Terminos Juridicos. Letra O

  1. Obcecación
  2. Obediencia
  3. Obediencia ciega
  4. Obediencia conyugal
  5. Obediencia debida
  6. Obediencia filial
  7. Obediencia jerárquica
  8. Obispado
  9. Obispo
  10. Obispo de Roma
  11. Obispo in pártibus
  12. óbito
  13. Obituario
  14. Objetividad
  15. Objetivismo jurídico
  16. Objetivo
  17. Objeto
  18. Objeto de la obligación
  19. Objeto de los contratos
  20. Objeto del acto jurídico
  21. Objeto del Derecho
  22. Objeto material del delito
  23. Objeto social
  24. Oblicuo
  25. Obligación
  26. Obligación a plazo
  27. Obligación a prorrata
  28. Obligación a término
  29. Obligación accesoria
  30. Obligación alimentaria
  31. Obligación alternativa
  32. Obligación ambulatoria
  33. Obligación aplazada
  34. Obligación bajo condición resolutoria
  35. Obligación bajo condición suspensiva
  36. Obligación bilateral
  37. Obligación civil
  38. Obligación colectiva.
  39. Obligación compuesta
  40. Obligación común
  41. Obligación con cláusula penal
  42. Obligación condicional
  43. Obligación conjuntiva o conjunta
  44. Obligación contractual
  45. Obligación correal
  46. Obligación correlativa
  47. Obligación cuasicontractual
  48. Obligación cuasidelictuosa
  49. Obligación de buena fe
  50. Obligación de comercio
  51. Obligación de dar
  52. Obligación de estricto derecho
  53. Obligación de hacer
  54. Obligación de no dar
  55. Obligación de no hacer
  56. Obligación de tracto sucesivo
  57. Obligación de tracto ímico
  58. Obligación delictuosa
  59. Obligación disyunta
  60. Obligación divisible
  61. Obligación específica
  62. Obligación "ex lege"
  63. Obligación extracontractual
  64. Obligación facultativa
  65. Obligación genérica
  66. Obligación genérica delimitada
  67. Obligación ilícita
  68. Obligación ilíquida
  69. Obligación imperfecta
  70. Obligación imposible
  71. Obligación individual
  72. Obligación indivisible
  73. Obligación legal
  74. Obligación lícita
  75. Obligación líquida
  76. Obligación literal
  77. Obligación mancomunada
  78. Obligación mercantil
  79. Obligación mixta
  80. Obligación modal
  81. Obligación múltiple
  82. Obligación natural
  83. Obligación negativa
  84. Obligación nula
  85. Obligación pecuniaria
  86. Obligación penal
  87. Obligación perfecta
  88. Obligación personal
  89. Obligación personalísima
  90. Obligación posible
  91. Obligación positiva
  92. Obligación potestativa
  93. Obligación principal
  94. Obligación privilegiada
  95. Obligación pura y simple
  96. Obligación putativa
  97. Obligación real
  98. Obligación simple
  99. Obligación simplemente mancomunada
  100. Obligación sinalagmática
  101. Obligación solidaria
  102. Obligación subsidiaria
  103. Obligación transmisible
  104. Obligación tributaria
  105. Obligación unilateral
  106. Obligación voluntaria
  107. Obligaciones comerciales o mercantiles
  108. Obligaciones de resultado y de medios
  109. Obligaciones del tesoro
  110. Obligaciones hipotecarias
  111. Obligaciones inherentes a la persona
  112. Obligaciones procesales
  113. Obligaciones recíprocas
  114. Obligacionista
  115. Obligado
  116. Obligar
  117. Obligarse
  118. Obligatoriedad
  119. Obligatorio
  120. óbolo
  121. Obra
  122. Obra anónima
  123. Obra artística
  124. Obra científica
  125. Obra de mano
  126. Obra literaria
  127. Obra maestra
  128. Obra manual
  129. Obra muerta
  130. Obra nueva
  131. Obra ruinosa
  132. Obra viva
  133. Obrada
  134. Obrador
  135. Obraje
  136. Obrar
  137. Obras
  138. Obras públicas
  139. Obrepción
  140. Obrerismo
  141. Obrero
  142. Obscenidad
  143. Obscurantismo
  144. Obscuridad de las leyes
  145. Obscuridad de los contratos
  146. Obsequio
  147. "Obsequium"
  148. Observación
  149. Observancia
  150. Obsidional
  151. "Obsignatio"
  152. Obstrucción
  153. Ocasión
  154. Ocasional
  155. Occidental
  156. Occidente
  157. Occisión
  158. Occiso
  159. Océano
  160. Ocio
  161. Ociosidad
  162. Ocioso
  163. Oclocracia
  164. Ocular
  165. Ocultación
  166. Ocultación de bienes
  167. Ocultación de nombre
  168. Ocupación
  169. Ocupación temporal
  170. Ocupador
  171. Ocupante
  172. Ocupar
  173. Ocuparse
  174. Ocurrencias notables
  175. Odio
  176. O.E.A.
  177. Ofender
  178. Ofendículo
  179. Ofendido
  180. Ofensa
  181. Ofensa a la autoridad
  182. Ofensa cualificada a la víctima
  183. Ofensa grave
  184. Ofensas a la moral
  185. Ofensas a la religión
  186. Ofensas al pudor
  187. Ofensor
  188. Oferente
  189. Oferta
  190. "Officium"
  191. Oficial
  192. Oficial de justicia
  193. Oficialía
  194. Oficialidad
  195. Oficialidad del buque
  196. Oficialismo
  197. Oficializar
  198. Oficiar
  199. Oficina
  200. Oficina Internacional del Trabajo
  201. Oficinista
  202. Oficio
  203. Oficio de hipoteca
  204. Oficio de república
  205. Oficio enajenado
  206. Oficio judicial
  207. Oficio público
  208. Oficio servil
  209. Oficioso
  210. Ofrecer
  211. Ofrecimiento
  212. Ofrecimiento de pago
  213. Ofrecimiento de prueba
  214. Ofuscación
  215. Oída
  216. Oidor
  217. Oír
  218. O.I.T.
  219. Olerón
  220. Oligarquía
  221. Ológrafo
  222. Olvidado
  223. Olvido
  224. Omecillo
  225. Omisión
  226. Omisión de denuncia
  227. Omisión de herederos
  228. Omisión dolosa
  229. O.M.M.
  230. Oneroso
  231. Ontología jurídica
  232. O.N.U.
  233. "Onus probandi incumbit actori"
  234. Opción
  235. Opción contractual
  236. Opción de compra
  237. Opción de nacionalidad
  238. Opción y cúmulo
  239. "Ope legis"
  240. Operación
  241. Operación a cubierto
  242. Operación a la vista
  243. Operación a plazo o a término
  244. Operación al contado o a la vista
  245. Operación bancaria
  246. Operación de bolsa
  247. Operación de crédito
  248. Operación en descubierto
  249. Operación en firme
  250. "Operae"
  251. "Operae fabriles"
  252. "Operae officiales"
  253. Operar
  254. Operario
  255. Opinión
  256. Opinión pública
  257. Opiniones de los jurisconsultos
  258. Oponibilidad
  259. Oportunismo
  260. Oposición
  261. Oposición administrativa
  262. Oposición al matrimonio
  263. Oposición política
  264. Oposición procesal
  265. Opositor
  266. Opresión
  267. Oprobio
  268. Optar
  269. "Optio tutoris"
  270. "Opus"
  271. Oral
  272. Oralidad
  273. "Oratio"
  274. "Oratio Antonini"
  275. "Oratio Severi"
  276. Oratoria forense
  277. Ordalía
  278. Orden
  279. Orden de detención
  280. Orden de prisión
  281. Orden de suceder
  282. Orden del día
  283. Orden imperativa
  284. Orden jerárquico
  285. Orden jurídico
  286. Orden mayor
  287. Orden menor
  288. Orden militar
  289. Orden moral
  290. Orden público
  291. Orden público internacional
  292. Orden religiosa
  293. Orden sacerdotal
  294. Orden sagrado
  295. Orden social
  296. Orden sucesorio
  297. Ordenación
  298. Ordenado "in sacris"
  299. Ordenamiento
  300. Ordenamiento de Alcalá
  301. Ordenamiento de las Tafurerías
  302. Ordenamiento de Montalvo
  303. Ordenamiento de Nájera
  304. Ordenamiento Real
  305. Ordenancista
  306. Ordenanza
  307. Ordenanzas de Bilbao
  308. Ordenanzas de Colbert
  309. Ordenanzas de Indias
  310. Ordenanzas municipales
  311. Ordenar
  312. órdenes de entrega
  313. Ordinario
  314. "Ordinatio iudicii"
  315. "Ordo iudiciorum privatorum"
  316. "Ordo iudiciorum publicorum"
  317. Orejón
  318. Orfandad
  319. Orgánico
  320. Organismo
  321. Organismo autónomo
  322. Organismos especializados
  323. Organización
  324. Organización criminal
  325. Organización de Aviación Civil Internacional
  326. Organización de Cooperación y Desarrollo Económico
  327. Organización de las Naciones Unidas
  328. Organización de las sociedades primitivas
  329. Organización de los Estados Americanos
  330. Organización de los pueblos precolombinos
  331. Organización del Tratado del Atlántico Norte (O.T.A.N.)
  332. Organización Europea de Cooperación Económica
  333. Organización Internacional del Trabajo
  334. Organización judicial
  335. Organización Meteorológica Mundial
  336. Organización Mundial de la Salud
  337. Organización no gubernamental
  338. Organización para la Alimentación y la Agricultura
  339. Organización social
  340. órgano
  341. órganos societarios
  342. Orientación profesional
  343. Oriental
  344. Oriente
  345. Origen
  346. Original
  347. Originario
  348. Oriundez
  349. Oro
  350. Ortodoxia
  351. Ortotanasia
  352. Ostracismo
  353. O.T.A.N.
  354. O.T.A.S.E.
  355. Otorgamiento
  356. Otorgante
  357. Otorgar
  358. Otrosí
  359. O.v.R.A.


Obcecación

Estado anímico caracterizado por una ofuscación persistente e intensa que inhibe en mayor o menor medida la conciencia e incluso la voluntad. Esa anormalidad de la psiquis, que puede perjudicar tanto en la gestión de los propios asuntos, sin acción para rectificaciones, salvo supuestos muy especiales, se revela con cierto amparo jurídico en el campo penal, donde se valora como posible atenuante, por cuanto diluye en cierto grado el dolo y la peligrosidad habitual del agente que obra obcecado. Por el legislador, en tal esfera, la obcecación se asimila al arrebato o a la emoción violenta (v.), según los tecnicismos, más divergentes en el léxico que en el contenido.

Obediencia

Ejecución de la voluntad de quien manda, siempre en la esfera de su competencia o jurisdicción. | Acatamiento. | Sometimiento, sumisión. | Cumplimiento de orden, ley u otro precepto imperativo, ya por la conciencia del deber o por la coacción moral que el castigo, ante la pasividad o rebeldía, origina (Dic. Der. Usual). En lo canónico, el de obediencia es uno de los votos que, además del de pobreza, humildad y castidad, formulan los profesos. | Todo precepto religioso, de ineludible acatamiento. | Empleo que se ejerce con expreso mandato de un superior canónico.

Obediencia ciega

La que cumple, siempre y fielmente, sin examinar su licitud ni su rigor, el mandato recibido. Al margen de esa sumisión aceptada por fanatismo, en términos de estricto derecho rige muy excepcionalmente; si acaso, en el ejército y en el curso mismo de operaciones bélicas. No ampara, por el contrario, el exceso represivo, por cuanto los institutos de esa índole están sujetos a algo menor y suficiente: la obediencia debida (v.), en que al deber para el que la pone por obra debe sumarse el derecho en quien dispone y el respeto de aquellos a quienes el acto ordenado alcance.

Obediencia conyugal

La que tradicionalmente imponen los códigos civiles a la mujer con relación al marido y que las casadas eluden o infringen con impunidad casi absoluta. De todas formas, la sistemática desobediencia de su mujer puede ser alegada por el marido para causa de divorcio, especialmente si ello implica la ruptura de la cohabitación hogareña o la negativa a la cohabitación carnal sin causa personal fundada. En lo canónico, esta obediencia aparece expresa en la epístola de San Pablo a los efesios: "Las casadas están sujetas a sus maridos, como al Señor, por cuanto el hombre es cabeza de la mujer". Pese a todo, los tiempos modernos tienden a atenuar al extremo esta sujeción legal y moral.

Obediencia debida

La que se presta a un superior jerárquico y que descarga en él la responsabilidad de hechos que no sean delictivos evidentemente. Constituye una causa de inimputabilidad, por cuanto legalmente se estima que no es punible quien obra en virtud de ella. Sin embargo, la aplicación de esta norma no deja de ofrecer dificultades, pues, si para la inimputabilidad se requiere que la obediencia sea debida, quiere decirse que no siempre el haber actuado el agente cumpliendo la orden que le fue dada por quien se atribuía facultades’ para hacerlo puede eximir de responsabilidad penal. Sólo han de ser obedecidas las órdenes lícitas y deben ser desobedecidas las ilícitas. Mas esto coloca al subordinado en la necesidad de valorar la orden recibida antes de ejecutarla, a efectos de darle cumplimiento o no. La inimputabilidad mencionada, como dijo Carrara, no puede constituir "una patente de impunidad para todos los sometidos". Suele estimarse en doctrina que, para que funcione esta eximente, el juez tendrá que apreciar si el subordinado ejecutor de la orden tuvo posibilidad de conocer su ilicitud, considerando su posición, educación, índole de sus funciones, medio social en que se desenvuelve, etc. A partir de la terminación de la segunda guerra mundial, muchos funcionarios civiles y militares alemanes trataron de justificar sus actos genocidas alegando haber procedido en cumplimiento de órdenes recibidas de sus superiores; es decir, por obediencia debida. No obstante, los tribunales han solido rechazar esa defensa. (v. OBEDIENCIA CIEGA.)

Obediencia filial

La debida a los padres por los hijos menores de edad y sujetos a su potestad. No obliga a todos los hijos menores, por cuanto pueden ser huérfanos (caso en el cual ese deber de sumisión se traslada al tutor u otro representante legal), porque los padres pueden haber sido despojados de sus facultades por mal uso o abuso o por incapacidad física o mental; por no ser conocidos sus progenitores, situación en que se recae en el primero de los supuestos. La obediencia filial, a diferencia capital con la obediencia conyugal (v.). posee una garantía eficaz: el llamado derecho de corrección paterno, que en la práctica se traduce en lícitos, aunque moderados, malos tratos…

Obediencia jerárquica

Por lo general, locución penal eximente que se equipara a la obediencia debida (v.). Discrepa Jiménez de Asúa, que enfoca la cuestión como causa de inculpabilidad, y no como causa de inimputubilidud, por fundarse en un error. Expresa que si el inferior jerárquico queda exento de pena, por obedecer una orden del superior que viene en forma, pero que lesiona injustamente un derecho, es porque el subordinado cree erróneamente que se le manda algo justo.

Obispado

Jerarquía, dignidad y jurisdicción territorial de un obispo (v.).

Obispo

El obispado es una institución canónica de Derecho Divino. Según el canon 329, párr. 1, del Codex luris Canonici de 1918, los obispos son sucesores de los apóstoles y están colocados al frente de iglesias peculiares que gobiernan con potestad ordinaria bajo la autoridad del Romano Pontífice. Ocupan el primer rango de la jerarquía de orden y poseen la plenitud del sacerdocio. (v. SUFRAGáNEO.) El Codex exige, para ser puesto al frente de una diócesis, ser hijo legítimo, sin que baste la legitimación por subsiguiente matrimonio; tener cumplidos 30 años; llevar 5 ejerciendo el sacerdocio; estar dotado de buenas costumbres, lo cual se acredita por la información de vita et moribus, y ser doctor o perito en Teología y Derecho Canónico, por su delicada definición y decisión de cuestiones dogmáticas y Jurídicas, como en las causas matrimoniales. Los obispos, designados por el papa, con cierta propuesta del jefe del Estado en algunos países, se han erigido en cogobernantes de la Iglesia de acuerdo con el sentido democrático y colegiado impreso a la jerarquía eclesiástica por el II Concilio Vaticano.

Obispo de Roma

Uno de los títulos eclesiásticos del Romano Pontífice, por ser el mitrado de la capital italiana y católica a la par.

Obispo in pártibus

De modo más completo, in pártibus infidélium, y también obispo titular, de título o de anillo, el designado para una diócesis en que no reside, por ser territorio de infieles y de prohibida o peligrosa permanencia en ella. Suele referirse a comarcas de Africa o Asia.

óbito

Defunción, fallecimiento.

Obituario

Libro parroquial en el que se anotan las defunciones y entierros en que la Iglesia interviene.

Objetividad

Actitud crítica imparcial que se apoya en datos y situaciones reales, despojada de prejuicios y apartada de intereses, para concluir sobre hechos o conductas.

Objetivismo jurídico

Conjunto de normas, principios, teorías, doctrinas y tendencias que ponen en relieve, en el fenómeno jurídico, todo aquello que, formal o materialmente, reconoce mayor grado de autonomía e independencia con relación a las estructuras mentales, actividades psicológicas y facultades valorativas de los sujetos del Derecho; es decir, a los aspectos subjetivos y personalistas que juegan en su ámbito (J. C. Molina).

Objetivo

Perteneciente al objeto (v.). | Ajustado a la objetividad (v.). | Imparcial, sin prejuicios.

Objeto

Materia o asunto que sirve al ejercicio de las facultades mentales. | Cosa. | Materia o sujeto de una ciencia. | Fin o intento a que se dirige o encamina una acción u operación (Dic. Acad.). En esta última acepción es, pues, la finalidad que con el acto u operación se persigue. Capitant define el objeto como la prestación sobre la que recae un derecho, obligación, contrato o demanda judicial. El de un contrato será la o las obligaciones que de él se derivan. El de una obligación, lo que incumba realizar a la persona obligada. No hay que confundir el objeto de los actos jurídicos con la causa ni con su motivo (v.).

Objeto de la obligación

La prestación o hecho y la abstención u omisión que una o ambas partes establecen como contenido de este nexo jurídico.

Objeto de los contratos

Declara sobre el tema el Código Civil ARGENTINO que "toda especie de prestación puede ser objeto de un contrato, sea que consista en una obligación de hacer, sea que consista en la obligación de dar alguna cosa, y, en este último caso, sea que se trate de una cosa presente o de una cosa futura, sea que se trate de la propiedad, del uso o de la posesión de la cosa" (art. 1.168). Con ese carácter más genérico puede afirmarse que son susceptibles de constituir objeto de los contratos todas las cosas o bienes en el comercio de los hombres y todos los servicios no contrarios a la ley o a la moral. (v. OBJETO DEL ACTO JURíDICO.)

Objeto del acto jurídico

En la amplia enumeración del Código Civil ARGENTINO, tal posibilidad de contenido abarca esta escala de posibilidades: 1") cosas que estén en el comercio; 2") aun no estando en el comercio, que no estén prohibidas; 3") hechos no imposibles ni ilícitos ni inmorales; 4") hechos no prohibidos (redundancia de lo anterior); 5") hechos no contrarios a la libertad de la conciencia o de las acciones; 6") hechos que no perjudiquen a un tercero en sus derechos. (v. OBJETO DE LOS CONTRATOS )

Objeto del Derecho

Las personas, las cosas y las acciones judiciales, en toda su complejidad, constituyen tal objeto o el de las relaciones jurídicas. A ese enfoque, sobre el contenido, el Diccionario de Derecho Usual, considerando el objeto comofinalidad, y recordando las extremas divergencias doctrinales, agrega que el Derecho pretende establecer o restablecer las relaciones justas, pacíficas y bienhechoras entre los hombres por la regulación normativa y su efectiva exigencia, cuando proceda y se actúe.

Objeto material del delito

Afirma Carrara que el objeto del delito no es ni la cosa ni el hombre sobre los que se ejercita la acción criminal, pues el delito no se persigue como acto material, sino como ente jurídico, y de ahí que la acción material tendrá por objeto la cosa o el hombre, mientras que el ente jurídico no puede tener por objeto sino una idea: el derecho violado que la ley protege mediante una prohibición.

Objeto social

Cláusula de los contratos de sociedad en la que se establece cuáles serán las actividades a las que ha de dedicarse la sociedad.

Oblicuo

Figuradamente, indirecto, como ciertos ataques u ofensas, y como algunas defensas procesales; así, la acción oblicua (v.).

Obligación

Deber jurídico normativamente establecido de realizar u omitir determinado acto, y a cuyo incumplimiento por parte del obligado es imputada, como consecuencia, una sanción coactiva; es decir, un castigo traducible en un acto de fuerza física organizada (J. C. Smith). Claro es que esta definición se encuentra referida a las obligaciones de orden legal, por cuanto hay también obligaciones morales, que no llevan aparejada ninguna sanción coactiva, sino que quedan sometidas ala conciencia del obligado por esa calificación social. Jurídicamente, y en términos generales, puede decirse que las obligaciones admiten la siguiente división: a) de hacer, b) de no hacer, c) de dar cosas ciertas, d) de dar cosas inciertas, e) de dar sumas de dinero. La simple enunciación de esas obligaciones resulta suficiente para comprender su contenido. Se clasifican asimismo en principales, cuando subsisten por sí mismas; accesorias, cuando dependen o están vinculadas con la principal; puras, cuando no dependen de una condición; condicionales, cuando su cumplimiento depende de ciertas circunstancias, por lo que adquieren diversas modalidades (v. CONDICIóN); divisibles, cuando también lo sea la cosa, el hecho o la abstención que ha de ser cumplida y siempre que tal fraccionamiento se encuentre permitido legal o convencionalmente, e indivisibles, en el supuesto contrario. Las obligaciones pueden ser también naturales, entendiéndose por tales las que se fundan en una causa suficiente para engendrar en una persona, y con respecto a otra, una prestación determinada, pese a que el legislador no las haya incluido entre las obligaciones civiles, por cuanto no dejan al titular del derecho ningún medio procesal para reclamarlas; civiles, que, contrariamente a las naturales, son aquellas cuyo cumplimiento puede ser exigido por vía legal; mancomunadas, cuando reconocen varios acreedores o varios deudores, no obstante estar representadas por una sola prestación; solidarias, cuando su cumplimiento puede ser íntegramente exigido por cada uno de los acreedores o de cada uno de los deudores, y a plazo, cuando su ejercicio está sujeto a un término suspensivo o resolutorio. Se llaman obligaciones alternativas cuando, conteniendo una pluralidad de obligaciones, el deudor queda librado de todas ellas mediante el cumplimiento de una sola, y son facultativas cuando, no teniendo por objeto sino una sola prestación, el deudor tiene la facultad de substituir por otra. En las voces inmediatas, a más de ampliar sobre las enunciaciones precedentes, se abordan otras especies obligacionales de interés. Las obligaciones exigen al menos dos sujetos: el que puede exigirlas: el acreedor, y el sometido al cumplimiento: el deudor. Cuando hay reciprocidad en los derechos y obligaciones se habla de partes, que adquieren nombres específicos, sobre todo en contrato (v.). Pero no es sólo el contrato una de las fuentes de las obligaciones (v.). Aparecen también, en el repertorio clásico, la ley, el delito, el cuasicontrato y el cuasidelito (v.). Señala L. Alcalá-Zamora que existe un proceso biológico completo para las obligaciones: tienen su origen o fuentes y su vida o contenido, pero poseen además su extinción. En este orden hay que citar: 1º) el pago o cumplimiento, 2º) la pérdida de la cosa debida, 3º) la condonación o remisión, 4º) la confusión de los derechos del acreedor con los deberes del deudor, 5º) la compensación, 6º) la novación, 7º) la transacción, 8º) la renuncia del derecho por el acreedor, 9º) el mutuo disenso, 10º) la condición resolutoria, 11º) el juramento decisorio, 12º) el término extintivo, 13º) en las obligaciones personalísimas, 14º) la prescripción. (v. las voces principales). La nulidad, para unos, es causa también de extinción obligacional; para otros, obstáculo para su origen.

Obligación a plazo

La que presenta supeditado su cumplimiento a un día determinado o indeterminado, pero cierto. El plazo es determinado cuando está fijado un día concreto, y es indeterminado cuando depende de un hecho de producción necesaria: cuando muera alguien señalado. Precisamente la certeza dentro de la indeterminación fija la separación entre las obligaciones aplazo y las condicionales, en que existe la posibilidad de que no se concreten, por no cumplirse la condición.

Obligación a prorrata

Nombre que se da también a la obligación mancomunada (v.).

Obligación a término

Obligación aplazo (v.).

Obligación accesoria

Aquella que se encuentra supeditada, en su existencia y eficacia, a otra por ello conocida como obligación principal (v.). Extinguida o nula ésta, aquélla desaparece o no surge; por el contrario, la invalidez de la accesoria no afecta a la principal en su vigencia.

Obligación alimentaria

La que impone prestar o procurar alimentos (v.) en el sentido jurídico de todos los medios de subsistencia, no sólo la fisiológica. Suele ser legal, que afecta a los parientes próximos en casos de incapacidad de lograr su sustento alguna persona; convencional, cuando así se haya convenido, por liberalidad o con carácter remuneratorio, y puede ser testamentaria, en forma de legado de alimentos (v.). En el primer supuesto ha de estarse a la letra de la ley; en el segundo, a los términos de lo convenido; en el último, al texto testamentario que efectúe esa liberalidad. La obligación alimentaria no admite renuncia ni compensación.

Obligación alternativa

Para el Código Civil ARGENTINO, la que tiene por objeto dos o más prestaciones, independientes y distintas unas de otras en el título, de modo que la elección que debe hacerse entre ellas quede desde el principio indeterminada. El obligado alternativamente por varias prestaciones sólo ha de cumplir íntegramente una de ellas. La elección le pertenece en principio al deudor; pero, de ser imposible una de dos o todas menos una, se debe la posible al acreedor. Si la elección es del acreedor, éste puede optar, en caso de desaparecer la alternativa por culpa del deudor, por la subsistente o por el valor de la frustrada. (v. OBLIGACIóN FACULTATIVA)

Obligación ambulatoria

Es aquella en la cual "el sujeto pasivo no está individualizado; inviste ese carácter la persona que sea propietaria del bien al cual es inherente la carga constitutiva de la obligación" (Busso). Para Ferrimi. el vínculo obligatorio surgido del hecho de hallarse alguien en relación de propiedad, posesión o por otro derecho real, con la cosa a que tal obligación es inherente. Un caso de obligación ambulatoria se halla en la hipoteca. Para el acreedor hipotecario lo es por cuanto el deudor puede enajenar el bien hipotecado, por el que responde el nuevo titular, y para el deudor hipotecario, por cuanto el acreedor tiene derecho para ceder su crédito garantizado. Así, pues, pueden variar o ambular las partes obligadas, por activa o por pasiva (L. Alcalá-Zamora).

Obligación aplazada

Propiamente, obligación aplazo (v.). Con menos tecnicismo, aquella para cuyo cumplimiento total o parcial concede una espera el acreedor, antes de proceder judicialmente. | Por insolvencia o incumplimiento flagrante, la que el deudor difiere, que lo constituye en mora (v.), con las consecuencias naturales.

Obligación bajo condición resolutoria

Se caracteriza este nexo jurídico por subordinar las partes aun hecho futuro e incierto la resolución de un derecho en ejercicio o existente. Incumplida la condición resolutoria (v.), o de resultar ya imposible, el derecho se torna irrevocable. Cumplida, por el contrario, cesa el derecho y ha de restituirse lo recibido por ese título. De perecer el objeto de esta obligación, nada se deben las partes respectivas. (v. OBLIGACIóN BAJO CONDICIóN SUSPENSIVA.)

Obligación bajo condición suspensiva

Aquella que existirá, o no, según se produzca o no se realice un acontecimiento futuro e incierto. El acreedor tiene derecho a que se adopten garantías para sus expectativas e intereses. Si la Condición suspensiva no se cumple, la obligación se estima nunca contraída. Si se verifica, entonces rige en los términos legales o convencionales. La pérdida del objeto sin culpas del deudor extingue esta obligación. Si perece por culpa de él, ha de reparar los daños y perjuicios. Las mejoras ceden a favor del acreedor. (v. OBLIGACIóN BAJO CONDICIóN RESOLUTORIA.)

Obligación bilateral

La que ofrece prestaciones debidas por ambas partes o por una pluralidad mayor de obligados, con independencia del equilibrio jurídico o económico o de su desigualdad. Es decir, el complejo obligacional en que, en peculiar y consubstanciada medida, se es acreedor en parte y deudor en otra. De ahí que esta relación jurídica, por tal pluralismo y complejidad, se conozca en forma técnica, de mejor estructura gramatical también, como obligaciones recíprocas (v.), en conceptos de L. Alcalá-Zamora.

Obligación civil

En el Derecho Romano, la protegida por una acción que el acreedor podía ejercitar. | En el Derecho justinianeo la sancionada por cl Derecho Civil, a diferencia de la que contaba con una acción Pretoria. | Hoy, toda aquella cuyo cumplimiento es exigible o que, subsidiaria-mente, concede derecho al resarcimiento económico del caso. | Por el campo jurídico, la encuadrada en el Derecho Civil y en oposición principal con la obligación mercantil (v.). Le son aplicables, por su generalidad, las consideraciones formuladas en la simple voz OBLIGACIóN (v.).

Obligación colectiva.

Otro nombre de la obligación mancomunada (v.).

Obligación compuesta

Denomínase así aquella con pluralidad de prestaciones, sean ellas conjuntas o disyuntivas. según que todas ellas deban ser cumplidas o que el deudor esté obligado auna de ellas. (V OBLIGACIóN ALTERNATIVA y CONJUNTIVA.)

Obligación común

La carente de preferencia en el supuesto de concurrir con alguna obligación privilegiada (v.), como acontece con un acreedor quirografario frente a otro hipotecario.

Obligación con cláusula penal

Según el concepto exacto del Código Civil ARGENTINO, aquella en la cual una persona, para asegurar el cumplimiento de una obligación, se sujeta a una pena -civil o económica, por supuesto- o multa en caso de retardar (mora) o de no ejecutar (incumplimiento) lo debido. (v. CLáUSULAPENAL.)

Obligación condicional

Aquella en que la adquisición de un derecho o la formación de un complejo jurídico, o bien la extinción de los que tienen efectividad, pende de un acontecimiento futuro o incierto, que en lo jurídico constituye la condición (v.) típica, que se escinde en las especies fundamentales de suspensiva y resolutoria. Cuando las establecidas como condiciones son imposibles o ilícitas, provocan su nulidad. Si el hecho es, por el contrario, seguro, se está realmente ante un plazo, que puede revestir, según las circunstancias, el carácter de cierto o incierto en el tiempo.

Obligación conjuntiva o conjunta

Aquella en que al deudor se le pueden exigir varias prestaciones derivadas de un mismo negocio jurídico. Se está ante una variedad de la obligación compuesta (v.), en que la liberación plena del deudor sólo se concreta con el cumplimiento de las diversas condiciones, que en buena técnica han de poseer cierta conexión entre sí. Tal situación es la frecuente en los contratos típicos y complejos, como la compraventa, el arrendamiento, la sociedad, en que existe un cúmulo de obligaciones que cada parte puede exigir a la otra hasta el agotamiento del nexo jurídico.

Obligación contractual

Esta variedad técnica, que a los profanos puede parecer redundante, en equiparación miope de contrato y obligación (v.), encuadra en el rigor de la variedad de las fuentes de las obligaciones (v.), por cuanto éstas no solo dimanan de los contratos, supuesto en que se está plenamente en esta especie, sino también de la ley, del delito, del cuasidelito, del cuasicontrato y hasta de las actitudes unilaterales, como las ofertas de recompensas innominadas. Jerarquizando y reforzando su vitalidad en la esfera del Derecho. L. Alcalá-Zamora agrega, a los lineamientos precedentes, que los códigos civiles les reconocen fuerza de ley a las obligaciones contractuales lícitas, aunque, en verdad, antes de haber Estados o grupos sociales conexos hubo obligaciones contractuales, espontáneamente concertadas y escrupulosamente cumplidas por mutua confianza en el valor de la palabra humana. Si obligación contractual no constituye. pues, redundancia, sí posee significado antonomástico en el Derecho Privado, por ser las más numerosas de las obligaciones, sin desconocer por ello que el prurito de absorbencia y de reglamentarismo de todos los gobiernos, y más en los regímenes totalitarios, y hasta en los intervencionistas extremos, tienden a atrapar en la espesa red de las obligaciones legales a todos sus súbditos, en la esfera pública y en la cada vez más restringida, por eso, del mundo privado.

Obligación correal

Locución sinónima, aunque menos usual, de obligación solidaria (v.).

Obligación correlativa

La que en su cumplimiento depende de otra, sea la efectividad simultánea (pago al contado de lo comprado) o diferida (abono del precio en plazos al vendedor). El recíproco sostén obligacional conduce a que el incumplimiento de una parte releve a la otra de su obligación correlativa, en resolución lógica que el legislador proclama en principio, aunque existan otros expedientes ocasionales, como el cumplimiento coactivo, el resarcimiento de daños y perjuicios, la vigencia de cláusulas penales y la pérdida de señas y fianzas (L. Al-calá-Zamora).

Obligación cuasicontractual

Cualquiera de las que derivan de un cuasicontrato (v.), cuya articulación se halla casi siempre en los textos positivos.

Obligación cuasidelictuosa

La que surge de un acto ilícito culposo y perjudicial para otro y no castigado por la ley penal, pero que merece al menos la reparación forzosa del mal causado y de los perjuicios inferidos (Dic. Der. Usual). Suele hablarse, en equiparación extendida, aunque no exenta de algunos reparos, de obligaciones derivadas de algún delito civil (v.). Variedad agravada SC halla en la obligación delictuosa (v.).

Obligación de buena fe

Se está ante la concertada por el respeto de la palabra ajena y la fidelidad a la propia, que en su eficacia se basa antes en la ejecución espontánea que en la vigencia rigurosa de la ley. Se contrapone a la obligación de estricto derecho (v.).

Obligación de comercio

La derivada del tráfico lucrativo o concertada en las relaciones comerciales, que se conoce más como obligación mercantil (v).

Obligación de dar

La consistente en la entrega de una cosa a otro o en la transmisión de un derecho, conforme a los actos conducentes. A la transferencia material o simbólica que integra la obligación de dar, el legislador añade obligaciones de hacer (v.), como conservar la cosa o derecho con adecuada diligencia, entre el compromiso de dar y la real dación, y también obligaciones de no hacer (v.), la otra especie opuesta o distinta, como abstenerse de cuanto la perjudique o comprometa. Variedad de la obligación de dar, con minuciosa regulación legal, son: a) la de cosa cierta, b) la de cosa incierta, c) la de cantidad de cosas, d) la de suma de dinero. (v. OBLIGACIóN DE NO DAR.)

Obligación de estricto derecho

Aquella que ha de llevarse a efectividad ineludible, salvo recíproco desistimiento, según los términos de la ley que la establece o del acuerdo bilateral estipulado. (v. OBLIGACIóN DE BUENA FE.)

Obligación de hacer

Como su denominación anticipa con claridad, la que impone realizar un acto o prestar algún servicio. Así, como típicas: el mandato, la comisión, el arrendamiento de servicios y el contrato de trabajo. Tienen estas obligaciones como característica hoy, y desde hace mucho, que no son susceptibles de cumplimiento compulsivo; por lo cual su transgresión lleva a buscar el resarcimiento por la vía económica de reparar los daños y perjuicios, o bien, de haber previsiones legales o privadas, a los recursos de las cláusulas penales o de las pérdidas de fianzas o señas estipuladas. Aunque, en general, cabe el pago por otro, en las obligaciones de hacer no se admite cuando se han tenido en cuenta las cualidades personales del deudor, del obligado, por ser entonces nexo concertado intuitu personae (v.). Naturalmente, la especie opuesta consiste en la obligación de no hacer (v.) y también se contrapone en lo técnico a la obligación de dar (v.), que a la postre es también de hacer una entrega o transmitir un derecho, aunque más concreta en su objeto.

Obligación de no dar

Variedad negativa de la obligación de no hacer (v), consistente en no enajenar o transmitir determinada cosa o derecho, que se conviene mediante cláusulas de inalienabilidad, al menos temporal, cuando no exista impedimento de orden público por cercenar en exceso la libertad individual. (v. OBLIGACIóN DE DAR)

Obligación de no hacer

Se está ante la coerción legal o el compromiso convencional que impide hacer algo, posible y lícito en otro supuesto, y que puede configurar abstenerse de prestar un servicio o ejecutar otro acto y, más en especial, no entregar una cosa, no desposeerse de ella, como constituye la obligación de no dar (v.). Su esfera es muy amplia, por decisión legal, en materia de servidumbres. Asimismo aparecen, por convenios privados, en la no competencia que se pacta en las transferencias de industrias y comercios, al igual que restricciones laborales en análogo sentido. (v. OBLIGACIóN DE HACER)

Obligación de tracto sucesivo

La que envuelve prestaciones prolongadas necesariamente en el tiempo, como las de trabajo, sociedad y arrendamiento. Estas obligaciones ofrecen la particularidad de que, perfectas en principio desde que la ejecución comienza, admiten tanto la resolución que acorte su duración (por mutuo acuerdo o ante el incumplimiento de la otra parte) como la prosecución tácita o la expresa prórroga, sobre el lapso inicial previsto (Dic. Der. Usual). La especie opuesta es la locución siguiente.

Obligación de tracto ímico

La de cumplimiento instantáneo, como la permuta o la compraventa al contado. (v. OBLIGACIóN DE TRACTO SUCESIVO)

Obligación delictuosa

En lo penal, la que por previsión legal y declaración judicial impone una sanción al reo, cuyo quebrantamiento origina una nueva punición o, al menos, mayor severidad penitenciaria, si la condena es de privación de libertad. En lo civil, la restitución, la reparación y la indemnización que se pronuncian, por tribunales del fuero criminal o del civil, a consecuencia de una conducta dolosa. (v. OBLIGACIóN CUASIDELICTUOSA)

Obligación disyunta

Si la disyunción está referida al objeto de las obligaciones, el término equivale a obligación compuesta (v.), mas puede asimismo referirse a la disyunción entre los sujetos, sea de los deudores, de los acreedores o de ambas clases. Si se refiere a los primeros, los sujetos aparecen vinculados por una conjunción copulativa, y si se refiere a los segundos, por una conjunción disyuntiva. Se trata de un término corriente en los depósitos bancarios a orden recíproca o indistinta. Señala Domínguez, a quien se sigue en esta exposición, que estas obligaciones son equivalentes a las solidarias, puesto que en ellas cualquier acreedor puede reclamar la totalidad de la prestación contra el deudor común, tesis defendida por Pothier, Colmo y Salvat, mientras que Demolombe y Busso afirman "la autonomía de la deuda disyunta, a la que debe asignarse una categoría distinta de la deuda solidaria, ya que, a diferencia de la solidaridad en que todos los titulares serían acreedores, en la disyunción no lo es ninguno hasta que se practique la elección", por lo cual las obligaciones con disyunción de sujetos no deben considerarse como de sujeto múltiple, sino como de su jeto indeterminado.

Obligación divisible

Llámase así la susceptible de cumplimiento parcial, en distintos momentos y por parte de un todo o por etapas de un proceso. Aun siendo divisible por naturaleza una obligación, las partes pueden convenir la indivisibilidad, como en el pago de una suma de dinero. Opuestamente, lo indivisible por natura, el abono de la construcción de una casa, puede dividirse en lapsos mensuales o de otra duración, o bien sujetarse a las distintas etapas del trabajo. Son divisibles las obligaciones de dar (en especial las sumas de dinero y los suministros sujetos a periodicidad), las obligaciones de hacer (si cabe fraccionar por días u otros períodos la prestación o si se regula por medidas o número la ejecución) y hasta las obligaciones de no hacer, según circunstancias especiales en cada caso; por ejemplo, la de no producir sobre cierto número en cada lapso convenido, para no saturar un mercado y mantener precios convenientes al comercio. (v. OBLIGACIóN INDIVISIBLE.)

Obligación específica

Nombre que se asigna a la de dar cosa cierta. (v. OBLIGACIóN GENéRICA.)

Obligación "ex lege"

Si bien se puede afirmar que todas las obligaciones tienen su origen en la ley que las determina y protege los derechos que de ella se derivan, hay algunas que no se originan en la voluntad contractual de las partes, sino que nacen directamente de la autoridad de la ley que impone la obligación partiendo de un presupuesto dado, sin necesidad de que su causa inmediata se encuentre en un hecho humano. Son las llamadas obligaciones "ex lege", entre las que cabe señalar la crianza y educación de los hijos, la obligación alimentaria, la evicción v redhibi-ción-y las obligaciones ocasionadas por las relaciones de vecindad.

Obligación extracontractual

Fórmula amplia que engloba, por antítesis tautológica, toda la que no sea obligación contractual; por consiguiente, la obligación cuasicontractual, la cuasidelictuosa, la delictual y la legal (v.).

Obligación facultativa

La que no teniendo por objeto sino una sola prestación, permite al deudor sustituir esa prestación por otra, que ha de estar determinada también. Este vínculo obligacional se acerca bastante a la obligación alternativa (v.). Ahora bien, lafacultativa se extingue con la pérdida o imposibilidad de la estipulada como característica; en cambio, en la alternativa han de perderse o tornarse imposibles todas las obligaciones prefijadas. En la duda se estima alternativa la obligación.

Obligación genérica

Denominación que se atribuye a la de dar una cantidad de cosas, en que el deudor cuenta con la facultad de que sea éstas o aquéllas. (v. OBLIGACIóN ESPECíFICA.)

Obligación genérica delimitada

De acuerdo con la definición del Diccionario de Derecho Privado, es aquella cuya prestación ha de salir de una determinada gran cantidad, sin que constituya una obligación específica (v.), "pues las características que hacen del total acopio una cosa determinada no caracterizan ala vez las cosas singulares determinadas". Es ésa la definición coincidente de Enneccerus-Lehmann.

Obligación ilícita

Aquella cuyo objeto se halla prohibido por causas morales o por decisión legal. | Parcialmente, la cláusula de igual índole en obligación lícita (v.) en lo principal. La ilicitud en lo esencial o único invalida la obligación, aun cuando las partes queden a las resultas de las transgresiones penadas. Si la ilicitud es secundaria. la nulidad afecta a ese aspecto, siempre que no alcance a impedir el cumplimiento de lo principal.

Obligación ilíquida

Se trata de la que versa sobre cosas no determinadas con exactitud, y, más en especial, en cuanto a sumas de dinero no precisadas. Tal situación influye sobre su exigibilidad, en principio diferida hasta que se transforme en obligación líquida (v.).

Obligación imperfecta

La carente de exigibilidad legal y judicial, por constituir tan sólo deber moral. Así, el socorro de los necesitados en general. (v. OBLIGACIóN PERFECTA.)

Obligación imposible

Aquella que excede de los medios o recursos del hombre en general o del deudor en concreto. La imposibilidad puede ser absoluta, como evitar lo ya consumado, o relativa, al menos en el tiempo. A este respecto, el clásico ejemplo de alcanzar el hombre otros cuerpos celestes ha dejado de serlo, en general, con la conquista humana de la Luna, a la que seguirán en un mañana no tan lejano la de otros astros del sistema solar o más remotos. La imposibilidad absoluta o personal anula la obligación a que se refiera. En lo testamentario, se tiene por no puesta. (v. OBLIGACIóN POSIBLE.)

Obligación individual

La referente a un solo deudor con un solo acreedor. Género contrario lo constituye la obligación colectiva (v.).

Obligación indivisible

La que consta de un objeto o prestación que no admite sino cumplimiento total, por no tolerar división material o abstracta. Por ejemplo, entregar un automóvil, que no se efectúa jamás por piezas al comprador, o la de transmitir el dominio de un bien. Las posibilidades de tomar indivisible lo divisible, y lo inverso, en la esfera jurídica se apuntan en la locución OBLIGACIóN DIVISIBLE (v.).

Obligación legal

Aquella que se impone por ley u otra disposición equivalente: decreto, orden de autoridad, ordenanza o bando. | La conforme con las buenas costumbres y los principios genéricos de un ordenamiento jurídico. Las obligaciones legales, en la primera de las acepciones, no se presumen; han de estar expresamente determinadas en un texto o artículo.

Obligación lícita

La ajustada a la ley y a las buenas costumbres. (v. OBLIGACIóN ILíCITA.)

Obligación líquida

La consistente en cosas exactamente determinadas en número, especie y calidad. (v. OBLIGACIóN ILíQUIDA. )

Obligación literal

Es aquella que consta por escrito. Tal requisito impone al menos la autografía de la firma, que permite exigir su reconocimiento cuando se producen incumplimientos, totales o parciales. Cuando la ley exige la forma escrita, estas obligaciones se convierten en imprescindibles para su validez forzosa. Se contrapone esta especie a la obligación de buena fe (v.) y ala confiada al simple acuerdo verbal y sin testigos.

Obligación mancomunada

Genéricamente, obligación colectiva (v.); es decir, aquella en la que hay varios acreedores o varios deudores, o pluralidad de unos y otros. | Específicamente, aquella en la cual, con más de un acreedor o más de un deudor, cada uno de los primeros no puede exigir sino su parte y cada obligado no debe sino la suya. La exigibilidad total por cada acreedor o de cada deudor determina la obligación solidaria (v.).

Obligación mercantil

Según el Diccionario de Derecho Usual, en definición elíptica, la prestación, entrega o abstención debida por el deudor o exigible por el acreedor cuando constituye acto de comercio (v.). | En enfoque personalista. la derivada de la condición de comerciante (v.) de una o ambas partes. Ofrece la particularidad del rigor legal en plazos y términos contractuales, así como la sumisión a los usos profesionales y a las prácticas de las plazas. Las obligaciones mercantiles o de comercio, a más de sus fuentes privativas, poseen como régimen supletorio el de las obligaciones civiles en cuanto a causa, efecto, las acciones e interpretación. (v. OBLIGACIóN CIVIL)

Obligación mixta

Aquella cuya raíz vincular se funda a la vez en el Derecho Natural y en el Derecho Civil. De ahí que, en análisis estricto, se diferencia tanto de la obligación natural (v.). que carece de exigibilidad procesal, como de la obligación civil (v.) pura, coercible, pero con posibles vicios de fondo, morales al menos.

Obligación modal

La que incluye la entrega de una cosa o la prestación de un servicio con una carga adicional a favor de quien sea acreedor. (v. MODO.) Un ejemplo: el legado que le señala al legatario el destino de algunos de los fondos, dejados para sufragios por el alma del testador.

Obligación múltiple

Llámase así, y también compuesta, aquella que recae sobre diversos objetos, sea conjunta o disyuntivamente, o bien en que el deudor está facultado para substituir su prestación. Tienen carácter múltiple la obligación alternativa, la facultativa y la conjuntiva (v.).

Obligación natural

La lícita que no es exigible judicialmente, por no conceder acción para ello o por haber prescrito. El voluntario cumplimiento. incluso en los casos de prescripción, surte los efectos jurídicos del pago, por lo cual no cabe la repetición de lo indebido. El legislador acepta esa actitud fundándose en que, sobre la letra estricta de los textos positivos, sobreviven aún, según opina L. Alcalá-Zamora, los valores éticos de la conciencia, la perdurabilidad de la palabra empeñada y el fondo justiciero de las prestaciones equitativas. Según recuerda el Diccionario de Derecho Usual, la obligación natural se contrapone tanto a la obligación civil como a la obligación mixta (v.), por cuanto tradicionalmente la primera sólo obliga en conciencia; la segunda es legal, pero puede contener vicio invalidador; mientras la tercera, a más de moral, es exigible por la ley ante jueces y tribunales. El legislador ARGENTINO reconoce como obligaciones naturales: 1º) las contraídas por personas con discernimiento, pero incapaces para obligarse, como la casada en ciertos tiempos y los menores adultos; 2º) las obligaciones civiles prescritas; 3º) las provenientes de actos sin las solemnidades legales; 4º) las no reconocidas en juicio por falta de pruebas o por error o culpa del juez; 5º) las contractuales genéricas sin acción legal, como las deudas de juego.

Obligación negativa

Aquella que se caracteriza por la omisión o abstención impuesta al deudor. Típicas: la obligación de no dar y la obligación de no hacer (v.). Lo contrario: la obligación positiva (v.).

Obligación nula

La que adolece de algún vicio de fondo o de forma que impide su exigibilidad y que puede incluso originar sanciones represivas, como las atentatorias gravemente contra el orden público y las buenas costumbres. La incapacidad de las partes, defectos del consentimiento, ilicitud del objeto o de la causa son motivos de nulidad obligacional.

Obligación pecuniaria

Aquella que implica la dación de una cantidad de dinero, como en los cheques, letras de cambio, pagarés, libranzas y giros. También, la principal que incumbe al comprador en la compraventa; al arrendatario, en la locación de cosas; al empresario, en el contrato de trabajo. Sin necesidad de expresión superflua. sólo son válidas en su cumplimiento en caso de efectuarse en la moneda pactada y que mantenga su poder liberatorio, y con curso legal en cada lugar y tiempo. De todas formas, regulaciones monetarias en los países poco prósperos suelen imponer normas de pago imperativas que no sean las pactadas, y a las que reemplazan, aunque lesionen los derechos del acreedor con respecto al momento de concertarse la obligación. Adicionalmente a las consideraciones previas, Luis Alcalá-Zamora declara que la teoría de la imprevisión viene a introducir una corrección equitativa en las obligaciones pecuniarias deterioradas en el curso del tiempo por procesos inflacionarios o de envilecimiento de las monedas. Obligación pecuniaria principal es el devengo de intereses en los préstamos o depósitos lucrativos de dinero, y se convierte ese mismo rédito en automático resarcimiento de perjuicios económicos cuando, ope legis o por cláusula estipulada, obra con carácter punitorio en caso de mora.

Obligación penal

Obligación delictuosa (v.).

Obligación perfecta

Aquella que reúne todos los requisitos de fondo y de forma para su validez, concertada por personas capaces y exigible judicialmente, por la acción procedente. (v. OBLIGACIóN IMPERFEC TA)

Obligación personal

La que requiere la actividad de un hombre o mujer, que debe efectuar por sí una prestación, entregar una cosa, transmitir un derecho o abstenerse de algo imperativamente. (v. OBLIGACIóN REAL.)

Obligación personalísima

Califícase con tal superlativo la prestación que únicamente puede ser cumplida por cl deudor designado, por la individualización y exclusiva que ha tenido en cuenta el acreedor para establecer el nexo y, casi siempre, para la compensación económica o de otra especie pertinente. Suelen revestir este carácter los servicios de los profesionales liberales, de literatos y artistas, de técnicos calificados y en actividades donde la confianza personal predomina. (v. OBLIGACIONES INHERENTES ALAPERSONA.)

Obligación posible

La que cabe llevar a efectividad por el obligado, en persona, de ser necesario o estar convenido, o por otro y por su cuenta y descargo. La posibilidad como la imposibilidad ofrecen el grado de lo absoluto y de lo relativo, y para la generalidad o para algunos individuos en concreto. Así puede apreciarse en las consideraciones del género contrario: la obligación imposible (v.).

Obligación positiva

Consiste en un acto exterior que entrega o transmite una cosa o un derecho-o que efectúa una prestación. Así. la obligación de dar y la obligación de hace; (v.). Claro está, el reverso se halla en la obligación negativa (v.).

Obligación potestativa

Constituye la expresión una paradoja jurídica, por cuanto obligación implica un cumplimiento forzoso, en tanto que lo potestativo entrega a la libérrima actuación de una persona una acción u omisión, sin tener que fundar el criterio y aun cuando se deba ala más caprichosa de las decisiones. No obstante, como pueden concertarse, su eventual eficacia se considera al tratar de la condición potestativa (v.).

Obligación principal

La calificación del nexo obligacional en esta especie sugiere, en la exposición que en parte se sigue del Diccionario de Derecho Usual, dos circunstancias consubstanciales con la adjetivación: la dualidad al menos de las obligaciones o su pluralidad mayor y la subordinación entre ellas. Dados esos supuestos, obligación principal es la que existe por sí misma, por la finalidad preferente entre las partes que la establecen o de la ley que la impone, la cual completan, refuerzan o varían, sin afectar su esencia, las otras, llamadas por esa dependencia o accidentalidad obligaciones accesorias (v.). Cuando en un complejo obligacional no hay jerarquía en los compromisos exigibles o en los deberes impuestos, cuando todos se deben por igual, se está ante otras clases, como sucede con la obligación conjuntiva o conjunta (v.). Típica obligación principal es la devolución de la cantidad prestada, en el plazo y modo estipulados, y obligación accesoria, cuando se haya pactado, lo es la garantía hipotecaria o pignoraticia concertada. Eso no impide, en acotación de L. Alcalá-Zamora, que sea la obligación accesoria la que haya sido erigida como principal motivación para el acreedor; en hipótesis, única razón de haber efectuado la operación. Ya no por la subordinación en la escala jurídica, sino por otra calibración, puede hablarse de obligación principal, en enfoque que el tecnicismo suele omitir, para referirse ala esencial en un conjunto de prestaciones o abstenciones. Así, en la compraventa, y desde el comprador, la obligación principal consiste en el pago del precio, al punto de que, aun relevado de ello por el vendedor, no habría ya compraventa, sino donación por remisión de deuda, mientras que en ese mismo contrato, la evicción y el saneamiento, que son obligaciones de importancia decisiva, pueden desdeñarse por concierto de partes o por los caracteres de algunas enajenaciones y por declaración legal, como las compraventas en pública subasta desenvuelta sin fraude. En este otro aspecto, y por el citado jurista, se estima que lo opuesto entonces no es una obligación accesoria, por faltar el aspecto necesario de la dependencia, sino una obligación secundaria en mayor o menor medida, y sin otra trascendencia que la caracterizada de una relación jurídica o la circunstancia de potestativa remoción por las partes. En el orden de la regulación positiva se declara que entre dos obligaciones, una es principal y la otra accesoria, cuando una -por supuesto aquélla- es la razón de existir la otra. Las obligacionesprincipales lo son por el objeto, cuando la accesoria se contrae para el cumplimiento de la principal, como las cláusulas penales y las garantías reales. Y es una obligación principal por laspersonas, cuando se contrae la accesoria de fianza o garantía. La subordinación explica que la extinción de la principal lleve consigo la de la obligación accesoria, por haber perdido su razón de ser y hasta su capacidad de supervivencia, como la del feto humano, en los meses iniciales del embarazo, en caso de morir la madre potencial. Pero no se da la inversa, de modo que la extinción de la accesoria -por ejemplo, la pérdida de lo dado en prenda- no implica que se extinga la principal, solamente debilitada, de no existir las previsiones supletorias. Retomando el ejemplo vital anterior, se está ante una equiparación con el aborto, que, de no producirse complicaciones extremas, no lleva consigo la muerte de la frustrada madre. Por último, en aspecto sin definición plena, cabe apuntar que la espontánea rescisión o cancelación de las obligaciones accesorias de garantía -las reales, de modo singular- arguye presunción de cumplimiento o de condonación de la obligación principal.

Obligación privilegiada

Puesto que privilegio representa situación mejor o preferible, esta obligación requiere el concurso con otra u otras de menor rango: las obligaciones comunes (v.). La preferencia obligacional de aquella otra proviene de su cumplimiento previo; en especial, el pago preferente sobre todos los bienes o alguna especie determinada. Tal es el caso de los créditos hipotecarios v pignoraticios con respecto a los bienes gravados para su garantía. También, ciertas prelaciones crediticias, como las fiscales, los gastos preferentes, los salarios, entre otros, que exigen expresa declaración legal en todo caso.

Obligación pura y simple

Una obligación pura, sin más. Se está ante aquella que cabe exigir, desde luego, por no depender de condición alguna, plazo ni modo. De ahí que se oponga radicalmente a la obligación condicional (v.), susceptible incluso de extinguirse sin cumplimiento; de manera más relativa se diferencia de la obligación modal (v.), de subsistencia más segura que la anterior, y, por último, de la obligación aplazo (v.), sujeta a la espera temporal que ella determine.

Obligación putativa

La aparente contraída de buena fe, pero carente de causa o justificación. Se está siempre en modalidades del error en cuanto a la cualidad de las partes u otras circunstancias. Por el legislador ARGENTINO se declara que quien por error haya resultado acreedor de otro, que también erróneamente se haya constituido en deudor, queda obligado a restituirle el respectivo instrumento o a liberarlo por otro instrumento de la misma naturaleza. La regulación normativa se encauza por la del pago de lo indebido (v.).

Obligación real

Llámase de esta manera la que afecta un bien mueble o inmueble como garantía de un crédito. | En el Derecho Romano, por antonomasia, lahipoteca. (v. OBLIGACIóN PERSONAL.)

Obligación simple

Aquella que consta de una prestación única o establece una sola abstención. (v. OBLIGACIóN COMPUESTA.)

Obligación simplemente mancomunada

Designación, más completa en lo técnico, de la obligación mancomunada (v.) genuina, aquella que excluye la solidaridad crediticia.

Obligación sinalagmática

Denominación impugnada por lo general para referirse a la obligación que, unilateral en un principio, puede convertirse por alguna circunstancia ulterior en bilateral (Dic. Der. Usual). Tal sería la del mandatario que hubiera tenido que efectuar gastos por cuenta del mandante, con acción entonces para resarcirse, en caso de resistir el poderdante su obligación de reembolso. (v. CONTRATO SINALAGMáTICO)

Obligación solidaria

En precisa y técnica definición de la Academia, "aquella en que cada uno de los acreedores puede reclamar por sí la totalidad del crédito, o en que cada uno de los deudores está obligado a satisfacer la deuda entera, sin perjuicio del posterior abono o resarcimiento que el cobro o el pago determinen entre el que lo realiza y sus cointeresados". Así, pues, por disposición legal expresa o por estipulación del título constitutivo, puede ser esta obligación exigida íntegramente por uno o más acreedores de uno o más deudores. pero con el mínimo de una dualidad en uno de los sectores: el de los obligados o el de los receptores crediticios. Para mayor claridad: no cabe solidaridad obligacional entre un solo acreedor y un solo deudor, lo cual no obsta a que, según sea la obligación a plazos o no, quepa exigir el cumplimiento de una sola vez. Pero es problema distinto. La solidaridad, que tiende a extenderse, sobre todo cuando el acreedor dicta la ley del más fuerte -en disquisiciones que formaliza LUIS Alcalá-Zamora-, persigue la simplificación y la seguridad en el cumplimiento de las obligaciones, al grado de que, desde el punto de vista de los acreedores, cuando hay pluralidad de deudores, lo que se pretende es que todos sean garantes de los demás, de modo tal que sólo la insolvencia plena frustre en todo o en parte -lo no percibido u obtenido- la expectativa crediticia. Pero esa indudable ventaja de los acreedores solidarios no elimina toda utilidad para los deudores, que con esa masa colectiva de responsabilidad ofrecen una capacidad económica que en ocasiones favorece la obtención de crédito. Como se ha anticipado en la definición, la solidaridad es un primer acto; ya que, si son varios los acreedores, el que haya percibido tiene que compensar o cumplir en la parte que le corresponda con cada uno de sus cointeresados, aquí ya según el simplificado prorrateo -de no haber internamente otro sistema de distribución o beneficio- que integra la obligación mancomunada (v.). Desde la otra posibilidad solidaria, el deudor que haya pagado por un grupo puede repetir contra los solventes en la medida proporcional o de otra especie pertinente. Es decir que en el desenlace. la obligación solidaria conduce a que el acreedor activo se convierta en deudor de sus anteriores asociados y a que el deudor que haya pagado pase a ser acreedor de sus ex codeudores. Puede ser la solidaridad: a) activa, en que existen varios acreedores y un solo deudor; b) pasiva, cuando un acreedor está ante varios deudores; c) mixta si existe pluralidad de acreedores y de deudores. Por el origen del vínculo, a la voluntaria, establecida en testamento o en acto ínter vivos, se contrapone laforzosa o legal, determinada en algún texto vigente. Por el contenido de la relación, la solidaridad puede ser uniforme, cuando todos están obligados de igual manera, y varia, si rigen distintos plazos, condiciones o modos entre las partes (Dic. Der. Usual). En el proceso biológico de este tipo de obligaciones, cada acreedor puede, reunidas las condiciones de exigibilidad, ya que solidaridad no quiere decir puridad, reclamar la totalidad del deudor o de todos los deudores o de algunos de ellos, y puede recabar el cumplimiento total o el parcial, con mantenimiento, por supuesto, de la acción por el resto mientras la prescripción no se opere. La exigencia a un solo deudor, de su parte proporcional, no presume liberación de la solidaridad, que, aun expresa, sólo redime al beneficiado con la reducción de su cuota en el saldo final entre los codeudores solventes. Antes de la reclamación concreta, todo deudor solidario puede pagar a uno cualquiera de los acreedores de igual especie, con liberación frente a todos ellos, sujetos entonces al ajuste interno de cuentas, al igual que el deudor que haya pagado y sus restantes coobligados. La solidaridad se extingue por novación, compensación, confusión o remisión de la deuda que le haga un acreedor a cualquier deudor, por la totalidad. Claro está, también el pago extingue, aunque dé origen a una liquidación subsidiaria entre los coacreedores o los codeudores, según se ha expresado. La remisión de un acreedor lo transforma en deudor, como en el supuesto del pago frente a sus cointeresados. La solidaridad no se hereda. De morir un deudor solidario, cada heredero no responde, de ser varios, claro está, sino por la cuota que le corresponde como deudor, ni podrá exigir sino su parte proporcional como sucesor del acreedor primitivo y causante suyo. La prescripción que interrumpa un acreedor aprovecha a todos ellos y perjudica por igual a todos los deudores. Para cierre, Cerrillo y Quilez se extiende en las causas que conducen a que los textos legales o las partes establezcan la solidaridad, con pormenor de casos y ejemplos: 1ª) la interpretación de la voluntad de las partes, entre comodatarios, mandatarios, socios y firmantes de documentos de crédito; 2ª) la garantía del acreedor, en las cesiones de acciones nominativas entre coherederos; 3ª) como sanción, así como más típica, entre los autores, cómplices y encubridores en cuanto ala responsabilidad civil derivada del delito.

Obligación subsidiaria

Denominación equiparada a la de obligación accesoria (v.), si bien menos frecuente entre juristas.

Obligación transmisible

Toda la que, sin modificación substancial, excepto la de uno de los sujetos titulares, el acreedor o el deudor, cabe transferir a otro para exigir su cumplimiento o llevar a efecto por el obligado precedente. Existe, al respecto, mayor disponibilidad para el acreedor para transmitir su crédito o derecho, por cuanto las cualidades del deudor, su solvencia sobre todo, son de trascendencia relevante. (v. CESIóN DE CRéDITO.)

Obligación tributaria

La que en forma unilateral establece el Estado en ejercicio del poder de imponer, exigible coactivamente de quienes se encuentran sometidos a su soberanía, cuando respecto de ellos se verifica el hecho previsto por la ley y que le da origen (Gómez Novaro). Como la voz examinada indica, se trata de una obligación de dar una suma de dinero en concepto de contribución o tributo.

Obligación unilateral

La que constituye a una parte en deudora de otra. sin reciprocidad siquiera parcial. El análisis detenido ‘de una relación jurídica, señala el Diccionario de Derecho Usual, hace muy difícil que no se encuentre algún derecho para el obligado principal, sea por las garantías procesales, por los mismos límites de la obligación, o por alguna de sus cláusulas, el plazo u otra circunstancia, que signifique para el acreedor alguna contraprestación o abstención temporal que redunde en beneficio del deudor. (v. OBLIGACIóN BILATERAL.)

Obligación voluntaria

Tal espontaneidad se refiere al momento constitutivo, en que las partes constriñen su proceder ulterior, una en beneficio de la otra, en la dimensión desigual de acreedor y deudor, o con recíproco equilibrio económico-jurídico. Su caso típico se halla en los contratos, por no estar nadie obligado en principio a concertarlos o a hacerlo con determinada persona. Esta especie se contrapone, por cuanto el obligado se ve compelido por mandato legislativo o de resultas de su proceder antisocial, alas obligaciones legales (v.), como tantas limitaciones del dominio, la prestación del servicio militar y en miles de reglamentaciones administrativas, y alas obligaciones penales (v.), resultantes de delitos o de faltas.

Obligaciones comerciales o mercantiles

Se analizan en el anglicismo DEBENTURES (v.). El concepto, en las sociedades de comercio o en las compañías mercantiles, se contrapone al de acciones (v.) como partes del capital pertenecientes a los socios, llamados entonces accionistas (v.).

Obligaciones de resultado y de medios

En la teoría de Demogue se conocen como obligaciones de resultado aquellas en las que el deudor adquiere el compromiso de realizar una prestación determinada en favor del acreedor para procurarle un resultado concreto, en tanto que. en las obligaciones de medios, lo que el deudor promete actuar en la forma necesaria para que se produzca el resultado que el acreedor desea. Con referencia a este tema advierte J. H. Alterini que, en las obligaciones de resultado, el deudor garantiza su verificación, y en las de medios, únicamente el empleo de las actividades potencialmente aptas para engendrar-lo.

Obligaciones del tesoro

Los títulos que representan la deuda pública (v.); en general, las acciones o bonos de cualquier empréstito de las corporaciones que integran la administración pública, con el aval que implica la garantía del ‘Estado, que no siempre es el mejor pagador.

Obligaciones hipotecarias

También cédulas hipotecarias, son los títulos, más o menos individualizados por serie y numeración, que representan inversiones que respalda el banco que en cada país cuenta con autorización para emitir estos resguardos de prestamos, con garantía inmobiliaria y con intereses generalmente sobre la base común.

Obligaciones inherentes a la persona

Reciben esta denominación en el Cód. Civ. arg. aquellas obligaciones que no cabe transmitir, por personalísimas (art. 498). Pese a tal afirmación resulta factible establecer distingo entre la obligación personalísima (v.), de ejecución privativa por alguien, en interés del acreedor, que puede acceder a un cambio, y la inherente a la persona, que no puede separarse de ella, por natural o legal, como sucede con las derivadas de las relaciones familiares del matrimonio y de la paternidad, como la fidelidad entre los cónyuges y el deber de velar los padres por la prole.

Obligaciones procesales

Obligaciones que pesan sobre las partes como consecuencia de su participación en un proceso y para ser cumplidas en relación con éste.

Obligaciones recíprocas

Las que surgen de relaciones jurídicas en que las diversas partes son simultáneamente, aunque en mayor o menor grado, en cuanto al saldo económico o de otra índole como posibilidad, acreedora y deudora cada una de la otra u otras. Es lo típico del contrato conmutativo (v.). Como norma capital, en las obligaciones recíprocas, cada parte puede resolverlas ante el incumplimiento de la otra o exigir entonces el resarcimiento de los daños y perjuicios.

Obligacionista

Propietario de una o más obligaciones mercantiles (v.), tenedor de los títulos correspondientes, con derecho a percibir el interés señalado o el que las utilidades de cada ejercicio determinen. Opuesto al accionista (v.) en las sociedades de comercio, no es socio de ellas, sino prestador o acreedor privilegiado. Su condición termina por el reintegro del capital prestado, mediante la amortización que se efectúe.

Obligado

Deudor (v.) en el concepto amplio del sujeto pasivo en una obligación; aquel que ha de dar, hacer o no hacer por voluntario nexo, por mandato legal o a consecuencia de su dolo o culpa. Por lo forzosa. en toda obligación ha de haber un obligado, pero pueden serlo todas las partes a la vez en las obligaciones recíprocas (v.).

Obligar

Sujetar bienes o cosas al pago de una deuda o para garantía de obligación propia o que uno afianza. | Compeler, con derecho o sin él, que diferencia el proceder jurídicamente amparado del que suele ser reprimido. | Emplear fuerza material o anímica para hacer que otro realice algo que no quiere, aun lado su deber de actuar o su derecho de abstenerse. | Ganar la voluntad ajena con halagos o artificios, para conseguir un propósito o lograr interesada corresponden cia. (v. OBLIGARSE.)

Obligarse

Aceptar formalmente realizar algo para otro. | Concertar de modo voluntario una obligación (v.) jurídica; constituirse en deudor, en amplio significado. (v. OBLIGAR.)

Obligatoriedad

La cualidad de necesidad de obrar o de abstenerse que deriva de una obligación (v.), de modo más imperativo cuando proviene de la ley y de forma no menos compulsiva en la valoración moral cuando deriva de un lícito compromiso espontáneo.

Obligatorio

Lo que ha de hacerse, ejecutarse, cumplirse u omitirse en virtud de disposición legal, compromiso privado, orden superior o mandato de autoridad legítima, y dentro de sus atribuciones.

óbolo

Donativo más o menos modesto para fines benéficos o de solidaridad social con los necesitados económicamente o con quienes sufren desgracia insuperable por medios propios.

Obra

Cuanto se realiza o produce por un agente. | La producción intelectual. | El trabajo manual. | Edificación que se encuentra en construcción. | Libro, con cierta unidad de contenido, en uno o varios volúmenes.

Obra anónima

La de índole literaria, por lo general, aunque puede ser igualmente científica o artística, cuyo autor se desconoce u oculta, sea por modestia, temor u otra causa. | La que se publica con seudónimo de alguien cuyo verdadero nombre se desconoce. En las obras anónimas, de libre reproducción, los derechos se atribuyen a los editores primeros.

Obra artística

Cualquiera de las que el hombre o la mujer crea o ejecuta en pintura, escultura, grabado, arquitectura u otro arte menor -cerámica, decoración- y que se caracteriza por la originalidad, belleza, mérito o ajuste a la moda o las tendencias que en el género predominen o innoven. Los autores respectivos cuentan con la protección jurídica de la propiedad intelectual (v.) y con disponibilidad para ceder sus derechos.

Obra científica

Toda la que aborde o desenvuelva, en su conjunto o en alguno de sus aspectos, una disciplina relacionada con el saber humano, con fines expositivos, didácticos, de investigación, sistemáticos, críticos o de otra especie. La obra científica, cuando se concreta por escrito, se encuadra en la obra literaria (v.) en lo que a la propiedad intelectual se refiere; pero, de plasmarse en otra forma material, como la creación de laboratorios con formulación de procedimientos y diseño de instrumental, se orienta, en su protección jurídica, por los senderos de la propiedad física en general y de la industrial en concreto (L. Alcalá-Zamora).

Obra de mano

Trabajo manual (v.)

Obra literaria

La producción verbal o escrita en el terreno literario y en los de la filosofía, la historia y la didáctica. Los discursos y conferencias, las novelas y los poemas, los ensayos y las obras de texto, entre muchas manifestaciones más, constituyen obra literaria, aunque su redacción sea pobrísima y carezca hasta de elemental corrección gramatical, con la defensa que le concede la legislación sobre propiedad intelectual (v.). La obra científica (v.), en sus formas verbal y escrita, encaja en esta otra especie para protección de su autor, con derecho a explotarla y a disponer de ella a voluntad. En todos los países, esta propiedad se limita a la vida del autor y aun lapso, muy fluctuante de unos a otros países: 30, 50, 80 años posteriores, a favor de sus herederos o causahabientes.

Obra maestra

En la organización gremial que imperó en la Edad Media y se prolongó, en decadencia, hasta la Revolución francesa, la de carácter material que debía realizar, con esmero calificado y acierto pleno, el que pretendía el grado máximo en la escala gremial (v.): el de muestro. Tal obra debía ser aprobada por los ya maestros y originaba la percepción de ciertos emolumentos por ellos o por quien se atribuyera otorgar esa categoría, que los monarcas absolutos procuraron arrogarse.

Obra manual

Aquel trabajo en que el esfuerzo muscular predomina.

Obra muerta

En los buques, la parte del casco sobre la línea de flotación. Es la preferente en los barcos de pasajeros. Su estructura se somete a estricta inspección para determinar la navegabilidad y la posible carga que se admita. (v. OBRA VIVA.)

Obra nueva

La que posee nuevos cimientos. | La que utiliza anterior cimentación si cambia la fachada y partes importantes de la estructura. Aparte las autorizaciones administrativas, de carácter municipal casi siempre, la obra nueva ha de contar con adecuada solidez, para no perjudicar a vecinos o transeúntes cercanos. De ahí el interdicto (v.) de obra nueva con definidos antecedentes romanos.

Obra ruinosa

La que amenaza ruina o destrucción, sea por su deficiente construcción, por su antigüedad, por trabajos circundantes o por cualquier otra causa. él concepto está referido especialmente a los edificios. aun cuando pueden darse también en cualquier clase de construcciones. Presentado el caso, quien se encuentra perjudicado, o en riesgo de serlo, puede pedir judicialmente la demolición. (v. INTERDICTO.)

Obra viva

En los barcos, la parte que normalmente queda bajo la línea de flotación. Aparte la mayor seguridad que debe ofrecer contra la acción constante del agua y la más recia del oleaje, ha de estar calculada de manera que no obste a la adecuada flotabilidad v a la navegabilidad, de modo especial en las naves destinadas a transporte de cargas, que precisamente suelen llevarse en los compartimientos situados en ella. (v. OBRA MUERTA.)

Obrada

Labor que, trabajando la tierra, hace en un día un hombre.

Obrador

Taller, local más o menos reducido en que se cumple un trabajo manual exclusivo o predominante.

Obraje

Manufactura. | Entre los indios de América, trabajo impuesto por los colonizadores.

Obrar

Realizar, hacer. | Trabajar. | Producir efecto. | Construir o edificar. | Hallarse algo en su sitio. Se dice así que tal prueba obra en los autos de una causa o juicio.

Obras

v. LOCACIóN DE OBRAS.

Obras públicas

Las que, al igual que los servicios, tienen que realizar el Estado (nacional o provincial) y los municipios en beneficio de la colectividad. La especificación de las obras públicas, lo que requeriría amplísima lista, resulta innecesaria, porque aquellas son del conocimiento de todos. Lo que interesa mencionar es que las obras públicas pueden ser ejecutadas directamente por la entidad oficial a cuyo cargo estén (o sea, por administración) o contratándolas con particulares (o sea, por concesión). (v. CONCESIóN. CONTRATO ADMINISTRATIVO, LICITACIóN.)

Obrepción

Fraudulenta exposición de un hecho ante la autoridad o el superior que ha de extender una resolución, otorgar una dignidad o discernir un cargo, cuando se oculta el defecto, falta o impedimento que afecta la validez.

Obrerismo

Régimen económico fundado en el predominio del-trabajo obrero como elemento de producción v creador de riqueza. | Conjunto de los obreros considerado como entidad económica (Dic. Acad.). Dentro de un criterio político, social y económico, se entiende por obrerismo la preponderancia de una tendencia favorecedora de las reivindicaciones de los trabajadores, en su más amplio sentido. En ese aspecto se habla de política obrerista, de legislación obrera, etc.

Obrero

Persona que desarrolla una actividad profesional en la que predomina el esfuerzo físico sobre el intelectual, a diferencia de lo que sucede con el empleado (v.) o con quien ejerce una profesión liberal. Como regla general, el obrero trabaja por cuenta ajena, pero también puede hacerlo por cuenta propia, siempre que se mantenga el predominio antes mencionado.

Obscenidad

Calidad de obsceno, de impúdico, torpe u ofensivo al pudor. El concepto tiene importancia jurídica. En Derecho Civil, porque llevaría ala nulidad aquellos actos cuyo objeto fuese opuesto a la moral y las buenas costumbres, contra las cuales atenta la obscenidad: en Derecho Penal, porque hay muchos delitos configurados por el elemento obsceno, como en términos generales puede decirse que lo son, ya que no todos, algunos delitos contra la honestidad, y más concretamente. las exhibiciones v los abusos deshonestos, la corrupción de mayores y menores de edad y las publicaciones pornográficas.

Obscurantismo

Aparece definido por el Diccionario de la Academia como la oposición sistemática a que se difunda la instrucción en las clases populares. Parece un concepto arcaico, pero, lamentablemente, todavía tiene vigencia en el ámbito de los regímenes políticos autocráticos, dictatoriales, tiránicos o totalitarios, porque es un hecho cierto que en ellos, ya sea de modo franco, como en el caso de la España falangista, en que se llegó a dar mueras a la inteligencia, ya sea de modo encubierto, como sucede en otros países asentados en aquellos sistemas de gobierno, se considera que cuanto mayor sea la incultura del proletariado, más fácil ha de ser al tirano (persona o grupo) y a sus secuaces mantener su orden público; es decir, el que les interesa y beneficia, aunque sea en perjuicio de la colectividad.

Obscuridad de las leyes

Por torpeza en la redacción, sutiles interpretaciones o casos no previstos al legislarse, un texto legal puede aparecer por demás indeciso al plantearse su aplicación, y más ante un litigio. Tal hipótesis, por previsión de la ley, no faculta a los jueces para excusarse del fallo; más aun, incurren entonces en abstención sancionada hasta legalmente. Deben, ante ello, proceder a extremar la interpretación o a resolver por analogía, según las fuentes supletorias y, en extremo, como si fueran legisladores, apoyándose en los principios generales del Derecho.

Obscuridad de los contratos

Las dudas que algunas cláusulas de los contratos originan, débanse a malicia, torpeza o imprevisión al redactarlos, se entregan primero a la aclaración coincidente de las partes. De discrepar, se somete la perplejidad a las normas previstas para interpretar los contratos.

Obsequio

Donación. | Regalo. | Seducción, cortejo de una mujer por un hombre. | Servicio de buena voluntad.

"Obsequium"

Voz latina. Obsequio (v.), pero con tal sentido se diluye su significado privativo del respeto que el liberto debía, mientras viviera, a su ex patrono, ascendientes y descendientes. En el orden jurídico práctico, obstaba a entablar demandas judiciales.

Observación

Cuidados o examen de los hechos y de las personas. | Vigilancia. | Objeción, reparo. | Observancia o cumplimiento.

Observancia

Fiel ejecución de lo mandado por superior, ordenado por autoridad o impuesto por la ley. | Subordinación a jefes y mayores.

Obsidional

Relacionado con una plaza de guerra o ciudad sitiada. Así, la moneda obsidional (v.).

"Obsignatio"

Palabra utilizada en Roma para referirse a la colocación de un sello en un documento y, más en especial, en un testamento, junto con el de sus testigos.

Obstrucción

Lo que impide actuar u obrar. | En las asambleas legislativas y otras deliberantes, la actitud dilatoria que, ante un proyecto con perspectivas de aprobarse por la mayoría, asume la oposición minoritaria, alargando los debates, proponiendo múltiples enmiendas, solicitando reiteradas votaciones nominales y demás recursos negativos. Contra grandes males, grandes remedios. En los Parlamentos liberales que aún subsisten, frente a ese abuso de la minoría, la mayoría suele cortar por lo sano la discusión sistemática y aplicar la llamada "guillotina", votación única que da por suficientemente debatida la ley en cuestión y la aprueba sin más.

Ocasión

Oportunidad o coyuntura favorable para la acción, en el enfoque del agente, y sin valorar la bondad o maldad del acto. En lo penal, integra un grupo de agravantes el proceder con ocasión de estrago, como aprovechando un incendio, naufragio u otra calamidad o desgracia. De ocasión se dice en el comercio para los artículos muy baratos que por excepción pueden adquirirse.

Ocasional

Lo que es producto de la ocasión (v.) propicia. | Por accidente o casualidad. De modo particular se aplica al delincuente que no es habitual, y, por ello, menos peligroso socialmente.

Occidental

Relativo al occidente (v.). | A partir de la segunda posguerra mundial, calificación de los países alineados en el bloque más o menos democrático de naciones dirigidas militarmente, y en no pocos aspectos políticos y económicos, por los Estados Unidos.

Occidente

En lo geográfico y en la orientación terrestre, marítima y aérea, el oeste o poniente del Sol. | Históricamente, Europa y América con respecto a Asia y Oceanía. | Políticamente, luego de la segunda guerra mundial, los países de régimen democrático, con sus aliados (no todos de ese sistema), capitaneados por los Estados Unidos, frente a los colectivizados, dirigidos por la Unión Soviética, con la competencia más o menos desleal de China continental.

Occisión

Muerte violenta. Salvo en acción de guerra, impone la práctica de la autopsia (v.).

Occiso

Muerto o matado violentamente.

Océano

Genéricamente, la masa de agua que, con continuidad en sí misma, ocupa la mayor parte de la superficie del planeta, excepto los continentes e islas marítimas. | De modo específico o convencional, cada una de las principales divisiones de los mares. El dominio de los mares y las restricciones crecientes que los ribereños se arrogan sobre ellos sitúan el océano en sí y los diversos océanos y mares navegables en un primer plano político y jurídico a la vez. La piratería en otros tiempos, la pesca siempre y los transportes de personas y cosas erigen el océano en escenario fundamental en las relaciones humanas.

Ocio

Lapso más o menos prolongado en que no se trabaja, sea como tregua entre jornadas laborables o por actitud habitual, por sobra de medios económicos, incapacidad psicofísica, vagancia, imposibilidad material o situación pasiva reconocida. (v. OCIOSIDAD.)

Ociosidad

Situación del que no quiere, no puede o no tiene que trabajar. | Inactividad. | Descanso. | Holgazanería (Dic. Der. Usual). La ociosidad viciosa, por repulsa del trabajo preciso, para vivir como parásito social o con el resultado de actividades cómodas pero ilícitas, concita universal condena de moralistas, sociólogos, juristas, políticos y economistas. Se trata de combatirla con medidas desde lo psicológico hasta lo punitivo, pasando por el trabajo obligatorio. Por el contrario, la ociosidad reparadora, tras el esfuerzo económico-social del trabajo, tiende a afirmarse y ampliarse con la regulación laboral, con la reducción de la jornada, el descanso semanal, las vacaciones anuales y el retiro o jubilación antes de la postración de las energías vitales.

Ocioso

El que se entrega por desidia a la inactividad laboral. | Quien disfruta de treguas periódicas en el trabajo, desde una a otra jornada hasta el lapso amplio de las vacaciones. | Aquel que no tiene precisión económica ni voluntad para una labor útil o se halla impedido de hacerlo. (v. OCIO, OCIOSIDAD.)

Oclocracia

Gobierno de la muchedumbre o de la plebe. Si por plebe se entiende la clase social que en Francia se denominó en el siglo XVIII "estado llano" o "tercer estado", se habrá de concluir que la oclocracia representa un sistema de gobierno contrapuesto a la aristocracia (v.). Y si por muchedumbre se entiende multitud de personas, habrá de reconocerse que la oclocracia tiene sus afinidades con la democracia (v.), tanto por la influencia de las mayorías cuanto por la intervención popular en su más amplio sentido.

Ocular

Perteneciente a los ojos o lo que con ellos se relaciona. De ahí que SC llame testigo ocular (v.) al que ha visto (y, por extensión, también oído) lo que refiere en una causa o juicio. Y, también, que se califique de inspección ocular (v.) la que una autoridad, y en especial los jueces, de oficio o a requerimiento de parte interesada, efectúan para cerciorarse por sí acerca de una situación perceptible por los sentidos.

Ocultación

Escondimiento personal o de cosas. | Encubrimiento de perseguidos o amenazados, sea con justicia o sin ella. | Reserva de lo que se podía o debía revelar o declarar.

Ocultación de bienes

Implica su substracción a la posibilidad de conocimiento de terceros interesados, a fin de evitar, en forma ilícita, la recuperación por sus legítimos dueños o el pago de deudas que dichos bienes garantizarían. La ocultación de bienes, sancionada como delito por el Derecho Penal, puede hacerse efectiva tanto dentro de la esfera del Derecho Civil como de la del Derecho Comercial. Precede, por lo general, al incumplimiento de la obligación de restituir o de abonar deudas. Muchas veces es un paso previo a la cesación de pagos y presenta el carácter doloso de una substracción de bienes y valores al total del acervo con que se debe responder a la masa de los acreedores. Otras ocultaciones de bienes sancionadas en lo civil, en lo penal o en lo administrativo son las de cosas y derechos en las sucesiones; en las declaraciones juradas, con miras a impuestos, y en lo que sale de un país o entra en él y se encuentra sometido al pago de derechos de importación y hasta al de exportación.

Ocultación de nombre

La no declaración del nombre propio y del apellido que identifique personalmente presenta caracteres muy diversos. Puede carecer de trascendencia jurídica cuando no revista un deber efectuarlo. Posee relieve laudativo en ciertos actos loables en que el autor no quiere darse a conocer. Pero reviste índole hasta delictiva cuando esa ocultación persigue la comisión de un hecho punible o su encubrimiento. Sin más, el empleo de nombre supuesto (v.) en documentación o actuación pública se halla penado. En cuanto al uso de apodos y de seudónimos (v.), la valoración difiere desde lo amistoso hasta la injuria, y desde lo ignorado hasta ser más conocidos que los nombres auténticos de los autores que los usan (L. Alcalá-Zamora).

Ocupación

Apoderamiento o toma de posesión de algo. Es probablemente el modo originario más antiguo de adquirir el dominio de una cosa cuando carece de dueño o sobre la cual nadie formula una pretensión. Este concepto, que afecta al Derecho Civil, es aplicable también al Derecho Internacional con relación a aquellos casos en los que un Estado ocupa materialmente territorios que no están sometidos a la soberanía de ningún otro. Es, pues, cosa distinta de la ocupación que por la fuerza de las armas realice un Estado en los territorios de otro. Tampoco debe confundirse con la anexión (v.). Ocupación es también el desempeño de un cargo. | Todo trabajo o tarea, sobre todo si es habitual. | Oficio o profesión. | La conquista de una posición militar, de una ciudad o plaza fuerte, de todo un país.En lo laboral, también, ocupación SC contrapone, en perspectiva general del mercado de trabajo, a puro o desocupación (v., y además AGENCIA DE COLOCACIONES, PLENO EMPLEO.)

Ocupación temporal

Facultad de utilizar, total o parcialmente, pero siempre de manera transitoria, la propiedad de otro. Legalmente se reconoce, entre diversos casos: 1") por necesidades de la defensa nacional y con resarcimiento pocas veces hecho efectivo; 2") por incendio, inundación u otra calamidad, para salvamento y para refugio; 3") ante otro peligro propio o para prestar servicios humanitarios o judiciales; 4") por trabajos públicos, y hasta en algunos privados, para acumular materiales y elementos.

Ocupador

Quien ocupa una cosa o la posee efectivamente. Varía desde el poseedor con miras a usucapir, pasando por el tenedor, titular de una tenencia de bienes, hasta el detentador o usurpador, contra legítimo dueño y con conocimiento del vicio propio. (v. OCUPANTE)

Ocupante

El que realiza una ocupación (v.); en especial, el que se apodera de lo carente de dueño y con el propósito de hacer suyo algo. | Conquistador de ciudad, plaza o territorio más extenso. (v. OCUPADOR.)

Ocupar

En el repertorio definidor de G. Cabanellas y L. Alcalá-Zamora, tomar posesión de una cosa. | Apoderarse de un bien: | Conquistar una posición, una plaza, un país (con repercusión en lo político y nacional si se consolida un cambio de soberanía). | Lograr un empleo o cargo. | Conseguir un mayorazgo. | Poner algo que cubra un espacio vacío. | Habitar una casa, vivir en ella como inquilino o usuario. | Dar trabajo, señalar tarea. (v. OCUPARSE)

Ocuparse

Estar desempeñando un trabajo. | Ejercer un destino o puesto. | Examinar un asunto, tramitarlo. | Asumir la gestión de un negocio. (v. OCUPAR)

Ocurrencias notables

Con denominación tradicional, que no deja de disonar en algunos sectores actuales, el legislador mercantil español llama así una parte del cuaderno de máquinas que tiene que llevarse a bordo, donde se anotarán las averías en máquinas y calderas, las causas que las hayan producido, los medios empleados para repararlas y datos del cuaderno de bitácora (v.) sobre vientos, aparejos y andar del buque.

Odio

Este sentimiento, conocido por todos los humanos, y por todos padecido por activa o pasiva, trasciende al Derecho en impulsos criminales, en fallos parciales, en relegaciones inicuas, en antagonismos sociales, en desencadenamientos bélicos. (v. CRIMEN PASIONAL, ENSAñAMIENTO, LUCHA DE CLASES, RACISMO.)

O.E.A.

Siglas muy divulgadas en los medios internacionales por corresponder a la Organización de los Estados Americanos, expresión oficial del panamericanismo (v.).

Ofender

Causar una ofensa (v.), que no solo consiste en proferir palabras que injurien o degraden, sino también en hechos que agravian y lesionan físicamente.

Ofendículo

Del lat. offendiculum (tropiezo, estorbo). Obstáculo, tropiezo. Esta voz se usa en Derecho Penal para designar, dentro del concepto jurídico de la legítima defensa (v.), la proporcionalidad de los medios empleados paraejercerla. Frente a la posibilidad de un asalto a la propiedad privada y, más concretamente, a la casa que una persona habita, con el consiguiente posible daño personal de quien o quienes la ocupan, ha sido y sigue siendo costumbre, adoptar medidas que dificulten el acceso de posibles asaltantes, convirtiéndolo en peligroso para ellos; por ejemplo, colocar en los muros puntas de vidrio, alambre de púas u otros elementos similares. Pero con el progreso científico, tales medios de defensa se han ampliado y hecho más eficaces: disparo de proyectiles al abrir una puerta, corrientes de alto voltaje al pisar o tocar determinado sitio, y otros parecidos. Se trata evidentemente de medios defensivos de la propiedad y de las personas, especialmente en tiempos en que los secuestros y los asaltos a mano armada son cosa frecuente. Acerca de si esos medios de defensa se pueden considerar legítimos son discrepantes las opiniones de los tratadistas. Algunos, entre ellos Bernaldo de Quirós, niegan su legitimidad; otros los admiten con la doble condición (por cierto muy difícil de proporcionar) de que no entren en funcionamiento hasta que la agresión se produzca y de que sus resultados no excedan los límites de la necesidad defensiva. Soler coincide con Impallomeni en el sentido de que el empleo de tales medios defensivos no guarda relación con la legítima defensa, sino con el ejercicio de un derecho de propiedad, pero limitándolo al hecho de que esos medios puedan ser advertidos por quien intenta violar el derecho ajeno, pues si sobrepasan esos límites "no pueden justificarse ante el principio del ejercicio del derecho, sino, eventualmente por legítima defensa, cuando las condiciones de ésta se hallen reunidas". Jiménez de Asúa admite el empleo de ofendículos en previsión de un ataque futuro e incierto, mas exige que se encuentre graduado de tal manera que no empiece a funcionar sino en caso de ataque presente; es decir, de peligro actual contra el bien jurídico que se pretende proteger y sólo en la medida en que podría repeler la agresión el defensor actuando personalmente, por lo cual quedan excluidos los aparatos que puedan causar daños irreparables en la vida o el cuerpo, cuando el fin que guía a quien los coloca es defender su patrimonio. En consecuencia, instalar un aparato mortífero para proteger la caja de caudales excede a la legítima defensa en el caso de que quede muerto el ladrón, pues la defensa de la propiedad se legitima siempre que no sea excesiva.

Ofendido

El que es víctima o blanco de una ofensa (v.). | En términos generales, la víctima del delito, quien ha experimentado en su persona o en las de los suyos, en su patrimonio u honor, la acción o la omisión punible.

Ofensa

Acción y efecto de ofender (v.). Según las ofensus sean de palabra, por escrito o de hecho, se concretan en la difamación, la injuria y la calumnia (v.); en heridas o lesiones, daños y perjuicios, en malos tratos y en agravios, en faltas de obediencia o de respeto, en vejámenes o disgustos, en descortesías. (v. como especies principales las locuciones siguientes.)

Ofensa a la autoridad

Suele constituir un capítulo de delitos, entre los cuales cabe enumerar desde el desacato, la resistencia indebida y el atentado, como menores, hasta la insubordinación, la sedición y la rebelión. Genéricamente, en el Código Penal español, la ofensa u la autoridad integra agravante (v.).

Ofensa cualificada a la víctima

Tal agravio o lesión tipifica agravante (v.) de la responsabilidad según el Código Penal español, que la describe como desprecio (mucho más, por lo tanto, que simple falta) del respeto que por la dignidad, edad (niños o ancianos) o sexo (la mujer, casi exclusivamente) mereciere el ofendido, de no haber provocado el suceso.

Ofensa grave

Se valora en lo criminal como atenuante (v.) la circunstancia de haber ejecutado el hecho en vindicación próxima de una ofensa grave causada al autor del delito, su cónyuge, ascendientes, descendientes, hermanos legítimos, naturales o adoptivos y afines en los mismos grados, según el legislador español.

Ofensas a la moral

Los agravios de consideración contra las buenas costumbres, en relevante aspecto sexual, configuran faltas o delitos; además, vician de nulidad los negocios jurídicos a que den o pretendan dar vida.

Ofensas a la religión

Se encuentran consideradas en el título XII, parte tercera, libro quinto del Codex luris Canonici. bajo el epígrafe De delictis contra religionem. Los principales de tales delitos, cuya pena suele ser la excomunión y para los clérigos la deposición, son: Arrojar por tierra las especies consagradas, llevarlas o retenerlas con mal fin. Celebrar los sacerdotes dos misas en un mismo día o sin estar en ayunas, salvo permiso especial para una u otra cosa. Simular, los que no han recibido el orden sacerdotal, la celebración de la misa, o recibir la confesión sacramental. Incurrir en blasfemia (v.) o cometer perjurio fuera de juicio. Negociar con los estipendios de las misas. Falsificar reliquias. Lucra; con las indulgencias (v.). Profanar cadáveres o sepulcros. Profanar iglesias o cementerios.

Ofensas al pudor

Los ataques a distintos valores que el pudor individual y el social de cada época y lugar configuran sirven para articular distintos delitos, cuyas expresiones más concretas son el abuso deshonesto, el escándalo público y las exhibiciones deshonestas (v.). El concepto se aproxima a las ofensas a la moral, aunque más amplias éstas, y se superpone en mucho a la obscenidad (v.).

Ofensor

Quien incurre en ofensa (v.) de palabra u obra. (v. OFENDIDO.)

Oferente

El que formula una oferta (v.) o proposición.

Oferta

Promesa que se hace de dar, cumplir o ejecutar una cosa. | Don que se presenta a uno para que lo acepte. | Propuesta para contratar. | Presentación de mercaderías en venta (Dic. Acad.). Tal actitud presenta el problema jurídico de determinar hasta qué punto el ofrecimiento unilateral obliga al oferente frente a terceros. La norma general es que, no perfeccionándose el contrato sino mediante la aceptación de la oferta, el oferente puede retractarse antes de que ésta se produzca. La aceptación obligaría a ambas partes, siempre que la oferta y su admisión contuviesen todos los elementos necesarios para la efectividad del contrato. Se trata de un acto jurídico frecuente en Derecho Comercial. Bonilla San Martín expresa que la oferta mercantil quedará legalmente formulada desde que el comerciante anuncie por circulares, periódicos, carteles, prospectos, rótulos expuestos al público u otros medros de publicidad, alguna operación comercial a la que se compromete y a cuyo cumplimiento queda obligado. La aceptación, manifiesta el mismo autor, debe ser hecha dentro de un plazo determinado. La obligación del oferente subsiste mientras no haga pública la revocación de la oferta.

"Officium"

Vocablo latino. Oficio, función, deber o cargo.

Oficial

Substantivo. El que ejerce un oficio. | Obrero, en general. | Dentro del trabajo manual, el que posee capacidad o experiencia especiales. | En la escala gremial (v.), el grado intermedio entre el aprendiz y el muestro (v.). | Empleado principal, aunque a las órdenes de un encargado o jefe. | En lo judicial, nombre de diversos auxiliares. | En lo militar, grados inferiores o primeros de la escala profesional: alférez, teniente o capitán, aun cuando oficiales generales sean los del generalato en sus distintos grados. | En lo municipal se puede referir al alcalde y a los concejales. Adjetivo. Opuesto a privado o público. | Lo proveniente de autoridad. | Lo hecho de oficio (v.).

Oficial de justicia

Auxiliar de ésta, cuya misión consiste en cumplimentar las diligencias ordenadas por los jueces y tribunales; entre ellas, las de hacer notificaciones a las partes, ejecutar lanzamientos o desahucios, embargos, etc.

Oficialía

Cargo o puesto de un oficial (v.) administrativo o judicial. | En los gremios medioevales, la categoría de oficial, superado el aprendizaje, la que posibilitaba el trabajo autónomo en ocasiones.

Oficialidad

Condición de lo oficial (v.). de lo procedente de la autoridad en el ejercicio de sus funciones. | Los oficiales del ejército, en su totalidad, en una de sus armas, guarniciones o unidad, que se opone a los jefes y al generalato en la escala jerárquica, por integrar su peldaño primero.

Oficialidad del buque

El capitán y puestos directivos en lo náutico, mecánico y administrativo de la dotación de cada barco de carga, de pasajeros o mixto.

Oficialismo

En Sudamérica, la tendencia del partido gobernante; sobre todo, el candidato o lista de candidatos que presenta a unas elecciones, con el apoyo a favor que eso representa en ciertos sectores de la opinión o por la presión y hasta fraude que en ocasiones implica.

Oficializar

"Dar carácter o validez oficial (v.) a lo que antes no lo tenía" (Dic. Acad.).

Oficiar

Comunicar una decisión, resolución o providencia de modo oficial, por escrito y con firma de la autoridad competente. (v. OFICIO.) | Obrar con cierto carácter, como oficiar de árbitro o perito.

Oficina

Lugar de trabajo, especialmente el que se ocupa de organizar y dirigir actividades materiales, de tramitar asuntos o expedientes, de liquidar y efectuar cobros o pagos, de obtener informes, realizar propaganda u otras tareas que suelen hacerse en gran parte por escrito. | Local, departamento o despacho en que trabajan empleados de la administración pública o privada (Dic. Der. usual). (v. BUROCRACIA, EMPLEADO, EXPEDIENTE.)

Oficina Internacional del Trabajo

Constituye el órgano ejecutivo de la Organización Internacional del Trabajo (v.) con carácter permanente y sede en Ginebra. Fabra Rivas, integrante de este alto organismo laboral durante largos años, resumió sus funciones así: 1") preparación, organización y ejecución de los acuerdos de la Conferencia Internacional del Trabajo (v.) que se reúne al menos una vez por año; 2") preparación y secretaría de las comisiones internacionales establecidas por el Consejo de Administración; 3") intervención en conflictos laborales internacionales; 4") información e investigaciones sobre el trabajo; 5") impresión y distribución de publicaciones técnicas o de la legislación laboral de todos los países o por materias; 6") contestación a consultas de gobiernos o de particulares.

Oficinista

Empleado en una oficina (v.) pública o particular.

Oficio

Ocupación habitual. | Profesión mecánica o manual. | Cargo, ministerio, empleo. | Comunicación escrita sobre asuntos de una oficina pública. | Más especialmente, la que se dirigen unas autoridades a otras, o diversos funcionarios entre sí, por cuestiones relativas a sus cargos o funciones (Dic. Der. Usual).

Oficio de hipoteca

Nombre dado hasta el siglo XIX en España al actual Registro de la Propiedad (v.), con visión por demás limitada de la función inmobiliaria general que tal oficina cumple.

Oficio de república

Denominación hoy relegada para los cargos electivos de la antigua administración provincial y municipal.

Oficio enajenado

En las monarquías absolutas, empleo o cargo con jurisdicción propia que el monarca vendía, como ingreso personal, en provisión única o reiterada, y que solía pasar a los hijos o sucesores de quienes los habían comprado. Tales oficios solían ser los de escribano o notario, procurador, síndico, fiscal y otros. Este resabio feudal ha costado extirparlo, por los intereses creados y subsistencia en algunas profesiones, como la notarial, cuando termina el siglo XX, en Francia y en la ARGENTINA, sin otra restricción sucesoria que el título oficial habilitante de los estudios.

Oficio judicial

Potestad de jueces y tribunales para interponer por propia su autoridad, sin instancia o requerimiento de partes, en las causas civiles, donde suele restringirse, y en el proceso penal, para un total esclarecimiento de los hechos.

Oficio público

Puesto, destino o cargo en la administración pública, que suele calificarse más bien como empleo público o función pública.

Oficio servil

Antiguamente, por el desdén existente al respecto, nombre dado al trabajo manual (v.).

Oficioso

Activo, diligente. | Laborioso. | Entrometido en asuntos ajenos. | Benévola gestión diplomática. | Lo que manifiesta un gobierno o autoridad sin comprometer su actitud de modo definitivo, a diferencia de lo plenamente oficial.

Ofrecer

Proponer un acto o negocio. | En especial, invitar a adquirir o a hacer, casi siempre contra alguna compensación. | Prometer. | Obligarse. | Anunciar una prueba. (v. OFERTA, OFRECIMIENTO.)

Ofrecimiento

Acción y efecto de ofrecer (v.). | Oferta. | Propuesta. | Promesa.

Ofrecimiento de pago

Una de las formas que facilitan y anuncian la extinción de las obligaciones y por la forma más natural: la ejecución de lo debido o pendiente de cumplimiento, por iniciativa del obligado. Exprésase que consiste en la declaración de voluntad del deudor, dirigida a su acreedor, de estar dispuesto al cumplimiento de lo debido y exigible. Tal ofrecimiento es previo a la consignación (v.) pero no inseparable. Si el acreedor acepta lo ofrecido y ello satisface la obligación, ésta se extingue. Si se rechaza lo ofrecido y el deudor desiste de consignar, esta actitud no libera. Por último, no siempre cabe cumplir por consignación, factible en las obligaciones de dar, pero imposible en las de hacer, a veces, si el acreedor se opone, como realizar un trabajo en una propiedad suya cuyo acceso impide. El ofrecimiento, que para el deudor tiene la desventaja de un reconocimiento más de su obligación, le brinda el relevarlo de mora y los perjuicios consiguientes, como el devengo de intereses.

Ofrecimiento de prueba

Acto procesal mediante el cual las partes declaran cuáles serán las pruebas de que harán uso a fin de fundamentar sus pretensiones.

Ofuscación

Estado anímico asimilado a la obcecación (v.), caracterizado por confusión mental. Trasciende a lo jurídico penal por las posibles atenuantes del arrebato y la emoción violenta (v.).

Oída

Audición o efecto de oír (v.). Posee interés procesal ya que califica al testigo de oídas, de menor crédito que el testigo ocular (v.), por tener noticias no por sí mismo, sino por haberlo oído a otro, con la fragilidad natural de tal transmisión.

Oidor

En la organización judicial de la Edad Moderna española, precisamente con influjo del término en la América española, ministro togado de las audiencias, que oía alas partes en las causas civiles. (v. AUDITOR, VEEDOR.)

Oír

Percibir los sonidos. | Más en particular, escuchar al que habla. | Aceptar una petición. | Antes de resolver, tomar conocimiento un juez de los escritos, pruebas y peticiones de las partes.

O.I.T.

Siglas, a la par, de la Organización Internacional del Trabajo y de su órgano más importante: la Oficina Internacional del Trabajo (v.).

Olerón

v. ROLES DE OLERóN.

Oligarquía

Gobierno de pocos. Variante de la aristocracia (v.), por cuanto constituye un régimen político en que el gobierno se encuentra en manos de algunas personas, familias o clase.

Ológrafo

Lo escrito por propia mano. Requiere firma propia o ratificación adecuada para obligar. Su relieve jurídico mayor procede del testamento ológrafo (v.), por las garantías de libertad que otorga al testador, aunque expuesto, por otra parte, a defectos que por ignorancia lo invaliden o a eliminaciones fraudulentas por sucesores perjudicados.

Olvidado

Legisladores y juristas, que tanto se ocupan de las pérdidas y de los hallazgos de los bienes muebles, "olvidan" precisamente este género próximo, pero distinto, de lo olvidado, en cuanto a su entidad jurídica. De ahí la pertinencia de reproducir, en parte, lo acotado en el Diccionario de Derecho Usual. Ante todo se está frente a lo que el propietario, poseedor o tenedor de una cosa mueble abandona en apariencia en un lugar, del que debía llevárselo o retirarlo, pero cuyo paradero preciso recuerda una vez que hace memoria o se le pregunta por ello. Tal caracterización diferencia lo olvidado de lo perdido, porque en este segundo supuesto existe ignorancia sobre el lugar exacto del extravío, e incluso sobre circunstancias de tiempo y otras. Lo olvidado y reclamado no está incluido en el hallazgo, y quien lo encuentre no puede reclamar prima legal. Si la devolución se anticipa al eventual recuerdo del olvidadizo, hay que inclinarse por la hipótesis de la pérdida, aunque hay que analizar bien las circunstancias.

Olvido

v. DELITO DE OLVIDO.

Omecillo

Homicidio (v.) en el habla medioeval. | En tales tiempos también, pena aplicable al acusado de un delito grave que no comparecía a la citación judicial, que no obstaba al fallo en rebeldía.

Omisión

Abstención de actuar. | Inactividad frente a deber o conveniencia de obrar. | Descuido, olvido. (v. DELITO DE COMISIóN POR OMISIóN y DE OMISIóN.)

Omisión de denuncia

La falta de poner en conocimiento de la autoridad competente la comisión de un delito que se ha presenciado se tipifica en ocasiones, o para determinadas categorías, como infracción a su vez contra una buena administración de justicia. No deja de encuadrarse en una modalidad del encubrimiento (v.).

Omisión de herederos

Cuando un testador no tiene en cuenta a alguno o a todos sus herederos forzosos, se está ante su preterición (v.), lo que les permite reclamar al menos sus legítimas, de no originarse a la vez la nulidad total del testamento. Cosa distinta es no reconocerles a los herederos forzosos, cuando se testa, los mínimos que les pertenecen. Entonces, lo pertinente es pedir el complemento de legítima.

Omisión dolosa

La que no se debe a simple olvido, desidia o negligencia, sino que es voluntaria y dirigida a la producción de un resultado perjudicial para otro, que cabía evitar o que se estaba obligado a impedir; en el primer caso, sin riesgos para uno, y en el segundo, aunque fuese peligroso. El Cód. Civ. arg. manifiesta que "La omisión do-losa causa los mismos efectos que la acción do-losa, cuando el acto no se hubiere realizado sin la reticencia u ocultación dolosa" (art. 944). (v. DOLO.)

O.M.M.

Iniciales de la Organización Meteorológica Mundial (v.).

Oneroso

Jurídicamente hace referencia a aquellos actos conmutativos de prestaciones recíprocas, o, dicho en otros términos, lo que no se adquiere a título gratuito. En ese sentido se habla de contrato y legado oneroso (v.) cuando la transmisión de los bienes se ha hecho mediante precio o con alguna carga. Constituye el concepto opuesto a lucrativo (v.).

Ontología jurídica

Si, filosóficamente, la ontología es la parte de la metafísica que trata del ser en general y de sus propiedades trascendentales, la ontología jurídica será, en jusfilosofía, la parte de la metafísica que trate de las propiedades trascendentales del Derecho.

O.N.U.

Siglas castellanas de la Organización de las Naciones Unidas (v.). Puede-decirse también "las N.U.". por "las Naciones Unidas". Lo inaceptable, aunque tan difundido por órganos periodísticos que atentan contra el idioma, es el híbrido anglohispano de la "U.N.", que no es sino el dislate de "la United Nations". "Onus probandi" Locución latina. El deber o la carga de la prueba (v.).

"Onus probandi incumbit actori"

Principio del Derecho Romano, transmitido a todas las legislaciones procesales, que impone la carga de la prueba de un acto jurídico a quien lo alega.

Opción

Facultad de escoger entre varias situaciones jurídicas. Así, entre la aceptación pura de la herencia o la aceptación con beneficio de inventario o su repudiación; entre mantener en el matrimonio un régimen de comunidad o de separación de bienes. También en materia penal se podrían señalar algunos casos de opción, tales como, con respecto a los delitos privados o de acción privada, perseguirlos judicialmente o no; en la mujer víctima de un delito de violación, estupro, rapto o abuso deshonesto, casarse o no con el ofensor para eximirlo de pena.

Opción contractual

Facultad que se concede a una de las partes de un contrato, según los términos de éste, de exigir determinada prestación de la contraparte, debiendo en tal caso la parte que ejerce la opción cumplir con la contraprestación acordada para tal supuesto.

Opción de compra

Facultad que un contrato concede de adquirir determinada cosa, a un precio prefijado. Si no se ejerce tal facultad, las partes quedan liberadas de toda obligación bajo la opción.

Opción de nacionalidad

Se entiende por tal el derecho que tiene el hijo nacido en país distinto del de sus padres, para elegir entre la nacionalidad de éstos y la del IU-gar de nacimiento; es decir, entre el ius sanguinis y el ius soli (v.). En la legislación ARGENTINA se establece una equiparación entre los ARGENTINOs por opción y los nativos, ya que ambos reúnen los requisitos necesarios para desempeñar ciertos cargos de orden político, judicial, diplomático o militar. Asimismo se llama opción, en Derecho Internacional, la facultad que se concede a los habitantes de un país cuyo territorio es anexado por otro, para escoger entre mantener su primitiva nacionalidad o adquirir la del Estado anexante. (v. ANEXIóN. MINORíA.)

Opción y cúmulo

Según la definición de algún autor (Popesco Albota), la opción es el derecho de un contratante, víctima de un daño proveniente de la inejecución de la obligación convencional por su cocontratante, de elegir entre la responsabilidad contractual y la extracontractual para reclamar la reparación del daño sufrido. Contrariamente, el cúmulo otorga al perjudicado la facultad de adicionar todas las acciones que le permiten obtener una reparación completa, con independencia de la clase de culpa que haya originado la lesión. Dentro del concepto examinado, la legislación ARGENTINA ha determinado que los hechos o las omisiones en el cumplimiento de las obligaciones convencionales no están comprendidos entre las obligaciones que nacen de los hechos ilícitos que no son delitos, salvo que degeneren en delitos del Derecho Criminal.

"Ope legis"

Locución latina. Por la fuerza de la ley, por disponer o mandarlo así.

Operación

Obra o acción en general. | Negociación con valores; sobre todo, la efectuada en bolsa y por medio de corredor o agente. | Negocio. |Con trato con mercaderías. | Depósito o retiro de fondos de una cuenta bancaria. | Más aun, todo movimiento de fondos, garantía o gestión que se realiza en un banco o por medio de él. | Intervención quirúrgica, que repercute en el Derecho por la necesaria voluntariedad del paciente en ocasiones, y por la obligatoriedad de costear los empresarios las exigidas por accidentes del trabajo y enfermedades profesionales.

Operación a cubierto

En la bolsa de valores, la efectuada con garantía de dinero.

Operación a la vista

Operación al contado (v.).

Operación a plazo o a término

Compra o venta bursátil de valores, títulos o mercaderías, con la condición de entrega al vencer el plazo convenido, que cabe liquidar en cualquier momento por diferencia. Al término normal, el deudor ha de entregar lo estipulado y el tomador deberá abonar los productos o valores adquiridos. Naturalmente, lo opuesto se denomina operación al contado o a la vista (v.).

Operación al contado o a la vista

En lo mercantil, y más propiamente en lo bursátil, la compraventa de títulos o efectos en que la entrega y el pago se concretan en el acto o a lo más, dentro de las 24 horas de la estipulación. Por parte del cliente que transfiere o enajena, cabe dar instrucciones al agente de bolsa para cerrar la operación al primer cambio (primera aceptación que se produzca), al mejor cambio (en la fecha), a un cambio fijado (concretamente o hasta cierto límite). La especie opuesta se conoce como operación aplazo o a término (v.).

Operación bancaria

Todas y cada una de las actividades o transacciones entre un banco y sus clientes, o entre bancos, revistan carácter principal o accesorio. Las mas conocidas son los depósitos y retiros en cuentas corrientes y de ahorro, préstamos, descuentos, giros, endosos, cobros, administraciones, fianzas, garantías, avales, emisión y subscripción de títulos, custodia y negociación de valores.

Operación de bolsa

Cualquiera de las monetarias, crediticias y de títulos que se realizan en la bolsa de comercio (v.) y con intervenciones de los agentes autorizantes, que devengan la comisión oficialmente establecida por su gestión, que da al negocio la fe y autenticidad del caso. Sobre sus variedades principales se particulariza en las voces OPERACIóN A PLAZO o AL CONTADO, EN FIRME, A CUBIERTO y EN DESCUBIERTO (v.).

Operación de crédito

La mercantil o civil en que una de las partes se obliga auna prestación futura, garantizada o sin otra seguridad que la confianza personal o la solvencia notoria.

Operación en descubierto

Aquella en que no existe la provisión de fondos que deban responder del compromiso contraído. | La carente de garantías reales, al concertarse, para el acreedor. (v. OPERACIóN A CUBIERTO.)

Operación en firme

En el mercado bursátil, la que comprador y vendedor puntualizan para efectividad que también concretan. Eso no se opone a que pueda ser lo mismo al contado que a plazo.

"Operae"

Voz latina. Servicios personales por los esclavos, los manumitidos o los trabajadores independientes.

"Operae fabriles"

Locución latina. Los servicios industriales, las prestaciones por los artesanos.

"Operae officiales"

Loc. lat. En el Derecho Romano, los servicios impuestos por obligaciones morales. | Más en concreto, los que por gratitud debía el liberto a su antiguo señor.

Operar

Realizar una operación (v.) mercantil, bursátil, bancaria, quirúrgica o de carácter general que deba surtir cierto efecto.

Operario

Obrero o trabajador manual.

Opinión

Parecer de una persona o grupo social, acerca de una cuestión o un conjunto de ellas. (v. LIBERTAD DE OPINIóN, OPINIONES DE LOS JURISCONSULTOS.)

Opinión pública

Manifestación del pensamiento que sobre determinados problemas, generalmente de índole política. tienen los individuos que integran una Colectividad. Puede ser de orden nacional o de orden internacional. En un Estado de Derecho, la opinión pública se concreta mediante la emisión del voto electoral, así como por la libertad de expresión del pensamiento oral o escrita o recogida generalmente por la prensa. En los gobiernos de tipo dictatorial, totalitario o de facto, la auténtica opinión pública o se desconoce por estar cohibida o se expresa en la clandestinidad, pese a los esfuerzos de los detentadores del poder para simular respeto a ella.

Opiniones de los jurisconsultos

En todos los tiempos, por corrientes teóricas, y más aun por orientarse acerca del derecho propio y de su ejercibilidad en juicio, el parecer de los técnicos del Derecho se recaba en forma de consultas, dictámenes o asesoramiento. En Roma, la opinión de los juristas más notables llegó a erigirse en fuente del Derecho, en cuanto a Gayo, Modestino, Paulo, Ulpiano y Papimano. (v. JURISCONSULTO.)

Oponibilidad

Conforme a la definición de Capitant, la "calidad del derecho o defensa que su titular pueda hacer valer contra terceros".

Oportunismo

Sistema político que prescinde en cierta medida de los principios fundamentales. tomando en cuenta las circunstancias de tiempo y lugar (Dic. Acad.). En sentido peyorativo se califica de oportunista a toda persona. v más concretamente a todo político, que carece de principios fijos y que espera los acontecimientos para amoldara ellos, en pro o en contra, sus opiniones.

Oposición

Impedimento, estorbo, obstáculo. | Contrariedad. | Contradicción. | Resistencia. | Argumentación o razonamiento en contra. | Impugnación. | Competencia entre los aspirantes a una cátedra o a otro cargo o puesto. sea para ingreso o para ascenso (Dic. Der. Usual). En las voces siguientes se examinan las oposiciones de más interés en las distintas esferas jurídicas.

Oposición administrativa

Equivale a concurso entre los vanos pretendientes a un oficio, cargo o prebenda públicos, y que tiene por objeto determinar cuál de aquéllos ostenta más méritos, mejor conocimiento teórico y práctico de las materias relacionadas con el puesto concursado, así como mayor idoneidad para su desempeño.

Oposición al matrimonio

La actuación civil o canónica, previa a la celebración del matrimonio de una u otra especie, y que tiende a evitarlo, o la acción judicial, posterior a aquél, ante la jurisdicción ordinaria o la canónica, para reclamar la nulidad de un matrimonio viciado substancialmente. (v. JUICIO DE DISENSO, LICENCIA MATRIMONIAL.)

Oposición política

Llámase así, en las normas parlamentarias, la representación, en las Cámaras Legislativas, de los miembros de los grupos que no pertenecen al partido o coalición gobernante. así como también al conjunto de los miembros de un cuerpo deliberante que se encuentra en minoría y que actúa frente a los que constituyen la mayoría. En los regímenes representativos, la existencia de una oposición parlamentaria es tan importante que sin ella no puede existir una auténtica democracia, tanto porque sirve de freno a los excesos que pueda-intentar el grupo mayoritario en que se apoya el Poder Ejecutivo, cuanto porque, de no existir esa oposición, no estarían representados los demás partidos políticos ni la opinión de los electores que han votado en contra de los elegidos por la mayoría triunfante.

Oposición procesal

Acción y efecto de impugnar un acto o conjunto de actos, mediante recurso, incidente, querella, tacha u otra vía conducente, demandando su invalidación (Couture). En ese sentido se habla de oposición a la demanda, de oposición a la reconvención, de oposición al recurso, de oposición a la ejecución, etc.

Opositor

El que contradice en política a la mayoría o al gobierno de turno. | El que impugna judicial o extrajudicialmente un acto. | Quien participa en una oposición administrativa (v.).

Opresión

Todo género de ingrata sujeción, tiranía, aflicción o excesivo rigor, y más cuando ofende lo justo. (v. DERECHO DE RESISTENCIA A LA OPRESIóN.)

Oprobio

Afrenta, ignominia. | Ofensa. | Deshonra.

Optar

Elegir o escoger, llevar a cabo una opción (v.).

"Optio tutoris"

Locución lat. Elección de tutor, que el marido concedía, por testamento, a la casada cum manu.

"Opus"

Voz latina. Trabajo. Hoy, una obra literaria de cualquier género o musical de cierta jerarquía.

Oral

De viva voz, mediante la palabra. Se opone, en materia procesal, alo escrito. (v. JUICIO ORAL.)

Oralidad

v. JUICIO ORAL

"Oratio"

Voz lat. Discurso o arenga. | En los siglos II y III, proyecto de ley que el emperador presentaba de palabra ante el Senado, y que la asamblea aprobaba.

"Oratio Antonini"

Senadoconsulto, propuesto por Caracala, para convalidar, al morir un cónyuge, las donaciones no revocadas y hechas durante el matrimonio.

"Oratio Severi"

Senadoconsulto del año 195, presentado por Septimio Severo, que prohibía la enajenación de los fundos suburbanos y rurales de los impúberes.

Oratoria forense

La impuesta por la auténtica oralidad procesal y que se despliega ante los tribunales de justicia, en las vistas o audiencias, por las partes rara vez, y por los letrados que las representan, para exposición del caso, presentación de pruebas y fundamentos jurídicos en pro de la causa por la que se alega. Posee muy distinta técnica según los fueros y tribunales. y adquiere su mayor eficacia cuando actúa el jurado.

Ordalía

Juicio de Dios (v.).

Orden

Escriche enumera como principales acepciones jurídicas de esta voz -masculina en unos casos, femenina en otros e incluso ambigua en ocasiones- las siguientes: Cada uno de los brazos o cuerpos políticos de un Estado. | Endoso o escrito breve al dorso o en el cuerpo de un vale, pagaré o letra de cambio, para su transmisión. | Mandato de un superior que ha de ser obedecido. | Comisión o poder que se da a una persona. | Mandamiento expedido por un tribunal. | Graduación entre los diferentes acreedores. | Beneficio del fiador para que primero se proceda contra el deudor. | Serie o sucesión de instancias judiciales. | Uno de los sacramentos canónicos, que convierte a los varones en ministros del Señor. El vocablo es tan amplio que todavía en el Diccionario de Derecho Usual se adicionan estos significados importantes: Regla, modo o norma de acción. | Colocación de las cosas en su lugar. | Situación, estado. | Buena disposición, concierto. proporción. | Normalidad basada en la libertad y en la justicia en que vive un pueblo. | Relación entre cosas. | Serie o sucesión de hechos. | Instituto creado para recompensar con condecoraciones méritos civiles o de guerra. | Institución religiosa donde se hace vida en común, sometida a una disciplina que se propone un fin místico, piadoso, benéfico, cultural o laboral.

Orden de detención

Disposición de la autoridad gubernativa o judicial que manda que se prive de su libertad a una persona, en su domicilio o donde sea habida, ya acceda a cumplirla voluntariamente, ya por la fuerza material. El detenido, acompañado por el agente o grupo que haya cumplido la orden, comparecerá ante la autoridad y permanecerá en lugar seguro a disposición de quien haya dado tal mandamiento. La detención (v.) puede ser momentánea, por aclararse con rapidez la situación y ser inocente el detenido, o prolongarse hasta indefínidamente en caso de poderes especiales por grave alteración del orden público o jurídico. (v. ORDEN DE PRISIóN.)

Orden de prisión

Resolución judicial que dispone la prisión preventiva (v.) del presunto responsable de un delito reprimido con cierta severidad o dadas las circunstancias de peligrosidad del sujeto. Lleva consigo el alojamiento del preso en cárcel u otro local destinado a tal fin. (v. ORDEN DE DETENCIóN.)

Orden de suceder

Determinación legal de las preferencias sucesivas o simultáneas para heredar a quien no haya hecho testamento o cuando éste haya perdido su validez. Tal orden se inicia con la línea recta descendente y el cónyuge supérstite. En segundo lugar, los ascendientes; después, los colaterales; por último, el Estado. El grado más próximo excluye el más remoto, salvo el derecho de representación (v.).

Orden del día

Locución que, precedida del artículo masculino, significa la lista de asuntos que han de ser tratados por una asamblea legislativa o por cualquier otro cuerpo colegiado, en una reunión reglamentariamente convocada. | Precedida del artículo femenino, se refiere al mandato que da la autoridad superior respecto a los trabajos o actividades que, en la jornada a que se refiera, han de cumplir los subordinados.

Orden imperativa

Locución redundante de la milicia, donde todos los mandatos de los superiores, cuando atañen al servicio, resultan inexcusables; salvo que la expresión pretenda el matiz de riguroso castigo en caso de desobediencia o de aspereza al formular la orden.

Orden jerárquico

Jerarquía (v.).

Orden jurídico

Conjunto de normas positivas vigentes relacionadas entre sí y escalonadas o jerarquizadas, que rigen en cada momento la vida y las instituciones de todas clases dentro de una nación determinada. Esas normas, en opinión de muchos jusfilósofos, han de tomarse en un sentido amplio, ya que están formadas no solo por la Constitución y por las leyes, sino también por los reglamentos, por las disposiciones de las autoridades administrativas, por las sentencias judiciales, por las costumbres y hasta por los contratos en cuanto regulan las relaciones entre las partes contratantes. La importancia de cada una de esas normas es diferente y va de mayor a menor, por lo cual las inferiores toman su fundamento de las inmediatamente superiores. A esa jerarquización o escalonamiento es a lo que Merkl y Kelsen denominaron "pirámide jurídica". El orden jurídico es tan esencial para la existencia de un país que sin él no se concibe la vida social.

Orden mayor

En la jerarquía eclesiástica, las de subdiácono, diácono y sacerdote. (v. ORDEN MENOR)

Orden menor

En lo canónico, las de ostiario, lectoral, exorcista y acólito, que no implican rigurosa ordenación religiosa. (v. ORDEN MAYOR)

Orden militar

La locución posee aspectos muy diversos, acordes con la elasticidad del substantivo. De un lado, en lo jerárquico castrense, el mandato del superior, dentro de sus atribuciones, que debe ser cumplido sin objeción ni dilaciones por el inferior, así comprometa su vida, como en el combate. En terreno político, el régimen del país sometido, contra su Constitución y la opinión popular, a un gobierno cuya jefatura y principales ministerios ejercen los militares y según métodos dictatoriales, disfrazados siempre de patrióticos y nacionales. Por último, en algo hoy más histórico que religioso y castrense -según las acotaciones de L. Alcalá-Zamora-, cada uno de los institutos de Caballería, fundados en España durante la Edad Media, que conciliaban la defensa de la fe y la del territorio nacional, contra los árabes invasores, en curiosa mezcla de estados laico, eclesiástico y castrense. Las más famosas, que perduran, como reliquias simbólicas, son las de Alcántara, Calatrava, Montesa y Santiago. Conviene acotar, según lo anticipado en la voz genérica ORDEN (v.), que ésta es femenina en las acepciones jerárquica e histórica, y masculina en lo político.

Orden moral

Conjunto de ideas y opiniones, de instituciones y costumbres, de tradiciones y programas normativos que integran el fondo ético predominante en un país y en una época dados, que tiende a persistir y que regula la conducta general según su adecuación Üoposición a ese criterio v a tal conducta, coincidente o discrepante con respecto al mundo político, económico, social, cultural, y de otras especies, coetáneo. Cuando el mundo moral más influyente en un territorio es a la vez el de sus gobernantes, opera como regulador en lo jurídico; de modo concreto, en figuras civiles y penales yen lo genérico de la moral y las buenas costumbres (v.).

Orden público

Conjunto de condiciones fundamentales de vida social instituidas en una comunidad jurídica, las cuales, por afectar centralmente a la organización de ésta, no pueden ser alteradas por la voluntad de los individuos ni, en su caso, por la aplicación de normas extranjeras (J. C. Smith). El concepto de orden público ofrece especial importancia con respecto a las cuestiones de índole política y de Derecho Administrativo, pero también la ha adquirido, de un tiempo a esta parte, en materia de Derecho Social, por cuanto se ha atribuido a sus normas la condición de afectar al orden público, por lo cual son irrenunciables. Tal calidad se atribuye a diversos preceptos del Derecho del Trabajo.

Orden público internacional

En Derecho Internacional Privado, el concepto esta referido a aquellas normas que, por afectar a la esencia de las instituciones, de las costumbres y de la organización de un país, deben ser aplicadas por los jueces no solo con preferencia, sino también con omisión de la ley extranjera, aun en aquellos casos en que la ley extranjera fuere competente por aplicación de las reglas ordinarias de los conflictos legislativos. Ejemplo característico de esta situación podría encontrarse en que, no obstante que el matrimonio se rige por la ley del país donde es contraído, ese reconocimiento no podría ser de aplicación, en los países de régimen matrimonial monogámico, aun matrimonio poligámico.

Orden religiosa

Asociación voluntaria de hombres o de mujeres, que sintiéndose llamados a una misión elevada, adoptan, luego de severas pruebas, la determinación firme, y por lo general irrevocable, de dedicarse exclusivamente a ella, para mayor gloria de Dios. Integran un cuerpo de regulares que hacen profesión de vivir bajo cierta regla aprobada por la Iglesia.

Orden sacerdotal

El sexto de los mandamientos de la Iglesia, en virtud del cual son consagrados los sacerdotes.

Orden sagrado

En Derecho Canónico se llama así la condición que la Iglesia otorga auna persona confiriéndole la gracia sacerdotal, en diversos grados, para el ejercicio de ciertas funciones sacrosantas. Constituye el llamado "sacramento del orden" y es impuesto por la autoridad episcopal. (v. ORDEN MAYOR Y MENOR.)

Orden social

El conjunto formado por las instituciones con vigencia en cada sociedad humana, sobre todo en su expresión nacional. | La totalidad de las relaciones humanas de convivencia en lugar y tiempo determinados. | Funcionalmente, en el sentido que Gabriel Tarde le atribuía de universal necesidad de coordinación interna, el desenvolvimiento pacífico o normal de la sociedad, dentro del orden de valores predominantes en moral, Derecho, cultura, arte y otras manifestaciones del pensamiento y de la acción (Dic. Der. Usual).

Orden sucesorio

Orden de suceder (v.).

Ordenación

Acto por el cual se administra el sacramento del orden. (v. ORDEN SAGRADO). | Más genéricamente, toda prevención o preparación para obrar. | Regulación. | Todo mandato u orden. | Nombre de algunas oficinas u organismos contables. | Régimen general en ciertas actividades o explotaciones, como la ordenación bancaria, en cuanto a su funcionamiento técnico y administrativo, o la ordenación de montes, que determina los principios y reglas más adecuados para la explotación forestal.

Ordenado "in sacris"

Quien ha recibido el orden sagrado (v.). En los países oficialmente católicos, constituye impedimento matrimonial. En los demás, también, pero sólo en el fuero de la conciencia y en el canónico, donde esa contravención es incompatible con la subsistencia del ministerio sacerdotal, por el celibato (v.) que se mantiene, no obstante ataques porfiados desde el mismo seno de la Iglesia, como obligación del clero.

Ordenamiento

Orden, como buena disposición material. | Organización. | Elevación al sacerdocio. | Ley o conjunto de ellas. | Escala de fuentes jurídicas.

Ordenamiento de Alcalá

Se conoce con este nombre el ordenamiento de leyes hecho por Alfonso XI en las Cortes de Alcalá de Henares, el año 1348, por el cual se uniformó la legislación contenida en otras recopilaciones anteriores. Contiene treinta y dos títulos. Desde su vigencia, naturalmente con la prelación de las 125 leyes que integraban este ordenamiento, el Derecho general quedó establecido de esta forma: el Fuero Real; los fueros municipales, con preferencia en su ámbito local; las Partidas.

Ordenamiento de las Tafurerías

Reglamentación de las casas públicas de juego mandada hacer por el rey Alfonso El Sabio. En dicha reglamentación, escrita por el maestro Roldán, se establecen normas para jugar a los dados, evitar y castigar los engaños, trampas, riñas y muertes "que suelen ocasionar esos juegos". Las casas públicas de juego se arrendaban por cuenta del Estado o de las poblaciones a las que se concedía ese privilegio. Se promulgó en 1276 y consta de 44 leyes. Su vigencia fue muy corta, dado que, ante su frustración, se decidió sin más el cierre de las tafurerías, aunque también por no mucho tiempo.

Ordenamiento de Montalvo

Nombre con el cual, a causa de su autor, es conocido también el Ordenamiento Real (v.).

Ordenamiento de Nájera

Compilación efectuada en las Cortes de Nájera, promulgada por Alfonso VII el año 1138. Contiene las normas jurídicas que lijaban los derechos y deberes de los fijosdalgo entre sí, con respecto a los monarcas y con relación a sus súbditos. Lleva igualmente los nombres de Fuero de las fazañas y albedríos y el más abreviado y expresivo de Fuero de los fijosdalgo.

Ordenamiento Real

Código publicado en tiempo de los Reyes Católicos. Contiene una compilación alfabética de varias leyes dispersas. Está dividido en ocho libros y fue realizado por Alfonso Montalvo, que añadió sus glosas y repertorio. El Ordenamiento Real no obtuvo la correspondiente sanción de los monarcas, por lo cual es considerado como de autoridad privada. Es conocido igualmente por Ordenanzas Reales de Castilla.

Ordenancista

El apegado por demás a la letra de ordenanzas y reglamentos.

Ordenanza

Conjunto de preceptos referentes auna materia. | La hecha para el régimen de los militares y buen gobierno de las tropas. | Suelen recibir también el nombre de ordenanzas las disposiciones que se dictan por un municipio para el gobierno de la respectiva ciudad y su término jurisdiccional. En los significados personales, ordenanza posee un sentido laboral, el del trabajador subalterno que transmite materialmente órdenes de los superiores a los inferiores y realiza distintas prestaciones menores. | En lo militar, soldado que se afecta al servicio personal de un jefe, con mucho de sirviente gratuito.

Ordenanzas de Bilbao

Se reconocen con ese nombre las redactadas por el Consulado de Bilbao (fundado en 1511) en 1531, 1560 y 1737. Todas ellas están referidas al Derecho Marítimo y regulan problemas relativos a seguros, averías, fletamentos, conocimientos, naufragios, préstamo a la gruesa y personal marítimo (capitanes, pilotos, contramaestres y marineros), así como también de los prácticos y del régimen de la ría de Bilbao. Hasta-la publicación del primer Código de Comercio español en 1829. esta notable compilación mercantil ofició en toda España en materia de quiebra.

Ordenanzas de Colbert

Obra fundamental debida al ministro de ese nombre, realizada en 1681, durante el reinado de Luis XIV en Francia, en la que recogió las normas consuetudinarias de la navegación de vela y que constituyó el modelo seguido por el código francés y los posteriores de origen latino. Tal compilación estaba inspirada en las normas de los puertos occidentales y norteños, en las que se regulaban las instituciones de Derecho Público Marítimo. Contiene cinco libros, relativos, respectivamente, a los oficiales del almirantazgo y su jurisdicción; alas gentes y navíos de mar; a los contratos marítimos; a la policía de puertos, costas, radas y riberas, y a la pesca que se hace en el mar.

Ordenanzas de Indias

Fueron publicadas en 1528, durante el reinado de Carlos I de España y V de Alemania; reglamentan las normas a que habían de atenerse los encomenderos y los trabajos que habían de prestarles los indios. Tales ordenanzas, que fueron completadas en el año 1542, vinieron a constituir las llamadas Nuevas Leyes de Indias, cuya trascendencia legislativa ha sido universalmente proclamada, pues, especialmente en lo que se refiere a materia laboral, contienen preceptos no solo socialmente avanzadísimos para la época en que fueron dictados, sino que aún en la actualidad mantienen un valor positivo. (v. LEYES DE INDIAS.)

Ordenanzas municipales

Las diversas disposiciones, aisladas o en cuerpos orgánicos, que con carácter general y obligatorio para vecinos y residentes dan los municipios para regular el régimen de convivencia, desarrollo y policía en la esfera municipal.

Ordenar

Establecer el orden. | Dar una o más órdenes. | Restablecer el imperio de la ley o la buena administración frente al desorden o caos. | Otorgar el orden sagrado.

órdenes de entrega

Llamadas también en el lenguaje marítimo internacional delivery orders. Son "títulos fraccionarios del conocimiento, documentos que el vendedor de la mercancía que navega en un buque entrega al capitán o consignatario con la orden de hacer entregas parciales del cargamento a los compradores" (Dic. Der. Priv.). Constituyen documentos indispensables para aquellos casos en que son varios los destinatarios de las mercaderías y residen en distintos puertos, supuesto en el cual los compradores no podrían retirar sus mercaderías dado que el vendedor no puede enviar el conocimiento de embarque (v.) a cada uno de aquéllos.

Ordinario

Voz con múltiples acepciones que pesan en lo jurídico de manera más o menos concreta. Adjetivo. Común o habitual. | Plebeyo o bajo. | De poco precio o escasa calidad, referido a objetos y productos. | Sin jerarquía. | Normal. (v. JUICIO ORDINARIO, JURISDICCIóN ORDINARIA.) Sustantivo. El obispo (v.). | Gasto diario del hogar. | Despacho de las providencias de mero trámite. | Juez o tribunal perteneciente a la jurisdicción ordinaria. | Comisionista que efectúa los encargos que se le confían en localidad de mayor importancia o en la capital provincial o del Estado.

"Ordinatio iudicii"

Locución latina. Ordenación del juicio. El conjunto de diligencias preliminares para poder fallar en una causa. En el procedimiento formulario romano, la constituían la entrega de la fórmula al actor y la designación del juez para el caso.

"Ordo iudiciorum privatorum"

Loc. lat. En Roma, el orden de los juicios privados, compuesto por una serie de normas para el procedimiento civil, comunes al régimen de las acciones de la ley y al formulario, que se articuló en la Lex Iulia de iudiciis privatis (v.). Se contraponía a la regulación indicada en la voz que sigue.

"Ordo iudiciorum publicorum"

Locución latina. Orden de los juicios públicos, regulado, para las causas criminales, por la Lex lulia de iudiciis publicis (v.), y por ello distinto del sistema de procedimiento indicado en la voz precedente.

Orejón

"Entre los antiguos peruanos. persona noble que, después de varias ceremonias y pruebas, una de las cuales consistía en horadarle las orejas -origen de la palabra castellana-, ensanchándoselas por medio de una rodaja, entraba en un cuerpo privilegiado y podía aspirar a los primeros puestos del imperio" (Dic. Acad.).

Orfandad

Estado en que quedan los hijos por la muerte de sus padres, o de alguno de ellos. Esa situación tiene importancia jurídica en diversos aspectos, pero especialmente en materia laboral y de previsión social, ya que de ella se derivan ciertas prestaciones llamadas pensiones de orfandad, perceptibles hasta determinada edad o mientras subsista una situación de invalidez del beneficiario. La orfandad de los menores determina la organización de la tutela (v.). Orfandad se llama también la pensión que percibe un huérfano.

Orgánico

Concerniente a la organización (v.) o que la revela. | Relativo a un órgano u organismo. | Perteneciente a la regulación y funcionamiento de determinadas instituciones. (v. LEY ORGáNICA.)

Organismo

En lo fisiológico, conjunto de órganos del hombre, cuyos defectos o faltas pueden modificar su capacidad jurídica. | Serie de leyes, reglamentos, costumbres, usos y prácticas que regulan la composición, actividad, función y relaciones de una institución o cuerpo social. | Entidad compuesta de diversas ramas, dependencias u oficinas al servicio de una finalidad (Dic. Dev. Usual).

Organismo autónomo

Entidad de Derecho Público creada por la ley, con personalidad jurídica y patrimonio propio, independientes de los del Estado, a la que se encomienda expresamente, en régimen de descentralización, la organización y administración de algún servicio público y de los fondos adscritos a éste, el cumplimiento de actividades económicas al servicio de fines diversos y la administración de determinados bienes del Estado, sean patrimoniales o de dominio público, en la definición legislativa española de 1958. Administrativamente se contrapone a la empresa nacional (v.). La ley que cree los organismos autónomos determinará: 1º) sus funciones y competencia, 2º) el ministerio al que se adscriben, 3º) las bases generales de su organización, 4º) los bienes y medios económicos que se les asignan. Sus presidentes, directores, consejeros y directivos serán designados y separados libremente de acuerdo con lo dispuesto en sus normas fundacionales. La exclusiva corresponde al gobierno, por cuanto necesita decreto u orden ministerial.

Organismos especializados

Llámanse así los de orden internacional dependientes de las Naciones Unidas, que coordinan su actividad en materias determinadas de índole económica, social, cultural, sanitaria y técnica.

Organización

Buena disposición material o funcional. | Núcleo social con ordenada estructura. | Empresa sin finalidad lucrativa. | Establecimiento o institución de muy diversas especies. | Reforma. | Sujeción a disciplina.

Organización criminal

La asociación clandestina que dispone los medios para operar con la mayor impunidad y el máximo beneficio para sus componentes. (v. CODELINCUENCIA,)

Organización de Aviación Civil Internacional

Organismo internacional cuya misión es el ordenamiento del desarrollo técnico y económico de la aviación mundial. Tiene su origen remoto en la convención para la reglamentación de la navegación aérea firmada en París en 1919. Dio origen a la Convención Internacional de Navegación Aérea (C.I.N.A.), que funcionó hasta 1947, cuando fue reemplazada por la O.A.C.I., cuyos fines son contribuir a la creación y mantenimiento de la amistad y entendimiento entre los pueblos del mundo mediante el desarrollo de la aviación civil internacional, asegurar su progreso, fomentar el diseño de aeronaves para fines pacíficos, estimular el desarrollo de rutas aéreas y la ayuda a esa clase de navegación, fomentar la seguridad en los vuelos, conseguir el eficaz funcionamiento del comercio aéreo internacional, velar por que los derechos de los Estados contratantes sean respetados plenamente.

Organización de Cooperación y Desarrollo Económico

Se trata de un organismo internacional que en 1961 sustituyó a la Organización Europea de Cooperación Económica. que había sido creada en 1947. Su finalidad es la ayuda a los países en vías de desarrollo, así como la cooperación económica entre los Estados miembros.

Organización de las Naciones Unidas

La Organización de las Naciones Unidas tuvo como base la Carta de las Naciones Unidas, que entró en vigencia en 1945. después de la ratificación por la-mayoría de los Estados adheridos. De acuerdo con los propósitos enunciados en dicha Carta, el organismo tiene por fin: 1) mantener la paz y la seguridad internacionales: 2) eliminar gradualmente el colonialismo y el imperialismo, tanto en el aspecto político como en el económico; 3) propender a la solución pacífica de los conflictos que se planteen, partiendo del principio de autodeterminación de los pueblos y de su igualdad ante el Derecho Internacional Público. En el momento de firmarse la Carta se adhirieron a ella 50 países. Pero, en el tiempo transcurrido, este número supera bastante el centenar y continúa en constante aumento por la incorporación de los nuevos países africanos y asiáticos de reciente creación o independencia. La Organización de las Naciones Unidas está integrada por seis grandes órganos fundamentales, que son: 1) la Asamblea General, 2) el Consejo de Seguridad, 3) el Consejo Económico y Social, 4) el Consejo de Administración Fiduciaria, 5) la Corte Internacional de Justicia, 6) la Secretaría. Además de estos órganos, estructura esencial de las Naciones Unidas, la Organización cuenta con la colaboración de una serie de organismos especializados (v.), entre los que mencionaremos, como más importantes: la Organización Internacional del Trabajo (O.I.T.), la Organización para la Agricultura y la Alimentación (F.A.O.), la Organización para la Educación, la Ciencia y la Cultura (U.N.E.S.C.O.), la Organización Mundial de la Salud (O.M.S.), la Organización Internacional del Comercio y el Fondo Monetario Internacional. Cada uno de estos organismos colabora, dentro de su esfera específica, en la solución de los problemas internacionales que se plantean. Están integrados por expertos y especialistas en las materias respectivas. La sede de las Naciones Unidas está situada en un sector de la ciudad de Nueva York que ha sido internacionalizado, a fin de que la jurisdicción de los Estados Unidos no se extienda a esa zona.

Organización de las sociedades primitivas

v. SOCIEDADES PRIMITIVAS.

Organización de los Estados Americanos

En 1948 se firmó, en Bogotá, la Carta de Organización de los Estados Americanos, base y fundamento de esta organización. Es una confederación de Estados provista de personalidad internacional, la que entre sus finalidades más importantes contiene las de afianzar la paz y seguridad del continente americano; procurar una solución pacífica a las controversias; promover una acción solidaria en caso de agresión contra cualquiera de los Estados miembros y propender ala solución de los problemas políticos, jurídicos y económicos que puedan suscitarse entre los países afiliados ala Organización. Otros principios, considerados fundamentales por la Organización que nos ocupa, se refieren a la observancia del Derecho Intemacional en todos los campos; a la abolición de los derechos otorgados por la victoria; al reconocimiento de los derechos esenciales de la persona humana sin distinción de raza, nacionalidad o credo v al afianzamiento de la unidad espiritual del continente. Son miembros de la Organización de Estados Americanos (O.E.A.) todos los países del continente que hayan ratificado la Carta, y puede serlo también cualquier nuevo Estado soberano que surja en esa área, ya sea a consecuencia de haberse emancipado de la autoridad de una potencia extranjera, ya sea como resultado de la fusión o desmembramiento de otros Estados. Los órganos de la Organización son: la Conferencia Interamericana, la Reunión de Consulta de los Ministros de Relaciones Exteriores, la Unión Panamericana y las conferencias y organismos especializados. Está además el Consejo, que tiene carácter ejecutivo y se integra, a su vez, con el Consejo Interamericano Económico y Social, el Consejo Interamericano de Jurisconsultos y el Consejo Cultural Interamericano.

Organización de los pueblos precolombinos

v. PUEBLOS PRECOLOMBINOS

Organización del Tratado del Atlántico Norte (O.T.A.N.)

Fue creada el año 1949, sobre la base del llamado Pacto del Atlántico (v.). Constituye un tratado de asistencia mutua entre Estados Unidos, Canadá, Europa occidental, Grecia y Turquía, a efectos de asegurar la defensa mutua contra cualquier agresión auno de sus miembros. Para garantía de esa finalidad dispone de contingentes militares de las diversas nacionalidades, colocados bajo un mando único. Francia se retiró de dicho organismo en 1966.

Organización Europea de Cooperación Económica

v. ORGANIZACIóN DE COOPERACIóN Y DESA-RROLLO ECONóMICO Organización Intergubernamental Consultiva de la Navegación Marítima Creada en 1959, es otro de los organismos especializados de las Naciones Unidas a efectos de favorecer la colaboración, entre los gobiernos de los Estados miembros, en aquellas cuestiones técnicas de interés en la materia.

Organización Internacional del Trabajo

Institución creada por la parte XIII del Tratado de Versalles, para orientar y mejorar en todo el mundo las condiciones del trabajo. La O.I.T. se compone de un Consejo de Administración, de una Conferencia General de representantes de los miembros de la Organización y de una Oficina Internacional del Trabajo (v.). Su labor primordial está representada por una serie de convenios y de recomendaciones sobre cuestiones laborales. La Oficina Internacional del Trabajo fue objeto de nueva estructura en 1964. La mayor eficacia de esta institución internacional está representada por su organización tripartita, ya que se integra con representantes de los gobiernos de los Estados miembros y representantes de las organizaciones obreras y patronales, en número igual, por lo que sus acuerdos se encuentran revestidos de indudable autoridad.

Organización judicial

Conjunto de normas que establecen los órganos y el sistema para la administración de justicia de cada país, señalando la competencia de los jueces, sus facultades, sus obligaciones, la forma de su designación y de su destitución, así como las garantías de su independencia. La organización judicial suele tener su fundamento en preceptos constitucionales, desarrollados luego en las llamadas leyes orgánicas del Poder Judicial.

Organización Meteorológica Mundial

Otra de las instituciones especializadas de las Naciones Unidas. Tiene como finalidad el fomento de los servicios de previsión meteorológica mediante la cooperación internacional. Fue creada en 1947.

Organización Mundial de la Salud

En el año 1946 se celebró en Nueva York la reunión inaugural de la Primera Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas y en su transcurso se creó, entre otros organismos especializados, la Organización Mundial de la Salud (O.M.S.). Se determinó que funcionaría su sede estable en Ginebra y que le correspondería ocuparse de todo lo relativo a higiene y salud grupal del mundo. La Organización Mundial de la Salud está integrada por la Asamblea, por el Congreso y por la Secretaría.

Organización no gubernamental

Toda institución derivada del artículo 71 de la Carta de las Naciones Unidas que agrupa a personas privadas que buscan la satisfacción de intereses o de ideales comunes, más allá de las fronteras nacionales. Constituye un elemento de consulta tanto para la Organización de las Naciones Unidas cuanto para sus órganos especializados.

Organización para la Alimentación y la Agricultura

Organismo especializado de las Naciones Unidas que fue creado el año 1945 y que tiene como finalidad la ayuda a los países para el mejoramiento cuantitativo y cualitativo de sus recursos alimenticios. De su denominación inglesa toma sus siglas características F.A.O., que corresponden a Food and Agriculture Organization.

Organización social

La estructura o articulación de la sociedad en subgrupos determinados por una cualidad común, como la nacionalidad, la raza, el sexo, la profesión, la edad, el parentesco, la propiedad, la residencia, la autoridad (Dic. Der. Usual).

órgano

Cada una de las partes del cuerpo que cumple una función. Su falta o defecto puede influir en ciertos casos en la capacidad jurídica del individuo. | Medio o conducto. | Quien cumple una función o realiza un acto. | Organismo, institución.

órganos societarios

Conjuntos de personas que, dentro de la estructura de las sociedades con personalidad jurídica, tienen a su cargo cumplir las funciones básicas que corresponden al funcionamiento de tales sociedades, y en particular, su gobierno, administración, representación y fiscalización.

Orientación profesional

Descubrimiento de la vocación y capacidad para un trabajo, oficio o profesión, según observaciones y normas científicas, para facilitar su ejecución y el probable éxito del individuo. Se inicia con los consejos durante la infancia, se acentúa en los años juveniles de estudio y práctica y se completa con la preparación directa de índole laboral.

Oriental

Relativo al oriente (v.) en lo geográfico (Asia y Oceanía), en lo histórico y en lo político. Se contrapone, claro está, a lo occidental (v.).

Oriente

El este o levante, por donde cada día aparece el Sol. | En lo oolítico o histórico, lo asiático. | Modernamente, con corrimiento de fronteras y meridianos, el bloque mundial dirigido por Rusia, con coincidencias y discrepancias de China continental, y los satélites europeos y asiáticos de una y otra potencia.

Origen

Principio, comienzo, procedencia. | País de nacimiento. | Tierra de los ascendientes. | Ascendencia. | Antecedentes.

Original

Documento en el que se consigna un acto jurídico y que contiene las firmas de las partes o de sus representantes y, en su caso, la del funcionario autorizante.

Originario

Lo que por su origen (v.) se refiere a un lugar o persona. | Se dice de un juez o funcionarro que inició unas actuaciones. | En los modos de adquirir, los originarios, opuestos a los derivativos, son los que crean el dominio o propiedad sin previa transmisión a otro. Tales, la ocupación y la prescripción.

Oriundez

Origen. | Procedencia personal, sobre todo cuando uno se encuentra fuera del punto de nacimiento. | Ascendencia familiar.

Oro

El conocido metal precioso, equivalente de riqueza sólida, no solo ha sido moneda que no circula ya en país alguno, sino que también sigue siendo módulo de las cotizaciones para las divisas y la reserva financiera fundamental de los Estados. (v. PATRóN ORO.)

Ortodoxia

Coincidencia total o aceptación plena de un dogma. | De ahí, disciplina rigurosa en los partidos políticos y en las organizaciones sociales.

Ortotanasia

Neologismo. Homicidio piadoso (v.).

Ostracismo

Destierro oolítico acostumbrado entre los atenienses. | En sentido figurado, exclusión voluntaria o forzosa de los oficios públicos, a la cual suelen dar ocasión trastornospolíticos.

O.T.A.N.

Siglas españolas y francesas de la Organización del Tratado de Atlántico Norte (v.). Las inglesas son N.A.T.O. (v.).

O.T.A.S.E.

Siglas de la Organización del Tratado del Asia del Sudeste, que constituye una alianza militar y política, sobre la base de los Estados Unidos, en la región en que Asia se acerca a Oceanía, para oponerse a la expansión y al belicismo de la China roja.

Otorgamiento

Lo define Couture en este doble sentido: acción y efecto de condescender o consentir en un acto, formulando en forma expresa o tácita la manifestación de voluntad requerida para su validez, y como acción y efecto de extender un documento en el que se representa y da forma escrita a un acto o contrato y se lo autoriza con las firmas requeridas. Esta expresión aparece definida por la Academia como acción de otorgar un instrumento. | Poder, testamento, etc. | Escritura de contrato o de última voluntad. | Parte final del documento, especialmente del notarial, en que éste se aprueba, cierra y solemniza.

Otorgante

La parte que contrata en un documento público. | El notarlo u otra autoridad que le da autenticidad y fe a un documento.

Otorgar

Consentir o acceder. | Admitir o tolerar. | Estipular algo en escritura pública. (v. OTORGAMIENTO)

Otrosí

Expresión que se usa en los escritos judiciales para añadir algo que se omitió en su parte principal.

O.v.R.A.

Siglas de la Organización Voluntaria de Represión Antifascista, policía secreta italiana, al servicio de Mussolini, que cumplió persecución implacable y cruel contra los enemigos del régimen o simples opositores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: