adquisición. (v. PAGO.)  

Cobro de lo indebido

El recibimiento de algo que no corresponde en derecho y efectuado por quien lo desconoce. Es la figura del pago de lo indebido (v.) desde el acreedor putativo.  

Codelincuencia

Coparticipación o colaboración en el delito. Engendra responsabilidad criminal de distinta especie si los agentes corresponden a las tres clases diversas de autores, cómplices y encubridores (v.), pero establece entre ellos la unidad de una sola causa y la de responder solidariamente por las consecuencias civiles. (v. ASOCIACIóN ILEGAL O ILíCITA, CODELINCUENTE, DELINCUENCIA.)  

Codelincuente

En la doctrina posiblemente más generalizada, se entiende que lo es cada una de las personas que cometen uno de aquellos delitos de imposible realización por una sola. Así, en el adulterio (castigado todavía penalmente en algunas legislaciones), cada uno de los que lo ejecutan es codelincuente con el otro. Lo mismo sucede con los delitos de homicidio y lesiones en riña, de duelo y de asociación ilícita. Por eso, algunos tratadistas de Derecho Penal advierten que no debe ser confundido el codelincuente con el coautor (v.).  

Codeudor

Persona que con otra u otras participa en una deuda. Ahora bien, el hecho de coparticipar en una deuda ofrece jurídicamente diversas características, principalmente porque la responsabilidad de los codeudores varía según que la obligación sea simplemente mancomunada o mancomunada solidaria. Será lo primero si el crédito o la deuda se divide en tantas partes iguales como acreedores o deudores haya, salvo que el título constitutivo de la obligación haya establecido partes desiguales, respondiendo cada uno de ellos por la parte que lo afecte, como si se tratase de deudas distintas. Y será lo segundo cuando la totalidad de la obligación pueda, en virtud del título constitutivo o de una norma legal, ser demandada por cualquiera de los acreedores a cualquiera de los deudores. En este supuesto, el deudor que ha sido demandado tendrá el derecho de repetir contra los demás codeudores, por las cuotas respectivas.  

"Codex"

Voz latina. Código o colección de leyes sobre una materia. | Libro de cuentas. | Registro. | Colección de constituciones imperiales, como los códigos Gregoriano, Hermogeniano, Teodosiano y de Justiniano. | Por antonomasia, hoy, el Codex luris Canonici (v.) (Dic. Der. Usual).  

"Codex Iuris Canonici"

Loc. lat. El Código de Derecho Canónico, que ha venido a colmar la secular aspiración de establecer claridad y orden entre la múltiple y dispersa legislación eclesiástica. El texto fue promulgado por Benedicto XV el 29 de junio de 1917, pero los trabajos principales corresponden al pontificado de Pío X. Su distribución es la que sigue, dentro de sus cinco libros: 1. Normas generales (cánones 1 a 86); II. De las personas (87 a 725); III. De las cosas (726 a 1551); Iv. De los procedimientos (1.552 a 2.194); v. De los delitos y las penas (2.195 a 2.414). En la actualidad se experimenta la necesidad de reformarlo ante los imperativos de los tiempos y la evolución de la Iglesia en cuestiones no dogmáticas.  

"Codex medicamentarius"

Loc. lat. Formulario que describe las substancias medicinales que el farmacéutico debe tener dispuestas y preparadas para su expedición. Se publica por disposición y con la garantía del Estado, por lo que tiene fuerza obligatoria. En él se señalan las normas que los farmacéuticos deben seguir para la elección de los materiales y de los medicamentos que adquieran en el comercio para la elaboración de las recetas autorizadas por médicos; dicta las reglas a que deben atenerse en sus preparaciones y fija las circunstancias que han de concurrir en la dispersión de algunos preparados.  

"Codex Repetitae Praelectionis"

Una de las partes integrantes del Corpus luris Civilis (v.), redactado por una comisión legislativa dirigida por Triboniano, Doroteo y otros tres abogados, que fue terminada y publicada en el año 543, mediante la constitución Cordi nobis. Se encuentra dividido en 12 libros, el primero de los cuales, lo mismo que el primero del Digesto, se ocupa de las fuentes del Derecho y de los officia de las distintas autoridades; del segundo al octavo se refieren al Derecho Privado; el noveno, al Derecho Penal, y los tres últimos, a la materia administrativa y financiera. Cada uno de los libros está dividido en títulos, dentro de los cuales se encuentran las constituciones imperiales en forma numerada (A. v. Silva).  

Codicilo

Institución que tuvo importancia en el Derecho Romano y que pasó al Derecho español. Era el documento en que, con menos solemnidades que las requeridas para los testamentos, se podían hacer disposiciones de última voluntad. Escriche señala que en el codicilo se podían aumentar, disminuir o variar los legados, declarar el nombre del heredero instituido en el testamento, las condiciones anunciadas en él, así como los agravios o causas que dieron lugar a la desheredación de los herederos forzosos; pero no se podía instituir heredero directamente ni poner condición al nombramiento hecho en el testamento ni sustituir ni desheredar. El codicilo no se anulaba por otro posterior, salvo que quien lo hizo expresase su voluntad en ese sentido, por lo cual podían ser válidos varios codicilos de una misma persona. Puede afirmarse que esa institución sólo tiene valor histórico-jurídico, por no estar aceptada en las legislaciones modernas. En España se suprimió al promulgarse el Código Civil.  

Codificación

Acción y efecto de codificar, de hacer o formar un cuerpo de leyes metódico y sistemático. La tendencia a reunir en códigos las legislaciones de diferentes ramas del Derecho es cada vez más acentuada, porque sus ventajas no pueden ser desconocidas. Lo que sucede es que sólo son susceptibles de codificación aquellas normas legales que ofrecen gran permanencia, como ocurre con las del Derecho Civil o, por lo menos, una relativa permanencia, como las penales. Otras ramas legislativas son difíciles de codificar, porque se encuentran en permanente, casi diaria, evolución, De ahí que constituya un motivo de constante polémica la posibilidad o, siquiera, la conveniencia de formar un código del trabajo. Como tampoco tendría sentido ni utilidad codificar la legislación política o la administrativa o la sanitaria o la educativa u otras similarmente cambiantes.  

Codificador

El autor de un código (v.). | Cualquiera de sus colaboradores destacados.  

Código

En la definición de la Academia, cuerpo de leyes dispuestas según un plan metódico y sistemático. | Con menos importancia jurídica, es también la recopilación de leyes o estatutos de un país. En la primera de estas acepciones, el primer método o sistematización es el que divide los códigos por el contenido de sus materias. Así hay un Código Civil, en el que se establecen normas relativas al régimen de las personas, de la familia, de las obligaciones, de los hechos y actos jurídicos, de los contratos, de los derechos reales y de las sucesiones; un Código de Comercio, regulador de las operaciones mercantiles, de la navegación, de las quiebras y convocatorias de acreedores; un Código Penal, que establece los delitos y las penas que les son aplicables; códigos procesales (civiles, penales, laborales), que determinan los trámites por seguir en las actuaciones judiciales. En algunos países existen códigos del trabajo, códigos aeronáuticos, códigos de minería- y aun de algunas otras ramas del Derecho. | En el Derecho Romano se conoce con el nombre de código la compilación de constituciones imperiales, leyes, rescriptos y otras disposiciones que el emperador Justiniano encomendó a los jurisconsultos Triboniano, Doroteo, Menas, Constantino y Juan. En otro sentido, se denominan códigos los libros o impresos en que se insertan las palabras más comunes en el comercio, poniendo junto a cada una un grupo arbitrario de letras o números a efectos de comunicarse telegráficamente y en secreto con un corresponsal provisto de igual libro, lo que pudiera asimismo llamarse clave. Con parecido significado se hace referencia a los códigos de señales, que sirven para comunicarse a distancia, generalmente entre buques, por medio de banderas o luces.  

Código de Alarico

Promulgado por Alarico II, en Tolosa, el año 506. en la época visigótica. Tuvo por objeto la necesidad de dar al pueblo hispanoromano la legislación que había de serle aplicada, frente al régimen de tipo personal a que se acogían los conquistadores germanos, para los cuales regía el Código de Eurico, aun cuando no faltan autores que opinan que el Código de Alarico fue el primero que los visigodos aplicaron en todo el territorio, sin distinción de personas. Su contenido está tomado del Derecho Romano. Se lo llama también Breviario de Aniano, porque en su redacción intervino el canciller de ese nombre, Lex Romana Visigotharum, Liber Legum y Corpus Theodosianum.  

Código de Hammurabi

Recopilación de leyes dadas a su pueblo por Hammurabi, rey de Babilonia. Aunque no se ha podido determinar con certeza su fecha de origen, se supone que sus textos fueron grabados por primera vez en piedra hace unos 4.000 años. El Código está integrado por un total de 285 textos, que legislan sobre derechos personales y reales, familia, comercio, Derecho Penal y Derecho del Trabajo. Estas disposiciones anticipan instituciones tales como el mutuo, el comodato, la prenda, la anticresis y el préstamo a la gruesa. Fue encontrado en 1902, en el transcurso de unas excavaciones llevadas a cabo por Morgan en la localidad de Susa. El ejemplar hallado era un cilindro de piedra de dos metros de base por otros dos de altura. Su texto fue interpretado y traducido al alemán por Scheil, Winkler y Müller. Adolfo Bonilla y San Martín publicó una versión castellana de esos textos legales.  

Código de Justiniano

Compilación de constituciones imperiales que Justiniano ordenó hacer a los juristas Triboniano. Doroteo, Menas, Constantino y Juan, en el año 534, y que integra una de las partes del Corpus Iuris Civilis (v.). Consta de 12 libros y 265 títulos. comprensivos de 4.652 constituciones, cronológicamente ordenadas dentro de cada título. Los doce libros del Código tratan del dogma católico y de la disciplina eclesiástica, del Derecho Civil. del Derecho Penal y del Derecho Publico. La parte relativa al Derecho Civil trata de los derechos reales, de las obligaciones, de las personas y de las sucesiones.  

Código de Manú

Esta recopilación de leyes es el más antiguo de los dharmasastras, conjunto de normas que en la India especificaba los deberes y obligaciones de los miembros de las distintas castas. Los historiadores no han llegado a ponerse de acuerdo sobre la fecha de su aparición. Para Max Müller puede lijarse en el año 200 a. C., mientras que Schlegel lo hace datar del año 1000 del mismo período. Pero, aunque el cuerpo de leyes que integraba el Código de Manú haya aparecido antes, pocos centenares de anos antes de la era cristiana, sus disposiciones tienen, indudablemente, una antigüedad real de mas de 2.000 años. Tampoco puede hablarse con precisión de la personalidad del autor, ya que, si bien los religiosos afirmaban que en la época inmediata a la creación del mundo existieron siete Manús que lo rigieron por delegación divina, los historiadores sostienen que Manú fue el nombre de un brahmán erudito, al que la posteridad divinizó. El Código de Manú no constituyó, en esencia, un sistema de legislación común, sino que representó, más bien, un conjunto de normas éticas, destinadas a prescribir una adecuada conducta de castas. Los mayores beneficiarios del sistema fueron los brahmanes, que ocupaban la cumbre de una pirámide muy estratificada. Además de las normas religiosas y éticas mencionadas. el Código de Manú contenía disposiciones de Derecho Público y de Derecho Privado. Son numerosas las reglas que se relacionan con la organización de la forma monárquica de gobierno, que, gracias a la rigidez de aquéllas, llegó a adquirir carácter constitucional, que la alejaba tanto de la dictadura como del despotismo. Legislaba también sobre la institución del matrimonio, sus formas de celebración, deberes de los cónyuges y consecuencias de su violación, filiación, etc. Otras secciones se ocupaban de los bienes, formas de adquisición y transmisión, sucesiones, hipoteca y usura.  

Código Gregoriano

Colección de leyes romanas atribuida a Gregorio o Gregoriano, que se supone que vivió en la época de los emperadores Diocleciano y Maximiano (años 286 a 305) y del cual se carece de otros datos. Arangio Ruiz señala que se trata de una obra redactada probablemente en Nicomedia, que contiene normas de Derecho Privado y una compilación de rescriptos imperiales, uno de ellos y el más antiguo el de Septimio Severo del año 196. Aun cuando la obra original se ha perdido, se cree que estaba ordenada en quince libros, divididos en títulos, figurando distribuidas las constituciones según su contenido jurídico y ordenadas cronológicamente dentro de cada título. Los trece primeros libros referidos al Derecho Privado incluían las materias del edicto perpetuo de aplicación pretoriana, y el resto se ocupaba de los crimina. La obra sirvió de texto en las escuelas de Derecho.  

Código Hermogeniano

Se trata de un complemento del Código Gregoriano (v.) que reunió las constituciones imperiales desde Diocleciano (ano 284) hasta Valentiniano y Valente (año 378). Fue obra de un jurisconsulto de nombre Hermogeniano, pero no se sabe con certeza cual entre varios del siglo Iv. De original desconocido, parece que contenía un solo libro, dividido en capítulos, en forma cronológica.  

Código Teodosiano

Colección de constituciones imperiales de carácter oficial, ordenada por Teodosio II, posterior a las privadas contenidas en los códigos Gregoriano y Hermogeniano (v.). De este código se conocen el autor y la época de su publicación, que fue el año 438. En él se recopilaron todas las constituciones consideradas vigentes a partir de Constantino, retocándolas a efectos de evitar las contradicciones existentes en ellas. También las constituciones fueron agrupadas en 16 libros, divididos en títulos, dentro de un orden cronológico. Predomina la materia referente al Derecho Público.  

"Coemptio"

Loc. lat. Una de las tres formas del matrimonio en el Derecho Romano. Consistía en una compra ficticia que el marido hacía de la mujer, que quedaba bajo la potestad marital de aquél, por lo cual la mujer salía de su familia para entrar en la del marido. No tenía carácter religioso y la ceremonia se celebraba ante el libripens (v.), en presencia, por lo menos, de cinco testigos púberes y ciudadanos romanos. (v. "CONFARREATIO", "USUS".)  

Coerción

Término forense que significa acción de coercer: contener, refrenar o sujetar. Aunque es frecuente equiparar los términos coerción y coacción, ofrecen matices diferenciales, porque esta segunda expresión tiene dos significados generales que repercuten en la interpretación jurídica. De un lado, fuerza o violencia que se hace a una persona para precisarla a que diga o ejecute alguna cosa, y en este sentido su empleo origina múltiples consecuencias de orden civil, ya que los actos ejecutados bajo coacción adolecerían del vicio de nulidad, y en el orden penal, porque daría lugar a diversos delitos, especialmente los atentatorios contra la libertad individual. De otra parte, según la definición de la Academia de la lengua, es el empleo habitual de fuerza legítima que acompaña al Derecho para hacer exigibles sus obligaciones y eficaces sus preceptos. Esta segunda acepción, que para algunos autores encaja mejor en la coerción que en la coacción, tiene importancia extraordinaria, porque afecta al debatido problema jurídico filosófico de si la coercibilidad es, o no, requisito indispensable al Derecho, tema considerado ampliamente en la VOZ DERECHO (v.).  

Coexistencia pacífica

En Derecho Internacional Publico se conoce con esta designación el compromiso adquirido por Estados cuyos regímenes económico y político son absolutamente divergentes, los que renuncian recíprocamente a imponer sus ideas, para acudir a formas pacíficas de inteligencia en el terreno económico, político, social, científico, entre otros.  

Cofiador

Fiador con otro, o compañero en la fianza. | Persona que se obliga solidaria y mancomunadamente, en unión de otra u otras, al pago de la deuda para el caso de que no lo haga el deudor principal. (v. FIANZA.)  

Cofradía

En las corporaciones de oficios (v.), la cofradía era una sociedad de artesanos que ejercían el mismo trabajo y que tenía por objeto la unión de todos ellos para rezar a Dios y pedirle el bien moral y material de los vivos y la bienaventuranza eterna para los muertos, así como la fundación de instituciones de caridad, destinadas a socorrer a sus ancianos, enfermos y lisiados. En creciente decadencia motivada por la desaparición de las corporaciones de oficios, las cofradías han derivado hacia las actuales mutualidades y cooperativas de carácter gremial.  

Cogestión

Participación en la dirección de las empresas (v.).  

Cognación

Parentesco de consanguinidad por la línea femenina entre los descendientes de un tronco común. Si la descendencia consanguínea es por línea de varón, recibe el nombre de agnación (v.).  

Cognado

Pariente materno. (v. COGNACIóN.)  

Cognición

Conocimiento. Tiene interés jurídico esta palabra, referida al Derecho Procesal, ya que en él se habla de proceso de cognición para señalar la fase del juicio en que el juez o tribunal formula una decisión de la que se derivan consecuencias jurídicas a favor o en contra de las partes litigantes. Se llama así (o también proceso de conocimiento), para distinguirlo del proceso ejecutivo, en que se da efectividad a lo resuelto en la fase cognoscitiva.  

"Cognitor"

Vocablo latino. Representante en juicio que apareció durante el procedimiento formulario.  

Cognombre

Antiguamente, sobrenombre o apellido. | Entre los romanos, el cognomen era el tercer elemento en la denominación de un individuo, tras el individual y el gentilicio, y diferenciaba la familia o la rama dentro de una gens.  

Cohabitación

En una primera acención, la acción de habitar juntamente unas personas con otras. | Pero en sentido más vinculado con el Derecho, vida marital entre el hombre y la mujer. Las legislaciones suelen imponer al marido la obligación de vivir en una misma casa con su mujer, y a ésta, la de habitar con su marido dondequiera que fije su residencia, salvo que judicialmente se la exima por resultar peligro para su vida. El abandono inmotivado del domicilio conyugal por uno de los consortes puede ser invocado por el otro como causa de divorcio. Doctrinalmente se ha discutido si la obligación de cohabitar no estaba sólo referida a la comunidad de vivienda, sino también a la prestación del débito conyugal (v.).  

Cohecho

Acción y efecto de cohechar o sobornar a un funcionario público. Constituye un delito contra la administración pública en el que incurren tanto el sujeto activo (cohechante) como el sujeto pasivo (cohechado). En algunas legislaciones, y ello es lógico, se estima que el delito reviste mayor gravedad cuando el cohechado es un juez. Se configura, por parte del funcionario público, por el hecho de recibir dinero o cualquier otra dádiva y aceptar una promesa para hacer o dejar de hacer algo relativo a sus funciones, o para hacer valer la influencia derivada de su cargo ante otro funcionario público, a fin de que éste haga o deje de hacer algo relativo a sus funciones; o, en cuanto al juez, para dictar o demorar u omitir dictar una resolución o fallo en asuntos de su competencia.  

Coheredero

El que es heredero (v.) juntamente con otro u otros. Pueden ser coherederas todas las personas jurídicas y físicas; inclusive, en cuanto a éstas, las concebidas y no nacidas, siempre que con arreglo a la ley tengan capacidad para suceder v no hayan sido declaradas indignas por el testador. Cualquiera de los coherederos está facultado para pedir la partición de la herencia. Puede efectuarse amistosamente cuando están conformes todos los herederos o judicialmente cuando no lo estén y no se avengan a otra composición amigable.  

Coito

Acto sexual (v.).  

Colaboración

Trabajo en conjunto; en especial, en obra literaria o científica cuando los autores son dos o más.  

Colación

Acto de colar, de conferir canónicamente un beneficio eclesiástico (v.), así como el de conferir un grado universitario. | Por antonomasia. Colación de bienes (v.).  

Colación de bienes

Como quiera que toda donación entre vivos hecha a un heredero legitimario que concurre a la sucesión del donante representa únicamente un anticipo de la herencia (v.), es lógico que se imponga al heredero donatario la obligación de colacionar, de restituir a la masa hereditaria los valores recibidos en vida del donante. De otro modo podría resultar perjudicada la legítima de los demás coherederos, La colación no es procedente con respecto a los legatarios ni a los acreedores de la sucesión.  

Colacionable

Dícese del bien sujeto a colación (v.) en lo hereditario.  

Colaterales

Parientes que, con relación a los miembros de la familia, no descienden unos de otros, pero tienen un autor común, como los hermanos, tíos, sobrinos y primos. (v. PARENTESCO.)  

Colativo

En lo canónico, beneficio que requiere colación (v.).  

Colecta

Repartimiento de una contribución o tributo que se cobra por vecindario. | Recaudación de los donativos voluntarios de los concurrentes a una reunión, especialmente si es con objeto piadoso o caritativo (Dic. Acad.).  

Colectividad

Conjunto de personas unidas para un fin o con relaciones recíprocas, con conciencia más o menos clara de que integran un todo, de homogeneidad mayor o menor, con intereses comunes y conveniencia de acción coherente (Dic. Der. Usual).  

Colectivismo

Doctrina que tiende a suprimir la propiedad particular, transferirla a la colectividad y confiar al Estado la distribución de la riqueza (Dic. Acad.).  

Colectivo

Lo contrario a individual (v.). sobre todo en cuanto ala propiedad. | Lo común aun grupo, a la estructura de una colectividad. | Con virtud para recoger o reunir. | Lo común o perteneciente a varias personas, o relacionado con todas ellas, sin distinción (Dic. Der. Usual). (v. COMPAñíA COLECTIVA, PACTO COLECTIVO DE CONDICIONES DE TRABAJO.)  

Colega

Compañero en un colegio, iglesia, corporación o ejercicio (Dic. Acad.).  

Colegatario

Aquel a quien se le ha legado una cosa juntamente con otro u otros. (v. LEGADO.)  

Colegiación

Asociación corporativa de los miembros de unamisma profesión; en especial, los integrantes de profesiones liberales, como abogados o médicos, que constituyen, por voluntad o presupuesto para ejercer, un colegio (v.).  

Colegiado

Miembro de un colegio profesional. | Referido a los tribunales, compuesto por varios jueces o magistrados, que resuelven por mayoría de integrantes o, en caso de empate, por definición de su presidente.  

Colegiata

Iglesia con cabildo de canónigos, como una catedral, pero sin cátedra episcopal fija.  

Colegio

En su sentido más corriente, esta expresión designa los establecimientos de enseñanza primaria y secundaria, generalmente para niños y jóvenes, aunque también pueden ser para adultos. Esos establecimientos tienen carácter público o privado, dependiendo su funcionamiento de las leyes que en cada país regulan la enseñanza, cuya obligatoriedad en el grado primario se encuentra establecida en casi todos los países. Suelen llamarse también colegios las corporaciones de personas de una misma profesión. Habitualmente esta acepción es aplicada a la agremiación de quienes ejercen profesiones liberales (abogados, médicos, ingenieros, escribanos, arquitectos). En algunas legislaciones, la colegiación de esos profesionales (los abogados, muy caracterizadamente) tiene carácter obligatorio, siendo tema de constante discusión si la obligatoriedad de la colegiación atenta, o no, contra la libertad de trabajo y de asociación.  

Colegio electoral

Local donde se realiza una elección. | Cada una de las mesas receptoras de votos, cuando los electores están asignados a ellas determinadamente.  

Colegislador

En los sistemas bicamerales, cada una de las cámaras o cuerpos legislativos, de senadores y de diputados, por requerir la coincidencia de ambos para la aprobación normal de las leyes (Luis Alcalá-Zamora).  

Coligación

Unión. | Alianza. | Confederación.  

Colindante

Dícese de los campos o edificios contiguos entre sí. | Aplícase también a los propietarios de dichas tincas. | También se dice de los términos municipales y de los municipios que son limítrofes de otros (Dic. Acad.). La colindancia o vecindad tiene especial importancia en materia de medianería (v.). de servidumbre de paso y de agua. En algunas legislaciones, también presenta interés destacado en el tema del retracto legal (v.), uno de los cuales es precisamente el de colindantes.  

Colisión

Oposición y pugna de ideas, principios o intereses, o de las personas que los representan. Jurídicamente ofrece especial interés cuando se refiere a los derechos, porque se entiende que hay colisión entre ellos cuando existen varios que pertenecen a diversas personas y recaen sobre un mismo objeto, incluyendo su ejercicio simultaneo. El Diccionario de Derecho Usual, que incluye en un mismo epígrafe la colisión de derechos y la de deberes, dice de ellos, recogiendo la definición de otros autores, que es "la incidencia de dos o más derechos o deberes incapaces de ser ejercitados o cumplidos simultáneamente". La citada obra advierte que por lo mismo que no cabe abusar del derecho sin salirse de él, tampoco cabe hablar de colisión de derechos, dada la imposibilidad de que exista un derecho contra otro derecho. Pero reconoce que en el terreno de la realidad esta colisión es posible y de ella resulta que, tratándose de derechos desiguales, prevalece el que verse sobre objeto más importante, si ambos son privilegiados, o, no siéndolo ninguno de ellos, el que tiene por objeto evitar una pérdida es preferible al que se propone una ganancia; si se proponen el mismo fin, es de mejor condición el más antiguo; si no existe prioridad en el tiempo, es de mejor condición el que posee; si ninguno posee, se distribuye el objeto, y si éste no es divisible, se adjudica por suerte y se indemniza a los demás.  

Colitigante

Persona que litiga en unión con otra. A esta definición añade Couture: "formando con él una misma parte". (v. COADYUVANTE, TERCERO.)  

Colocación

Empleo o trabajo. | Acción de dar trabajo. | Inversión del dinero. (v. AGENCIA DE COLOCACIONES.).  

Colonato

El sistema conocido en el imperio romano de Oriente y basado en la explotación rural por medio de colonos (v.) adscritos a la tierra.  

Colonia

Territorio puesto políticamente bajo la dependencia de un Estado que, con relación a él, es llamado metrópoli, con el pretexto de fomentar su desarrollo y progreso económico, cultural o demográfico; pero, en realidad, para aprovecharse la metrópoli de los productos naturales del territorio sometido al coloniaje o para imponerle la adquisición de sus propios productos.  

Colonización

Proceso colectivo fundado en la tendencia biológica del ser humano a buscar, por medio del desplazamiento en el espacio, el ambiente geográfico conveniente para el más adecuado desenvolvimiento de su existencia (Poviña). Si bien, en cuanto a su manifestación individual, carece de significación y de la importancia, la tiene cuando es colectiva y persigue una finalidad común, puesto que, desde un punto de vista político, representa una manifestación de la lucha de los Estados por el dominio del mundo y constituye una expresión del instinto de poderío y de la tendencia imperialista. Es ésta la que podríamos llamar colonización exterior, puesto que, mediante ella, un país convierte en colonia (v.) territorios que no son de su pertenencia. Sin relación ninguna con la precedente, se habla también de colonización interior con referencia a la política que sigue el Estado fijando, en zonas de su propio país, familias que se dediquen a cultivar las tierras incultas o mal cultivadas o escasamente pobladas. En los países de gran extensión territorial y de escaso número de habitantes, la política de colonización interior adquiere gran importancia para el progreso de la nación. Fue clave en el desarrollo de los países americanos, sobre todo en la segunda mitad del siglo XIX, y con procedencia principal de las naciones latinas de Europa para las repúblicas iberoamericanas, y de las anglosajonas, para los Estados Unidos.  

Colono

Arrendatario rural, | Antiguo cultivador encuadrado en el régimen del colonato (v.).  

Colusión

Pacto o proceder con daño de tercero.  

Colusor

El que defrauda o perjudica mediante colusión (v.).  

Collera

Cadena de presidiarios.  

Comadre

Madrina de bautismo. | La madre del bautizado con respecto a la madrina, y recíprocamente.  

Comandancia

Empleo y mando de comandante (v.). | Territorio en que ejerce jurisdicción. | Local o edificio donde tiene sus oficinas.  

Comandante

En la escala militar, el superior a capitán e inferior a teniente coronel. Suele denominárselo, en algún ejército, mayor. Su mando es un batallón en infantería, un grupo de baterías en artillería y un grupo de escuadrones en caballería. | Más en general, todo el que ejerce un mando.  

Comandante de aeronave

Es, de acuerdo con la definición del Comité Internacional Técnico de Expertos Jurídicos Aeronáuticos (CITEJA), la persona investida de poderes de seguridad, de disciplina y de autoridad a bordo de la aeronave, y el representante del que la explota (texto provisional, París, 1931).  

Comandita

(v. SOCIEDAD EN COMANDITA.  

Comanditado

Aun cuando esta voz no aparezca registrada en el Diccionario de la Academia, es de uso corriente en el Derecho Mercantil, por cuanto, en las sociedades en comandita simples, se llaman socios comanditados, en oposición a los comanditarios (v.), aquellos que son responsables solidariamente de los resultados de todas las operaciones, por cuanto tienen el manejo o dirección de la compañía o están incluidos en el nombre o razón social.  

Comanditario

Socio proveedor de capital, sin titularidad en la empresa, para la dirección, administración o gestión, pero con ciertos derechos limitados, que le permiten disfrutar de las ganancias, sin exponerse a la responsabilidad ilimitada de los otros socios (comanditados o colectivos), ya que sólo responden de las pérdidas según la aportación prometida o realizada (A. v. Silva).  

Comarca

División territorial, por antecedentes históricos comunes, razones geográficas o similitudes económicas, que comprende diversas poblaciones y sus términos.  

Combate judicial

Antiguamente, decisión de un asunto civil o de una causa criminal en lucha singular con el adversario. Por aberración, se identificaba victoria con justicia (Luis Alcalá-Zamora).  

Combleza

Manceba de un hombre casado.  

Comblezado

Marido cuya mujer vivía amancebada con otro.  

Comblezo

El amancebado con una casada.  

Comendador

El que tenía encomienda (v.) en las órdenes militares de antaño. | Superior de algunas órdenes religiosas, como la de la Merced.  

Comendero

Persona a quien se daba en encomienda (v.) alguna villa o lugar. | Quien tenía ahí algún derecho concedido por los reyes, con obligación de prestar juramento de homenaje (Dic. Acad.).  

Comercial

Referente al comercio (v.). | Calificación de la rama jurídica que se ocupa del comercio y de los comerciantes y de sus actos y contratos típicos: el Derecho Comercial (v.) o Mercantil.  

Comercialista

Especialista en Derecho Comercial (v.).  

Comercialización

Saliendo al paso del anglicismo marketing, la Academia incluye el vocablo como acción y efecto de comercializar (v.). Con otra técnica, Seldon lo define como el conjunto de procesos necesarios para mover los bienes, en el espacio y en el tiempo, del productor al consumidor. En la práctica, la comercialización incluye la investigación del mercado (v.), tanto para ensanchar el existente como para conocer las inclinaciones del público y satisfacerlo así en lo posible, no por graciosa solidaridad, sino para aumentar los negocios y el lucro. Observando el panorama genérico, el citado autor expresa, en cuanto a la segunda posguerra mundial, la decadencia de la venta al por mayor; el retroceso de las pequeñas tiendas, frente a los supermercados y autoservicios, ante lo cual los pequeños comerciantes tienden a asociarse y formar cadenas publicitarias y contables.  

Comercializar

Dar aun producto, industrial, agrícola o de clase, condiciones y organización para la venta comercial. (v. COMERCIALIZACIóN.)  

Comerciante

Individuo que, teniendo capacidad legal para contratar, ejerce por cuenta propia, o por medio de personas que lo ejecutan por su cuenta, actos de comercio (v.), haciendo de ello profesión habitual. | En sentido más amplio, toda persona que hace profesión de la compra y venta de mercaderías.  

Comercio

Actividad lucrativa que consiste en intermediar directa o indirectamente entre productores y consumidores, con el objeto de facilitar y promover la circulación de la riqueza (Scolni). (v. ACTOS DE COMERCIO.)  

Comercio al por mayor

El que realizan los mayoristas, que comercian con comerciantes, a los que abastecen, con márgenes basados en operaciones cuantiosas, que tienden a convertirse en provisiones habituales. Cuando no se trata de fabricantes o productores, surge un escalonamiento en la materia en establecimientos que comercian también con los particulares, bien en locales propios de reventa, bien atendiendo en la sede central. (v. COMERCIO AL POR MENOR.)  

Comercio al por menor

El típico tráfico mercantil, entre un profesional, casi siempre con local propio, y el público en general. (v. COMERCIO AL POR MAYOR.)  

Comercio de importación

Tráfico entre naciones, para adquirir cada una de ellas los artículos de que carece, o que produce a precios más elevados o de calidad inferior, a cambio de los excedentes de que dispone el que los exporta. (v. COMERCIO DE EXPORTACIóN.)  

Comercio exterior

El que cada país realiza con los demás y de cuyo resultado o balanza de pagos (v.) depende en gran parte su prosperidad en el concierto de las naciones. Se opone, claro es, al comercio interior (v.).  

Comercio interior

El intercambio mercantil dentro de las fronteras, de cuya vitalidad depende en mucho el nivel de vida general. (v. COMERCIO EXTERIOR)  

Comercio internacional

El que tiene lugar entre distintos países.  

Comercio interprovincial

El que tiene lugar entre distintas provincias.  

Comercio marítimo

El que se realiza por medio de buques que surcan el mar territorial o el que separa de otros países. Se incorpora a lo jurídico por medio del Derecho Marítimo, que tiende a encuadrarse como una rama del Derecho Comercial o Mercantil (v.) y de su codificación. (v. COMERCIO TERRESTRE.)  

Comercio sexual

Todo trato o acceso carnal, pero suele aplicarse la locución al ilícito entre hombre y mujer que no son marido y esposa. | En otro enfoque, el lucro con la prostitución, a cargo de rameras, rufianes, tratantes de blancas y otros traficantes con el amor venal, como los dueños de casas y hoteles en que se facilitan las relaciones sexuales extramatrimoniales.  

Comercio terrestre

El intercambio mercantil que no sea ni marítimo ni aéreo. Hoy tiene como medios más activos el ferrocarril y los camiones.  

"Comes"

Voz latina. Compañero. | Conde. Esta acepción y el título honorífico corresponden al Bajo Imperio romano.  

Comestible

Lo que puede comerse. | Cualquier alimento del hombre.  

Cometer

Dar poder o comisión a otro. | Llevar a realidad un delito.  

Cometido

Encargo o comisión. | Representación. | Atribución, potestad.  

Comicial

Propio de los comicios (v.).  

Comicios

Llamábanse así las asambleas del pueblo romano, reunidas para elegir a sus magistrados, como también para tratar de los negocios públicos. Su nombre proviene del lugar en que se reunieron las primeras asambleas y que era una parte del foro llamada comitium. En la actualidad se denominan comicios las reuniones y actos electorales.  

Comienzo de ejecución del delito

En Derecho Penal ha sido ampliamente discutido el problema relativo a la determinación del momento en que el delito empieza a ejecutarse; o sea, en qué momento el individuo deja el campo de lo que la ley no puede castigar, para entrar en el terreno de lo delictivo punible. Algunos autores han negado toda posibilidad de establecer una delimitación entre actos preparatorios y comienzo de ejecución. Otros encuentran la solución, en extender el concepto de la tentativa a la simple manifestación del propósito de cometer un delito, a condición de que sus actos hayan causado una perturbación o demostrado la peligrosidad de su autor, o bien hacer del acto o actos preparatorios un delito sui generis (Frías Caballero). Mayer, citado por Vitullo. afirma que el principio de ejecución contiene sólo el mínimo de lo exigible, mientras que la tentativa puede generalmente traspasar ese umbral.  

Comisar

Decomisar (v.).  

Comisaría

Cargo y funciones de comisario (v.). | Oficina y local donde se desempeña.  

Comisario

El que representa a otro por tener comisión de él. | Cierto grado en la policía y cuerpos de vigilancia o seguridad.  

Comisario del pueblo

En los primeros tiempos del ejercicio del poder en Rusia por el Partido Comunista, cambio idiomático o "revolucionario" por ministro (v.). Superada esa etapa, se volvió a la denominación menos "proletaria" de los regímenes burgueses: la de ministro.  

Comisario testamentario

Allí donde se ha permitido el testamento por comisario (v.), persona en que el testador delega la facultad de distribuir a su arbitrio los bienes del causante.  

Comisión

Representa un mandato con fines comerciales mediante el cual una persona, llamada comisionista, realiza una o más operaciones mercantiles por cuenta de otra, llamada comitente. Aun cuando ello no sea esencial, el comisionista suele actuar en su propio nombre y por cuenta del comitente. si bien puede hacerlo también en nombre de éste, contrariamente a lo que sucede con el mandatario, que actúa siempre en nombre del mandante. | Llámase asimismo comisión la remuneración que percibe el comisionista por la gestión que realiza, y que suele consistir en un porcentaje del importe de los negocios que termina.  

Comisión fiscalizadora

órgano societario formado por los síndicos, en las sociedades anónimas que tienen una pluralidad de ellos.  

Comisión mercantil

De acuerdo con la opinión de Lozano, se trata de un contrato calificado de acto de comercio, pues, según la ley argentina, la comisión implica una especie dentro de la figura del mandato comercial, en la cual, quien actúa por cuenta ajena – o sea, el comisionista (v.)- lo hace contratando con terceros a nombre propio y no de su comitente (v.) y con relación a uno o varios negocios determinados que este último le ha encomendado. Además, el premio o remuneración que percibe el comisionista, regulado por el tanto por ciento estipulado de las ventas o encargos.  

Comisión rogatoria

La comunicación entre tribunales de distintos países para la práctica de diligencias jurídicas. No obstante, la legislación procesal argentina establece que esas comunicaciones se hacen mediante exhorto (v.).  

Comisionado

Persona encargada de hacer alguna cosa por encargo de otra o de entender en algún negocio. Más corrientemente es llamado comisionista (v.). En la ARGENTINA suele designarse con el nombre de comisionado quien, por delegación de una autoridad superior, generalmente el Poder Ejecutivo, asume interinamente las funciones de intendente municipal o de consejero escolar. (v. COMISIóN.)  

Comisionado municipal

(v. COMISIONADO.  

Comisiones paritarias

También denominadas cámaras paritarias, son instituciones incorporadas al Derecho Laboral, integradas por un número igual de representantes de los patronos y de los trabajadores, quienes actúan para resolver los problemas que afectan a ambas clases, dentro de, las atribuciones que les confiere su estatuto. Este puede dimanar de una ley o de un convenio, generalmente colectivo, de las partes. Frecuentemente, las comisiones o cámaras paritarias están presididas por un funcionario público, a veces del orden judicial y a veces del orden administrativo.  

Comisiones parlamentarias

Las cámaras legislativas, para el mejor desempeño de su función, acostumbran a dividirse en grupos o secciones, en los que están proporcionalmente representados todos los partidos que integran el cuerpo, a efectos de asesorarlo en cada cuestión que ha de ser sometida a debate y resolución de la cámara respectiva. Estas comisiones se encuentran clasificadas por materias (Hacienda, Trabajo, Relaciones exteriores, Asuntos constitucionales, Defensa nacional, Justicia) y de ordinario tienen carácter permanente. Pueden igualmente formarse comisiones de actuación transitoria. para fiscalizar las funciones administrativas de la rama parlamentaria o para investigar hechos y circunstancias que el cuerpo ha considerado necesario aclarar. En ocasiones se nombran comisiones parlamentarias para que realicen funciones investigadoras fuera del ámbito parlamentario; es decir, frente a otros poderes o instituciones; doctrinalmente esta facultad está muy discutida.  

Comisionista

Quien realiza, casi siempre de modo habitual y profesional, una comisión (v.) o varias más o menos afines.  

Comiso

Decomiso (v.).  

Comisorio

Obligatorio o válido por determinado tiempo, o aplazado para cierto día (Dic. Acad.). (v. PACTO COMISORIO.)  

Comité

Expresión sinónima de comisión, como conjunto de personas encargadas, por una corporación o autoridad. Para entender en algún asunto. Dentro de ese sentido, la modalidad comité se emplea generalmente con un sentido político, referida alas estructuras que los partidos tienen dentro de sus organizaciones; así se habla de comités electorales, de distrito, etc.  

Comité de empresa

órgano en el que actúan conjuntamente el jefe o representante de una empresa y los representantes elegidos por el personal, a fin de asociar a éste ala marcha de aquélla.  

Comité Jurídico Internacional de la Aviación (CJIA)

Denomínase así el que fue fundado en el año1909 con el propósito de elaborar las reglas de la navegación aérea y defender ante los tribunales alas personas que se dedicaran a ella.  

Comité paritario

Organismo laboral compuesto por igual número de representantes patronales y obreros, con un presidente designado por el gobierno. Posee atribuciones arbitrales administrativas y judiciales en los conflictos de trabajo. En España fueron creados por la dictadura que rigió de1923 a 1929. La república transformó estos comités en jurados (v.) mixtos.  

Comitente

Quien encarga a otro, el comisionista, una comisión (v.) o su gestión habitual, por cuenta y también en nombre del comitente.  

"Commenda"

Voz lat. Institución originada en la Edad Media, consistente en la participación de un capitalista (commendator) en la especulación de un negociante (tractator), encomendándole mercancías para la venta o dinero para la compra, conservando cada cual su personalidad, sin constituir sociedad mercantil, fondo común ni razón social de ninguna clase. Constituye un antecedente de las actuales cuentas en participación (v., y además "SOCIETAS MARIS").  

"Commercium"

Voz lat. Uno de los derechos que correspondían a los ciudadanos romanos no incapacitados, para adquirir y transmitir la propiedad con arreglo al Derecho Civil, incluso por la mancipatio. (v. "CONNUBIUM", "IUS HONORUM", "IUS SUFFRAGII", "MANCIPATIO", "TESTAMENTI FACTIO".)  

"Commixtio"

Conmixtión (v.).  

"Common law"

Locución inglesa con una pluralidad de sentidos. Designa en primer término el sistema jurídico de los países que han recogido las bases de su Derecho del inglés, en contraposición a otros sistemas jurídicos, particularmente los de origen romano. También se distingue así el Derecho elaborado jurisprudencialmente, en esos países, en contraposición al de origen legislativo. El common law es asimismo el conjunto de normas elaboradas por los tribunales de Derecho estricto, en contraposición a las derivadas de la jurisprudencia de los tribunales de equity, que originalmente decidían en función de la equidad, para desarrollar luego su propia línea de precedentes. Por último, common law es el Derecho jurisprudencial tradicional inglés, en contraposición al que se ha desarrollado más recientemente, sea por la jurisprudencia o por la legislación.  

"Commonwealth"

Voz inglesa. Asociación de la Gran Bretaña con sus antiguas posesiones que han adquirido la condición de plenamente independientes, pero que reconocen a la corona británica como símbolo de la libre asociación.  

Comodante

Persona que da una cosa en comodato (v.).  

Comodatario

Persona que recibe una cosa en comodato (v.).  

Comodato

Llamado también préstamo de uso, es un contrato real consistente en que una parte, el comodante, entrega a la otra, el comodatario, gratuitamente alguna cosa no fungible, mueble o raíz, con facultad de usarla y obligación de devolver la misma cosa recibida. El contrato se perfecciona con la entrega de la cosa; el comodatario no puede hacer de ella un uso distinto del pactado en el contrato, y, a falta de convención expresa, de aquel a que está destinada según su naturaleza o costumbre del país.  

Compadrazgo

Afinidad espiritual entre el padrino de un bautizado o confirmado y los padres de uno u otro. (v. COMADRE, COMPADRE).  

Compadre

Padrino del bautismo. | Nexo entre el anterior y el padre del bautizado. (v. COMADRE, COMPADRAZGO.).  

Compañía

En Derecho Comercial esta expresión equivale a sociedad (v.), aun cuando esta última palabra es en la actualidad más corriente. La otra modalidad se usa más para referirse a las sociedades concesionarias de servicios públicos, como las compañías de ferrocarriles, las de electricidad, las de gas, las marítimas, etc., allí donde no están a cargo directo de las instituciones oficiales. Precedida la palabra compañía de la conjunción copulativa "y", indica que al nombre del comerciante que figura antes de la conjunción se hallan asociadas otras personas, cuyos nombres no figuran en la razón social. Esta fórmula se emplea en las sociedades colectivas y en las comanditarias.  

Compañía colectiva

Sociedad colectiva (v.)  

Compañía de almacenes generales de depósito

En algunos países se denominan así los establecimientos destinados a recibir y custodiar mercaderías temporalmente; el depositario percibe una retribución por tal servicio y entrega al depositante un resguardo o título negociable a efectos de la pignoración o venta de las mercaderías depositadas. (v. "WARRANT".)  

Comparado

(v. DERECHO COMPARADO.  

Comparecencia

Acto de presentarse una persona ante la justicia de acuerdo con las normas procesales, bien sea personalmente, bien por medio de apoderado, y ya se haga, según el trámite de que se trate, verbalmente, ya por escrito. En determinados casos y cuando la comparecencia ha sido ordenada por la autoridad judicial, la incomparecencia puede dar lugar a la declaración de rebeldía o a sanciones por desobediencia. | Se emplea también el vocablo comparecencia para referirse al hecho de presentarse ante un notario a efectos del otorgamiento de una escritura pública.  

Comparecer

Mostrarse parte en un juicio. | Acudir a citación o emplazamiento judicial.  

Compareciente

El que se presenta verbalmente o por escrito, personalmente o por apoderado, ante una autoridad, por lo común judicial (Dic. Der. Usual).  

Comparición

Comparecencia (v.). | Auto de un juez cuando dispone que alguien comparezca ante él.  

Comparte

Persona que es parte con otra en algún negocio civil o criminal (Dic. Acad.). (v. COLITIGANTE.)  

Compaternidad

Compadrazgo (v.).  

Compatibilidad

Posibilidad, real o legal, de coexistir, de ejecutar dos cosas a la vez, de desempeñar dos o más funciones un individuo. (v. INCOMPATIBILIDAD.)  

Compatibilidad de beneficios en Derecho Laboral

Conforme a la definición de Nápoli, es la posibilidad del goce de dos o más prestaciones genéricamente iguales por una misma persona en forma simultánea o alternativa. Inversamente, la no posibilidad de gozar de esas prestaciones simultánea o alternativamente constituirá su incompatibilidad. Se trata de un tema discutido en la doctrina y no legislado uniformemente ni aun dentro de las normas de un mismo país, ya que unas veces se ha declarado la incompatibilidad y otras se ha omitido la compatibilidad. La situación que se produce más frecuentemente se encuentra entre las prestaciones jubilatorias y las de accidente de trabajo.  

Compensable

Que se puede compensar, igualar o contrarrestar. (v. COMPENSACIóN.)  

Compensación

Extinción, hasta el límite de la menor, de dos deudas existentes en sentido inverso entre las mismas personas. Constituye una de las formas de extinción de las obligaciones. | En el antiguo Derecho Penal, indemnización pecuniaria, y en ocasiones en especie, que el causante de lesiones pagaba al herido o el autor de una muerte a los herederos de la víctima. Se trataba ante todo de evitar la venganza del ofendido o de su familia (Dic. Der. Usual). Se denominaba también composición. (v. "BUSSE".)  

Competencia

Atribución legítima a un juez u otra autoridad para el conocimiento o resolución de un asunto. Couture la define como medida de jurisdicción asignada a un órgano del Poder Judicial, a efectos de la determinación genérica de los asuntos en que es llamado a conocer por razón de la materia, de la cantidad y del lugar. Las llamadas cuestiones de competencia se ocasionan cuando dos de ellos creen que les pertenece entender en asunto determinado. | Rivalidad mercantil o industrial. | Beneficio de competencia (v.).  

Competencia desleal

Delito contra la libertad de trabajo, que se configura por el empleo de maquinaciones fraudulentas, sospechosas, malévolas, o cualquier otro medio de propaganda aviesa, con el propósito de desviar en provecho propio la clientela de un establecimiento comercial o industrial.  

Competente

Se dice de la persona a quien compete o incumbe una función o cosa. | Idóneo, capaz. | En especial, jurisdicción, tribunal o juez a quien pertenece el conocimiento, trámite y resolución de un pleito o causa (Dic. Der. Usual).  

Compilación

Colección de leyes u otras materias.  

Compilador

Autor de una compilación (v.) y, en cierto modo, el que prepara el terreno al codificador.  

Complemento de legítima

Acción que corresponde al heredero legitimarlo para el caso de que el testador le haya dejado menos de su legítima (v.). Esta acción no invalida el testamento, teniendo como única finalidad el reintegro de la porción faltante. Se puede ejercitar reclamando a los otros herederos legitimarios que reduzcan sus legítimas en lo que hayan recibido de más con perjuicio del actor.  

Cómplice

Persona que, sin ser autora de un delito, coopera a su perpetración por actos anteriores o simultáneos. A veces también posteriores, si ellos se ejecutan en cumplimiento de promesas anteriores. Claro es que, para la complicidad delictiva, se requiere que el cómplice conozca que sus actos tienen como finalidad la comisión del delito de que se trate. Y esto hasta el punto de que, si el cómplice no quiso cooperar sino a un delito menos grave, la pena le será aplicada en razón del hecho que prometió ejecutar. Es de advertir que los actos ejecutados por el cómplice no han de ser de tal naturaleza que sin ellos no hubiera podido cometerse el delito; pues, si lo fuesen, ya no se estaría en el terreno de la complicidad, sino en el de la coautoría o participación criminal (v.).  

Cómplice necesario

Concepto penal que surge de la codelincuencia (v.) cuando el ejecutor material del hecho punible recibe la cooperación imprescindible o útil de otro para la perpetración del delito. Este otro es el denominado cómplice necesario por algunos penalistas y que el codificador no vacila en calificar de autor (v.) en la fórmula, dentro del Cód. Pen. esp., que establece esa equiparación personal y en la condena para "los que cooperan a la ejecución del hecho con un acto sin el cual no se hubiere efectuado". Tal es el caso del que conduce el vehículo desde el cual se ametralla a la víctima al pasar ante ella. (v. CóMPLICE SECUNDARIO.)  

Cómplice secundario

En antítesis con la voz precedente, el que coopera en la ejecución de un delito con actos anteriores o simultáneos que complementan el hecho punible, pero sin el substrato de imprescindibles para completar la infracción, Se está sin más ante el cómplice (v.) por antonomasia.  

Complicidad

Calidad de cómplice (v.).  

Complot

Conspiración o conjuración, confabulación entre dos o más personas contra otra u otras, generalmente contra un Estado o las autoridades legítimamente constituidas. Con fines ilícitos, es constitutivo de delito. (v. CONSPIRACIóN.) | También, trama o intriga.  

Componer

Ajustar, convenir, concordar. | Conciliar, poner en paz a los enemistados. | Concertar a los discordes. | Arreglar lo que está mal. | Pactar con algún sujeto impertinente, para evitar sus quejas o denuncias. | Compensar privadamente ala víctima de un delito, para eludir el proceso criminal (Dic. Der. Usual).  

Composición

En general, ajuste o convenio. | En lo decisorio de controversias no jurisdiccionales, amigable composición. | En lo penal, compensación (v.).  

Compra

En general, adquisición de algo mediante dinero. | Objeto o cosa comprados. | Comestibles que se adquieren para el gasto diario de una casa o familia. | Soborno (Dic. Der. Usual). (v. VENTA)  

Comprador

El que por precio adquiere la cosa que otro le vende. (v. VENDEDOR.) Sus derechos son: 1) exigir la entrega de lo comprado; 2) rescindir el contrato, con pérdida de las arras o señal, cuando así se haya convenido; 3) pagar los gastos de escritura; 4) reclamar el saneamiento de lo vendido; 5) que los gastos de entrega sean pagados por el vendedor; 6) los frutos, desde el día de la compra; 7) suspender el pago cuando sea perturbado en el dominio o en la posesión de lo comprado. Son obligaciones suyas: a) pagar la cosa en dinero o signo que lo represente; b) perder las arras o señal cuando no cumpla lo estipulado; c) abonar intereses, cuando se hayan convenido o la cosa produzca frutos, si incurre en mora.  

Comprar

Adquirir por dinero. | Sobornar.  

Compraventa

Contrato que con toda claridad define el Código Civil argentino, al expresar que habrá compra y venta cuando una de las partes se obligare a transferir a la otra la propiedad de una cosa, y ésta se obligare a recibirla y a pagar por ella un precio cierto en dinero. Es un contrato consensual, por cuanto se perfecciona por el consentimiento de las partes respecto a las condiciones del negocio; sinalagmático, porque exige prestaciones recíprocas; oneroso, desde el momento que requiere por una parte la entrega de una cosa y por la otra el pago de un precio, y conmutativo, pues las recíprocas prestaciones han de ser equitativas. Cabe vender todas las cosas que pueden ser objeto de los contratos, aun futuras, siempre que su enajenación no esté prohibida, y a condición de que sean propias, ya que no se pueden vender las ajenas. Entre las cosas cuya venta está prohibida, se encuentran todas las que están fuera del comercio por su inalienabilidad absoluta o relativa, como las de dominio público del Estado, las afectadas a servicios públicos. las sagradas, las robadas, las herencias futuras o los bienes que las integran. Algunas legislaciones incluyen en el concepto de cosas los derechos cuyo comercio está permitido.  

Compraventa a distancia

La que tiene lugar entre distintas plazas, corriendo sobre una u otra de las partes el riesgo inherente al transporte de las mercaderías vendidas entre tales plazas.  

Compraventa a ensayo o prueba

La caracterizada por la reserva favorable al comprador eventual de probar o ensayar la cosa para verificar si lo satisface, si reúne las cualidades deseadas por él. Se está ante un contrato condicional, bajo cláusula suspensiva, que se perfecciona cuando el interesado manifiesta su conformidad, y que se resuelve, o no se concreta, cuando expresa su negativa. No hay que fundar la repulsa, aunque en los tratos privados el vendedor trata siempre de remover los inconvenientes que el interesado le declare o los que presuma ante su silencio (Luis Alcalá-Zamora). Observa el citado autor que es casi trámite forzoso en algunas adquisiciones, como las de automóviles, y en el comercio se estila. con un breve ensayo o funcionamiento, para artefactos del hogar de carácter mecánico o eléctrico. Ha sido de estilo también en el comercio de comestibles, con tendencia a restricciones, por razones de higiene o para evitar pequeños abusos de ciertos frustrados compradores o compradoras.  

Compraventa a plazos

Aquella en que la entrega de la cosa o el pago del precio no pueden ser exigidos en el momento de realizarse la operación (lo que constituiría una compraventa al contado), sino que se difieren para otro u otros momentos posteriores. Sin embargo, se entiende que la compraventa a plazos es cuando el comprador puede ir pagando el precio al vendedor en períodos o cuotas posteriores ala entrega de la cosa vendida. Llámase también compra a crédito.  

Compraventa a término

Aquella en la cual el vendedor se obliga a entregar la cosa en momento ulterior al de la perfección del contrato, o el comprador a pagar el precio, de una sola vez, en época posterior determinada. Esa circunstancia del pago en una sola vez diferencia esta especie de la compraventa a plazos (v.).  

Compraventa al contado o a la vista

Es la forma más genuina y predominante aún, al menos en las compraventas de valor escaso o mediano, en que el vendedor entrega la cosa y el comprador abona el precio, de modo simultáneo o con mínima dilación, por algún trámite del pago o disposición de la cosa para la entrega. Entra en esta categoría aquella operación de compra y venta en que la distancia cronológica entre la adquisición y la entrega de la cosa o el pago del precio es muy escasa, como el reparto al día siguiente o el pago al recibir el comprador en su domicilio lo comprado (Luis Alcalá-Zamora). Se contrapone, por esencia, a la compraventa a plazos y difiere asimismo, por la postergación estipulada del pago o de la entrega, de la compraventa a término (v.).  

Compraventa con reserva de dominio

Modalidad de ese contrato que se da a veces cuando la compra no se hace al contado, sino con el pago del precio a plazos. Consiste esa cláusula en mantener el vendedor su propiedad sobre la cosa vendida hasta obtener el pago total por parte del comprador, no obstante la entrega a éste de la cosa vendida.  

Compraventa mercantil

Es el típico contrato comercial, puesto que comerciar quiere decir exactamente negociar comprando y vendiendo o permutando géneros. Básicamente es un contrato de compraventa igual al regulado en las leyes civiles, aun cuando más en la práctica que en la ley puede presentar algunos matices diferenciales. El Código de Comercio argentino lo define como "un contrato por el cual una persona, sea o no propietaria o poseedora de la cosa objeto de la convención, se obliga a entregarla o a hacerla adquirir en propiedad a otra persona, que se obliga por su parte a pagar un precio convenido, y la compra para revenderla o alquilar su uso". Dedúcese de eso que la compraventa mercantil se efectúa entre comerciantes o entre industriales y comerciantes, puesto que queda excluida la compra de mercaderías para uso del comprador. Este concepto queda reafirmado por el propio código cuando dice que "sólo se considera mercantil la compraventa de cosas muebles para revenderlas por mayor o menor, sea en la misma forma en que se compraron o en otra diferente, o para alquilar su uso, comprendiéndose la moneda metálica, títulos de fondos públicos, acciones de compañías y papeles de créditos comerciales". Y todavía añade que nose consideran mercantiles las compras de objetos destinados al consumo del comprador, así como tampoco las de bienes raíces y muebles accesorios; las ventas que hacen labradores y hacendados de los frutos de sus cosechas y ganados y las que hacen los propietarios, o cualquier clase de personas, de los frutos y efectos que perciban por razón de renta, dotación, salario, emolumento o cualquier otro título remuneratorio o gratuito, y la reventa que hace cualquier persona del resto de los acopios efectuados para su consumo particular.  

Comprobación

Prueba. | Averiguación, verificación. | Recuento conforme. | Cotejo de una copia con el original. | En las ciencias experimentales. ratificación, por los hechos de una observación o hipótesis. | Resultado afirmativo que, como consecuencia de una inspección ocular (v.), establece un juez o magistrado (Dic. Der. Usual).  

Comprobante

Que prueba o comprueba. | Recibo. | Resguardo.  

Comprometer

Someter de común acuerdo a la resolución de un tercero el negocio sobre el cual se disputa o litiga. | Crear, de modo más o menos coactivo, una obligación para otro, como en colectas, subscripciones, adhesiones a las autoridades. | Hacer a otro responsable de lo que no es, por las apariencias. | Exponer a un peligro (Dic. Der. Usual).  

Compromisario

Persona en quien otras delegan para que concierte, resuelva o efectúe alguna cosa. | Representante de los electores primarios para votaren elecciones de segundo o ulterior grado. (v. COMPROMISO POLíTICO.)  

Compromiso

Obligación contraída unilateralmente, como en el ofrecimiento hecho bajo palabra de honor. | Dificultad; trance o situación incómodos o arriesgados; apuro, aprieto. | Cohibición al decidir, y más cuando se debe contrariar la amistad o la gratitud. | En algunas partes promesa matrimonial, pero sin otra trascendencia que la familiar, sin consecuencia ni indemnización, salvo mediar documento público o privado. | Delegación civil o canónica para la elección de determinados cargos. Donde el vocablo compromiso adquiere mayor relieve jurídico es como contrato en virtud del cual las partes se someten al juicio de árbitros o amigables componedores para la resolución de un litigio o una cuestión dudosa. | También, la escritura o instrumento en que se hace el convenio y el nombramiento de los arbitradores  

Compromiso arbitral

Cláusula contractual en virtud de la cual se someten determinadas disputas a arbitraje.  

Compromiso histórico

En general, compromiso constituye obligación contraída, palabra dada y fe empeñada. Esa obligación, palabra y fe han servido en algunos momentos históricos para resolver graves cuestiones que afectaban la vida y gobierno de los pueblos. Así, al fallecimiento de Martín I de Aragón, fueron varios los pretendientes de la corona, por lo cual los representantes de los Parlamentos de Cataluña, Aragón y Valencia, reunidos en Caspe, el año 1412, se comprometieron a acatar la solución que ellos dieran al problema. A eso se llamó el Compromiso de Caspe, que terminó con el otorgamiento de la corona a Fernando de Antequera. En el Compromiso de Breda, del año 1566, los jóvenes de la nobleza flamenca se unieron para oponerse al establecimiento en aquellos territorios de la Inquisición española, acudiendo ante la gobernadora Margarita de Austria, para exponerle sus propósitos, y como éstos no fueron atendidos, se produjeron desmanes, a los que puso fin el Duque de Alba, que hizo perecer en el cadalso a los jefes del movimiento, los Condes de Egmont y de Hom. Los miembros de ese movimiento, por haberse presentado ante Margarita de Austria sin insignias ni condecoraciones, fueron llamados gueux o mendigos.  

Compromiso político

En el Derecho Político, el compromiso representa la delegación que los electores hacen en otras personas (compromisarios), para que éstas, solas o en unión de los miembros del Poder Legislativo, designen a quienes han de ser nombrados para el desempeño de ciertos cargos, tales como jefe del Estado, vicepresidente y senadores; es decir, cuando los precitados funcionarios se designan por una elección de segundo grado. Carácter político también, pero ya relegado en lo pretérito, posee el compromiso histórico (v.), en la denominación diferenciadora adoptada.  

Compromiso procesal

Acto bilateral en el cual las partes que tienen diferencias sobre alguna cuestión resuelven sustraerlas al conocimiento de los tribunales de justicia y someterlas, mediante cláusula compromisoria (v.), a la jurisdicción de amigables componedores o de árbitros, designando quiénes hayan de ser éstos, cuestiones que han de resolver y plazo en que han de hacerlo. En términos generales, puede afirmarse que el compromiso es susceptible de formalización en escritura pública, en instrumento privado o ante el juez de la causa o aquel a quien hubiere correspondido su conocimiento. Quedan excluidas del compromiso las cuestiones que no pueden ser objeto de transacción. Y no podrán tampoco comprometerse mediante árbitros las personas que no pueden transigir.  

Compulsa

Estudio y verificación documental. | Específícamente, para la Academia, copia o traslado de una escritura, instrumento o autos, sacado judicialmente y cotejado con su original.  

Compulsar

Examinar dos o más documentos, cotejándolos o comparándolos entre sí. | Compeler. | Sacar compulsas. (v. COMPULSIóN.)  

Compulsión

Apremio y fuerza que, por mandato de autoridad, se hace a una persona compeliéndola a que efectúe alguna cosa. (v. "ASTREINTES", COACCIóN, COERCIóN.)  

Compulsivo

Que implica compulsión (v.), como el Derecho sancionador, los mandatos de autoridad legítima y las resoluciones judiciales firmes. Cabe también una compulsión ilegítima, la de la coacción, la amenaza y la intimidación (Luis Alcalá-Zamora).  

Compulso

Obligado o compelido. (v. BENEFICIO COMPULSO.)  

Compurgación

Rechazamiento de cargos o acusaciones. (v. COMPURGADOR, PURGACIóN.)  

Compurgador

"En la purgación canónica (v.), cualquiera de los que en ella hacían juramento, diciendo que, según la buena opinión y fama en que tenían al acusado, creían que habría jurado con verdad no haber cometido el delito que se le imputaba y que no se había probado plenamente" (Dic. Acad.).  

Computar

Calcular o contar por números. Se dice propiamente de los lapsos en los términos, plazos y vencimientos; de las edades y de los grados de parentesco entre dos o más personas (Dic. Der. Usual).  

Común

Lo que, no siendo privativamente de ninguno, pertenece a muchos, todos los cuales tienen igual derecho a servirse de ello para sí o para sus cosas, como bienes comunes, pactos comunes. | Aquello que resulta útil o de provecho para todos los litigantes, aun concedido a uno de ellos, como los términos probatorios. | Lo corriente y admitido por todos o la mayor parte, como precio común o uso común. | Comunidad. | Todo el pueblo de un lugar, villa, ciudad o provincia (Dic. Der. Usual).  

Comuna

En América hispánica, municipio (v.).  

Comunal

Común, perteneciente a varios o a todos. (v. BIEN COMUNAL.)  

Comunero

El que tiene un derecho o una propiedad en común con otros y en forma proindivisa. Es una expresión equivalente a condómino. Se habla de retracto de comuneros con referencia al derecho que la ley concede a los condueños para quedarse, por el tanto de su precio, con la cosavendida por uno de ellos a un tercero. (v. RETRACTO, CONDOMINIO.) En plural, la voz adquiere un sentido político e histórico. (v. COMUNEROS).  

Comuneros

En España se conoce con el nombre de comuneros de Castilla a Padilla, Bravo y Maldonado, y a cuantos los siguieron, que dirigieron elaño 1520 el movimiento insurreccional de las comunidades, formado por varias ciudades castellanas, contra Carlos I, en defensa de los fueros municipales y contra las exacciones y la intervención de extranjeros en el gobierno. Todos esos dirigentes fueron ejecutados. El vocablo se trasladó a conmociones americanas. Comuneros se llamaron los miembros de las juntas revolucionarias llamadas Común, que en 1781 se levantaron en armas en Colombia contra el regente Juan Gutiérrez Piñeres, a raíz de la creación de un nuevo impuesto confiscatorio, que provocó la insurrección en los ánimos, ya caldeados por el levantamiento de Túpac Amaru en el Perú. Se destaca especialmente la actuación de José Antonio Galán y de una mujer, Policarpa Salavarrieta, conocida como "La Pola", que fueron ejecutados junto con otros cabecillas al sofocarse la revolución. La insurrección de los comuneros se considera antecedente de la independencia colombiana. | También se denominó así un grupo de paraguayos, dirigidos por el gobernador Antequera, que en 1721 se insurreccionó reclamando mayores libertades y derechos para los cabildos.  

Comunicación

Manifestación o traslado hecho a cada una de las partes de lo dicho por la otra, como igualmente de los instrumentos y demás pruebas presentadas en apoyo de sus razones. | Estado de un preso a quien se permite ver y hablar alas personas que van a visitarlo. | Documento que comunica o que notifica alguna norma o resolución. | Trato, relación, correspondencia entre dos o más personas. | Unión, vínculo o lazo entre individuos o pueblos (Dic. Der. Usual). En plural, comunicaciones, el vocablo abarca los correos, telégrafos, teléfonos, radiotelefonía y cualquier otro medio de relación entre los distantes.  

Comunicación judicial

Documento de un juez o tribunal con objeto de informar, pedir o notificar algo a otra autoridad o a un particular. En esta línea se encuentran el exhorto, el oficio, el mandamiento y el suplicatorio (v.).  

Comunidad

En sentido religioso, congregación (v.). | En sentido civil, condominio (v.).  

Comunidad de bienes

Copropiedad (v.).  

Comunidad de pastos

Condominio establecido entre los propietarios de fincas rústicas o entre los vecinos de un pueblo en terrenos comunales, o también entre dos o más pueblos colindantes, en consecuencia del cual cada dueño o vecino tiene derecho a utilizar, a favor de su ganado, los pastos en los respectivos predios o bienes de aprovechamiento común (Dic. Der. Usual).  

Comunidad hereditaria

La más o menos transitoria de los coherederos hasta la partición de herencia (v.).  

Comunidad incidental

La copropiedad proveniente de hechos o actos ajenos a los condóminos. Por ejemplo, la sucesoria cuando el causante haya impuesto unatemporal indivisión o la fortuita resultante de mezclarse cosas de distintos dueños. (v. CONFUSIóN, CONMIXTIóN.)  

Comunismo

Régimen político y económico basado en el control total, por el Estado, de las actividades productivas, y la dictadura por un partido único.  

Conato

Empeño o esfuerzo en la ejecución de una cosa. | Propensión, tendencia, propósito. | Acto y delito que se empezó y no llegó a consumarse (Dic. Acad.).  

Concausa

Cosa que, juntamente con otra, es causa de algún efecto. Esa definición del Diccionario de la Academia adolece, en opinión de algún autor, del defecto de no haber advertido que ni la causa ni la reunión de causas pueden estar referidas a un concepto tan amplio y vago como el de cosa. Esto, aparte que la definición de concausa no guarda relación con la que el Diccionario de la Academia hace de la causa, cuando dice de ella que es lo que se considera como fundamento u origen de algo, el motivo o razón de obrar. De ahí que sería más acertado expresar que la concausa es el motivo o razón de obrar junto con otros, o el fundamento de origen, unido a otro (Enc. Jur. Omeba).  

Concebido

El óvulo fecundado de la mujer. El ser humano desde la concepción al aborto, nacimiento o muerte de la embarazada. Al concepto agrega Luis Alcalá-Zamora que en el Derecho, y para lo favorable, el concebido se tiene por nacido, siempre que nazca con vida, y, además, en algunas legislaciones censuradas, sea viable o lo demuestre con la mínima supervivencia de 24 horas.  

Concedente

El que concede, otorga o consiente.  

Conceder

Dar u otorgar alguna cosa o derecho. | Otorgar la administración pública, mediante contratación directa o licitación, la ejecución de una obra o la explotación de un servicio público o de una fuente de riqueza. | Asentir a una manifestación ajena, admitirla (Dic. Der. Usual).  

Concejal

Miembro de un concejo municipal o ayuntamiento. En especial, el que no es de ellos alcalde (v.).  

Concejalía

Dignidad y cargo de un concejal (v.).  

Concejil

Relativo a un concejo (v.). | Común para los vecinos de un lugar. | Tropa de un municipio medioeval.  

Concejo

Uno de los nombres que se dan al municipio (v.). | También, la sesión celebrada por los individuos de un concejo. | Organismo deliberativo de la municipalidad y el que dicta las resoluciones y ordenanzas en materia de su competencia, correspondiendo la función ejecutiva municipal a los alcaldes o intendentes. En la Argentinase denomina Concejo Deliberante. (v. AYUNTAMIENTO.)  

Concejo abierto

El que se tiene en público, convocando a todoslos vecinos del pueblo, para tratar sobre asuntos de interés general para la colectividad local.  

Concejo de la Mesta

Junta anual de los pastores y dueños de ganados para tratar asuntos concernientes a éstos, y para distinguir y separar los mostrencos que se hubieren mezclado con ellos. (v. MESTA.)  

Concentración

En Derecho Político y Administrativo equivale a centralización (v.), así como desconcentración quiere decir descentralización (v.).  

Concepción

Acción y efecto de concebir, de quedar preñada la hembra. Jurídicamente tiene importancia porque sirve para determinar la condición de legítimos o de extramatrimoniales de los hijos, y porque, desde el momento de la concepción, el hijo concebido es sujeto de determinados derechos, especialmente de orden sucesorio. (v. ABORTO, NACIMIENTO, PERSONA.)  

Concertador de privilegios

El que tenía a su cargo la expedición de las confirmaciones de los privilegios reales (Dic. Acad.).  

Concertar

Contratar, pactar. | Componer, ordenar, arreglar. | Ajustar, tratar o acordar un negocio. | Cotejar o concordar dos o más cosas. | Convenir el precio de algo. | Concordar entre sí diversas cosas o partes (Dic. Der. Usual.)  

Concesión

Acción y efecto de conceder, de dar, otorgar, hacer merced y gracia de una cosa. Jurídicamente esta palabra tiene importancia cuando está referida a los servicios públicos. La concesión es, en ese sentido, un acto de Derecho Público, mediante el cual el Estado, o, en su caso, las provincias y los municipios, delega en una persona o en una empresa particular (concesionaria), una parte de su autoridad y de sus atribuciones para la prestación de un servicio de utilidad general, como el transporte urbano, el ferroviario, el alumbrado de las poblaciones, la limpieza de las calles, allí donde no son suministrados o no se encuentran explotados directamente por las entidades públicas estatales, provinciales o municipales que estarían obligadas a hacerlo para llenar necesidades de la colectividad. El contrato de concesión de servicios que se celebra entre los poderes públicos de una parte y los concesionarios de otra es de carácter administrativo; en él se determinan las obligaciones y los derechos que corresponden a cada una de las partes, así como las sanciones (caducidad, multa, pérdida de fianza) en que incurre el concesionario que incumple las condiciones de la concesión. Por lo común, la concesión no se otorga contratando el organismo cedente del servicio con una persona o empresa determinada elegida para que preste el servicio de que se trate, sino que se requiere un trámite de licitación, a fin de que la concesión se otorgue al licitante que ofrezca mayores garantías y mejores condiciones de eficacia en el cumplimiento del servicio.  

Concesión administrativa

El otorgamiento administrativo, ante oferta privada o por ofrecimiento público, que se hace a particulares o empresas, para la apropiación o aprovechamiento de bienes de dominio público, como aguas, minas y montes; para construir obras de interés público o para explotar servicios generales o locales. Las concesiones se dan por contratación directa y, con mayor frecuencia, mediante licitación o subasta al mejor postor, que habrá de sujetarse al pliego de condiciones (v.). El concesionario deberá ajustarse al presupuesto y plan de la obra, cuando se tratede una construcción o reparación, y entonces obtiene la parte de beneficios permitida; por ejemplo, un 15 % o un 20 %. En otro caso, se encuentra en el deber de abonar la cuota señalada o el tanto por ciento determinado por la explotación de alguna fuente de riqueza o de un servicio público, caso en el cual obtiene como ganancia el rendimiento que logre.  

Concesión de servicios públicos

En la referencia hecha por Dumm, acto jurídico de Derecho Publico cuyo fin esencial es organizar un servicio de utilidad general, y cuyo rasgo característico consiste en delegar en un concesionario aquella parte de la autoridad del Estado o de sus cuerpos administrativos reputada indispensable para hacer efectiva, dentro de ciertas bases establecidas por la misma concesión o por los principios del Derecho Administrativo, la remuneración de los capitales puestos a contribución en la realización de la empresa pública, para lo cual se crean deberes y derechos a cargo y en favor del concesionario y quedan determinadas su medida y extensión por el contenido del acto y por las modificaciones impuestas por el poder de policía.  

Concesionario

Titular o beneficiario de una concesión (v.).  

Conciencia

En lo psicológico, autoconocimiento humano y reconocimiento de la propia individualidad. |En lo intelectivo, conocimiento reflexivo y exacto. | En lo ético, facultad moral que distingue el bien y el mal. | Figuradamente, proceder sano, conducta justa.  

Concierto

Convenio entre dos o más personas sobre alguna cosa. | Transacción, avenencia. | Buen orden y disposición de algo (Dic. Der. Usual).  

Conciliación

Acción y efecto de conciliar, de componer y ajustar los ánimos de los que estaban opuestos entre sí. | Dentro del ámbito del Derecho Procesal, la audiencia previa a todo juicio civil, laboral o de injurias, en que la autoridad judicial trata de avenir a las partes para evitar el proceso. No siempre se requiere que el intento conciliatorio sea previo, pues algunas legislaciones admiten, especialmente en materia laboral, que el juez pueda intentar en cualquier momento la conciliación de los litigantes. En doctrina se han discutido ampliamente las ventajas y los inconvenientes de que actúe de conciliador el juez que entiende en el asunto, pues no faltan quienes creen que su intervención conciliatoria prejuzga el asunto o coacciona a las partes. En la ARGENTINA, en materia laboral, el acto previo de conciliación se celebraba ante una comisión de conciliación, suprimida por la ley 18.345, y encomendada al juez o al funcionario del juzgado en quien delegase. Innecesario parece añadir que las partes pueden conciliarse en cualquier momento del juicio. En el Derecho del Trabajo suelen también admitirse o exigirse actos conciliatorios ante la autoridad administrativa de aplicación o ante comisiones constituidas al efecto, para resolver las divergencias entre obreros y patronos o como trámite previo a las medidas de acción directa. En materia penal, algunas legislaciones exigen la celebración de un acto conciliatorio previo para dar curso a las querellas por calumnia o injuria.  

Concilio

Asamblea de prelados de todo el mundo católico, o de alguna o algunas provincias eclesiásticas, convocada y presidida por autoridad competente, y reunida para discutir y resolver cuestiones que se refieren a la fe, la moral o la disciplina (L. A. Gardella). Los concilios pueden ser ecuménicos o universales, en los que se reúnen los obispos y otros altos prelados de todo el orbe católico, mediante convocación y presidencia papal, a efectos de decidir sobre cuestiones concernientes a la Iglesia universal; plenarios, en los que se congregan obispos y prelados de una provincia eclesiástica. Los concilios plenarios a que concurren todos los obispos de la nación, se llaman también nacionales.  

Cónclave o conclave

Asamblea cardenalicia que elige al papa. | Lugar donde se celebra, desde hace siglos, en el recinto del Vaticano.  

Concluir

Acabar, terminar. | Formular una o más conclusiones (v.). | Poner fin a los alegatos.  

Conclusión

Término, fin, extinción. | Determinación adoptada en un asunto. | Proposición que se da como firme, como demostrativa de un hecho o como base de un derecho. | Cada una de las afirmaciones numeradas que la ley exige en el escrito de calificación penal. | La terminación de los alegatos y defensa de una causa (Dic. Der. Usual). (v. CONCLUSIONES.)  

Conclusiones

Puntos de hecho y de derecho contenidos en el escrito que, con el nombre de conclusiones, deben presentar el fiscal, el acusador privado, si lo hay, y el defensor del procesado, en ciertos ordenamientos. Son tales: 1º) los hechos que se consideren probados; 2º) el delito que integran; 3º) el autor, sus cómplices y sus encubridores; 4º) las circunstancias modificativas de la responsabilidad criminal; 5º) la pena que debe imponerse o, en su caso, la absolución. De exigirse responsabilidad civil, el daño, su estimación y sus responsables (Dic. Der. Usual). (v. CONCLUSIóN.)  

Concluso

Terminado, acabado. | Causa o proceso listos para sentencia.  

Concordato

Cuando un comerciante, sociedad mercantil o quienes realicen sus negocios en forma comercial, tiene que cesar en sus pagos por no poder hacer frente a sus obligaciones, pueden prevenir la declaración de quiebra pidiendo al juez de comercio la convocatoria de sus acreedores, para informarlos de su situación y proponerles un acuerdo respecto a la cantidad y plazos de pago. El arreglo a que se llegue con ellos se llama concordato, el cual puede ser: preventivo, si, como queda dicho, trata de evitar la posterior declaración de quiebra; resolutorio, si con él se trata de dejar sin efecto la quiebra pedida o decretada, y extrajudicial, si el quebrado llegase a un avenimiento con sus acreedores, en cualquier estado del juicio posterior a la verificación de créditos.  

Concordato eclesiástico

Tratado o convenio que sobre asuntos concernientes a la Iglesia católica celebra un Estado con la Santa Sede, y que se refiere a cuestiones que afectan a ambas potestades y regulan las relaciones entre una y otra. Así, pues, el concordato equivale a los tratados internacionales celebrados entre dos Estados. Es lógico que esos pactos o convenios afecten a los Estados católicos, pero no todos ellos han concordado con la Santa Sede. La ARGENTINA figura entre los países no concordatarios, pues todo intento de hacerlo ha provocado fuertes resistencias doctrinales y políticas.  

Concubina

Manceba o mujer que vive y cohabita con un hombre como si éste fuera su marido. (v. CONCUBINATO.)  

Concubinario

Dícese del hombre que tiene concubina (v.).  

Concubinato

Comunicación o trato de un hombre con su concubina (v.); o sea, con su manceba o mujer que vive y cohabita con él como si fuese su marido. En realidad, el concubinato, en lo que afecta a la relación entre el concubinario y la concubina, no suele producir en las legislaciones efectos jurídicos de ninguna clase, aun cuando pudieran tenerlos en relación con los hijos nacidos de esa unión libre. Sin embargo, en la doctrina se abre cada día más el camino que señala la necesidad de regular esa clase de relaciones; en primer término, porque parece cruel privar de todo derecho a la pareja que ha mantenido su unión a veces durante toda una vida, y en que la mujer ha contribuido al cuidado del hogar y a su sostenimiento igual que una esposa, y en segundo término, porque concede al concubinario un trato de preferencia comparativamente al marido en una relación matrimonial, ya que, frente a terceros, que probablemente los creían matrimonio (v.), se libra de todas las obligaciones derivadas de los actos de la mujer. En lo que al primer aspecto se refiere, algunas legislaciones y alguna jurisprudencia han empezado a reconocer ciertos derechos a la concubina, especialmente en materia de previsión social.  

Concúbito

Cópula o ayuntamiento camal.  

Concurrencia desleal

Disparatado galicismo por competencia desleal (v.).  

Concursado

Deudor que, por petición propia o acción de aquellos a los que adeuda, está sujeto a un concurso de acreedores (v.).  

Concursar

Participar en concurso u oposición. | Declarar el estado de insolvencia, transitoria o definitiva, de una persona que tiene diversos acreedores (Dic. Acad.).  

Concurso

En sus aspectos de mayores o menores derivaciones jurídicas, quiere decir: grupo grande de gente junta en un mismo lugar. | Reunión simultanea de sucesos, circunstancias o cosas diferentes. | Asistencia o ayuda para una cosa. | Oposición que, por medio de ejercicios científicos, artísticos o literarios, o alegando méritos, se hace a prebendas, cátedras, premios, etc. | Competencia entre los que aspiran a encargarse de ejecutar una obra o prestar un servicio bajo determinadas condiciones. a fin de elegir la propuesta que ofrezca mayores ventajas (Dic. Acad.). En la historia jurídico política de los países, la cuarta de las precitadas acepciones ha tenido gran importancia, porque el concurso, como término equivalente a oposición, aunque con algún matiz diferencial, significó cambiar el sistema de provisión de ciertos cargos y empleos mediante designación directa de cada gobernante de turno, por el de elegir a los que públicamente demostrasen más competencia y mayores aptitudes. Lo lamentable es que en algunos países el primitivo sistema no haya desaparecido del todo.  

Concurso civil de acreedores

Juicio universal que se tramita contra un deudor no comerciante cuando se acredita que su activo es insuficiente para cancelar su pasivo. Puede ser promovido por el propio deudor, caso en el cual el concurso se denomina voluntario, o a requerimiento de sus acreedores legítimos y quirografarios, caso en el cual es llamado necesario. Constituye una forma de extinción de las obligaciones. Si el deudor es comerciante o si, no siéndolo, lleva sus negocios en forma comercial y figura inscrito en el Registro Público de Comercio, el juicio se tramita de acuerdo con las normas establecidas para la quiebra (v.).  

Concurso de acciones

El que se produce cuando coexisten varias acciones que, no obstante tener el mismo objeto y fundamento jurídico, no pueden ejercitarse conjuntamente, porque una de ellas absorbe total o parcialmente a la otra. Cabanellas señala que es ése el caso de acciones preparatorias o preliminares con relación a otras.  

Concurso de acreedores

El juicio universal (v.) promovido contra el deudor que no cuenta con medios suficientes para pagar todas sus deudas. Procede cuando el pasivo de una persona no puede ser atendido según se torna exigible. Puede ser solicitado por el deudor, que peticionará un concordato (v.) a sus acreedores, o su propia quiebra, o por los propios acreedores, que exigirán la quiebra, caso en el cual el deudor podrá a su vez proponer un concordato.  

Concurso de circunstancias

Se dice del hecho de presentarse de modo conjunto, en la ejecución de un delito, diversas agravantes y atenuantes, que obligan a un balance por el juzgador, a fin de compensarlas o determinar qué predomina. Sobre el criterio legal en la materia, v. CIRCUNSTANCIAS MODIFICATIVAS.  

Concurso de delitos

Se produce, según explica R. C. Núñez, "cuando a una persona se la llama a responder de varias violaciones de la ley penal". Y añade que "no es suficiente que su conducta encuadre en más de una figura delictiva, sino que, además, es necesario que las respectivas figuras puedan funcionar al mismo tiempo de manera autónoma, sin que la aplicación de una esté excluida por la aplicación de la otra".  

Concurso de leyes

Afirma Gavier que en Derecho Penal se llama así "el problema de aplicación que se presenta cuando, respecto a una misma situación de hecho, aparecen dos o más disposiciones legales que pretenden regirla simultáneamente, siendo que, en realidad, debido a la relación que media entre ellas, la aplicabilidad de una determina la inaplicabilidad de las otras".  

Concurso especial

Concurso respecto de bienes sujetos a derechos reales de garantía, que se tramita en forma separada de las quiebras o concursos preventivos, en relación con la ejecución de tales bienes.  

Concurso ideal

En materia delictiva, el acto que constituye una pluralidad de infracciones, dentro de la unidad de la transgresión. Tal el caso del que roba en una casa, luego de romper la puerta, en que cabría apreciar allanamiento de morada y robo, pero este último delito absorbe al anterior, por medio necesario para perpetrarlo. (v. CONCURSO DE DELITOS y CONCURSO REAL.)  

Concurso preventivo

Procedimiento, basado en la existencia de una situación de cesación de pagos, en virtud del cual el deudor insolvente solicita una quita o prórroga respecto de sus deudas. Su propuesta, para tener efecto, debe ser aprobada por las mayorías de acreedores que dispone la ley, basadas en su número y en el valor de sus créditos, y homologada por el juez interviniente. Si la propuesta es rechazada, ocasiona la quiebra del deudor.  

Concurso real

En la esfera penal, la comisión de diversos delitos, de manera simultánea o sucesiva. Curiosamente, en la línea del pietismo punitivo, el legislador suele hacerle una "rebaja" al infractor mayorista. Tal es el caso del empleado infiel que comete reiterados robos, antes de ser descubierto. (v. CONCURSO DE DELITOS e IDEAL, DELITO CONTINUADO.)  

Concusión

Figura delictiva más corrientemente llamada exacción ilegal, referida al caso del funcionario público que, abusando de su cargo, exigiere o hiciere pagar, o entregar indebidamente por sí o por interpuesta persona, una contribución, un derecho o una dádiva, o cobrare mayores derechos que los que corresponden. El delito se agrava si el agente emplea intimidación o invoca orden superior, comisión o mandamiento judicial, así como también si convierte en provecho propio o de tercero esa exacción.  

Concusionario

El que incurre en concusión (v.).  

Conchabamiento o conchabanza

Acomodación conveniente. | Acción de conchabarse (v.).  

Conchabar

Juntar o asociar. | En América hispánica, contratar para un servicio. (v. CONCHABARSE.)  

Conchabarse

Confabularse para algo ilícito o censurable. | En América hispánica, contratarse como sirviente o para labor modesta.  

Conchabo

Con muy discutible propiedad, se llama así el contrato mediante el cual una persona compromete el trabajo de otras para un patrono. Llámase también contrato de enganche. Este contrato puede revestir dos formas: o bien el conchabador contrata por su propia cuenta para suministrar un servicio o realizar una obra con una empresa, aportando él los trabajadores, o bien hace el contrato con el patrono por cuenta de los trabajadores. En el primer supuesto, lo que habría celebrado sería un contrato de locación de obra con el empresario, y en la segunda hipótesis se trataría o de una locación de servicios en relación con los trabajadores o de un mandato. En definitiva se trata de un reclutamiento de obreros para trabajar en lugares distintos de los de sus habituales residencias. Es muy frecuente en la realización de determinadas tareas de temporada, como recolección de cosechas (caña de azúcar, tabaco, algodón, yerba mate), y por ello la duración está determinada por el tiempo que aquellas precisen. (v. CONTRATO DE EQUIPO.)  

Condado

Territorio de un conde (v.) medioeval. | Dignidad nobiliaria de un conde actual.  

Condal

Referente a un conde (v.) o propio de él.  

Conde

Título honorífico, en la nobleza moderna, superior al de marqués e inferior al de duque (v.). | Entre los godos, nombre de diversos cargos palatinos, militares y del tesoro. | En la Edad Media, gobernador de una comarca.  

Conde de Castilla

En los albores de la Edad Media y de la reconquista hispánica, nombre de los soberanos de Castilla la Vieja, en realidad reyes, hasta que Fernando | cambió la denominación condal por la regia (Dic. Der. Usual).  

Condecoración

Cruz, venera u otra insignia semejante de honor y distinción (Dic. Acad.).  

"Condemnatio"

Voz latina. Condena. | En especial, la parte principal de la fórmula (v, ) con que el magistrado romano concedía al juez la potestad de condenar al demandado si la pretensión del actor era justificada; con la alternativa absolutoria, en caso contrario (Dic. Der. Usual).  

Condena

Decisión judicial por la cual se obliga a una de las partes en juicio a satisfacer las pretensiones de la otra, sea en todo o en parte. Según Couture, es la "determinación judicial de la conducta debida por un litigante al que se impone la obligación de dar, hacer u omitir algo, bajo amenaza implícita y eventual de coacción". | En materia penal, decisión judicial represiva que individualiza una pena contra el autor de una infracción o delito (Vitullo).  

Condena accesoria

Pronunciamiento desfavorable a la parte vencida y consecuencia legal del fallo sobre el fondo del asunto. Típica condena accesoria la constituye la que impone las costas allí donde no son éstas pena de la mala fe o temeridad procesal. | En lo penal, v. PENA ACCESORIA.  

Condena condicional

Beneficio de suspender la ejecución de la pena. Se concede a favor del delincuente primario y siempre que se trate de delitos de escasa gravedad. Las penas de inhabilitación y de multa no son susceptibles de condicionalidad en la condena. Por regla general, si el delincuente beneficiado con la suspensión de la pena comete un nuevo delito, tendrá que cumplir la pena suspendida y la correspondiente al nuevo delito. En ningún caso la suspensión de la pena comprenderá relevo de la reparación de los daños causados por el delito ni del pago de los gastos del juicio.  

Condena de futuro

Sentencia judicial que condena al cumplimiento futuro de una obligación, pese a no haber existido todavía incumplimiento respecto de ella, por no haber llegado el término previsto para su cumplimiento. Permite al acreedor contar con una sentencia al momento en que la obligación se tome exigible, sea que tal obligación se cumpla o no en ese momento.  

Condena en costas

Pronunciamiento de la sentencia en virtud del cual se obliga a uno de los litigantes a pagar los gastos del juicio. En el Derecho esp., salvo excepcionales disposiciones de la ley, la condena en costas constituye facultad confiada al arbitrio judicial, que la aplica cuando aprecia temeridad o mala fe una de las partes. Esta doctrina legal no coincide con la predominante en otros ordenamientos, donde las costas constituyen consecuencia del vencimiento, por el evidente perjuicio que el litigar por su derecho le ha significado al ganador, sin entrar entonces en análisis, siempre sutiles, acerca de la mala intención de la parte perdedora. En el procedimiento civil no cabe condenar al pago de las costas si no se han solicitado, por lo cual esta petición se ha convertido en ritual en las demandas y en sus contestaciones. Por el contrario, en el proceso penal, cuantas veces haya condena criminal, procede la de costas, pero casi siempre con frustración, proveniente de la insolvencia del condenado. En cuanto a esa regulación, conceptos y contenido de esta consecuencia procesal, v. COSTAS.  

Condena en suspenso

(v. CONDENA y LIBERTAD CONDICIONAL, PENAS RESTRICTIVAS DE LA LIBERTAD.  

Condenado

En lo civil, litigante contra el cual se ha fallado. | En lo penal, procesado al que se ha aplicado una pena.  

Condenas conminatorias o compulsorias

"Astreintes" (v.).  

Condestable

Antiguamente, el que obtenía y ejercía la primera dignidad de la milicia (Dic. Acad.).  

Condición

Se habla de condición cuando las consecuencias de un acto jurídico quedan supeditadas a un acontecimiento incierto y futuro que puede llegar o no, o a la resolución de un derecho ya adquirido. En ningún caso, la condición puede referirse a una cosa imposible, contraria a las buenas costumbres ni prohibida por las leyes. La condición se llama suspensiva cuando debe existir o no existir, según que un acontecimiento futuro e incierto suceda o no suceda. Y se llama resolutoria cuando las partes subordinan a un hecho incierto y futuro la resolución de un derecho adquirido. En la suspensiva, si la condición no se cumple, la obligación se considera como si nunca se hubiese formulado, y en la resolutoria, no cumplida la condición o siendo cierto que no se cumplirá el derecho subordinado a ella queda irrevocablemente adquirido como si nunca hubiese habido condición. Si la condición no depende de la voluntad humana sino del azar, se llama casual. Si se impone en forma alternativa o se deja a la opción de una de las partes, es disyuntiva. La imposibilidad de la condición puede ser de hecho o de derecho, según que dependa de su misma naturaleza o que se refiera a algo ilícito, ilegal o deshonesto. Si en parte depende de la voluntad humana y en parte del azar, se llama mixta. Y será potestativa si depende de la voluntad de aquel a quien se impone.  

Condición casual

La dependiente de la suerte o el azar. Tal, en un seguro, la producción de un terremoto, entre otras causas de los danos.  

Condición cierta

La de acontecer seguro, como la muerte de alguien, aunque de fecha imprevisible. (v. CONDICIóN INCIERTA.)  

Condición conjunta

La agregada a otra y exigida a la vez. (v. CONDICIóN DISYUNTIVA.)  

Condición disyuntiva

Cada una de las alternativas que fija una opción para el acreedor o deudor. (v. CONDICIóN CONJUNTA.)  

Condición ilícita

La que se impone en los actos jurídicos y que, por contraria a las leyes, a la moral o al orden público, carece de eficacia. (v. CONDICIóN.)  

Condición imposible

La que implica algo irrealizable naturalmente o algo ilegal o ilícito. La de la segunda especie anula la obligación; la primera se tiene por no puesta.  

Condición incierta

La indeterminada en su contenido (por ejemplo, la decisión de un tercero) o la de inseguro acaecimiento (como la de si alguien muere antes que otro) (Dic. Der. Usual). (v. CONDICIóN CIERTA.)  

Condición inmoral

(v. CONDICIóN ILíCITA.  

Condición mixta

La que depende, en parte, del arbitrio del hombre y, en parte, del acaso (Dic. Der. Usual).  

Condición necesaria

La imprescindible para que sea válido un negocio jurídico, por lo cual se equipara a requisito de éste. (v. CONDICIóN SUPERFLUA.)  

Condición negativa

La que depende de que no se produzca un determinado acontecimiento. (v. CONDICIóN.)  

Condición positiva

La que depende de la producción de un hecho consistente en realizar algo. (v. CONDICIóN.)  

Condición potestativa

La que sólo depende de aquel a quien se impone. Algunas legislaciones declaran nulas estas condiciones potestativas. Tal, por ejemplo, la argentina, salvo que la condición hiciere depender la obligación de un hecho que pueda o no ejecutar la persona obligada, caso en el cual la condición potestativa es válida. (v. CONDICIóN.)  

Condición prohibida

Aquella que, por previsión y mandato legal, no puede imponerse o, establecida, no tiene por qué cumplirse. (v. CONDICIóN IMPOSIBLE.)  

Condición resolutoria

(v. CONDICIóN.  

Condición superflua

La que carece de trascendencia, por ser connatural con el acto jurídico, como la de dejar un legado con la condición de que se acepte (Dic. Der. Usual). (v. CONDICIóN NECESARIA.)  

Condición suspensiva

(v. CONDICIóN.  

Condición torpe

La opuesta a la moral o buenas costumbres. En las obligaciones actúa como anuladora; en los testamentos se tiene por no puesta.  

Condicional

Sometido a condición. (v. CONDENA, LEGADO, LIBERTAD y OBLIGACIóN CONDICIONAL.)  

Condicionar

Sujetar a una condición (v.) o a varias.  

Condiciones generales de contratación

Cláusulas uniformes de contratación a las que quedan sujetas, por imposición de una de las partes o por otros motivos, quienes contratan respecto de determinadas materias o con determinadas personas.  

"Condictio"

Voz lat. Uno de los procedimientos de las legis actiones, utilizable para las obligaciones de sumas determinadas y cuya finalidad no fue otra sino simplificar las formalidades de la actio sacramenti y de la iudicis postulatio, tanto en lo referente a las formalidades cumplidas in iure cuanto a la abreviación del término. El demandante requería al adversario delante del magistrado para que se presentase después de 30 días, con objeto de elegir un juez. (v. "ACTIO IUDICIS POSTULATIO", "ACITO SACRAMENTI", PROCEDIMIENTO DE LAS "LEGIS ACTIONES".)  

"Condictio causa data, causa non secuta"

Locución latina. Acción por prescripción cumplida y ante prestación no observada. Acción para el caso de enriquecimiento proveniente de una prestación realizada en atención a una causa lícita y futura que no ha llegado a cumplirse (Dic. Der. Usual).  

"Condictio ex lege"

Loc. lat. En Roma, acción proveniente de la ley. En tiempos del imperio, y más aun en los de Justiniano, permitía reclamar toda obligación derivada de una ley nueva que no hubiera dado nombre a la acción para exigirla. Configura, pues, una perspectiva procesal que se iguala a la de los enjuiciamientos modernos, en que todo precepto jurídico implica un acción, sin exigencias de denominaciones solemnes ni técnicas para su ejercicio (Luis Alcalá-Zamora).  

"Condictio incerti"

Loc. lat. Acción personal indeterminada en el procedimiento romano. Procedía en los casos en que no se hubiera fijado el valor de la cosa o de la prestación reclamada, como cierto trabajo o un bien, sin tasación pecuniaria.  

"Condictio indebiti"

Loc. lat. La acción concedida en Roma para repetir el pago de lo indebido (v.).  

"Condictio ob iniustam causam"

Loc. lat. Acción otorgada para oponerse al enriquecimiento ilícito que resultase de un delito o de un acto inmoral prohibido por la ley.  

"Condictio sine causa"

Loc. lat. En el procedimiento y en lenguaje romano, la acción que permitía, aun siendo lícito el objeto, la restitución en los casos de enriquecimiento injusto o sin causa.  

"Condictio sine qua non"

Loc. lat. Condición necesaria para que un negocio jurídico produzca sus efectos.  

"Conditio"

Voz lat. En Derecho eclesiástico matrimonial equivalía a la condición servil de uno de los contrayentes, ignorada por el otro y causa de impedimento dirimente. No subsiste hoy.  

Condominio

Derecho real de propiedad, que pertenece a varias personas, por una parte indivisa, sobre una cosa mueble o inmueble. En el condominio, cada condómino puede enajenar su parte indivisa, y sus acreedores pueden hacerla embargar y vender antes de hacerse la división entre los comuneros. Se trata de una institución que siempre ha tenido importancia, pero que actualmente la ha adquirido mucho por el régimen de la propiedad horizontal (v.), en el cual los adquirentes de pisos o departamentos son propietarios exclusivos de ellos, pero mantienen un condominio inevitable sobre el terreno, muros exteriores, techo del edificio, escaleras comunes, ascensores, calefacción central, etc. Este condominio se rige por normas especiales.  

Condominio por confusión de límites

Se entiende que este condominio existe en relación con los propietarios cuyos límites estuvieren confundidos con los del terreno de un tercero colindante. Esta situación permite a cada uno de los condóminos pedir el deslinde (v.) de sus respectivos terrenos.  

Condominio por indivisión forzosa

Existe en el caso de cosas afectadas como accesorios indispensables al uso común de dos o más heredades que pertenecen a diversos propietarios, sin que a ninguno de ellos le sea posible exigir la división. Los derechos que corresponden a los condóminos no representan una servidumbre, sino un condominio.  

Condómino

Cada uno de los dueños en común y proindiviso de una cosa mueble o inmueble. Equivale a condueño; o sea, compañero de otro en el dominio o señorío de alguna cosa. (v. CONDOMINIO.)  

Condonación

Acción y efecto de condonar, de perdonar o de remitir una pena, multa u obligación. De ahí su importancia jurídica, especialmente en lo que se refiere a las deudas. (v. REMISIóN DE LA DEUDA.)  

Condonar

Anular, perdonar o remitir una deuda en todo o en parte. | Dar por extinguida una obligación por voluntad del beneficiario. | Indultar al condenado a una pena, por lo general la de muerte, cambiada por una privativa de libertad u otra más benigna (Dic. Der. Usual).  

Conducción

Guía, orientación. | Transporte. | Ajuste y concierto por precio y salario. | Dirección de un negocio, de un pueblo. | Manejo, comportamiento, conducta (Dic. Der. Usual).  

Conducta

Conducción, transporte. | Dirección. | Guía, indicación. | Mando o gobierno. | Modo de proceder una persona, manera de regir su vida y acciones. | Comportamiento del individuo en relación con su medio social, la moral imperante, el ordenamiento jurídico de un país y las buenas costumbres de la época y del ambiente (Dic. Der. Usual).  

Conducta casual

En la calificación de la conducta en la quiebra, aquella que carece de los elementos propios de la conducta culpable o de la fraudulenta (v.).  

Conducta culpable

En la calificación de la conducta en la quiebra, aquella que ha dado lugar a la insolvencia del deudor, en virtud de imprudencia o negligencia.  

Conducta fraudulenta

En la calificación de la conducta en la quiebra, aquella que ha dado lugar a la insolvencia del deudor en virtud de su dolo o de un grado de culpa prácticamente no distinguible de la intención de insolventarse.  

Conducta procesal temeraria o maliciosa

Conducta, en el curso de un proceso, que demuestra la intención de violar los fundamentos lícitos de las acciones procesales o una inobservancia desaprensiva de las reglas de fondo y de forma aplicables.  

"Conductio"

Fase del contrato de arrendamiento romano, desde el punto de vista del arrendatario o locatario, denominado conductor, y que determina las obligaciones de éste: pagar el precio, devolver la cosa a la terminación del contrato y responder por los daños derivados de su culpa. Podía en cambio exigir las obligaciones que pesaban sobre el locador, ejercitando la actio locati.  

Conductor

Quien conduce, en sus diversas acepciones. (v. CONDUCCIóN.) | En especial, porteador, transportador. | Quien guía un vehículo, con las consiguientes obligaciones y responsabilidades en el intenso y peligroso tránsito moderno. | En el Derecho Romano, el arrendador, puesto que era el que llevaba o conducía la explotación o el uso (L. Alcalá-Zamora). (v. "LOCADOR".)  

Condueño

Copropietario.  

Confabulación

Acción o efecto de confabularse; o sea, entre otras cosas, de ponerse de acuerdo con dos o más personas sobre un negocio en que no sonellas solas las interesadas. La Academia advierte que se toma, por lo común, en mala parte. Ello es así porque generalmente ese acuerdo va encaminado a producir un daño a terceros. Mallo, considerando el aspecto fraudulento de la confabulación, dice que significa tanto como el acuerdo, complot o entendimiento que realizan dos o más personas sobre el desarrollo de una actividad o negocio que tiende al perjuicio de terceros, también interesados, con frustración de la ley o de los derechos que ella tutela. Casos típicos de confabulación habría en el delito de aborto practicado por tercera persona con acuerdo de la mujer, en el duelo, en la violación en que cooperan dos o más personas, en el matrimonio ilegal con consentimiento de los intervinientes, en la conspiración.  

"Confarreatio"

Voz lat. Una de las tres formas, junto con la coemptio y el usus (v.), admitidas en el Derecho Romano para la celebración del matrimonio. Era la más solemne de las tres y estaba reservada a los patricios. Tenía carácter religioso, mediante una ceremonia consistente en ofrecer a Júpiter la ofrenda de un pan de harina especial (farreus panis), en la que se hallaban presentes los desposados, el gran pontífice, diez testigos y el Dialis flamen o flamen de Júpiter. El matrimonio contraído en esta forma llevaba implícita la entrada de la mujer en la familia civil del esposo, con abandono jurídico de la suya propia.  

Confederación

Sistema político en virtud del cual dos o más Estados soberanos se unen para determinados fines de interés común, pero sin perder cada uno de ellos sus respectivas soberanías interior y exterior. El organismo representativo de la confederación (Dieta o Congreso) sólo tiene las atribuciones que en él han delegado los Estados miembros. La confederación de Estados es un sistema desaparecido, por cuanto las que han existido (la Helvética, la Germánica, la de América del Norte, la ARGENTINA, la de Perú y Bolivia, y algunas otras) o se han transformado en federaciones o se han disuelto. (v. FEDERALISMO.)  

Confederación de sindicatos

Aun cuando en su verdadero significado representa la unión de federaciones generales, corrientemente se denomina así la unión de sindicatos, federaciones o centrales sindicales que delegan en un organismo de segundo, tercero o cuarto grado la representación y defensa de los intereses de los trabajadores. Las confederaciones pueden ser también de tipo patronal.  

Conferencia

Plática entre dos o más personas para tratar de algún punto o negocio. | Lección universitaria. | Disertación pública doctrinal. | Reunión de representantes de gobiernos o Estados para tratar asuntos internacionales (Dic. Acad.).  

Conferencia de Bretton Woods

La celebrada en esa ciudad en 1944 y en la cual fueron creados el Fondo Monetario Internacional, con un capital destinado a efectuar préstamos a los países que los necesitasen, y el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento, cuyo capital tenía por objeto el fomento del comercio internacional, equilibrando los pagos, la coordinación de los préstamos con otros bancos, así como la ayuda para la reconstrucción de las economías nacionales y el fomento de la inversión de capitales en el extranjero.  

Conferencia de Dumbarton Oaks

Se conoce con ese nombre la reunión que, en una finca llamada así y perteneciente a la Universidad de Harvard, se celebró, de agosto a octubre de 1944, con asistencia de los representantes de los Estados Unidos, la Unión Soviética, Inglaterra, Francia y China, con el propósito de asentar las bases para la creación de un organismo en que fuesen admitidos con igualdad de condiciones todos los Estados, grandes y pequeños, a efectos de mantener la paz y la seguridad internacionales. Esas bases fueron aprobadas en la Conferencia de San Francisco de California del año 1945, de la que surgió la Carta de las Naciones Unidas (v.).  

Conferencia de San Francisco de California

La preparada por la Conferencia de Dumbarton Oaks (v.) y que, en 1945, dio origen a las Naciones Unidas (v.).  

Conferencia Internacional del Trabajo

Es uno de los organismos integrantes de la Organización Internacional del Trabajo (v.) creada por el Tratado de Versalles en su parte XIII. La Conferencia se compone de delegados por cada país miembro, unos de representación gubernamental, otros de representación de los empleadores y otros de representación de los trabajadores. Su competencia está referida a las cuestiones de trabajo en todos sus aspectos. La labor de la Conferencia se concreta en convenios, recomendaciones y resoluciones, que deben ser sometidas por cada Estado miembro a la ratificación de sus respectivas autoridades nacionales. (v. OFICINA INTERNACIONAL DEL TRABAJO.)  

Conferencia Panamericana

Llamada también Conferencia Interamericana y Conferencia Internacional Americana. Constituye el organismo superior de la Organización de los Estados Americanos (v.), integrada por las naciones de este continente adheridas a ella. Es de su competencia considerar la política y la acción de los países miembros, a efectos de la convivencia y de la defensa de sus intereses comunes.  

Conferencias internacionales

(v. CONGRESOS INTERNACIONALES.  

Conferir

Conceder, asignar a uno dignidad, empleo, facultades o derechos. | Tratar o examinar algo entre varios. | Cotejar, comparar (Dic. Acad.).  

Confesante

El que confiesa en pleito civil o causa criminal, que requiere ser parte en aquél o reo en esta otra.  

Confesar

Proceder a una confesión (v.).  

Confesión

Declaración que, sobre lo sabido o hecho por él, hace alguien voluntariamente o preguntado por otro. | Reconocimiento que una persona hace. contra ella misma, de la verdad de un hecho (Dic. Der. Usual). | Por antonomasia jurídica, confesión en juicio (v.) o confesión judicial. | En lo penal, confesión del delito (v.).  

Confesión calificada

En el procedimiento penal se llama así la que presta el reo para reconocerse como autor o partícipe del hecho delictivo, pero manifestando a la vez los motivos que atenúan o excusan su responsabilidad.  

Confesión de dote

Más propiamente, dote confesada, es, para la legislación española, "aquella cuya entrega sólo consta por documento privado o por declaración del marido" (Dic. Der. Priv.). Los efectos que produce varían según que la confesión se haya hecho por un testamento o por acto entre vivos. En el primer supuesto tiene la eficacia de un legado, y no podrá perjudicar a los acreedores ni a los herederos forzosos del marido; en el segundo supuesto no produce más efecto que el de las obligaciones personales, salvo el derecho de la mujer a exigir que el marido asegure la dote con hipoteca, si la confesión de dote hubiere sido hecha antes de la celebración del matrimonio o dentro del primer año de celebrado.  

Confesión del delito

Acto por el cual una persona reconoce haber cometido un hecho punible. Esa declaración, ante la policía o el juez, puede ser espontánea o, lo que es más frecuente, obtenida como consecuencia del interrogatorio a que aquellas autoridades someten al presunto delincuente, si bienéste puede no confesarse autor del delito, aunque en efecto lo haya cometido, porque tiene derecho a ampararse en derechos constitucionales y legales determinantes de que nadie está obligado a declarar contra sí mismo. Esta garantía, del más alto sentido humano y jurídico, responde a un sentido liberal del Derecho. En tiempos pasados, la confesión del reo constituía la prueba concluyente de su autoría y responsabilidad, y de ahí que para obtenerse se aplicasen los tormentos más brutales e inhumanos, sin que ello representase ni una ilegalidad ni un abuso de autoridad, puesto que era un trámite del procedimiento criminal. Correspondía a un criterio similar al que en los tiempos actuales mantienen los Estados totalitarios. Lamentablemente, aquella vituperable práctica no ha desaparecido por completo, aunque se efectúa clandestinamente; es lo que en Norteamérica, y con relación a su policía, se conoce públicamente como tercer grado. En la criminalística (v.), y en las normas procesales modernas, es sabido el escaso valor probatorio de la confesión, incluso si es espontánea, ya que una persona puede declararse autora de un delito con la intención de encubrir al autor verdadero, o por haber recibido dinero o promesa para actuar en esa forma. Y si para la obtención de la confesión se han empleado apremios ilegales, su valor será poco menos que nulo, porque casi siempre el reconocimiento de la autoría o de la participación criminal se hace para sustraerse a la tortura amenazada o a la ya iniciada. Además de que está demostrado que, por regla general, los criminales más empedernidos son los más resistentes al tormento.  

Confesión en juicio

Es uno de los medios de prueba admitidos en el procedimiento civil y en el laboral, cuya finalidad es obtener de la parte contraria, y con relación a los hechos debatidos, el reconocimiento de los que perjudican la posición litigiosa del confesante y favorecen la del que solicita la prueba. Llámase también absolución de posiciones, porque generalmente se practica sometiendo al absolvente al interrogatorio que, en un llamado pliego de posiciones, presenta su adversario.  

Confesión extrajudicial

A diferencia de la judicial, que es la que se hace dentro del proceso y con las formalidades exigidas por el código procesal, la confesión extrajudicial es la que se hace fuera del proceso, y mientras aquélla puede no ser espontánea sino provocada, ésta es siempre espontánea, en el sentido de que nadie puede obligar a otra persona para que preste confesión fuera del juicio. No es indispensable que la confesión extrajudicial se haga ante el adversario en la litis, sino que puede igualmente hacerse frente aun tercero. Muchos códigos de forma no se ocupan nada más que de la confesión en juicio (v.), pero otros regulan también la extrajudicial, diferenciándola de la judicial. En materia civil, la confesión extrajudicial, en las legislaciones que la admiten, tienen la misma fuerza probatoria que la judicial, siempre que sea debidamente acreditada por los medios de prueba que la ley establece, excepción hecha de la de testigos, a menos que exista un principio de prueba por escrito. En materia penal, la confesión extrajudicial prestada por el acusado, por ejemplo ante la autoridad policial, sólo constituye prueba indiciaria o una presunción de responsabilidad.  

Confesión ficta

Si bien el silencio opuesto a actos, o a una interrogación, no se considera como manifestación de voluntad, conforme al acto o la interrogación, sí puede tener ese carácter en los casos en que haya una obligación de explicarse por la ley o por las relaciones de familia, o una causa de una relación entre el silencio actual y las declaraciones precedentes.  

Confesión judicial

Confesión en juicio (v.).  

Confesión sacramental

Declaración, al confesor, de los pecados cometidos por el que se confiesa. El confesor queda obligado en conciencia a guardar el sigilo sacramental (v.), a no revelar a nadie ni por nada, salvo autorización del penitente, lo confesado, así implique delito o sacrilegio. Es deber cumplido fielmente por los sacerdotes.  

Confesión simple

Aquella en la que quien la fórmula declara lisa y llanamente un hecho, interrogado por la parte contraria o por el juez. | Aquella que se circunscribe aun solo hecho o no agrega los motivos.  

Confeso

Reo que ha reconocido y relatado su delito. | Litigante que ha admitido, ante la otra parte, algo que a él lo perjudica.  

Confesor

El sacerdote con autoridad canónica para oír la confesión sacramental (v.) y absolver al confesante, salvo pecado de absolución reservada a mayor jerarquía.  

Confesoria

(v. ACCIóN CONFESORIA.  

Confianza

(v. ABUSO DE CONFIANZA  

Confidente

De confianza o seguro. | Soplón de la policía, delator.  

Confinamiento

Según la Academia, "pena aflictiva consistente en relegar al condenado a cierto lugar seguro para que viva en libertad, pero bajo la vigilancia de las autoridades". Es una pena que no figura en todos los códigos penales, como el argentino. Pero. en cambio, en la Constitución nacional se admite una medida de carácter no judicial que representa un verdadero confinamiento, y es aquella que faculta al presidente de la república, en caso de conmoción interior o de ataque exterior que pongan en peligro el ejercicio de aquélla y de las autoridades creadas por ellas, para trasladar a las personas de un punto a otro de la nación. Esa medida (a la que el afectado puede sustraerse expresando su preferencia por salir del territorio argentino) no constituye una pena.  

Confirmación

Ratificación de la verdad de un hecho. | Comprobación. | Reiteración de lo manifestado o informado. | Repetición. | Corroboración. | Purificación o revalidación del acto jurídico que adolece de algún vicio o nulidad, manifestando su aquiescencia expresa o tácita las partes que podrían impugnarlo. | En lo religioso, confirmación sacramental (v.). En relación con los actos jurídicos, la confirmación no constituye sino la ratificación, que para su eficacia precisa reunir los requisitos exigidos por la ley; esto es, capacidad, consentimiento, objeto y causa. Confirmado un acto, surte el mismo efectos retroactivos, por conceptuarlo válido desde el instante de su celebración. La confirmación expresa es la que consta en declaración inequívoca al respecto. En cuanto a la tácita, se entenderá que la hay cuando, con conocimiento de la causa de nulidad, y habiendo ésta cesado, el que tuviese derecho a invocarla ejecutase un acto que implicara necesariamente la voluntad de renunciarlo. La confirmación no necesita el concurso de aquel de los contratantes a quien no correspondiere ejercitar la acción de nulidad. En Derecho Procesal, por confirmación se entiende la verificación o comprobación de la certeza de una afirmación, de un indicio, de un hecho.(v. RATIFICACIóN.)  

Confirmación de actos jurídicos

Actividad expresa o tácita, formal o no formal, del agente que puede pedir anulación relativa de un acto, mediante la cual actividad confiere a ese acto la validez de que carecía (Boffi Boggero). | En un sentido procesal, hecho de que un tribunal superior, que interviene en grado de apelación o de casación, mantenga la sentencia o resolución del inferior que había sido recurrida.  

Confirmación sacramental

Sacramento católico por cuya virtud, mediante la sagrada unción e imposición de manos, se recibe el Espíritu Santo con sus siete dones y se robustece el cristiano en su disposición para confesar y defender la fe, adquiriéndose el carácter de soldado de Cristo (L. A. Gardella). No es indispensable para la salvación, pero, según el canon 787, "a nadie es lícito mostrarse negligente en recibirlo, si tiene ocasión; antes bien, deben procurar los párrocos que los fieles lo reciban en tiempo oportuno". Ministro ordinario de este sacramento es exclusivamente el obispo. En lo religioso crea el llamado parentesco espiritual, en un tiempo impedimento matrimonial entre el confirmado y los padrinos, naturalmente de distintos sexos.  

Confirmar

Corroborar la verdad de una cosa. | Convalidar lo ya aprobado. | Dar mayor firmeza, garantía o seguridad. | Comprobar, verificar, ratificar. |Administrar la confirmación sacramental (v.). | En los negocios jurídicos anulables, subsanar expresa o tácitamente el defecto del acto o contrato (Dic. Der. Usual).  

Confiscación

Acción y efecto de confiscar, de privara uno de sus bienes y aplicarlos al fisco. Es cosa distinta de la expropiación (v.), porque ésta se hace previa tasación e indemnización del valor de lo expropiado, mientras que aquélla se efectúa sin reparación ninguna. La confiscación, como pena en materia criminal, ha desaparecido en muchas legislaciones, y sólo es admitida para casos muy excepcionales la incautación o decomiso (v.) de los géneros cuyo comercio está prohibido o el de los instrumentos del delito. (v. TENENCIA DE INSTRUMENTOS DELICTIVOS.) La confiscación era asimismo una medida que se adoptaba como consecuencia de la muerte civil, ya abolida en las legislaciones. La confiscación ha sido históricamente una medida empleada con fines políticos por dictadores y tiranos; basta a este respecto recordarlas terribles confiscaciones de Sila en la Roma antigua, valerosamente combatidas por Cicerón en sus defensas forenses. Sin embargo, no puede asegurarse que hayan desaparecido completamente, ya que, de modo abierto o encubierto, han sido utilizadas por los tiranos modernos. Las confiscaciones de los bienes del enemigo en tiempo de guerra se han producido frecuentemente hasta en recientes conflictos bélicos.  

Conflicto

Lo más recio o incierto de un combate, pelea o contienda. | Oposición de intereses en que las partes no ceden. | El choque o colisión de derechos o pretensiones. | Situación difícil, caso desgraciado (Dic. Der. Usual).  

Conflicto de leyes

Es el que se produce cuando concurren dos o más normas de Derecho positivo, cuya aplicación o cumplimiento simultaneo resulta imposible o incompatible; incompatibilidad que puede presentarse en el tiempo o en el espacio, dentro de un ordenamiento jurídico, o por coincidencia de legislaciones de dos o más países (Cabanellas). Este mismo autor advierte que, en Derecho Penal, la incompatibilidad se resuelve a favor de la norma más favorable al reo, y, en Derecho Laboral, a favor de la más beneficiosa al trabajador.  

Conflicto intersindical

Como su designación indica, es el que surge entre dos o más organizaciones gremiales. sean obreras o patronales, o entre una organización gremial obrera y otra patronal, como tales asociaciones profesionales, no como conflictos del trabajo (v.) en sí.  

Conflictos de jurisdicciones

Se conocen también como conflictos de poderes. En el orden interno de un país, se denominan así los conflictos que se suscitan ya sea por declinatoria, ya sea por inhibitoria (v.), entre los jueces y tribunales, para entender o no entender en determinado asunto. (v. COMPETENCIA, INCOMPETENCIA.) | En orden al Derecho Internacional, los conflictos de jurisdicción se presentan cuando los jueces o tribunales de distintos países se atribuyen la competencia para entender jurisdiccionalmente en determinado asunto. En lo interno, la solución, en cuanto a las formas, se regula por el poder nacional. En lo internacional, los resquemores de las soberanías complican estas cuestiones, cuyo cauce más viable se halla en tratados bilaterales.  

Conflictos del trabajo

El concepto se refiere a los antagonismos, enfrentamientos, discrepancias y pugnas laborales que constantemente se promueven entre patronos y trabajadores. Pueden ser individuales y colectivos, de derechos o de intereses. Por regla general cabe decir que los conflictos de derechos son individuales, porque en ellos se discute judicialmente la aplicación de una norma jurídica preexistente de Derecho Laboral a un caso concreto, y que los conflictos de intereses son colectivos, porque no afectan a la aplicación de una ley, sino a la modificación o implantación de normas reguladoras de las condiciones de trabajo o de la cuantía de los salarios. También se puede afirmar que los conflictos de derechos se tramitan por vía judicial, y los de intereses, por la vía administrativa, que casi siempre deriva en la acción directa: huelga, lock-out, trabajo a desgano, ocupación de fábricas.  

Conformidad

Igualdad, semejanza, correspondencia. | Adhesión, aceptación, aprobación. | Tolerancia de la adversidad, resignación (Dic. Der. Usual).  

Confrontación

Cotejo o comparación. | Careo. | Conformidad o coincidencia entre las cosas.  

Confusión

Adjunción (v.).  

Confusión de cosas

Integra una de las modalidades de la accesión (v.) en lo mobiliario. Se produce cuando dos o más cosas de distintas dueños se unen de forma que no quepa fácil separación, razón por la cual hay que determinar los ulteriores derechos de cada uno sobre lo confundido.  

Confusión de derechos

Es una de las formas típicas de extinción de las obligaciones. Tiene lugar cuando se reúnen en una misma persona, por sucesión universal o cualquier otra causa, la calidad de acreedor y la de deudor, así como también cuando una tercera persona sea heredera del acreedor y del deudor. Puede ser total o parcial.  

Confusión de límites

(v. CONDOMINIO POR CONFUSIóN DE LíMITES.  

Confusión de patrimonios

Cuando una herencia es aceptada pura y simplemente – es decir, sin beneficio de inventario (v.)- el heredero responde frente a terceros no solo con los bienes del causante, sino también con los suyos propios. En consecuencia, ambos patrimonios vienen a constituir uno solo, o sea que se mezclan o confunden.  

Congelación

Medida que suelen adoptar las naciones que se encuentran en guerra y que consiste en impedir que los enemigos dispongan de sus bienes situados en el país que adopta ese arbitrio, a fin de que no pueda utilizarlos en su contra. A veces, el país que congela se aprovecha de tales fondos enemigos en beneficio propio.  

Congelación de fondos

Prohibición de disponer del dinero en cuentas bancarias, o de valores depositados, que los gobiernos disponen, en ocasiones, a modo de embargo político en el orden interno, y de carácter militar o de represalias en la esfera internacional. Todo ello, muy poco jurídico, está sujeto al capricho unilateral de quien estatuye esa retención, temporal por lo común, aunque prólogo, en oportunidades, de incautaciones o, incluso, de confiscación.  

Congelación de precios

Forma de intervencionismo del Estado en la dirección económica; consiste en prohibir que el precio de venta de determinados productos o de determinados servicios exceda de una cantidad. Trátase con ello de impedir la excesiva carestía de la vida, pero los resultados no han sido siempre satisfactorios. Como casos típicos de congelación de precios pueden citarse los relativos a las locaciones urbanas y rurales, a los productos alimenticios y a los artículos de vestir. Este tema se encuentra íntimamente vinculado con el que se refiere al agio(v.). Constituye un viejo problema que a través de los siglos se ha manifestado en una alternativa de libertad de comercio y fijación de precios máximos. Congregación Junta o reunión de personas. Tiene especial importancia en el Derecho Canónico por cuanto la Iglesia católica constituye una congregación de fieles. | En sentido más restringido equivale ala reunión de personas eclesiásticas o seculares que persiguen un fin religioso. Se distinguen las congregación espiadosas (terceras órdenes, pías uniones y cofradías), las religiosas (donde se emiten votos simples, perpetuos o temporales) y las romanas: la del Santo Oficio, la Consistorial, la de Disciplina de los Sacramentos, la del Concilio, la de Religiosos, la de la Propagación de la Fe, la de Sagrados Ritos, la de Ceremonial, la de Negocios Eclesiásticos Extraordinarios, la de Seminarios y Universidades y la de la Iglesia Oriental, sobre todas las cuales se explica en las voces siguientes. (v. CURIA ROMANA.)  

Congregación Consistorial

La que, presidida por el papa, tiene a su cargo la preparación de las reuniones denominadas "consistorios", la erección, conservación y estado de las diócesis, así como el nombramiento de obispos y demás funcionarios de ellas. Si para ello se requiere acuerdo con el poder civil, interviene la Congregación de Negocios Eclesiásticos Extraordinarios (v.).  

Congregación de la Disciplina de los Sacramentos

Interviene en todo lo relativo a la legislación sobre sacramentos. Se exceptúan los aspectos dogmáticos, atribuidos al Santo Oficio; los relacionados con el ritual, asignados ala Congregación de las Sagrados Ritos (v.), y los vinculados con las causas sacramentales que se tramitan judicialmente.  

Congregación de la Propagación de la Fe

Tiene encomendado cuanto se relaciona con la predicación del Evangelio y de la doctrina católica en las misiones.  

Congregación de los Sagrados Ritos

Tiene a su cargo las causas de beatificación y canonización (v.) y cuanto afecta al ritual.  

Congregación de Negocios Eclesiásticos Extraordinarios

Le incumbe erigir y dividir diócesis, promover para las vacantes a varones idóneos, cuando la promoción se haya de tratar con los gobiernos civiles. Se ocupa también de los asuntos relacionados con las leyes civiles y con los convenios estipulados con las diversas naciones. (v. CONCORDATO.)  

Congregación de Religiosos

Entiende en lo referente al régimen, disciplina, estudios, bienes y privilegios de los religiosos de ambos sexos, tanto de votos solemnes como simples, y de aquellos que, sin emitir votos, hacen vida común a la manera de los religiosos; asimismo se ocupa de las terceras órdenes seculares.  

Congregación de Seminarios y Universidades

Cuida de cuanto afecta al régimen, disciplina, administración y estudios de los seminarios y universidades (v.) católicos dependientes de las autoridades eclesiásticas.  

Congregación del Ceremonial

Regula las ceremonias que han de observarse en la capilla y corte pontificia, así como las sagradas funciones que los cardenales celebran fuera de esa capilla. Entiende en las cuestiones de precedencia de los cardenales y de los legados que las diversas naciones envían a la Santa Sede.  

Congregación del Concilio

Actualmente se ocupa de lo relativo a la disciplina del clero secular y del pueblo cristiano, e igualmente de cuanto afecta a la inmunidad eclesiástica y revisión de los concilios (v.) y reuniones de obispos fuera de los lugares sometidos a la Congregación de la Propagación de la Fe (v.).  

Congregación del Santo Oficio

Inquisición (v.).  

Congregación para la Iglesia Oriental

La encargada, dentro de la curia romana, de todo lo relacionado con las personas, disciplina y ritos de las Iglesias Orientales.  

Congresal

En América, miembro de un congreso parlamentario, político o científico.  

Congresista

Concurrente a un congreso no político.  

Congreso

Junta de varias personas para deliberar sobre algún negocio, y, más generalmente, la que se hace para tratar asuntos de gobierno y ajustar las paces entre naciones. Frecuentemente, los congresos son de carácter particular y tienen por objeto considerar asuntos profesionales, científicos o artísticos. Son nacionales cuando afectan los intereses de una nación y los regidos por ella, e internacionales, cuando se refieren a varias naciones y están organizados por ellas. También reciben el nombre de conferencias y sobre ellas se particulariza en la locución CONGRESOS INTERNACIONALES (v.). Pero su mayor importancia jurídica se encuentra. tal vez, en el Derecho Político de cada país, pues en unos (la Argentina, Brasil, Colombia, Chile, Ecuador, Estados Unidos de Norteamérica. Méjico, Perú, Venezuela) se conoce con ese nombre el conjunto de órganos que integran el Poder Legislativo (Cámara de Senadores y Cámara de Diputados o Representantes); en otras se denomina Congreso la Cámara de Diputados, reservándose para la reunión de ambas cámaras los nombres de Asamblea, Parlamento, Cortes, Dieta, Soviet.  

Congreso constituyente

(v. CONSTITUYENTE  

Congresos de Lima

EL primero de ellos se celebró en la capital peruana en 1847 y 1848, con la concurrencia de Bolivia, Chile, Ecuador y Nueva Granada; se aprobó un Tratado de Confederación para defender la soberanía, la independencia y la integridad territorial de los países signatarios y para resolver pacíficamente todos sus conflictos. En ese congreso se suscribieron, además, un tratado de comercio y navegación, una convención postal y otra consular, ninguno de los cuales fue ratificado. En 1864 se celebró también en Lima un segundo congreso, al que asistieron Bolivia, Chile. Ecuador. El Salvador, Guatemala y Venezuela. Estuvo presente Sarmiento, a título de observador, pero sin autorización del gobierno argentino. Se firmó un tratado de paz y alianza y otro de conservación de aquélla, a cuyo fin se sometían a arbitraje los conflictos entre las partes, sin que ninguno de esos tratados fuese ratificado. En 1877 y 1878 tuvo lugar en la misma ciudad un congreso de juristas, en el que se firmó un Tratado de Derecho Internacional y otro de extradición.  

Congresos internacionales

Reunión de representantes de Estados o de gobiernos para tratar asuntos que los afectan o les interesan; en especial, el ajuste de la paz. Si bien esa definición es igualmente aplicable a las conferencias internacionales, algunos autores señalan entre aquéllos y éstas ciertas diferencias; según unos, los congresos son reuniones destinadas a celebrar tratados de paz o a examinar y solucionar otras grandes cuestiones internacionales, en tanto que las conferencias son reuniones preparatorias. Según otros, los congresos se caracterizan por ser reuniones de soberanos o jefes de Estado, mientras que en las conferencias se reúnen ministros o representantes diplomáticos. Sin que falten tratadistas que señalan la diferencia de que en los congresos quienes los integran tienen voto deliberativo, lo que no es necesario en las conferencias, y, en fin, hay quienes sostienen que congreso es el conjunto de conferencias, v conferencia, cada una de las sesiones aisladamente. Bien se advierte que todas estas distinciones son arbitrarias e inconsistentes, que responden a criterios sin ningún fundamento jurídico ni histórico. Cabe acotar, como realidad, que se utilizó el vocablo congreso en los múltiples conciertos de paz europeos desde Münster, en 1644, hasta el de París, en 1856. Con posterioridad, y quizá por influjo inglés, predomina el de conferencia, como las trascendentes de Londres de 1871 y de Berlín de 1878, las de Versalles en 1919 y San Francisco de California en 1945.  

Congrua

Renta que debe tener, con arreglo a las sinodales de cada diócesis, el que se ha de ordenar in sacris (Dic. Acad).  

Congruencia

Conformidad de expresión, concepto y alcance entre el fallo y las pretensiones de las partes formuladas en el juicio (Dic. Acad.). La incongruencia justifica el recurso de apelación e incluso, en su caso, el de casación.  

Conjetura

Juicio probable que se forma de las cosas o acaecimientos por indicios y observaciones. La conjetura conduce ala verdad de modo indirecto; igual que la presunción, la sospecha y el indicio (v.). Suele ser el chispazo inicial de descubrimientos y aciertos.  

Conjuez

Juez juntamente con otro en un mismo negocio. | En la Argentina presenta un significado más específico, puesto que son llamados así los abogados que, sin pertenecer a la organización judicial, se incluyen periódicamente en una lista y están llamados a suplir a los miembros integrantes del Poder Judicial en casos de recusación sin causa.  

Conjunción

Junta o unión. | Alianza política. | Modo de adquirir el dominio por accesión o unión de lo ajeno a lo propio. (v. ADJUNCIóN.)  

Conjuntiva

Especie de obligación múltiple (v.).  

Conjunto económico

Pluralidad de entes o de personas que, por la unidad de su dirección y control, son tratadas como una sola unidad para los fines fiscales u otros de la legislación económica.  

Conjuración

Concierto o acuerdo hecho contra el Estado, el príncipe u otra autoridad. Jurídicamente equivale a conspiración (v.). La razón de aquel nombre se encuentra en la costumbre de que, quienes reunían sus voluntades para la comisión del delito, se juramentaban recíprocamente; es decir, prestaban juramento de ejecutar la parte que a cada cual correspondiese y de mantener en secreto sus actos. Se entiende que el hecho de prestar, o no, juramento carece de significación penal respecto a la conspiración.  

Conminación

Acción y efecto de conminar (v.).  

Conminar

Apercibir el juez o superior al reo o ala persona que se supone culpada, amenazándolo con pena para que se enmiende, obedezca, diga la verdad u otros fines. | Intimar un mandato. | Amenazar (Dic. Der. Usual).  

Conmixtión

En el Derecho Romano se llamaba commixtio la mezcla o unión, fuese casual o voluntaria, de objetos muebles de carácter sólido, a diferencia de la confusio, que se refería a la mezcla de cosas líquidas. Tales mezclas daban origen a la discusión sobre la propiedad de los objetos mezclados. Se diferencia de la accesión (v.) en que la unión no es de una cosa accesoria y otra principal, sino más o menos equivalentes.  

Conmoriencia

Neologismo. Muerte simultánea de dos o más personas. Si ellas han perecido en un peligro común, se presume que la muerte ha sido simultanea, salvo probar que fue sucesiva. El tema de si los fallecimientos fueron simultáneos o sucesivos tiene importancia jurídica a efectos de determinar los derechos sucesorios de los respectivos herederos.  

Conmutación de pena

Indulto parcial que altera la naturaleza del castigo en favor del reo. En esa parcialidad consiste su diferencia con el indulto (v.). La conmutación puede estar referida a la disminución en la duración de la pena (rebaja de una tercera parte, de la mitad) o, más frecuentemente, a su calidad: sustituir la pena de muerte por la de reclusión perpetua o la de reclusión por la de prisión. Por regla general, ese indulto parcial no corresponde alas facultades del Poder Judicial, sino a las del Poder Ejecutivo o a las del Poder Moderador, si bien algunas legislaciones exigen el informe previo del tribunal que haya impuesto la condena. (v. PERDóN JUDICIAL.)  

Conmutativo

(v. CONTRATO CONMUTATIVO.  

Connivencia

Disimulo o tolerancia en el superior acerca de las transgresiones que cometen sus súbditos, y también acción de confabularse. jurídicamente tiene importancia en el Derecho Penal y con principal referencia a los delitos de robo, hurto, traición, espionaje, rendición al enemigo, así como en la quiebra.  

Connubio

Voz equivalente a matrimonio. | En el Derecho Romano, la aptitud legal para contraer "justas nupcias" (Dic. Der. Usual). (v. "CONNUBIUM".)  

"Connubium"

Voz lat. Uno de los derechos que correspondían a los ciudadanos romanos consistía en poder contraerjustas nupcias, única forma de matrimonio que permitía obtener la patria potestad sobre los hijos y la agnación. Los plebeyos no tuvieron derecho al connubium hasta el año 309 a. C., en que la lex Canuleia consintió el matrimonio entre patricios y plebeyos. (v. "COMMERCIUM", "IUS HONORUM", "IUS SUFFRAGII". "TESTAMENTI FACTIO".)  

Conocencia

Llamábase así la confesión en juicio (v.) del reo o el demandado.  

Conocimiento

Palabra que en el orden jurídico presenta varias modalidades. Dejando aparte la que corresponde al Derecho Marítimo, que será considerada en la locución CONOCIMIENTO DE EMBARQUE (v.), significa: documento o firma que se exige o se da para identificar la persona del que pretende cobrar una letra de cambio, cheque, pagaré, etc., cuando quien ha de pagar no lo conoce. | También, la identificación que hacen unos testigos con relación a la persona que quiere otorgar un instrumento público y que no es conocida del notario.  

Conocimiento de embarque

En términos generales se llama así el documento extendido por las empresas de transporte en el que se especifican las mercaderías recibidas para ser transportadas. Tiene especial importancia en relación con el comercio marítimo y fluvial, porque el libramiento del precitado documento corresponde al capitán y al cargador, y debe contener el nombre del capitán, el del buque; el puerto de matrícula y porte; el nombre del fletador o cargador; el nombre del consignatario, si el conocimiento no es al portador o a la orden; la calidad, cantidad, número de bultos y marcas de los efectos; los puertos de carga y de descarga, con declaración, en su caso, de las escalas; el precio del flete y la gratificación, si se hubiere estipulado, así como la forma y lugar de pago; la fecha y las firmas del capitán y del cargador. Si el cargador fuere el mismo capitán o alguno de sus parientes, los conocimientos serán firmados por los dos individuos de la tripulación que lo sigan en categoría. El capitán firmará tantos ejemplares del conocimiento cuantos exija el cargador; un ejemplar quedará en poder de aquél y los restantes en poder de éste. El conocimiento de embarque hace fe entre las personas interesadas en el cargamento y en el flete, y entre éstos y los aseguradores, sin perjuicio del derecho de los aseguradores y de los dueños del buque de producir prueba en contrario. En el transporte terrestre y en el aéreo suele hablarse de curta deporte (v.).  

Conquista

Adquisición de la soberanía sobre un territorio por medio de la violencia; de la invasión bélica, más en concreto. | En algún país, los gananciales que entre los cónyuges pueden mantenerse indivisos entre el supérstite y los herederos del premuerto. | Ganancia de voluntad o ánimo, desde el amor y la amistad hasta la captación, el engaño y la claudicación (L. Alcalá-Zamora).  

Consanguíneo

Pariente por consanguinidad (v.).  

Consanguinidad

Parentesco que tienen las personas que provienen de un ascendiente común o que derivan unas de otras. | Etimológicamente, comunidad de sangre. (v. AFINIDAD, COLATERALES.)  

Conscientemente

Con la advertencia mental de lo que se hace o se percibe. | Sabiendo y queriendo. | Durante la vigilia normal del individuo. | Libre de influjos externos ajenos, tales como la hipnosis, o lejos de estados que privan del gobierno propio, como el sonambulismo o la demencia. | Con propósito de causar un mal o con el deseo de ocasionarlo. | Con advertencia del peligro o el riesgo y asumiendo la culpa o el daño que se haga o se derive.  

Consecuencia

Efecto, resultado. | Hecho, suceso, acontecimiento que deriva de otro o de una causa. | Proposición subordinada lógicamente a otra. | Conformidad entre el pensamiento y la conducta (Dic. Der. Usual).  

Consejero

Asesor. | Miembro de algún consejo (v.).  

Consejo

Dictamen, opinión, juicio. | Junta de personas que delibera sobre algún asunto. | Nombre de diversos tribunales superiores y organismos consultivos o ejecutivos de la administración pública. | Acuerdo o resolución.  

Consejo de administración

órgano permanente y colegiado que rige una sociedad anónima. En América se prefiere hablar de directorio, por llamarse directores, y no consejeros, sus componentes.  

Consejo de Administración de la 0.I.T

(v. ORGANIZACIóN INTERNACIONAL DEL TRABAJO.  

Consejo de Administración Fiduciaria

Organo de las Naciones Unidas que tiene a su cargo la gestión pertinente de las potencias en los territorios, ya muy escasos, con carácter de colonia o con administración confiada por encargo internacional.  

Consejo de Asistencia Económica Mutual (COMECON)

Organización internacional creada en 1949, con la finalidad de la cooperación de los Estados socialistas en los terrenos económico, científico y técnico.  

Consejo de Castilla

Supremo cuerpo consultivo de los reyes castellanos de la Edad Media y de los primeros monarcas después de la unidad española, y además tribunal superior en asuntos judiciales. Se dividía en diversas salas o secciones, por razón de la competencia. Su fundación se remonta a los tiempos de Fernando III el Santo, en el siglo XIII. Sus atribuciones eran tanto gubernativas como judiciales y canónicas. Le estaba encomendado velar por el cumplimiento de las disposiciones del Concilio de Trento, por la protección de hospitales y seminarios, por el buen gobierno de la universidad, por la conservación y aumento de montes y plantíos, por lo relativo a pósitos y arbitrios, la resolución de las competencias, las visitas de tribunales, la concesión de moratorias, la aprobación de emancipaciones y las dispensas de edad, la avocación de las causas en casos extraordinarios, los recursos de segunda suplicación y el de injusticia notoria (Nov. Recop., lib. IV). Por R.D. de 1834, con objeto de separar las funciones judiciales de las administrativas. se creó el Tribunal Supremo de España e Indias y en lo gubernativo peculiar, un Consejo Real de España e Indias, que dio en tierra con los seculares Consejos de Castilla y de Indias. Sus cuatro salas se denominaban: de gobierno, de justicia, de provincia y de mil quinientos.  

Consejo de Defensa Nacional

(v. DEFENSA NACIONAL.  

Consejo de empresa

(v. CONTROL OBRERO.  

Consejo de Estado

Llámase así, en Francia, la asamblea deliberante consultiva que en materia administrativa produce dictámenes para el gobierno y que al mismo tiempo actúa de tribunal administrativo, a efectos de juzgar en primera y última instancia todos los litigios de competencia de la jurisdicción administrativa. En trámite de apelación o de casación, según los casos, entiende en los litigios también de carácter administrativo en materia regulada en textos especiales. Se divide en dos ramas: una administrativa y otra contenciosa. En otros países, como España, existió tradicionalmente un Consejo de Estado, pero con funciones de mero asesoramiento, ya que las cuestiones de orden administrativo son ventila: das en la sala de lo contencioso administrativo del Tribunal Supremo.  

Consejo de fábrica

Llámase así el organismo que, voluntariamente, dentro de cada industria puede crearse para asesorar en determinadas materias, tales como las que afectan la seguridad e higiene del trabajo, los métodos e incremento dela producción, la distribución del personal, la disciplina del trabajo. Generalmente estos consejos están formados por representantes de la empresa y de los trabajadores. (v. CONTROL OBRERO.)  

Consejo de familia

Institución que no aparece en todas las legislaciones, pero que, allí donde existe, es el organismo superior que tiene a su cargo la dirección y fiscalización de la actividad tutelar ejercida sobre los menores y los incapacitados en los casos y forma que la ley determina, o, como dice Josserand, es el poder deliberante de la tutela. Tal organismo se constituye judicialmente y su composición y atribuciones- son diferentes en las diversas legislaciones. Generalmente lo integran familiares de las ramas paterna y materna del menor incapacitado, o las personas, parientas o no, designadas testamentariamente por los padres o que el juez nombre. A veces el consejo está presidido por la autoridad judicial. Sus funciones, además de las de dirección v vigilancia de la tutela, suelen consistir en autorizar o denegar el permiso para la realización de ciertos actos de influencia grande en la persona o bienes del tutelado. Según algunas legislaciones, también corresponde al consejo nombrar al tutor y al protutor, cuando no lo han hecho los padres del menor o del incapacitado.  

Consejo de gestión

(v. CONTROL OBRERO.  

Consejo de guerra

Llámase así el tribunal que, en algunos países y dentro del orden militar, compuesto por militares, y a veces asesorado por letrados del cuerpo jurídico militar, entiende en las causas criminales correspondientes al fuero de guerra; es decir, en los delitos de índole puramente militar, especialmente en tiempos de guerra con otro país. Este fuero especial, en la doctrina muy discutido, no está regulado igualmente en los diversos países, ya que hay algunos en que actúa la jurisdicción ordinaria, por lo menos en su más alta jerarquía y en trámite de recurso. En España, la Segunda República suprimió el Consejo Supremo de Guerra y Marina y pasó su competencia a una sala de Cuestiones Militares que creó en el Tribunal Supremo de Justicia.  

Consejo de Indias

(v. CONSEJO SUPREMO DE INDIAS.  

Consejo de ministros

(v. ACUERDO.  

Consejo de Seguridad

El organismo oligárquico establecido por las grandes potencias vencedoras de la segunda guerra mundial como órgano ejecutivo de las Naciones Unidas. Lo integran once miembros, cinco permanentes: los Estados Unidos, Rusia, Gran Bretaña, Francia y China, y otros seis, elegidos por la Asamblea General, con duración bienal. La aparente mayoría de los miembros temporales se desvanece ante la facultad de veto autoarrogado por los permanentes, que anquilosa a la organización cuando hay que tomar una actitud valiente en un problema delicado. Sus teóricas funciones son: 1º) mantener la paz y la seguridad internacionales; 2º) al obrar, proceder en nombre de todos los miembros de las N.U.; 3º) presentar a la Asamblea informes anuales y los especiales que juzguen pertinentes. Cada miembro posee un voto, pero no lo puede utilizar si es parte interesada en una controversia. En las cuestiones de procedimiento se exigen siete votos conformes para el acuerdo. En los demás asuntos se requiere la coincidencia de los cinco grandes, de consecución casi imposible en todo lo que no sea insignificante (L. Alcalá-Zamora). (v. NACIONES UNIDAS.)  

Consejo de vigilancia

órgano societario, integrado por socios, que tiene a su cargo funciones de fiscalización y de elección de los administradores de la sociedad.  

Consejo Económico y Social

Organismo de las Naciones Unidas compuesto por 18 miembros, elegidos por la Asamblea General. Le está atribuido: 1") hacer o efectuar estudios y redactar informes sobre asuntos internacionales de carácter económico, social, cultural, educativo y sanitario; 2") hacer recomendaciones sobre tales asuntos a la Asamblea; 3") hacer recomendaciones sobre derechos humanos y libertades fundamentales; 4º) formular proyectos de convención sobre las cuestiones de su competencia, para proponerlos a la Asamblea; 5") convocar conferencias internacionales sobre los asuntos que le competen. Este organismo roza en mucho con las atribuciones de la Organización Internacional del Trabajo (v.), que por su prestigio y sólida obra ha logrado mantenerse a cubierto de cualquier embate de este otro organismo, obscurecido por ello en lo laboral y en lo social.  

Consejo Nacional de Relaciones Profesionales

Organismo de índole laboral que, en la Argentina, entendía, de modo principal, en lo atinente a las prácticas desleales (v.) en materia sindical y en la ética del trabajo. Fue creado por el de-creto-lev 23.852 de 1945. Contaba con atribuciones para imponer multas y el cierre de establecimientos.  

Consejo paterno

El que los hijos mayores de edad necesitan obtener de sus padres a efectos de contraer matrimonio. Ese requisito, que no figura en todas las legislaciones, pero sí en varias, en caso de que el consejo fuere opuesto al matrimonio, impide su celebración hasta pasado cierto plazo. Y si, no obstante, se contrajese antes del vencimiento de ese plazo, el matrimonio será válido, pero se entenderá celebrado con ciertas limitaciones relativas al régimen de bienes. En la Argentina no hace falta el consejo paterno (que no hay que confundir con el consentimiento que necesitan los menores de cierta edad) para contraer matrimonio.  

Consejo Supremo de Indias

Alto cuerpo consultivo y judicial establecido en Madrid para los territorios de Ultramar, y en especial el de las posesiones españolas de América. Lo constituyó en 1511 Fernando el Católico; fue reformado y ampliado por Carlos V y Felipe II. No se extinguió hasta 1834, aunque España mantenía dominios en el mar Caribe.  

Consenso

Conformidad, aprobación.  

Consensual

(v. CONTRATO CONSENSUAL.  

"Consensus matrimonialis"

Locución latina. Consentimiento matrimonial (v.).  

Consentimiento

Acción y efecto de consentir (v.).  

Consentimiento matrimonial

Manifestación de voluntad de los contrayentes, imprescindible para la validez de las nupcias, sean civiles o sacramentales. (v. AUTORIZACIóN MARITAL, JUICIO DE DISENSO, LICENCIA MATRIMONIAL.)  

Consentimiento tácito

El que resulta de hechos o de actos que lo presuponen o autorizan a presumirlo, particularmente cuando las circunstancias dan tal sentido al silencio o existe la carga de manifestarse respecto de cierta cuestión.  

Consentir

Permitir algo, condescender en que se haga. | Aceptar una oferta o proposición. | No presentar recurso contra una resolución judicial dentro del término dado para ello. | Obligarse. | Otorgar (Dic. Der. Usual).  

Conservación

Mantenimiento, cuidado de una cosa. | Reparación imprescindible. | Prosecución. | Guarda o custodia (Dic. Der. Usual).  

Considerando

Cada una de las razones esenciales que preceden y sirven de apoyo a un fallo o dictamen y empiezan con dicha palabra. Couture lo define como "gerundio utilizado en las sentencias para agrupar bajo ese rubro los motivos o razones de Derecho en que se funda la decisión". (v. RESULTANDO.)  

Consignación

Acción y efecto de consignar, de señalar y destinar el rédito de una finca o efecto para el pago de una cantidad o renta que se debe o se constituve. | Entrega de una cosa en depósito. | Envío delas mercaderías a manos de un corresponsal. | En Derecho Procesal representa el depósito judicial (v.) de la cantidad reclamada para evitar un embargo o para asegurar las resultas de un juicio. Capitant recoge los siguientes significados: depósito de sumas de dinero o valores que hace el deudor en una caja pública cuando su acreedor no puede o no quiere recibirlas. | Depósito de una mercadería en poder de un comisionista, que se encarga de venderla. | Entrega de sumas o valores en una caja pública, para garantizar obligaciones asumidas por un particular frente al Estado o a un organismo público, en virtud de una disposición legal o de un contrato. Según ese mismo autor, la primera de esas acepciones corresponde al Derecho Civil y al Procesal Civil; la segunda, al Derecho Comercial, y la tercera, al Derecho Administrativo. Se llama pago por consignación el que se hace depositando en el juzgado la cantidad adeudada o reclamada, a efectos de evitar un embargo o para salvar una responsabilidad, aun en el caso de que el deudor niegue en el juicio la realidad de la deuda o su exigibilidad. En materia hipotecaria se refiere a la consignación que hace el deudor depositando, a la orden del acreedor, la cantidad adeudada, pero no se extingue la hipoteca hasta que éste la hubiere aceptado o hasta que una sentencia firme le dé fuerza de pago.  

Consignatario

Persona a cuyo nombre se hace la consignación (v.). | En el contrato de transporte de cosas, la persona a quien el porteador ha de hacer entrega de las cosas transportadas. | Se denominan consignatarios de buques las personas que los propietarios o los armadores de la nave nombran para asistir al capitán, en los puertos de escala. en las funciones comerciales. | En el contrato de transporte, consignatario de la carga o de las mercaderías es la persona a la cual se dirige el cargamento y recibe las que otro le manda en consigna.  

Consignativo

(v. SENSO CONSIGNATIVO.  

"Consilium domesticum"

Loc. lat. El consejo doméstico de los parientes próximos que. en el primitivo Derecho Romano, asesoraba al pater familias en cuanto a su derecho de vida o muerte sobre mujer, hijos, esclavos y demás sometidos a su pleno poder.  

"Consilium fraudis"

Locución latina. Propósito fraudulento o ánimo doloso, que vicia los actos jurídicos en que se pruebe, en contra del que lo haya utilizado.  

"Consilium principis"

Loc. lat. El consejo del príncipe o del emperador romano, creado por Augusto con los cónsules y un número de senadores (primero 15 y luego 20), designados por la suerte. Hadriano reformó este consilium y lo entregó a la libre designación imperial. Diocleciano le cambió la denominación por la de consistorium. Sus acuerdos tenían fuerza de senadoconsultos (v.). Se recuerda que los más notables juristas romanos fueron miembros de este organismo, inspirador de los consejos de la corona de las monarquías posteriores; así, Celso, Juliano, Javoleno, Escévola y Papiniano (L. Alcalá-Za-mora).  

Consistorio

Reunión de los cardenales bajo la presidencia del Romano Pontífice. El consistorio puede ser secreto, cuando sólo son admitidos en él los cardenales a efectos de tratar cuestiones importantes para la Iglesia, y público o solemne, cuando en él son admitidos otros invitados.  

"Consistorium"

(v. "CONSILIUM PRINCIPIS".  

Consocio

Socio con respecto a otro u otros.  

Consolidación

Acción y efecto de consolidar (v.).  

Consolidar

Dar firmeza a una cosa. | Reunirse el usufructo con la propiedad. | Juntar el dominio útil y el directo en una propiedad sometida a censo. | Extinguir una servidumbre por coincidir en una persona los dominios del predio dominante y del sirviente. | Convertir una deuda flotante en fija o perpetua. | Afianzar un régimen o un gobierno (Dic. Der. Usual).  

Consorcio

Ateniéndonos a la definición de Capitant, es la empresa privada, generalmente en forma de sociedad anónima, que participa en el funcionamiento de algunos servicios públicos mediante operaciones de compra, conservación y cesión de mercaderías, en virtud de un contrato administrativo celebrado con el Estado. Zanaboni lo define como asociación de personas jurídicas o de propietarios de fundos privados, constituida para proveer fines de interés en la administración pública. | En orden al Derecho Civil, algunas legislaciones, como la italiana, se refieren a los consorcios para riego y para el mejoramiento de tierras y a la unión de empresas que ejercen actividades económicas o conexas encaminadas a disciplinar la producción y la competencia económica. | En la legislación argentina se habla de consorcio con relación a la asociación de bienes de propietarios de un inmueble regido por el sistema de propiedad horizontal, cuyos fines son la administración unificada de los edificios que pertenecen a diversos propietarios.  

Consorte

Partícipe o compañero. | Cónyuge, tanto el marido para con la mujer como ésta para con aquél. (v. CONSORTES.)  

Consortes

Los que litigan unidos, formando una sola parte en el pleito. (v. LITISCONSORCIO.) | Los que juntamente son responsables de un delito (Dic. Acad.). (v. CODELINCUENCIA.)  

Conspiración

Acción de conspirar, de unirse algunos contra su superior o soberano. Sin duda, o al menos aparentemente, la Academia de la lengua refiere el concepto de soberano al monarca, lo que en un Estado de Derecho carece de sentido; en primer término, porque el soberano es el pueblo mismo, y en segundo lugar, porque, estando referida la conspiración a los delitos de rebelión o sedición, éstos no se cometen contra el soberano, cualquiera que sea el sentido que se dé a esa palabra, sino contra la Constitución o los poderes públicos. La conspiración para la rebelión o la sedición configura delito. (v. CONJURACIóN.)  

Constitución

Forma o sistema de gobierno que tiene cada Estado. | Ley fundamental de la organización de un Estado (Dic. Acad). A. CONSIDERACIONES CONCEPTUALES. Basta comparar esas dos acepciones para darse cuenta de la diferencia entre una y otra. En la primera, se parte del supuesto de que toda sociedad organizada ha de estar constituida mediante normas legales o consuetudinarias encaminadas a establecer un orden de gobierno, aunque sea autocrático, por cuanto, sin la existencia de esas normas, incluso si tienen su origen en un hecho de mera fuerza, no podría subsistir una vida en comunidad. Dejando aparte que un gobierno constituido sobre la base exclusiva de la fuerza viene a representar un desgobierno, por la inevitable lucha que se produce para ver quién es más fuerte, resulta evidente que una organización social sin normas no sería otra cosa que una anarquía, en la más amplia extensión de esa palabra. En ese sentido de la necesidad de normas, y sólo en ése, debe entenderse que las monarquías absolutas y hasta las tiranías orientales tenían una constitución; es decir, estaban constituidas orgánicamente, por lo menos para determinar la forma de designación del titular del poder, la capacidad requerida para desempeñarse como tal, el orden de sucesión. la delegación de facultades en otras autoridades, las limitaciones impuestas por la ley o por la costumbre a las atribuciones de los reyes absolutos, sin que la inexistencia de una intervención popular directa (salvo la que pudiera manifestarse revolucionariamente) sea óbice, dentro de esa interpretación, a la realidad de una Constitución, pues sólo cabe ejercer aquellos poderes autocráticos sobre una nación o un Estado constituidos. La segunda acepción es la de ley o conjunto de reglas fundamentales que rigen la organización de un Estado y que tienen que ser establecidas por la nación misma, sea por votación o por aplicación, indiscutida v respetada. de la costumbre. Dichas leyes o reglas fundamentales tienen por finalidad fijar y limitar las facultades que el pueblo impone a los gobernantes que elige. Este concepto de Constitución es el que tiene su origen en las revoluciones norteamericana y francesa, y que luego siguen todos los pueblos civilizados de Europa y de América, salvo aquellos países en que se interrumpe la normalidad constitucional por períodos más o menos largos, en que el poder es detentado por gobiernos de facto o por regímenes totalitarios. Esta última realidad de usurpación de funciones no queda desvirtuada por el hecho de que algunas veces se quiera disimular la inconstitucionalidad del régimen encubriendo su verdadero contenido, dándole apariencias de una Constitución vulnerada sistemáticamente en su esencia, lo cual es inevitable, porque concentrados, abierta o encubiertamente, todos los poderes en una sola persona, en un solo grupo o en un solo partido, sus titulares se consideran única fuente de la ley y, lógicamente, superiores a ella. Por lo contrario, en los regímenes constitucionales, los poderes del Estado (y es ésa la característica de los Estados de Derecho) se encuentran separados; es decir, tienen una independencia equilibrada, porque sólo así pueden representar una garantía de respeto a los derechos individuales, a las libertades públicas y a la limitación de cada uno de esos poderes a su función específica. Todo lo expuesto se vincula con el problema de la soberanía, así como con el del origen del poder. En los regímenes constitucionales, la soberanía emana del pueblo, y sus individuos son quienes eligen y regulan su forma de gobierno, mientras que, en los regímenes autocráticos, el Estado, o más propiamente el autócrata, lo es todo, está por encima de los ciudadanos, y éstos no pasan de la categoría de súbditos. Partiendo de la segunda de las acepciones señaladas, que define la Constitución como la ley fundamental o Carta Magna (v.) de un país, es de señalar que ninguna de las leyes o normas legales que se dicten para regular aspectos concretos de la vida nacional puede estar en oposición a las normas constitucionales, so pena de nulidad, derivada precisamente de su inconstitucionalidad, porque, de otro modo, la Constitución resultaría letra muerta, y violado el principio de su supremacía. B. EL PODER CONSTITUYENTE. Las limitaciones que son impuestas al ejercicio del poder público y, por lo tanto, las garantías que tales limitaciones suponen para los derechos individuales, tanto públicos como privados, están diversamente originadas. Pueden arrancar de una autolimitación de sus atribuciones que quieran hacer el monarca o el autócrata, obedeciendo aun impulso propio -10 que es sumamente improbable, porque su tendencia es la inversa, ampliar sus facultades- o cediendo a presiones externas, como sucedió, por ejemplo, con las Cartas francesas de 1814 y 1830, con el Estatuto real español de 1834 y con el Estatuto italiano (sardo’) de 1848. También pueden tener su origen en pactos, más o menos voluntarios, celebrados entre el pueblo y un monarca que venía ejerciendo el poder con carácter absoluto o que llega a él por primera vez, como en el caso de las Constituciones de la monarquía española de 1837, 1845 y 1876, o ser directamente impuestas y sancionadas por la voluntad popular, como las españolas de 1812. 1869 v 1931: las francesas de 1791, 1848 y todas las posteriores; la belga de 1830, y las de las repúblicas americanas. La primera de las formas mencionadas, que es la relativa a la concesión graciosa del monarca, tendría, dado su origen, un carácter muy dudoso de verdadera Constitución, porque, si su nacimiento hubiera derivado de la voluntad del monarca o dictador, éstos, al menos teóricamente, podrían modificarlas a su antojo, con lo cual los derechos individuales y sus garantías no serían sino mera ficción. Por eso, las Constituciones pactadas contienen una mejor garantía, porque su índole contractual impediría, también teóricamente, que una de las partes rompiese lo pactado por su sola voluntad. Tienen, en cambio, el inconveniente de que esa forma supone el reconocimiento de dos voluntades igualmente soberanas: la del pueblo y la del monarca o autócrata, que son las dos partes contratantes, cuando lo cierto es que en una democracia verdadera el único soberano es el pueblo, a pesar de lo cual no podría modificar una Constitución que ya no lo satisficiera o que no llenase las necesidades de su época, sin recurrir a una revolución. De ahí que, en un concepto moderno, únicamente sean admisibles las Constituciones del tercer origen; o sea, las sancionadas por el pueblo en uso de un Poder constituyente que no puede ser compartido. La Constitución, en sentido formal, es el código político en que el pueblo, por medio de sus representantes, por él libremente elegidos, fija por escrito los principios fundamentales de su organización y, especialmente, los relativos alas libertades políticas del pueblo. C. ESTRUCTURA Y CLASES. En la estructura de las modernas Constituciones se hace una división en dos partes: una dogmática o material, en la que se reconocen los derechos individuales y de la ciudadanía, y otra orgánica y formal, dedicada a determinar la organización del Estado. Aun cuando no todos los autores lo aceptan, es corriente establecer esta distinción: Constituciones rígidas, que son las que sólo pueden modificarse por procedimientos especiales, distintos de los que se aplican para reformar las leyes ordinarias, y Constituciones flexibles, que son las que admiten enmiendas por el mismo procedimiento que cualquier ley ordinaria. Por eso, la modificación total o parcial de una Constitución rígida requiere la convocatoria de una Asamblea constituyente, en tanto que la modificación de una Constitución flexible se hace por el Parlamento ordinario. D. ORíGENES CONSTITUCIONALES. Si consideramos el tema desde su aspecto histórico, advertiremos que la idea constitucional es muy antigua. Aristóteles, en su Política, definía la Constitución como "el principio según el cual aparecen ordenadas las autoridades públicas, y especialmente aquella que esta sobre las demás, la autoridad soberana". Y añadía que "la Constitución determina la organización de la autoridad del Estado, la división de sus Poderes, la residencia de la soberanía y el fin de toda sociedad civil". El antecedente remoto de las actuales Constituciones puede encontrarse en la inglesa, sistema que es adoptado por los Estados Unidos de Norteamérica a raíz de su independencia, y poco después por Francia en 1791. Pero algún conocido autor afirma que la idea de una ley fundamental y escrita, con carácter de garantía, tiene raíces más antiguas, que llegan hasta la Edad Media; que lo mismo en España que en Inglaterra existían documentos calificables de constitucionales, por cuanto establecían algunas garantías individuales tendientes a impedir las extralimitaciones del Poder real. Entre esos antecedentes medioevales, por cierto de notoria importancia, cabe señalar las instituciones de Aragón. Constituciones de tipo elemental pueden ser consideradas las Cartas que contenían convenios entre el príncipe y sus vasallos o estamentos y de los cuales el más conocido ejemplo es la Carta Magna (v.). obtenida de Juan Sin Tierra en el año 1215 por los barones, eclesiásticos y laicos, en la que se establecían garantías relativas a la libertad de la Iglesia y la determinación de que los impuestos no podían ser recaudados sin el consentimiento del Consejo Común del Reino. Se concedían perpetuamente todas las libertades a todos los hombres libres de Inglaterra, así como a las ciudades, distritos, aldeas y barones el goce de sus privilegios, fueros y costumbres, y la facultad de enviar diputados al Consejo Común. Se prohibía el embargo de muebles de las personas para obligarlas por causa de su feudo a prestar más servicios que los debidos por la naturaleza. Ningún vasallo podía ser condenado a pena pecuniaria sino bajo idénticas condiciones, sin que se lo pudiera privar de sus instrumentos de trabajo. No se impondría ninguna multa si el delito no estuviera comprobado con juramento de dos vecinos honrados y de buena reputación. Nadie podría ser detenido, preso ni desposeído de sus bienes, costumbres y libertades, sino en virtud del juicio de sus pares, comprometiéndose el monarca a no vender, rehusar ni dilatar a nadie la administración de justicia. Se declaraba la libertad de entrada y salida del reino, excepto en tiempo de guerra. La Carta Magna, según opinan algunos autores, no hizo otra cosa que proteger libertades preexistentes, como las reconocidas en la Carta de Enrique I del 1100, en la de Esteban de 1136, en la de Enrique II de 1154 y en las Constituciones de Clarendon de 1164. E. Proceso español. La historia constitucional de España puede ser explicada en esta forma: fueros municipales. que son verdaderas Constituciones de alcance local; cortes de la Edad Media, que significaron un régimen representativo lamentablemente interrumpido por la instauración primero de la dinastía austríaca en el año 1516, y después borbónica en el año 1700, las cuales implantaron un régimen de monarquía absoluta muy distinto del tradicional español. Como en otros muchos países europeos, la reacción constitucionalista se produjo como consecuencia de la infiltración de las ideas de la Revolución francesa. Haciendo caso omiso del Estatuto de Bayona, con el que Napoleón pretendió asentar en el trono de España a su hermano José, puede afirmarse que la primera Constitución española, en el moderno sentido de esa palabra, fue la de 1812, sancionada por las Cortes de Cádiz, que mantuvo el régimen monárquico y al traidor y repudiable Fernando VII como titular de la corona, no obstante encontrarse expatriado y haberse sometido a la dominación napoleónica, mientras el pueblo derramaba su sangre en defensa de la independencia. En cuanto. terminada la lucha, Fernando VII volvió a España, lo primero que hizo fue abrogar la Constitución y restablecer el régimen absolutista, que duró hasta que la revolución de Riego, en Cabezas de San Juan, el año 1820, impuso el restablecimiento de la Constitución de 1812, aun cuando ella duró poco tiempo, pues en el año 1823 un ejército francés, que se conoció con el nombre de "Los cien mil hijos de San Luis", invadió a España con la misión de poner fin al régimen constitucional, de acuerdo con lo dispuesto en el Congreso de Verona. El nuevo período absolutista duró hasta la muerte de Fernando VII en 1833. El Estatuto real de 1834 convocó a Cortes generales y organizó el Poder Legislativo. Disconformes los liberales con esa resolución, impusieron una tercera vigencia de la Constitución de 1812, que rigió hasta que las Cortes constituyentes, convocadas en 1836, sancionaron la de 1837. Con posterioridad a ella, fueron promulgadas en España las Constituciones de 1845, 1869 y la de 1876, que estuvo en vigencia, aunque violada por ej monarca en 1923, hasta la caída de la monarquía. cuando se promulgó la republicana del año 1931 y que, a su vez, terminó -de hecho, aunque puede afirmarse que no de derecho- al caer la república en 1939. F. EL CONSTITUCIONALISMO ARGENTINO. La primera manifestación argentina del Poder constituyente se encuentra, en opinión de algunos autores, en el Cabildo Abierto del 22 de mayo de 1810, porque allí el pueblo de Buenos Aires asume el ejercicio de la soberanía, por haber caducado la autoridad real metropolitana y la de su representante, el virrey, si bien el 25 de mayo se reitera la fidelidad a Fernando VII. La Primera Junta adopta normas de carácter constitucional, y luego la Junta integrada con los diputados de las provincias organizó el gobierno republicano, estableció la separación de Poderes e implantó el hábeas corpus. El Estatuto Provisional, el Reglamento sobre libertad de imprenta, así como los decretos del Triunvirato sobre el mismo asunto y sobre seguridad individual, todos ellos del año 1811, el Estatuto Provisorio de 1817 y las Constituciones de 1819 y 1826, pueden ser considerados como actos constituyentes, como lo son también los pactos interprovinciales encaminados a solucionar los intereses en pugna de Buenos Aires y de las provincias, y cuyo objetivo fue lograr la unidad nacional: Pacto del Pilar (23 de febrero de 1820), Tratado Cuadrilátero (15 a 25 de enero y 7 de abril de 1822) y Acuerdo de San Nicolás (31 de mayo de 1852). Sobre las Bases de Alberdi, se llega a la Constitución de 1853. que. con las reformas de 1860 (consecuencia del Pacto de San José de Flores). de 1866 v de 1898. es la que todavía rige, si bien con una nueva modificación hecha por la Asamblea constituyente de 1957. Con anterioridad a esta última reforma, en el año 1949, se elaboró y promulgó una nueva Constitución, que tuvo vida efímera, por cuanto fue abrogada en el año 1955, al caer el gobierno que la había inspirado, y se restableció la de 1853. Al hablar de la Constitución de la Argentina, no se puede silenciar que su vigencia ha sido interrumpida durante períodos de diversa duración, por los gobiernos de facto que han detentado el poder como consecuencia de los golpes de Estado de 1930, 1943, 1955, 1962, 1966 y 1976.  

Constitución apostólica

Mandato o resolución solemne del Sumo Pontífice, de acatamiento o cumplimiento obligatorio para toda la Iglesia o para determinados fieles, según sus términos (Dic. Der. Usual). (v. BREVE, ENCíCLICA.)  

Constitución de la dote

Otorgamiento formal de los bienes dotales. La constitución de la dote puede, según las legislaciones, estar referida a la que hace el esposo a la mujer antes del matrimonio, o a la que entreguen los padres y los parientes de los esposos o las personas extrañas a la familia a favor de los contrayentes, así como también la que aporte la esposa para atender a las cargas del hogar, sea por herencia, legado o donación. (v. DOTE.)  

Constitución imperial

Disposición legislativa de los emperadores romanos. De modo paulatino, con intervención decreciente del Senado, los príncipes fueron afirmando su poder personal, hasta ser en definitiva la ley expresión exclusiva de la voluntad imperial. El proceso, iniciado por el primero de los soberanos de esta investidura, por Augusto, aunque todavía rechazó la atribución legislativa que el propio Senado le había ofrecido, culmina en el siglo III, en que surge el nombre de constituciones imperiales, o constituciones sin más, cuya recopilación sistemática aparecería en el Código de Justiniano (Luis Alcalá-Zamora). En el Diccionario de Derecho Usual se sintetizan las distintas formas y aun nombres particulares que las constituciones recibían, por el fondo: a) edicta (edictos), leyes para una provincia o para todo el imperio; b) decreta (decretos), resoluciones del emperador en casos judiciales, que se erigían sin más en jurisprudencia; c) rescripta (rescriptos), respuestas del príncipe a consultas de magistrados o particulares sobre algún asunto jurídico; d) mandara (o mandamientos), circulares con instrucciones a los gobernadores de las provincias.  

Constitucional

Perteneciente a la Constitución (v.) de un Estado. | Adicto a ella. Es constitucional, en el primero y principal de los significados, todo aquello que se ajusta o es conforme a las normas que la Constitución establece, como es inconstitucional cuanto se aparta de ella o la vulnera. Representa una cuestión vinculada con la supremacía de la Constitución; o sea, con un ordenamiento jurídico por el cual la sociedad, constituida políticamente, subordina a ella todos los demás actos de los poderes públicos, así como las normas legales, que carecen de validez en cuanto las desconozcan o contradigan.  

Constitucionalidad

Indole de lo constitucional (v.). | Más concretamente, la subordinación que media entre leyes, decretos, ordenanzas o resoluciones dictadas por los organismos administrativos con relación a las normas de la Constitución (v.) de un país y en momento dado. En ese sentido se dice que tales o cuales disposiciones se ajustan a la constitucionalidad, es decir, son constitucionales; o atentan contra la constitucionalidad y. en consecuencia, son inconstitucionales. De tal concepto arranca el principio de la supremacía de la Constitución en lo político y jurídico.  

Constitucionalismo

De acuerdo con Sánchez Viamonte, el ordenamiento jurídico de una sociedad política mediante una Constitución escrita, cuya supremacía significa la subordinación a sus disposiciones de todos los actos emanados de los poderes constituidos que forman el gobierno ordinario.  

Constituir

Integrar, formar, componer. | Fundar, crear, establecer. | Poner o imponer carga u obligación. (v. CONSTITUIRSE.)  

Constituirse

La Academia recuerda y ejemplifica con lo jurídico, que este verbo, seguido de en o por, significa asumir obligación, cargo o cuidado, como constituirse en fiador o constituirse por guardián. (v. CONSTITUIR.)  

Constituto posesorio

Acto jurídico sinalagmático por el cual una persona transmite a otra la posesión de una cosa, conviniendo que continuará en poder de la primera como mero tenedor o poseedor; o sea, como representante de la posesión del otro contratante. Para unos autores, esos dos actos deben ser independientes (Ihering), mientras que, para otros, estas operaciones pueden practicarse simultáneamente (Savigny).  

Constituyente

Según la Academia, lo que "constituye o establece"; "dícese de las Cortes convocadas para reformar la Constitución del Estado". jurídicamente, el concepto resulta equivocado o, cuando menos, insuficiente, porque parece indudable que las facultades constituyentes no alcanzan sólo a la reforma de la Constitución, sino también, y principalmente, a su implantación, salvo en el caso de que la primera Constitución del país haya sido otorgada o concedida por un monarca absoluto o por una tiranía detentadora del gobierno. Partiendo del principio de que la soberanía es atributo del pueblo, a él, y únicamente a él, está atribuido el Poder Constituyente. La forma en que el pueblo ejerce esa soberanía varía según las normas establecidas por las propias Constituciones, cuando se trata de modificarlas o de sustituirlas. El Poder Constituyente lo ejercen, por delegación del pueblo, las Asambleas, Cortes o Congresos Constituyentes convocados al efecto, integrados en algunos países por los miembros del Poder Legislativo (senadores y diputados), a los que se agrega un número igual de ciudadanos, elegidos por sufragio para aquella finalidad. Este es el sistema previsto en los países de Constitución llamada rígida. En los de Constitución flexible, la reforma puede ser efectuada por el organismo legislativo ordi nario. (v. CONSTITUCIóN.)  

Constreñimiento

Fuerza, apremio o compulsión que se ejerce sobre alguien, con el fin de obligarlo a realizar lo que no quiere o a abstenerse de lo querido por él (Dic. Der. Usual).  

Construcción

Edificio. | Obra terminada. | Arte de construir. A través de la vivienda y de las obras públicas, las construcciones penetran en lo jurídico por múltiples contratos, privilegios crediticios, limitaciones del dominio y responsabilidades.  

Consuegro

Padre -o madre, la consuegra- de una de las dos personas unidas en matrimonio, respecto del padre o madre de la otra (Dic. Acad). Se expresa en el Diccionario de Derecho Usual que, al no crear afinidad la afinidad, entre consuegros no hay real parentesco, aunque en lo social se estimen "de la familia". No obstante, los consuegros concurren a la herencia ab intestato del nieto sin padres y sin descendencia. En la tutela del nieto, los consuegros paternos excluyen a los matemos.  

Consueta

Reglas consuetudinarias por las que se rige un cabildo o capítulo eclesiástico (Dic. Acad).  

Consuetud

Arcaísmo. Costumbre (v.).  

Consuetudinario

Lo practicado como costumbre (v.), y con su fuerza legal consiguiente, salvo prohibición legal. | Habitual. (v. DERECHO CONSUETUDINARIO.)  

Cónsul

En el Derecho Romano, que crea este tecnicismo, fueron designados así los titulares de una magistratura que, a la caída de Tarquinio el Soberbio, recogió todos los poderes políticos de la monarquía. Precisamente por desempeñarla simultáneamente dos personas, fueron éstas llamadas cónsules, lo que, según algunos autores, equivale a colega o compadre, dado el carácter colegiado de la función. Pero, según otros tratadistas, el nombre proviene de que tales magistrados debían consultar (consulere) todo lo concerniente al bien público. Esta magistratura estuvo en un principio reservada a la clase patricia, pero posteriormente se extendió a la plebeya. La función consular duraba un año. Con el advenimiento del imperio, fue perdiendo importancia, hasta quedar reducida a un título sin contenido. En un principio, los cónsules nombraban a sus sucesores, pero muy pronto esa atribución pasó a los comicios centuriados. El Senado participaba también en la elección, prestando su confirmación o auctoritas al acuerdo comicial. Los primitivos cónsules fueron depositarios de la suma de poderes que antes tenían los reyes, salvo en lo relativo a la esfera religiosa, aun cuando dentro de ella también contaron con algunas atribuciones. En realidad eran los jefes del Estado, designaban a los magistrados inferiores y, en caso necesario, a los dictadores; convocaban y presidían los comicios y también el Senado, designaban y removían a los senadores, proponían y ejecutaban las decisiones de esas asambleas y controlaban la administración pública, incluso la justicia. El surgimiento de nuevas magistraturas fue limitando paulatinamente sus atribuciones. En Derecho Internacional, llámame así los agentes consulares o funcionarios acreditados por un Estado en el extranjero, para velar por sus intereses comerciales, prestar asistencia y protección a sus connacionales, desempeñar funciones administrativas y judiciales, en ciertos casos, y ejercer la policía de la navegación, e informar a su país sobre el movimiento comercial e industrial. Representan, pues, en el exterior los intereses de un país, con excepción de los de tipo político, reservados a los agentes diplomáticos. La institución tiene orígenes muy antiguos. Son los únicos cónsules subsistentes hoy. En el Derecho Político del tránsito del siglo XVIII al XIX, cónsules fueron denominados los integrantes del gobierno francés que, con el nombre de consulado, surgió en 1799, a la caída del directorio, y que duró hasta que en 1804 se instituyó el imperio. El primer consulado fue integrado por Napoleón Bonaparte, primero en unión con Sièyes y Roger Ducos, y luego con Cambacérès y Lebrun, hasta que finalmente se hizo nombrar cónsul único, y luego emperador.  

Consulado

Territorio o distrito en que un cónsul (v.) ejerce su autoridad. | Casa u oficina en que despacha el cónsul. | Nombre dado a un sistema de gobierno en la antigua Roma y en la Francia revolucionaria, por ejercerlo de manera individual, dual o colectiva los denominados cónsules. En el Virreinato del Río de la Plata, organismo creado en Buenos Aires por Carlos III, el año 1794, para juzgar los delitos de orden mercantil y fomentar las empresas comerciales y marítimas. La secretarfa, con carácter de perpetuidad, fue confiada a Manuel Belgrano, que la desempeñó con gran eficacia. En el Paraguay se denominó también consulado la forma de gobierno establecida de 1813 a 1814 y de 1841 a 1844.  

Consulado del mar

Recopilación de usos y costumbres de los navegantes del Mediterráneo, a cuyas actividades sirvió el cuerpo legal durante varios siglos. No se puede precisar con exactitud ni la fecha ni el lugar de su aparición, si bien algunos autores afirman que fue en Barcelona a fines del siglo XIII o comienzos del XIv. Algún autor afirma que tuvo su origen en Pisa, donde ya en el siglo XI se conocían estatutos que contenían reglas semejantes. Pero la primera opinión está más generalizada. Tampoco se conoce el nombre de su autor. Se supone que la obra es resultado de la labor de un grupo de hombres de gran experiencia en materia de usos y viajes marítimos.  

Consular

Del cónsul (v.) y de su jurisdicción sobre nacionales y sobre lo nacional en el extranjero.  

Consulazgo

Funciones y duración del cónsul romano.  

Consulta

La pregunta que se hace a uno o varios abogados o el examen de una cuestión de Derecho por parte de éstos, que emiten su opinión sobre el punto o puntos propuestos. | Dictamen que los abogados dan por escrito para concretar su opinión sobre un caso. | Conferencia que para ello celebran. | Dictamen o informe de algunos tribunales o consejos cuando se requiere su asesoramiento (Dic. Der. Usual).  

Consultivo

Asunto que debe ser objeto de obligada consulta con el superior. | Voto que sólo sirve para ilustrar, y no para decidir; es decir, voz. | Cuerpo u órgano que informa o da su parecer técnico o especializado sobre algún asunto de su competencia (Dic. Der. Usual).  

Consultor

El que evacua una consulta (v.). | También el que la plantea, al que menos equívocamente se lo llama consultante. | En opinión de la Academia, cada uno de los individuos no investidos  

Consultor del Santo Oficio Contador público

con la dignidad cardenalicia que con voz y voto forman parte de algunas de las congregaciones de la curia romana, ya por razón de sus cargos, ya elegidos por el Sumo Pontífice.  

Consultor del Santo Oficio

Ministro del tribunal de la Inquisición (v.) que antiguamente asistía a las vistas y daba su parecer antes que el ordinario, y últimamente sólo servía de suplente, en ausencias y enfermedades, a los abogados de los presos pobres (Dic. Acad).  

Consultorio

Aun cuando la voz la emplean hoy diversas profesiones, en lo jurídico, despacho, estudio o bufete de un abogado.  

Consumación del delito

(v. DELITO CONSUMADO.  

Consumación del matrimonio

En Derecho Canónico, el matrimonio puede ser rato, el no consumado, y consumado o, más propiamente, rato y consumado, cuando entre los cónyuges ha tenido lugar el acto conyugal, al que por su misma naturaleza se ordena el contrato matrimonial y por el que los cónyuges se hacen una sola carne. | En el Derecho Civil, la consumación del matrimonio tiene igual sentido y ofrece importancia jurídica, por cuanto la no consumación del matrimonio puede ser causa de su nulidad o de divorcio, según las legislaciones.  

Consumado

Lo que ha sido objeto de consumación, realización o acabamiento. (v. DELITO y MATRIMONIO CONSUMADO.)  

Consumar

Llevar a cabo una cosa con todos sus requisitos. | Cumplir un contrato u otro acto jurídico. | Cometer la acción o incurrir en la omisión característica de una infracción penal. | Con respecto al matrimonio, tener el primer acceso carnal los casados (Dic. Der. Usual).  

Consumible

Lo que puede ser objeto de consumición (v.) como el bien consumible (v.).  

Consumición

Consumo. | Consunción.  

Consumir

Ingerir los alimentos. | Gastar los bienes por el uso o empleo. | Destruir. | Extinguir.  

Consumo

último grado del proceso económico, en que los objetos producidos se utilizan para la satisfacción de las necesidades sociales o humanas, tanto mediatas como inmediatas. | Gasto de bienes o cosas (Dic. Der. Usual). | Con inspiración en esas acepciones, y copiando en extremo el Código Napoleón, en algunas legislaciones se llama préstamo de consumo el tradicional contrato de mutuo (v.).  

Consumos

Impuesto municipal sobre los comestibles y otros géneros que se introducen en una población para venderlos o consumirlos en ella (Dic. Acad.). Es uno de los impuestos más odiosos para los comerciantes o productores v para el público en general, que ve en ello un factor de irritante carestía en los artículos de primera necesidad (L. Alcalá-Zamora).  

Contabilidad

Conjunto de normas empleadas para llevar las cuentas y registros de los ingresos y los gastos. Es privada la de los particulares v la de las empresas bancarias, mercantiles, industriales y agrarias en general. Es pública la referente al Estado, las provincias y los municipios. (v. LIBROS DECOMERCIO.)  

Contado

(v. AL CONTADO.  

Contador

Quien por ocupación o empleo lleva la contabilidad (v.) de una empresa particular o de una entidad pública (Dic. Der. Usual).  

Contador de buque

Sobrecargo (v.).  

Contador fiscal

El funcionario que, con el título de contador (v.), pertenece a la Contaduría General de la Nación (v.).  

Contador partidor

Persona designada para dividir una herencia y adjudicar los bienes del causante en la forma que con arreglo a Derecho corresponda (Dic. Der. Usual.) (v. PARTICIóN DE HERENCIA.)  

Contador público

El que, cursados los estudios requeridos e inscrito en los registros públicos que cada legislación determine, cumple las funciones que las autoridades administrativas y judiciales le encomienden, para verificación de cuentas o bienes de organismos públicos o de empresas privadas, y aun de simples particulares; con fines civiles, penales, mercantiles o fiscales. Dentro de la administración pública posee en principio fe pública; ante los tribunales, sus informes son juzgados como los formulados por los demás peritos.  

Contaduría de hipoteca

Antigua denominación española del Registro de la Propiedad, cuando el concepto general de la protección inmobiliaria no estaba del todo desarrollado.  

Contaduría General de la Nación

órgano que, en ciertos países, controla la administración pública, bajo la forma de actividad administrativa y jurisdiccional, por cuanto desarrolla funciones de administración contable y de tribunal administrativo.  

Contagio de enfermedades venéreas

(v. ENFERMEDAD VENéREA y PROPAGACIóN DE ENFERMEDADES CONTAGIOSAS.  

Contaminación

Contagio. | Corrupción. | Perversión. Según la gravedad, las diversas contaminaciones pueden constituir delito o falta de falsedad, de corrupción de menores, de escándalo público o de volver nocivas las aguas destinadas al consumo de las personas. En otro enfoque higiénico, al finalizar el siglo XX se ha emprendido por doquiera la lucha contra la contaminación atmosférica.  

Contante

Referido al dinero, en efectivo, en billetes y monedas.  

Contencioso

Litigioso. | Contradictorio, objeto de controversia. (v. JUICIO CONTENCIOSO, VíA CONTENCIOSA.)  

Contencioso administrativo

(v. JURISDICCIóN CONTENCIOSO ADMINISTRATIVA.  

Contenta

La Academia lo admite por sinónimo de endoso (v.). | Además, certificado de solvencia que se da a los oficiales de cargo de los buques al cesar en su cometido.  

Contestación de la demanda

Acto procesal por el cual el demandado responde a las alegaciones de hecho y de derecho efectuadas por el actor en su demanda (v.). La contestación debe contener requisitos formales similares a aquélla.  

Conteste

Cada uno de los testigos cuyas declaraciones coinciden, al menos en el punto que se señale.  

Contienda intersindical

Expresión de la rivalidad gremial, conocida desde el comienzo de las asociaciones profesionales de trabajadores, con el prurito de existencia exclusiva o de ejercer los derechos conferidos al sindicato más representativo, sobre todo cuando se traduce en la negociación colectiva o para actuar en la esfera internacional. Estas controversias pueden producirse, además de entre dos o más entidades de trabajadores, entre organizaciones patronales O entre una asociación de trabajadores y otra patronal. Distinta naturaleza presentan los conflictos de reconocimiento sindical, que derivan también del antagonismo intersindical. Se originan estos conflictos en la acción que una asociación profesional de trabajadores ejerce para ser reconocida como representante de un grupo mayoritario de éstos y que impone, a su vez, a los empresarios la obligación de negociar con ella un convenio colectivo, por integrar la representación reconocida de los trabajadores en una especialidad laboral. Los conflictos intersindicales típicos, de rivalidad entre gremios de trabajadores, se plantean en un plano de reciprocidad en lo laboral, entre una de las clases o partes del proceso de la producción. No por ello son menos vehementes, y han llegado a convertir algunas ciudades, agitadas por esas disensiones, como Barcelona allá por 1920, en verdaderos campos de batalla, en que a los obreros se los azuza entre sí, con el beneficio calculable, en la peor de las guerras civiles: la social entre los propios trabajadores, y en la más condenable de sus variedades: la del atentado traicionero.  

Continencia de la causa

Unidad que debe haber en todo juicio; esto es que sea una la acción principal, uno el juez y unas las personas que lo sigan hasta la sentencia (Dic. Acad.).  

Continuo

Permanente. (v. SERVIDUMBRE CONTINUA.)  

"Contra non valentem agere non currit praescriptio"

Aforismo latino indicativo de que la prescripción no corre contra quienes no pueden actuar en justicia.  

Contraalmirante

En la marina de guerra, oficial superior, de mayor graduación que el capitán de navío e inferior al vicealmirante. Se lo equipara al general de brigada.  

Contrabandista

El que incurre en contrabando (v.). | En especial, el que de ello hace ejercicio habitual y obtiene excelente provecho.  

Contrabando

Afirma Obal que este vocablo proviene del latín bandum, pero que tenía un significado distinto del actual, porque hacía referencia a "una ley cualquiera, dictada con el fin de ordenar o de impedir hechos individualizados que fueran contrarios a una ley o a un edicto dictado en un país o región determinados". Más adelante -sigue diciendo el citado autor-, el vocablo se vinculó con la violación de leyes de carácter fiscal, hasta que el concepto tomó su acepción actual, que alude al tránsito de objetos cuya importación o exportación ha sido prohibida. Cabe añadir que otra forma de contrabando consiste en la importación o exportación de objetos cuyo tránsito no está prohibido, pero que se efectúa burlando el pago de los impuestos aduaneros que los gravan. El contrabando configura generalmente delito, sin perjuicio de las responsabilidades de orden civil y administrativo en que incurren los contrabandistas.  

Contrabando de guerra

Armas, municiones, víveres y demás objetos útiles para operaciones de guerra y que buques neutrales han introducido o tratan de introducir en los dominios de uno de los beligerantes y contra la prohibición de otro de ellos (v. BLOQUEO.)  

Contracautela

Garantía exigida procesalmente a quien solicita una medida cautelar, respecto de los daños y perjuicios que puedan resultar de esta medida.  

Contractual

Propio del contrato (v.) o con su naturaleza.  

Contrademanda

Sinónimo poco técnico, y concretado a ciertos medios curiales, por reconvención (v.) en el orden procesal.  

Contradictorio

En general, absurdo o incompatible con algo. | En lo procesal, v. JUICIO CONTRADICTORIO.  

Contradocumento

El contenido de un instrumento público o privado puede ser modificado o dejado sin efecto por otro documento, también público o privado, otorgado por las mismas partes simultánea o posteriormente. Este segundo es el llamado contradocumento. Puede afirmarse que, por regla general, su finalidad es garantizarse una de las partes contra el contenido ficticio o simulado del instrumento principal. Así, cuando se declara una deuda inexistentes. el supuesto deudor suele exigir, del presunto acreedor, el reconocimiento de que la deuda es fingida, cubriéndose así de cualquier intento de ejecución de la deuda. Lo mismo cuando un supuesto accionista o partícipe de una sociedad reconoce que las acciones o la participación no le pertenecen, lo que cierra así el camino de cualquier intento de participación en los beneficios. Los ejemplos podrían multiplicarse. Resulta casi innecesario añadir que, en la mayoría de los casos, el contradocumento, y más todavía el documento, envuelven propósitos poco ajustados a la legalidad, e incluso una defraudación al fisco. Los efectos del contradocumento afectan a las partes que lo suscriben. Si ha sido otorgado en instrumento privado, carecerá de todo efecto en contra del instrumento público que trata de desvirtuar, salvo que esté anotado en la escritura matriz y en la copia por la cual hubiese obrado un tercero. (v. CONTRATO SIMULADO.)  

Contraescritura

Contradocumento (v.).  

Contraestipulación

Convención o acuerdo de carácter reservado, hecho verbalmente o por escrito, y en virtud del cual las partes interesadas, o alguna de ellas, hacen reservas de derechos o modifican total o parcialmente las cláusulas o contenido de una obligación contractual por motivos circunstanciales o para perjudicar aun tercero (M. Goldstein). Llámase también contraescritura o contradocumento (v.).  

Contrainstrumento

Contradocumento (v.).  

Contralor

En América, funcionario encargado de examinar la contabilidad oficial, dice la Academia.  

Contramarca

Segunda marca que se pone en fardos, animales, armas y otras cosas para distinguirlos de los que no llevan más que la primera, o para otros fines. | Derecho de cobrar un impuesto, poniendo su señal en las mercaderías que ya lo pagaron. | Este mismo impuesto. | Marca con que se resella una moneda o medalla (Dic. Acad.).  

Contraparte

Americanismo. La parte contraria en un juicio.  

Contraprestación

Prestación a la cual se obliga una de las partes, en los contratos bilaterales, para corresponder a lo ofrecido o efectuado por la otra; así, el precio frente a la cosa, la remuneración frente al servicio (Dic. Der. Usual).  

Contraprotesto

Manifestación que el librado hace, en el acto y en el acta del protesto, de haber abonado en tiempo oportuno y a persona autorizada el importe de una letra de cambio. Tal afirmación, a más de liberatoria en principio para el que la hace, si la prueba, sitúa en delicada posición al que protesta, pues configura estafa pretender por segunda vez el mismo pago (Luis Alcalá-Zamora).  

Contraprueba

La Academia sólo acepta el sentido de segunda prueba de imprenta; pero en algunos sectores del foro sudamericano se utiliza como equivalente a "prueba en contrario".  

Contraquerella

Acción que puede ejercitar quien ha sido querellado o no por otra persona, para requerir, del mismo juez que ha entendido en el proceso, la declaración, en la sentencia, de que ha sido calumniado.  

Contrario

Persona que sostiene pleito o pretensión contra otra. | Quien lucha, contiende o está en oposición con otro en ideas o intereses. | Desfavorable. | Perjudicial. | Complicado, dificultoso. | Enemigo-(Dic. Der. Usual). (v. ACCIóN CONTRARIA.)  

Contrarrevolución

Revolución en sentido contrario de otra próximamente anterior (Dic. Acad). | Para L. Alcalá-Zamora, por antonomasia en el léxico político y periodístico de este siglo, la acción de los enemigos del régimen soviético, y de los implantados a su imagen y semejanza, y la vacilación de los mismos correligionarios o de los que discrepan de la última "línea".  

Contraseguro

Contrato en que el asegurador se obliga, si se cumplen determinadas condiciones, a reintegrar al contratante las primas o cuotas satisfechas y cobradas por aquél (Dic. Acad.). (v. REASEGURO.)  

Contraseña

Palabra reservada que, además del santo y seña (v.), se da en la orden diaria, y sirve para recibo y reconocimiento de las rondas. | Palabra o breve frase que ha de darse al centinela para que éste permita el paso. | Contramarca (v.). Dar la contraseña. En las fuerzas armadas, establecer la que ha de regir cada día. | Decirla o hacerla para encontrar paso libre en una guardia o ronda.  

Contraste

Peso de las monedas y ensayo para fijar su ley y valor. | Persona que realiza esa operación. | Oficina donde se cumple tal verificación. | Contienda, oposición.  

Contrata

Según la Academia, instrumento, escritura o simple obligación firmada con que las partes aseguran los contratos que han hecho. | El mismo contrato, ajuste o convenio. | Contrato que se hace con el gobierno, con una corporación o con un particular para ejecutar una obra material o prestar un servicio por precio o precios determinados. | Entre actores y cantantes, ajuste, ocupación. Se advierte, pues, que es un término equivalente a contrato, aun cuando por costumbre se emplee la desinencia femenina con referencia a los que celebran los artistas con sus emoresarios. y asimismo, con mayor interés jurídico, a los contratos de obras o servicios entre los oarticulares v la administración pública. De ahí que se diga ordinariamente que un organismo público realiza una obra o un servicio por contrata, para significar que no lo hace por administración.  

Contratación

Contrato, contrata, pacto, ajuste o convenio. | Derecho de los contratos. | Comercio (Dic. Der. Usual). (v. CASA DE CONTRATACIóN DE INDIAS.)  

Contratante

Parte en un contrato (v.).  

Contratar

Hacer un contrato (v.). | Comerciar.  

Contratista

Para la Academia, "la persona que por contrata (v.). ejecuta una obra material o está encargada de un servicio para el gobierno, para una corporación o para un particular". jurídicamente, en opinión de Mario de la Cueva, el empresario que, disponiendo de un establecimiento fijo o de elementos estables de trabajo propio, ejecuta la obra por encargo de terceros.  

Contrato

Pacto o convenio entre partes que se obligan sobre materia o cosa determinada v a CUYO cumplimiento pueden ser compelidas (Dic. Acad.). En una definición jurídica, se dice que hay contrato cuando dos o más personas se ponen de acuerdo sobre una declaración de voluntad común, destinada a reglar sus derechos. Capitant lo define como acuerdo de voluntades, entre dos o más personas, con el objeto de crear entre ellas vínculos de obligaciones, y también documento escrito destinado a probar una convención. Los contratos han de ser celebrados entre personas capaces y no han de referirse a cuestiones prohibidas o contrarias a la moral o a las buenas costumbres. Los contratos lícitos obligan a las partes contratantes en iguales términos que la ley.  

Contrato a la gruesa

Préstamo a la gruesa (v.).  

Contrato a término

El que supone prestaciones futuras con plazo cierto. En particular, aquel en que una de las partes se obliga a entregar una mercaderfa o título, en una fecha futura, a cambio de un precio predeterminado.  

Contrato a título gratuito

Aquel en que, obedeciendo aun propósito de liberalidad y de desinterés, una de las partes se obliga a efectuar una prestación sin recibir nada en cambio, como sucede en el contrato de donación (v.).  

Contrato a título oneroso

Se llama así cuando las ventajas que procura a una de las partes no le son concedidas sino por una prestación que la otra le ha hecho o que se obliga a hacerle, como en la compraventa (v.).  

Contrato abierto

Concepto doctrinal y legislativo moderno en el sentido de calificar así la convención contractual que permite la incorporación o adhesión posterior, más o menos libre, de otras partes, sin alterar, salvo en lo numérico, las estipulaciones existentes. Un ejemplo puede constituirlo el de la afiliación a cooperativas que no restrinjan la admisión.  

Contrato abstracto

El que es independiente de la causa, como requisito tradicional, o no la expresa. (v. ACTOS ABSTRACTOS.)  

Contrato accesorio

El que no existe por sí solo, sino que depende de la existencia de otro, llamado contrato principal (v., y además ACCESORIO).  

Contrato administrativo

Se entiende por tal el que celebra la administración pública con los particulares a efectos de asegurar la ejecución de obras, la prestación de servicios o el suministro de materiales. Estos contratos no se rigen por las normas del Derecho Civil, sino por las del Derecho Administrativo.  

Contrato al mejor postor

(v. ADJUDICACIóN, CONCESIóN, LICITACIóN y SU-BASTA.  

Contrato aleatorio

Entendiéndose por aleatorio lo perteneciente o relativo al azaro que depende de algún suceso fortuito, el contrato aleatorio será aquel en que todas las partes, o alguna de ellas, pactan expresa o tácitamente la posibilidad de una ganancia o se garantizan contra la posibilidad de una pérdida, según sea el resultado de un acontecimiento incierto. Los juegos de azar y la lotería son ejemplos característicos. También el seguro.  

Contrato atípico

El que no se ajusta a ninguno de los tipos establecidos, caso en el cual se está ante un contrato innominado, o aquel que combina las formas diversas de los existentes regulados, situación que se conoce como contrato múltiple. La especie antitética es, por supuesto, el contrato típico (v.).  

Contrato bilateral

Aquel en que las partes se obligan recíprocamente la una hacia la otra. Se llama también sinalagmático. El contrato recibe el nombre de sinalagmático imperfecto cuando el contratante que a nada se había obligado, adquiere con posterioridad a su celebración una obligación respecto al otro, como la del mandante o depositante en cuanto a reembolsar al mandatario o depositario los gastos que aquéllos hubieren efectuado por razón del mandato o depósito.  

Contrato cautelar

(v. SECUESTRO CONVENCIONAL.  

Contrato civil

El que se rige por las normas del Código Civil y sus leyes complementarias.  

Contrato colectivo de condiciones de trabajo

Llámase así. y también contrato colectivo o convención colectiva, según el Código Intemacional del Trabajo, todo acuerdo escrito relativo a las condiciones de trabajo y de empleo celebrado entre un empleador, un grupo de empleadores, o una o varias organizaciones de empleadores, por una parte, y, por otra, una o varias organizaciones representativas de trabajadores o, en ausencia de tales organizaciones, representantes de los trabajadores interesados, debidamente elegidos y autorizados por estos últimos, de acuerdo con la legislación nacional (Nápoli). En el convenio colectivo normativo se estipulan cláusulas que habrán de aplicarse a los contratos individuales de trabajo, ya que las partes conciertan condiciones que servirán para regir una actividad (Cabanellas). La conveniencia, y aun la necesidad, de la contratación colectiva laboral parece algo en lo que la doctrina se encuentra conforme. Las discrepancias doctrinales y legislativas se originan en el alcance que se debe dar a tales pactos colectivos. Para algunos, esos contratos sólo obligan a las partes contratantes y a las que posteriormente se adhieran, mientras que, para otros, obligan a todos los empresarios y a todos los trabajadores de la especialidad o categoría a que el contrato se refiera. Y aun dentro del criterio doctrinal y legislativo que concede al contrato colectivo efectos extensivos, no todas las legislaciones se orientan en un mismo sentido, porque mientras unas exigen que el convenio, para tener alcance erga omnes, sea homologado por las autoridades administrativas de aplicación, otras no exigen tal requisito. El contrato colectivo puede ser nacional, regional o de fábrica, según su ámbito de aplicación.  

Contrato complejo

Llamado también mixto, por oposición al contrato simple, es definido por Silva como la especie de contrato innominado (v.) constituido por elementos de hecho que contienen diversas figuras de contratos nominados (v.) y típicos, tanto civiles como comerciales.  

Contrato condicional

Tecnicismo poco usual, y de interpretaciones diversas, que suele referirse ala convención sujeta a una o más condiciones (v.).  

Contrato conmutativo

Si la conmutatividad consiste en la proporción que debe haber entre las cosas cuando se dan o cambian unas por otras, y de ahí que se hable con ese sentido de justicia conmutativa, deberá entenderse por contrato conmutativo aquel en que cada una de las partes contratantes da lo equivalente de lo que recibe. Tal es la definición de algunos autores. Más, para otros (Capitant, Ramírez Gronda), el precitado contrato no se caracteriza por la equivalencia de las recíprocas deudas, sino porque las partes conocen, desde el momento en que prestan su consentimiento, la extensión de sus prestaciones, lo que lo diferencia del contrato aleatorio (v.).  

Contrato consensual

Denomínase así el que se perfecciona por el mero acuerdo entre las voluntades de las partes y desde el instante en que se presta. Son consensuales todos los contratos para cuya eficacia no se requieren determinadas formalidades que caracterizan a la especie opuesta: la del contrato real (v.).  

Contrato consigo mismo

Autocontrato (v.).  

Contrato de adhesión

Constituye una típica y cada vez más frecuente modalidad de la contratación, que se caracteriza por el hecho de que es una de las partes la que fija las cláusulas o condiciones, iguales para todos, del contrato, cuya celebración se propone, sin que quienes quieran participar en él tengan otra alternativa que aceptarlo o rechazarlo en su totalidad; es decir, adherirse o no a los términos del contrato preestablecido, sin posibilidad de discutir su contenido. Los contratos de seguros, de transporte, de suministro de agua, electricidad y otros servicios públicos son ejemplo de esta índole.  

Contrato de ajuste

En Derecho Marítimo, y con referencia a la legislación argentina, se llama así el que se celebra individualmente entre el armador, por una parte, y el capitán, oficiales o demás individuos de la tripulación, por la otra, para regular los respectivos derechos y obligaciones derivados de las prestaciones convenidas. Los individuos de la tripulación, inclusive el capitán y oficiales, se comprometen a prestar sus servicios mediante un salario y bonificaciones. El ajuste puede hacerse por-uno o más viajes; también, por tiempo determinado o indeterminado. Esta definición es esencialmente aplicable a todas las legislaciones.  

Contrato de aprendizaje

Constituye una modalidad del contrato de trabajo (v.), en virtud de la cual una de las partes utiliza los servicios del aprendiz (v.) como medio de que éste aprenda el oficio, al mismo tiempo que el empresario aprovecha en su beneficio la actividad laboral de aquél. De ahí que sean aplicables al aprendiz las normas regulares de las relaciones de trabajo. Este concepto no es compartido por todos los autores, ya que son varios los que opinan que se trata no de un contrato de trabajo, sino de un contrato especial. En cualquier supuesto, es lo cierto que el contrato de aprendizaje está regido en diversos países, entre ellos la Argentina, por disposiciones especiales.  

Contrato de arrendamiento

(v. ARRENDAMIENTO y Clases.  

Contrato de cambio

Ha sido definido como una convención para obtener la moneda ausente con la moneda presente. En términos más explícitos, un contrato por el cual una persona se obliga, mediante un valor prometido, o entregado, a hacer pagar por un tercero al otro contratante, o a otra persona, cierta suma, entregándole una orden escrita, con cuya entrega, que no requiere ninguna forma especial, se perfecciona el contrato. En la Argentina, el contrato de cambio, que estaba regulado en los arts. 589 y 590 del Código de Comercio, fue derogado para hacer referencia únicamente ala letra de cambio (v.).  

Contrato de capitalización

Aquel mediante el cual se reduce a capital el importe de una renta, sueldo o pensión anual cuyo pago queda redimido con la entrega de dicho importe (M. Goldstein). (v. CAPITALIZACIóN.)  

Contrato de comodato

(v. COMODATO.  

Contrato de compraventa

(v. COMPRAVENTA.  

Contrato de depósito

(v. DEPóSITO.  

Contrato de doble

Operación bursátil llamada también de report, "compuesta de dos compraventas, la una al contado y la otra a término, entre las mismas personas, pero que juegan recíprocamente el papel inverso de comprador y vendedor en cada una de ellas" (Vicente v Gella). Mediante tal operación, quien compra y revende obtiene la ventaja de colocar su dinero a corto plazo, y quien vende o compra para el futuro logra dinero, aunque con interés.  

Contrato de donación

(v. DONACIóN.  

Contrato de edición

Aquel por el cual una persona, llamada editor, se compromete a publicar y difundir a su costa entre el público la obra intelectual que el autor de ésta, o sus causahabientes, se obliga a entregarle con tal objeto. El editor carga con los riesgos económicos de la edición y obtiene los beneficios que ésta produzca, descontando los derechos que corresponden al autor, si bien el pago de esos derechos no es requisito esencial, ya que el autor, sobre todo tratándose de un novel o desconocido, puede no exigirlos, a cambio de ver publicada su obra. Los derechos del autor suelen percibirse bien en forma de porcentaje sobre el producto de la venta, bien mediante la percepción de una cantidad global por la edición de un número prefijado de ejemplares, salvo que, con la entrega de esa cantidad global, el autor hubiere cedido al editor la propiedad indefinida de la obra. Otra forma del contrato de edición es aquella en que el editor se obliga a publicar una obra intelectual por cuenta y riesgo del autor, a cambio de una remuneración a tanto alzado o en forma de porcentaje en la venta.  

Contrato de ejecución instantánea

Llámase así aquel en que las prestaciones se realizan de una sola vez en el momento de la conclusión del contrato o en otro establecido por las partes. Se opone al contrato de ejecución sucesiva (v.).  

Contrato de ejecución sucesiva

Aquel en que las prestaciones de una de las dos partes son de cumplimiento reiterado o continuo; opuesto, por tanto, al contrato de ejecución instantánea (v,).  

Contrato de empresa

Encuadrado en el Derecho Privado, Castán entiende por contrato de empresa aquel en virtud del cual una persona, llamada empresario o contratista, se obliga a ejecutar una obra en beneficio de otra, el capitalista o propietario, que se obliga a pagar por ella un precio cierto. Este contrato no suele ser de los nominados en los códigos civiles, dentro de los cuales se rige por el arrendamiento de obra (v.). Su importancia y su frecuencia son enormes, ya que se extiende desde el arreglo del calzado hasta la construcción de rascacielos y, desbordando ya la esfera privada, hasta la ejecución de autopistas y embalses hidráulicos.  

Contrato de enganche

Conchabo (v.).  

Contrato de equipo

Modalidad contractual de trabajo que Isaías Feldman define como "el celebrado por un empleador con un grupo de trabajadores que, actuando por intermedio de un jefe, está obligado a la prestación de servicios propios de la explotación habitual de aquél, quien tiene, respecto a cada uno de sus integrantes, los derechos y obligaciones que le son inherentes, con las limitaciones, en cuanto a los primeros, que puedan nacer de la conformación particular del grupo". La generalidad de los autores lo define como aquel que no se celebra individualmente por un trabajador, sino por un grupo de trabajadores, organizados espontánea y exclusivamente para realizar un trabajo común. Es éste un tipo de contrato muy frecuente en las pequeñas orquestas que actúan en determinados locales públicos. Algún tratadista (Deveali), aun aceptando la definición, señala que no puede hablarse de grupo, como sujeto contratante, pues no hay una personalidad independiente de los trabajadores individualmente considerados. No se debe confundir este contrato con el de conchabo (v.) ni tampoco con la forma de trabajo llamada por equipos ni con el que se ejecuta por medio de contratistas. (v. CONTRATA, CONTRATISTA, TRABAJO POR EQUIPOS.)  

Contrato de fianza

(v. FIANZA.  

Contrato de fletamento

Fletamento (v.).  

Contrato de garantía

Cualquiera de los que se conciertan para seguridad de otra convención o para reforzar el cumplimiento de una obligación, como los de fianza, hipoteca y prenda (v.).  

Contrato de hospedaje

Aquel en que una persona o empresa presta a una persona física albergue mediante la retribución convenida, con suministro de alimentos, o sin ellos, según se haya pactado, corriendo los servicios de limpieza y arreglo de la habitación por cuenta del hospedero. Faltando esto último, el contrato ya no sería de hospedaje, sino de locación.  

Contrato de licencia

Contrato mediante el que el titular de un derecho de propiedad industrial o intelectual, el licenciante, otorga al licenciatario autorización para explotar el objeto de ese derecho, como ser una invención o una marca.  

Contrato de locación

Locación (v.).  

Contrato de mandato

(v. MANDATO.  

Contrato de mutuo

Mutuo (v.).  

Contrato de obra

Locación de obras (v.).  

Contrato de opción

Contrato mediante el que una parte otorga a la otra la opción de realizar sierta operación, como ser comprar un bien a un precio determinado.  

Contrato de pasaje

Algunas legislaciones señalan expresamente, entre los actos de comercio (v.), el transporte de mercaderías o personas por agua o por tierra. El Código de Comercio argentino, que se expresa como queda dicho, no regula luego el transporte terrestre de personas, limitándose a establecer la responsabilidad de las empresas ferroviarias en casos de muerte o lesión de un viajero. Las normas aplicables sobre esta materia se encuentran en la ley 2.873 y en el Reglamento General de Ferrocarriles. Con respecto al transporte automotor de pasajeros, se aplican en la Argentina, por determinación jurisprudencial, las disposiciones del Código de Comercio sobre la responsabilidad ferroviaria y las del citado reglamento. Los transportes marítimo y aeronáutico de pasajeros se encuentran regulados, respectivamente, en los códigos de Comercio y Aeronáutico. Como contrato, casi siempre de adhesión, el de pasaje es el convenido entre el viajero o pasajero y el particular o la empresa que efectúa el transporte, contra el abono de la cantidad establecida, que suele denominarse tarifa, entre el punto de partida y el de llegada (L. Alcalá-Zamora).  

Contrato de permuta

Permuta (v.).  

Contrato de publicidad

Aun cuando algunos ordenamientos positivos, como el argentino, no legislan acerca de este contrato, en la doctrina se define como el que se celebra entre una persona, el empresario de publicidad (generalmente el propietario de una publicación periódica o el dueño de una agencia o un agente de publicidad) y otra persona, el anunciador o anunciante, para que se inserte un anuncio o aviso. por lo común de propaganda comercial (aun cuando tienda a intensificarse la de índole política o ideológica en general), de características determinadas en cuanto a dimensiones o medidas, espacio, texto, lugar y tiempo o número de las publicaciones, mediante un precio que paga el anunciador o anunciante, según términos básicos de Rezzónico, que omite el aspecto proselitista aquí agregado. El contrato puede referirse también a la publicidad efectuada mediante la radiodifusión y la televisión, en que la duración de la propaganda, las horas en que se concrete y los programas en que se intercale adquieren matices diversos en la presunta eficacia y en la tarifa que rige. Asimismo el contrato reviste la modalidad, más modesta, de lo ambulante, recurriendo a peatones o vehículos, en la vía pública o en lugares de reuniones colectivas. Su naturaleza jurídica se cataloga como locación de obra, en la cual el locador es el empresario de publicidad y el locatario es el anunciador. Para algunos autores, el contrato será de locación de cosa cuando el procedimiento utilizado para la publicidad consiste en que el anunciador contrate con el propietario de un inmueble el derecho de colocar, en lugar muy visible de éste -chaflanes, tejados, balcones, medianerías- el anuncio de que se trate. En esta modalidad se registra en ocasiones un triple elemento personal: el dueño del inmueble, que cede el espacio publicitario, la agencia que paga ese arrendamiento y el anunciador, del que el intermediario obtiene una suma, por supuesto, superior. Por el imperativo y la gratuidad, desaparece todo contrato y surge una inequívoca servidumbre de publicidad, cuando los regímenes políticos, en especial los totalitarios, obligan a la prensa, radio y televisión a insertar o transmitir sin cargo sus consignas y proselitismo.  

Contrato de seguro

Aquel en virtud del cual una persona, generalmente jurídica, llamada asegurador (v.), se obliga, mediante la percepción de una cantidad que se denomina premio oprima, a indemnizar a otra persona, que recibe el nombre de asegurado (v.). por las pérdidas o daños que éste pueda sufrir como resultado de la producción de ciertos riesgos personales o económicos, que son objeto del seguro. En algunos tipos de seguro pueden ser distintas las figuras del asegurado y del beneficiario (v.), ya que el contrato ha podido hacerse a favor de un tercero, para que perciba la prestación una vez dado el supuesto motivador del seguro, no siempre acertadamente llamado riesgo (v.).  

Contrato de sociedad

(v. SOCIEDAD y sus clases.  

Contrato de suministro

Suministro puede consistir en un acto único o en actos periódicos, como es lo más corriente. Llámase también abastecimiento.  

Contrato de trabajo

Esta institución ha sido definida por Cabanellas como "el que tiene por objeto la prestación continuada de servicios privados y con carácter económico, y por el cual una de las partes da una remuneración o recompensa, a cambio de disfrutar o de servirse, bajo su dependencia o dirección, de la actividad profesional de otra". Ramírez Gronda, a su vez, dice que es una convención por la cual una persona (trabajador, empleado, obrero) pone su actividad profesional a disposición de otra persona (empleador, patrón, patrono, dador de trabajo, dador de empleo, locatario o principal, sea persona jurídica, individual o colectiva) en forma continuada, a cambio de una remuneración. En las legislaciones modernas, este contrato no queda librado a la autonomía de la voluntad de las partes contratantes, por cuanto la ley le impone limitaciones, encaminadas principalmente a proteger los derechos del trabajador. Esas normas, por afectar el orden público, no pueden ser renunciadas por los interesados en perjuicio del trabajador, aun cuando sí mejora-das por los contratantes. Esto es lo que con más propiedad puede llamarse contrato individual de trabajo, que puede pactarse por escrito o verbalmente, si bien esta segunda forma es la más corriente. Independientemente del contrato individual, se da el contrato colectivo, que es objeto de examen al tratar la expresión CONTRATO COLECTIVO DECONDICIONES DETRABAJO. El contrato individual de trabajo se caracteriza por las condiciones de subordinación (del trabajador con respecto al patrono), de continuidad y de colaboración. Las limitaciones a la libertad contractual están establecidas en la Argentina por una legislación de carácter general y por múltiples normas especiales, aplicables a determinadas clases de trabajadores (a domicilio, de la construcción, viajantes, bancarios, etc.), así como por las leyes relativas a los salarios, duración de la jornada, descanso semanal, trabajo de mujeres y menores, trabajo insalubre, trabajo nocturno, entre otros aspectos, considerados al tratar otras voces en esta misma obra. Aquel mediante el cual el suministrador se Contrato de tracto sucesivo compromete a entregar una o más cosas a otra Contrato de ejecución sucesiva (v.). persona, y ésta a pagarle el precio convenido. El suministrado suele ser, por regla general, un Contrato de transporte organismo de la administración pública. El su-v. TRANSPORTE.  

Contrato derivado

Subcontrato (v.).  

Contrato entre ausentes

Como su nombre lo indica, aquel que se celebra entre personas que se encuentran en distinto lugar; es decir que no se halla presente cada una de ellas con relación a la otra, como sucede en los contratos que se efectúan por correspondencia postal, por conversación telefónica; por transmisión radiocablegráfica e inclusive por medio de tercera persona. El único problema que origina el contrato entre ausentes es el de la determinación del momento en que se perfecciona. La doctrina corriente se orienta en el sentido de que ello sucede cuando el que recibe la oferta expresa su aceptación, ya que, mientras tal cosa no sucede, el ofertante puede retractarse de la oferta. Se sobreentiende que ha habido aceptación cuando no se ha rechazado expresamente dentro de un plazo normal de comunicación.  

Contrato escrito o por escrito

El que consta en documento público o privado.  

Contrato estimatorio

Aquel mediante el cual una persona da en consignación (v.) una cosa mueble, estimada en un valor pecuniario determinado, con la obligación en quien la recibe de adquirir la cosa en un plazo fijado, con el derecho a tener la parte del precio que exceda de la estimación originaria, cuando lo haya vendido, o la obligación de devolver la cosa (Silva).  

Contrato extintivo

El celebrado por las partes para extinguir las obligaciones creadas por un contrato anterior, y retirar los derechos reales que se hubieren transferido, o bien revocar por mutuo consentimiento los contratos por las causas que la ley autoriza. Ramírez Gronda señala que. en la Metodización y consolidación de leyes, llevada a cabo por los juristas de la Universidad Nacional de La Plata, se consideran contratos extintivos, aunque con ciertas reservas, la renuncia y la transacción.  

Contrato fiduciario

Es llamado así el contrato en virtud del cual quien aparentemente adquiere un bien toma sobre sí la obligación de restituirlo a la persona de quien lo adquirió, cuando ésta hubiere cumplido las obligaciones contraídas con él.  

Contrato formal

Llamado también contrato solemne (v.), es aquel para cuya validez la ley exige determinadas formas o solemnidades. Es el caso típico de aquellas convenciones cuya eficacia depende de que se hayan hecho por escrito privado o por escritura pública.  

Contrato gratuito

Contrato a título gratuito (v.).  

Contrato ilícito

El que, por contrariar la ley, la moral, las buenas costumbres o el orden público, resulta jurídicamente ineficaz.  

Contrato innominado o atípico

El que la ley no designa con denominación especial ni es objeto de una reglamentación que lo individualice y distinga de los demás, contrariamente a lo que sucede con el contrato nominudo o típico (v.).  

Contrato internacional

Acuerdo de eficacia jurídica concertado entre individuos, empresas u organismos con residencia en jurisdicciones nacionales distintas, en que se está ante el de índole privada, o entre Estados diversos, en que se penetra en los de carácter público. En la primera hipótesis se contrata entre nacionales de diversos Estados; en la segunda, entre Estados que son diversas naciones. Entre particulares, si ambas legislaciones lo permiten, cabe elegir las normas o aceptar las de uno de los ordenamientos y decidir acerca de la jurisdicción competente en caso de conflictos, pero siempre dejando a salvo los preceptos de orden público territorial. De existir intransigencia o imposibilidad, cada ley rige en la esfera nacional respectiva. Entre Estados, la contratación se efectúa mediante agentes designados especialmente o acudiendo a la representación permanente de la diplomacia, y ha de estarse alas cláusulas establecidas en cada caso. Internacionales por los contratantes, aunque sin dualidad de países, son los contratos entre dos extranjeros, sean compatriotas o no, en país ajeno, donde hay que inclinarse por la vigencia de la ley del lugar, salvo expreso y lícito acuerdo en contrario. Cede también a favor de la territorialidad como rectora del contrato cuando estipulan un nacional y un extranjero en el país del primero, claro está.  

Contrato "intuitu personae"

El que se celebra teniendo en cuenta la calidad, profesión, oficio o arte del otro contratante. Tiene especial importancia en las obligaciones contractuales de hacer, las cuales podrán ser ejecutadas por persona distinta del obligado, salvo que la persona del deudor hubiere sido elegida por alguna de aquellas condiciones.  

Contrato judicial

Acuerdo expreso o tácito de partes que, teniendo iguales características a las demás convenciones, depende en cuanto a su validez de la aprobación del magistrado. También se llama contrato judicial el que otorga el juez, ministerio legis, transfiriendo la propiedad de los bienes sometidos a ejecución, cesación de condominio, promesa de venta, etc., cuando el obligado a escriturar se resiste a hacerlo voluntariamente (Couture).  

Contrato leonino

(v. CONTRATO USURARIO y SOCIEDAD LEONINA.  

Contrato lícito

El que en la forma y en el fondo se adapta a las prescripciones legales o se concierta dentro de la esfera de libertad que la ley concede o reconoce. El principio lo constituye la libre voluntad de las partes; por tanto la ilicitud, con la consiguiente nulidad u otra sanción, corresponde probarla con apoyo de precepto expreso del Derecho positivo. (v. CONTRATO ILíCITO.)  

Contrato literal

Puesto que la escritura se compone de letras, sinónimo de contrato escrito o por escrito (v.), en designación latinizante algo en decadencia (Luis Alcalá-Zamora).  

Contrato lucrativo

Contrato a título oneroso (v.).  

Contrato matrimonial

Locución con aspectos personales y económicos que se desarrollan al considerar la institución del matrimonio (v.) y las capitulaciones o convenciones matrimoniales (v.).  

Contrato mercantil

El regulado por normas del Derecho Comercial (v.).  

Contrato mixto

Contrato complejo (v.).  

Contrato no solemne

El que obliga sin formas taxativamente prescritas para su perfección jurídica. (v. CONTRATO SOLEMNE.)  

Contrato nominado o típico

El que tiene en la ley una denominación y una regulación que lo caracterizan e individualizan, contrariamente a lo que sucede con el contrato innominado o atípico (v.).  

Contrato normativo

El que concierta las reglas por las cuales se regirá una relación jurídica, para el caso de convenir las partes en crear ese vínculo, o pretender algún otro unirse para iguales prestaciones. Es una especie de contrato preparatorio o reglamentario de lo futuro. Su expresión más acabada y frecuente la constituye en la actualidad el pacto colectivo de condiciones de trabajo.  

Contrato oneroso

Contrato a título oneroso (v.).  

Contrato plurilateral

El acordado por dos o más partes, que persiguen mediante el cumplimiento del contrato el objetivo común, y que permite el ingreso potencial de nuevas partes a tal contrato.  

Contrato por correspondencia

(v. CONTRATO ENTRE AUSENTES.  

Contrato por cuenta de quien corresponda

Se encuentra regulado en algunas legislaciones modernas; es aquel que se estipula en beneficio de una tercera persona indeterminada, a efectos de cautelar un interés suyo hasta que se revele quién es el sujeto de ese interés (sujeto en blanco) (Messineo).  

Contrato por persona a nombrar

El regulado en algunas legislaciones cuando una de las partes, al efectuarse el contrato, se reserva la facultad de nombrar posteriormente la persona que debe adquirir los derechos y asumir las obligaciones que nacen de aquél.  

Contrato preliminar o preparatorio

Aquel por el cual una de las partes o ambas se obligan a concluir en el futuro, entre ellas mismas o con un tercero, otro contrato, llamado principal, definitivo o futuro. Es decir que el objeto de la obligación es la celebración del contrato (Ferrer Deheza).(v. PROMESA DE CONTRATO.) En la legislación argentina se estima que, para que haya promesa, ésta debe hacerse a persona o personas determinadas sobre un contrato especial, con todos los antecedentes constitutivos de los contratos.  

Contrato principal

Si se entiende que, de dos obligaciones, una es principal y otra accesoria cuando aquélla es la razón de la existencia de ésta; siendo los contratos una de las fuentes de las obligaciones, deberá decidirse que un contrato es principal cuando constituye la razón o existencia de otro, entonces contrato accesorio (v.).  

Contrato privado

El perteneciente al Derecho Civil o a otra rama del Derecho Privado, donde predomina la libertad de las partes para concertarlos y darles flexibilidad con cláusulas especiales. | El que consta por documento privado. (v. CONTRATO PúBLICO.)  

Contrato público

El regido por normas de orden público (v.). | El que corresponde al ámbito del Derecho Público (v.). | Sinónimo de contrato solemne (v.). | Aquel que consta por escriturapública (v.). | El que, lejos de mantenerse en secreto, ha sido manifestado por las partes, aun sin recurrir a los órganos oficiales de publicidad (v.).  

Contrato real

El que sólo se perfecciona mediante la entrega de la cosa que es su objeto, como sucede en los de anticresis, depósito, prenda y préstamo (v.). La especie opuesta la constituye el contrato consensual (v.) en sentido estricto, ya que consentimiento ha de haber asimismo en los de índole real.  

Contrato remuneratorio

Al tratar de la causa de los contratos, el art. 1.274 del Cód. Civ. esp. determina que, en los remuneratorios, la constituye el servicio o beneficio que se remunera. No se enumeran ni definen tales contratos en pasaje alguno del texto legal. Nos inclinamos a incluir entre ellos ciertas donaciones, los trabajos de buena voluntad, el mandato y el depósito en que se concede, a posteriori casi siempre, una gratificación en dinero o de otra clase a quien ha prestado gratuitamente en principio sus servicios. Contra una tentación lingüística, aunque en tal contratación aparece un elemento remunerador como esencial, no constituyen contratos remuneratorios ni el de trabajo ni los de honorarios en los profesionales liberales. Tanto el uno como los otros son contratos onerosos (v.) y conmutativos, alineables, de no poseer denominación peculiar, entre los innominados del clasicismo jurídico, y, más concretamente, catalogables en la especie facio ut des, puesto que se hace algo para que otro nos dé algo. Más claramente, se trueca una actividad o servicio por dinero, sea el nombre proletarizado de salario o el jerarquizado de honorarios.  

Contrato simulado

Los actos jurídicos, y el contrato es uno de ellos, se reputan simulados cuando encubren el carácter jurídico de un acto bajo la apariencia de otro, o cuando contienen cláusulas que no son sinceras o fechas que no son verdaderas, cuando se constituyen o transmiten derechos a personas interpuestas. que no son aquellas para quienes en realidad están destinados. Se entiende que la simulación (v.) es absoluta cuando el acto carece de toda realidad y que es relativa cuando se emplea para dar a un acto jurídico una apariencia ocultadora de su verdadero carácter. Frecuentemente. el autentico carácter del contrato simulado se hace constar en un contradocumento (v.). La simulación puede hacerse con el propósito de perjudicar a un tercero, a veces al fisco. En tal supuesto, así como si tiene algún otro fin ilícito, es reprobado por la ley, pero no en caso contrario.  

Contrato sinalagmático

Contrato bilateral (v.).  

Contrato social

El contrato social, escrito por Rousseau en 1761, presenta una importancia extraordinaria, tanto por la influencia que ejerció en el pensamiento de sus contemporáneos y por el contenido ideológico que dio a las revoluciones norteamericana y francesa, cuanto porque aborda el problema, siempre vivo y siempre apasionante, del origen del poder. El tema adquiere mayor interés en los tiempos presentes, ya que, después de más de un siglo en que pareció definitivamente superada la cuestión y consolidados los sistemas democráticos que atribuyen a los individuos integrantes de la colectividad política una supremacía sobre el Estado, resurgen viejas doctrinas, antiguos conceptos y vejatorios métodos de dictaduras, tiranías y autocracias que, invirtiendo los términos, sitúan el Estado en el primer plano y hacen descender a los individuos a la mera condición de servidores del elemento gobernante. llámese hombre, partido político o fuerza militar. A. PLANTEAMIENTO. A través de los siglos se ha debatido cual sea la razón justificativa del ejercicio del poder político. Piensan unos que no es sino una derivación de la fuerza; le asignan otros un origen divino; en tanto que otros radican en el pueblo la soberanía, para concederse su propio gobierno. Claro es que dentro de cada una de esas tendencias se producen muchos y variados matices de diferenciación. Pero ese planteamiento básico y multisecular ofrece decisiva importancia porque, según se admita una u otra teoría, se habrá abierto paso a los gobiernos despóticos, a las autocracias o a las democracias. Rousseau figura entre los defensores de la doctrina democrática. Su concepción no representa una idea desconocida hasta entonces de ese problema, porque en realidad no hay ninguna que tenga caracteres absolutamente originales. Todas ellas toman su savia de otras anteriores, les dan formas y matices nuevos, las perfeccionan, las ajustan a la sucesión de los tiempos. Eso fue lo que hizo Rousseau en El contrato social: presentar con visión personal y actualizada las ideas que flotaban en el ambiente y que venían arrastradas por los escritos de otros autores. Prampolini afirma que Rousseau encontró los orígenes de muchas de sus ideas en Diderot, Condillac, Buffon, Montesquieu, Bossuet y Hobbes, pero elaboró los diversos materiales en el crisol de su ardiente personalidad y llegó a ser original. B. POSICIóN ESCOLáSTICA. Dejando aparte a Aristóteles, quien ya había afirmado que la asociación política tiene por fin no solo la existencia material de todos los asociados, sino también su felicidad y su virtud -concepto muy interesante porque toda idea de sociedad lleva implícito un pacto expreso o tácito-, conviene recordar que Santo Tomás de Aquino, haciendo suyo el principio proclamado por San Pablo, en el sentido de que toda potestad viene de Dios, estableció la trascendental distinción de que lo que viene de Dios es la esencia del poder y la idea de autoridad, pero sin que de ello se derive que Dios haya atribuido el poder a personas determinadas o a ciertas formas de gobierno. La institución política era como un concepto del Derecho Humano, al cual ordena Dios prestar acatamiento. C. ELPENSAMIENTO SUARISTA. Francisco Suárez, compartiendo la idea de Santo Tomás, entiende que la potestad que viene de Dios no está en ningún hombre singular, sino en la reunión de los hombres, ya que éstos nacen libres por naturaleza, sin que ninguno tenga jurisdicción política ni dominio sobre otro, por lo que la potestad en virtud de sólo el Derecho Natural está en la comunidad de los hombres. De otro modo, dice, se ha de considerar la muchedumbre de los hombres en cuanto por especial voluntad o común consentimiento se reúnen en un solo cuerno político por un vínculo de sociedad y para ayudarse mutuamente en orden a un fin político. Es muy importante la posición ideológica de Suárez: porque en ella ya se sostiene abiertamente en el siglo XVI -es decir, en pleno auge de las monarquías absolutas- que el cuerpo político se forma por especial voluntad o común consentimiento de los individuos que lo integran. Es, sin duda alguna, el concepto del pacto social y la base de la democracia. D. LAS IDEAS HOBIANAS. Dentro de ese mismo orden de ideas, un predecesor de Rousseau fue Hobbes, quien entendía que, en el Derecho de naturaleza, cada hombre tiene libertad para usar su propio poder como mejor quiera, a fin de conservar su propia vida, haciendo todo aquello que a su juicio y razón resulte lo más adecuado para el logro de ese fin, y como la naturaleza ha hecho a los hombres iguales, de tal igualdad nace la desconfianza y de ésta surge la guerra. Aclarando el concepto, expresa que, si dos hombres desean la misma cosa y no pueden disfrutarla, ambos se vuelven enemigos y tratan de aniquilarse o sojuzgarse uno a otro; por eso, mientras los hombres vivan sin un poder común que los atemorice a todos. se hallan en la condición o estado que se denomina guerra, una guerra tal que es la de todos contra-todos. Donde no hay poder común, no existe la ley y donde no hay ley, no hay justicia. De ahí que el Estado se forme precisamente como el medio necesario para la desaparición de la guerra e imponga una seguridad imposible de obtener en el estado de naturaleza. E. EXPOSICIóN DE JUAN LOCKE. En sentido análogo se expresa Locke, ya que, a su juicio, en el estado de naturaleza en que vivió originariamente el hombre ordenaba sus acciones con completa libertad, disponiendo de su persona y bienes como lo tuviera a bien, dentro de los límites de la ley natural, sin pedir permiso o depender de la voluntad de otro hombre alguno. Esto representaba un estado de igualdad en que todo poder y jurisdicción es recíproco, sin que al uno competa más que al otro. Pero. contrariamente a lo que dice Hobbes, pretende Locke que la libertad del hombre en el estado de naturaleza no equivalía a una licencia ilimitada. En la teoría de Locke aparece claramente definida la idea del contrato social cuando dice que, siendo los hombres libres e iguales por naturaleza, nadie podrá ser sustraído de ese estado y sometido al poder político de otro sin su consentimiento, el cual se declara conviviendo con otros hombres: juntarse, unirse en comunidad para vivir cómoda, resguardada y pacíficamente unos con otros en el afianzado disfrute de sus propiedades y con mayor seguridad contra los que han sido ajenos al acuerdo. Lo que inicia y efectivamente constituye cualquier sociedad política no es más que el consentimiento de cualquier número de hombres libres aptos en su mayoría para su unión e ingreso en tal sociedad. Y sólo esto es lo que ha dado o podido dar principio a cualquier gobierno legítimo del mundo. Todo ello en opinión de Locke. F. LA TESIS RUSONIANA. Rousseau, inspirándose en doctrinas políticas precedentes, trata de fundamentar la autoridad del Estado de una manera racional y a eso va encaminado su contrato social. Haciendo una breve síntesis de lo que constituye la esencia de la teoría del pacto o contrato social, puede decirse que, para Rousseau, la única sociedad natural y la más antigua es la familia y aun en ella los hijos no quedan obligados al padre nada más que durante el tiempo en que tienen necesidad de él para su conservación. Si después continúan unidos, no es de una manera natural, sino por convención. En consecuencia, la familia es el primer modelo de las sociedades políticas, en que el jefe es la imagen del padre y el pueblo la imagen de los hijos. Con referencia a la fuerza como fundamento del poder, manifiesta que ni el más fuerte es bastante fuerte para ser siempre el amo, a menos que transforme su fuerza en derecho y la obediencia en deber. En eso consistiría el derecho del más fuerte. Pero la fuerza es un poder físico, de cuyos efectos no puede resultar ninguna moralidad. Someterse a la fuerza es un acto de necesidad o a lo sumo un acto de prudencia, pero nunca de voluntad. En todo caso, si la fuerza crease el Derecho, el efecto cambiaría con la causa, porque toda fuerza posterior que sobrepasase la primera sucederfa a su derecho. La posibilidad de desobedecer impunemente legitimarfa la desobediencia, y, si el más fuerte tiene siempre razón, lo único que hay que hacer es procurar ser el más fuerte, Así, pues, si algún hombre tiene autoridad natural sobre sus semejantes y si la fuerza no produce ningún derecho, sólo quedan las convenciones como base de toda autoridad legítima ante los hombres. Para Rousseau llega un momento en que los hombres ni pueden vivir en el estado de naturaleza, ni el mero empleo de la fuerza individual puede constituir un método suficiente para llenar las necesidades de una convivencia. Entonces no tienen mejor solución que formar por agregación la cantidad de fuerzas indispensables para oponerse a las de resistencia y obligarlas a obrar armónicamente. Pero, como quiera que la conservación del hombre depende de su fuerza y de su voluntad, únicamente se avendrá a comprometerlas encontrando una forma de asociación que defienda y proteja, con toda la fuerza común, la persona y los bienes de cada asociado y por virtud de la cual cada uno, uniéndose a todos, no obedezca sino a sí mismo, quedando tan libre como antes. El contrato social contiene la solución de este problema cuando dice que, dándose cada cual a todos, no se da a nadie, y como no hay un asociado sobre quien no se adquiere el mismo derecho que se le concede sobre sí, se gana el equivalente de todo lo que se pierde y más fuerza para conservar lo que se tiene. Por lo tanto, cada uno de nosotros pone en común su persona y todo su poder bajo la suprema dirección de la voluntad general, y nosotros recibimos además a cada miembro como parte indivisible del todo.  

Contrato solemne

Llamado también contratoformal (v.), es aquel cuya validez depende del cumplimiento de las formalidades que la ley exige, referidas generalmente a que se hagan constar en escritura pública. El contrato solemne representa un concepto opuesto al contrato meramente consensual, aun cuando el contrato solemne requiera también el consentimiento de las partes y en ese sentido sea un contrato consensual (v.). Contratos solemnes lo son, entre otros, la constitución de hipoteca y las capitulaciones matrimoniales.  

Contrato típico

Es el que está regulado con substantividad en la legislación positiva y no incluye cláusulas que lo deformen o combinen con otros también susceptibles de independencia en concepto y régi men. (v. CONTRATO ATíPICO.)  

Contrato unilateral

Aquel en que una sola de las partes se obliga hacia la otra, sin que ésta quede obligada, como sucede en el contrato de donación. Representa, pues, lo contrario del contrato bilateral o sinalagmático (v.).  

Contrato usurario

Si la palabra usura tiene etimológicamente el sentido lícito de interés que se lleva por el dinero o el género en el contrato de mutuo o préstamo (v.), tiene también una acepción peyorativa que se refiere al interés excesivo en un préstamo. Este segundo significado es el de uso corriente y el que contiene más importantes derivaciones jurídicas; entre ellas, la anulabilidad del acto cuando una de las partes, explotando la necesidad, ligereza o inexperiencia de la otra, obtenga una ventaja patrimonial desproporcionada y sin justificación. (v. SOCIEDAD LEONINA, USURA.)  

Contrato verbal

Los actos jurídicos, los contratos entre ellos, pueden celebrarse en cualquier forma salvo cuando por la ley se exija alguna determinada. En consecuencia, tienen completa validez los que se convienen de palabra. Ahora bien, el contrato verbal ofrece generalmente la dificultad de la prueba; por ello es corriente en las legislaciones exigir la forma escrita respecto a ciertas materias o por encima de determinadas cantidades, (v. CONTRATO ESCRITO.)  

Contravención

Más propiamente falta, es la infracción de disposiciones municipales o policiales. Por regla general, las contravenciones están sometidas para su juzgamiento a las propias autoridades municipales o de policía. Así sucede en la Argentina, mediante un procedimiento sumario, verbal y actuado, con apelación ante los jueces correccionales. Cuando la pena excede de determinado plazo de arresto o de cierta suma en la multa, la jurisdicción en primera instancia está atribuida a los jueces correccionales.  

Contrayente

Que contrae. | Cada uno de los que se casan.  

Contribución de mejoras

Llámase así el reparto que se hace, entre los beneficiarios de ciertas obras públicas, para cubrir, proporcionalmente al beneficio obtenido, los gastos ocasionados por aquéllas, cuando resultan insuficientes las aportaciones voluntarias.  

Contribución territorial

La que pesa sobre la propiedad inmobiliaria, y singularmente sobre los predios rústicos o urbanos. Los sistemas varían, pues unos se apoyan en el valor del capital, otros en los productos obtenidos o en la capacidad productiva que se asigna a los bienes. En actos judiciales, notariales y del Registro de la Propiedad, cuando se trata de inmuebles o de derechos reales sobre éstos, se inquiere por lo común si los interesados o titulares se encuentran al corriente con el Estado acerca del pago de esta contribución. La base de la contribución territorial, de no confiar en las declaraciones juradas de los interesados, se halla en los trabajos del catastro (v.), que mide y describe con la precisión posible las fincas y sus posibilidades rentísticas, tanto en lo urbano como en lo agrícola, pecuario, minero y demás fuentes de riqueza.  

Contribuciones

Aportaciones obligatorias e impersonales establecidas legalmente y pagaderas periódicamente, para repartir entre las personas afectadas por el pago (contribuyentes) la carga de los gastos públicos. En este sentido, el concepto es similar, cuando no idéntico, al de impuesto (v.). Las contribuciones pueden recaer sobre múltiples actividades o bienes: propiedad inmobiliaria, sucesiones, réditos, beneficios extraordinarios, ventas. (v. TASA.)  

Contribuyente

El obligado al pago de las contribuciones (v.).  

Control de cambios

Medida general aplicada en varios países, principalmente luego de 1930, para evitar que se efectúen pagos o traslados de fondos al extranjero, sin la autorización suficiente. Constituye, en verdad, una restricción de cambio y tiende a mantener la estabilidad exterior de la moneda nacional, aun cuando se emplea muchas veces como medio de conceder recursos a la política financiera del gobierno, que utiliza el control de cambios en su propio beneficio, imponiendo cotizaciones más o menos leoninas a exporta-dores o importadores de divisas. Al servicio de esta política, cuando la moneda nacional anda mal, se establece una paridad irreal, por el gobierno, para que los ciudadanos y residentes que deban adquirir las de fuera, paguen más por las que sean autorizados a comprar y para que los extranjeros que lleguen al país reciban menos por las que entreguen en cambio. Esta aduana de las divisas configura pues un asalto al nacional que sale y otro al extranjero que entra. Viola los preceptos constitucionales del respeto a la propiedad y destruye toda equidad económica por dar mala moneda a cambio de la buena o comprarla a precio vil y obligado. Además de tal control sobre la cotización de las divisas, se completa con fijación de topes para entrar y salir con moneda extranjera, siempre de acuerdo con la ley del embudo fiscal y con actitudes confiscatorias en la materia.  

Control jurisdiccional

Función de supervisión que tienen los órganos de la jurisdicción sobre la validez formal o sustancial de los actos de la administración y sobre la constitucionalidad de las leyes (Couture).  

Control obrero

El control obrero se confunde frecuentemente con la participación de los trabajadores en el gobierno y dirección de las empresas. Sin embargo, entre ambos conceptos existe una diferencia, porque la cogestión o participación en la dirección de las empresas (v.) supone una actividad y una responsabilidad directivas que los trabajadores comparten con los capitalistas. En cambio, el control (galicismo y anglicismo ya admitidos por la Academia de la lengua) no representa sino una fiscalización, comprobación o vigilancia de los trabajadores en cuanto a la marcha de las empresas, sobre todo en lo que se refiere a la inspección del cumplimiento de determinadas normas legales o convencionales.  

Controversia

Larga discusión. | Polémica. | Litigio.  

Contubernio

Habitación con otra persona. | Cohabitación ilícita. | Alianza vituperable (Dic. Acad). | En Roma, el matrimonio entre esclavos, o el de esclavo y liberta, que no surtió efectos jurídicos. La situación se mantuvo hasta el Derecho justinianeo, en que por efectos del cristianismo esa unión era matrimonio válido.  

Contumacia

En lo procesal, rebeldía (v.).  

Contumelia

Oprobio, injuria u ofensa dicha a una persona en su cara. | jurídicamente, delito de injuria (v.) caracterizado, sólo por definición académica, por la circunstancia de que se ejecute estando presente el injuriado.  

Convalidación

Acción y efecto de convalidar (v.).  

Convalidar

Tomar valido y con eficacia jurídica un acto antes anulable (v. CONFIRMAR.)  

"Convectio in manum"

Loc. lat. Institución del Derecho Romano, que afecta tanto al patrimonio como al matrimonio. Patrimonialmente se refiere al traspaso de la propiedad, que sólo se concibió en forma de transmisión universal de los bienes, situación en que se encuentra la mujer que, por haber contraído matrimonio cum manu, queda convertida ala condición de alieni iuris, y cuyo patrimonio se trasmite civilmente al del marido. Conyugalmente tiene el sentido de que, mediante el matrimonio, la mujer, tanto si era sui iuris como si era alieni iuris, salía de su familia civil y entraba en la de su marido, en una condición de sujeción o sometimiento total.  

Convención

En sentido general, ajuste y concierto entre dos o más personas o entidades. En esta acepción es tanto como convenio, pacto o contrato: | También. conveniencia v conformidad. De ahí que. con referencia a ciertos usos y costumbres sociales, como el saludo, los regalos, las felicitaciones, se diga que representan un convencionalismo, lo mismo que con relación a aquellas cosas a las cuales se atribuye un valor del que en realidad carecen. Pero la mayor importancia jurídica de la expresión es la que define la Academia de la lengua como asamblea de los representantes de un país, que asume todos los poderes. Convención de tipo oolítico fue caracterizadamente la asamblea revolucionaria francesa que actuó entre 1792 v 1795. que cambió en Francia el régimen de monarquía absoluta por el de una democracia liberal, rápidamente extendida a los gobiernos de los demás Estados europeos.  

Convención colectiva de trabajo

Contrato colectivo de condiciones de trabajo (v.).  

Convención Constituyente

Asamblea política, elegida por sufragio o designada por el poder en ejercicio, para instaurar o modificar una Constitución (v.). Sus principales aspectos se consideran en la voz CONSTITUYENTE (v.).  

Convención internacional

Acuerdo entre dos o más Estados para resolver y regular la ejecución y desarrollo de sus relaciones sobre materias de interés recíproco, como los convenios o convencionespostules, monetarias, comerciales. Es, en definitiva, un tratado cuya finalidad no es estrictamente política y que requiere menor solemnidad.  

Convenciones matrimoniales

Las que antes de la celebración del matrimonio hacen los futuros contrayentes y que pueden tener por objeto sólo la designación de los bienes que cada uno aporta y las donaciones que el esposo hiciere a la esposa. Carece de valor toda convención entre los esposos sobre cualquier otro objeto relativo a su matrimonio, así como toda renuncia del uno que resulte a favor del otro o del derecho a los gananciales de la sociedad conyugal. El concepto encuadra en la limitadísima libertad que al respecto rige en la legislación argentina. En otros ordenamientos, como el español, los contrayentes gozan de amplísimas facultades patrimoniales en sus capitulaciones matrimoniales. Ningún contrato de matrimonio podrá hacerse, so pena de nulidad, después de la celebración del matrimonio, ni el que se hubiere hecho antes podrá ser revocado, alterado o modificado. (v. DONACIóN POR RAZóN DE MATRIMONIO.)  

Convenio

Contrato. | Convención. | Pacto. | Tratado.  

Convenio colectivo de trabajo

Contrato colectivo de condiciones de trabajo (v.).  

Convenio de Roma

Suscrito en la capital italiana en 1933, determina normas para el resarcimiento de los daños causados por aeronaves a personas y bienes en la superficie. Este acuerdo fue completado por el Protocolo de Bruselas (v.).  

Convento

Casa o monasterio en que viven los religiosos o las religiosas bajo las reglas de su instituto. | Comunidad de religiosos o religiosas que habitan en una misma casa (Dic. Acad.).  

Convento jurídico

Tribunal romano ante el cual litigaban los pueblos provinciales. Son el origen de las chancillerías medioevales y de las posteriores audiencias (v.).  

Conversión

La transformación de un acto nulo en otro efícaz mediante la convalidación o confirmación (v.). | Novación, cambio, modificación. | Adopción de un credo religioso, considerado desde la creencia favorecida. | En lo financiero, reemplazo del papel moneda por su equivalente en metálico. | Reducción del tipo de interés para valores o títulos en curso (Dic. Der. Usual). (v. DEUDA PúBLICA.)  

Convertibilidad

Posibilidad legal de adquirir con la moneda nacional la de cualquier otro país. Hasta la primera guerra mundial, dada la estabilidad monetaria del mundo, la convertibilidad no se ponía en tela de juicio. Con posterioridad a 1914, ante los procesos devaluadores originados por las guerras y por regímenes de frustración económica o social, surgieron las restricciones y el control de cambios (v.). para aminorar en la generalidad de los países la convertibilidad de la propia moneda. La de los demás países se mantiene, aunque con cotizaciones viles en muchos casos.  

Convicto

Reo al que legalmente se ha probado su delito, aunque no lo haya confesado (Dic. Acad.). (v. CONFESO.)  

Convivencia conyugal

Cohabitación (v.).  

Convocación o convocatoria de acreedores

Trámite judicial que pueden instar los comerciantes, las sociedades mercantiles y los no comerciantes inscritos en el Registro Publico de Comercio que se encuentren en cesación de pagos, a efectos de prevenir la declaración de su quiebra, promoviendo una reunión de acreedores para tratar de llegar a un acuerdo con ellos. (v. CESACIóN DE PAGOS, CONCORDATO, CON-CURSO CIVIL DE ACREEDORES, QUIEBRA.)  

Convocatoria

Anuncio o escrito con el que se cita o llama a un lugar, en día y hora señalados, para algún acto. | Decreto que llama a elecciones, para la fecha y para los cargos que expresa.  

Cónyuge

Cada una de las personas (marido y mujer) que integran el matrimonio monogámico. La relación conyugal ofrece importancia jurídica en el orden civil (régimen de bienes, derechos hereditarios, potestades sobre los hijos, domicilio) y también en el orden penal, porque el homicidio de un cónyuge por el otro configura el delito de conyugicidio (v.). así como el quebrantamiento del deber de fidelidad tipifica en algunos códigos el delito de adulterio (v.).  

Conyugicida

Marido que da muerte a su mujer. | Mujer que mata al marido.  

Conyugicidio

Muerte causada por uno de los cónyuges al otro. Se entiende que dolosamente. En Derecho Penal no configura delito específico, sino que entra dentro del concepto general del homicidio y que. como circunstancia de agravación, otras legislaciones llaman parricidio o asesinato y otras homicidio calificado (v.). Si la víctima es la mujer y el marido el autor, el conyugicidio es llamado uxoricidio y ofrece importancia en algunas legislaciones con relación al adulterio (v.), por cuanto el marido que da muerte a su mujer en determinadas circunstancias puede buscar una atenuante en la emoción violenta (v.) o en la vindicación de su honor.  

Coobligado

Cada uno de los obligados (v.) conjuntamente por un mismo nexo jurídico imperativo, de origen voluntario o no. | Quien responde con otro o por otro, aun en distinta situación jurídica, como el fiador.  

Cooperativas y cooperativismo

Desígnase como cooperativismo la tendencia o doctrina favorable a la cooperación en el orden económico y social, que tiene su manifestación en el acercamiento de las personas o de grupos de ellas para la realización de su ayuda recíproca en el cumplimiento y obtención de determinadas finalidades. El cooperativismo alcanza tales fines mediante la formación de sociedades cooperativas o de organismos mutuales, representativos de una forma de cooperativismo. Las cooperativas más corrientes son las llamadas de producción y de consumo, según que tengan como objeto producir mercaderías para venderlas a los cooperadores a más bajo precio o adquirir mercaderías para el consumo de los cooperadores, también a menor precio. Son también corrientes las cooperativas para la construcción, generalmente para la propiedad horizontal; pero éstas han quedado en algunos países, como la Argentina, bastante desacreditadas por haber desvirtuado sus verdaderos fines. El mutualismo (v,) tiene su mayor desarrollo y eficacia cuando se orienta hacia la prestación de servicios médicos, farmacéuticos y funerarios o ala cobertura económica de determinados riesgos afectantes a los mutualistas.  

Copartícipe

Condueño o condómino. | Colaborador en la perpetración de un delito. | Agraciado, con otro o más, en lotería o rifa.  

Copia

Reproducción fiel de un escrito. | Imitación de alguien o de algo. | Plagio.  

Copiador de cartas

Uno de los libros de comercio (v.), impuesto casi siempre por ley a efectos de la contabilidad mercantil y de ciertas inspecciones públicas.  

Coposeedor

Cada uno de los titulares de una coposesión (v)..  

Coposesión

Posesión que dos o más personas tienen sobre una misma cosa (una casa, un terreno), debiendo entenderse, como en el supuesto del condominio (v.). que cada uno de los coposeedores ejerce la coposesión sobre la totalidad de la cosa mientras no sea dividida.  

Copropiedad

Condominio (v.).  

Copropietario

Condómino (v.).  

Cópula carnal

Acto sexual (v.).  

"Copyright"

Voz inglesa que designa internacionalmente los derechos de autor debidamente registrados y que figura en las páginas iniciales de los libros.  

Cordel

Vía pastoril para el ganado trashumante, de 37 metros y 50 centímetros, en España.  

Cordel de merinas

Servidumbre para el paso del ganado trashumante, menor que la cañada (v.). Es de carácter privado en el gravamen, a diferencia de lo público advertible en la voz genérica, cordel (v.).  

Corona

Ornamento honorífico, de formas muy diversas, casi siempre de metales y piedras preciosas, que ciñe la cabeza y corresponde al monarca o a los que poseen títulos aristocráticos. | El reino y la monarquía. | La tonsura clerical y el fuero de que gozan los que la llevan (Dic. Der. Usual).  

Coronel

Grado militar superior al de teniente coronel e inferior al de general. Su mando normal es el de un regimiento.  

Corporaciones de oficios

Agrupaciones de personas unidas por el ejercicio de una misma actividad, profesión o arte, para la defensa de sus intereses colectivos. Las corporaciones de oficios, que tuvieron su auge durante la Edad Media y duraron hasta que la Revolución francesa las suprimió, estaban integradas, dentro de cada rama profesional, por un orden jerárquico de maestros, compañeros y aprendices. Se regían por sus propios estatutos, en los que se regulaban no solo el ingreso y el ascenso a las respectivas categorías, sino también el régimen de enseñanza que debían dar los maestros a los aprendices y el de las condiciones que tenían que reunir los productos elaborados. Esto, aparte algunas normas de asistencia para casos de enfermedad o de muerte de los asociados. Las ideas, en este aspecto equivocadas, de la Revolución francesa vieron en las corporaciones de oficios un atentado a la libertad de trabajo, por lo que fueron prohibidas. Cabe afirmar que esas corporaciones representan, aunque con modalidades muy diferentes, el antecedente inmediato de los actuales sindicatos de trabajadores.  

Corporativismo

Sistema de organización político-social que tiene como fundamento la agrupación de las personas conforme ala comunidad de sus intereses naturales y sus funciones sociales. Con ese sentido se crearon las corporaciones de oficios (v.), cuya tradición arranca de muchos siglos. Más la expresada finalidad fue desacreditada por la implantación en Italia del régimen fascista, y, posteriormente, en Alemania con el régimen nazi y en España con el falangismo, ya que tales regímenes totalitarios pretendieron asentar su poder político utilizando las corporaciones profesionales para regir desde el gobierno la vida íntegra del trabajo, suprimiendo toda forma de gobierno democrático.  

"Corpus"

Voz lat. Elemento material de la posesión, por el cual se designa el poder de hecho que se ejerce sobre una cosa.  

"Corpus Iuris Canonici"

En lo jurídico, compilación de las normas pontificias y otras eclesiásticas realizada durante la Edad Media, y a la que se agregaron decretales hasta fines del siglo XVI.  

"Corpus Iuris Civilis"

Es designada así la obra legislativa de Justiniano, llevada a cabo entre los años 528 y 565 de nuestra era. La expresada denominación se empleó por primera vez en 1583, en una edición publicada en Ginebra por Dionisio Gotofredo. El Corpus Iuris Civilis está integrado por el Código, que comprende el primitivo del 529, modernizado por el Codex repetitae praelectionis del 534, que sustituyó al anterior con fuerza de ley; el Digesto (Digesta sive pandectae), que comenzó a regir el 533; las Instituciones, tratado elemental de Derecho, publicado en el 533, y las Novelas, recopilación de la legislación justinianea, publicada después del Código, entre 536 y 565. (v. CóDIGO DE JUSTINIANO, DIGESTO.)  

Correalidad

En las obligaciones solidarias, se denomina así la "naturaleza jurídica del vínculo que une a los acreedores y deudores ligados por una obligación correar’ (Cabanellas). En el Derecho Romano se entendía que una obligación tenía ese carácter cuando, no obstante ser divisible, se establecía legal o convencionalmente que cada uno de los deudores considerase a cada uno de los acreedores como titular de la totalidad del crédito y con derecho a exigirlo así.  

Corrección

Enmienda. | Mejora, perfección. | Censura, reproche. | Represión de la autoridad contra los que infringen sus disposiciones. | Facultad represiva que tienen los jueces y tribunales con respecto a las personas sometidas a su jurisdicción. | Castigo que los padres pueden imponer a sus hijos, en virtud de la patria potestad. | Fin perseguido por las penas que sea aplican de acuerdo con las modernas orientaciones del Derecho Penal (Dic. Der. Usual).  

Correccional

Que se propone corregir. | Establecimiento penal destinado al cumplimiento de condenas de gravedad intermedia. (v. PENA CORRECCIONAL.)  

Correccionalismo

Sistema penal que tiende a modificar por la educación, en establecimientos adecuados, la propensión ala delincuencia (Dic. Acad.).  

Corredor

En algunas legislaciones se lo considera auxiliar del comercio, cuya actividad profesional es el corretaje (v.). En la Argentina, para ser corredor se requiere el cumplimiento de los siguientes requisitos: un año de domicilio, veintidós años de edad como mínimo, matrícula en el tribunal de comercio de su domicilio, haber ejercido el comercio por sí o en alguna casa de corredor o de comerciante por mayor en calidad de socio o gerente, o cuando menos tenedor de libros, con buen desempeño y honradez y prestar juramento, ante el tribunal de comercio, de llenar fielmente los deberes impuestos. (v. REGISTRO PúBLICO DE COMERCIO.)  

Correduría

Oficio del corredor de comercio. | Corretaje o comisión. | Delación.  

Corregidor

En el Derecho histórico español, el magistrado que ejercía en su territorio la jurisdicción real v entendía en las causas contenciosas y gubernativas, y en el castigo de delincuentes. | También, el alcalde de nombramiento real que presidía el ayuntamiento y ejercía funciones gubernativas. | El sistema de los corregidores pasó a los territorios americanos de dominación española. "En lo político, tenía el corregidor la jurisdicción civil y criminal; como justicia mayor, era superior a los alcaldes, y como gobernador, encumbrado funcionario de grandes prerrogativas" (Ruiz Guiñazú).  

Correidad

Neologismo penal. Vinculación que une a dos o más personas acusadas en una misma causa criminal; o sea, relación entre varios reos sujetos a un procedimiento penal único. (v. CODELINCUENCIA.)  

Correo

Quien en una causa figura como acusado, o reo, en unión de otros. | Quien por oficio trae o lleva correspondencia, cartero. | Servicio público encargado de recoger, transportar y distribuir la correspondencia. | Oficina postal. | Correspondencia o conjunto de cartas u otros pliegos (Dic. Der. Usual).  

Correr

Del andar de prisa, de modo que a veces ninguno de ambos pies toque el suelo, deslizarse las aguas de los ríos y demás cursos. | Transcurrir un plazo. | Devengar un sueldo o salario. | Su-frir-o estar expuesto a algo. | Arrendar o subastar (Dic. Der. Usual).  

Correspondencia

Correo, cartas u otros documentos postales. (v. CONTRATO ENTRE AUSENTES, VIOLACIóN DE CORRESPONDENCIA Y PAPELES PRIVADOS.)  

Corresponsal

Comerciante a quien otro, que reside en distinta plaza, encarga sus negocios mercantiles. | Cada uno de los que entre sí mantienen correspondencia (v.) por correo.  

Corretaje

Actividad profesional mediante la cual quien la ejerce trata de acercar la oferta con la demanda, a efectos de promover la contratación. En consecuencia, el corredor (v.) es un intermediario entre quien ofrece una cosa y quien puede o quiere tomarla, a fin de ponerlos de acuerdo para ‘terminar el negocio jurídico de que se trate. El corredor no actúa como mandatario de las partes interesadas. Algunas legislaciones califican al corredor como auxiliar del comercio.  

Corriente

Participio o adjetivo. Que corre o transcurre, | Se dice del mes, año o siglo en que se está. | Normal. | Usual, habitual, acostumbrado. | Sabido o admitido. | Con curso en el comercio. | Sujeto a fluctuaciones (L. Alcalá-Zamora). (v. CUENTA y MONEDA CORRIENTE.) Sustantivo. Curso de las aguas. | Tendencia. | Actitud colectiva predominante (Dic. Der. Usual).  

Corrigendo

El que sufre pena o corrección en algún establecimiento o punto destinado al efecto (Dic. Acad.).  

Corromper

Sobornar, cohechar. | Dañar, echar a perder. | Pervertir, viciar. | Seducir con propósito sexual a una mujer (Dic. Der. Usual).  

Corrupción

En Derecho Penal, la corrupción está representada por diversas figuras delictivas, entre las que cabe señalar, de modo orientador. la prostitución de menores de edad, cualquiera que sea su sexo, sin violencia, y aun mediante su consentimiento; la ejecución de esos mismos hechos mediando engaño, violencia, intimidación, abuso de autoridad o relación familiar; la promoción o facilitación con ánimo de lucro, o para satisfacer deseos ajenos, de la corrupción o prostitución de mayores de edad mediante engaño, violencia, abuso de autoridad, etc.; la publicación o circulación de libros, escritos, imágenes u objetos obscenos; el ejecutar, o hacer ejecutar a otro, en sitio público, exhibiciones obscenas; realización de actos obscenos con personas de uno u otro sexo, sin que haya acceso carnal, teniendo la víctima menos de doce años o si se hallare privada de razón, así como también si se empleare fuerza o intimidación.  

Corruptela

Mala costumbre o abuso, especialmente introducidos contra la ley (Dic. Acad.).  

Corruptor

Responsable de corrupción (v.); en especial, el que promueve la de niños o jóvenes o la de mujeres hasta entonces de buena fama.  

Corsario

Capitán de un barco con patente de corso (v.). | Pirata. | Barco que lleva acabo guerra irregular en el mar. (v. PIRATERíA.)  

Corso

(v. PATENTE DE CORSO.  

Corte

Ciudad donde reside el gobierno de una nación monárquica, en donde se encuentran constituidos sus principales consejos y tribunales. | Por analogía, capital de república o Estado en general. | Nombre de diversos tribunales de apelación y casación (Dic. Der. Usual).  

Corte de apelación

En Francia, tribunal de segunda instancia en lo civil,  

Corte de casación

En Francia y países en ella inspirados, el Tribunal Supremo de Justicia, que, en especial, unifica la jurisprudencia por medio de la casación (v.).  

Corte de Justicia de las Comunidades Europeas (C.J.C.E.)

Organismo internacional que tiene a su cargo resolver las diferencias relativas a la aplicación de los tratados de la Comunidad.  

Corte Internacional de Justicia

Organismo judicial creado por la Organización de las Naciones Unidas al terminarse la segunda guerra mundial, a efectos de resolver las diferencias que voluntariamente le sometan los Estados miembros de aquel organismo, especialmente en materias de interpretación de tratados, violación de obligaciones internacionales, naturaleza o extensión de la reparación a que dé lugar el quebrantamiento de una obligación internacional. La Corte Internacional está constituida por quince magistrados independientes. elegidos por la Asamblea General y el Consejo de Seguridad de la O.N.U. entre personas que gocen de alta consideración moral y que reúnan las condiciones requeridas para el ejercicio de las más elevadas funciones judiciales en sus respectivos países, o que sean jurisconsultos de reconocida competencia en materia internacional cualquiera que sea su nacionalidad, no pudiendo pertenecer dos de ellos a un mismo Estado. Desempeñan sus funciones por nueve años y pueden ser reelegidos. La Corte Internacional de Justicia viene a ser la continuación de la Corte Permanente de Justicia Internacional, creada en virtud de lo dispuesto por el art. 14 del Pacto de la extinguida Sociedad de las Naciones. La Corte Internacional de Justicia, igual que su antecesora, tiene su asiento en La Haya.  

Corte Suprema de Justicia

Según la terminología de otros países, Tribunal Supremo de Justicia. Es el más alto organismo del Poder Judicial de una nación. Como es natural, sus funciones difieren de unos Estados a otros, y aun dentro de un mismo país de tipo federal. Lo más corriente es que la Corte Suprema de Justicia, además de las funciones de superintendencia sobre los tribunales inferiores, tenga a su cargo la resolución de los recursos de casación (v.), en los países en que tal recurso se encuentra establecido. En la Argentina, la Corte Suprema de Justicia ejerce las funciones de superintendencia y, en cuanto a las jurisdiccionales, conoce originaria y exclusivamente, en única instancia, en las causas que se susciten entre la nación o una provincia o sus vecinos con un Estado extranjero; en las concernientes a embajadores, ministros plenipotenciarios o cónsules extranjeros, y en las que se promueven entre la nación y una o más provincias o entre éstas. También entiende en única instancia en los recursos de revisión y aclaración de sus propias sentencias, en los casos expresamente previstos por la ley, tanto en materia civil como en materia penal. Actúa como tribunal de alzada, por recurso ordinario, en tercera y última instancia, de las sentencias definitivas de las Cámaras Nacionales de Apelaciones en las causas en que la nación sea parte directa y el valor disputado exceda de determinada cantidad; en las causas de extradición de criminales reclamados por países extranjeros; en las causas derivadas de apresamientos o embargos marítimos en tiempo de guerra, salvamento militar y nacionalidad del buque; en las causas criminales por delitos contra la seguridad del Estado y la nación o contra los poderes públicos y el orden constitucional, cuando la pena aplicable exceda de seis años; en las causas suscitadas entre una provincia y los vecinos de otras. Asimismo puede intervenir por recurso ordinario de apelación en las sentencias penales de revisión de las Cámaras Federales. Conoce asimismo de los recursos directos por apelación denegada y de los de queja por retardo de justicia. en nombre de las Cámaras Nacionales, y dirime las cuestiones de competencia entre jueces y tribunales del país que no tengan un órgano superior jerárquico común. Por vía de recurso extraordinario, entiende en las sentencias definitivas de cualquier tribunal nacional, provincial o militar cuando en el pleito se haya puesto en cuestión la validez de un tratado, de una ley del Congreso o de una autoridad ejercida y la decisión haya sido contra su validez; cuando la validez de una ley, decreto o autoridad provinciales se haya puesto en cuestión alegando ser repugnante a la Constitución nacional, a los tratados o leyes del Congreso y la decisión haya sido en favor de la validez, y cuando haya sido cuestionada la inteligencia de alguna cláusula constitucional o de un tratado o ley del Congreso.  

Cortes

En España, desde tiempos antiguos, se designan con este nombre las asambleas donde deliberan los representantes del pueblo, o de los diversos estados o clases sociales. Equivalen asía parlamento, cámara, congreso. Cuando rige el bicameralismo normal dentro de lo parlamentario, con las excepciones de las Cortes de Cádiz. a comienzos del siglo XIX, y el Congreso de la Segunda República, de 1931 en adelante-, el Senado, o cámara alta, y el Congreso de los Diputados, o cámara baja, constituyen las Cortes (L. Alcalá-Zamora).  

Cortes Constituyentes

Nombre dado al Parlamento que se convoca y delibera para establecer una Constitución, modificarla o revisarla. Esto implica, en lo que a reforma se refiere, que existe un procedimiento especial para ello, distinto del de las leyes normales. atribución del Poder Legislativo. Las Constituyentes se disuelven al terminar su misión o se transforman en cortes ordinarias (v.) hasta concluir su duración o ser disueltas.  

Cortes ordinarias

El Parlamento que ejerce el Poder Legislativo dentro de la normalidad constitucional, elegido y renovado según los preceptos en vigor, pero sin facultades para innovar en lo constitucional allí donde es incumbencia exclusiva de las Cortes Constituyentes (v.).  

Cortesía

Demostración de urbanidad, afecto o respeto. | Regalo o dádiva. | Merced, gracia o beneficio. | Espera de unos días concedida luego del vencimiento de una letra (Dic. Der. Usual).  

Cortesía internacional

Doctrina y norma de conducta aplicada en el Derecho Internacional, según la cual las leyes de un Estado, no obstante su ineficacia extraterritorial, pueden recibir aplicación en un Estado distinto y en ciertos casos por atención, deferencia o benevolencia de ésta hacia aquél, por razones de utilidad recíproca y por la esperanza de normas de reciprocidad.  

Corvea

Durante el feudalismo, prestación personal (v.) gratuita a favor de los señores, a quienes debían los vasallos cierto número de jornadas de trabajo personal, o de sus caballerías y carros (Dic. Der. Usual).  

Cosa

Todo objeto material susceptible de tener un valor. La cosa y el objeto inmaterial susceptible de tener valor se denomina bien (v.).  

Cosa accesoria

Bien accesorio (v.).  

Cosa ajena

La que pertenece a otro. Su adquisición sólo resulta legal de acuerdo con la voluntad del dueño o en la forma dispuesta en las leyes en casos de responsabilidad o de sucesión intestada. En otro caso, y siendo objeto mueble, se incurriría en robo (de emplear fuerza o violencia) o en hurto (si se obrase con habilidad o astucia), y en usurpación, si se tratara de inmuebles.  

Cosa común

Condominio (v.).  

Cosa consumible

Bien consumible (v.).  

Cosa corporal

Bien corporal (v.).  

Cosa divisible y cosa indivisible

Diferenciación de notoria importancia en materia de obligaciones, contratos, derechos reales y sucesiones. Se entiende que son divisibles aquellas cosas que, sin ser destruidas por entero, pueden ser divididas en porciones reales, cada una de las cuales forma un todo homogéneo y análogo tanto a las otras partes como a la cosa misma. Contrariamente, serán indivisibles las cosas que al dividirlas queden enteramente destruida< es decir que no puedan ser utilizadas después de haber sido fraccionadas, así como también cuando la división convierta en antieconómico su uso y aprovechamiento.  

Cosa específica

La que no puede ser sustituida por otra, por lo cual el concepto equivale al de cosa nofungible (v.). La condición jurídica de la cosa específica, "si bien la capacita por su determinación para la mayoría de los derechos reales, pudiendo ser objeto de ellos, así como de otros negocios jurídicos, en cambio, no puede figurar por su individualización y determinación en el préstamo mutuo" (Enc. Jur. Omeba). (v. COSA GENéRICA.)  

Cosa fuera de comercio

Aquella cuya inalienabilidad absoluta se encuentra determinada por la ley, o cuya enajenación está prohibida por actos entre vivos o disposiciones de última voluntad, siempre que tal prohibición se encuentre legalmente permitida. Se considera relativamente inalienable-o sea, relativamente fuera del comercio- la que para su enajenación necesita autorización previa. En el Derecho Romano, las cosas fuera del comercio se denominaban res extra commercium. Es un término de oposición al de res in commercium; es decir, al de cosas cuyo comercio está permitido.  

Cosa fungible

Bien fungible (v.).  

Cosa genérica

La que puede ser sustituida por otra, y en ese sentido representa un término equivalente al de cosa fungible. (v. COSA ESPECíFICA.)  

Cosa inalienable

Bien inalienable (v.).  

Cosa incorporal

Bien incorporal (v.).  

Cosa indivisible

(v. COSA DIVISIBLE y COSA INDIVISIBLE.  

Cosa inmaterial

Bien inmaterial (v.).  

Cosa inmueble

Bien inmueble (v.).  

Cosa juzgada

Autoridad y eficacia que adquiere la sentencia judicial que pone fin a un litigio y que no es susceptible de impugnación, por no darse contra ella ningún recurso o por no haber sido impugnada a tiempo, lo que la convierte en firme. Es característico en la cosa juzgada que sea inmutable e irreversible en otro procedimiento judicial posterior. Se dice que la cosa juzgada es formal cuando produce sus consecuencias en relación con el proceso en que ha sido emitida, pero que no impide su revisión en otro distinto, como sucede en los procedimientos ejecutivos y en otros juicios sumarios, como los de alimentos y los interdictos, puesto que el debate puede ser reabierto en un juicio ordinario, y que es substancial cuando sus efectos se producen tanto en el proceso en que ha sido emitida cuanto en cualquiera otro posterior. La cosa juzgada constituye una de las excepciones perentorias que el demandado puede oponer a la acción ejercitada por el actor; para ello es necesario que concurran los requisitos de identidad de las personas, identidad de las cosas e identidad de las acciones.  

Cosa litigiosa

Bien litigioso (v.).  

Cosa mueble

Bien mueble (v.).  

Cosa no consumible

Bien no consumible (v.).  

Cosa no fungible

Bien no fungible (v.).  

Cosa nullíus

Bien nullíus (v.).  

Cosa principal

Bien principal (v.).  

Cosa universal

La formada por un conjunto o agrupación de cosas singulares que integran una unidad intelectual con denominación colectiva, como un rebaño una colección artística, una biblioteca, el mobiliario de una casa. (v. UNIVERSALIDAD.)  

Cosa vendida

La contraprestación del precio en la compraventa. | Todo bien que ha sido objeto de enajenación contra dinero o valor asimilable. En este aspecto se limita en el tiempo a lo cercano y ala última transmisión mediante contrato, porque, en la cadena de la sucesión de las cosas entre los hombres, casi todo lo estable o que perdura ha sido vendido alguna vez, aun cuando no sea ésa la referencia que se utilice para su identificación.  

Cosas en tránsito

En Derecho Internacional Privado, según la definición de Pillet y Niboyet, son las cosas muebles que, sin poseer una individualidad, como el buque o la aeronave. transitan necesariamente por diversos países en el curso de un viaje. A estas cosas en tránsito se refería Savigny cuando afirmaba que "el lugar que las cosas muebles ocupan en el espacio puede ser tan indeterminado y variable que no exista ninguna idea precisa sobre el territorio en que se encuentren", lo que "excluye naturalmente la sumisión voluntaria al Derecho local de ese territorio". A esa situación de cosas en tránsito se refiere al Código Civil argentino cuando afirma que "los muebles que el propietario lleva siempre consigo, oque son de su uso personal, esté o no en su domicilio, como también los que se tienen para ser vendidos o transportados a otro lugar, son regidos por las leyes del domicilio del dueño".  

Cosecha

Conjunto de frutos que se recogen de la tierra, como el trigo, la uva, la aceituna. | Producto que se obtiene de dichos frutos mediante el tratamiento adecuado. | Temporada en que se recogen. | Ocupación de recolectarlos (Dic. Acad.). A un lado la inmensa importancia jurídica, económica y laboral de las cosechas, base del sustento humano, alguna de sus variedades, como la cosecha en pie, la de frutos pendientes, origina frecuentes contratos aleatorios en su comercio.  

Costa

Físicamente, la orilla del mar. | En lo económico, lo que se da o paga por algo. | Importe de la manutención del trabajador cuando se le abona como sobresalario.  

Costas

Gastos que se ocasionan a las partes con motivo de un procedimiento judicial, cualquiera que sea su índole. En ese sentido se dice que una de las partes es condenada en costas cuando tiene que pagar, por ordenarlo así la sentencia, no solo sus gastos propios, sino también los de la contraria. Acerca de la condena en costas, las legislaciones mantienen dos criterios disímiles; para unas sólo procede cuando la parte que pierde el pleito ha actuado con temeridad o con mala fe, mientras para otras se aplica siempre al perdidoso, salvo que el juez lo exima de su pago por consideraciones especiales, que debe determinar.  

Coste o costo

Lo que cuesta en dinero una cosa o un servicio. | Precio. | Gasto.  

Costumbre

Hábito adquirido por la repetición de actos de la misma especie. La Academia la define, dentro del vocabulario forense, como la que se establece en materia no regulada o sobre aspectos no previstos por las leyes. Esta costumbre se denomina sin ley o fuera de la ley, y está llamada a llenar las lagunas legales. Representa, en ese aspecto, una de las fuentes del derecho. La costumbre puede ser también según la ley y sirve para corroborar y desarrollar sus preceptos, y contra la ley, la que, en principio, carece de eficacia, pero que en ocasiones ha producido efectos jurídicos, especialmente en materia comercial. El Código Civil argentino establece que los usos y costumbres no pueden crear derechos sino cuando las leyes se refieren a ellos o en situaciones no regladas legalmente. Es decir que admite la costumbre sin ley o según ley, pero no contra ley. El Código de Comercio establece que las costumbres mercantiles pueden servir de regla para determinar el sentido de las palabras o frases técnicas del comercio, y para interpretar los actos o convenciones mercantiles.  

Cotejo

Acción de cotejar, de confrontar una cosa con otra u otras. Tiene importancia en Derecho Procesal, porque el cotejo de letras constituye una prueba pericial que se practica cuando no se reconoce o niega la autenticidad de un documento privado presentado en juicio.  

Cotización

Determinación del curso del cambio y del precio corriente de las mercaderías, fletes, seguros, fondos públicos nacionales y cualesquiera otros papeles de crédito, como resultado de las operaciones y transacciones reales y legítimas verificadas habitualmente en las bolsas o mercados.  

Coto

Terreno o predio acotado, con señales de una u otra clase en sus lindes. | Mojón puesto en un término. | Límite, linde. | Población de alguna parroquia de señorío. Según otra etimología, coto expresa postura o tasa. | Además, concierto entre comerciantes para vender a cierto precio (v. MONOPOLIO.)  

Covachuela

Cualquiera de las secretarías del despacho universal que hoy se llaman ministerios. Dióseles este nombre porque estaban situadas en los sótanos del antiguo palacio real. | También se denominan así otras oficinas públicas. | Actualmente la expresión es empleada en sentido peyorativo.  

Covada

Palabra no recogida por el Diccionario de la Academia, pero de uso habitual para referirse a una costumbre de algunos pueblos primitivos y que subsiste todavía en grupos de baja civilización en ciertos países, consistente en la actitud del padre de acostarse en el lecho materno junto al recién nacido, con intención de reemplazar a la mujer que acaba de dar a luz, e inclusive simular los dolores del parto, para recibir los cuidados consiguientes y los plácemes de los parientes y vecinos, mientras la madre asume la responsabilidad de las tareas exigidas por el hogar. Algunos autores opinan que tal costumbre se encuentra vinculada con la pretensión de afirmar la autoridad paternal en el momento histórico del tránsito del régimen familiar y social del matriarcado al del patriarcado (Enc. Jur. Omeba).  

Credenciales

Documento que, en las normas del Derecho Internacional Publico, sirve para acreditar y probar, al gobierno de un Estado, la representación que va a ejercer ante él el jefe de una misión diplomática de otro Estado. | También, conforme a la definición de la Academia de la lengua, el documento oficial que sirve para que a un empleado se le dé posesión de su plaza, sin perjuicio de obtener luego el título correspondiente.  

Crédito

Derecho que tiene una persona, llamada acreedor, de exigir de otra, denominada deudor, un determinado comportamiento. | Por antonomasia, cuando lo exigible es una suma de dinero.  

Crédito anticrético

El correspondiente a un acreedor anticresista (v.).  

Crédito común o simple

Aquel que pertenece a un acreedor común o simple (v.).  

Crédito exigible

El que el acreedor puede reclamar de su deudor, por puro o por cumplido el plazo o la condición.  

Crédito extraordinario

Luego de aprobado el presupuesto estatal, el que lo amplía para alguna finalidad no prevista y necesaria o útil (v. CRéDITO ORDINARIO.)  

Crédito hipotecario

El que tiene por titular a un acreedor hipotecario (v.).  

Crédito incobrable

El que, por insolvencia del deudor o imposibilidad de ejercer las acciones que lo amparaban, resulta jurídica o racionalmente de imposible cobro. En la partición hereditaria no hay responsabilidad por los calificados de créditos incobrables; pero, si llegan a cobrarse en todo o en parte, se distribuirá proporcionalmente lo percibido entre los coherederos. Créditos incobrables en parte, pero definitivamente, son los que han sido objeto de quita en un convenio con un concursado o quebrado.  

Crédito líquido

El que se concreta en una cantidad de dinero exactamente precisada.  

Crédito litigioso

Aquel sobre el cual han de resolver los tribunales, y es tal desde la contestación de la demanda, por cuanto así se revela oposición al pago o al cumplimiento inmediato.  

Crédito ordinario

En los presupuestos de las corporaciones públicas, cada partida de gastos prevista y aprobadaen su oportunidad. (v. CRéDITO EXTRAORDINARIO.). | En concursos y quiebras, el de todo acreedor no privilegiado.  

Crédito pignoraticio o prendario

El constituido y exigible por un acreedor pignoraticio o prendario (v.).  

Crédito privilegiado

Aquel del que goza, para pago preferente, un acreedorprivilegiado (v.).  

Crédito público

Confianza que inspira la solvencia de una nación o la honestidad de un gobierno, especialmente en relación con las operaciones O empréstitos que efectúa. | Concepto que inspira un particular o una entidad privada u oficial en cuanto al cumplimiento de sus compromisos, promesas, contratos y obligaciones. | Préstamo concedido por un organismo público (Dic. Der. Usual).  

Crédito quirografario

El propio del acreedor quirografario (v.).  

Crédito refaccionario

El que, por concepto de obras, corresponde al acreedor refaccionario (v.).  

Crédito solidario

El exigible, en su totalidad, por cualquier acreedor solidario (v.), del deudor único o de los varios obligados.  

Cremación

Incineración o quema de los cadáveres. El tema ofrece proyección jurídica por medio de la disposición de última voluntad que así lo establece. La Iglesia se opone, por piadosa tradición cristiana, a la cremación, al menos en la normalidad, a un lado mortandades en combates cruentos o catástrofes con millares de víctimas que requieren activa defensa sanitaria para los supervivientes. No obstante, las autoridades civiles acceden en casi todos los países ante fehaciente constancia del deseo del difunto, ya por escrito, ya por transmisión familiar atendible (L. Alcalá-Zamora).  

Crematística

Economía política (v.). | Interés pecuniario de un negocio (Dic. Acad.).  

Cretinismo

Enfermedad que muestra retraso intelectual a la par que defectos orgánicos. Motiva la incapacidad consiguiente y la tutela en su caso del afectado ya mayor de edad.  

Criado

Sirviente doméstico por un salario. (v. SERVICIO DOMéSTICO.)  

Criatura

Recién nacido. | Feto en el seno materno.  

Crimen

Delito grave, según la definición de la Academia, y es ése también el concepto que corrientemente se da al vocablo. Sin embargo, algunos códigos penales, como el argentino, no establecen esa distinción, pues, en la denominación genérica de delito (v.), incluyen todas las clases y categorías de infracciones punibles, con excepción de las contravenciones o faltas, que constituyen infracciones asimismo punibles, pero de menor importancia. Y cuando se hace referencia en las leyes o en la doctrina a la responsabilidad criminal, se entiende incluida la que se deriva de la comisión de cualquier hecho delictivo. Así, pues, mantienen una clasificación bipartita. Contrariamente, otros códigos aceptan la clasificación tripartita (crímenes, delitos y contravenciones), según la mayor o menor gravedad de la infracción penal. Soler señala la conveniencia de hacer doctrinalmente una clasificación bipartita, en la cual el crimen esté representado por una infracción grave, sancionable con pena superior a cinco años de prisión, y el delito quede para todas las demás infracciones, castigadas con penas que no excedan de cinco años ni bajen de seis días de privación de libertad. En orden al Derecho Internacional Público. la palabra crimen ha adquirido especial trascendencia, porque con ella se alude, a partir de las dos guerras mundiales, no solo al quebrantamiento de las reglas de la contienda bélica, que habían sido establecidas por tratados o por costumbres, sino también a ciertos procedimientos vandálicos empleados por los gobiernos y los ejércitos de determinados países. Más concretamente, se denominan crímenes de guerra los de genocidio (v.) que se utilizaron durante la segunda de aquellas guerras y que sirvieron para destruir millones de vidas humanas con propósitos de persecución racial, empleando para ello los procedimientos de más refinada crueldad, y de los cuales fueron víctimas personas no combatientes, sin distinción ni de edades ni de sexos. Esos hechos dieron lugar, terminada la guerra, al conocido juicio de Nuremberg (y a otros posteriores), en el que se pronunciaron múltiples condenas, muchas de ellas a muerte, contra políticos y militares alemanes. (v. CONTRAVENCIóN, RESPONSABILIDAD.)  

Crimen de guerra

Acción u omisión de un beligerante contraria a las leves de la guerra (v.). al Derecho de Gentes y a la conciencia humana en general. Tal concepto no merecerfa reparos, si en la realidad no dependiera del vencedor, inmune en sus tropelías, mientras se erige en juez y parte del vencido y acusado. Dentro de lo espinoso de la cuestión, sin duda resulta un valor moral que constriñe en mucho al invasor en general y en especial al agresor, sobre todo luego de 1945, en que los aliados vencedores hicieron efectiva esa amenaza punitiva al juzgar y condenar a varios de los responsables de crímenes de guerra de los totalitarios.  

"Crimen maiestatis"

Loc. lat. Precedente, en el Derecho Romano, de las infracciones penales que hoy se conocen como delitos o crímenes contra la patria o contra la nación o el Estado. En Roma constituían el crimen maiestatis los hechos que ofendían la seguridad del pueblo romano. Con el nombre genérico de perduellio (crimen de Estado o de alta traición), significaba todo acto de hostilidad a la patria. En él incurrían quienes huían de la batalla, abandonaban una fortaleza, entregaban campamentos, hacían la guerra sin orden del príncipe o desertaban del ejército romano. También entraban en esta calificación delictiva las acciones cometidas con ánimo hostil contra el príncipe y el Estado, tales como la rebelión, el favorecimiento de guerras internas o externas, o el atentado contra el príncipe. La perduellio era castigada con la pena capital y los sucesores del reo que no acreditaban su inocencia habían de sufrir la confiscación de bienes del muerto. Incurrían en el crimen maiestatis imminutae quienes ejecutaban actos irreverentes contra la majestad soberana.  

Crimen pasional

El originado por la violencia del odio, del amor, los celos u otras pasiones, con predominio evidente de lo sexual en bastantes casos.  

Crimen perfecto

En general, el no descubierto por la justicia. Más concretamente, el concebido y ejecutado con tal arte que no permite identificar al autor.  

"Crimen repetundarum"

Loc. lat. Llamábanse así, en el Derecho Romano, una serie de hechos de corrupción propiamente dicha, conjuntamente con los de concusión (v.).  

"Crimen residuorum"

Loc. lat. En el Derecho Romano, delito que cometía quien retenía dinero público sin darle el destino a que estaba afectado.  

"Crimen vis"

Loc. lat. En el Derecho Romano, el delito que cometía quien, por medio de la fuerza, constreñía físicamente aun persona para que dejase de realizar un acto contra su propia voluntad, cohibiese esa voluntad mediante la amenaza de un mal o le causase miedo, a fin de determinar a ejecutar o a no ejecutar una acción. (v. COACCIóN. COERCIóN.)  

Criminal

Adjetivo. Relativo al crimen (v.) y. por extensión, al delito en general. | Propio del Derecho Criminal o Penal. | Substantivo. Autor de un crimen o grave delito.  

Criminalidad

Calidad o circunstancia que hace que una acción sea criminosa. | Número de los crímenes cometidos en un territorio y tiempo determinados. En esta segunda acepción, la criminología y la criminalística (v.) tienen gran importancia social, por cuanto sirven para determinar estadísticamente la cuantía total o clasificada de los delitos y su diferenciación por el sexo, edad, raza, religión y otras circunstancias de interés.  

Criminalista

Jurista especializado en el Derecho Penal. | Abogado con gran experiencia en la jurisdicción criminal.  

Criminalística

Disciplina que tiene como finalidad el descubrimiento del delito, en sus diversos aspectos, lo que da lugar a una serie de actividades que constituyen esta ciencia y disciplina. Su importancia se acredita teniendo en cuenta que, en la práctica policial y judicial, donde se enfrentan las garantías constitucionales y la responsabilidad jurídico-social, no basta saber que se ha cometido un hecho punible, sino que, además, se necesita probar cómo, dónde, cuándo y quién lo realizó, para imponer una sanción (LópezRey). En la técnica moderna, la criminalística utiliza ciencias y artes diversas, entre ellas la física, la química, la medicina legal, la antropometría. la fotografía. la dactiloscopia. la balística y otras muchas, que harían interminable la enumeración, y que permiten en cada caso determinar el valor probatorio de los rastros e indicios que han sido advertidos. (v. CRIMINOLOGíA.)  

Criminalmente

Referido al agente de un delito: con criminalidad (v.). de modo perverso o atroz. | Dicho del procedimiento: por la vía penal o ante la juris dicción criminal (v.).  

Criminología

Ciencia complementaria del Derecho Penal que tiene por objeto la explicación de la criminalidad y de la conducta delictiva individual, a fin de lograr un mejor entendimiento de la personalidad del delincuente y la adecuada aplicación de una política criminal y de las sanciones penales (López-Rey). (v. CRIMINALíSTICA.)  

Criollo

El vocablo posee en lo etnográfico y nacional una gama enorme de significados. La Academia acepta éstos: 1) hijo de europeos nacido en cualquier otra parte del mundo; 2) negro nacido en América, a diferencia del africano; 3) americano descendiente de europeos.  

Crisis

Mutación considerable en el curso de una enfermedad, por mejoría o por agravación. | Momento decisivo de un negocio o actividad. Se habla así de crisis económicas, por la perturbación que en esa esfera se produce por malas cosechas, guerra, estragos, altos o bajos salarios, inflación, entre otros factores; de crisis laborales, por falta de trabajo y alto índice de paro forzoso. y de crisis ministeriales. cuando renuncia un ‘gabinete, o alguno de sus ministros, entonces crisis parcial.  

Cristiano

Creyente en Cristo. | Bautizado. (v. CATóLICO.)  

Cruz

Patíbulo o instrumento de suplicio y muerte constituido por un madero vertical, hincado en el suelo, y otro más corto que atraviesa el primero por-la parte superior. | Símbolo cristiano, por la muerte de Cristo en la Cruz del Gólgota. | Nombre de ciertas condecoraciones. | Reverso de las monedas. | Trabajo, carga. | Penalidad, sufrimiento (Dic. Der. Usual).  

Cruz del matrimonio

"Carga de los deberes matrimoniales" (Dic. Acad.).  

Cruz Roja

Como consecuencia de los acontecimientos bélicos ocurridos en Europa por el año 1859 y por iniciativa de Henry Dumant, secundado por otros filántropos, se celebró el año 1863 en Ginebra una convención de carácter internacional a la que asistieron representantes de diversos países. De ella surgió la institución del epígrafe, cuya finalidad fue, y sigue siendo, atender a los heridos y prisioneros de guerra. Esa actividad inicial fue posteriormente ampliada a la prestación de ayuda a las víctimas de toda clase de revoluciones y catástrofes. En todos los países tiene secciones nacionales y se rige por un comité internacional con asiento en Ginebra. En su actuación prescinde de toda clase de diferencias políticas, religiosas y raciales. El prestigio y la respetabilidad alcanzados por la institución son tan evidentes que motivaron la concesión del Premio Nobel de la paz en 1917, 1944 y 1963.  

Cuaderno de bitácora

Llamado también libro de bitácora, aquel en el que se acostumbra a anotar los hechos relativos al viaje en lo que aporta a su aspecto puramente náutico, a diferencia del diario de navegación (v.), destinado a registrar todos los hechos que se van produciendo en el curso de la expedición. No todas las legislaciones exigen el cuaderno de bitácora, aun cuando es habitual llevarlo. La ley argentina no se refiere a él. Establece, no obstante, la obligación de que los hechos relativos a la navegación, en su aspecto náutico, se consignen en el precitado libro diario.  

Cuaderno de prueba

Expediente que se forma en los juicios contradictorios y donde se reúnen las pruebas aportadas por cada una de las partes, separando no obstante el de la actora y el de la demandada.  

Cuadrilla

En lo penal, grupo delictivo que, de acuerdo con la etimología del vocablo, ha de constar de cuatro al menos, concertados para una o más acciones penadas. (v. ASOCIACIóN ILíCITA, BANDOLERISMO, DELITOS EN BANDA.)  

Cualidad de la pena

Es la que, en relación con la cualidad del delito (v.), determina la índole de la sanción imponible y que sustancialmente aparece dividida en cuatro categorías, según que priven al delincuente del bien de la vida, de la integridad o libertad, del honor o del patrimonio pecuniario; es decir, según que las penas sean capitales, aflictivas, infamantes o pecuniarias.  

Cualidad del delito

Según Carrara, la que hace que un hecho criminal constituya un delito más bien que otros; es la que distingue un título criminoso de otro título criminoso. La cualidad existe en los entes por su íntima naturaleza y se manifiesta por la simple comparación de uno de ellos con el otro, sin necesidad de confrontarlos con un tercer término cualquiera. (v. CUALIDAD DE LA PENA.)  

Cuantía

Cantidad a que asciende el importe total de lo reclamando en la petición formulada en la demanda de los juicios ordinarios, excepción hecha de las costas. La cuantía decide en ocasiones la competencia del tribunal y la mayor o menor rapidez del procedimiento (Dic. Der. Usual).  

Cuarentena

Conjunto de 40 unidades. | Espacio de tiempo que están en el lazareto, o privados de comunicación, los que vienen de lugares infectados o sospechosos de algún mal contagioso (Dic. Acad.). | Además, período de seis o siete semanas posteriores al parto, que se calcula para el total restablecimiento de la que ha dado a luz, y que por ello se le paga, sin prestar servicio, a las trabajadoras subordinadas.  

Cuarta falcidia

En el Derecho Romano relativo a las sucesiones, derecho que tenía el heredero testamentario de quedarse con la cuarta parte de la herencia, si ésta se encontraba excesivamente gravada por mandas y legados.  

Cuarta Internacional

Organización política formada en 1938 por Trotsky, como consecuencia de su ruptura con Stalin. Representa, pues, una disidencia de la Tercera Internacional (v.). La Cuarta Internacional es partidaria de la revolución mundial permanente y opuesta a la creación efectuada por el estalinismo de una clase dirigente contraria a los intereses del proletariado.  

Cuarta marital

Llamada también quarta uxoriu, era, en el Derecho Romano justinianeo, una institución mediante la cual correspondía a la viuda desvalida la cuarta parte en propiedad de los bienes del difunto marido, si quedaban tres o menos hijos de éste, y una porción igual ala correspondiente a cada uno de los hijos, cuando éstos fueran más de tres. En ningún caso la cuarta marital podía exceder de cien libras de oro.  

Cuarta pegasiana

Derecho sucesorio a una cuarta parte de la herencia, establecido a favor del fiduciario; obligado, por lo demás, a transmitir los bienes al fideicomisario (v.). Toma el nombre del senado-consulto Pegasiano, que la instituyó en tiempos del emperador Vespasiano. (v. CUARTA TREBE-LIáNICA, FIDEICOMISO.)  

Cuarta trebeliánica

Institución del Derecho Romano que reconocía, a favor del heredero fiduciario, el derecho de quedarse en propiedad con la cuarta parte de los bienes del fideicomiso. (v. CUARTA PEGASIANA.)  

Cuartel

Distrito o término en que suelen dividirse las poblaciones importantes. | Lugar en que se acuartela un ejército en campaña. | Edificio para alojamiento permanente de tropas. | Benevolencia o buen trato que los vencedores dan a los vencidos, cuando éstos rinden las armas (Dic. Der. Usual).  

Cuarto

Cuarta parte. | Vivienda de una casa habitada por varios. | Cada una de las líneas de los abuelos y abuelas por parte de padre y madre. | Cada una de las cuatro partes en que era descuartizado en otros tiempos el malhechor ajusticiado, y que eran frecuente objeto de pública exhibición para escarmiento general (Dic. Der. Usual).  

Cuasicontrato

Hecho voluntario del que resulta una obligación cualquiera respecto de un tercero, y a veces una obligación recíproca de ambas partes (Capitant). Aclarando más el concepto, el Diccionario de Derecho Usual define el cuasicontrato como el acto lícito y voluntario productor, aun sin mediar convención, de obligaciones unas veces recíprocas entre las partes; otras, respecto a uno de los interesados, y otras, en beneficio de un tercero. El cuasicontrato integra una de las fuentes clásicas de las obligaciones. Los autores citan como ejemplo de esta modalidad cuasicontractual la gestión de negocios ajenos y el pago de lo indebido (v.).  

Cuasidelito

Violación dañosa del Derecho ajeno, cometida con libertad, pero sin malicia, por alguna causa que puede v debe evitarse (L. A. Colombo). Para algún otro autor, lo que caracteriza al cuasi-delito es la voluntad inconscientemente antijurídica en la realización del hecho (Binding). Colombo señala que el art. 512 del Código Civil argentino contiene una definición concreta del cuasidelito al establecer que la culpa del deudor, en el cumplimiento de la obligación, consiste en la omisión de aquellas diligencias que exigiere la naturaleza de la obligación y que correspondieren a las circunstancias de las personas. del tiempo y del lugar. Dentro del ‘ámbito del Derecho argentino, el art. 1.109 del Código Civil viene a definir la institución del epígrafe cuando expresa que todo el que ejecuta un hecho, que por su culpa o negligencia ocasiona un daño a otro, está obligado a la reparación del perjuicio, obligación que se rige por las disposiciones relativas al delito civil.  

Cuasiposesión

Posesión de cosas incorporales o derechos. | En sentido más concreto, posesión de derechos reales sobre cosa ajena, susceptibles de ejercicio duradero. Capitant dice que esta expresión sirve para designar la posesión de un derecho de servidumbre.  

Cuasiusufructo

Llamado también usufructo imperfecto, consiste en el hecho de usufructuar cosas consumibles ajenas, porque, de no consumirlas, dada su naturaleza, resultarían inútiles, con obligación por parte del usufructuario de devolver otras en la misma cantidad, especie y valor, o su justo precio. En el cuasiusufructo, las cosas que lo integren pasan a ser propiedad del usufructuario, por lo cual puede no solo consumirlas directamente, sino asimismo venderlas o disponer de ellas como mejor le parezca. Como ejemplos legales se ponen el dinero y los granos.  

Cuatrero

Ladrón de caballerías o ganado.  

Cuatro libertades

(v. MENSAJE DE LAS CUATRO LIBERTADES.  

Cuatrocientos

Consejo formado por ese número de miembros que funcionó en Atenas a partir de la reforma de Solón. Es lo que los atenienses llamaban boulé.  

Cuatropea

Derecho de alcabala que se pagaba en Madrid, causado por la compraventa de caballerías en los mercados públicos, y que afectaba las transacciones realizadas dentro de un orden comunal (Enc. Jur. Omeba).  

Cubrir

Tapar, ocultar. | Simular. | Encubrir. | Subscribir la cantidad ofrecida en un empréstito. | Amparar, defender, representar, como en la expresión: "el pabellón cubre la mercancía" (Dic. Der. Usual). (v. CUBRIRSE.)  

Cubrirse

Pagar una deuda. | Precaverse ante obligación o riesgo. (v. CUBRIR.)  

Cuenta

Cálculo u operación matemática. | Pliego o papel en que está escrita alguna razón compuesta de varias partidas, que al final se suman o restan. | Razón, satisfacción de alguna cosa. | Cuidado, incumbencia, cargo, obligación, deber (Dic. Acad.).  

Cuenta conjunta

La que tiene dos o más titulares. Acerca de sus facultades existen dos especies: la mancomunada, que requiere, para validez de libranzas o retiro de fondos, la voluntad de todos, concretada en las firmas respectivas de un mismo documento, y la solidaria o alternativa, que permite a cada uno de los titulares operar como si fuera único cuentacorrentista.  

Cuenta corriente

En sentido amplio se entiende por tal la que se utiliza en las relaciones comerciales y financieras realizadas entre dos o más personas, que convienen en transformar sus recíprocos créditos y deudas en anotaciones de debe y haber, exigibles en cuanto al saldo resultante al cierre de la cuenta. La forma más habitual es la cuenta corriente bancaria, mediante la cual una persona deposita en un banco cantidades en metálico, que puede ir retirando en cualquier momento por medio de cheques. El banco utiliza dichas cantidades en sus demás operaciones. La cuenta corriente puede ser con interés a favor del cuentacorrentista o, lo más frecuente, sin interés. En la Argentina, la devolución por los bancos de las cantidades depositadas en cuenta corriente se encuentra garantizada por el Banco Central. (v. CHEQUE.) Otra forma muy diferente es la denominada cuenta corriente mercantil, representativa de un contrato liberal y conmutativo, por el cual una de las partes remite a la otra, o recibe de ella en propiedad, cantidades de dinero u otros valores, sin aplicación a empleo determinado ni obligación de tener, a la orden, una cantidad o un valor equivalente, pero a cargo de "acreditar" al remitente, por sus remesas, liquidarlas en las épocas convenidas, compensarlas de una sola vez, hasta la concurrencia del "débito" y "crédito". v pagar el saldo. Esta definición está literalmente tomada del Código de Comercio argentino, por resultar de absoluta claridad.  

Cuenta de ganancias y pérdidas

La demostrativa de las ganancias y pérdidas del ejercicio financiero o de los negocios del comerciante.  

Cuenta de resaca

Documento que acompaña a la letra de recambio o resaca (v.), que gira el portador de una letra de cambio protestada por falta de pago, contra el librador o alguno de sus endosantes o sus respectivos avalistas, para procurar el reembolso de su importe (Orione).  

Cuentacorrentista

Titular de una cuenta corriente (v.).  

Cuentas en participación

(v. SOCIEDAD ACCIDENTAL o EN PARTICIPACIóN.  

Cuerda

Conjunto de presos o condenados que son trasladados de un lugar a otro y que van custodiados estrictamente, incluso atados. | Hilo o cordón que une los legajos que incluyen actuaciones judiciales o administrativas. | Conjunto de litigantes que comparecen en forma conjunta. | Designación del carácter separado o conjunto con que tramita una actuación respecto del cuerpo principal de un expediente.  

Cuerdo

El que se halla en sano juicio. | El loco o demente hasta que no se lo incapacita.  

Cuerpo

La materia orgánica que compone el ser humano. | Cualquier bien mueble o inmueble, e incluso cosas fuera del comercio. | Cadáver. | Colección de leyes. | Parte principal de un texto. | Colectividad que forma una asociación o comunidad privada, un pueblo o Estado. | Conjunto de funcionarios o empleados de determinado ramo de servicios. | Objeto o materia del delito (Dic. Der. Usual).  

Cuerpo de escritura

Breve escrito que el juez requiere que alguien haga ante él para apreciar su caligrafía y proceder a un oportuno cotejo en causa civil o criminal. La negativa puede equipararse a confesión de lo que perjudique.  

Cuerpo del delito

Según la definición de la Academia de la lengua, es la "cosa en que o con que se ha cometido un delito, o en la cual existen las señales de él"; por ejemplo, el cadáver de la víctima, la ganzúa que ha servido para forzar la entrada a un lugar: | En otro sentido más acorde con la terminología y la técnica jurídico-penal, se llama cuerpo del delito la existencia, la realidad de su comisión.  

Cuerpo diplomático

Conjunto de representantes oficiales de los demás Estados ante el soberano o gobierno de una nación.  

Cuerpo legal

Código u otra compilación de leyes extensa.  

Cuestión

Pregunta hecha o propuesta para averiguar la verdad de algo controvertido. | Materia dudosa. | Asunto discutible. | Oposición de razones o argumentos sobre un tema. | Riña, pendencia (Dic. Der. Usual).

Cuestión de competencia

Controversia entre dos o más jueces o tribunales, que se plantea para determinar a cuál de ellos corresponde el conocimiento de un negocio entablado judicialmente (Dic. Der. Usual). (v. COMPETENCIA)  

Cuestión de confianza

En el Parlamento, la que da lugar a un voto de confianza (v.).  

Cuestión de hecho

La relativa aun punto controvertido que necesita ser objeto de prueba. La cuestión de hecho es objeto de libre apreciación judicial. (v. CUESTIóN DE PURO DERECHO, PRUEBA, RESULTANDO.)  

Cuestión de puro derecho

La que versa únicamente sobre principios legales que se consideran aplicables a la cuestión controvertida. Al eliminar la prueba, se simplifica la tramitación del proceso. Con otro tecnicismo, esta posibilidad procesal encuentra el remotísimo antecedente romano de la actio in ius (v.), y todavía diversifica el procedimiento cuando se trata de una cuestión tan sólo de Derecho. Así, la Ley de Enj. Civ. esp. permite que, conformes las partes en que se falle el pleito sin más trámites, no se recibirá a prueba una vez presentados los escritos de réplica y dúplica. "Si los litigantes hubieren convenido -coincidido más bien que pactado- en que se falle definitivamente el pleito sin necesidad de prueba, mandará el juez traer los autos ala vista con citación de las partes para sentencia" (art. 552). (v. CONSIDERANDO, CUESTION DE HECHO, INTERPRETACION.)  

Cuestión prejudicial

Aquella que tiene que ser incidentalmente resuelta por el mismo o por otro tribunal, a efectos de poder tramitar o resolver en el orden civil o en el orden penal la cuestión principal sometida a juicio. Las cuestiones prejudiciales dan lugar a los incidentes de previo y especial pronunciamiento y a las excepciones dilatorias y perentorias. (v. EXCEPCIóN, INCIDENTE.)  

Cuestión previa

La perteneciente a la jurisdicción administrativa, pero que ha de influir en lo penal. | Lo planteado incidentalmente en una asamblea, para resolver antes que lo principal. | Procesalmente, todo lo que se ha de resolver antes que lo principal o que impide decidir sobre ello (Dic. Der. Usual). (v. ARTICULO DE PREVIO Y ESPECIAL PRONUNCIAMIENTO.)  

Cuestión social

Problema social (v.).  

Cuestor

Magistrado de la antigua Roma, con funciones administrativas o judiciales, que se desempeñó desde la época de la monarquía y durante la república, para convertirse en título honorífico en las postrimerías del imperio.  

Cuestura

Dignidad y funciones del cuestor (v.).  

Cuidado

Solicitud, esmero, celo, atención para proceder con acierto o buena voluntad. | Temor, preocupación, sobresalto. | Encargo, función, labor que se desempeña. | Peligro, riesgo.  

Culpa

Luto sensu, la culpabilidad es definida por Jiménez de Asúa como "el conjunto de presupuestos que fundamentan la reprochabilidad personal de la conducta antijurídica". Esa definición viene a coincidir con la acepción académica de la palabra, de "falta más o menos grave cometida a sabiendas y voluntariamente". Claro es que el concepto primeramente señalado es el que encuadra científicamente dentro de la órbita del Derecho Penal; en tanto que el segundo es de un contenido vulgar, jurídicamente discutible, porque puede haber culpa sin voluntariedad en cuanto al resultado del acto delictivo. La coincidencia precitada no va más allá de la determinación de que en toda conducta anti-jurídica reprochable interviene en el agente una culpabilidad. Ahora bien, esa culpabilidad genérica presenta diversos aspectos, entre los cuales son los principales los que la dividen en dos: la dolosa y la culposa, y de ahí que los delitos se distingan en dolosos y culposos. En cuanto a los primeros, serán examinados al tratar del delito doloso y del dolo (v.). Y en cuanto a la culpa, strictu sensu, referida al delito culposo (v.), es también definida por Jiménez de Asúa al decir que ella existe "cuando se produce un resultado típicamente antijurídico por falta de previsión del deber de conocer, no solo cuando ha faltado al autor la representación del resultado que sobrevendrá, sino también cuando la esperanza de que no sobrevenga ha sido fundamento decisivo de las actividades del autor, que se producen sin querer el resultado antijurídico y sin ratificarlo". En términos generales, puede decirse que actúa con culpa quien causa un daño sin propósito de hacerlo, pero obrando con imprudencia o negligentemente o, pudiera añadirse, con infracción de reglamentos. Es un concepto contrapuesto al dolo, porque, mientras en la culpa la intención está referida a la acción u omisión que causa el daño sin propósito de hacerlo, en el dolo la intención recae sobre el daño mismo que se ocasiona. Uno de los muchos ejemplos de delito culposo es el del automovilista que comete la imprudencia (v.) de marchar a excesiva velocidad, o la negligencia de no haber hecho arreglar los frenos, y atropella a una persona. En Derecho Civil, la persona que en un acto jurídico obra con culpa, lato sensu, responde por los danos causados y debe repararlos.  

Culpa aquiliana

Culpa extracontractual (v.).  

Culpa civil

En contraposición a la culpa penal -considerada genéricamente en la voz CULPA (v.)-. se entiende por culpa civil la que compromete la responsabilidad civil de quien incurre en ella. A veces pueden presentarse conjuntamente ambas responsabilidades.  

Culpa concurrente

Con esta expresión se alude al caso en que el daño causado sea imputable tanto a su autor como a la víctima. Puede ocurrir que la concurrencia de culpas sea igual para ambas partes, hipótesis en la cual las dos responsabilidades se anulan y compensan y no dan lugar a ninguna condena por daños y perjuicios. Siendo las culpas de distinto grado -es decir, desiguales- cada parte debe indemnizar en la proporción y medida de la que le es imputable. Caso especial de culpa concurrente es aquel que afecta a los capitanes de los buques o a los comandantes de las aeronaves por abordaje imputable a ambos navíos o aviones. (v. ABORDAJE, ABORDAJE AéREO.)  

Culpa contractual

Llámase así la que se deriva del incumplimiento de un contrato y que obliga al culpable al resarcimiento de daños y perjuicios. Se entiende que la causa del incumplimiento ha de ser atribuible a quien lo incumple, y no a causas fortuitas o de fuerza mayor. (v. CULPA DELICTUAL.)  

Culpa cuasidelictual

Para los Mazeaud, un error de conducta tal que no lo habría cometido una persona cuidadosa situada en las mismas circunstancias externas que el autor del daño. (v. CUASIDELITO).  

Culpa delictual

En oposición a la culpa contractual (v.) y a la cuasidelictual, está la representada por un hecho dañoso punible criminalmente y ejecutado sin dolo, aunque con voluntad, llamada culpa delictual.  

Culpa extracontractual

La proveniente de un cuasidelito (v.). Sobre su caracterización general, v. CULPA.  

Culpa grave o lata

Descuido o desprecio absoluto de las precauciones más elementales para evitar un mal o daño (Dic. Der. Usual). (v. CULPA LEVE y LEVíSIMA.).  

Culpa "in contrahendo" o precontractual

Consiste en la violación de la obligación de diligencia que las partes deben observar, no solo en la ejecución del contrato, sino también en el transcurso de las relaciones que le preceden, a efectos de que cada parte no quede librada al peligro de constituirse en víctima de la falta de diligencia de la otra. A esta culpa precontractual se refiere Ihering denominándola culpa in contrahendo, si bien algunos autores establecen alguna diferencia entre ambas.  

"Culpa in eligendo"

Loc. lat. Culpa al elegir. Tal elección es la que teórica o efectivamente se les atribuye a algunas personas con respecto a los dependientes de ellas y en contacto con las víctimas. El ejemplo tradicional romano era el del posadero, responsable de los daños que sus sirvientes infirieran a los huéspedes, Con posterioridad se amplió el concepto ala comisión mercantil. Pothier escribía sobre ello que el precepto se ha establecido para hacer cuidadosos a los amos y que no utilicen sino buenos domésticos. En la actualidad, la tesis de la elección se va relegando para substituirla con otras nociones económicas y jurídicas más reales, como la de la subordinación o mandato para el personal dependiente y la del lucro que el principal obtiene por la actividad de sus agentes.  

Culpa leve

La negligencia en que incurre quien actúa sin la diligencia y precaución de un buen padre de familia. (v. CULPA GRAVE.)  

Culpa levísima

La omisión de las medidas y precauciones de un padre de familia muy diligente (Dic. Der. Usual). (v. CULPA LEVE.)  

Culpa penal

En el Derecho Criminal, la culpa ofrece dos grados: el de mayor gravedad, por corresponder a la voluntad, conciencia y libertad de delinquir, que caracteriza el dolo, y la actitud que por imprudencia, impericia, negligencia o descuido causa un mal, sin deseo de inferirlo, o culpa estrictamente dicha, que se pena con atenuación considerable. (v. DELITO CULPOSO y DOLOSO.)  

Culpabilidad

Los autores suelen atribuir a esta palabra dos acepciones distintas: en sentido lato, significa la posibilidad de imputara una persona un delito, sea de orden penal o de orden civil. En sentido estricto, representa el hecho de haber incurrido en culpa determinante de responsabilidad civil o de responsabilidad penal. (v. CULPA, CULPA CIVIL y DELICTUAL.)  

Culpable

Incurso en culpabilidad (v.), | Responsable de delito o falta. Culposo. Que incluye culpa (v.) o a ella se refiere. (v. DELITO CULPOSO.)  

Culto

(v. LIBERTAD DE CULTOS.  

Cultura

Resultado o efecto de cultivar los conocimientos humanos, y de afinarse por medio del ejercicio las facultades intelectuales del hombre. J. C. Smith advierte que el vocablocultura presenta dos aspectos: uno amplio y general, referido a un cierto refinamiento de un individuo, de un grupo social o de un pueblo en sus costumbres y modalidades, así como también a la riqueza y extensión de su saber, y otro estricto v específico. que alude a la realidad del mundo espiritual de las ciencias culturales que el hombre se crea por medio de las acciones y reacciones que se dan en el sobrevenir.  

"Cultus disparilitas"

Loc. lat. Para el matrimonio canónico, la disparidad de culto entre los contrayentes constituye impedimento dirimente que se produce cuando uno de aquéllos está bautizado por la Iglesia católica y el otro no; pero el impedimento puede ser simplemente impediente tratándose de matrimonio en que uno de los contrayentes está bautizado por la Iglesia católica y el otro por la cismática. Lógicamente, la disparidad de culto no afecta al matrimonio civil.  

Cúmplase

Decreto que se ponía en el título de los funcionarios públicos para que pudiesen tomar posesión del cargo o destino que se les había conferido. | Fórmula que ponen los presidentes de algunas repúblicas americanas al pie de las leyes cuando se publican (Dic. Acad.).  

Cumplimiento

Ejecución, realización, efectuación. | Hecho de alcanzar determinada edad, contada especialmente por años completos. | Término del servicio militar. | Vencimiento de un plazo. | Satisfacción de una obligación o deber (Dic. Der. Usual).  

Cumplimiento de la obligación

Constituye "un deber jurídico calificado" (Bus-so), pues es evidente que las obligaciones, sean extracontractuales o contractuales, se establecen para ser cumplidas por su deudor. De ahí que si el cumplimiento no se hace voluntariamente, la ley establezca no solo los medios judiciales para que el acreedor exija el cumplimiento, sino también las responsabilidades de orden pecuniario en que incurre el deudor. El cumplimiento o pago de las obligaciones constituye uno de los medios de su extinción. Salvo en las obligaciones intuitu personae, se admite generalmente el principio de que la obligación puede ser cumplida no solo por el deudor, sino también por-tercera persona, ya que al acreedor le ha de ser indiferente esa circunstancia. Esto se refiere exclusivamente al cumplimiento pero no a la sustitución del deudor, tema que ofrece otras características jurídicas. Sin embargo, el acreedor tiene normalmente el derecho de rechazar el cumplimiento por un tercero cuando se trate de obligaciones de hacer. Tampoco el deudor puede oponerse válidamente a que la obligación que él no ha cumplido sea cumplida por un tercero. únicamente si la oposición es formulada por el acreedor y el deudor, el tercero no podría darle cumplimiento, puesto que ello supondría ponerle fin a una obligación que las partes quieren mantener subsistente.  

Cumplimiento del deber

En general, acatamiento espontáneo del obligado a hacer o no hacer. | En materia penal sirve para indicar la impunibilidad de quien obra respondiendo a tal cumplimiento, que se equipara al legítimo ejercicio de un derecho, autoridad o cargo.  

Cuñado

Hermano del marido o de la mujer con respecto al otro cónyuge, y recíprocamente.  

Cuota

Parte determinada y fija que corresponde dar o percibir a cada uno de los interesados en un negocio, subscripción, empréstito, herencia. | Cantidad establecida para un suministro. | Lo señalado de antemano, como una obligación, contribución o derecho, en forma periódica, temporal o por una sola vez. | La parte asignada, por tratados comerciales o disposiciones concretas de los gobiernos, a las importaciones o a las exportaciones entre los distintos países. | Las diversas partidas señaladas para liquidar una deuda o atender a sus servicios. | Cantidad cuyo pago permite a los reclutas reducir el tiempo de su permanencia en filas o gozar de otros beneficios, sólo en tiempo de paz por lo general. Este privilegio, residuo de la antiguo exención a metálico del servicio militar, ha sido ya condenado hasta en España, una de las últimas naciones que ha mantenido trato tan desigual entre los servidores de la patria. | Unidad de participación de un socio en una sociedad de responsabilidad limitada. | Fracción indivisa que corresponde a cada partícipe en un condominio.  

Cuotalitis

(v. PACTO DE CUOTALITIS.  

Cupo

Parte o cuota asignada a cada población en un impuesto O en un servicio, O a los comerciantes o industriales en planes de exportación, importación o producción (Dic. Der. Usual).  

Cupón

Cada una de las partes de un documento de la deuda pública (v.) o de una sociedad de crédito, que periódicamente se van cortando para presentarlas al cobro de los intereses vencidos. | Parte que se corta de un anuncio, invitación, bono, etc., y que da derecho a tomar parte en concursos, sorteos, o a obtener una rebaja en las compras (Dic. Acad.).  

Cura

Sacerdote encargado, en virtud del oficio que tiene, del cuidad;, instrucción y pasto espiritual de una feligresía (Dic. Acad.). Equivale a párroco, si bien en una acepción vulgar son llamados curas todos los sacerdotes católicos. Se llama cura ecónomo el sacerdote destinado en una parroquia por el prelado para que haga las funciones de párroco, por vacante, enfermedad o ausencia del propietario.  

Curador

En algunas legislaciones se llama así el elegido o nombrado para cuidar de la persona y administrar los bienes de quien no puede hacerlo por sí mismo, sea por razón de edad o por otra incapacidad. En otras legislaciones, como la argentina, esa función protectora está dividida en dos: la tutela (v.), para los menores no sometidos a la patria potestad, y la curatela (v.), para los mayores de edad incapacitados para administrar sus bienes. Con respecto a éstos, la misión del curador no es sólo administrativa de los bienes, sino asimismo guardadora de la persona, ya que por lo general son aplicables a la curatela las normas establecidas para la tutela. En consecuencia, la curatela puede ser: testamentaria, conferida por los padres, en testamento o en escritura pública; legitima, la que, a falta de la anterior, corresponde a los parientes del incapaz por el orden que la ley determina, y dativa, la que dispone el juez cuando faltan las dos anteriores.  

Curador ad lítem

Persona designada por el juez para seguir los pleitos y defender los derechos de un menor, de un ausente o del sometido a interdicción civil o a otra incapacidad. En el Derecho esp., al desaparecer la figura del curador, las funciones específicas de este especial son confiadas a un defensor judicial.  

Curaduría

Cargo y funciones del curador (v.).  

Curanderismo

Delito de ejercicio ilegal de la medicina que comete quien desarrolla actividades médicas sin tener título habilitante a tal efecto o sin la debida autorización.  

Curatela

Institución supletoria de la capacidad de obrar de las personas, referida, a diferencia de la tutela (v.) en los ordenamientos legales dualistas al respecto, a los mayores de edad. La ejerce el llamado por ello curador (v.).  

Curatela dativa

La que nombra el juez ante el requerimiento del ministerio público o de parientes del incapaz. (v. las voces que siguen.)  

Curatela legítima

La discernida de acuerdo con las previsiones legales que dan la preferencia a los parientes más próximos del incapaz: el cónyuge, los hijos o los padres. (v. CURATELADATIVA y TEs TAMENTARIA.)  

Curatela testamentaria

La que los padres pueden disponer por testamento para sus hijos mayores de edad, pero incapaces. (v. las voces precedentes.)  

Curato

Cura de almas. | Parroquia, como territorio jurisdiccional de un cura (v.).  

Curia

Tribunal donde se tratan los negocios contenciosos. | Conjunto de abogados, escribanos, procuradores y empleados de la administración de justicia. | Antiguamente, la corte, comitiva o servidumbre real. | Tribunal superior que administraba justicia en nombre del rey. (v. CURIA DIOCESANA y ROMANA.)  

Curia diocesana

Conjunto de prelados y de organismos eclesiásticos que, sujetos a la autoridad episcopal, colaboran con el obispo de cada diócesis en su administración y en el conocimiento, trámite y resolución de las causas canónicas que le competen (Luis Alcalá-Zamora). (v. CURIA ROMANA.)  

Curia romana

Conjunto de las congregaciones y tribunales que existen en la corte del Romano Pontífice para el gobierno de la Iglesia católica. (v. CURIA DIOCESANA.)  

Curial

Empleado subalterno de la justicia. (v. AUXILIARES.)  

Curso

Dirección de las cosas. | Año escolar o universitario. | Tratado sobre una rama del Derecho. | Diligencias, informes, traslados de un expediente o de un proceso. | Serie, continuación, transcurso del tiempo, la vida, la historia. | Difusión, circulación (Dic. Der. Usual).  

Curso forzoso

Expresión que, referida a la moneda (v.), indica que los particulares no pueden exigir, de la institución oficial emisora de billetes de banco, la conversión de éstos en oro, lo que, según algunos autores, agrava principalmente las consecuencias del curso legal (v.).  

Curso legal

Con referencia a la moneda (v.). indica que el acreedor está obligado a aceptar el pago de su crédito en billetes del banco oficial facultado para emitirlos, ya que su poder liberatorio es ilimitado. (v. CURSO FORZOSO.)  

Cursos de aguas

Denomíname así todos los caudales de agua corriente, como son típicamente los ríos, arroyos, canales. Los cursos de agua pueden ser navegables o no. (v. CANALES, DOMINIO FLUVIAL.)  

Custodia

Cuidado. | Guarda. | Vigilancia. | Protección. | Depósito. | Diligencia. | Estado del individuo que, por orden de la policía, se encuentra sometido a vigilancia.  

Czar

Zar (v.).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: