Terminos Juridicos. Letra A

  1. A beneficio de inventario
  2. A contrario sensu
  3. A cuenta
  4. A día fijo o determinado
  5. A días o a meses fecha
  6. A días o a meses vista
  7. A divinis
  8. A fortiori
  9. A la orden
  10. A la vista o presentación
  11. A latáre
  12. A látere
  13. “A limine”
  14. A mano armada
  15. “A non domino”
  16. A posteriori
  17. “A potiori”
  18. A priori
  19. A puerta cerrada
  20. Abacial
  21. A quo
  22. A traición
  23. “Ab absurdo”
  24. Ab initio
  25. Ab intestato
  26. Ab irato
  27. “Ab origine”
  28. Abacería
  29. Abacial
  30. Abad
  31. Abadengo
  32. Abadía
  33. Abanderamiento de buques
  34. Abandonar
  35. Abandonarse
  36. Abandono
  37. Abandono de animales
  38. Abandono de bienes
  39. Abandono de cosas
  40. Abandono de cosas aseguradas
  41. Abandono de destino o residencia
  42. Abandono de familia
  43. Abandono de hijos
  44. Abandono de la acción
  45. Abandono de la expropiación
  46. Abandono de la instancia
  47. Abandono de la querella
  48. Abandono de menores incapacitados
  49. Abandono de mercaderías
  50. Abandono de minas
  51. Abandono de personas
  52. Abandono de servicio
  53. Abandono del buque
  54. Abandono del domicilio
  55. Abandono del empleo
  56. Abandono del flete
  57. Abandono del hogar conyugal
  58. Abandono del inmueble hipotecado
  59. Abandono del trabajo
  60. Abandono noxal
  61. Abaratamiento
  62. Abastecedor
  63. Abastecer
  64. Abastecimientos
  65. Abasto
  66. Abate
  67. Abdicación
  68. Abdicación de la tutela
  69. Abducción
  70. Abejar
  71. Abejas
  72. “Aberratio causae”
  73. “Aberratio delicti”
  74. “Aberratio ictus”
  75. Abigeato
  76. Abigeo o abigero
  77. Abintestato
  78. Abjuración
  79. Ablegación
  80. Abogacía
  81. Abogadesco
  82. Abogadismo
  83. Abogado
  84. Abogado acusador
  85. Abogado canónico
  86. Abogado consultor
  87. Abogado de Dios
  88. Abogado de la iglesia
  89. Abogado de oficio
  90. Abogado de secano
  91. Abogado defensor
  92. Abogado del diablo
  93. Abogado del Estado
  94. Abogado fiscal
  95. Abogar
  96. Abolengo
  97. Abolición
  98. Abolicionismo
  99. Abolorio
  100. Abonador
  101. Abonar
  102. Abonaré
  103. Abono
  104. Abono de testigos
  105. Abono del tiempo de prisión
  106. Abordaje
  107. Abordaje aéreo
  108. Abortar
  109. Abortivo
  110. Aborto
  111. Abrevadero
  112. Abrevar
  113. Abreviador
  114. Abrogación
  115. Absentismo
  116. Absolución
  117. Absolución canónica
  118. Absolución de la demanda
  119. Absolución de posiciones
  120. Absolutismo
  121. Absoluto
  122. Absolutorio
  123. Absolver
  124. Absorción
  125. “Absque ulla conditione”
  126. Abstención
  127. Abstencionismo electoral
  128. Abstracción cambiaria
  129. Abstracto
  130. Absuelto
  131. Absurdo
  132. Abuelastro o abuelastra
  133. Abuelos
  134. Abuso
  135. Abuso contra la honestidad
  136. Abuso de armas
  137. Abuso de autoridad
  138. Abuso de confianza
  139. Abuso de firma en blanco
  140. Abuso de firma social
  141. Abuso de menores o incapaces
  142. Abuso de poder
  143. Abuso de superioridad
  144. Abuso del derecho
  145. Abuso deshonesto
  146. “Abusus”
  147. Academia
  148. Acantonamiento
  149. Acaparamiento
  150. Acarreador
  151. Acarreo
  152. Acatamiento
  153. Acatólico
  154. Accedente
  155. Acceder
  156. “Accensus” o “adcensus”
  157. “Acceptilatio”
  158. Accesión
  159. Accesión continua
  160. Accesión de animales
  161. Accesión de posesiones
  162. Accesión discreta
  163. Acceso
  164. Acceso carnal
  165. Accesorias de la condena
  166. Accesorias legales
  167. Accesorio
  168. “Accessorium sequitur principale”
  169. Accidental
  170. “Accidentalia iudicii”
  171. “Accidentalia negotii”
  172. Accidente
  173. Accidente de trabajo o del trabajo
  174. Accidente de tránsito
  175. Accidente en el trayecto
  176. Acción
  177. Acción administrativa
  178. Acción anual
  179. Acción aquiliana
  180. Acción arbitraria
  181. Acción cambiaria
  182. Acción civil
  183. Acción civil emergente del delito
  184. Acción confesoria
  185. Acción constitutiva
  186. Acción contraria
  187. Acción criminal
  188. Acción cuasi serviana
  189. Acción de abandono
  190. Acción de agravación
  191. Acción de alimentos
  192. Acción de amparo
  193. Acción de colación
  194. Acción de complemento
  195. Acción de condena
  196. Acción de desalojo
  197. Acción de despojo
  198. Acción de división de la cosa común
  199. Acción de enriquecimiento indebido
  200. Acción de estado
  201. Acción “de in rem verso”
  202. Acción de jactancia
  203. Acción de nulidad
  204. Acción de partición de herencia
  205. Acción de petición de herencia
  206. Acción de reducción
  207. Acción de regreso
  208. Acción de reivindicación
  209. Acción de rendición de cuentas
  210. Acción de repetición
  211. Acción de rescisión
  212. Acción de revisión
  213. Acción de saneamiento
  214. Acción de separación de patrimonios
  215. Acción de simulación
  216. Acción declarativa
  217. Acción directa
  218. Acción divisoria
  219. Acción ejecutiva
  220. Acción ejercitoria
  221. Acción estimatoria
  222. Acción exhibitoria
  223. Acción ficticia
  224. Acción honoraria
  225. Acción imprescriptible
  226. Acción indirecta
  227. Acción institoria
  228. Acción mixta
  229. Acción negatoria
  230. Acción noxal
  231. Acción regresiva
  232. Acción regresiva
  233. Acción reivindicatoria
  234. Acción rescisoria
  235. Acción resolutoria
  236. Acción revocatoria o pauliana
  237. Acción serviana
  238. Acción subrogatoria
  239. Acción subsidiaria
  240. Acción útil
  241. Accionariado obrero
  242. Acciones
  243. Acciones “adiecticiae qualitatis”
  244. Acciones cambiarias
  245. Acciones causales
  246. Accionista
  247. “Accipiens”
  248. Acefalía
  249. Acensuar
  250. Aceptación
  251. Aceptación contractual
  252. Aceptación de cargo
  253. Aceptación de donación
  254. Aceptación de herencia
  255. Aceptación de legado
  256. Aceptación de letra de cambio
  257. Aceptación de mandato
  258. Aceptación de poder
  259. Aceptación expresa
  260. Aceptación pura y simple
  261. Aceptación tácita
  262. Aceptante
  263. Acequia
  264. Acervo
  265. Aclamación
  266. Aclaratoria de sentencia
  267. Acogido
  268. Acolitado
  269. Acólito
  270. Acordada
  271. Acostamiento
  272. Acotación o acotamiento
  273. Acotar
  274. Acrecentamiento
  275. Acrecer
  276. Acreditar
  277. Acreedor
  278. Acreedor anticresista
  279. Acreedor común o simple
  280. Acreedor con privilegio especial
  281. Acreedor con privilegio general
  282. Acreedor de dominio
  283. Acreedor de la sucesión
  284. Acreedor hipotecario
  285. Acreedor mancomunado
  286. Acreedor ordinario
  287. Acreedor personal
  288. Acreedor pignoraticio o prendario
  289. Acreedor privilegiado
  290. Acreedor quirografario
  291. Acreedor real
  292. Acreedor refaccionario
  293. Acreedor social
  294. Acreedor solidario
  295. Acreedor testamentario
  296. Acreedor verbal
  297. Acreedores de la masa
  298. Acreedores del fallido
  299. Acreedores del quebrado
  300. Acreedores en la masa
  301. Acta
  302. Acta de Chapultepec
  303. Acta de navegación
  304. Acta judicial
  305. Acta notarial
  306. Acta Torrens
  307. “Actio ad exhibendum”
  308. “Actio ad suplendam legitimam”
  309. “Actio aestimatoria”
  310. “Actio aquae pluviae arcendae”
  311. “Actio auctoritatis”
  312. “Actio de rationibus distrahendis”
  313. “Actio de tigno iuncto”
  314. “Actio depensi”
  315. “Actio depositi contraria”
  316. “Actio depositi directa”
  317. “Actio doli”
  318. “Actio dotis”
  319. “Actio empti”
  320. “Actio ex stipulatu”
  321. “Actio ex testamento”
  322. “Actio exercitoria”
  323. “Actio familiae erciscundae”
  324. “Actio fiduciae”
  325. “Actio fiduciae contraria”
  326. “Actio finium regundorum”
  327. “Actio furti”
  328. “Actio furti concepti”
  329. “Actio furti non exhibiti”
  330. “Actio furti prohibiti”
  331. “Actio hypothecaria”
  332. “Actio in ius”
  333. “Actio legis”
  334. “Actio ingrati”
  335. “Actio institoria”
  336. “Actio institutoria”
  337. “Actio iudicati”
  338. “Actio iudicis postulatio”
  339. “Actio legis”
  340. “Actio libera in causa”
  341. “Actio locati”
  342. “Actio manus iniectio”
  343. “Actio metus”
  344. “Actio pignoris capio”
  345. “Actio praescriptis verbis”
  346. “Actio quanti minoris”
  347. “Actio quasi serviana”
  348. “Actio redhibitoria”
  349. “Actio sacramenti”
  350. “Actio serviana”
  351. “Actio venditi”
  352. Actividad
  353. Activo
  354. Acto
  355. Acto administrativo
  356. Acto anulable
  357. Acto constituyente
  358. Acto ilegal
  359. Acto ilícito
  360. Acto inexistente
  361. Acto legal
  362. Acto lícito
  363. Acto propio
  364. Acto sexual
  365. Actor
  366. “Actor sequitur forum rei”
  367. Actos a título gratuito
  368. Actos a título oneroso
  369. Actos abstractos
  370. Actos accesorios
  371. Actos administrativos
  372. Actos anulables
  373. Actos atributivos
  374. Actos bilaterales
  375. Actos colectivos
  376. Actos conservatorios
  377. Actos constitutivos
  378. Actos de administración
  379. Actos de autoridad
  380. Actos de comercio
  381. Actos de disposición
  382. Actos de gestión
  383. Actos de gobierno
  384. Actos de servicio
  385. Actos de última voluntad
  386. Actos declarativos
  387. Actos discrecionales
  388. Actos ejecutivos
  389. Actos emulatorios
  390. Actos en fraude de acreedores
  391. Actos entre vivos
  392. Actos extintivos
  393. Actos gratuitos
  394. Actos ilícitos
  395. Actos inamistosos
  396. Actos individuales
  397. Actos inexistentes
  398. Actos jurídicos
  399. Actos libidinosos violentos
  400. Actos lícitos
  401. Actos mortis causa
  402. Actos nulos
  403. Actos onerosos
  404. Actos principales
  405. Actos procesales
  406. Actos reglados
  407. Actos reglamentarios
  408. Actos solemnes
  409. Actos traslativos
  410. Actos unilaterales
  411. Actuaciones
  412. Actualidad
  413. Actualidad en la agresión
  414. Actualización
  415. Actuario
  416. Acueducto
  417. Acuerdo
  418. Acuerdo de ministros
  419. Acuerdo delictivo
  420. Acuerdo internacional
  421. Acuerdo plenario
  422. Acuerdo preventivo
  423. Acuerdo regional
  424. Acuerdo resolutorio
  425. Acuerdo simplificado
  426. Acumulación de penas
  427. Acumulación de acciones
  428. Acumulación de autos
  429. Acumulación de beneficios en Derecho Laboral
  430. Acumulación de funciones
  431. Acumulación de penas
  432. Acumulación de procesos
  433. Acumulación del posesorio y del petitorio
  434. Acusación
  435. Acusación de rebeldía
  436. Acusación o denuncia falsa
  437. Acusado
  438. Acusador
  439. Acusar
  440. Achaque
  441. Achaquero
  442. “Ad absurdum”
  443. Ad cautélam
  444. “Ad corous”
  445. “Ad effectum videndi”
  446. “Ad exemplum”
  447. Ad hoc
  448. Ad hóminem
  449. Ad honórem
  450. “Adhuc sub iudice lis est”
  451. “Ad imposibilia nemo tenetur”
  452. Ad líbitum
  453. Ad lítem
  454. “Ad litteram”
  455. “Ad mensuram”
  456. Ad nútum
  457. “Ad pedem litterae”
  458. Ad perpétuam
  459. “Ad probationem”
  460. “Ad promissor”
  461. Ad quem
  462. Ad referéndum
  463. “Ad rem”
  464. “Ad rogationem”
  465. “Ad solemnitatem”
  466. Ad valórem
  467. Adagio
  468. “Addictio in diem”
  469. “Addictus”
  470. Adehala
  471. Adelantado
  472. Adelantado de la corte
  473. Adelantado de mar
  474. Adeudo
  475. Adhesión
  476. Adhesión a la apelación
  477. Adición
  478. Adición de herencia
  479. Adición de nombre
  480. Adicional
  481. “Adiectus solutionis gratia”
  482. Adir
  483. “Adiudicatio”
  484. Adjudicación
  485. Adjudicación de territorios
  486. Adjudicación en pago
  487. Adjudicador
  488. Adjudicar
  489. Adjudicatario
  490. Adjunción
  491. Adjunto
  492. Administración
  493. Administración activa
  494. Administración central
  495. Administración consultiva
  496. Administración consultiva
  497. Administración contenciosa
  498. Administración de justicia
  499. Administración de la sociedad conyugal
  500. Administración deliberante
  501. Administración legal
  502. Administración pública
  503. Administrado
  504. Administrador
  505. Administrador apostólico
  506. Administrador judicial
  507. Administrador legal
  508. Administrativo
  509. Admisibilidad
  510. Admisible
  511. Admisión
  512. Admitir
  513. Admonición
  514. Adolescencia
  515. Adolescente
  516. Adopción
  517. Adoptar
  518. Adoptado
  519. Adoptante
  520. Adoptar
  521. Adoptivo
  522. Adorar
  523. “Adpromissor”
  524. “Adpulsus pecoris ad aquam”
  525. Adquirente
  526. Adquirir
  527. Adquisición
  528. Adquisición a “non domino”
  529. Adquisición a título gratuito
  530. Adquisición a título oneroso
  531. Adquisición a título singular
  532. Adquisición a título universal
  533. Adquisición de cosas
  534. Adquisición de derechos
  535. Adquisición de la herencia
  536. Adscripción
  537. Adquisición derivativa
  538. Adquisición ínter vivos
  539. Adquisición mortis causa
  540. Adquisición originaria
  541. Adquisitivo
  542. Adrogación
  543. Adrogado
  544. Adrogante
  545. Adscribir
  546. Adscripción
  547. “Adscripticii”
  548. “Adsiduus”
  549. “Adstipulator”
  550. Aduanas
  551. Aducción
  552. Adulteración
  553. Adulterino
  554. Adulterio
  555. Adúltero
  556. Adulto
  557. Adventicio
  558. Adveración
  559. Advertencia
  560. Advertir
  561. Advocación
  562. Advocado
  563. “Advocatus”
  564. Aeródromo
  565. Aeronáutica
  566. Aeronave
  567. “Aes alienum”
  568. “Aes confessum”
  569. “Aes hereditarium”
  570. “Aestimatum”
  571. Afanar
  572. Afectación de bienes
  573. Afectar
  574. Aferición
  575. “Affectio societatis”
  576. “Affectus maritalis”
  577. Afianzar
  578. Afidávit o “affidavit”
  579. Afiliación
  580. Afín
  581. Afinidad
  582. Afirmación
  583. Afirmar
  584. Aforada
  585. Aforar
  586. Aforismo
  587. Aforo
  588. Afrenta
  589. Afrentar
  590. Agarrotar
  591. Agencia
  592. Agencia de colocaciones
  593. Agencia de negocios
  594. Agente
  595. Agentes auxiliares del comercio
  596. Agentes consulares
  597. Agentes de aduanas
  598. Agentes de cambio y bolsa
  599. Agentes de la administración pública
  600. Agentes de la autoridad
  601. Agentes de negocios
  602. Agentes de policía
  603. Agentes de retención
  604. Agentes de seguros
  605. Agentes del servicio civil de la nación
  606. Agentes diplomáticos
  607. Agentes fiscales
  608. Agentes marítimos
  609. “Ager”
  610. “Ager publicus”
  611. “Ager romanus”
  612. “Ager vectigalis”
  613. “Agere”
  614. Agio
  615. Agnación
  616. Agiotaje
  617. Agiotista
  618. Agnación
  619. “Actio commodati contraria”
  620. “Actio commodati contraria”
  621. “Actio commodati directa”
  622. “Actio communi dividundo”
  623. “Actio conducti”
  624. “Actio confessoria”
  625. “Actio de effusis et deiectis”
  626. “Actio de eo quod certo loco”
  627. “Actio de positis et suspensis”
  628. “Actio de in rem verso”
  629. “Actio de liberis agnoscendis”
  630. “Actio de modo agri”
  631. “Actio de partu agnoscendo”
  632. “Actio de peculio”
  633. “Actio de pecunia constituta”
  634. “Actio de positis et suspensis”
  635. Agnado
  636. Agnaticio
  637. Agnosticismo
  638. ágora
  639. Agrario
  640. Agravante
  641. Agravio
  642. Agravio material
  643. Agravio moral
  644. Agredir
  645. Agregación de expedientes
  646. Agregado
  647. Agremiación
  648. Agresión
  649. Agresor
  650. Agricultura
  651. Agrupación temporal de empresas
  652. Agua
  653. Agua de socorro
  654. Aguas
  655. Aguas alumbradas
  656. Aguas corrientes
  657. Aguas durmientes o estantes
  658. Aguas fluviales
  659. Aguas jurisdiccionales
  660. Aguas marítimas
  661. Aguas muertas, dormidas o estancadas
  662. Aguas pluviales
  663. Aguas sobrantes
  664. Aguas subterráneas
  665. Aguas surgentes
  666. Aguas territoriales
  667. Aguas vertientes o manantiales
  668. Aguas vivas
  669. Aguinaldo
  670. Ahijado
  671. Ahogar
  672. Ahorcado
  673. Ahorcadura o ahorcamiento
  674. Ahorcar
  675. Ahorcarse
  676. Ahorría
  677. Ahorro
  678. Ahorro forzoso
  679. Ahorro obligatorio
  680. Aire
  681. Aislacionismo
  682. Aislamiento
  683. Ajeno
  684. Ajuar
  685. Ajustar
  686. Ajustarse
  687. Ajuste
  688. Ajuste alzado
  689. Ajusticiado
  690. Ajusticiador
  691. Ajusticiar
  692. Al contado
  693. Al descubierto
  694. Al portador
  695. Alarde
  696. Albacea
  697. Albaceazgo
  698. Albalá
  699. Albarán
  700. Albarrán
  701. Albedrío
  702. Alboroque
  703. Alcabala
  704. Alcabalero
  705. Alcahuete
  706. Alcahuetería
  707. Alcaide
  708. Alcaidía
  709. Alcalde
  710. Alcalde mayor
  711. Alcalde pedáneo
  712. Alcaldía
  713. Alcance
  714. Alcoholismo
  715. Aldea
  716. “Alea”
  717. Aleatorio
  718. Alegar
  719. Alegato
  720. Alegato de agravios
  721. Alegato de bien probado
  722. Alhaja
  723. Alera foral
  724. Alevosía
  725. Alfileres
  726. Alguacil
  727. Alhaja
  728. Aliado
  729. Alianza
  730. Alias
  731. Alícuota
  732. Alienación
  733. Alienación mental
  734. Alienado
  735. Alienar
  736. “Alienatio”
  737. “Alieni iuris”
  738. Alienista
  739. Alijar
  740. Alijo
  741. Alimentista o alimentario
  742. Alimentos
  743. Alma del testador
  744. Almacén
  745. Almacenaje
  746. Almanaque
  747. Almirantazgo
  748. Almirante
  749. Almoneda
  750. Alodial
  751. Alodio
  752. Alojamiento
  753. Alquilador
  754. Alquilar
  755. Alta
  756. Alta mar
  757. Alta traición
  758. Alteración
  759. Alteración del orden público
  760. Alterar
  761. Altercación
  762. Altercar
  763. Alternativa
  764. “Altius non tollendi”
  765. “Altius tollendi ius”
  766. Alucinación
  767. Alumbramiento
  768. Aluvión
  769. álveo
  770. “Alveus derelictus”
  771. Alza
  772. Alzada
  773. Alzado
  774. Alzamiento
  775. Alzamiento de bienes
  776. Alzar
  777. Alzarse
  778. Allanamiento
  779. Allanamiento de domicilio
  780. Allanar
  781. Allanarse
  782. Allegado
  783. A. M.
  784. Ama
  785. Amán
  786. Amancebamiento
  787. Amante
  788. Ambigüedad
  789. ámbito espacial de la ley
  790. ámbito personal de la ley
  791. ámbito temporal de la ley
  792. Ambos efectos
  793. Ambulatoria
  794. Amenaza
  795. Amigable componedor
  796. Amillaramiento
  797. Amnesia
  798. Amnistía
  799. Amnistiar
  800. Amnistiar
  801. Amo
  802. Amojonamiento
  803. Amonestación y amonestaciones
  804. Amonestar
  805. Amovilidad
  806. Amortización
  807. Amortización de empréstitos
  808. Amortización de las acciones
  809. Amotinado
  810. Amotinar
  811. Amovible
  812. Amovilidad
  813. Amparo
  814. Ampliación
  815. Ampliación de créditos
  816. Ampliación de hipoteca
  817. Ampliación de la demanda
  818. Ampliación de pertenencias
  819. Ampliación de sentencia
  820. Analfabeto
  821. Analogía jurídica
  822. Anarcosindicalismo
  823. Anarquía
  824. Anarquismo
  825. Anata o “annata”
  826. Anatema
  827. Anatocismo
  828. Ancianidad
  829. Anclaje
  830. Ancheta
  831. Anejo
  832. Anexión
  833. Anfibología
  834. Anfictión
  835. Anfictionía
  836. Angaria
  837. Anillo
  838. Anillo de oro
  839. Anillo del pescador
  840. Anillo episcopal
  841. Anillo nupcial o de boda
  842. Anillo sigilario
  843. Animales
  844. ánimo de lucro
  845. Animosidad
  846. “Animus”
  847. Anona o “annona”
  848. Anónimo
  849. Anormal
  850. Anotación
  851. Anotación de la demanda
  852. Anotación de la sentencia
  853. Anotación de litis
  854. Anotación del embargo
  855. Anotación del secuestro
  856. Anotación marginal
  857. Anotación preventiva
  858. Antagonismo
  859. Ante merídiem
  860. Ante mí
  861. Antecedentes penales
  862. Antecesor
  863. Antedatar
  864. Antefirma
  865. Antejuicio
  866. Antenacido
  867. Antepagar
  868. Antepasado
  869. Anteproyecto
  870. Anterioridad
  871. “Antestatus”
  872. Anticipación
  873. Anticipada
  874. Anticipo
  875. Anticipo de la herencia
  876. Anticoncepcionismo
  877. Anticonstitucional
  878. Anticrédito
  879. Anticresis
  880. Anticresista
  881. Antidoral
  882. Antifernales
  883. Antigüedad
  884. Antijuridicidad
  885. Antijurídico
  886. Antinomia
  887. Antipapa
  888. Antirreglamentario
  889. Antisemitismo
  890. Antisocial
  891. Antropofagia
  892. Antropología
  893. Antropología criminal
  894. Antropometría
  895. Anualidad
  896. Anulabilidad
  897. Anulable
  898. Anulación
  899. Anuncio
  900. Año
  901. Año agrícola
  902. Año bisiesto
  903. Año civil o político
  904. Año común
  905. Año de luto
  906. Año eclesiástico
  907. Año eclesiástico
  908. Año económico
  909. Año judicial
  910. Año político
  911. Año útil
  912. Apadrinar
  913. Aparcería
  914. Aparcero
  915. Aparejos
  916. Aparente
  917. Apariencia
  918. Apartamento
  919. Apátrida
  920. Apear
  921. Apelable
  922. Apelación
  923. Apelación con ambos efectos
  924. Apelación con efecto devolutivo
  925. Apelación con efecto diferido
  926. Apelación con efecto inmediato
  927. Apelación en relación
  928. Apelación libre
  929. Apelación subsidiaria
  930. Apelado
  931. Apelador
  932. Apelante
  933. Apelar
  934. Apellido
  935. Apeo
  936. Apercibimiento
  937. Apercibir
  938. Aperos
  939. Apersonarse
  940. Apertura a prueba
  941. Apertura de concurso preventivo
  942. Apertura de crédito
  943. Apertura de la correspondencia
  944. Apertura de la sucesión
  945. Apertura de testamento
  946. Aplazamiento
  947. Aplicación
  948. Aplicación analógica
  949. Aplicación de la ley
  950. Apócrifo
  951. Apoderado
  952. Apoderamiento
  953. Apoderar
  954. Apoderarse
  955. Apodo
  956. Apólida
  957. Apología del delito
  958. Aportación
  959. Aportar
  960. Aporte
  961. Apostar
  962. Apostasía
  963. Apóstata
  964. Apotegma
  965. Apreciación de las pruebas
  966. Aprehensión
  967. Apremiar
  968. Apremio
  969. Apremio ilegal
  970. Aprendiz
  971. Aprendizaje
  972. Apresamiento
  973. Aprobación
  974. Apropiación
  975. Apropiación de cosa ajena
  976. Apropiación indebida
  977. Apropiarse
  978. Aprovechamiento
  979. Aprovechamientos comunes
  980. Aptitud
  981. Apto
  982. “Apud acta”
  983. Apuesta
  984. Apuntamiento
  985. “Aquae et ignis interdictio”
  986. Aquiescencia
  987. Aquilia
  988. Aquiliana
  989. Arancel
  990. Arbitrador
  991. Arbitraje
  992. Arbitraje laboral
  993. Arbitraje obligatorio
  994. Arbitral
  995. Arbitrar
  996. Arbitrariedad
  997. Arbitrario
  998. Arbitrio
  999. Arbitrio judicial
  1000. Arbitrios
  1001. árbitro
  1002. árbol
  1003. árbol genealógico
  1004. Arboladura
  1005. Arbusto
  1006. Argüir
  1007. Archiduque
  1008. Archivo
  1009. área
  1010. Areopagita
  1011. Areópago
  1012. “Argentarius”
  1013. Argüir
  1014. Argumento
  1015. Aristocracia
  1016. Aristócrata
  1017. Arma
  1018. Armada
  1019. Armador
  1020. Armador-fletador
  1021. Armador-gerente
  1022. Armamento
  1023. Armamento en corso
  1024. Armisticio
  1025. Arqueo
  1026. Arqueo de fondos
  1027. Arquidiócesis
  1028. Arraigo
  1029. Arras
  1030. Arrebato
  1031. Arreglo
  1032. Arrendador
  1033. Arrendamiento
  1034. Arrendamiento de cosas
  1035. Arrendamiento de obra
  1036. Arrendamiento de servicios
  1037. Arrendamiento rústico
  1038. Arrendamiento urbano
  1039. Arrendar
  1040. Arrendatario
  1041. Arrepentimiento activo
  1042. Arrestar
  1043. Arresto
  1044. Arresto ilegal
  1045. Arribada
  1046. Arriendo
  1047. Arrogación
  1048. Arrojar
  1049. Arroyo
  1050. Arrumaje
  1051. Arsenal
  1052. Arte
  1053. Artesano
  1054. Articulado
  1055. Articular
  1056. Artículo
  1057. Artículo de previo y especial pronunciamiento
  1058. Artículo de primera necesidad
  1059. Artículo mortis
  1060. Arzobispo
  1061. As
  1062. Ascenso
  1063. Asegurado
  1064. Asegurador
  1065. Aseguramiento de bienes litigiosos
  1066. Asegurar
  1067. Asegurarse
  1068. Asentamiento
  1069. Asentar
  1070. Asentimiento
  1071. Asentista
  1072. Asertor de la paz
  1073. Asertorio
  1074. Asesinar
  1075. Asesinato
  1076. Asesino
  1077. Asesor
  1078. Asesor de menores
  1079. Aseverar
  1080. Asiento
  1081. Asiento de presentación
  1082. Asiento del juzgado
  1083. Asiento principal de los negocios
  1084. Asignación familiar
  1085. Asignaciones
  1086. Asilo
  1087. Asistencia
  1088. Asistencia familiar
  1089. Asistencia marítima
  1090. Asistencia social
  1091. Asistencia técnica
  1092. Asociación
  1093. Asociación civil
  1094. Asociación delictiva
  1095. Asociación Europea de Libre Cambio
  1096. Asociación ilegal o ilícita
  1097. Asociación Internacional de Desarrollo
  1098. Asociación Internacional para la Protección Legal de los Trabajadores
  1099. Asociación mercantil
  1100. Asociación profesional
  1101. Asociado
  1102. Asociarse
  1103. “Astreintes”
  1104. Astucia
  1105. Asueto
  1106. Asumir
  1107. Asunción
  1108. Asunción de crédito
  1109. Asunción de deuda
  1110. Asunto
  1111. Atacar
  1112. Ateísmo
  1113. Atentado
  1114. Atentado contra la autoridad
  1115. Atentar
  1116. Atenuante
  1117. Atestación
  1118. Atestado
  1119. Atestar o atestiguar
  1120. Atilia, Julia y Titia
  1121. Atipicidad
  1122. Atípico
  1123. Atormentador
  1124. Atormentar
  1125. Atracador
  1126. Atracar
  1127. Atraco
  1128. Atraso
  1129. Atrasos
  1130. Atribución
  1131. Atrocidad
  1132. Atropellar
  1133. Atropello
  1134. Aubana
  1135. “Auctoritas”
  1136. Audiencia
  1137. Audiencia en justicia
  1138. Audiencia pretorial
  1139. Audiencia provincial
  1140. Audiencia territorial
  1141. Auditor
  1142. Aurelia
  1143. Ausencia
  1144. Ausencia con presunción de fallecimiento
  1145. Ausente
  1146. Ausentismo
  1147. Autarquía
  1148. Auténtica
  1149. Autenticar
  1150. Autenticidad
  1151. Auténtico
  1152. Auto, autos
  1153. Auto de estar a derecho
  1154. Auto de fe
  1155. Auto de prisión
  1156. Auto de procesamiento
  1157. Auto definitivo
  1158. Auto interlocutorio
  1159. Autocalumnia
  1160. Autocontrato
  1161. Autocracia
  1162. Autodefensa
  1163. Autodespido
  1164. Autogobierno
  1165. Autógrafo
  1166. Automutilación
  1167. Autopsia
  1168. Autonomía
  1169. Autonomía cambiaria
  1170. Autonomía de la voluntad
  1171. Autopsia
  1172. Autor
  1173. Autor intelectual
  1174. Autor material
  1175. Autoría penal
  1176. Autoridad
  1177. Autoridad de cosa juzgada
  1178. Autorización
  1179. Autorización judicial
  1180. Autorización legislativa
  1181. Autorización marital
  1182. Autorización paterna
  1183. Autorizar
  1184. Autorresponsabilidad
  1185. Autos
  1186. Auxiliares
  1187. Aval
  1188. Avalista
  1189. Avalúo
  1190. Avenencia
  1191. Avenimiento
  1192. Avería
  1193. Avería vieja
  1194. Aviso
  1195. Aviso cambiario
  1196. Aviso de pago
  1197. Avocación
  1198. Avulsión
  1199. Axiología jurídica
  1200. Ayudante
  1201. Ayuntamiento
  1202. Azar
  1203. Azofra
  1204. Azotes


A beneficio de inventario

Actitud sucesoria del heredero testamentario, legítimo o de una y otra especie que sujeta su aceptación hereditaria al resultado positivo para él del haber del de cuius; es decir, sujeta a que el activo patrimonial supere al pasivo, a las obligaciones y cargas de lo transmitido y de la transmisión. De tal forma se excluye en absoluto la confusión de patrimonios, propia de la aceptación pura y simple, entre el de cuius y el heredero, obligado entonces a responder ilimitadamente por su causante. (v. BENEFICIO DE INVENTARIO.)

A contrario sensu

Locución latina. En sentido contrario. Es de frecuente empleo forense para la interpretación de los textos legales o para deducir una consecuencia por oposición con algo expuesto anteriormente.

A cuenta

Pago parcial de una deuda a efectos de que sea imputado a su pago total.

A día fijo o determinado

Con esta expresión se quiere decir que la obligación contenida en un documento, generalmente de crédito, vence en la fecha que a tales efectos figura en él.

A días o a meses fecha

Fórmula usual en las letras de cambio para indicar que el pago debe ser efectuado a tantos días o meses como se concrete, contados desde la fecha en que el documento de crédito haya sido librado. Los plazos empiezan a contarse a partir de las doce de la noche de la fecha del vencimiento.

A días o a meses vista

En las letras de cambio giradas con esta fórmula se entiende que se deja pendiente de la voluntad del tenedor la determinación del vencimiento del documento. Cuando el tenedor fija el vencimiento, el término corre desde el día siguiente al de la aceptación o el protesto por falta de ella.

A divinis

Locución latina y castellana. Se aplica en lo canónico, a la suspensión de los oficios divinos en un templo profanado.

A fortiori

Forma jurídica de argumentar, consistente en establecer la verdad de una proposición universal, a fin de deducir de ella una proposición particular.

A la orden

Fórmula inexcusable para que una letra de cambio u otros documentos de crédito puedan ser transmitidos por vía de endoso. Si los pagarés han sido librados con aquella expresión, se consideran como letras de cambio. Los cheques girados contra la cuenta del librador, pueden serlo a la orden.

A la vista o presentación

Con esta frase se quiere decir que el documento de crédito (letra o pagaré) tiene que ser pagado en el momento de su presentación, cualquiera

A latáre

que sea éste, sin quedar subordinado al cumplimiento de un plazo prefijado.

A látere

(v. LEGADO A LÁTERE.)

“A limine”

Locución latina. Desde el umbral o desde el comienzo. En el uso forense, suele referirse al rechazamiento de una demanda o de un recurso sin fundar la resolución, por evidente improcedencia.

A mano armada

Califica y agrava la delincuencia en que se refuerza la acción criminal y la intimidatoria de las víctimas con la exhibición de armas, blancas o de fuego, por los agresores, hagan uso de ellas o no.

“A non domino”

Locución latina. Por parte de quien no es propietario. Se aplica a la transferencia de un bien mueble o inmueble, hecha por quien no es su dueño.

A posteriori

Locución latina y castellana para la demostración que consiste en ascender del efecto a la causa, o de las propiedades de una cosa a su esencia. Es también el razonamiento fundado en hechos de la experiencia científica o histórica del hombre.

“A potiori”

Locución latina. Argumentación de síntesis que concluye y refuerza un conjunto de juicios, indicando la última demostración lógica que con mayor razón corresponde al argumento desarrollado. Significa esta locución latina “desde lo más poderoso”, “desde lo más fuerte”, “desde lo preferible o mejor”.

A priori

Conforme a su etimología, equivale a la locución “por lo que precede” e indica la demostración consistente en descender de la causa al efecto, o de la esencia de una cosa a sus propiedades. Por oposición con a posteriori (v.), significa toda idea o juicio que la inteligencia formula sin el concurso de la experiencia histórica, mediante el desarrollo descendente de un principio universal.

A puerta cerrada

La publicidad de los debates judiciales, que constituye un principio elemental dentro del sistema procesal de la oralidad, tiene una excepción cuando el tribunal considera que aquella publicidad puede causar escándalo o afectar, por la índole del delito, la honestidad o el pudor

Abacial

de la parte perjudicada. En tales supuestos el juicio se celebra sin asistencia de público; es decir, sin abrirle las puertas de la sala de audiencia. También se impone de oficio en causas que afectan la seguridad del Estado.

A quo

Desígnase así al juez inferior cuya resolución es recurrida ante el tribunal superior. Empléase también para designar el momento a partir del cual pueden producirse ciertos efectos jurídicos.

A traición

En el proceder desleal, y en lo penal específicamente, este giro adverbial califica lo alevoso o lo realizado con refinada perfidia. Tal conducta agrava la sanción de los delitos y hasta los transforma; por ejemplo, en los ordenamientos criminales en que esa actitud califica de asesinato al que sin ella sería simple homicidio (v.). Así se halla incurso en alevosía (v.) típica quien delinque a traición.

“Ab absurdo”

(v. “AD ABSURDUM”.)

Ab initio

Locución latina y castellana. Desde el comienzo o desde tiempo inmemorial o muy remoto.

Ab intestato

Locución latina y castellana. Sin testamento. Se aplica tanto alas personas que mueren sin testar cuanto a las que las heredan en esa forma. Unidas las dos palabras para formar un sola, cambia el significado. (v. ABINTESTATO)

Ab irato

Locución latina y castellana. Arrebatadamente, a impulsos de la ira, sin reflexión. Es usada frecuentemente en términos forenses para expresar el estado anímico de una persona encausada en un proceso, especialmente en los juicios criminales. Puede constituir en ellos una circunstancia modificativa de la responsabilidad.

“Ab origine”

Locución latina. Origen y también linaje o familia; se usa para expresar el origen o principio de las personas, de las cosas y, en general, de lo que tenga un proceso de génesis y procreación. Equivale a “desde el comienzo”, “desde el origen”.

Abacería

Puesto o tienda en que se venden comestibles al por menor.

Abacial

Propio del abad o de la abadía (v.).

Abad

Jefe superior de una abadía, colegio o iglesia catedral. | Persona seglar que, por derecho de sucesión, posee alguna abadía con frutos secularizados. Es abad mitrado el que por concesión papal usa insignias episcopales, y abad “vere nullius”, el que no está sujeto a la jurisdicción del obispo, por depender directamente de la Santa Sede.

Abadengo

La que pertenece al señorío, territorio o jurisdicción del abad (v.).

Abadía

Monasterio, bienes y rentas de una comunidad religiosa cuya autoridad suprema es un abad o abadesa. | Dignidad y funciones de aqué1 o ésta. | Territorio en que uno u otra ejerce su jurisdicción. (v. ABAD, ABADENGO, BIEN DE ABADENGO.)

Abanderamiento de buques

Acto de dar nacionalidad a un buque inscribiéndolo o matriculándolo en los registros que establece la legislación del país en que se haga, con la documentación que acredite para el uso legal de la bandera nacional. | Matricula de un buque de otra nacionalidad al otorgarle el derecho de izar la bandera de un nuevo país y la protección correspondiente.

Abandonar

Dejar voluntariamente un bien o una cosa, renunciar a ellos. | Desamparar a una persona, alejarse de ella, sobre todo cuando su situación se toma difícil o grave por esa causa. | Faltar a un deber, incumplir una obligación. | Desistir, por lo general pasivamente, de lo emprendido, como una reclamación o una acción (Diccionario de Derecho Usual). (v. ABANDONARSE, DESISTIMIENTO. RENUNCIA).

Abandonarse

Descuidar las obligaciones. | No preocuparse del aseo, presentación y compostura. | Dejarse arrastrar o dominar por pasiones o vicios. Efectuar revelaciones o confidencias (Dic. Der. usual). (v. ABANDONAR.)

Abandono

Acción y efecto de abandonar, de dejar o desamparar personas o cosas, así como también derechos y obligaciones. Trátase, pues, de un concepto más amplio que los de renuncia y dimisión, que en ningún caso pueden referirse a obligaciones o derechos que por su naturaleza o por la ley tienen carácter irrenunciable. Así, no cabe renunciar a la obligación de cumplir el servicio militar o a la de votar en las elecciones políticas en los países que lo exigen, ni al ejercicio de la patria potestad o al deber de prestar alimentos; pero todas esas obligaciones pueden ser objeto de abandono, mediante su no ejercicio o incumplimiento. Claro es que el abandono de deberes y de derechos irrenunciables suele ir acompañado de sanciones penales o civiles en contra del abandonante, lo que no sucede cuando el abandono recae sobre cosas o derechos que no son irrenunciables.

Abandono de animales

Se produce cuando el dueño de animales mansos, o de animales domesticados que recobran su libertad, se abstiene de perseguirlos sin demora, cesa en su persecución o no los reclama, dejando con su pasividad que se conviertan en bienes nullíus. El propietario de un enjambre huido de su colmena puede reclamarlo del propietario del predio en que las abejas se hayan posado; si abandona ese derecho, el enjambre pasa a ser propiedad de quien lo tomare.

Abandono de bienes

Aun cuando para algunos autores abandonar unos bienes es sinónimo de renunciar a ellos, es lo cierto que, jurídicamente, existen diferencias esenciales entre ambos conceptos. Abandonar es tanto como derrelinquir, que significa precisamente abandonar, desamparar. El abandono de bienes consiste, pues, en la dejación material y voluntaria que se hace de una cosa, no a favor de otra persona, sino convirtiéndola en res derelicta o en res nullius, según lo que se entienda por tal, de la que puede apoderarse otra persona (a diferencia de lo que sucede con las cosas perdidas o robadas), siendo requisito indispensable que el abandonante proceda con el propósito de apartarse definitiva e incondicionalmente de la propiedad del bien abandonado. Es el caso típico de quien tira a la basura o deja en medio de la calle un objeto cuya posesión ya no le interesa. De ahí que alguna doctrina afirme que únicamente son susceptibles de abandono o derrelicción los bienes muebles, pero no los inmuebles, que pueden ser objeto de renuncia, mas no de la dejación material que caracteriza el abandono; entre otras razones, porque con respecto a los inmuebles no puede advertirse el acto externo representativo de la intención del dueño de alejarlos materialmente de su esfera patrimonial. La propiedad de los inmuebles no se puede perder sino mediante una manifestación expresa en tal sentido, que ni siquiera produciría efectos mientras no fuese inscrita en el Registro de la Propiedad. En este supuesto, se estaría frente al hecho expreso de la renuncia y no frente al tácito del abandono, y si el titular manifestare su voluntad de abandonar la propiedad por la mera suspensión de derechos, podrá llegara perder la posesión y el dominio sobre el inmueble por el transcurso del tiempo, pero entonces la institución que entrará en juego no será la del abandono, sino la de la prescripción (v.).

Abandono de cosas

Abandono de bienes (v.).

Abandono de cosas aseguradas

Facultad que tiene el asegurado, en casos determinados por el Derecho Marítimo (apresamiento, naufragio, rotura o varamiento del buque, embargo, imposibilidad de que los objetos asegurados lleguen a destino, su pérdida o su deterioro), para dejar las cosas aseguradas por cuenta de los aseguradores y exigirles las cantidades que aseguraron sobre ellas. Como regla general, el abandono debe ser declarado judicialmente.

Abandono de destino o residencia

Delito penado en el Código de Justicia Militar en que incurren los jefes y oficiales de las fuerzas armadas cuando faltan, durante un plazo determinado, de su destino o residencia sin autorización jerárquica, o cuando no se presentan a su superior después de vencido el plazo para ello, o cuando no llegan al punto de su destino o se desvían sin motivo justificado del derrotero señalado; o cuando estando en marcha las fuerzas a que pertenecen, se quedan en las poblaciones sin el correspondiente permiso o pretextando males supuestos; o cuando hubiesen recibido orden de marcha y no la emprendiesen en un plazo determinado; o cuando, habiendo recobrado la libertad como prisioneros de guerra, no se presentasen a cualquier autoridad militar de su nación.

Abandono de familia

(v. ASISTENCIA FAMILIAR.

Abandono de hijos

Esta actitud de los padres puede ser realizada de diversas maneras. Una de ellas consiste en el abandono material del hijo (generalmente recién nacido) en la vía pública, en la casa de otras personas o en una institución destinada a recoger niños expósitos. Puede consistir también en desatender o cumplir de mala manera el cuidado físico y moral de los hijos menores. Y puede finalmente estar representada por el hecho de que los padres den a sus hijos consejos inmorales o los coloquen dolosamente en peligro material o moral. El abandono de hijos constituye causa de pérdida de la patria potestad, además de que en algunas legislaciones puede dar lugar a otras sanciones, bien de tipo penal, bien de índole civil; por ejemplo, entre estas últimas, la declaración de indignidad de los padres abandonantes para suceder mortis causa a los hijos abandonados.

Abandono de la acción

Facultad de quien ha promovido una acción judicial para no continuarla. Si este abandono se manifiesta expresamente, se llama desistimiento, y si se hace de manera tácita, no instando el procedimiento para que la acción prescriba, se lo llama perención. A juicio de algunos autores, el desistimiento de la acción lleva implícito el desistimiento del derecho que se estaba reclamando.

Abandono de la expropiación

Conforme a la ley argentina 21.499. se tendrá por abandonada la expropiación, salvo disposición expresa de ley especial, si el expropiante no promueve el juicio dentro de los dos años de vigencia de la ley que la autorice, cuando se trata de llevarla a cabo sobre bienes individualmente determinados; de cinco años, cuando se trate de bienes comprendidos dentro de una zona determinada, y de diez años, cuando se trate de bienes comprendidos en una enumeración genérica. Esta disposición no rige en los casos en que las leyes orgánicas de las municipalidades autoricen a éstas a expropiar la porción de los inmuebles afectados a rectificaciones o ensanches de calles y ochavas, en virtud de las ordenanzas respectivas, ni en los supuestos de reserva de inmuebles para obras o planes de ejecución diferida, calificados por ley formal.

Abandono de la instancia

Perención. El actor puede abandonar la instancia renunciando deliberadamente a continuar el procedimiento por él iniciado, sin perjuicio de reservarse, si así le conviniere, su derecho a renovar la demanda en otro juicio, caso en el cual se entenderá que ha hecho abandono de la pretensión procesal, pero no de su pretensión jurídica. Puede haber abandono tácito cuando el actor deja de instar el procedimiento por descuido o negligencia o por determinación consciente, a fin de que su pasividad produzca la caducidad o perención de la instancia. El demandado podrá abandonar la reconvención que hubiere formulado o apartarse del procedimiento o dejar que se le pasen sin actuar ciertos términos procesales, pero su actitud no implica abandono de la instancia, porque el juicio se mantiene mientras no sea el actor quien lo abandone.(v. ABANDONO DE LA ACCIÓN, CADUCIDAD, DESISTIMIENTO, PRESCRIPCIÓN DE ACCIONES.)

Abandono de la querella

Se produce cuando la persona particularmente ofendida por un delito del cual nace acción pública, y que en ese concepto actúa como parte querellante, promoviendo el juicio criminal, deja de instar dentro de los plazos legalmente establecidos, o se aparta de la querella y afronta las responsabilidades que pudieren resultarle por sus actos anteriores. Otro tanto sucede cuando la querella es por delito sólo perseguible a instancia de parte. También se entiende abandonada la querella cuando, habiendo muerto o habiéndose incapacitado el querellante, no comparecieren sus herederos o representantes legales a sostenerla dentro de los plazos establecidos por las leyes procesales. La incomparecencia del querellante a la citación para el acto conciliatorio con el querellado, en las causas por calumnias e injurias, se considera como abandono o desistimiento de la querella.

Abandono de menores incapacitados

(v. ABANDONO DE HIJOS y DE PERSONAS.

Abandono de mercaderías

En el transporte por tierra, hay avería cuando los efectos transportados se deterioran sin llegar a destruirse; es decir, cuando sufren en sus calidades externas o internas alteraciones que significan disminución de su valor (Charny). Esas averías pueden ser parciales, caso en el cual solamente corresponde una indemnización por el menoscabo sufrido, o totales, equiparables a la pérdida o extravío, caso en el cual, si las mercaderías quedaren inútiles para la venta y consumo, el consignatario no estará obligado a recibir las mercaderías y podrá dejarlas por cuenta del porteador, exigiendo su valor, al precio corriente de aquel día, en el lugar de la entrega. La ley establece la posibilidad de que una parte de las mercaderías sea utilizable y otra no, supuesto en el cual para las primeras regirá el sistema de la indemnización del menoscabo, y para las segundas, el sistema del deje de cuenta.

Abandono de minas

El caso se produce cuando el dueño o concesionario de una mina renuncia a seguir explotándola, con dejación de ella en forma que la ley determina, o cuando el concesionario deja incumplidas las obligaciones que la concesión o la ley le imponían.

Abandono de personas

Delito consistente en la realización de actos intencionalmente dirigidos a poner en peligro la seguridad física de una persona que no se encuentra en condiciones de cuidarse a sí misma. De ahí que el sujeto pasivo del abandono tenga que ser un menor de determinada edad (diez años en la legislación dominante) o un incapacitado por enfermedad corporal o mental. Sujeto activo lo son las personas obligadas al cuidado del menor o incapaz. Se estima agravante la circunstancia de que de tal abandono resulte grave daño en el cuerpo o en la salud del menor o incapaz, o la muerte, así como también que el delito sea cometido por los padres contra sus hijos y por éstos contra aquéllos, o por el cónyuge. Contrariamente, se estima atenuante la circunstancia de que el abandonado sea menor de tres días aún no inscrito en el Registro Civil. si el hecho ha sido realizado para salvar el honor propio de la esposa, madre, hija o hermana. El abandono lo mismo puede efectuarse dejando al abandonado en el lugar en que se encontraba que llevándolo a distinto lugar. El desamparo moral no configura este delito. Otra forma de abandono de personas, que también configura delito, afecta a quien, encontrando perdido o desamparado a un menor de diez años o a persona herida o inválida o amenazada de un peligro cualquiera, omitiere prestarle el auxilio necesario, cuando hacerlo sin riesgo personal o no diere aviso inmediatamente a la autoridad. Bien se advierte que esta forma de abandono no se refiere únicamente a los menores de diez años, sino también a todas las personas, cualquiera sea su edad, que se encuentren en la situación precitada de imposibilidad de actuar por sí mismas. (v. ABANDONO DE HIJOS.)

Abandono de servicio

Delito que pueden cometer los conductores, capitanes, pilotos, mecánicos y demás empleados de un tren, de un buque o de una aeronave que dejen, por decisión propia y contra deber, sus puestos durante sus respectivos servicios, antes de llegar a un puerto o al término del viaje ferroviario, siempre que el hecho no represente una infracción de mayor gravedad. Si se considera que este delito se encuentra incluido entre los que atentan contra la seguridad de los medios de transporte y comunicación, se advertirá, como lo hacen algunos autores, que es incongruente extender la responsabilidad delictiva no ya a los servidores con actividades específicamente determinadas en la ley, sino “a los demás empleados”, cuando lo cierto es que el abandono de servicio por algunos de esos otros empleados no puede representar peligro ninguno para el medio de transporte. Los códigos de Justicia Militar determinan las penalidades que corresponden a quienes hacen abandono de servicio no encontrándose en su puesto en tiempos de guerra, o dejando el servicio antes de habérsele concedido la baja por él solicitada, o separándose de su puesto a una distancia que imposibilita el ejercicio de la debida vigilancia o el cumplimiento de las órdenes recibidas; o al que abandone la escolta de presos o al centinela que abandona su puesto. (v. ABANDONO DE DESTINO O RESIDENCIA).

Abandono del buque

El dueño o los partícipes de un buque responden civilmente, en proporción a su parte; por los hechos del capitán, en todo lo relativo al buque o su expedición. Esa responsabilidad alcanza a las deudas y obligaciones contraídas por el capitán para reparar el buque, habilitarlo y aprovisionarlo, aun cuando el capitán se haya excedido de los límites de sus facultades e instrucciones. Asimismo responden de las indemnizaciones en favor de terceros originadas por culpa del capitán en la guarda y conservación de los efectos recibidos a su bordo; pero no por los hechos ilícitos cometidos por los cargadores, aun cuando fueren practicados con noticia o anuencia del capitán. Tales responsabilidades se extienden a los actos realizados por quienes hayan subrogado al capitán en sus funciones, aun cuando la subrogación se haya verificado sin noticia del dueño o de los partícipes y aun cuando el capitán carezca de facultades para hacerla. Sin embargo, el dueño y los partícipes pueden limitar dichas responsabilidades haciendo en escritura pública abandono del buque con todas sus pertenencias y de los fletes ganados o devengados en el viaje a que se refieren los hechos del capitán, a favor de los acreedores; este abandono no implica transmisión de la propiedad, salvo cuando se hace a favor de los aseguradores. El abandono no le es permitido al propietario o partícipe que sea al mismo tiempo capitán del buque, ni al capitán que posea también la calidad de factor o encargado de la administración.

Abandono del domicilio

Se produce cuando es dejado o sustituido por la persona domiciliada en é1. Pero como generalmente las legislaciones admiten la posibilidad de carencia absoluta de domicilio, para que su abandono produzca consecuencias jurídicas es necesario que se desconozca el paradero del abandonante, como sucedería en los casos de ausencia declarada judicialmente con presunción del fallecimiento o sin ella. Se prevé también el caso de abandono del domicilio en país extranjero, sin ánimo de volver, supuesto en el cual la persona adquiere el domicilio de su nacimiento.

Abandono del empleo

Lo comete el empleado o funcionario de la administración pública estatal, provincial o municipal que deja de concurrir sin causa justificada al desempeño de sus labores, aun cuando lo haga después de haber presentado su renuncia o dimisión y antes de que ésta le haya sido aceptada. Quienes proceden en esa forma incurren en sanciones que pueden ser, según los casos, de orden disciplinario, civil o penal. El abandono del empleo se encuentra vinculado penalmente con el delito de violación de los deberes de los funcionarios públicos.

Abandono del flete

(v. ABANDONO DEL BUQUE.)

Abandono del hogar conyugal

La mujer casada se encuentra obligada a habitar con su marido en la residencia que éste fije; si falta a tal obligación, el marido puede solicitar las medidas judiciales necesarias para el reintegro de la esposa al domicilio conyugal, además del derecho de negarle alimentos, salvo cuando de la convivencia pueda resultar peligro para la vida de la mujer. El marido está obligado a vivir en una misma casa con su mujer y a prestar a ésta los recursos necesarios. El abandono voluntario y malicioso, por parte de cualquiera de los cónyuges, de la vida en común es causa de divorcio.

Abandono del inmueble hipotecado

Facultad que tiene legalmente el tercer poseedor del inmueble hipotecado, para librarse del juicio de los ejecutantes si no estuviere personalmente obligado como heredero, codeudor o fiador del deudor. Debe entenderse que tiene la calidad de tercer poseedor quien adquiere el inmueble hipotecado y no se ha comprometido apagar la deuda hipotecaria o el que permanece ajeno al crédito hipotecario principal, porque el acreedor no lo aceptó como deudor delegado, o si se trata de un legatario cuyo objeto está hipotecado.

Abandono del trabajo

En la compleja intensidad de la vida laboral moderna es frecuente el caso de que los trabajadores dejen el trabajo a veces de manera transitoria y a veces de manera definitiva, ya sea en forma colectiva, ya sea en forma individual; bien con finalidades reivindicatorias de tipo gremial, bien por razones de disconformidad con el empleador. El abandono colectivo constituye la situación de huelga (v.). El abandono individual representa una ruptura del contrato de trabajo. Si ese abandono es realizado sin causa justificada, puede dar lugar al despido del trabajador sin indemnización, por lo menos cuando es reiterado, habiendo el derecho en favor del patrono a reclamar indemnización por falta de preaviso. La inasistencia reiterada del trabajador no representa abandono cuando median razones suficientes que la justifiquen, como la enfermedad.

Abandono noxal

En el Derecho Romano llamábase así el que se producía en los casos de delito en que la víctima, ejerciendo la denominada acción noxal, reclamaba del padre o del dueño el abandono del hijo, del esclavo o del animal causante del daño, para que le fuesen entregados y poder resarcirse sobre ellos de los perjuicios sufridos.

Abaratamiento

Disminución más o menos sostenida de los precios en uno o más artículos o mercaderías. Puede deberse a imposición del poder público cuando fija valores máximos por debajo de los que se habían desbordado. Puede deberse a la competencia mercantil, que suele tender a eliminar a algún rival para después desquitarse. Puede resultar también de la popularidad de un producto, que permite rebajarlo por el aumento de la clientela. Entra igualmente en lo factible que este hecho, cada vez más raro en la fiebre especulativa moderna y ante las desvalorizaciones frecuentes de las monedas, provenga de la multiplicación productora y de la experiencia en ésta, lo que permite abaratar los costos y compartir esa disminución con los adquirentes (Luis Alcalá-Zamora).

Abastecedor

El que provee de las subsistencias con cierta regularidad o en cuantía apreciable en una actividad o ramo del comercio.

Abastecer

Suministrar víveres y otros productos de primera necesidad.

Abastecimientos

Acción y efecto de abastecer o abastecerse; o sea, de proveer de bastimentos o provisiones para el sustento de una ciudad, de un ejército, así como de otras cosas necesarias.

Abasto

Provisión de bastimentos; en especial, la de víveres (Dic. Acad).

Abate

La Academia recoge dos significados de este vocablo. Uno histórico, el eclesiástico de órdenes menores, y simple tonsurado a veces, que vestía traje clerical a la romana. Otro, más actual, referido al presbítero de Francia o Italia y al que en una u otra ha residido mucho tiempo. Puede decirse de ellos más típicamente que son nuestros curas, pero sin esa jerarquización, para algunos, de lo extranjerizante.

Abdicación

Esta voz significa etimológicamente la acción y el efecto de abdicar, la de ceder o renunciar a la soberanía de un pueblo o a otras dignidades o empleos. La definición es acertada en cuanto está referida a la renuncia de dignidades o empleos; pero resulta errónea en cuanto a la renuncia de soberanía, porque, atribuido principalmente el concepto a la renuncia que hacen los reyes de su función (corona), en las monarquías constitucionales, inversamente a lo que sucede en las de tipo absolutista, la soberanía no corresponde al monarca, sino al pueblo. La abdicación de dignidades o empleos distintos de los que afectan al monarca se llama dimisión o renuncia. Es también la cesión o renuncia a opiniones, derechos o ventajas, así como la privación de un estado favorable, de un derecho, facultad o poder.

Abdicación de la tutela

Institución del Derecho Romano, designada como abdicatio tutelae, consistente en la renuncia al cargo de tutor por simple declaración no justificada. Según la referencia que de ella se da en Enciclopedia Jurídica Omeba, esa institución se mantuvo hasta la época de Ulpiano para todas las clases de tutela, distinguiéndose el acto del tutor testamentario, que podía renunciar a ella sin cederla, del tutor legítimo, que podía cederla sin renunciar. Funcionó válidamente hasta Cicerón y, con relación a los impúberes, hasta los tiempos de Augusto, en el año 14 a. C. Se termina cuando Marco Aurelio establece una legislación sobre causas de excusa para el desempeño de la tutela testamentaria, y eso únicamente con referencia a la de los impúberes.

Abducción

Rapto de un individuo, cualquiera sea el medio (fraude, violencia o persuasión) que se emplea para efectuarlo.

Abejar

Paraje o lugar donde están situadas las colmenas de abejas. Los abejares pueden ser fijos o permanentes, caso en el cual se equiparan a los bienes inmuebles, o portátiles, equiparados a los bienes muebles, porque no integran el destino económico del inmueble en que se hallan. (v. ABANDONO DE ANIMALES).

Abejas

(v. ABANDONO DE ANIMALES.

“Aberratio causae”

Locución latina. Se produce “cuando, en virtud de una desviación no esencial del curso causal inicial, la manera como se ha producido el resultado delictivo perseguido por el autor es distinta de la que éste creyó llevar a efecto” (R. C. Núñez). El ejemplo típico que dan los tratadistas es el de la madre que quiere dar muerte a un hijo arrojándolo a la corriente de un río para que se ahogue; pero la criatura no muere ahogada, sino por haber golpeado su cabeza contra una piedra. Se ha discutido en doctrina si la ignorancia del autor material del hecho, sobre la nueva modalidad del curso causal promovido y desenvuelto por él, excluye su dolo respecto del resultado. Mas, para Núñez, la respuesta debe ser negativa, “porque el dolo inicial estaba fundado en un desenvolvimiento causal eficaz para lograr el resultado obtenido”.

“Aberratio delicti”

Locución latina. Se produce cuando el agente incurre en error en la representación de la persona contra la cual se quiere dirigir el delito, como sucedería en la hipótesis de matar a una persona por confundirla con otra, si bien algunos autores estiman que no se trataría de una aberrutio ictus (v.), sino de un error en el objeto.

“Aberratio ictus”

Locución latina. Error accidental opuesto al error excusante; pues, mientras éste recae en la esencia del hecho y puede suprimir toda la idea de culpabilidad, aquél afecta a circunstancias puramente fortuitas que no desvirtúan el propósito delictivo del agente, aun cuando cambien el sujeto pasivo del delito. Tal es el caso de quien, disparando un arma de fuego contra cierta persona para matarla, mata a otra contra la que no iba dirigido el tiro.

Abigeato

Del lat. abigere (echar, empujar, arrear, robar el ganado). Delito que consiste en el hurto de bestias o ganados arreándolos, porque es ésa la forma material de ejecutarlo, cuando no se trate de animales que pueden llevarse cargados. En las legislaciones antiguas, el abigeato era castigado con penas severas, y en las modernas, entre ellas la argentina, constituye agravante del hurto.

Abigeo o abigero

El que comete el delito de abigeato (v.).

Abintestato

Procedimiento judicial que tiene por finalidad la declaración de quiénes sean los herederos de la persona que murió sin testar y la adjudicación a ellos de los bienes de la herencia. (v. AB INTESTATO.)

Abjuración

Acción y efecto de abjurar; acto o situación de quien bajo juramento se retracta, repudia o desdice, ante autoridad competente, de una creencia religiosa o idea política por considerarla errónea. Tiene sólo valor histórico. En el Derecho Canónico se mantiene la abjuración o juramento por el cual un hereje renuncia a sus errores y hace profesión de fe católica.

Ablegación

Facultad que en el Derecho Romano tenía el padre o la madre en ejercicio de la patria potestad para condenar a sus hijos al destierro.

Abogacía

Profesión que ejerce el abogado (v.).

Abogadesco

En sentido despectivo, perteneciente o relativo al abogado o a su profesión.

Abogadismo

Intervención excesiva de los abogados en los negocios públicos; más concretamente, en la política y en la gobernación de un país. En cierto modo: aun cuando no en forma absoluta, tiene igual sentido que la palabra militarismo (v.), de uso constante. La diferencia entre uno y otro concepto está en que los abogados intervienen en el gobierno del Estado a titulo personal, por explicable razón de sus conocimientos jurídicos, pero sin representar a sus corporaciones, en tanto que los militares lo hacen a título de tales y ostentando una representación colectiva. Por eso no cabe calificar de militarista la intervención que unos militares tengan en la política si lo hacen a título particular, usando de igual derecho que los demás ciudadanos, como tampoco resulta adecuado afirmar que la política o la gobernación del Estado tienen carácter abogadista por el solo hecho de que sean muchos los abogados que se dedican a esas actividades.

Abogado

En otro sentido, la Academia señala que también se entiende por abogadismo la aplicación inadecuada de los métodos de los abogados a cuestiones extrañas a la abogacía (v.). En latín se llamaba advocatus, de ad (a) y vocutus (llamado), a quien se requería para asesorar en los asuntos judiciales o, también, para actuar en ellos. Abogar equivalía a defender en juicio a una persona por escrito o de palabra, o interceder por alguien hablando en su favor. La institución pasó al antiguo Derecho castellano, si bien fueron conocidos con las denominaciones de voceros y personeros, porque usaban sus voces para ejercitar la defensa y porque representaban a las personas por ellos defendidas. Pero hay que distinguir entre el hecho de abogar y la profesión de abogar, pues parece evidente que aquél es anterior a ésta. Así, por ejemplo, entre los hebreos había personas que, fuera de todo interés económico, asumían la defensa de quienes no podían ejercerla por sí mismos. Otro tanto sucedía en Caldea, Babilonia, Persia y Egipto. Allí los sabios defendían sus causas ante el pueblo congregado para juzgarlas. En los primeros tiempos de Grecia, empleaban sus dotes oratorias para defender ante el Areópago los derechos de sus amigos. Hasta ahí la función de abogar. La profesión de abogar se inició, al parecer, con Antisoaes, que, según se dice, fue el primer defensor que percibió honorarios por la prestación de sus servicios de abogado, norma que fue seguida por otros oradores. Sin embargo, se afirma que Pericles fue en Grecia el primer abogado profesional. En Roma, la institución siguió una trayectoria parecida. En un principio estuvo atribuida la defensa a personas que no eran profesionales, sino que ejercían su ministerio como consecuencia de la obligación que pesaba sobre los patronos de defender a sus clientes (v. CLIENTELA). Mas el enorme desenvolvimiento del Derecho Romano y la complejidad de sus normas hizo imprescindible que esa actuación patronal derivase en una profesión jurídica, encomendada a personas que fuesen al mismo tiempo grandes oradores y grandes jurisconsultos. Tal vez Cicerón fue el prototipo de aquellos abogados romanos y sigue siendo uno de los más grandes que la historia ha conocido. En un concepto moderno, abogado es el perito en el Derecho positivo que se dedica a defender en juicio, por escrito o de palabra, los derechos o intereses de los litigantes, así como también a dar dictamen sobre las cuestiones o puntos legales que se le consultan. La profesión de abogado ha ido adquiriendo, a través de los tiempos, cada vez mayor importancia, hasta el extremo de que ella representa el más alto exponente de la defensa no ya de los derechos individuales, sino de la garantía de los que la Constitución establece. Es, además, el más fuerte valladar contra los abusos a que propenden los poderes públicos, especialmente en los regímenes de facto, dictatoriales o totalitarios. De ahí la hostilidad que esos sistemas de gobierno han dedicado siempre a los abogados desde los tiempos antiguos, pasando por Napoleón, hasta los actuales Estados policiales, de signo izquierdista o derechista. Por eso alguien ha dicho que los abogados son igualmente denostados por los tiranos y por los necios. Contrariamente, los regímenes democráticos y liberales respetan y enaltecen el ejercicio de la abogacía y declaran en sus Constituciones la inviolabilidad de la defensa en juicio de la persona y de sus derechos.

Abogado acusador

El letrado que promueve, en nombre de su patrocinado y víctima presunta, una querella contra alguien o varios, a los que considera responsables y punibles en delitos privados. | También, sin esa iniciativa, el que coadyuva con el fiscal en los delitos de acción pública. (v. ABOGADO DEFENSOR.)

Abogado canónico

El que, admitido por el obispo para desempeñar esa función ante la jurisdicción eclesiástica, defiende los derechos de los litigantes. Se requiere para ello ser católico no excomulgado, mayoría de edad, buena fama y doctorado en Derecho Canónico o, por lo menos, pericia en esa disciplina (canon 657). La admisión puede tener carácter general o estar referida a una sola causa.

Abogado consultor

El requerido para determinar, por escrito o verbalmente, en un asunto jurídico. | El letrado que, con el nombramiento pertinente o el contrato del caso, tiene por misión dictaminar en los negocios referentes a un organismo o empresa, habitualmente y cabe que hasta con exclusividad (L. Alcalá-Zamora).

Abogado de Dios

En la Congregación de Ritos, dependiente de la Santa Sede, se llama así el funcionario que tiene a su cargo defender la procedencia de la beatificación o canonización de una persona en el proceso seguido a tal efecto. (v. ABOGADO DEL DIABLO.)

Abogado de la iglesia

Así eran llamados los defensores de una iglesia o monasterio, pero el concilio celebrado en Reims el año 1148 tuvo que prohibir la actuación de tales protectores, a causa de los abusos que cometían, lo que daba ocasión a constantes quejas y protestas.

Abogado de oficio

El que, ejerciendo libremente la profesión, es designado por la autoridad judicial, o por las corporaciones de abogados, de acuerdo con la ley, para la defensa de los pobres. En la ARGENTINA esta función, en materia civil, está asignada a los defensores oficiales, si el interesado no lo designa, y en materia penal, si el acusado no quiere defenderse a sí mismo ni designar defensor, el juez se lo nombrará de oficio.

Abogado de secano

Letrado que no ejerce ni sirve para ello. | También el que, sin haber cursado la jurisprudencia, entiende de leyes o presume de ello (Dic. Acad.). Se usa la locución en sentido peyorativo.

Abogado defensor

En lo civil y en general, el que toma a su cargo los intereses de una de las partes frente a la otra. | En lo penal, el encargado de actuar en nombre de una persona acusada de un delito (Dic. Der. Usual).

Abogado del diablo

Funcionario que, en la Congregación de Ritos, contradice a quien defiende la beatificación o canonización de una persona. (v. ABOGADO DE DIOS.)

Abogado del Estado

Letrado que tiene por principales cometidos la defensa del Estado en juicio y el asesoramiento administrativo. En España se ocupa también de la liquidación de derechos reales o impuestos.

Abogado fiscal

Aunque sea abogado por letrado en Derecho, su función veladora del interés público hace que se lo conozca más por la abreviación de fiscal (v.) o como ministro fiscal o público.

Abogar

Ejercer como abogado (v.). | Defender o acusar con tal carácter en la jurisdicción civil o en la penal. | En general, apoyar, sustentar.

Abolengo

Ascendencia o progenie de abuelos y antepasados con respecto a determinada persona. Háblase también de bienes de abolengo con referencia al patrimonio o herencia que proviene de aquellos antepasados.

Abolición

Acción y efecto de abolir, abrogar, suprimir o anular una ley, decreto, uso, costumbre. (v. DEROGACIÓN.)

Abolicionismo

Esta voz hace referencia ala posición doctrinal que, en materia jurídica o social, lucha por la derogación de leyes o costumbres que se estiman atentatorias contra principios humanos o morales. Entre los movimientos abolicionistas más destacados, cabe señalar los que propugnan la desaparición de la esclavitud, de la pena de muerte, de la prostitución y del consumo de alcohol.

Abolorio

Abolengo (v.).

Abonador

Persona que abona al fiador, y en su defecto se obliga a responder por él (Dic. Acad.). De ahí que, en las relaciones jurídicas, el abonador sea con respecto al fiador lo mismo que éste con relación al deudor principal. Por extensión, también es llamado así quien ante terceros, especialmente un juez o un tribunal, afirma las buenas condiciones de otra persona.(v. ABONO DE TESTIGOS.)

Abonar

Calificar de bueno, acreditar. | Salir fiador de una persona. | Satisfacer o pagar y asentar en el libro de cuenta y razón cualquier partida a favor de una persona.

Abonaré

Documento o resguardo usado comúnmente, en las negociaciones o asignaciones de carácter administrativo, por el cual se asegura el pago o simplemente se promete, con respecto a una cantidad de dinero o en especie. Los famosos asignados de la Revolución francesa no eran otra cosa que esta clase de promesa crediticia de carácter público.

Abono

En general, la acción y el efecto de abonar (v.). | En lenguaje comercial, el hecho de la admisión en cuenta o el asiento en favor de alguno en su cuenta. | Garantía ofrecida por un fiador sobre el cumplimiento de lo prometido por parte del contratante. | Se habla también de abono de fianza aludiendo a la información que da de ser propios, seguros y libres los bienes que obliga un deudor, arrendatario particular u otro que toma sobre sí alguna responsabilidad para la seguridad de una deuda, obligación o contrato. | En materia administrativa recibe este nombre la garantía que, para seguridad de un cargo o función pública, se da a favor del empleado o funcionario. | Modalidad de algunos contratos en virtud de la cual las partes se aseguran la periodicidad o la renovación de la prestación, objeto del contrato. | Recompensa que por servicios o circunstancias especiales se da a los empleados públicos, generalmente militares, reconociéndoles – es decir, abonándoles- años de servicio no prestados efectivamente, aunque así computados por circunstancias valoradas.

Abono de testigos

Manifestación hecha por terceras personas con el fin de justificar la idoneidad y la veracidad de los testigos a quienes se recibe declaración en una información sumaria sin citación de la parte contraria y, que por razones de ausencia o muerte, no pueden acudir a ratificarse ante el tribunal en el período de prueba.

Abono del tiempo de prisión

La detención que se sufre durante la substanciación de una causa, por surgir cuando menos sospechas vehementes de que alguien es responsable de un delito de cierta gravedad, no significa nada en lo penal para el que luego es sobreseído o absuelto. Pero, de ser condenado a una pena privativa de libertad, se le computa como parte ya cumplida de esa condena. Parece equitativo que la libertad perdida preventivamente se tome en cuenta, y a esto se le llama abono del tiempo de prisión, para la sanción impuesta luego. Prolongados sumarios y lentos plenarios llevan a veces a que esa detención supere el encarcelamiento dispuesto por el fallo. No abre “crédito” para futuras infracciones.

Abordaje

En Derecho Penal configura un delito de piratería y se caracteriza por la aproximación de una nave a otra con el propósito de apresarla o apoderarse de todo o de parte de su contenido. | En Derecho Marítimo, equivale a roce o choque de una embarcación con otra, que puede ocurrir por causa fortuita o de fuerza mayor; por dolo, impericia o negligencia del capitán de uno de los buques, o por culpa de los capitanes o tripulaciones de los respectivos buques. Con arreglo alas causas del abordaje, se determinan las responsabilidades derivadas de éste.

Abordaje aéreo

En sentido estricto, toda colisión entre dos o más aeronaves en vuelo. | En sentido más amplio y, con miras a la reparación del perjuicio ocasionado, se consideran provenientes de abordaje, aunque no haya habido colisión, los daños que una aeronave en vuelo produce a otra aeronave en vuelo también. El abordaje aéreo da lugar a la responsabilidad por daños, que recae sobre la aeronave culpable. Habiendo culpa concurrente, la proporción en la responsabilidad, en este caso solidaria, se establece según la gravedad de la falta de cada uno. La fuerza mayor y el caso fortuito excluyen la responsabilidad.

Abortar

Producirse o provocar el parto antes de que sea viable el feto. (v. ABORTIVO, ABORTO, FETICIDIO.)

Abortivo

Se dice del feto expulsado del seno materno cuando carece de viabilidad legal. Tales seres se declaran incapaces de heredar aun cuando tengan ya forma humana definida y permanezcan con vida algunos instantes. Naturalmente. avanzado el embarazo pueden crearse zonas y casos dudosos, en especial desde el sexto mes de la concepción. | El nacido antes de tiempo, pero que sobrevive, lo cual no obsta a su plena personalidad jurídica. Caso más típico y frecuente: el de los sietemesinos. | Substancia con eficacia para producir el aborto y no precisamente con fines terapéuticos para la embarazada. Su aceptación o punición se debate con ahínco en el siglo XX y existe generalizada impunidad (L. Alcalá-Zamora).

Aborto

Acción de abortar, parir antes de que el feto pueda vivir. Ese hecho tiene dos significados muy diferentes: uno de ellos, de escaso o ningún interés jurídico, se produce cuando la expulsión anticipada del feto ocurre de manera natural; es decir, espontánea; porque entonces lo único que sucede es la desaparición de los derechos que hubieren podido corresponder a la persona por nacer. Cosa distinta se presenta cuando la salida del feto del claustro materno se provoca de manera intencional mediante ingestión de drogas o ejecución de manipulaciones productoras de ese resultado o que lleven la intención de producirlo. En este último supuesto, el acto puede constituir delito o no. Será hecho delictivo cuando la provocación del aborto no esté justificada por ninguna razón suficiente. Por lo contrario, no será delito cuando se trate de un aborto terapéutico practicado por prescripción médica y por profesional médico, a fin de evitar el peligro para la vida o la salud de la madre. Otro caso de impunidad del aborto, según determinan algunas legislaciones, es el que se practica sobre mujer idiota o demente que ha sido violada, siempre que se haga con consentimiento de sus representantes legales. Ha sido materia de discusión en la doctrina si ese derecho de abortar debería concederse a la mujer que, sin ser idiota ni demente, ha quedado encinta a consecuencia de una violación. Todavía queda otra causa de posible exención o atenuación de la responsabilidad para aquellos casos del llamado aborto honoris causa, el que tiene por finalidad ocultar la deshonra de la mujer, generalmente soltera, que queda embarazada, concepto que actualmente resulta anacrónico por cuanto la idea del honor en su sentido sexual ha variado radicalmente.

Abrevadero

Estanque, pilón o paraje del río, arroyo o manantial a propósito para dar de beber al ganado. Tales elementos pueden encontrarse situados en terrenos de dominio público o de propiedad privada. El abrevadero tiene importancia jurídica en materia de servidumbres, entre las cuales el Derecho Romano admitía la servitus (v.) pecoris ad aquam appulsi, consistente en la facultad de conducir el ganado a abrevar en el fundo ajeno.

Abrevar

Conducir el ganado a que beba agua. | Utilizar la servidumbre de abrevadero (v.).

Abreviador

Funcionario de la curia romana que forma parte de un colegio instituido por Sixto IV y cuyos miembros tienen a su cargo abreviar las preces o súplicas y hacer las minutas de las bulas apostólicas.

Abrogación

(v. ABOLICIÓN y DEROGACIÓN.)

Absentismo

Ausentismo.(v)

Absolución

Acción y efecto de absolver (v.).

Absolución canónica

Acto de levantar las censuras y reconciliar con la Iglesia a un excomulgado. No debe confundirse este indulto eclesiástico con la absolución sacramental que el confesor otorga al penitente. Esta es habitual y privada. La canónica constituye acto solamente del jerarca que pronunció la excomunión (v.) , y suele hacerse con igual publicidad (Dic. Der. Usual).

Absolución de la demanda

Resolución judicial que definitivamente desestima la pretensión contenida en la demanda del actor y libera de ella al demandado (Couture).

Absolución de posiciones

Declaración que se presta bajo juramento, o promesa, sobre puntos concernientes a las cuestiones ventiladas en un procedimiento civil. Constituye la declaración de las partes o litigantes. Las posiciones, que ya los romanos conocieron a través de la interrogatio in iure, y que los franceses denominan de manera muy peculiar como “interrogatoire sur faits et articles” o preguntas, se reservan hasta la audiencia respectiva. Se formularán de manera clara y concreta, referidas cada vez aun hecho, redactadas en forma afirmativa y relacionadas con la controversia. El juez puede modificar el orden y término de las posiciones, sin alterarlas, y eliminar las manifestaciones inútiles. Puede sostenerse que, si las posiciones son la forma o las preguntas, las respuestas integran el fondo de esta prueba y la confesión (v.).

Absolutismo

Sistema del gobierno absoluto. El concepto de absolutismo suele estar referido a las monarquías en las que el monarca estaba por encima de la ley (legibus solutus), puesto que era la fuente de ésta. Tal concepto, que pudo ser aplicable sin restricciones a las monarquías orientales, no lo era a las occidentales, pues los reyes o emperadores anteriores a los regímenes constitucionales tenían ciertas limitaciones a su absolutismo, impuestas unas veces por la tradición y la costumbre y otras por imposición directa de los gobernados; así, en todo lo referente a la designación y al orden sucesorio. Precisamente por eso las monarquías absolutas no deben confundirse con los regímenes dictatoriales, tiránicos o totalitarios.

Absoluto

Ilimitado, sin restricciones. | Pleno. | Dominante. Predominante. (v. MAYORÍA ABSOLUTA, PODER ABSOLUTO Y RELATIVO.)

Absolutorio

Que implica o lleva consigo absolución (v.) de pena, delito o deuda.

Absolver

Dar por libre de algún cargo u obligación. | Remitir a un penitente sus pecados en el tribunal de la confesión o levantarle las censuras en que hubiere incurrido. | Dar por libre en juicio civil o criminal al demandado o al encausado (Dic. Acad.). En otro sentido, se habla de absolver posiciones con referencia a la declaración judicial, o confesión en juicio (v.), que presta un litigante a instancia del contrario.

Absorción

Concentración de facultades o atribuciones. | Preocupación. | Consumo o empleo total, sobre todo referido a fondos y capitales. | Fusión de empresas, por incorporarse una de ellas a otra más importante o de gran influjo. | Transferencia total de fondos de una cuenta a otra. | Inclusión legal de la pena por infracciones accesorias o menores en la sanción del hecho principal. Así, la pena del homicidio absorbe la de las lesiones o heridas determinantes de la muerte, y hasta violencias y mutilaciones que por sí solas no hubieran causado la occisión; esto, sin perjuicio de la eventual agravación que el ensañamiento (v.) provoque.

“Absque ulla conditione”

Locución latina. Sin ninguna condición. Aplicada a las obligaciones, expresa que no están sujetas a circunstancias o hechos restrictivos de ninguna clase. En tal sentido se trata de obligaciones puras.

Abstención

Jurídicamente se refiere a un acto negativo, decidido libremente por el sujeto o impuesto por la ley, y cuyas consecuencias pueden ser imputadas a quien se abstiene. (v. BENEFICIO y DERECHO DE ABSTENCIÓN.)

Abstencionismo electoral

Situación en que se colocan quienes, teniendo derecho a votar en unas elecciones, resuelven no hacerlo, generalmente por razones políticas de disconformidad con el gobierno o con quienes convocan al acto electoral. Donde el voto es obligatorio, tal posición arrostra las consiguientes sanciones, consistentes en multas o en negativa temporal de cierta colaboración en la esfera pública del país.

Abstracción cambiaria

Principio aplicable a los títulos de crédito, conforme al cual sus efectos quedan desvinculados de la causa que haya tenido la creación de tales títulos. Esta desvinculación tiene distintas manifestaciones y límites, según sean las circunstancias del caso y, particularmente, la situación procesal en la que se la pretenda plantear. En los juicios ejecutivos, los efectos de la abstracción son prácticamente absolutos, pues los vicios que afecten la causa del documento no se encuentran normalmente entre las excepciones oponibles a la ejecución. En los juicios ordinarios, por el contrario, pueden hacerse valer contra un título de crédito sujeto al principio de la abstracción cambiaria las defensas basadas en la causa que tal título haya tenido; en este contexto, la abstracción no pasa de ser, normalmente, una presunción de causa lícita, que puede ser atacada mediante distintos medios de prueba. En los concursos, la verificación de créditos instrumentados en títulos en principio abstractos requiere, bajo el Derecho argentino, la demostración de la causa lícita de tales créditos.

Abstracto

Aparte las acepciones de inmaterial o intelectual que el adjetivo posee, en su enfoque más jurídico expresa la carencia de causa o razón de un acto, contrato o negocio. (v. ACTOS ABSTRACTOS, CONTRATO y NEGOCIO ABSTRACTO.)

Absuelto

En el proceso civil, el demandado o reconvenido al que la sentencia declara a cubierto de la pretensión formulada en la demanda o en la reconvención (v.). | En lo penal, el reo o acusado al que se declara inocente o al que, cuando menos, se deja libre y a cubierto de toda sanción. | En lo religioso, penitente que ha recibido la absolución sacramental tras la confesión (Luis Alcalá-Zamora).

Absurdo

Contrario y opuesto a la razón. | Dicho o hecho repugnante a la razón (Dic. Acad.). En el lenguaje de la lógica, todo lo que escapa a sus leyes formales, convirtiéndose en una cosa irreal, por cuanto no condice con el pensamiento normal de los hombres acerca de los objetos, del mundo y sus relaciones (A. V. Silva). Tiene importancia en el enjuiciamiento jurídico y en el debate forense, ya que la demostración, aunque sólo sea dialéctica, de la absurdidad de una cosa, de una interpretación o de una pretensión, las privaría de eficacia. Esa demostración se puede también hacer mediante el procedimiento de la reducción al absurdo, modo de argumentar encaminado a probar que una proposición es verdadera porque la contraria es falsa o imposible. Ya en el Digesto se decía que resulta absurdo que tenga mayor derecho aquel a quien se ha legado un fundo que el heredero o el mismo testador si viviera.

Abuelastro o abuelastra

Padre o madre, respectivamente, del padrastro o de la madrastra (v.). | Segundo o posterior marido de la abuela, o segunda o ulterior mujer del abuelo. Los nexos jurídicos con el nietastro o la nietastra son muy tenues. Persiste algún impedimento matrimonial por la afinidad y cabe alguna obligación alimentaria. Pueden surgir transmisiones patrimoniales sucesorias indirectas, por heredar los afines a los consanguíneos de un primer causante de éstos (L. Alcalá-Zamora).

Abuelos

Padre o madre (o padre y madre, más propiamente) de la madre o del padre, o de ambos. Constituye el segundo grado de parentesco consanguíneo en la línea recta ascendente. Están obligados a prestar alimentos a sus nietos cuando son pobres, obligación que también recae en éstos para con aquéllos. Son herederos ab intestato a falta de otros parientes con mejor derecho. A falta de los padres, les corresponde preferentemente el ejercicio de la tutela o, en algunas legislaciones como la de Méjico, el de la patria potestad.

Abuso

Acción y efecto de abusar; de usar mal, excesiva, injusta, impropia o indebidamente de alguna cosa o de alguien. | En sentido jurídico lo constituye el hecho de usar de un poder, de una facultad, de un derecho o de una situación, así como también de una cosa, más allá de lo lícito. El abuso tuvo, en lo que respecta a las cosas, una legitimidad en el Derecho Romano cuando definía el dominio como el derecho no solo de usar y de disfrutar de una cosa, sino también de abusar de ella. Esta legitimidad del abuso ha subsistido en materia civil hasta nuestros días. Pero, frente a esa excesiva facultad, se abren camino las teorías y las legislaciones que atribuyen a la propiedad una función social. (v. ABUSO DEL DERECHO.)

Abuso contra la honestidad

En la legislación penal española, el delito que comete un funcionario público, y solamente él, que solicita sexualmente a mujer con la que tenga asuntos pendientes por razón del cargo o que tenga encomendada su custodia o vigilancia, especialmente en cárcel o prisión. La figura expone a error técnico con el abuso deshonesto (v.), en el que los reos pueden ser todos y todas también las víctimas en materia de moralidad femenina, pero sin llegar a los delitos más graves en materia sexual, con otros nombres y con sanciones mayores. (v. INCESTO, VIOLACIÓN.)

Abuso de armas

Delito consistente en disparar un arma de fuego contra una persona, aun sin herirla, o hiriéndola, si a este hecho correspondiese una pena menos grave. Algunos códigos extienden el delito a la agresión que se comete con cualquiera otra clase de armas, aunque no se cause herida, si bien suele considerarse que el empleo de un arma que no sea de fuego debe castigarse con menor pena.

Abuso de autoridad

Mal uso que hace un funcionario público de la autoridad o de las facultades que la ley le atribuye. El abuso de autoridad configura delito en ciertos casos, tales como dictar resoluciones contrarias a la Constitución o a las leyes; no ejecutar éstas cuando su cumplimiento correspondiere; omitir, rehusar o retardar ilegalmente algún acto de su función; no prestar el auxilio requerido; proponer o designar para un cargo público a persona carente de los requisitos legales necesarios; abandonar el cargo con daño para el servicio público antes de habérsele admitido la renuncia. Esta relación no tiene carácter limitativo. La figura del abuso de autoridad se vincula con el delito de violación de los deberes de los funcionarios públicos y con los de violación, estupro, rapto o abuso deshonesto cometidos por determinados parientes.

Abuso de confianza

Se incurre en él cuando, para la comisión de ciertos delitos afectantes del orden patrimonial, el agente se vale de las facilidades que le proporciona la persona perjudicada y que son debidas a la confianza que le dispensa. Esa circunstancia, calificativa del delito, puede darse en la estafa y en el hurto, como en el llamado hurto doméstico o familiar. También, en los delitos contra la honestidad.

Abuso de firma en blanco

Delito consistente en utilizar la firma de otra persona puesta en un documento o papel que está total o parcialmente sin llenar, extendiendo en él un escrito en perjuicio del firmante o de un tercero.

Abuso de firma social

Se entiende por tal el que comete el socio de una sociedad colectiva utilizando la firma social en perjuicio de sus consocios o de otras personas. Ese hecho puede dar origen a una acción civil por daños y perjuicios, o a una acción penal, cuando el agente haya actuado fraudulenta o dolosamente.

Abuso de menores o incapaces

Llámase así el delito que comete quien, prevaliéndose de las necesidades, pasiones o inexperiencia de un menor o incapaz, le hace firmar cualquier documento que produzca daño en la persona del incapaz o de un tercero. Este delito configura una forma de defraudación.

Abuso de poder

Abuso de autoridad (v.).

Abuso de superioridad

Circunstancia agravante de la responsabilidad criminal, señalada en algunos códigos y que se caracteriza por el empleo de fuerza, uso o aprovechamiento de medios físicos de ataque excesivos, desproporcionados o desiguales en relación con los que están al alcance del ofendido para su defensa. La figura descrita tiene similitud con la alevosía (v.), por cuanto imposibilita o dificulta la defensa del agredido.

Abuso del derecho

Ejercicio del mismo más en perjuicio ajeno que en beneficio propio. | El empleo antisocial de alguna facultad jurídica. | Acción u omisión jurídica, positivamente protegida, que lesiona un legítimo interés, desprovisto de correlativa o concreta defensa. 1. La posición romanista. En los antecedentes históricos de la Enciclopedia Jurídica, el abuso de derecho se apoya en el aforismo romano: “Jure suo utitur, naeminem laedit” (Quien usa de su derecho, a nadie perjudica). Lo ratifica así. con algún dejo dubitativo, Gayo, como cuando expresa: “Nullus videtur dolo fa-cere, qui suo juri utitur” (No parece obrar con dolo quien usa de su derecho). También Ulpiano, de modo más rotundo, declara que: “Juris executio nom habet injuriam” (El ejercicio de un derecho no implica injuria). Sin embargo, ese mismo ordenamiento prohibía excavar en el propio fundo para desviar las aguas de una fuente ajena, y la desviación de un curso de agua de la finca propia. Otro argumento extraído de las fuentes romanas como apoyo de la supuesta licitud del abuso del derecho, tal cual entiende éste la teoría moderna, se extrae de la definición de dominio como jus utendi et abutendi (cual derecho de usar y abusar); pero el “jus abutendi” (v.) parece que se refería a la posibilidad de consumir la cosa, cuando entrara en su naturaleza, más que a la de destruirla o deteriorarla por la perversidad de perjudicar a algún interesado. En las fuentes antiguas hispánicas se cita, como muestra de precepto contrario al abuso del derecho, la ley del Fuero Juzgo que castiga la tardanza maliciosa de los hermanos en permitir el matrimonio de sus hermanas, a fin de heredarlas (Lib. III, tít. I). 2. Elaboración teórica moderna. La misma pertenece indudablemente a la doctrina francesa de fines de siglo XIX y comienzos del XX. No obstante, conviene destacar algún definido atisbo medioeval, como el contenido en la Partida III: “Ca según que dijeron los sabios antiguos, maguer el hombre haya poder de hacer en lo suyo lo que quisiera, pero débelo hacer de manera que no haga daño ni tuerto a otro” (tít. XXXII, ley 19). Ya en la formulación contemporánea y al decir de Saleilles. “el ejercicio anormal de un derecho; el ejercicio contrario al destino económico o social del derecho subjetivo”. Para Josserand, “un acto será normal o abusivo, según se explique, o no, por un motivo legítimo”, concepto que constituye la verdadera piedra angular de toda la teoría del abuso del derecho; y por motivo legítimo entiende “el criterio personal y especializado de ese otro criterio universal y aun abstracto que es dado por el destino social de los distintos derechos”. Algún autor, como Desserteaux, reduce el abuso del derecho al conflicto de derechos (v.), cuando se trata de diferentes planteamientos. La teoría del abuso del derecho ha sido recogida por Planiol en los siguientes conceptos: “Los derechos no son casi nunca absolutos: la mayoría son limitados en su extensión y sometidos para su ejercicio a condiciones diversas. Cuando se sale de estos límites, o no se observan esas condiciones, uno se desenvuelve, en realidad, sin derecho. Puede haber abusos en la conducta de los hombres, pero no cuando éstos ejercen sus derechos, sino cuando los rebasan; el hombre abusa de las cosas, pero no abusa de los derechos. En el fondo, todo el mundo está de acuerdo; solamente donde unos dicen: hay uso abusivo de un derecho, los otros responden: es un acto realizado sin derecho. Se defiende una idea justa con una fórmula falsa”. La tesis es ésta: “El derecho cesa donde el abuso comienza, y no puede haber uso abusivo de un derecho cualquiera, por la razón irrefutable de que un solo y mismo acto no puede ser, a la vez, conforme a derecho, y contrario a derecho”. 3. Recepción legislativa. Modernamente, desde el Código Civil alemán, casi todos los ordenamientos condenan explícitamente el abuso del derecho. Así, el citado cuerpo legal germano dispone: “Es inadmisible el uso de un derecho cuando sólo puede tener por objeto causar daño a un tercero” (art. 226). El Código de las Obligaciones suizo declara lo siguiente: “Cada cual ha de proceder en el ejercicio de sus derechos y en el cumplimiento de sus obligaciones según las reglas de la buena fe. El abuso manifiesto de un derecho carece de protección legal” (art.2º). El Código Civil peruano se expresa así: “La ley no ampara el abuso del derecho” (art.2º). Igualmente, el texto similar mejicano estatuye: “No es lícito ejercitar el derecho de propiedad de manera que su ejercicio no dé otro resultado que causar perjuicios a un tercero, sin utilidad para el propietario” (art.840). Al reformarse, en 1974, el título preliminar del Cód. Civ. esp., tras establecer como preámbulo de plena juridicidad (v.) que los derechos deben ejercitarse conforme a las exigencias de la buena fe, se proclama de manera explícita la condena de las actitudes antijurídicas que pretenden escudarse en alguna potestad legal. Al respecto se dice: “La ley no ampara el abuso del derecho o el ejercicio antisocial del mismo. Todo acto u omisión que por la intención de su autor, por su objeto o por las circunstancias en que se realice sobrepase manifiestamente los límites normales del ejercicio de un derecho, con daño para tercero, dará lugar a la correspondiente indemnización y a la adopción de las medidas judiciales o administrativas que impidan la persistencia en el abuso” (art.7o).

Abuso deshonesto

Delito consistente en cometer actos libidinosos con persona de uno u otro sexo, menor de cierta edad. privada de razón o de sentido, o mediante el uso de la fuerza o intimidación, sin que haya acceso camal. Este delito se agrava cuando el sujeto activo es un pariente en determinado grado, un sacerdote o un encargado de la educación o guarda del sujeto pasivo.

“Abusus”

Voz latina que hace referencia al derecho que tenían los propietarios de abusar de la cosa que les pertenecía, hasta el punto de poder destruirla. Representaba, pues, un aspecto de lo que hoy se llama abuso del derecho. | En otra interpretación, más cautelosa en cuanto al ejercicio dominical, potestad de consumir por el uso una cosa, un bien.

Academia

Originariamente, casa con jardín, cerca de Atenas, junto al gimnasio del héroe Academo, donde dieron sus enseñanzas Platón y otros filósofos. | En la actualidad, sociedad científica, literaria o artística establecida con autoridad pública (Dic. Acad.). | También, la casa en que se reúnen los académicos. Esa clase de academias existe en gran cantidad de países y tienen importancia dentro de las disciplinas jurídicas, porque entre aquellas instituciones ocupan destacado lugar las de Derecho o Jurisprudencia y las de Ciencias Morales y Políticas. Las academias tienen como finalidad promover el desarrollo y estudio de la rama del saber que a cada una de ellas corresponde y suelen tener carácter oficial. Llámanse también academias los establecimientos en que se instruye a quienes han de dedicarse a una carrera o profesión. Pueden, según los casos, ser de índole pública o privada.

Acantonamiento

Acción y efecto de acantonar fuerzas militares. | Sitio en que hay tropas militares. | Capitant dice que es la instalación, en casa de un habitante, de un efectivo de tropas, animales y material sin tener en cuenta las condiciones reglamentarias de alojamiento y sin otra condición que reservar el lugar indispensable para la vivienda de los habitantes de la casa. En mejor técnica española conviene hablar para lo definido por Capitant como de alojamiento (v.), por cuanto los cantones son guarniciones sui géneris en que no hay convivencia con civiles (L. Alcalá-Zamora).

Acaparamiento

Adquisición de grandes cantidades de un bien cualquiera de manera que su demanda normal, por la escasez artificial, provoque el alza de los precios. (v. AGIO, MONOPOLIO.)

Acarreador

Confinados los carros, cuyo conductor era en tiempos pasados el acarreador o carrero, en medios rurales más o menos atrasados, las funciones de este transportista se consideran en la voz porteador (v.).

Acarreo

En general, transporte de efectos o mercaderías. | En particular, ese porte en carro. De acarreo se llaman las tierras traídas de punto distante al actual, singularmente por la acción de las aguas de los ríos y de las lluvias. Su enfoque jurídico se establece a través de la accesión, el aluvión, la avulsión y la mutación de cauce (v.).

Acatamiento

Respeto, observancia, cumplimiento, obediencia voluntaria a un precepto o autoridad, aunque ello requiera cierto esfuerzo o provoque alguna repugnancia. (v. DESACATO.)

Acatólico

Creyente en Cristo que no es católico (v.), pese a ello.

Accedente

Que accede o consiente. La Academia reserva el participio para los tratados hechos entre príncipes.

Acceder

Consentir en lo solicitado. | Avenirse a lo propuesto o querido, base de los contratos. | Ceder en opiniones o derechos, para llegar a un acuerdo, conciliación o transacción (Dic. Der. Usual).

“Accensus” o “adcensus”

Voces latinas. Persona que actuaba como subalterno en cualquier clase de actividades, por lo común a las órdenes de los magistrados que gozaban del imperium, como los cónsules, pretores, dictadores y emperadores. Al principio eran elegidos de entre los soldados; posteriormente, de entre los libertos. Primitivamente, los accensi constituían una categoría de ciudadanos que figuraba en la clasificación atribuida a Servio Tulio y se desempeñaban como soldados complementarios. En la época clásica ejercían la función de ujieres en los tribunales.

“Acceptilatio”

Voz latina. En el Derecho Romano era una forma de extinguir las obligaciones; consistía generalmente en el acto por el cual el acreedor hacía constar, con una declaración de voluntad, que había recibido lo que le debía el deudor. Podía ser verbis o litteris, según que la obligación se hubiese contraído de palabra o por escrito.

Accesión

Además de sus significados etimológicos de acción y efecto de acceder, de consentir en lo que otro solicita y quiere, y de cópula camal, jurídicamente hace referencia al modo de adquirir el dominio según el cual el propietario de una cosa hace suyo no solo lo que ella produce, sino también lo que se le une o incorpora por obra de la naturaleza o por mano del hombre, o por ambos modos ala vez, siguiendo lo accesorio a lo principal. Capitant define la institución como modo de adquisición de la propiedad resultante de la incorporación natural de una cosa Escriche, un modo de adquirir lo accesorio por pertenecemos la cosa principal, o el derecho que la propiedad de una cosa mueble o inmueble da al dueño de ellas sobre todo cuanto produce o sobre lo unido accesoriamente por obra de la naturaleza o por mano del hombre, o por ambas causas a la par, y de ahí que pueda ser natural, industrial o mixta.

Accesión continua

Derecho que tenemos a las cosas cuando, por unirse a las nuestras, forman un solo cuerpo mediante la accesión natural (de la naturaleza), industrial (de la mano del hombre) o mixta, partícipe de ambas. Recibe aquel nombre por la continuidad o unión de dos o más cosas. Se contrapone a la accesión discreta (v.), según los términos de G. Cabanellas y L. Alcalá-Zamora.

Accesión de animales

Derecho del dueño de un predio para adquirir el dominio sobre los animales domesticados que, gozando de libertad, emigran y contraen la costumbre de vivir en esa finca. Para que ese derecho de dominio se produzca. es necesario que el propietario del fundo no se haya valido de ningún artificio para atraerlos; pues, si lo hubiere hecho, estará obligado a devolverlos o a indemnizar al propietario de los animales si éstos no pudieren ser identificados.

Accesión de posesiones

Reunión, en el poseedor actual, de las posesiones de dos personas diferentes, la suya y la de un poseedor anterior del cual trae causa, para poder así, sumadas ambas, prescribir más rápidamente (Cabanellas).

Accesión discreta

Derecho a las cosas que nacen de las nuestras (como las crías de animales) y a los productos de nuestras fincas. Llámase discreta por la separación de cuerpos. Se opone a la accesión continua (v.) (Dic. Der. Usual).

Acceso

Acción de llegar o acercarse. | Entrada o paso.

Acceso carnal

Acto de penetración sexual del órgano genital masculino en el cuerpo de otra persona, cualquiera que sea su sexo, se haga por vía normal o por vía anormal. Son expresiones equivalentes ayuntamiento camal, yacimiento, coito, concúbito y cópula. En Derecho Penal ofrece gran importancia, puesto que el concepto afecta los delitos de adulterio, estupro, corrupción y violación.

Accesorias de la condena

(v. PENA ACCESORIA.)

Accesorias legales

Reclamaciones de orden secundario que toman el carácter de complementos judiciales, tales como las costas y los intereses, que se solicitan conjuntamente con el objeto principal de la demanda.

Accesorio

Lo que depende de lo principal o se le une por accidente. En el lenguaje jurídico se dice que lo accesorio depende de lo principal, porque todo lo que complementa y depende de algo con existencia independiente y propia, es accesorio. En el Derecho Civil son cosas principales las que pueden existir por y para sí mismas, y cosas accesorias, aquellas cuya existencia y naturaleza están determinadas por otra cosa ala que están adheridas o de la cual dependen. En las obligaciones, una es principal y otra accesoria, cuando aquélla es la razón de la existencia de ésta.

“Accessorium sequitur principale”

Aforismo latino que establece el principio no solo de que lo accesorio sigue a lo principal, sino también de que la naturaleza jurídica de lo principal se transfiere a lo accesorio.

Accidental

Lo que no es esencial, y por ello puede concurrir o no en algo o en alguien. | Casual o fortuito. | Causado por accidente (v.) o referente a él. (v. SOCIEDAD ACCIDENTAL.)

“Accidentalia iudicii”

En el Derecho Romano, se consideraban partes accidentales o extraordinarias de la fórmula las que no eran típicas de acción alguna, pero que podían ser insertadas en cualquier fórmula si así lo querían las partes, a condición de que se reuniesen determinadas circunstancias y que tuviesen suficiente importancia para la posterior resolución del juez. Partes accidentales de la fórmula eran la exceptio y la praescriptio (Peña Guzmán y Argüello).

“Accidentalia negotii”

Locución latina. Con tecnicismo romano, cláusulas que las partes pueden incluir en el negocio jurídico sin que varíen su contenido ni SUS efectos; cabe señalar entre ellas la condición, el término, el modo, la fianza, la cláusula penal y otras similares (Peña Guzmán y Argüello).

Accidente

Calidad o estado que aparece en alguna cosa, sin que sea parte de su esencia o naturaleza. | Suceso eventual que altera el orden regular de las cosas o del que resulta daño para las personas o cosas. | Pasión o movimiento del ánimo. Indisposición o enfermedad que sobreviene repentinamente y priva de sentido, de movimiento o de ambas cosas (Dic. Acad.).

Accidente de trabajo o del trabajo

Para Marestaing, “la lesión corporal proveniente de la acción súbita y violenta de una causa exterior”. Según Cabanellas, “el suceso anormal, resultante de una fuerza imprevista y repentina, sobrevenido por el hecho del trabajo o en ocasión de éste, y que determina en el organismo lesiones o alteraciones funcionales, permanentes o pasajeras”. Dentro de un concepto clásico y romanístico de la responsabilidad, ésta se deriva del dolo o de la culpa, pudiendo tener la segunda un sentido penal o civil. Ateniéndonos al aspecto estrictamente civil, una persona sólo era civilmente responsable por los actos ocasionados culpable o negligentemente. Mas a fines del siglo pasado empiezan a surgir las teorías de la responsabilidad objetiva o por el hecho de las cosas, una de cuyas primeras manifestaciones fue la del riesgo profesional, según la cual se hizo recaer sobre el patrono la responsabilidad del accidente de trabajo sufrido por el trabajador en el ejercicio de sus labores o con ocasión de éstas, y ello, con entera independencia de que el accidente se hubiera producido por la culpa o negligencia del patrono, el cual quedaba obligado a resarcir ala víctima (o a sus derechohabientes) del daño en su capacidad laboral. El empleador había creado, en su provecho, un riesgo y tenía que afrontar sus consecuencias, de las que sólo podía eximirse demostrando que el accidente había sido intencionalmente producido por la víctima o debido a su falta grave. De ese modo se llegó a una verdadera inversión de la carga de las pruebas. No era ya que el trabajador accidentado tenía que probar la culpa del patrono, sino que era el patrono quien, para liberarse de la responsabilidad, estaba obligado a acreditar no ya su falta de culpa, sino la culpa grave del trabajador. Fácilmente se advierte que esto constituyó, probablemente, una de las revoluciones más trascendentales en la historia del Derecho. Es importante destacar que no basta ya aducir la culpa del trabajador. sino que se ha de probar que ésta fue grave, ya que la culpa leve o la ocasionada por la imprudencia profesional no exime al patrono de responsabilidad. No hay para qué añadir que la cuantía de la reparación es distinta según sea el daño sufrido por el trabajador, En su fijación difieren las diversas legislaciones. Sin embargo, cabe afirmar que el accidente puede haber dejado a la víctima una incapacidad meramente temporal, una incapacidad parcial permanente para el trabajo o una incapacidad absoluta y también permanente. Y aun dentro de esta última calificación, entra en lo posible que haya quedado incapacitado, como gran inválido, para desenvolverse en los menesteres de la vida diaria y necesite auxilio de otra persona. Si el accidente ha producido la muerte del trabajador, la indemnización corresponde a la viuda, a los hijos o a otras personas que estuvieren a su cargo y que reúnan las condiciones que las diversas legislaciones especifican. Si bien en una acepción vulgar se entiende por accidente el daño que se produce de manera súbita y violenta, en el sentido laboral que se está examinando, esa idea no es aplicable, ya que puede estar representado por una dolencia latente que es revelada por el trabajo, así como por una enfermedad específica del trabajo o genérica ocasionada en el trabajo. (v. ENFERMEDADES DEL TRABAJO.)

Accidente de tránsito

Es el que sufre una persona por el hecho de un tercero, cuando aquélla transita por vías o parajes públicos, generalmente a causa de la intensidad, la complejidad y la velocidad del tráfico de vehículos. Su manifestación habitual y frecuentísima es el choque de automotores y el atropello por ellos de los peatones. En el concepto clásico de la responsabilidad, para exigirla al autor del daño, tenía la víctima que probar la culpa de aquél (negligencia, imprudencia, infracción de reglamentos). Pero, al abrirse paso en las legislaciones la teoría de la responsabilidad objetiva o por el riesgo creado, se invirtieron los términos, estableciéndose la presunción de culpa del causante del daño, quien sólo podrá eximirse de responsabilidad demostrando unas veces que de su parte no hubo culpa (si el daño se causó con las cosas de que se sirve o tiene a su cuidado), y otras, que la culpa fue de la víctima o de un tercero (si el daño se causó por el riesgo o vicio de la cosa). Y como cualquier vehículo constituye un elemento que ofrece riesgo, resulta evidente que se ha implantado en algunas legislaciones la responsabilidad por el hecho de las cosas, con la consiguiente inversión de la prueba.

Accidente en el trayecto

Más conocido como accidente “in itinere”: es el que sufre el trabajador cuando va al trabajo o cuando vuelve de él. Acerca de si debe ser indemnizado por el patrono, se ha dividido la doctrina, y también la jurisprudencia de los diversos países, en tres tendencias bien definidas: su exclusión absoluta, su inclusión incondicional y su inclusión condicionada a determinadas circunstancias (medios obligados de transporte, caminos distantes o peligrosos). Sin embargo, la tendencia prevaleciente en la doctrina, en la legislación y en la jurisprudencia es la de reconocer que los accidentes “in itinere” deben considerarse como laborales a efectos del resarcimiento.

Acción

La Academia de la lengua, tomando esta voz en su acepción jurídica, la define como derecho que se tiene a pedir alguna cosa en juicio, y modo legal de ejercitar el mismo derecho, pidiendo en justicia lo que es nuestro o se nos debe. Para Capitant, es el remedio jurídico por el cual una persona o el ministerio público piden a un tribunal la aplicación de la ley a un caso determinado. Y para Couture es el poder jurídico que tiene todo sujeto de derecho, consistente en la facultad de acudir ante los órganos de la jurisdicción, exponiendo sus pretensiones y formulando la petición que afirma como correspondiente a su derecho. Bien se advierte que la acción está referida a todas las jurisdicciones. (v. ACCIONES.)

Acción administrativa

La que ejercitan los particulares frente a la administración pública, en su carácter de tal y no como persona jurídica del Derecho Civil, para reclamar los derechos de que se crean asistidos, bien porque el particular considere ilegal y lesivo para sus intereses el acto realizado o la resolución dictada por la administración, bien porque ésta trate de impedir que aquél lesione el interés público en materia reglada.

Acción anual

En el procedimiento romano, la de origen pretorio que sólo cabía entablar en el plazo de un año, contado desde la posibilidad de ejercicio por el interesado. | En la actualidad cabe aplicar este tecnicismo a las varias acciones cuya prescripción se produce por el transcurso de un año (G. Cabanellas y L. Alcalá-Zamora).

Acción aquiliana

En Derecho Romano, la originada en la ley Aquilia, para reprimir como delitos ciertos hechos preestablecidos y lesivos de los derechos ajenos. Si bien en un principio tal acción se refería a los daños causados a las cosas corporales, se extendió después a todo daño injustamente causado.

Acción arbitraria

En el Derecho Romano, aquella en la cual el juez ordenaba, a su arbitrio -y de ahí la denominación-, que el demandado diera al demandante una garantía, en la cual subordinaba la condena, en todo caso pecuniaria, al incumplimiento de tal orden. Todas las acciones reales eran arbitrarias, y también algunas de las acciones personales (Dic. Der. Usual).

Acción cambiaria

En lo mercantil, la que corresponde al portador de una letra de cambio, para demandar su cobro del librador o de cualquiera de los endosantes, a su elección, dada la responsabilidad solidaria de éstos. No ha de tratarse de letra perjudicada, por no haber cumplido los requisitos de presentación, aceptación y protesto en su caso. | La que pueden ejercitar los endosantes o avalistas para resarcirse de la letra por ellos pagada y frente al librador o endosantes anteriores. (v. LETRA DE RECAMBIO O DE RESACA.)

Acción civil

La que se ejercita mediante la interposición de la correspondiente demanda ante los jueces de esa jurisdicción, a efectos de reclamar el derecho de que el accionante se cree asistido.

Acción civil emergente del delito

(v. ACCIÓN PENAL.

Acción confesoria

La que en el Derecho Romano tendía a proteger un derecho de servidumbre. Es una acción real vinculada a la libertad del dominio privado y al ejercicio de los derechos que de éste se derivan. En el Derecho actual esta acción se ejerce tanto para la protección de servidumbres activas cuanto para el amparo de otros derechos reales.

Acción constitutiva

Recibe este nombre la que tiene como finalidad la creación, modificación o extinción de un derecho o situación jurídica.

Acción contraria

En la exposición de las acciones diversificadas que realizan G. Cabanellas y L. Alcalá-Zamora, se indica que se trata de la que compete al deudor que ha cumplido con la obligación dimanada de un contrato o de otra fuente obligatoria, para resarcirse, a cargo del acreedor, de las pérdidas o gastos legítimos hechos a consecuencia de tal relación jurídica. Deriva de actos extrínsecos a la obligación primitiva. (v. ACCIÓN DIRECTA.)

Acción criminal

Materialmente, el elemento físico o de ejecución externa del delito, como matar o robar. | Procesalmente, la que corresponde para pedir el castigo de un delito y la reparación de sus efectos. Ahora bien, todo delito produce dos acciones, a menos de excepcional indemnidad personal o patrimonial: una civil, para reclamar el resarcimiento y el interés de los daños causados, y criminal la otra, para el castigo del delincuente y satisfacción de la vindicta pública (v.) (L. Alcalá-Zamora).

Acción cuasi serviana

La reconocida al acreedor pignoraticio (v.) contra cualquier poseedor de la prenda, para perseguir las cosas afectadas a esa garantía y todos sus frutos (Dic. Der. Usual).

Acción de abandono

Según expone Luis Alcalá-Zamora, con esta expresión se comprende un complejo de actividad o de pasividad, según el enfoque que se prefiera para el acto de abandono, y un eventual acudimiento contencioso ante los tribunales. Lo primero se concreta por la declaración formal de que el asegurado hace dejación de las cosas aseguradas a favor del asegurador, que con ellas, a más de la prueba del siniestro, cuando hayan perecido totalmente en éste, tiene una posibilidad de compensación residual. De otra parte, cuando el asegurador no acepta la situación y hay que resolverla por la vía judicial, entonces, según sigue manifestando el autor citado, ejercita la acción de abandono, con finalidad plural, por cuanto persigue: 1º) que se reconozca la procedencia del abandono material, 2º) que se reconozca la pertinencia del abandono jurídico o traslación de derechos anteriores sobre lo asegurado a favor del asegurador, y 3º) que, muy probablemente, sea fase previa a la reclamación forzosa de la cantidad que el seguro debe abonarle a la víctima patrimonial. (v. ABANDONO DEL BUQUE y DE COSAS ASEGURADAS.)

Acción de agravación

Denomínase así la que puede ejercer la víctima ya resarcida de un accidente laboral cuando experimenta, con posterioridad, un empeoramiento en su salud física o mental que sea imputable a tal infortunio. Contra la autoridad tradicional de la cosa juzgada, se admite esta revisión. precisamente por fundarse en una situación nueva, que el fallo precedente no había podido tener en cuenta. No se trata de enmendar un error judicial, sino de superar una absoluta imposibilidad de prever la evolución ulterior de la incapacidad laboral.

Acción de alimentos

La que se ejercita en su reclamación. (v. ALIMENTOS.)

Acción de amparo

Amparo (v.).

Acción de colación

La procesal que se ejerce para obtener la colación de bienes (v.) en una sucesión o las rectificaciones pertinentes o pretendidas en la materia.

Acción de complemento

La que persigue en juicio el complemento de legítima (v.) para un heredero forzoso.

Acción de condena

La que se ejerce cuando al órgano jurisdiccional se le pide que imponga una situación jurídica al sujeto pasivo de la acción. La finalidad consiste tanto en obtener la declaración de un derecho como su ejecución por medio de una sentencia (Dic. Der. Usual).

Acción de desalojo

Llamada también de desahucio, es la que ejercita el arrendador para el lanzamiento del arrendatario de una finca rústica o del inquilino de un predio urbano.

Acción de despojo

La concedida a cualquier poseedor despojado y a sus herederos para recobrar la posesión de los inmuebles, aunque sea viciosa, sin obligación de presentar título alguno ante el despojante, sus herederos y cómplices, aunque sea el dueño del inmueble. Solamente dura un año desde el acto del despojo, por cuanto, con año y día, hasta un usurpador cuenta ya con la protección del interdicto (v.) de retener. Naturalmente, para no consolidar la injusticia, el despojante con título tiene otros medios: si es mejor poseedor, la acción publiciana; si es propietario, la acción reivindicatoria (v.).

Acción de división de la cosa común

Esta manifestación procesal se afirma en el aforismo romano: Nemo in communione potest in-vitus detineri (nadie puede ser obligado a permanecer en la indivisión), lo cual ofrece la posible atenuación de la indivisión convencional, siempre que por su duración no entre en la zona objetada de las vinculaciones, la de la indivisión forzosa, la dispuesta por el causante, y sujeta también a límites temporales por el legislador, o la absoluta que provenga de la naturaleza de la cosa, como acontece con las partes comunes en la propiedad horizontal. De no estar en los supuestos restrictivos o prohibitivos expresados, esta acción corresponde a cualquiera de los condóminos, contra los restantes, para proceder a la división de la cosa común (v.), que puede concretarse en la efectiva distribución del bien en partes alícuotas o en la solución genérica de compartir el precio que se obtenga en la venta que se haga. Es acción imprescriptible.

Acción de enriquecimiento indebido

La que permite reclamar lo pagado por error y sin ser debido o para obtener la restitución o entrega de cualquier cosa, habida o retenida por otro sin causa suficiente y contra mejor derecho, con beneficio para él y perjuicio patrimonial para quien reclama.

Acción de estado

La que se ejercita a efectos de establecer o de modificar el estado civil de una persona.

Acción “de in rem verso”

En el Derecho Romano, la que podía ejercitar el perjudicado contra el pater familias que hubiera enriquecido su patrimonio con la actividad del hijo o del esclavo, fuese contractual o delictuosa. En el Derecho posterior está representada dicha acción por la que puede ejercerse en contra de quienes se hubieren enriquecido sin causa en perjuicio del demandante.

Acción de jactancia

(v. JACTANCIA)

Acción de nulidad

La que persigue que un acto jurídico sea declarado nulo. (v. ANULABILIDAD, NULIDAD.)

Acción de partición de herencia

La que pueden ejercer con fundamento los herederos, sus acreedores y cuantos posean en la sucesión un derecho reconocido legalmente, para pedir ante los tribunales la división hereditaria, aun cuando haya sido prohibida por el testador. Existe el obstáculo temporal de que algunos legisladores permiten al testador establecer una pro indivisión obligada durante un lapso que no suele ir más allá de un quinquenio.

Acción de petición de herencia

La que puede entablar el heredero testamentario o ab intestato para que se le transmitan de derecho y de hecho los bienes de una sucesión que a él le hayan sido dejados o que por ley le pertenezcan.

Acción de reducción

La que corresponde a los herederos legitimarios para obtener la declaración de inoficiosidad de las liberalidades (legados y donaciones) del testador en cuanto perjudiquen la legítima de los herederos. (v. DONACIÓN INOFICIOSA, LEGÍTIMA; REDUCCIÓN DE DONACIONES Y DELEGADOS.)

Acción de regreso

En virtud de la obligación solidaria que pesa sobre los libradores, aceptantes, endosantes o avalistas de una letra de cambio (v.), el portador o tenedor de ésta, cuando no se le haya pagado en tiempo y forma, puede demandar a cualquiera de las personas que hayan intervenido con uno u otro carácter de los expresados, sea individual o colectivamente y sin atenerse a ningún orden cronológico, ni sucesivo ni regresivo, en cuanto alas obligaciones contraídas en este documento cambiario. Esa facultad procesal se llama acción de regreso, porque se vuelve o se represa hacia quienes estaban obligados con anterioridad. En virtud de esta acción cabe exigir: 1º) el importe de la letra de cambio no aceptada o no pagada, más los intereses, de haberse estipulado; 2º) a partir del vencimiento de la letra, los intereses fijados en el título o los legales; 3º) los gastos de protesto, aviso y demás. Quien tenga derecho a ejercitar la acción de regreso puede reembolsarse también, salvo cláusula en contrario, por medio de una letra de recambio o de resaca (v.).

Acción de reivindicación

Acción reivindicatoria (v.).

Acción de rendición de cuentas

Incumplida la obligación legal o convencional de dar cuenta de la gestión de un patrimonio o de determinados bienes, confiados a un gerente, administrador o gestor, y exigida por el titular de aquéllos, puede demandarse en juicio la presentación de tales cuentas. La negativa a rendirlas, la inexactitud en ellas, la falta de comprobantes o lo inmotivado de los desembolsos origina siempre un resarcimiento de daños y perjuicios por el administrador infiel y no excluye la responsabilidad penal por la malversación o indebida apropiación de dinero y demás bienes muebles o inmuebles.

Acción de repetición

Aquella que tiene por objeto obtener la restitución de la cosa o cantidad dada en pago, por error de hecho o de derecho, por quien se creía deudor. El obligado o demandado es el que recibió indebidamente. (v. COBRO DE LO INDEBIDO.)

Acción de rescisión

Acción rescisoria (v.).

Acción de revisión

En materia de accidente de trabajo (v.) y de enfermedades personales, se denomina así la acción que la víctima o el responsable que haya reparado el infortunio posee para obtener un nuevo pronunciamiento judicial, de acuerdo con la evolución de la incapacidad o lesión del trabajador. Esta posibilidad procesal, que alarma a los creyentes por demás en la santidad de la cosa juzgada (v.). la impone la evidencia de la realidad, que no siempre permite en el momento de la sentencia una apreciación definitiva, y la consiguiente tasación económica, del riesgo laboral sufrido. El fundamento innegable se encuentra en que las lesiones psíquicas y físicas pueden agravarse o mejorarse con posterioridad al fallo de la justicia. Esta, cuya majestad se comprometería en otro supuesto, no permite que el trabajador agravado quede sin un resarcimiento suplementario, ni podría consentir, salvo tolerante complicidad, que el empresario o la compañía aseguradora que haya hecho efectiva una reparación, prolongada en el tiempo en forma de renta o pensión, sea defraudada por mantenerse el abono de sumas muy superiores ya a males reducidos o del todo superados. El trabajador no tiene interés sino en el supuesto de acción de agravación (v.). Por parte del empresario, el interés proviene de la curación plena y la rehabilitación o de una notable mejoría de la víctima laboral, que deberá conducir a la consiguiente disminución y hasta a la supresión de las prestaciones ulteriores.

Acción de saneamiento

La que compete al comprador contra el vendedor cuando, por evicción (v.). ha perdido aquél, o teme perder, la cosa comprada.

Acción de separación de patrimonios

Acción que puede entablar cualquier acreedor de la sucesión, a fin de que se proceda a la separación del patrimonio del deudor fallecido, respecto del patrimonio de sus herederos, de modo que los acreedores de la sucesión puedan cobrar sobre el patrimonio atribuible a ésta, con preferencia a los acreedores de los herederos.

Acción de simulación

La judicial que pretende invalidar un acto simulado u obtener la rectificación o indemnización pertinente. (v. SIMULACIÓN.)

Acción declarativa

La que persigue la comprobación o fijación de una situación jurídica. (v. ACCIÓN CONSTITUTIVA)

Acción directa

La que en su propio nombre ejercita una persona contra el causahabiente de quien con él contrató y prescindiendo de éste; por ejemplo, la del mandante contra el substituto del mandatario, la de la víctima de un accidente contra el asegurador por cuenta del responsable. Representa la acción opuesta a la acción oblicua, indirecta o subrogatoria (v.).

Acción divisoria

De manera evidente, la que pretende una división patrimonial o de una universalidad de derechos. Se agrupan en esta especie, con las respectivas designaciones romanas, la de división de la cosa común o de un condominio (actio communi dividundo), la de partición de herencia (actio fumiliae erciscundue) y la dirigida al deslinde de propiedades contiguas (actio finium regundorum).

Acción ejecutiva

(v. EJECUCIÓN.)

Acción ejercitoria

La que se reconoce contra el dueño de un buque, por los contratos que, en su nombre o por su orden, haya llevado a término el capitán.

Acción estimatoria

La que compete al comprador o a otro adquirente por título oneroso, como el permutante o el que recibe la dación en pago o la dote estimada, para que el vendedor u otro transmisor reduzca el precio o la estimación, por los vicios o defectos ocultos de la cosa recibida, así como si no existe la cantidad convenida o la extensión indicada (Dic. Der. Usual). (v. ACCIÓN REDHIBITORIA.)

Acción exhibitoria

Aquella que puede ejercitar el que demande una cosa mueble, y antes de efectuarlo, para que se le muestre o se le exhiba, a fin de determinar si se trata de la que pretende pertenecerle o sobre la cual cuenta con algún derecho de ejercicio negado o perturbado.

Acción ficticia

En el procedimiento romano de las acciones pretorias “in ius': la que contenía en su intento una ficción, en virtud de la cual correspondía condenar como si en efecto estuvieran dadas las condiciones supuestas para la procedencia de la acción. Uno de los medios utilizados para ensanchar la protección jurídica en Roma.

Acción honoraria

En Roma, la que provenía de los edictos pretorios y de los ediles u otros magistrados, y no del Derecho Civil en el sentido restrictivo de entonces.

Acción imprescriptible

Por supuesto, la que carece de plazo prescriptivo y cabe ejercer, por tanto, en cualquier instante, por pasividad prolongada que se haya registrado, Tales son, pues han de contar con este privilegio o fundamento expreso en la ley, las concernientes al estado civil y ala condición de las personas, como la nulidad del matrimonio y el reconocimiento de la filiación. Entre las de índole real o relativas a los bienes, es imprescriptible la acción divisoria (v.).

Acción indirecta

(v. ACCIÓN OBLICUA.)

Acción institoria

En el Derecho Romano, la que permitía, a quien había contratado con un hijo de familia o con un esclavo, demandar al pater familias o al dueño el pago de la deuda contraída por aquéllos.

Acción mixta

En el Derecho Romano, donde se daba determinada acción para determinada pretensión, las acciones se dividieron en reales, si su objeto era reclamar un derecho de propiedad o relacionado con ella; personales, cuando se reclamaba un derecho de crédito, consistente por parte del deudor en una obligación de dar, hacer o prestar, y mixtas, que eran aquellas en las cuales la pretensión tenía su origen en un derecho de crédito y en un derecho real, como la finium regundorum, la communi dividundo y la familiae erciscundae (deslinde de las propiedades colindantes, división de la cosa común y partición de herencia). En el Derecho moderno, esa distinción carece de interés procesal, ya que la acción y el derecho a ejercitarla son únicos e independientes del derecho reclamado.

Acción negatoria

La que tiende a restablecer, en favor de los poseedores de inmuebles, el libre ejercicio de un derecho real que les es desconocido o negado por terceras personas. La acción negatoria corresponde tanto a los poseedores de inmuebles cuanto a los acreedores hipotecarios. Se da contra cualquiera que impida el derecho de poseer, aunque sea el dueño del inmueble, que se atribuya sobre él alguna servidumbre indebida.

Acción noxal

En el Derecho Romano, la que podía ejercitar el damnificado por un delito cometido por un alieni iuris, por un esclavo o por un animal, contra el pater familias o contra el propietario

Acción regresiva

con el reintegro del precio pagado y de los gastos efectuados.

Acción regresiva

La acción cambiaria (v.) entablada contra algún endosante anterior o contra el librador.

Acción reivindicatoria

Aquella que tiene por objeto el ejercicio, por el propietario de una cosa, de los derechos dominicales, a efectos de obtener su devolución por un tercero que la detenta.

Acción rescisoria

Rescisión (v.).

Acción resolutoria

La ejercida para que se proceda a la resolución (v.) forzosa de un contrato u obligación a que no se accede extrajudicialmente.

Acción revocatoria o pauliana

La que corresponde a los acreedores a efectos de que sean revocados todos los actos que en su perjuicio haya realizado dolosa o fraudulentamente el deudor.

Acción serviana

Según los términos del Diccionario de Derecho Usual, en el procedimiento romano, aquella que permitía, por la ficción de que el emptor bonorum era heredero del difunto, que el adquirente de los bienes de un deudor insolvente fallecido procediera contra los deudores del de cuius a reivindicar los bienes a él pertenecientes. | A fines de la república, la acción real pretoria que permitía al arrendador de un fundo rústico, cuando no se le hubiera pagado la renta vencida, para reclamar la posesión de los instrumentos destinados a la explotación afectos a la seguridad de su crédito. (v. ACCIÓN CUASI SERVIANA.)

Acción subrogatoria

Acción oblicua (v.).

Acción subsidiaria

La que sólo cabe entablar luego de intentar otro trámite o recurso, o cuando éstos no resultan posibles (v. ACCIÓN RESCISORIA.) | La concedida al pupilo romano, luego de examinados los hechos (cognita causa), en virtud de un senado-consulto de Trajano, contra los magistrados inferiores que hubieran propuesto tutores insolventes a los magistrados superiores o aceptado cauciones sin solvencia.

Acción útil

La que el pretor romano ampliaba de la esfera civil a casos o situaciones no comprendidos en su estructura primera. | Más en concreto, en otro enfoque, la utilizable por el cesionario de un crédito contra el deudor objeto de la cesión, en su propio nombre.

Accionariado obrero

Entre las aspiraciones de algunos trabajadores, cabe señalar la relativa a su participación en los beneficios de la empresa en que trabajan. No obstante lo atrayente que a primera vista se presenta esa reivindicación, es rechazada por aquellos grupos políticos que aspiran ala socialización de los medios de producción, por entender que toda vinculación de los intereses de los trabajadores con los de los empresarios entorpece el logro de la aspiración revolucionaria del proletariado. Entre los sistemas de participación de los trabajadores en los beneficios de la empresa, figura el defendido especialmente por las organizaciones cristianas de trabajadores, mediante el cual, en las sociedades industriales o mercantiles por acciones, las que inicialmente corresponden al capital se van convirtiendo en acciones de trabajo. A tal efecto, una parte de los beneficios empresarios se destina a los trabajadores, pero, en lugar de entregárseles en metálico, se les entrega en acciones, que disminuyen en igual cuantía las acciones de capital, hasta que la empresa quede de propiedad de los asalariados. Aun cuando se han hecho algunos ensayos de ese sistema, ofrece dificultades notorias en su práctica, derivadas especialmente de la forma de distribuir las acciones entre los trabajadores; pues, si se hace individualmente, cuando éstos dejan de trabajar, se convierten en capitalistas en cuanto a las acciones que posean, y si las acciones se afectan colectivamente a los trabajadores de la empresa, para distribuir entre ellos los dividendos que produzcan, el sistema se convierte, para cada trabajador, en una mera participación en los beneficios.

Acciones

Títulos representativos de las partes de capital que integran las sociedades mercantiles o industriales, constituidas como anónimas, en comandita por acciones, cooperativas y de economía mixta. Las acciones pueden ser, por su titularidad, nominativas, a la orden o al portador, o, según otra terminología, acciones al portador, acciones normativas endosables y acciones nominativas no endosables. Por la calidad de los derechos que confieran, hay acciones ordinarias, preferidas, privilegiadas o diferidas, según que representen el tipo corriente y no tengan ninguna ventaja ni sobre el reparto de los dividendos, ni en la parte de capital en caso de liquidación de la sociedad; que gocen de un interés determinado que ha de pagarse con preferencia con el importe de las utilidades; que al llegar el momento de la liquidación den derecho a cobrar el importe de la acción con preferencia legal sobre los demás accionistas, pudiendo también dar un derecho al cobro de un capital determinado, o que solamente den derecho a percibir dividendos después de que los titulares de las preferidas hayan percibido el beneficio mínimo estatutariamente determinado. Por la forma de la aportación del capital, pueden ser acciones de capital, de industria y de trabajo, según que representen un aporte en dinero, en trabajo industrial o en trabajo personal. Llámame acciones o partes de fundador las que se entregan a los socios que han fundado la entidad y que suelen gozar de privilegios o ser gratuitas en su primera asignación; deprima, las cedidas por los fundadores a quienes de algún modo han contribuido a organizar la empresa; liberadas, cuando ha sido totalmente desembolsado su importe de capital. Son acciones de aporte las que se entregan a cambio del valor de bienes muebles o inmuebles que se ingresan en la sociedad; de goce, cuando se entregan a los accionistas que han retirado anticipadamente su capital por la amortización total de sus acciones, Caso en el cual, si se llega a la liquidación de la sociedad, el capital excedente después de cubiertas las cuotas correspondientes alas acciones de capital, se reparte a prorrata con las acciones de goce. Se denominan de voto plural, privilegiado o preferente aquellas que confieren a su titular un mejor derecho de voto en relación con otros accionistas. (v. ACCIÓN.)

Acciones “adiecticiae qualitatis”

Las que en el Derecho Romano tenían por finalidad fundamental reconocer la responsabilidad del padre de familia acerca de las obligaciones y deudas contraídas por quienes estaban sujetos a su patria potestad; se amplió más adelante su dominio, para que pudiera valerse de ellas cualquier sujeto en otras situaciones. Entre tales acciones podían contarse: 1º) la actio de peculio, ejercitable en aquellos casos en que el pater familias resolvía efectuar una afectación patrimonial de parte de sus bienes en favor de quienes estaban sometidos a su autoridad, alcanzando la responsabilidad de éstos hasta el importe afectado; 2º) la actio tributo-ria, que se podía ejercitar cuando el patrimonio del pater familias había sido afectado por el esclavo o el hijo con la autoridad de aquél, para una actividad industrial o comercial, lo que hacía imposible posteriormente cancelar las obligaciones contraídas, supuesto en el cual los pagos se hacían proporcionalmente a los créditos, ingresando el pater familias a la masa como acreedor de ciertas obligaciones; 3º) la actio de in rem verso, sólo eficaz para los casos en que el pater familias hubiera visto enriquecido su patrimonio con la actividad del hijo o esclavo, hipótesis en la cual los acreedores obtenían prácticamente del pater familias la cancelación total de sus créditos, sin que hubiese una exacta correspondencia con el enriquecimiento que significaba la existencia de otros acreedores peculiares; 4º) la actio quod iusso, que tenía lugar cuando el hijo o el esclavo contrataba con terceros por mandato del pater familias, respondiendo solidariamente el mandante v los mandatarios; 5″) la actio exercitoria, para aquellos casos en que el exercitor navis (armador) designaba un capitán de la nave, facultándolo para tratar con terceros (C. R. O. en Encic. Jur. Omeba).

Acciones cambiarias

Acciones basadas en los títulos de crédito. Se trata de acciones que requieren de esos títulos para su existencia y ejercicio. Pueden ser directas, cuando se dirigen contra el aceptante de una letra de cambio, contra los avalistas y contra los libradores de pagarés, o de regreso, cuando se dirigen contra el librador de una letra de cambio, endosantes anteriores y avalistas de unos u otros.

Acciones causales

Las basadas en las relaciones causales vinculadas con la creación y circulación de títulos de crédito.

Accionista

Sujeto de derecho que integra una sociedad anónima o una en comandita por acciones (v.) y que en tal concepto posee una parte del capital accionario.

“Accipiens”

Voz lat. En el Derecho Romano llamábase así la persona que recibía el objeto del contrato o la propiedad, por oposición al tradens, quien lo transmitía. | En la actualidad, designa la persona acreedora de la obligación de otra. Es, por lo tanto, un término equivalente a acreedor (v.). Constituye concepto opuesto al de solvens (v.).

Acefalía

Calidad de acéfalo o falto de cabeza. Jurídicamente, es el estado de la sociedad, comunidad o secta que no tiene jefe. De ahí que, en Derecho Político, se hable de acefalía con referencia a la situación que se produce cuando no existe titular en el más alto cargo de alguno de los poderes del Estado, generalmente el Ejecutivo. Claro es que la situación de acefalía difícilmente se puede producir, ya que la Constitución o las leyes prevén la sustitución inmediata del titular que fallece, se incapacita, renuncia o es depuesto. La situación puede también referirse a relaciones de orden privado, como cuando una sociedad, asociación, sindicato o cualquier otra agrupación se encuentra privada de sus dirigentes naturales.

Acensuar

Es el acto de constitución o imposición de censos (v.) y que, en las legislaciones que los admiten, puede hacerse por convenio entre partes o por testamento. Algunas legislaciones, como la argentina, no admiten la constitución de censos, sean ellos enfitéuticos, consignativos, reservativos, comunes, desamortizados, graciosos, irredimibles, mixtos o con señorío directo o mediato.

Aceptación

Acto por el cual una parte admite o aprueba lo que otra ha ofrecido o dejado. (v. OFERTA.)

Aceptación contractual

Manifestación de voluntad representativa del consentimiento de las partes intervinientes en un contrato, para cumplir las obligaciones que de él se derivan. Se puede hacer de manera expresa, consistente en la declaración oral, escrita o por signos inequívocos, o de manera tácita, si se exterioriza por actos o hechos que la hagan presumir.

Aceptación de cargo

Acto mediante el cual una persona se aviene a desempeñar una determinada función para la cual ha sido designada. Por regla general, la expresión se utiliza con referencia a los empleos o cargos públicos y lleva implícito el compromiso, a veces bajo juramento, de su buen y honesto desempeño. El concepto es también aplicable a la aceptación de las funciones de orden civil o procesal, como perno, albacea, síndico, tutor, curador, administrador.

Aceptación de donación

La que hace el donatario con respecto a la cosa donada por el donante.

Aceptación de herencia

Declaración expresa o tácita que hace el sucesor o heredero del causante de tomar para sí la herencia con los derechos y obligaciones que supone dicha sucesión. La aceptación puede ser pura, sin reserva de ninguna clase, o a beneficio de inventario, limitando el sucesor su responsabilidad por las deudas del causante al importe de los bienes recibidos en herencia, excluidos los suyos propios.

Aceptación de legado

Cabe señalar que, por regla general, las legislaciones civiles no exigen al legatario que haga una manifestación expresa de aceptación del legado, sino que, inversamente, se supone siempre aceptado mientras no conste que ha sido repudiado, pero, después de aceptado, no puede repudiarse por las cargas que lo hicieren oneroso. Como tampoco puede aceptarse una parte del legado y repudiarse otra. Habiendo dos legados, uno con cargo y otro libre, a favor de un mismo legatario, no puede éste repudiar el primero y aceptar el segundo. Repudiado un legado, pueden aceptarlo los acreedores del legatario.

Aceptación de letra de cambio

Compromiso que adquiere la persona contra la cual se ha librado una letra de cambio (v.) de pagarla a su vencimiento. La aceptación se hace constar en el mismo documento de crédito, mediante la firma del librado.

Aceptación de mandato

La que hace el mandatario con respecto al mandato que le confiere el mandante. Esta aceptación puede ser expresa o tácita.

Aceptación de poder

Acto corriente en la actividad judicial por el cual el procurador toma la representación del poderdante en la tramitación de asuntos que se han de seguir ante los tribunales de justicia. La aceptación puede ser expresa o tácita, manifestándose generalmente por el mero hecho de la presentación ante el tribunal en que se actúe.

Aceptación expresa

La formulada de palabra o por escrito de manera inequívoca en cuanto a la voluntad afirmativa ante una propuesta o requerimiento.

Aceptación pura y simple

La que no incluye condición, plazo ni modo. | En lo sucesorio, la que manifiesta que se recibe la herencia sin más, con exclusión del beneficio de inventario (v.).

Aceptación tácita

La que surge de los hechos, de la ejecución adecuada o de la actitud que se ajuste a lo propuesto o requerido.

Aceptante

Quien admite una oferta, proposición o propuesta. | Persona que aprueba algún hecho o acto jurídico ejecutado a su favor. | El que promete pagar una letra de cambio (v.) a su vencimiento (Dic. Der. Usual).

Acequia

Zanja o canal por donde se conducen las aguas para regar y para otros fines. Su carácter de bien de dominio público o de dominio privado dependerá de la condición jurídica de los terrenos en que esté situada y por los cuales discurran las aguas. Las acequias pueden ser afectadas por las normas relativas a la servidumbre de acueducto cuando se den las condiciones reguladoras de ésta, ya que, en definitiva, la acequia no es sino un acueducto natural o artificial.

Acervo

Conjunto de bienes comunes e indivisos. De ahí que se hable de acervo común refiriéndose ala herencia no dividida o ala masa que corresponde a los acreedores. Con esa expresión se alude asimismo a los bienes patrimoniales de propiedad de una colectividad de personas.

Aclamación

Acción y efecto de aclamar, de dar voces la multitud en honor y aplauso de alguna persona | Otorgamiento, por voz común, de algún cargo u honor. En las asambleas o cuerpos colegiados, es una de las formas de votar y de adoptar acuerdos, reveladora de la unanimidad de criterios.

Aclaratoria de sentencia

Corrección y adición de ésta a efectos de aclarar cualquier concepto dudoso, corregir cualquier error material y suplir cualquier omisión. (v. RECURSO DE ACLARACIÓN O DE ACLARATORIA DE SENTENCIA.)

Acogido

Persona pobre o desvalida a quien se admite y mantiene en establecimiento de beneficencia. | Conjunto de reses que entregan los pegujaleros (labradores de poca siembra o labor y ganaderos de poco ganado) al dueño del rebaño principal, para que las guarde y alimente por precio determinado. | Referido el concepto a España, en la Mesta, el ganado que el dueño o arrendatario de una dehesa admitía en ella y podía echar cuando quisiera.

Acolitado

La principal de las cuatro órdenes menores en lo eclesiástico.

Acólito

Religioso al que se le confiere el acolitado (v.). | Simple monaguillo, sin orden alguna en lo eclesiástico.

Acordada

Resolución de carácter administrativo y general que dictan las cortes y tribunales supremos de justicia en uso de sus facultades de superintendencia y dentro de los límites de su jurisdicción, para regular sus propias actividades y las de todos los organismos judiciales que de ellos dependen. En España se llamaron así las determinaciones que, con carácter general y sobre cuestiones relativas a la administración de justicia, adoptaba el Consejo de Castilla. En la ARGENTINA, también dictaron autos acordados la Real Audiencia y posteriormente la Cámara de Apelación y Superior Tribunal de Justicia de la provincia de Buenos Aires. Con el nombre de La Acordada se creó en Méjico, el año 1710, una organización destinada a la persecución y juzgamiento de los salteadores de caminos. También, nombre de la cárcel en que eran custodiados.

Acostamiento

En la Edad Media, estipendio que el rey debía a sus vasallos contra el servicio de ellos y cierto número de lanzas u hombres armados en tiempo de guerra. | Igual remuneración que los señores daban a sus vasallos para que los acompañaran a la guerra.

Acotación o acotamiento

Acción y efecto de acotar (v.).

Acotar

Amojonar, dividir o señalar términos entre dos pueblos. | Reservar, dentro de la jurisdicción de un pueblo con tierras de pasto común, una parte de terreno, para que no se dañe el arbolado, o para que entre sólo el ganado de labor u otro de aprovechamiento común. | Cerrar una heredad para substraerla de ese aprovechamiento. |Anotar al margen de un escrito. | Poner cotos o mojones para reservarse el disfrute de un terreno o para vedarlo en absoluto a los demás. |Atestiguar en la fe de un tercero o basándose en un escrito (Dic. Der. Usual).

Acrecentamiento

Acción y efecto de acrecentar, de mejorar, enriquecer y enaltecer. Jurídicamente ofrece importancia en múltiples aspectos, pero de modo especial en los relativos a la accesión y al aluvión (v.).

Acrecer

(v. DERECHO DE ACRECER.)

Acreditar

En sentido diplomático se entiende por tal el hecho de que un Estado asegure a otro la autenticidad de los poderes de un enviado o jefe demisión, a efectos de que el Estado recipiendario reconozca aquella calidad al representante enviado. Esa garantía se hace constar en las cartas credenciales dirigidas por un jefe de Estado a otro y, en ocasiones, por un ministro de Asuntos Extranjeros a otro de la misma rama ministerial en distinta nación. En acepciones más generales y de interés jurídico y económico, dar crédito del dicho de una persona. | Conformar como cierta una manifestación. | Abonar o poner en crédito a alguna persona o cosa. | Probar, demostrar. | En el comercio, abonar, tomar en cuenta. | Asentar partidas en el haber de una cuenta corriente.

Acreedor

El que tiene acción o derecho a pedir el cumplimiento de alguna obligación. | Que tiene mérito para obtener alguna cosa (Dic. Acad). | Calidad o atributo del titular de un derecho de crédito. Es el aspecto activo de la obligación, el poder jurídico en cuya virtud una persona (acreedor) puede exigirle a otra (deudor) un determinado comportamiento (Couture). | El que tiene acción o derecho para pedir alguna cosa, especialmente el pago de una deuda, o exigir el cumplimiento de alguna obligación (Cabanellas).

Acreedor anticresista

El que tiene el derecho de ser puesto en posesión de un inmueble de su deudor para aplicar su rendimiento económico al pago de su crédito, garantizado así con anticresis (v.).

Acreedor común o simple

El titular de un derecho de crédito que no tiene ninguna preferencia o privilegio para exigir de otro, del deudor, determinado comportamiento. Es, por lo tanto, según afirma Cabanellas, el opuesto al hipotecario, al pignoraticio, al que cuenta con garantía o prelación legal o convencional para el cobro de sus créditos.

Acreedor con privilegio especial

Aquel que tiene preferencia para percibir su crédito con relación a otras categorías de acreedores, pero sólo sobre determinados bienes en concreto. (v. ACREEDOR CON PRIVILEGIO GENERAL.)

Acreedor con privilegio general

En relación con el quebrado suelen poseer este carácter, que les asegura preferencia crediticia y de cobro sobre la generalidad de los bienes, los siguientes acreedores: 1) por gastos funerarios, si la quiebra es posterior al fallecimiento; en caso inverso, se precisa intervención del síndico y aprobación judicial; 2) por los gastos de última enfermedad; 3) por los salarios del personal del quebrado, durante un semestre aproximadamente; 4) por alimentos suministrados al deudor y a su familia, por plazo análogo al anterior; 5) por los créditos del fisco y por impuestos municipales. (v. ACREEDOR CON PRIVILEGIO ESPECIAL.)

Acreedor de dominio

El que, por conservar o gozar del dominio sobre alguna cosa, tiene acción para pedirla. Caso típico es el del propietario de bienes que estuvieren en poder del quebrado en concepto de prenda, administración, depósito o arrendamiento.

Acreedor de la sucesión

Persona que puede intervenir en el juicio sucesorio por tener un crédito originado en una obligación del causante o en las deudas ocasionadas con motivo de la apertura de la sucesión.

Acreedor hipotecario

El que tiene garantizado su crédito con el derecho real de hipoteca (v.), constituido a su favor sobre un inmueble de propiedad del deudor.

Acreedor mancomunado

El que junto con otro u otros es titular de un crédito contra uno o más deudores, pero sin poder exigir más que su parte, y no toda la deuda. (v. ACREEDOR SOLIDARIO.)

Acreedor ordinario

El que, ante un concurso de acreedores, o en una quiebra, no cuenta con privilegio o prelación alguna. Se opone al acreedor privilegiado (v.) y se lo llama también quirografario si tiene constancia documental pero tan sólo privada. (v. ACREEDOR VERBAL.)

Acreedor personal

El que no dispone, contra su deudor, sino de acción personal (v.).

Acreedor pignoraticio o prendario

El que tiene garantizado su crédito con bien mueble de propiedad del deudor, ya pase la cosa prendada a poder del acreedor, ya continúe en manos del deudor en concepto de depósito. (v. PRENDA.)

Acreedor privilegiado

Se denomina así el que, por disposición de la ley, tiene preferencia sobre los demás acreedores para el cobro de su crédito. La determinación puede recaer sobre todos los bienes, sólo sobre inmuebles o sólo sobre muebles. En la legislación habitual tienen privilegio: Sobre la generalidad de los bienes del deudor los gastos de justicia hechos en interés común de los acreedores, los que cause su administración durante el concurso y los créditos fiscales por impuestos directos e indirectos. Sobre la generalidad de los muebles, los gastos funerarios, los de última enfermedad, durante seis meses; los salarios de la gente de servicio y de los dependientes, por seis meses; los de los trabajadores a jornal, por tres meses; los alimentos suministrados al deudor y a su familia, durante los últimos seis meses, y los impuestos públicos. Sobre ciertos muebles, los créditos por alquiler de fincas rústicas o urbanas, en cuanto a los muebles que se encuentran en la casa o sirven para la explotación rural, aunque no pertenezcan al locatario; los créditos a favor del posadero, sobre los efectos introducidos en la posada; los créditos sobre los efectos transportados que el transportista tenga en su poder o en el de sus agentes; las sumas debidas por las semillas y gastos de cosecha, sobre el precio de ésta; los créditos prendarios, sobre las cosas prendadas; los créditos de los obreros o artesanos, por el precio de la mano de obra, sobre la cosa mueble reparada o fabricada; los créditos por venta de cosas muebles no pagadas, sobre la cosa vendida, y los gastos de conservación de una cosa, sobre el precio de ella. En caso de concurrencia de varios de esos créditos privilegiados, la ley establece una preferencia entre ellos. Sobre los inmuebles: el vendedor, para el cobro del precio no pagado; el que ha dado dinero para la adquisición de un inmueble; los coherederos y los copartícipes que han dividido una masa de bienes compuesta de muebles e inmuebles, o de varios muebles determinados, por la garantía de la partición sobre los bienes antes indivisos, y también por el precio de la licitación del inmueble adjudicado a alguno de ellos; el donante, sobre el inmueble donado, por las cargas pecuniarias y otras prestaciones líquidas impuestas al donatario en el acto que comprueba la donación; los arquitectos, empresarios, albañiles y otros obreros empleados por el propietario en la edificación, reconstrucción o reparación de los edificios, sobre el valor del inmueble en que han trabajado; los que han prestado dinero para el pago de los arquitectos, empresarios u obreros; los suministradores de materiales para la construcción o reparación del edificio, y los acreedores hipotecarios, sobre los bienes hipotecados.

Acreedor quirografario

El que puede justificar su crédito mediante un documento manuscrito. En la legislación argentina se entiende por acreedor quirografario el que no tiene privilegio; es decir, el acreedor común o simple (v.).

Acreedor real

El que dispone de acción real (v.) para pedir o exigir, por contar sobre una cosa con el dominio u otro derecho real (v.). La especie contraria la configura el acreedor personal (v.).

Acreedor refaccionario

El privilegiado cuyo crédito está originado en el préstamo de dinero o en el suministro de materiales, local o trabajo propios, para la construcción, reparación o conservación de la cosa refaccionada.

Acreedor social

El acreedor de la sociedad, generalmente en contraposición al que es acreedor de los socios individualmente.

Acreedor solidario

Llámase así quien, teniendo juntamente con otros acreedores un mismo crédito, puede exigir el pago total de la deuda dejando extinguida la obligación del deudor. La solidaridad del crédito no se presume, sino que debe ser expresamente establecida, ya sea con la manifestación de que la deuda u obligación es debida a cada uno de los acreedores, ya cuando se dice que éstos pactan in solidum, o cuando se determina, mediante el empleo de conjunción disyuntiva, que la deuda será pagada a uno o a otro de los acreedores, o cuando se contrata sobre cosas indivisibles que el deudor se ha obligado a entregar y que con la división se destruirían. El acreedor solidario que haya cobrado el todo o parte de la deuda responde, frente a los demás coacreedores, de la parte que a cada uno de éstos corresponda. (v. ACREEDOR MANCOMUNADO.)

Acreedor testamentario

El que tiene derecho de reclamar a los herederos la donación o legado hecho a su favor o el crédito reconocido en el testamento.

Acreedor verbal

El de peor condición por la prueba y por el orden de o referencia. Es aquel CUYO crédito sólo consta por convenio de palabra – entre acreedor y deudor, por lo cual ha de probarse por el reconocimiento del obligado o por testigos. (v. ACREEDOR ORDINARIO, PERSONAL Y REAL).

Acreedores de la masa

A diferencia de los acreedores del quebrado (v.), llamados también acreedores en la masa, son los que han de ser pagados con preferencia a éstos, por su calidad de titulares de créditos provenientes de gastos necesarios para la seguridad, conservación y administración de los bienes del concurso u originados en diligencias judiciales o extrajudiciales realizadas en beneficio común y con la debida autorización.

Acreedores del fallido

Designación que predomina en algunos países sudamericanos por la más difundida técnicamente de acreedores del quebrado (v.).

Acreedores del quebrado

Los que tienen cualquier clase de crédito contra el deudor que se encuentra en situación de quiebra o de concurso. Puede ser acreedor de dominio, acreedor con privilegio general, acreedor con privilegio especial, acreedor hipotecario y acreedor común o simple (v.).

Acreedores en la masa

(v. ACREEDORES DEL QUEBRADO y DE LA MASA.)

Acta

Documento emanado de una autoridad pública (juez, notario, oficial de justicia, agente de policía), a efectos de consignar un hecho material, o un hecho jurídico con fines civiles, penales o administrativos. | Por extensión, también se llama así el documento privado en que se deja constancia de un hecho o de lo tratado y resuelto en las reuniones de sociedades y asociaciones, que tienen que llevar, a veces de modo obligatorio, el llamado libro de actas.

Acta de Chapultepec

Fue suscrita en el castillo de ese nombre en Méjico, como consecuencia de las reuniones celebradas entre el 21 de febrero y el 8 de marzo de 1945, por las delegaciones de todas las naciones americanas, excepto la ARGENTINA, con objeto de celebrar una conferencia interamericana sobre cuestiones relacionadas con la guerra y con la paz. La ARGENTINA se adhirió al acta final mediante el decreto – ley del 27 de marzo de aquel mismo año.

Acta de navegación

En tiempos pasados se conocieron con ese nombre las decisiones que se dictaban con el fin de proteger el comercio marítimo y la navegación mercante, las que establecían ciertos derechos y privilegios para los buques de pabellón nacional. Son de recordar: el Acta de Navegación de 1654, dada por Oliverio Cromwell; la inglesa de 1657, según la cual todas las mercaderías procedentes de Asia, África y América debían transportarse en buques de esa nacionalidad; la de 1787, de los Estados Unidos de Norteamérica, que adoptaba, por vía de represalia y a su favor, las medidas contenidas en la inglesa, precedentemente citada; la de la Convención Nacional francesa de 1793; la también inglesa de 1876. denominada Customs Consolidation Act, que se reservaba el derecho de adoptar medidas contra los países que no se aviniesen a mantener trato de reciprocidad con los buques ingleses.

Acta judicial

Instrumento público levantado por el secretario, o con su intervención, en los autos en que actúa, para acreditar hechos, declaraciones o acuerdos relativos a éstos.

Acta notarial

Relación que extiende el notario (escribano, en la terminología argentina) para acreditar de manera fehaciente uno o más hechos que presencia o autoriza.

Acta Torrens

Sistema de inscripción inmobiliaria en el Registro de la Propiedad, ideado por el británico Roberto Torrens y votado en 1858, encaminado a la mejor individualización de los inmuebles inscritos y a facilitar su transmisión con el simple endoso del título. El sistema fue aceptado en Australia. Nueva Zelandia. Canadá. Sudáfrica y en algunos Estados norteamericanos (California, Iowa, Massachusets, entre otros). En el condado de Londres no se implantó hasta 1897.

“Actio ad exhibendum”

Acción exhibitoria (v.), la del propietario de una cosa que la pretendía reivindicar, a efectos de exigir, como medida previa, su presentación por quien la tuviese en su poder, con objeto de proceder a su identificación.

“Actio ad suplendam legitimam”

Acción de suplemento de legítima: la creada en época de Constantino y Juliano a efectos de que el heredero legitimario pudiese reclamar el complemento de su legítima. Esta acción estaba vinculada con la querella inofficiosae donatio-nis y dotis.

“Actio aestimatoria”

(v. “QUANTI MINORIS”.)

“Actio aquae pluviae arcendae”

En Derecho Romano, la acción que competía a los propietarios de fincas rústicas contra los vecinos que desviaban el curso natural de las aguas pluviales en perjuicio de los cultivos ajenos.

“Actio auctoritatis”

La concedida al adquirente de una res mancipii (v.) cuando, a consecuencia del ejercicio del

“Actio de rationibus distrahendis”

en ella, de manera peligrosa, algún objeto capaz de ocasionar daño a un transeúnte, aunque el daño no se hubiese producido y tanto si el habitante había actuado con culpa como si no. Se le imponía el pago de una multa. Acción acerca de substracción. La que podía ejercer el pupilo contra el tutor para exigir a éste el pago de una multa igual al doble del valor de los objetos que hubiera sustraído. Teniendo en cuenta el carácter penal de esta acción, no podía ser ejercida contra los herederos del tutor (Petit).

“Actio de tigno iuncto”

Acción acerca de viga juntada. La ley de las XII Tablas contenía una disposición especial para el caso en que el propietario hubiese construido sobre su suelo, incorporando al edificio materiales robados, tignum furtivum, pues, aun prohibiendo al dueño de esos materiales ejercitar la acción ad exhibendum para demoler el edificio, le daba la acción especial de tigno iuncto, mediante la cual podía obtener del constructor, mientras la casa estuviese en pie, el doble del valor de los materiales (Petit).

“Actio depensi”

Acción por gastos. Obligados los mandatarios en interés del deudor principal, y no por su propia cuenta, tenían el derecho de recurrir contra él cuando hubiesen vagado. La lex Publilia autorizó al sponsor que no había sido reembolsado por el deudor, dentro de los seis meses del pago, a ejercitar contra él la manus iniectio pro iudicato, pero, en el procedimiento formulario, esa vía de recurso se reemplazó por la actio depensi, que llevaba consigo una condenación al doble, en caso de negación por parte del demandado (Petit).

“Actio depositi contraria”

Acción contraria de depósito. La concedida al depositario para lograr el resarcimiento de los gastos a que lo hubiese obligado el depósito y de los daños que experimentase en la guarda de la cosa.

“Actio depositi directa”

Acción directa de depósito. La ejercitable por el depositante contra el depositario o sus herederos para exigirles una indemnización pecuniaria en el caso de que no pudiesen devolver la cosa depositada.

“Actio doli”

Acción de dolo. La que se concedía a la parte que había cumplido con su obligación para lograr el resarcimiento del daño que se le había causado por la otra parte con el retraso o el incumplimiento de la contraprestación.

“Actio dotis”

Acción de dote. La otorgada a la mujer o a sus herederos, aun no mediando convención, a fin de hacer que la obligación de restituir la dote fuese de esencia del régimen dotal (Peña Guzmán y Argüello).

“Actio empti”

Acción de compra. Llamada también ex empto. El que debe la cosa es el vendedor. por cuanto ha hecho una venditio y tiene contra el comprador la actio venditionis o ex vendito. El que debe el precio es el comprador, quien tiene contra el vendedor la actio empti o ex empto, para obligarlo a ejecutar su obligación. La actio empti se daba también a favor del comprador para hacerse indemnizar en caso de evicción, que sancionaba la obligación de garantía nacida de la venta.

“Actio ex stipulatu”

Acción por estipulación. De la stipulatio nacían tres acciones distintas, según cuál fuese el objeto de la obligación: la condictio certae pecuniae, cuando versaba sobre una suma de dinero; la condictio triticaria, si se refería aun cuerpo cierto o una cantidad determinada de cosas, especialmente grano, y la actio ex stipulatu, si recaía sobre un acto o una abstención o algo de valor indeterminado (Arias Ramos).

“Actio ex testamento”

Acción testamentaria. En el legado per damnationem el legatario no adquiría la propiedad de la cosa legada hasta que le era transmitida por el heredero, del cual resultaba acreedor por la obligación que sobre él pesaba y que podía serle exigida por dos acciones personales: la condictio certi y la ex testamento.

“Actio exercitoria”

Acción concerniente al ejercicio. La concedida a los terceros contra el armador de un buque (exercitor navis) para hacer exigibles las obligaciones que resultasen de los contratos celebrados con el esclavo que estuviera a cargo del navío (magister navis); dentro de los límites de las instrucciones impartidas por el amo (Peña Guzmán y Argüello).

“Actio familiae erciscundae”

La que en el Derecho Romano correspondía a los herederos para la partición de la herencia indivisa.

“Actio fiduciae”

Acción de fiducia. Como en un principio la fiducia no concedía ninguna acción al fiduciante para exigir del fiduciario la restitución de la cosa cuando se hubiese cumplido la causa que la había originado, la jurisprudencia clásica creó la actio fiduciae, a efectos de subsanar aquella omisión. Luego fue ampliada frente a cualquier infracción de lo convenido en el pacto de fiducia o por el uso ilícito de la cosa entregada.

“Actio fiduciae contraria”

Acción contraria de fiducia. En contraposición a la actio fiduciae (v.), se concedió al fiduciario la actio fiduciae contraria, a efectos de que pudiera reclamar al fiduciante los gastos y perjuicios que la fiducia le hubiera ocasionado.

“Actio finium regundorum”

En Derecho Romano, la que se ejercitaba para obtener el deslinde de propiedades.

“Actio furti”

Acción de hurto. Se daba contra el autor de un hurto, sus cómplices y colaboradores. Podían ejercitarla tanto el propietario de la cosa hurtada como cualquier otra persona legítimamente interesada. En un principio sólo podían usar de ella los ciudadanos romanos, pero luego se extendió a los extranjeros.

“Actio furti concepti”

Acción de encubrimiento de hurto. Denominábase así la que se daba contra la persona en cuya casa se encontraba, con presencia de testigos, la cosa robada, porque la ocultación fue calificada por la ley de las XII Tablas como furtum.

“Actio furti non exhibiti”

Acción por no exhibir lo robado. La correspondiente al caso de que el ocultador de una cosa robada no la presentase cuando fuera requerido para ello.

“Actio furti prohibiti”

Acción de hurto prohibido. La que se podía ejercitar contra el ocultador que se oponía a la busca de la cosa robada si, de las pesquisas realizadas mediante un procedimiento especial, la cosa era descubierta en su poder, porque la ley de las XII Tablas lo consideraba como ladrón manifiesto.

“Actio hypothecaria”

(v. “ACTIO QUASI SERVIANA” y “ACTIO SERVIANA”.)

“Actio in ius”

Loc. lat. O actio in ius concepta: acción fundada en el derecho. La acción, de origen pretorio civil, cuya fórmula contenía una intentio que planteaba al juez una cuestión exclusivamente de Derecho, al mismo tiempo que exponía el

“Actio legis”

pretendido por el demandante. A la inversa de la actio in factum, la conformidad en los hechos, o la falta de controversia acerca de ellos mismos, centraba la causa y su resolución en un punto exclusivamente jurídico, de existencia de una norma o de su interpretación. (v. CUESTIÓN DE PURO DERECHO.)

“Actio ingrati”

Acción por ingratitud. Recibía ese nombre la que podía ejercitar el patrono contra el esclavo por él manumitido, para volverlo a la esclavitud. Sólo le era permitida mediante causa justificada.

“Actio institoria”

Acción referente al vendedor o viajante. La ejercitable contra el amo por las obligaciones contraídas con los terceros por el esclavo designado agente o factor (institor) de un negocio perteneciente al dominus (Peña Guzmán y Argüello).

“Actio institutoria”

Acción de institución. Denominación moderna para la acción otorgada por el pretor contra el tercero que, infringiendo lo dispuesto en el senado consulto Veleyano (v.), había sido relevado de una obligación por una mujer. El nombre se le daba porque, en cierto modo, el pretor crea, instituit (instituye), una obligación para el beneficiario de la intercesión de la mujer, prohibida por aquel precepto del cónsul Veleyo (G. Cabanellas y L. Alcalá-Zamora).

“Actio iudicati”

Acción derivada del juicio. En el procedimiento formulario, la correspondiente contra el demandado que, luego de la condena en juicio, no ejecutaba voluntariamente la sentencia del magistrado (Dic. Der. Usual).

“Actio iudicis postulatio”

Parece que fue establecida, en el procedimiento romano, para remediar los inconvenientes de la actio sacramenti (v.), no solo porque en éstalos litigantes se exponían a perder la cantidad apostada, sino también porque el juez únicamente podía declarar si el sacramentum era justo o injusto, sin cambiar nada de la demanda, que tenía que ser admitida o rechazada tal como había sido formulada. En la iudicis postulatio, el juez tenía mayor libertad de apreciación. (v. PROCEDIMIENTO DE LAS “LEGIS ACTIONES”.)

“Actio legis”

Acción de la ley. En Roma, el procedimiento judicial para la efectividad de un derecho reconocido legalmente o para efectuar un negocio jurídico con la intervención del magistrado y empleando las exactas palabras solemnes del texto de la ley (Dic. Der. Usual).

“Actio libera in causa”

Llámase también actio ad libertatem relata y guarda relación con un estado de supuesta inimputabilidad del autor de un hecho delictivo. El ejemplo típico es la comisión de éste en estado de embriaguez, al cual se ha podido llegar de manera involuntaria, o de manera voluntaria, pero ajena a todo propósito delictivo preordenado, o como medio de lograr la decisión necesaria para realizar el delito y ampararse en una causa de inimputabilidad originada en el precitado estado de embriaguez. La doctrina más generalizada se inclina hacia la imputabilidad del agente en el último de los supuestos mencionados. Pueden, pues, definirse las actiones liberae in causa como los actos u omisiones delictivos que se ejecutan mientras el autor se encuentra en estado de inimputabilidad, provocado voluntaria o culpablemente, y que ha sido causa de aquéllas. Si bien en un principio el caso estaba referido a los estados de alcoholismo, luego se ha extendido a otras situaciones similares, como la utilización de drogas, la sugestión hipnótica y el sonambulismo.

“Actio locati”

Acción de lo arrendado. Llamada también ex locato, era en el Derecho Romano la que se daba a favor del locador para exigir del locatario el cumplimiento de las obligaciones por él contraídas. (v. “ACTIO CONDUCITI”)

“Actio manus iniectio”

(v. “MANUS”, PROCEDIMIENTO DE LAS “LEGIS AC-TIONES”.

“Actio metus”

Acción por causa de miedo. La penal, pretoria e in factum, otorgada por el pretor Octavio, que permitía condenar al cuádruple del perjuicio, durante el primer año, y luego a otro tanto, al responsable del delito de miedo y a todos los que se hubieran beneficiado de éste. (Dic. Der. Usual).

“Actio pignoris capio”

(v. “PIGNORIS CAPIO”, PROCEDIMIENTO DE LAS”LEGIS ACTIONES”.)

“Actio praescriptis verbis”

Acción según las palabras prescritas. En la síntesis de L. Alcalá-Zamora y G. Cabanellas, era de índole civil e in ius. Se reconoció en los últimos tiempos del imperio romano. Amparaba los derechos nacidos – de un contrato innominado (v.). Se concedía a la parte que había cumplido la convención, a fin de conseguir la ejecución de sus obligaciones por la otra. El nombre procede de que ciertas fórmulas de la época clásica contenían al comienzo alguna frase para explicar el acto jurídico al cual se referían, y el demandante debía estar comprendido en las praescriptis verbis.

“Actio quanti minoris”

La que pretendía una rebaja de precio en la compraventa, por los defectos o vicios ocultos. Es la denominada también acción estimatoria (v.).

“Actio quasi serviana”

Acción cuasi serviana. Cuando en el Derecho Romano se concedió al deudor la posibilidad de establecer una garantía real a favor del acreedor sin abandonar ni la propiedad ni la posesión de los bienes, mediante la afectación convencional de éstos al pago de la deuda – es decir, mediante la constitución de una garantía hipotecaria -, se otorgó al acreedor una acción in rem, que no era sino la actio serviana (v.) extendida, por lo que fue llamada quasi serviana o hypothecaria.

“Actio redhibitoria”

En el Derecho Romano, se denominaba así la acción encaminada a la resolución de la venta por vicios ocultos de la cosa vendida. La acción podía ser ejercitada durante seis meses a contar de la fecha del contrato. Representaba una in integrum restitutio en la que el vendedor debía restituir el precio con los intereses y el comprador devolver la cosa con los accesorios y los frutos. Es una institución que ha pasado al Derecho moderno. (v. ACCIÓN REDHIBITORIA.)

“Actio sacramenti”

Representa una de las acciones determinadas en el procedimiento de las “legis actiones” (v.). En esta acción, las partes hacían una apuesta, llamada sacramentum. La apuesta de la parte que perdía el proceso era destinada a las necesidades del culto. Opinan algunos autores que el rito de la actio sacramenti variaba según se tratase de una actio in rem o de una actio in personam.

“Actio serviana”

Acción serviana (v.).

“Actio venditi”

Acción de venta. La civil, personal y de buena fe con la cual el vendedor podía obtener el cumplimiento de la obligación de pagar el precio y otras cargas correspondientes al comprador (Dic. Der. Usual). (v. “ACTO EMPTI”.)

Actividad

Facultad y virtud de obrar o actuar. | Celeridad o prontitud en la acción. | Diligencia. eficacia en el proceder, en el trabajo (Dic. Der. Usual). (v. NEGLIGENCIA.)

Activo

En lenguaje mercantil se entiende por activo el total de los valores, créditos y derechos que un comerciante individual o una sociedad mercantil tienen a su favor. Es, pues, un concepto opuesto al del pasivo, representado por todo lo que el comerciante individual o social debe. Esa situación ha de aparecer correctamente reflejada en los libros de comercio. | Por extensión, el concepto de activo, como el de pasivo, puede aplicarse a las personas físicas o a las jurídicas, aunque no sean comerciantes.

Acto

Manifestación de voluntad o de fuerza. | Hecho o acción de lo acorde con la voluntad humana. | Hecho o acción, como simple resultado de un movimiento. | Instante en que se concreta la acción. | Ejecución, realización, frente a proyecto, proposición o tan solo intención. | Hecho, a diferencia de la palabra, y más aun del pensamiento. | Celebración, solemnidad. | Reunión. | Período o momento de un proceso, en sentido general. | El empleo de la palabra como documento es galicismo, infiltrado en algunos códigos civiles de Hispanoamérica, y propenso a crear equívocos con otros significados del vocablo (L. Alcalá-Zamora).

Acto administrativo

La decisión general o especial que, en ejercicio de sus funciones, toma la autoridad administrativa, y que afecta a derechos, deberes e intereses de particulares o de entidades públicas. 1. Deslinde. Dentro de la división tripartita de los poderes públicos, es el que procede del ejecutivo. a diferencia del acto legislativo (o ley) y del judicial (resolución, providencia, auto o sentencia). Además, la autoridad o el agente ha de obrar como representante de la administración pública en tanto que persona de Derecho Público, ya que, de proceder como persona jurídica privada, las relaciones encuadran dentro de las civiles o comunes, con los privilegios que en todo caso se atribuyen al Estado y a otras entidades aun en su aspecto “particular”. 2. Catálogo. Prácticamente integran actos administrativos todas las resoluciones y disposiciones, verbales o escritas (singularmente éstas, debido a su constancia), sean acuerdos, órdenes, decretos, reglamentos, instrucciones, circulares u ordenanzas que dictan desde los ministros hasta los alcaldes, y también las corporaciones, como las diputaciones provinciales, los ayuntamientos; pero no los organismo legislativos de las provincias o Estados de una federación. 3. Extensión conceptual. Con exactitud técnica discutible, aunque el uso lo apoye, se llama también acto administrativo el acto de administración (v.). | En el Derecho brasileño, el acto de jurisdicción voluntaria, el realizado ante autoridad judicial, pero sin contradicción entre partes.

Acto anulable

El que cabe dejar sin efecto por haberlo ejecutado quien padecía de incapacidad, o ante la existencia de algún vicio del consentimiento o de forma. El acto anulable, hasta pedirse o declararse su anulación, surte efectos, e incluso resulta posible su validez plena mediante la confirmación o ratificación, desaparecidas las causas que lo viciaban. En cambio, los actos nulos de pleno derecho (por ejemplo, un matrimonio entre personas del mismo sexo o el testamento de un niño) no surten efecto alguno en Derecho. (v. ANULABILIDAD, NULIDAD).

Acto constituyente

El que, como consecuencia del poder constituyente que corresponde al pueblo de una nación, se realiza para dotarla de una Constitución o para modificar la existente. El acto constituyente puede manifestarse de muy diversas maneras, según lo establezca la propia Constitución, si se trata de una reforma. Lo más corriente, para tal supuesto, es que se encomiende a una convención constituyente, nombrada a tal efecto, o que lo hagan las cámaras legislativas ordinarias. En el primer caso suele estar integrada la convención por convencionales elegidos popularmente con esa sola finalidad y por los miembros de las cámaras legislativas. Cuando el objeto del acto constituyente es establecer la primera Constitución, no puede tener sino uno de estos orígenes: la concesión graciosa que hace de ella el monarca a su pueblo o el acuerdo libre entre los ciudadanos para darse una Constitución cuando se trata de naciones que inician su vida independiente, como en el caso de las americanas y de los pueblos asiáticos y africanos al separarse o emanciparse de sus metrópolis.

Acto ilegal

El contrario al Derecho positivo, por quebrantar una prohibición u omitir un deber. Las leyes permisivas, por originar facultades libremente ejercitables, no pueden suscitar actos ilegales, porque tan legal es la abstención como el ejercicio. 1. Reivindicación. El acto ilegal puede ser justo, cuando la legislación vigente o el proceder de la autoridad violen los principios superiores de la moral, la libertad, el mutuo respeto y la equidad. Pero esto se reduce a la esfera de la opinión, de la historia y de la conciencia, sin que quepa ejercitar acción, a menos de establecer la misma ley cierto arbitrio para juzgar de la iniquidad e injusticia derivadas de una potestad ejercida abusivamente. La consecuencia del acto ilegal es la posibilidad de pedir su revocación o reparación, el resarcimiento de los daños o la aplicación de la sanción prevista. (v. ACTO LEGAL) 2. Equivoco. Hay que guardarse, según la teoría de Kelsen, de llamar al delito acto ilegal, al menos en el ámbito de las leyes penales, porque el delincuente se limita, en tal aspecto, a cumplir la ley represiva en la parte que describe la figura penada, “El que matare…”, y el homicida cumple con ello al matar; si bien al juez y a la sociedad toque luego cumplir con la amenaza del texto, con la aplicación de la pena. (v. TIPICIDAD.)

Acto ilícito

El reprobado o prohibido por el ordenamiento jurídico, el opuesto a una norma legal o aun derecho adquirido. | La violación del derecho ajeno. | La omisión del propio deber. | El daño causado por culpa o dolo en la persona de otro, o en sus bienes y derechos. |.El contrario a las buenas costumbres y a los principios imperativos de un núcleo organizado. | El delito. 1. Lineamiento - El acto ilícito es propiamente el acto antijurídico por excelencia, al punto de que cabe definirlo como el acto culpable, antijurídico y dañoso. Sus dos especies principales son los que originan tan solo responsabilidad civil o no punibles y los que entrañan exclusivamente, o además, una sanción penal, los punibles. Estos se llaman también delitos, pero algunos civilistas no se avienen a la expropiación absoluta del tecnicismo por los penalistas. 2. Especies.- Se subdividen también en objetivos, en que se responde por un daño, y subjetivos, en los cuales se reprime un ánimo contrario a la ley o aun interés protegido. También se diversifican si se han cometido de propósito, caso en el cual son dolosos, o por imprudencia o negligencia, los simplemente culpables. (v. ACTO LÍCITO, CULPA, DAÑO, DELITO, DOLO.)

Acto inexistente

La locución implica una paradoja, porque acto es afirmación del hacer, en tanto que lo inexistente configura la negación de la vida y del proceder. De todas formas, en lo técnico, con ello se hace referencia tanto al disimulado, por no tener valor para el Derecho, como al frustrado en la intención de las partes, por faltar un elemento esencial, la forma necesaria, el objeto o la causa, como ocurre con un supuesto testamento ológrafo carente de firma y de fecha. Ni uno ni otro poseen vida jurídica.

Acto legal

El conforme con la norma positiva, con el Derecho vigente. El acto legal puede ser injusto (como el juez que usa de su arbitrio para vengarse de una de las partes que ante él litigan) e incluso ilícito (si contraría la moral, como el rey que, abusando de su prerrogativa “sagrada”, se entregue a la comisión de delitos). En el Derecho Romano, los actos legales se dividen en bonae fidei (de buena fe) y stricti iuris (de estricto derecho); en estos últimos, la interpretación de su alcance y el rigor del cumplimiento eran severos, sólo se estimaba existente u obligatorio lo comprendido en la ley o en el contrato; mientras los primeros quedaban sometidos a la equidad. En los de buena fe se ha de estar a la intención; en los otros, a las palabras.(v. ACTO ILEGAL).

Acto lícito

El ajustado a la moral predominante de una sociedad y de una época. | El no prohibido por la ley. | Para algunos, el justo o equitativo. (v. ACTO ILÍCITO.)

Acto propio

El realizado espontáneamente por el agente. En perjuicio de tercero, no cabe ir válidamente contra un acto propio. Así lo refuerza el adagio latino: Nemo potest contra proprium.factum venire (nadie puede ir contra su-acto propio). De ahí la inmutabilidad de principio de la confesión judicial. Es acto propio no solo el realizado directamente por el titular del derecho o de la obligación, sino también el que en su nombre realiza quien tiene poder contractual o legal para hacerlo, ya que las consecuencias jurídicas y las patrimoniales, siempre íntimamente enlazadas, recaen sobre el agente invocado en la relación jurídica. En principio, sólo los actos propios entrañan responsabilidad.

Acto sexual

La unión camal de hombre y mujer. | Por extensión, las uniones contra natura entre dos personas de uno y otro sexo o ambas del mismo. | Apareamiento entre macho y hembra de una especie animal. 1. Relieve jurídico. El acto sexual posee trascendencia jurídica considerable, puesto que corresponde a la esencia misma del matrimonio y es la base necesaria de la familia legítima. Sin tales requisitos de forma, el amancebamiento (v.) y la procreación extraconyugal originan también infinidad de relaciones jurídicas. Del Derecho Civil, el acto sexual se proyecta a lo penal, desde la violación y el desfloramiento hasta el estupro y el incesto (v.). Combinando la esfera civil y penal en unos casos, y con irrelevancia en otros para ambos consortes, o con excusa tan sólo para el marido, el acto sexual repercute a través del adulterio (v.) Apartándose del ayuntamiento o acceso camal como impulso privado, se erige en comercio infamante mediante la prostitución, el proxenetismo y la trata de blancas. 2. En lo canónico. Con referencia al matrimonio, el acto sexual produce su consumación y su indisolubilidad permanente, hasta la muerte del primero de los cónyuges. Al contrario, si la abstención sexual de los esposos se prolonga más de dos meses luego de la ceremonia nupcial o de la concreta convivencia entre los casados por poder, posibilita la anulación del vínculo. No procede, sin embargo, si ambos consortes, por decisión rarísima en estos tiempos, consienten – conscientes y espontáneos- en abstenerse del débito conyugal (v.).

Actor

Persona que ejercita la acción en un procedimiento judicial en concepto de demandante (v.), teniendo a tal fin la capacidad legal necesaria. (v. DEMANDADO, REO.)

“Actor sequitur forum rei”

Este aforismo latino expresa que el demandante debe ejercitar su acción ante el tribunal que corresponda al demandado.

Actos a título gratuito

Los que se llevan acabo con un propósito de liberalidad y, por lo tanto, sin fines lucrativos, contrariamente a lo que sucede con los realizados a título oneroso. La donación es el ejemplo más característico.

Actos a título oneroso

Los que se ejecutan en busca de un beneficio o ventaja patrimonial, inversamente a lo que sucede con los realizados gratuitamente. Sirva de ejemplo la compraventa.

Actos abstractos

Los jurídicos en los cuales no se expresa la causa o en que la voluntad de las partes no se refiere a aquélla (Dic. Der. Usual).

Actos accesorios

Los subordinados en su eficacia y consecuencias jurídicas a los actos principales (v.). Tales las proclamas con respecto al matrimonio.

Actos administrativos

Más propiamente, jurídico-administrativos, son los que realiza la administración pública en su calidad de sujeto de Derecho Público, como manifestación unilateral de su voluntad, por lo cual no entran en ese concepto los ejecutados por aquélla en su calidad de persona jurídica sometida a las normas del Derecho Civil.

Actos anulables

Los que adolecen de anulabilidad (v.). | Aquellos susceptibles de nulidad (v.).

Actos atributivos

Son aquellos que, en oposición a los declarativos, tienen por objeto transmitir un derecho en favor de determinada persona.

Actos bilaterales

Aquellos que, para que produzcan efecto jurídico, requieren el consentimiento de dos o más personas, como los contratos.

Actos colectivos

Los que surgen de la simultanea declaración de voluntad de varias personas, de manera expresa o por la tácita, como una huelga o una revolución, o contractualmente, como un pacto colectivo de condiciones de trabajo (Dic. Der. Usual). (v. ACTOS INDIVIDUALES.)

Actos conservatorios

Llámanse así los que tienen como finalidad mantener un bien o un derecho en el patrimonio de una persona. Capitant señala entre ellos la inscripción de la adquisición de un inmueble, la inscripción o renovación de la hipoteca o la interrupción de la prescripción. | También se consideran actos conservatorios los que tienden a impedir la distracción de un bien o de un derecho afectados al patrimonio de una persona, como la formación de inventario, la colocación de sellos o precintos.

Actos constitutivos

Los que tienen por objeto crear un derecho real en favor de una persona. | Con mayor generalidad, aquellos que originan un derecho o una obligación patrimonial o personal.

Actos de administración

Se llaman así, en contraposición a los actos de disposición (v.), los que tienen por objeto conservar, mejorar o hacer que rindan unos bienes. Son también actos de administración el cobro e inversión de las rentas o dividendos que tales bienes produzcan.

Actos de autoridad

Para Berthélemy, aquellos en virtud de los cuales la administración pública ordena o prohibe, fundada en poder propio y legal, y comprendidos en la competencia de los tribunales administrativos.

Actos de comercio

Habida cuenta de la dificultad de definirlos y de las discordantes opiniones doctrinales mantenidas al respecto, sólo cabe decir que se reputan actos mercantiles todos los que estén regidos por el Código de Comercio y sus leyes complementarias, sean o no comerciantes quienes los realicen.

Actos de disposición

Son los que realizan las personas jurídicamente capacitadas a tales efectos para enajenar un bien de cualquier clase o para gravarlo con un derecho real; o sea, aquellos que, a diferencia de los de administración, provocan una modificación substancial del patrimonio; así, la venta, la donación, la permuta y la constitución de servidumbres o la hipoteca. (v. ACTOS DE ADMINISTRACIÓN.)

Actos de gestión

Los que por la sola voluntad del agente se practican en la administración de la cosa ajena, como en la dirección de un establecimiento mercantil, industrial, agrícola o de otra especie. | Los que realiza el administrador como representante de los intereses generales y para efectividad de los servicios públicos. | Según Berthélémy, los llevados a término por la administración pública a ejemplo de los simples particulares, sin que aparezcan las prerrogativas de su autoridad, actos que quedan sujetos a la jurisdicción de los tribunales ordinarios (Dic. Der. usual). (v. ACTOS DE AUTORIDAD y DE DISPOSICIÓN.)

Actos de gobierno

En oposición a los actos administrativos (v.), los que realiza el Poder Ejecutivo en servicio de la nación, por medio del criterio político de ese Poder, que en los países democráticos representa la tendencia dominante de la masa electoral en cada momento dado, siempre que se adopten en materia discrecional, no reglada, para resolver problemas graves, y a veces imprevistos, tales como relaciones entre los diversos poderes; apertura, convocatoria y prórroga de las sesiones del Congreso; iniciación, promulgación y veto de las leyes; dirección suprema del Ejército; conclusión y firma de tratados internacionales; relaciones diplomáticas; ejercicio del patronato nacional; declaración del estado de sitio; nombramiento o separación de los ministros; convocatoria a elecciones; relaciones con gobiernos provinciales y municipales, y dirección jurídica para la efectividad de los derechos y garantías constitucionales.

Actos de servicio

Los que ejecuta o ha de ejecutar una persona en el cumplimiento de una función pública, misión o encargo que se le ha confiado conforme a las disposiciones legales. Generalmente, la expresión hace referencia a las fuerzas armadas, pero es igualmente aplicable al personal civil.

Actos de última voluntad

Lo son aquellos cuyos efectos jurídicos no se producen hasta después del fallecimiento del otorgante, de la persona de cuya voluntad emanan. Por eso son llamados también mortis causa. Ejemplo típico es la disposición testamentaria.

Actos declarativos

Los que tienen por objeto comprobar una situación jurídica preexistente o legalmente considerada como tal (Capitant). De ahí que se considere que una acción es declarativa cuando con ella se pretende el reconocimiento de ese derecho preexistente, y que una sentencia tenga tal carácter cuando declara la realidad de ese derecho.

Actos discrecionales

(v. FACULTADES DISCRECIONALES.)

Actos ejecutivos

Los que ponen algo por obra. | Los de autoridad legítima o los de la de hecho cuando se impone o es acatada, cuando aplica o hace que se cumplan las leyes, los reglamentos y las demás disposiciones que al gobierno de la nación y a la administración pública atañen. | Los que dan cumplimiento a una disposición orgánica o a un mandato de los asociados, por quien ostenta el carácter rector de una colectividad (Dic. Der. Usual). (v. ACTOS ADMINISTRATIVOS.)

Actos emulatorios

(v. ABUSO DEL DERECHO.)

Actos en fraude de acreedores

(v. ACCIÓN PAULIANA y ENAJENACIÓN EN FRAUDE DE ACREEDORES.

Actos entre vivos

Más corrientemente, ínter vivos, son aquellos que, a diferencia de los mortis causa, producen sus efectos jurídicos con independencia del fallecimiento de la persona de cuya voluntad emanan. El contrato es ejemplo típico.

Actos extintivos

Los que implican o concretan la extinción de un derecho o de una obligación, o ambas cosas a la vez, aunque con referencia a distintos sujetos. Así, la prescripción adquisitiva para el antes poseedor representa la extinción del derecho de dominio del titular precedente, y para el primero lo releva, y con ello la extingue, de la obligación de ceder a su reivindicación intentada a tiempo. A ese lineamiento agrega Luis Alcalá-Zamora que los actos extintivos poseen aspectos negativos y positivos. Son positivos una renuncia expresa, el pago o cumplimiento, y son negativos el abandono por pasividad, la caducidad y el vencimiento de los términos sin haber actuado.

Actos gratuitos

Actos a título gratuito (v.).

Actos ilícitos

Llámanse así los que se realizan en contra de una norma de derecho positivo, antijurídicamente, ya se actúe de forma dolosa, ya con negligencia. Los actos ilícitos se pueden realizar también por omisión, al abstenerse del cumplimiento de una obligación.

Actos inamistosos

En el lenguaje diplomático denomínanse así aquellos que realiza un Estado y que, sin ser contrarios al Derecho de Gentes, motivan la queja de otro Estado por considerar que dificultan las relaciones entre uno y otro. En la primera Convención de La Haya, del año 1907, se estableció que el hecho de que una tercera potencia ofreciera sus buenos oficios o su mediación a otras que se encontrasen en litigio, no representaba acto inamistoso.

Actos individuales

Los que son obra de una sola persona física y bastan con ello para producir efectos jurídicos, como el testamento o el delito sin cooperación. | Los que únicamente puede realizar la persona a la que afecten, como la confesión o la manifestación de su voluntad, sin que a esto último obste alguna modalidad indirecta, como la de actuar por medio de representante, en lo que la individualidad del proceder se ha concretado al comunicarle las instrucciones o al concederle la libertad de acción para obligar al poderdante (Luis Alcalá-Zamora).

Actos inexistentes

Los que carecen del valor jurídico pretendido por las partes interesadas, a causa de haberse omitido algún requisito esencial para su formación. La teoría de los actos inexistentes y de su diferenciación de los actos nulos (v.) es muy discutida en la doctrina.

Actos jurídicos

Los define el Código Civil ARGENTINO, coincidiendo con la generalidad de la doctrina, como “los actos voluntarios lícitos, que tengan por fin inmediato establecer entre las personas relaciones jurídicas, crear, modificar, transferir, conservar o aniquilar derechos”. Para Couture es el “hecho humano voluntario, lícito, al cual el ordenamiento positivo atribuye el efecto de crear, modificar o extinguir derechos”. Para Capitant, es “toda manifestación de una o más voluntades que tenga por finalidad producir un efecto de derecho”.

Actos libidinosos violentos

Los que atentan contra la honestidad de las personas mediante el empleo de fuerza o violencia, sea ésta física o moral.

Actos lícitos

Los que activa o pasivamente (por acción o por omisión) se llevan a efecto en cumplimiento de las normas legales u obrando dentro de las facultades que ellas confieren. Tienen, por lo tanto, carácter jurídico, a diferencia de los actos ilícitos (v.), que son antijurídicos.

Actos mortis causa

Aquellos que en la transmisión de un derecho no producen su efecto jurídico hasta después de la muerte del disponente. El testamento es el acto mortis causa o por causa de muerte más característico. Por eso son llamados también actos de última voluntad (v.).

Actos nulos

Los que por vicios o defectos de forma o de fondo originan o pueden determinar la nulidad (v.) en términos jurídicos.

Actos onerosos

(v. ACTOS A TITULO ONEROSO)

Actos principales

Aquellos que surgen y subsisten por sí, con efectos jurídicos propios e independientes. Se oponen, claro es, a los actos accesorios (v.).

Actos procesales

Los producidos dentro del procedimiento (v.), en la tramitación por los órganos jurisdiccionales, las partes o terceros, y que crean, modifican o extinguen derechos de orden procesal.

Actos reglados

(v. FACULTADES REGLADAS.)

Actos reglamentarios

En lo administrativo y político, los que cumplen, de acuerdo con sus facultades reguladoras, las autoridades en la esfera ejecutiva. Su expresión más frecuente son los decretos y los reglamentos, para acabar, en la escala descendente, en ordenanzas y bandos (v.).

Actos solemnes

Son los que requieren para su validez y eficacia jurídicas el cumplimiento de ciertos requisitos formales: escritura pública, presencia de testigos, autorización judicial. La categoría opuesta, en que campea la libertad de las partes, se denomina actos no solemnes o no formales.

Actos traslativos

Cualquiera de los que transfieren un derecho de su titular a otra persona.

Actos unilaterales

Aquellos en que, para surtir efecto jurídico, basta con la voluntad de una sola persona, como sucede con el testamento. (v. ACTOS BILATERALES.)

Actuaciones

Son las tramitaciones que forman las piezas de autos redactadas durante el pleito o proceso.

Actualidad

Tiempo presente. | Existencia en el momento a que se hace referencia. | Acontecimiento, doctrina o persona que concentra la atención de la gente en cierto momento y es objeto de preferentes opiniones, por lo común apasionadas y contrapuestas (L. Alcalá-Zamora y G. Cabanellas). | Para Aristóteles, como derivada de acto, la actualidad consiste en la realidad, en la energía que obra, como contraria a lo sólo potencial.

Actualidad en la agresión

Uno de los requisitos para que sea reconocida en lo penal y eximente la legítima defensa (v.).

Actualización

Adaptación personal, ideológica, pragmática o institucional al momento presente. | Con la intensificación adecuada, superar el atraso existente en un trabajo, proceso o trámite. | En general, recuperación del tiempo perdido. En las prestaciones, la actualización trata de equilibrar el déficit originado por una acumulación fortuita de tareas, por negligencia propia o ajena o por circunstancias incluso legales, como el disfrute de las vacaciones o las insuperables provenientes de una enfermedad. En enfoque social, la actualización constituye un prurito con frecuencia no justificado, por cuanto no siempre lo nuevo representa mejoría. En lo económico, para equilibrio adquisitivo u obligacional, la actualización se traduce en indexación (v.).

Actuario

Llámase así el secretario o, en la terminología anterior, el escribano de juzgado o tribunal ante el que se tramita el procedimiento judicial y que en el ejercicio de su función da fe de lo actuado, requisito sin el cual las actuaciones (v.) carecen de eficacia legal. Sin embargo, algunas nuevas tendencias procesales han cambiado la posición meramente fedataria del secretario, atribuyéndole funciones propias dentro del proceso, las cuajes puede desarrollar por su cuenta, sin intervención ni firma del juez. Así, la firma de providencias simples que dispongan la agregación de ciertos documentos, la devolución de escritos que no se ajusten a los requisitos legales, la suscripción de certificados y testimonios, y algunas otras similares. Trátase no solo de elevar la misión secretarial, sino también de agilizar y dar mayor rapidez a la tramitación del proceso.

Acueducto

Conducto artificial de aguas, con reflejo jurídico en la servidumbre de acueducto (v.), al margen de otros aspectos patrimoniales y administrativos si sale del dominio privado.

Acuerdo

Resolución adoptada en asuntos de su competencia por un tribunal colegiado en la reunión o junta de sus miembros que se celebra a tales efectos. | También, la reunión misma. En ese sentido se dice que los jueces de un tribunal están en acuerdo cuando se encuentran reunidos para deliberar y tomar decisiones, generalmente para pronunciar sentencias.

Acuerdo de ministros

La reunión que periódicamente tienen éstos, a veces con otros altos funcionarios, presididos por el titular del Poder Ejecutivo, para tratar asuntos de gobierno. La expresión es habitual en algunos países americanos. En Europa predomina la de Consejo de Ministros.

Acuerdo delictivo

Participación criminal (v.).

Acuerdo internacional

Se designa con ese nombre, o con el de tratados-acuerdos (para diferenciarlos de los tratados-contratos), el que tiene como finalidad crear, desenvolver o modificar alguna norma positiva en Derecho Internacional, mediante la concurrencia de las voluntades de los diversos Estados que lo adoptan o suscriben o que se adhieren posteriormente. La distinción entre tratado-contrato y tratado-acuerdo no ha sido aceptada por toda la doctrina jurídica. (v. TRATADO INTERNACIONAL.)

Acuerdo plenario

Recibe este nombre el que adoptan las diversas salas de la cámara de un fuero, reunidas a tal efecto, para unificar la jurisprudencia de los tribunales inferiores o de las salas mismas, cuando sus sentencias sobre una misma cuestión son divergentes. Los acuerdos plenarios son de obligado acatamiento para las salas de la cámara y para los jueces que de ella dependen. (v. RECURSO DE INAPLICABILIDAD DE LA LEY.)

Acuerdo preventivo

Acto complejo en virtud del cual, en el marco de un proceso concursal, el deudor fallido ofrece una propuesta de acuerdo a sus acreedores, planteando esperas o quitas respecto de sus créditos. Si los acreedores la aprueban con las mayorías exigidas por la ley, se llegará a un acuerdo preventivo que se perfeccionará si cuenta con la aprobación judicial.

Acuerdo regional

El que se celebra entre Estados que se encuentran vinculados por una solidaridad de carácter geográfico, a efectos de reforzar su recíproca seguridad. Tales acuerdos se encuentran previstos en el capítulo 8 de la Carta de las Naciones Unidas.

Acuerdo resolutorio

Acto complejo en virtud del cual, una vez declarada la quiebra de un fallido, ofrece éste una propuesta de acuerdo a sus acreedores, planteando esperas o quitas respecto de sus créditos. Si los acreedores la aprueban con las mayorías exigidas por la ley, se llegará a un acuerdo resolutorio que se perfeccionara si cuenta con la aprobación judicial, y que implicará dejar sin efecto la declaración de quiebra.

Acuerdo simplificado

En Derecho Internacional Público, una modalidad de los tratados entre naciones, que en los tiempos actuales ha adquirido importante desarrollo, y caracterizada por no estar sometido el acuerdo a ratificación, sino que entra en vigor

Acumulación de penas

desde el momento de ser firmado. Presenta, pues, una importancia secundaria en relación con aquellos acuerdos necesitados de ratificación legal para su validez.

Acumulación de acciones

Reunión en un solo proceso de dos o más acciones, para que sean resueltas mediante una sentencia única. El demandante puede acumular las acciones que ejercita contra otra u otras personas, a condición de que no sean contradictorias entre sí, correspondan a la jurisdicción del mismo juez y puedan sustanciarse por los mismos trámites. Couture la define como acción y efecto de proceder el demandante a reunir en una misma demanda diversas pretensiones que tenga contra el demandado, en las condiciones autorizadas por la ley.

Acumulación de autos

Acción y efecto de reunir dos o más procesos o expedientes en trámite, con el objeto – de que todos ellos constituyan un solo juicio y sean terminados por una sola sentencia (Couture). | Acto procesal, que es casi siempre un incidente, mediante el cual se persigue la acumulación.

Acumulación de beneficios en Derecho Laboral

Compatibilidad de beneficios en Derecho Laboral (v.).

Acumulación de funciones

Reunión en una misma persona de dos o más funciones o cargos públicos, sean de designación administrativa o de elección popular. La reunión de funciones suele llevar aparejada la acumulación de remuneraciones. Para impedir los abusos a que la acumulación pueda dar lugar, es frecuente que las leyes establezcan ciertas incompatibilidades en el desempeño de determinados cargos o empleos.

Acumulación de penas

Representa un problema de Derecho Penal derivado del concurso (ideal o formal) de delitos. Tiene lugar cuando un individuo realiza con una sol acción varios hechos delictivos, objetiva y subjetivamente independientes, e igualmente cuando realiza una serie de hechos representativos de un concurso real sucesivo. Para determinar la pena aplicable suelen seguirse tres sistemas: el de acumulación material, consistente en considerar aisladamente cada delito y determinar la condena por la suma de las penas que a cada uno de ellos corresponda; el de absorción, consistente en imponer la pena aplicable al delito de mayor gravedad, y el de acumulación jurídica, consistente en sumar las penas pero con una reducción de éstas y fijación de límites máximos.

Acumulación de procesos

Acumulación de autos (v.).

Acumulación del posesorio y del petitorio

Siendo la acción petitoria la que se encamina a reclamar el dominio de una cosa, y la acción posesoria la que pretende la declaración del mejor derecho a la cosa, se produce acumulación de ambas acciones cuando el juez del posesorio entra a juzgar sobre el fondo del derecho. La legislación argentina prohibe acumular el petitorio y el posesorio; por lo que, intentada la acción real, se pierde el derecho a intentar las acciones posesorias, pero el ejercicio de las acciones posesorias no impide usar después de la acción real.

Acusación

En general se entiende por acusación la que se ejercita ante el juez o tribunal de sentencia, contra la persona que en el sumario aparece como presunta culpable, y se denomina denuncia el hecho de poner en conocimiento del juez instructor la posible existencia de un delito y de un probable delincuente. (v. ACCIÓN PENAL, DENUNCIA, QUERELLA.)

Acusación de rebeldía

(v. REBELDÍA.)

Acusación o denuncia falsa

Delito que atenta contra el normal funcionamiento de la administración de justicia y que consiste en imputar a otra persona, falsa y dolosamente, la comisión de un delito de los que dan lugar a procedimiento de oficio. Tal imputación se ha de hacer ante funcionario administrativo o judicial que por razón de su cargo deba proceder a su averiguación y castigo, diferenciándose así del delito de calumnia. La acusación o denuncia falsa no se encuentra recogida como tal delito en todos los códigos.

Acusado

Persona a quien se imputa la comisión de un delito. Claro es que la acusación no presupone la culpabilidad del imputado, ya que la causa que se le siga puede ser sobreseida definitivamente o terminar en una absolución. En los procedimientos penales de raíz liberal, al acusado se lo supone inocente mientras no se pruebe lo contrario. (v. IMPUTACIÓN, INOCENCIA.)

Acusador

Llámase así el ministerio fiscal o el particular que ejercita la acción penal (v.) contra otra persona.

Acusar

Imputar, atribuir a una o varias personas, como autores, cómplices o encubridores, un delito o falta. | Denunciar o dar a conocer una infracción. | Delatar una violación de la ley, una discrepancia con un poder tiránico. | En general, censurar, reprender, tachar. | Con relación a cartas, pagos y documentos diversos, participar que se han recibido. | Dentro del enjuiciamiento criminal, se entiende estrictamente por acusar la exposición definitiva, por escrito o de palabra, que ante un tribunal efectúa el ministerio público o el acusador privado, para resumir las pruebas, determinar los cargos y pedir las sanciones que surjan del proceso por la criminalidad del reo (G. Cabanellas y L. Alcalá-Zamora).

Achaque

Cierta multa o pena pecuniaria que el antiguo Consejo de la Mesta imponía en España a los que infringían las leyes protectoras de la ganadería. | Según la Academia, en el ambiente del hampa, la denuncia que hace el soplón con el intento de componerse con el presunto culpable y sacarle dinero para no proseguir la causa.

Achaquero

Juez del Consejo de la Mesta que imponía la pena del achaque (v.). | El que arrendaba tales sanciones pecuniarias.

“Ad absurdum”

Locución latina. De una manera absurda, poco razonable; por reducción al absurdo. El argumentum ad absurdum consiste, en la lógica jurídica, en demostrar que una afirmación es valida porque la interpretación contraria resultaría absurda.

Ad cautélam

Locución latina y castellana. Por cautela o precaución. | En los juicios canónicos sobre excomunión, se denomina así la absolución provisional que se concede al excomulgado para que pueda proseguir el pleito en trámite de apelación. | En orden al Derecho Civil, en materia de sucesiones, la expresión tiene significado propio, por medio de la cláusula ad cautélam (v.).

“Ad corous”

Locución latina empleada para calificar que la venta de un inmueble se hace sin indicación de su área y por un solo precio, individualizándose no por sus medidas, sino por su situación y límites.

“Ad effectum videndi”

Esta locución latina, de uso muy corriente en los escritos procesales, significa “a efecto de ver, de que se lo tenga a la vista”. Se emplea cuando se pide que un documento o un expediente sea presentado a la autoridad judicial o administrativa, para que lo tenga en cuenta al resolver el asunto de que se trate.

“Ad exemplum”

Locución latina jurídicamente utilizada para demostrar una tesis con un ejemplo.

Ad hoc

Locución latina y castellana. Para esto. Se emplea para significar que una cosa es adecuada para un objeto o fin determinados. | Más frecuentemente indica que un nombramiento o designación (de juez, defensor, fiscal, tutor, curador, interventor, etc.) ha sido hecho para actuar en un caso concreto.

Ad hóminem

Locución latina y castellana. Según el hombre. Con ella se alude al argumento fundado en circunstancias personales de algún individuo, pero que no tendría valor aplicado a otra persona.

Ad honórem

Locución latina y castellana. Honorario, honorífico, lo que da a entender que una persona desempeña un cargo u ostenta una calidad por el honor que representa y sin obtener ningún beneficio económico.

“Adhuc sub iudice lis est”

Locución latina usada por Horacio en su Arte poética para significar que “la causa esta aún bajo juez”, que todavía no está resuelta.

“Ad imposibilia nemo tenetur”

Aforismo latino. Nadie está obligado a lo imposible. Nadie es responsable de no ejecutar un hecho imposible.

Ad líbitum

Locución latina y castellana. A voluntad, a gusto, a elección. Se utiliza en términos forenses para aludir a los pensamientos que se dejan al libre juicio del lector o del oyente, así como también a que el cumplimiento de los actos jurídicos queda librado a la voluntad de una de las partes.

Ad lítem

Locución latina y castellana. Para la litis, para el pleito, para el proceso. En ese sentido se habla de procurador ad lítem, de curador ad lítem, de administrador ad lítem.

“Ad litteram”

Locución latina. A la letra, al pie de la letra. Expresa que un texto ha sido reproducido o traducido con las mismas palabras del original.

“Ad mensuram”

Locución latina empleada para calificar la venta de un inmueble cuando, inversamente a la que se hace ad corpus (v.), se determinan sus medidas y el precio total o unitario.

Ad nútum

Locución latina y castellana. A placer, a capricho, a voluntad. Alude al hecho de que en un contrato puede producirse una revocación de carácter unilateral.

“Ad pedem litterae”

Locución latina. Al pie de la letra. Es latín más correcto ad litteram (v.) o ad verbum.

Ad perpétuam

Locución latina v castellana. Dícese también ad perpétuam memóriam o ad perpétuam rei memóriam, o sea “para eterna memoria del hecho o la cosa”.(v. INFORMACION.)

“Ad probationem”

Locución latina Jurídicamente significa que la formalidad exigida por la ley para la constitución de un acto jurídico tiene como finalidad esencial la prueba de dicho acto. La carencia de la formalidad requerida no invalida el acto, por ser subsanable la omisión posteriormente. (v. “ADSOLEMNITATEM”.)

“Ad promissor”

Locución latina. En Derecho Romano, fiador que se comprometía personalmente y en forma accesoria a cumplir la obligación, garantizando al acreedor contra la insolvencia del deudor principal.

Ad quem

Locución latina y castellana que se emplea en el sentido de juez o tribunal de alzada, ante el cual se interpone un recurso contra la resolución del juez inferior, el a quo (v.). Se dice también dies ad quem para indicar el plazo resolutorio a cuyo vencimiento se extingue un derecho o se produce la resolución de un negocio jurídico. | Es asimismo el día hasta el cual se cuenta un término, a diferencia de dies a quo, que indica el día en que empieza a contarse el plazo.

Ad referéndum

Locución latina y castellana. Expresa que un acto, una decisión de la autoridad, un proyecto, una ley quedan subordinados, para su validez, a la aprobación de otra autoridad o a la ratificación del pueblo. Aun cuando ése es su significado esencial, cabe también aplicarlo a las asociaciones y sociedades; por ejemplo, cuando para convalidar los acuerdos de las juntas directivas, se requiere el consenso posterior de las asambleas generales respectivas.

“Ad rem”

(v. “IUS AD REM”.)

“Ad rogationem”

(v. ARROGACIÓN.)

“Ad solemnitatem”

Se utiliza esta locución latina para significar que la formalidad exigida por la ley en la constitución u otorgamiento de un acto jurídico es esencial para su existencia jurídica, por parte del acto y no simplemente medio de prueba. (v. “AD PROBATIONEM”.)

Ad valórem

Locución latina, incorporada al castellano. Según el valor, hasta el valor. Se usa corrientemente en el Derecho Marítimo, en finanzas y en materia de tasación aduanera.

Adagio

Sentencia breve, comúnmente recibida y, las más de las veces, moral. El concepto tiene importancia jurídica, porque equivale a principio o norma no legal, pero supletoria de la ley y constituida por doctrina o aforismos que gozan de general y constante aceptación por jurisconsultos y tribunales.

“Addictio in diem”

Locución latina. Adjudicación hasta cierto día o por un plazo determinado.

“Addictus”

Palabra latina. Atribuido, adjudicado o dado en juicio. | El deudor insolvente que el magistrado adjudicaba al acreedor. (v. “MANUS INIECTIO”.) | El ladrón que, sorprendido en flagrante delito, era entregado a la víctima del robo (Dic. Der. Usual).

Adehala

Lo que se da de gracia o se fija como obligatorio sobre el precio de aquello que se compra o toma en arriendo. | Lo agregado como gajes o emolumentos al sueldo de algún empleo o comisión (Dic. Acad.).

Adelantado

Funcionario que tenía carácter judicial y, en tiempos de guerra, funciones militares. A sus órdenes se encontraba el merino (v.). Los adelantados, surgidos durante la Reconquista española medioeval, por gobernar regiones fronterizas, o “adelantados hacia el enemigo”, se conservaron durante los primeros tiempos del descubrimiento de América, con facultades también políticas y militares (Dic. Der. Usual). (v. VIRREY).

Adelantado de la corte

En la transición de la Edad Media a la Moderna, del siglo xv al XVI, magistrado en que el rey delegaba la resolución de los recursos de alzada contra los jueces ordinarios.

Adelantado de mar

Persona con las adecuadas dotes náuticas, militares y políticas, a la que se le entregaba el mando de una expedición marítima y el gobierno de las tierras que se descubrieran, potestad esta que lo diferenciaba del tan sólo almirante.

Adeudo

Deuda u obligación de pagar. | Cantidad que se ha de pagar en las aduanas por una mercancía.

Adhesión

Consentimiento que presta una persona al acto realizado o ala proposición formulada por otra. (v. CONTRATO DE ADHESIÓN.)

Adhesión a la apelación

Acto procesal en virtud del cual una parte se une ala apelación interpuesta por otra, a efectos de obtener la revocación o modificación del fallo, en cuanto la perjudica.

Adición

Acción y efecto de agregar o añadir. La accesión es jurídicamente una forma de adición.

Adición de herencia

Aceptación de herencia (v.).

Adición de nombre

En esta locución se entiende comprendido el prenombre y el apellido, y se refiere a la posibilidad de añadirles algún otro. Los casos que al respecto señalan algunas legislaciones aluden a la posibilidad de los progenitores para pedir que se inscriba al hijo con el apellido compuesto del padre. o añadir el de la madre, allí donde no sea costumbre hacerlo, solicitud que también puede efectuar el hijo al llegar a determinada edad. La adición de nombre es también frecuente en los casos de adopción, a efectos de añadir al apellido de los padres naturales el de los padres adoptantes, o al sustituir aquél por éste.

Adicional

Se dice de lo que aumenta o amplía una cosa. | Artículo o cláusula que se añade a una ley, reglamento o tratado, bien al final de éste, como transitorio, o bien después, para enmendar o suplir algún vacío. | Derecho o contribución que se manda cobrar como extraordinario, unido a otro anteriormente establecido (Dic. Der. Usual).

“Adiectus solutionis gratia”

En el Derecho Romano se designaba con esta locución la persona que, además del acreedor, podía recibir el pago, aun cuando no accionara contra el deudor. Literalmente quiere decir “adjunto para recibir un pago”. Cuando las partes habían nombrado dicho adjunto, el deudor adquiría el derecho de pagar la deuda a éste o al acreedor, una vez llegado el vencimiento de la obligación.

Adir

Verbo equivalente a aceptar o adquirir. En lenguaje jurídico se dice frecuentemente y con ese significado adir la herencia.

“Adiudicatio”

Voz lat. En el procedimiento formulario del Derecho Romano, cláusula por la cual el magistrado concedía poder al iudex para que adjudicara la propiedad o la tenencia de una cosa a una de las partes. Era de aplicación excepcional y fue admitida concretamente en la actio finium regundorum, en la actio familiae erciscundae y en la actio communi dividundo (v.).

Adjudicación

Acción y efecto de conceder a uno la propiedad de alguna cosa. Generalmente, la adjudicación se hace por la autoridad judicial o administrativa competente; por ejemplo, cuando se distribuyen los bienes de la herencia entre los herederos o legatarios, o cuando se otorga a favor de un determinado licitante la realización de obras, suministros o servicios públicos. | Aplícase también en el orden privado para significar que, en una subasta, el subastador adjudica la cosa subastada al mejor postor.

Adjudicación de territorios

En el léxico del Derecho Internacional Publico, la que se hace a un Estado de un territorio que no le pertenecía o que estaba en discusión, sea por procedimiento arbitral o por procedimiento jurisdiccional.

Adjudicación en pago

Dación en pago (v.).

Adjudicador

Persona que adjudica, que declara que una cosa corresponde a otra persona o que se la transfiere en satisfacción de algún derecho. (v. ADJUDICATARIO.)

Adjudicar

Asignar o atribuir una autoridad pública o persona competente, previo juicio o juzgamiento, una cosa o derecho a favor de otra persona. | Entregar al mejor postor o licitador la posesión o propiedad de un bien mueble o inmueble enajenado en subasta pública. | En los juicios o procedimientos de partición o división de una cosa común, asignar, a quien tiene derecho reconocido de antemano, una parte de la cosa litigiosa.

Adjudicatario

Persona a quien se adjudica alguna cosa. (v. ADJUDICACIÓN.)

Adjunción

Especie de accesión (v.) que se verifica cuando se juntan dos cosas muebles pertenecientes a diferentes dueños, pero de modo que puedan separarse o subsistir cada una después de separada. | Añadidura, agregación (Dic. Acad.). Para Capitant, equivale a accesión. El Código Civil argentino difiere de la definición académica, puesto que entiende que la adjunción se produce cuando dos cosas muebles, pertenecientes a distintos dueños, se unen para formar una sola cosa, que adquiere el propietario de la principal, mediante el pago al dueño de la accesoria de lo que ella valiere, aun en el caso de ser posible la separación.

Adjunto

Adjetivo. Lo que se va o se halla unido con algo. | Sustantivo. Quien acompaña a otro en una labor o función. | En lo antiguo, juez que se sumaba al principal de una causa, para conocer y decidir junto con él. | En la justicia municipal española, nombre dado a cada uno de los dos conjueces que, en unión con el municipal, se constituían en tribunal. | En el Derecho Canónico, cualquiera de los prebendados que son asociados al obispo para resolver causas de competencia del cabildo.

Administración

Ordenamiento económico de los medios de que se dispone y uso conveniente de ellos para proveer a las propias necesidades (Bielsa).

Administración activa

La acción gubernamental cuando dispone lo necesario para cumplir las leyes, promover los intereses públicos y resolver las cuestiones planteadas al aplicarse lo mandado; o sea, lo relativo ala legislación, al bienestar y a la justicia. (G. Cabanellas y L. Alcalá-Zamora). (v. ADMINISTRACION CONSULTIVA y DELIBERANTE.)

Administración central

En los Estados unitarios, el conjunto de órganos formado por el jefe del Estado, los ministros, los ministerios, sus dependencias y altos

Administración consultiva

organismos, más o menos autónomos, pero con jurisdicción general o nacional. | En los Estados federales, el gobierno federal, el que ejerce autoridad sobre todo el territorio en los asuntos generales y de legislación común (Dic. Der. Usual).

Administración consultiva

La que forman todos los órganos técnicos que asesoran a la administración central (v.), que integran diversos consejos, juntas, institutos, comisiones. Realizan estudios, preparan informes, evacuan consultas de las autoridades ejecutivas y cumplen otras funciones asignadas (Dic. Der. Usual). (v. ADMINISTRACION ACTIVA y DELIBERANTE.)

Administración contenciosa

La encargada de dirimir los conflictos que para los derechos de los particulares originan los actos administrativos.

Administración de justicia

Conjunto de los tribunales de todas las jurisdicciones cuya misión consiste en la interpretación y aplicación de las normas jurídicas. | Potestad que tienen los jueces de aplicar las normas jurídicas a los casos particulares. La primera de dichas acepciones ofrece en Derecho Político la importancia de que, en algunos países, se aplica en el sentido de que la justicia no constituye un auténtico poder, sino una función dependiente administrativamente del Ejecutivo, aun cuando sin afectar la independencia de los tribunales. Por eso en otros países, donde tal cosa no sucede, se habla corrientemente de Poder Judicial y se reserva la expresión comentada para señalar la segunda de las acepciones mencionadas.

Administración de la sociedad conyugal

(v. SOCIEDAD CONYUGAL.)

Administración deliberante

Aquella que integran los organismos y cuerpos que resuelven, pero no poseen facultades ejecutivas, tales como el parlamento y los concejos municipales. (v. ADMINISTRACIÓN ACTIVA y CONSULTIVA.)

Administración legal

El gobierno patrimonial de otra persona cuando es confiado por ministerio de la ley, lo cual releva de poder especial sin más que justificar la cualidad o relación. Tal los padres para con los bienes de los hijos menores, el tutor y los de sus pupilos, y el marido para con la sociedad conyugal (G. Cabanellas y L. Alcalá-Zamora).

Administración pública

La actividad administrativa de los órganos del Estado en todas sus escalas o jerarquías. | La entidad que administra. Constituye función típica del Poder Ejecutivo, nacional o provincial, y de los municipios. Sus actividades son las que regula el Derecho Administrativo.

Administrado

Sujeto pasivo de la administración; es decir, aquel cuyos bienes administra otra persona. Con respecto a la administración pública, los administrados son los individuos sometidos a la jurisdicción del Estado. En los regímenes democráticos, contrariamente a lo que sucede en los totalitarios, los administrados han elegido previamente a sus administradores, los cuales no son otra cosa que sus mandatarios, aunque en pocos países ya, revocables hasta el término normal de sus funciones.

Administrador

Persona física o jurídica que administra sus propios bienes o los ajenos. | En Derecho Público es administrador, por medio de sus organismos, el Estado en general y específicamente el Poder Ejecutivo en sus diversos aspectos. (v. ADMINISTRADO.)

Administrador apostólico

Funcionario de la Iglesia católica, nombrado por el Sumo Pontífice, para administrar y gobernar a perpetuidad o por tiempo determinado una diócesis canónica.

Administrador judicial

Persona nombrada de oficio o a petición de parte, por un juez o tribunal, para ejercer actos de administración sobre determinados bienes, generalmente litigiosos, como medida precautoria para su conservación, aun cuando también pueden ser nombrados judicialmente fuera de litigio, en procedimientos de jurisdicción voluntaria.

Administrador legal

El que desempeña una administración legal (v.), en el sentido de deber su titulo o funciones a la ley, aun lado la probidad en tal ejercicio.

Administrativo

Perteneciente o relativo a la administración de bienes en general. | Concerniente a la administración pública (v.). | Empleado que hace trabajos de oficina allí donde la empresa o el organismo cuenta con personal técnico (que dirige) u obrero (que ejecuta). | Por abreviación, Derecho Administrativo (v., y además ACTO ADMINISTRATIVO; JUICIO y RECURSO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO). (G. Cabanellas y L. Alcalá-Zamora).

Admisibilidad

Cualidad de admisible (v.), de especial importancia en lo procesal.

Admisible

Digno de ser admitido. | Argumento que puede aceptarse. | Prueba que debe practicarse, con independencia de un eficacia. | Recurso que reúne las condiciones legales externas para motivar una segunda vista, para resolver el fondo de la cuestión. | Proposición que no perjudica ni ofende. | Informe, noticia o testimonio verosímil, a que puede concederse crédito inicial o hasta ser desvirtuado. | Con conocimientos y aptitudes para un puesto (Dic. Der. Usual).

Admisión

Acción y efecto de admitir (v.).

Admitir

Aceptar. | Autorizar la tramitación de un recurso o de una querella. | Recibir. | Dar entrada. | Permitir, consentir, sufrir. | Creer (Dic. Der. Usual).

Admonición

Del latín admonere (amonestar). Amonestación, reconvención, conminación o advertencia, como la que, conforme al Derecho Canónico, hacen los superiores eclesiásticos a sus subordinados o el ordinario a sus diocesanos.

Adolescencia

Edad que sucede a la niñez y que transcurre desde que aparecen los primeros indicios de la pubertad hasta la edad adulta (Dic. Acad.). El concepto ofrece importancia jurídica, porque, por regla general, las legislaciones hacen coincidir la entrada en la adolescencia con la capacidad para contraer matrimonio, aun cuando no es ésta una regla absoluta. El período de adolescencia influye también en la responsabilidad penal que, dentro de ciertos límites, puede estar disminuida y afectar el modo de cumplimiento de la condena. (v. PUBERTAD).

Adolescente

El que ha entrado en la adolescencia (v.).

Adopción

Acción de adoptar, de recibir como hijo, con los requisitos y solemnidades que establecen las leyes, al que no lo es naturalmente. La determinación, no ya de esas formalidades legales, sino de las condiciones sustanciales indispensables para efectuar la adopción, es cosa en la que difieren las legislaciones de los diversos países y que se refieren a las edades de los

Adoptar

adoptantes y de los adoptados, al estado civil, a la existencia o no de hijos efectivos, al número posible de adopciones, etc. Se trata de una institución aceptada por la casi totalidad de los países, pero rechazada por algunos otros, con el argumento de que una ficción legal no puede suplir los vínculos de la naturaleza. La ARGENTINA no admitía la adopción; mas, como ella llenaba evidentes finalidades sociales y emotivas, tuvo que terminar por aceptarla. Así en 1948 se dictó la ley de adopción, sustancialmente modificada en 1971 para establecer dos tipos: la plena y la simple, diferenciados por la mayor y menor amplitud del vínculo familiar que se contrae y de los derechos y obligaciones entre adoptante y adoptado. En otro sentido, adopción equivale a recibir alguna opinión o doctrina ajenas, admitiéndolas como propias. | Tratándose de resoluciones o acuerdos, tomarlos con previo examen o deliberación.

Adoptado

El que en la adopción es recibido como hijo del adoptante (v.).

Adoptante

En la adopción, el que asume legalmente el carácter de padre del adoptado (v.). La ley impone cierta edad y diferencia considerable de años con el adoptado, a fin de imitar más aun a la naturaleza en cuanto a esta paternidad por analogía. Salvo tratarse de un matrimonio, al que se le restringe la capacidad de adoptar hasta un lapso prudencial sin posibilidad de procreación, el adoptante ha de ser uno solo. El adoptante contrae deberes de educar y alimentar, y puede contraerlos de tipo sucesorio a favor del adoptado. Surge impedimento matrimonial de la adopción y deber de obediencia para el adoptado. En lo penal, entre adoptante y adoptado se reconoce el parentesco a efectos de legítima defensa y del beneficio por el encubrimiento. No se lo reconoce a efectos del parricidio, pero el vínculo puede apreciarse como atenuante o agravante; en especial, por ingratitud del adoptado. No son citados legalmente el padre y el hijo adoptivos entre los no punibles por los hurtos y defraudaciones de los que sea autor uno de ellos y víctima el otro.

Adoptar

Prohijar legalmente a quien no es hijo por naturaleza. | Aprobar, admitir. | Tomar medidas o disposiciones. (v. ADOPCION.)

Adoptivo

Propio de la adopción (v.), producto de ella y concerniente a alguna de sus partes: adoptante o adoptado (v.).

Adorar

En signo de reconocimiento de su autoridad máxima y de individual obediencia, postrarse los cardenales ante el papa recién elegido, como signo y realidad de sucesor de San Pedro y, con ello, vicario de Jesucristo (v.) en la Tierra.

“Adpromissor”

Voz lat. En Roma y en su lengua, el garante de un deudor principal, con el que se obligaba conjuntamente mediante un contrato verbal peculiar.

“Adpulsus pecoris ad aquam”

Locución latina. La acción de llevar el ganado a abrevar y, con ello, nombre latino de la servidumbre de abrevadero (v.).

Adquirente

El que efectúa una adquisición (v.). | Por extensión, el probable o potencial dueño de algo, por el interés mostrado.

Adquirir

Conseguir algo mediante trabajo o industria de uno. | Obtener la propiedad de una cosa que antes pertenecía a otro o que no tenía dueño. | Lograr un derecho. | Contraer una obligación (Dic. Der. Usual). (v. MODOS DE ADQUIRIR.)

Adquisición

Acrecentamiento del patrimonio de una persona física o jurídica. La amplitud del concepto permite su aplicación a todo el campo del Derecho tanto Público como Privado.

Adquisición a “non domino”

Locución latino castellana. Adquisición de quien no es dueño. Contra un antiguo aforismo, el de que “nadie puede transmitir más derechos que los que tiene”, se producen a veces adquisiciones que convierten a una persona en propietaria de algo que le transmite o entrega quien no es su dueño. Naturalmente, cuando menos por parte del adquirente, ha de haber buena fe y voluntad dominical, ya que, si falta esto, no pasará de poseedor o tenedor, y, si procede de mala fe, requerirá, para consolidar jurídicamente su potestad, la prolongada usucapión exigida a los detentadores. Esta posibilidad adquisitiva dispone de amplitud en relación con los bienes muebles, en virtud del principio tradicional de que “en materia de muebles, la posesión equivale al título”. En lo inmobiliario, aunque las dificultades sean mayores, por la necesidad de las inscripciones de registro para una sólida constancia del dominio, también se reconoce esta posibilidad, precisamente por aparecer como propietario inscrito uno anterior, cuya condición jurídica puede haber sido destruida. Por último, las adquisiciones de quien no sea dueño se convalidan ala postre mediante la usucapión (v.), en los plazos más prolongados que se establecen hasta para el poseedor de mala fe, cuya cumbre alcanza el ladrón de cosas muebles y el usurpador de inmuebles, con los que acaba transigiendo, al servicio de la estabilidad jurídica, el legislador, según tradición que proviene del más puro romanismo.

Adquisición a título gratuito

La que no significa ningún desembolso ni prestación para el adquirente, como en las donaciones y legados puros, y en la sucesión intestada. El pago de impuesto por la adquisición se entiende que no atañe a la gratuidad adquisitiva. (v. ADQUISICION A TITULO ONEROSO.)

Adquisición a título oneroso

Aquella que para el adquirente representa una Pérdida matrimonial equivalente o disminución en dinero (compra), la entrega de alguna cosa suya (permuta) o una prestación (de trabajo, de servicios o de otra índole obligatoria). (v. ADQUISICIÓN A TITULO GRATUITO.)

Adquisición a título singular

La comprensiva de uno o varios objetos de un patrimonio, pero nunca su totalidad ni una parte proporcional. Puede recaer sobre cosas individualmente determinadas, aunque así resulta posible que abarque cuanto tiene una persona. Cabe que comprenda también una universalidad de cosas, como un rebaño, una fábrica, una casa con todo lo que contenga. En materia sucesoria, la adquisición a título singular se refiere a los legatarios de cosa determinada o determinable, pero no a los de parte de la herencia, cuya naturaleza se discute, aunque se vea en ellos con preferencia sucesores o adquirentes a título universal, pese ala defectuosa denominación del testador. (v. ADQUISICIÓN A TITULO UNIVERSAL.)

Adquisición a título universal

La relativa a la totalidad de un patrimonio (en el conjunto de sus bienes, derechos, obligaciones y acciones) o a una parte proporcional de él. Es, por tanto, adquisición mayor en derecho, pero puede resultar menor que la adquisición a titulo singular (v.); quien recibe el legado de una casa, sin duda recibe más que el heredero universal de un mendigo.

Adquisición de cosas

En el Derecho moderno, sólo la herencia implica adquisición a título universal. No obstante, en la donación de todos los bienes presentes, en la ejecución total contra un insolvente, en los juicios de concurso de acreedores o de quiebra, todo el patrimonio es adquirido por los donatarios o acreedores; pero en todos los casos existen ciertos bienes que el donante se ha de reservar para vivir con arreglo a su condición, o los inembargables o imprescindibles para la subsistencia del deudor y de su familia. La adquisición a título universal puede ser exclusiva, la del heredero único, o compartida, como la de los coherederos. En un panorama general de lo adquisitivo, enfocado desde su contenido más frecuente y de mayor relieve jurídico, Luis Alcalá-Zamora y Guillermo Cabanellas expresan que constituye un acto jurídico que produce la incorporación a un patrimonio de una cosa, mueble o inmueble. Puede ser voluntaria, ya unilateralmente, como en la ocupación de lo abandonado o sin dueño, ya de modo bilateral, en virtud de contrato traslativo de tal cosa; presunta, como en la sucesión intestada; forzosa, como en las legítimas, lo cual no excluye la posibilidad de sinceras renuncias ni la contingencia de justificadas desheredaciones; natural o casual, como en la accesión (aun cuando algunas formas de ésta sean obra voluntaria del hombre); registral, si sólo es eficaz por constar en un registro (como la hipoteca). o legal. como la adjudicación al Estado de los inmuebles vacantes. (v. ADQUISICION DE DERECHOS).

Adquisición de derechos

La conjunción del derecho con un sujeto determinado (Windscheid). La adquisición de derechos puede ser originaria, cuando se adquiere con independencia de la existencia de algún titular anterior, y derivativa, cuando ha tenido un titular anterior del cual se trae causa. La adquisición del derecho puede coincidir, o no, con el nacimiento del derecho mismo. A su vez, la adquisición derivativa puede ser traslativa o constitutiva, según que lo único que cambie sea el titular por pasar del enajenante al adquirente, con su mismo contenido y características, o que cambie el patrimonio del adquirente en relación con el del enajenante. La doctrina de la adquisición constitutiva ha sido discutida, sosteniendo algunos que representa una adquisición originaria.

Adquisición de la herencia

La que se produce cuando el llamado a recibirla incorpora a su patrimonio los bienes heredados.

Adscripción

Adquisición de nombre v. NOMBRE.

Adquisición derivativa

La proveniente de otro y merced a un título. Requiere, pues, la dualidad de transmitente y de adquirente (v.). En lo técnico se opone a la adquisición originaria (v.).

Adquisición ínter vivos

La que debe surtir efecto o realizarse en vida del transmitente, como una permuta o una donación con entrega inmediata de bienes. Cabe que el negocio jurídico se perfeccione entre vivos y se produzca la adquisición luego de la muerte del causante, por subsiguiente acaecimiento de ésta, lo cual no quita a aquel acto su naturaleza entre vivientes, ya que la adquisición no dependía de la muerte. (v. ADQUISICION MORTIS CAUSA.)

Adquisición mortis causa

Aquella cuya efectividad depende de la muerte de la persona que transmite el derecho o la cosa. Es la consecuencia de los testamentos o de la sucesión intestada, y también de ciertos actos en que es posible determinarla, como en las escrituras de adopción y en las capitulaciones matrimoniales. (v. ADQUISICION ÍNTER VIVOS.)

Adquisición originaria

La caracterizada por la sola voluntad o por un acto unilateral del adquirente. La integran la ocupación como más típica y la accesión (v.). La figura contrapuesta, como la cesión o la compraventa, la sucesión hereditaria, encuadran en la adquisición derivativa (v.).

Adquisitivo

Con poder o facultad para adquirir (v.).

Adrogación

Arrogación (v.).

Adrogado

El sui iuris que era objeto de la adrogación (v.).

Adrogante

El pater familias que en Roma adoptaba a un sui iuris, que dejaba de serlo a partir de ese instante. (v. ADROGADO.)

Adscribir

Agregar a una persona al servicio de un cuerpo o destino (Dic. Acad.), tan frecuente en la administración pública con distintos objetos.

Adscripción

Acción y efecto de adscribir (v.). | Asignación, por el superior religioso, del cargo y lugar que le corresponde a un clérigo u ordenado.

“Adscripticii”

Voz latina. En Roma, colonos inscriptos en los registros del censo y aplicados a la gleba. (v. SIERVO DE LA GLEBA.)

“Adsiduus”

Voz latina. Asiduo. En especial, el propietario que residía siempre en un predio o lugar. En lo dominical estricto se contraponía al proletario (v.).

“Adstipulator”

Palabra latina para referirse al estipulante accesorio, pero con iguales derechos que el acreedor principal en cuanto al deudor. Surgía así de una segunda convención verbal, conexa con la primera.

Aduanas

Oficinas públicas donde se registran los géneros y mercaderías que se importan o exportan, y se cobran los impuestos que adeudan conforme a una tarifa de avalúos. La norma general es que las aduanas estén referidas al ingreso y salida de mercaderías entre países distintos, pero no entre las provincias o Estados miembros de un mismo país, ni aun organizado en régimen federal.

Aducción

Del latín adductio, que alude a la idea de conducción, de envío, de traer. Jurídicamente se emplea con relación ala presentación o invocación de pruebas en un juicio.

Adulteración

En sentido jurídico equivale a falsificación, por cuanto supone el cambio en la sustancia de una cosa para alterar su sentido, su destino o su valor, hecho del cual puede resultar un perjuicio. Tiene especial importancia la adulteración de alimentos, bebidas, medicamentos y de mercaderías, por efectos nocivos para la salud o por el engaño que en el comercio representan.

Adulterino

Procedente de adulterio (v.). | Perteneciente o relativo al adulterio. | En su acepción más característica y dentro del orden del Derecho Civil, hace referencia a la calidad de los hijos nacidos de adulterio, si bien en la doctrina y en las legislaciones modernas, entre ellas en la ARGENTINA, se tiende, por razones sociales y humanitarias, a evitar ese género de calificativos, distinguiéndose los hijos en sólo dos categorías: los matrimoniales y los extramatrimoniales.

Adulterio

Ayuntamiento carnal ilegítimo de hombre con mujer, siendo uno o ambos casados. | Delito que comete la mujer casada que yace con varón que no sea su marido y el que yace con ella sabiendo que es casada. Estas definiciones, dadas por el Diccionario de la Academia, contienen, igual que otras muchas, errores jurídicos evidentes, porque olvidan que en varias legislaciones, la argentina entre ellas, el adulterio configura un delito, en el que también incurren el marido cuando tuviere manceba dentro o fuera de la casa conyugal y la manceba del marido. Fácilmente se advierte que, aun en las legislaciones que admiten el delito de adulterio, se establece una diferencia entre el adulterio cometido por la mujer y el cometido por el hombre. La primera incurriría en la sanción penal por haber yacido, aunque sea una sola vez, con un hombre que no sea su marido, mientras que éste sólo comete adulterio punible si mantiene manceba dentro o fuera de la casa. Y como semánticamente manceba quiere decir concubina, o sea “mujer con quien uno tiene comercio ilícito continuado”, resulta evidente que para el hombre casado yacer no ya esporádica o excepcionalmente con una mujer que no sea su esposa, o hacerlo frecuentemente y sin continuidad con varias mujeres, carece de importancia jurídica penal. Lo que para la mujer es delito, para el hombre no pasa de la categoría de “aventurillas” socialmente admisibles. Desde el punto de vista del quebrantamiento de la fe conyugal, no cabe duda de que, en el terreno moral, tan reprobable resulta el yacimiento aislado de una mujer con un hombre que no sea su marido como el de un hombre con mujer que no sea su esposa. Sin embargo, desde un punto de vista legal, pudiera tener explicación la referida diferencia de trato, pues el adulterio de la mujer, aun cometido una sola vez, puede llevar a algo tan grave, moral, social y humanamente, como es producir la confusión de la prole. Atribuyendo al marido una paternidad que no le corresponde y de la que no puede librarse por existir una presunción iuris et de iure acerca de la legitimidad del hijo; en tanto que el adulterio del marido en ningún caso puede llevar a una confusión de prole, salvo que sea casada su amante. Esa diferencia pudiera, ya que no justificar, por lo menos explicar las razones por las cuales, en ciertas épocas de la historia, el adulterio del marido se haya considerado impune, mientras que el de la mujer se haya castigado con las mayores penas, inclusive la muerte por lapidación. El adulterio como delito tiende a desaparecer en las modernas doctrinas y legislaciones, manteniendo su interés dentro del Derecho Civil, por cuanto constituye causa de divorcio vincular, donde está admitido, o de separación de los esposos, donde el vínculo se considera indisoluble. Y ya en ese terreno civilístico no suele establecerse distinción ninguna entre el adulterio femenino y el masculino. Prácticamente, la eliminación del delito de adulterio es más frecuente en los países que admiten el divorcio vincular, ya que en ellos el viejo concepto del honor queda a salvo mediante la ruptura total del matrimonio, aun cuando en el adulterio de la mujer siempre se mantendrá subsistente el problema de la confusión de la prole, a menos de haber superado la edad de gestación posible, circunstancia que no se admite, en los ordenamientos punitivos del adulterio, como eximente ni siquiera atenuante.

Adúltero

El que incurre en adulterio (v.). | Concerniente a la infidelidad conyugal. Con justicia o sin ella, la realidad legislativa muestra que el adúltero ha gozado del favor civil y penal frente a la adúltera, social y jurídicamente en posición peor, por la mayor moralidad exigida a la mujer casada (L. Alcalá-Zamora).

Adulto

Persona que trasciende los límites de la adolescencia y que, biológicamente, ha desarrollado sus funciones vitales, tanto psíquicas como orgánicas.

Adventicio

Jurídicamente hace relación a los que en Roma se llamaban “bienes adventicios”; o sea, los adquiridos por suerte o trabajo del hijo sometido a la patria potestad. (v. PECULIO.)

Adveración

Certificación, aseguramiento. | Más en particular, nombre que en algunos ordenamientos recibe la autenticación de un testamento no otorgado ante notario.

Advertencia

Indicación o recomendación. | Comunicación o recuerdo de algún reglamento o disposición secundaria, fijada generalmente por escrito en las oficinas públicas, y en las dependencias o en el material de algunos servicios, como el de transporte. | Dentro de la represión meramente verbal o escrita, constituye el grado inferior, en que más se asemeja | se insiste en el cumplimiento de una norma que se amonesta por una infracción. | Prevención, enseñanza, consejo. | Llamado de atención (Dic. Der. Usual). Poseen interés muy particular las advertencias que los notarios deben formular a los que otorgan algún documento ante ellos, para establecer su pertinencia y la plena capacidad de los intervinientes, así como para evitar cuanto pueda viciar el acto.

Advertir

Formular una advertencia (v.) y, por ello, en su extenso contenido, tanto como prevenir, reprendero amonestar, aconsejar, observar o descubrir.

Advocación

Patrocinio o protección. | Antiguamente, profesión o ejercicio del abogado. | Potestad que en el procedimiento de otras épocas facultaba aun tribunal superior para conocer de un caso directamente, sin previa instancia ni consecuente apelación.

Advocado

Arcaísmo por abogado (v.).

“Advocatus”

Voz latina. Dícese del que es llamado en consulta. Ha dado sentido etimológico y profesional al moderno abogado (v.). En el primitivo procedimiento romano, era la persona que comparecía junto con el demandante o el demandado para discutir ante el juez los hechos, por cuanto el Derecho incumbía al jurisconsulto. En evolución muy posterior, este advocatus, como el moderno abogado, redactaba el libelo de la demanda o el de su comprobación (Luis Alcalá-Zamora).

Aeródromo

Lugar destinado ala llegada y salida de aeronaves. Recibe el nombre de aeropuerto cuando está dotado de todos los servicios auxiliares para la navegación aérea, preparado para el aterrizaje en cualquier circunstancia y provisto de medios de asistencia al material y al personal navegante. Constituye tema relacionado con la navegación aérea (v.). Los aeródromos se califican como públicos o privados.

Aeronáutica

Ciencia o arte de la navegación aérea (v.). Jurídicamente tiene trascendencia, por cuanto ha dado nacimiento a la rama del Derecho Aeronáutico, muy importante en la vida moderna de las naciones por los muchos problemas y responsabilidades tanto de orden interno como internacionales que ha originado, a veces similares a los de la navegación marítima y a veces diferentes.

Aeronave

En el lenguaje académico al menos, durante el primer medio siglo de la navegación aérea, se recomendaba este vocablo para los dirigibles, para los globos; quizás por el argumento etimológico de no solo surcar el aire, sino también haciéndolo valiéndose de fluidos, más o menos emparentados con él. Reaccionando ante duras objeciones, la docta corporación define ahora el vocablo, con cautela y gran amplitud, como “vehículo capaz de navegar por el aire”. Técnicamente, en la actualidad, por aeronave se entiende todo aparato que se eleva, se sostiene en el aire y vuelve a la tierra o al agua convenientemente dirigido, llevando personas o cosas, y guiado por un piloto que va a bordo o por procedimientos automáticos, manejados desde otro punto fijo o móvil. En definición legal esp. de 1969, “se entiende por aeronave, toda construcción apta para el transporte de personas o cosas, capaz de moverse en la atmósfera, merced alas reacciones del aire, sea o no más ligera que éste y tenga, o no, órganos motopropulsores. Aeródromo (v.).

“Aes alienum”

Loc. lat. Dinero ajeno. En el antiguo Derecho Romano, hacía referencia alas deudas en general y a las deudas en dinero en particular. También significó, con referencia a un deudor, su universalidad patrimonial pasiva.

“Aes confessum”

Locución latina. De aes (moneda) y confiteri (confesar). De ahí que aes confessum significase deuda reconocida.

“Aes hereditarium”

Denominación latina del haber hereditario. El as era divisible por doce. Los testadores romanos solían proceder a disposiciones por dozavos, ante la comodidad de las divisiones por 2, 3,4 y 6, e incluso por 8,9 y 10, de un patrimonio.

“Aestimatum”

Voz latina. Literalmente, estimado; pero es otro su sentido jurídico. G. Cabanellas y L. Alcalá-Zamora recuerdan que era un contrato innominado de comisión o encargo de venta. El obligado debía devolver la misma cosa, si no lograba enajenarla, o el precio en que la hubiera vendido.

Afanar

La Academia incluye las siguientes acepciones laborales y penales: Entregarse al trabajo con solicitud congojosa. | Hacer diligencias con vehemente anhelo para conseguir alguna cosa | Trabajar corporalmente como los jornaleros. | Hurtar. | Retener lo ajeno. | No dar el peso cabal.

Afectación de bienes

Acción y efecto de imponer sobre ellos, sean muebles, inmuebles o semovientes, un gravamen que los deje sujetos al cumplimiento de alguna carga u otra obligación. En ese sentido se dice que un bien determinado ha sido afectado a una fianza, a una servidumbre, a un censo, al pago de un impuesto.

Afectar

Imponer gravamen a un bien, sujetándolo al cumplimiento de alguna carga. | Anexar. | Fingir. | Unir beneficios eclesiásticos (Dic. Der. Usual).

Aferición

Operación consistente en contrastar o marcar las pesas y medidas como garantía de que se ajusten al marco o patrón.

“Affectio societatis”

Locución latina. Voluntad de formar sociedad en virtud de la confianza recíproca entre los socios que la integran.

“Affectus maritalis”

Locución latina. Voluntad de afecto y solidaridad entre los esposos, que es la base moral del matrimonio. Jurídicamente no tiene sino un valor histórico, ya que en el Derecho Romano y en el matrimonio sine manu, constitutivo de un estado de hecho por la convivencia de dos personas de distinto sexo, la relación conyugal se asentaba en el affectus maritalis. Era, pues, la expresión de la intención de vivir como marido y mujer.

Afianzar

Asegurar con fianza (v.) el cumplimiento de una obligación.

Afidávit o “affidavit”

Esta palabra, de origen latino, no tiene significado muy claro, ya que se emplea con referencia a distintas situaciones. Puede representar la declaración jurada, como testigo de cargo, que se presta ante un funcionario dotado de fe pública. | Acto de expresión del conocimiento con efectos jurídicos propios. o el documento donde consta tal manifestación. | La declaración jurada del capitán de un buque mercante que expresa no llevar otra carga que la consignada en la documentación. | El dictamen suscrito por dos especialistas de Derecho Internacional para hacer constar que una norma de Derecho o una costumbre está en vigencia en un país distinto del país del juez que entiende en el asunto. | La declaración jurada que los gobiernos de algunos países imponen a los extranjeros portadores de valores mobiliarios cuando solicitan la excepción de un impuesto interno sobre esos valores.

Afiliación

El hecho de entrar a formar parte de un partido político, de una asociación o de una agrupación, con fines lícitos, pues, cuando la asociación o agrupación tiene fines ilícitos, quienes se afilien a ellas incurren en delito. En sentido más acorde con la etimología, afiliación equivale a prohijamiento o adopción. | En lo canónico, dependencia de una iglesia o convento de otra u otro principal.

Afín

El parentesco que se contrae por la afinidad (v.) y el que es pariente así.

Afinidad

Parentesco que mediante el matrimonio se establece entre cada cónyuge y los deudos por consanguinidad del otro. Capitant da ese vocablo como equivalente a “alianza” y dice de ella que es el vínculo jurídico entre el pariente de uno de los cónyuges y el otro cónyuge, como yerno y suegra, nuera y suegro, cuñado y cuñada. La afinidad parental produce algunos efectos jurídicos. Constituye un impedimento matrimonial entre el cónyuge sobreviviente y los ascendientes y descendientes del premuerto. La obligación de prestar alimentos está limitada a la que recíprocamente se da entre el suegro o la suegra y el yerno o la nuera. La afinidad no crea afinidad. El Código Civil argentino lo expresa claramente cuando dice que el parentesco por afinidad no induce parentesco alguno para los parientes consanguíneos de uno de los cónyuges en relación con los parientes consanguíneos del otro cónyuge.

Afirmación

Acción y efecto de afirmar (v.). | Manifestación verbal o escrita, y también por gestos y ademanes, en virtud de la cual se establece o reconoce un hecho, o se admite el contenido de una pregunta (Dic. Der. Usual). (v. NEGACIÓN.)

Afirmar

Dar algo por cierto. | Ratificar o confirmar.

Aforada

Dícese aforada de la persona natural o jurídica que goza de fuero. (v. AFORO, FUERO.)

Aforar

Este verbo se emplea jurídicamente en las siguientes acepciones: Dar o tomara foro una heredad; o sea, celebrar un contrato por el cual una persona cede a otra el dominio útil de una cosa mediante cierto canon o pensión. | Otorgar fueros; o sea, privilegios y exenciones a favor de personas, villas, ciudades, provincias o regiones. | Reconocer y valorar los géneros y mercaderías para el pago de derechos, teniendo especial importancia en lo que afecta a la renta de aduanas. | Medición del caudal de agua que lleva una corriente, en determinada unidad de tiempo. | Calculo de la capacidad de un receptáculo. | Determinación de la cantidad y valor de los géneros o mercaderías que haya en un lugar. (v. FUERO.)

Aforismo

Sentencia breve y doctrinal que se propone como regla en alguna ciencia o arte y que tiende a concretar los justos términos de una verdad, sentencia, axioma o máxima instructiva. Tanto en la ciencia como en la práctica del Derecho, los aforismos presentan importancia desde el tiempo de los romanos, por cuanto contienen la doctrina fundamental de su Derecho. Por representar principios generales de éste, todavía en la actualidad son de constante invocación ante los tribunales.

Aforo

Acción y efecto de aforar (v.).

Afrenta

Vergüenza y deshonor que resulta de algún dicho o hecho. | Deshonra que sigue a la imposición de penas por ciertos delitos (Dic. Acad.).

Afrentar

Causar afrenta (v.).

Agarrotar

Ejecutar dando garrote (v.).

Agencia

Oficio u oficina de un agente (v.).| Diligencia para lograr algo. | Sucursal. | Empresa que gestiona negocios ajenos o presta algunos servicios (Dic. Der. Usual).

Agencia de colocaciones

Oficina dedicada a proporcionar empleos a quienes se inscriben en sus registros. En un principio, esas oficinas tenían carácter privado y obtenían sus beneficios mediante el cobro de una cuota a los inscritos o el de una participación en el primer sueldo que obtenían por su mediación. El sistema dio origen a evidentes abusos por parte de las agencias y ello motivó que algunas legislaciones prohibieran su funcionamiento y creasen organismos públicos dedicados a esa finalidad. En la convención 2 de la Organización Internacional del Trabajo, del año 1919, se señalaron los medios encaminados a combatir la desocupación forzosa; entre ellos se estableció la obligación, para los Estados miembros ratificantes, de crear un sistema de oficinas públicas gratuitas de colocaciones, bajo fiscalización de una autoridad central y con comités formados por patronos y obreros, que habrían de ser consultados para todo lo concerniente al funcionamiento de tales oficinas.

Agencia de negocios

Entidad dedicada a concertar o ejecutar operaciones jurídicas de tipo económico.

Agente

Del latín agens, participio presente del verbo agere (hacer, actuar). Hace referencia, dentro del terreno jurídico, al autor de un determinado hecho o acto, con especial atinencia al Derecho Penal. | En sentido más restringido, la persona que obra en representación de otra. | En el orden político o administrativo, la persona que ostenta la representación del Estado en el ejercicio de las funciones específicas para las que ha sido legítimamente nombrada: así, agentes consulares, agentes fiscales, agentes policiales. | Con igual significado de representación, se habla en Derecho Privado de agentes de seguros, agentes de negocios, agentes auxiliares del comercio, agentes marítimos. | En Derecho Privado, el agente viene a ser un intermediario entre dos personas distintas que realizan o tratan de realizar un acto, operación o negocio.

Agentes auxiliares del comercio

Los que desempeñan una función mediadora en las operaciones comerciales. Tienen ese carácter los corredores, los rematadores o martilleros, los barraqueros y administradores de casas de depósito, los factores o encargados y los dependientes de comercio, los acarreadores, porteadores o empresarios de transporte. Los códigos de comercio determinan las funciones, derechos, obligaciones y responsabilidades que afectan a cada uno.

Agentes consulares

(v. CÓNSUL.)

Agentes de aduanas

(v. DESPACHANTES DE ADUANAS.)

Agentes de cambio y bolsa

Se conocen con esta designación, y con la de corredores de bolsa o comisionistas de bolsa, las personas encargadas de mediar o de intervenir en las operaciones de compra y venta de va-en lo que se llama bolsa de comercio (v.), con la percepción de las comisiones o aranceles establecidos.

Agentes de la administración pública

(v. EMPLEADO PUBLICO.

Agentes de la autoridad

Personas que ejercen funciones por delegación de las autoridades de cualquiera de las ramas representativas de los poderes estatales, aun cuando generalmente se aplica a quienes, dependientes de organismos gubernamentales, tienen a su cargo el mantenimiento del orden público y la defensa de las personas y de sus bienes.

Agentes de negocios

(v. COMISIÓN y CORREDORES)

Agentes de policía

(v. AGENTES DE LA AUTORIDAD.)

Agentes de retención

Personas físicas o jurídicas a quienes la autoridad o la ley han encomendado la obligación de retener la parte de la retribución que los contribuyentes deben abonar para el pago de impuestos. El caso típico es el de los empleadores con respecto a las retribuciones que abonan a sus empleados. En el Derecho Laboral, algunas legislaciones establecen el deber de los patronos de retener una parte de las retribuciones para su ingreso a determinadas obras sociales e instituciones de previsión, o en concepto de cuotas a los sindicatos profesionales.

Agentes de seguros

Los que operan como mediadores entre los aseguradores y los asegurados para la suscripción de pólizas aseguradoras de los diversos riesgos.

Agentes del servicio civil de la nación

(v. EMPLEADO PUBLICO.)

Agentes diplomáticos

(v. DIPLOMÁTICO.)

Agentes fiscales

(v. MINISTERIO PUBLICO.)

Agentes marítimos

Llamados también agentes navieros y agentes de navegación, son las personas o entidades que, en concepto de mandatarias del propietario o del armador del buque, intervienen en operaciones mercantiles relativas al transporte marítimo de personas y de mercaderías, tales como recibo y entrega de la carga, recepción de la póliza, cobro de fletes. consignación de las mercaderías y otras varias que corresponderían, conforme ala ley, a sus mandantes. (v. CONSIGNATARIO.)

“Ager”

Vocablo latino. Campo. | Predio o finca. | Tierra laborable o cultivada.

“Ager publicus”

Locución latina. Tierra pública o de dominio público. Más propiamente podrían llamarse hoy bienes inmuebles de propiedad estatal. Era el conjunto de tierras del Estado romano, sustraídas del dominio quiritario (Dic. Der. Usual).

“Ager romanus”

Locución latina. El territorio romano. El suelo de la ciudad de Roma, compuesto por el de las 35 tribus; era el privilegiado, el único que podía originar la propiedad civil, el dominio quiritario (v.). Comprendía las siete colinas de la “Ciudad Eterna” (Dic. Der. Usual). (v. la voz anterior).

“Ager vectigalis”

Locución latina. Acerca de este derecho especial de propiedad perpetua que sobre las tierras correspondía en Roma a las personas abstractas, L. Alcalá-Zamora y G. Cabanellas dicen que significó, primeramente, el fundo que arrendaba, por duración ilimitada, una ciudad, una corporación religiosa y el mismo Estado. El arrendatario debía pagar una renta anual, a cambio del derecho real que sobre ella tenía. En el suelo provincial, la tierra sujeta a una contribución inmobiliaria que se llamaba vectigal. En su evolución posterior, el ager vectigalis fue engendrando el censo enfitéutico (v.) genuino.

“Agere”

Voz latina. Conducir, avanzar. | Llevar un rebaño. | Conducir un carro. | Hacer, actuar. | Intervenir en un juicio. | Dirigir una causa un jurisconsulto. | Realizar un acto jurídico (Dic. Der. usual).

Agio

Según la Academia de la Lengua, agio tiene estas acepciones: Beneficio que se obtiene del cambio de la moneda o de descontar letras, pagarés, etc. | Especulación sobre el alza y la baja de los fondos públicos. A su vez, especulación se define como acción y efecto de comerciar, traficar, procurar provecho o ganancia fuera del tráfico mercantil y también como operación comercial que se practica con mercaderías, valores o efectos públicos con ánimo de obtener lucro.

Agnación

En los sentidos generales que ambas palabras tienen, no ofrecen un interés jurídico distinto del de cualquier operación comercial o bursátil, mas en el lenguaje corriente se da a ambas expresiones un sentido peyorativo, porque se refieren al agio o especulación ilícitos, abusivos, y, generalmente, practicados aprovechando el especulador momentos de crisis del mercado, mediante el acaparamiento de mercaderías que escasean o provocando así tal escasez. Los llamados “mercados negros” constituyen una típica manifestación de la actividad especuladora ilícita. Capitant define la especulación ilícita como el delito consistente en efectuar operaciones comerciales para obtener un beneficio excesivo desviando el curso normal de la competencia (difusión de hechos falsos, “sobreofertas”, coalición, etc.), o bien provocando un alza en los artículos de primera necesidad, no justificada por las necesidades del abastecimiento. A su vez, Ramírez Gronda entiende por agio el aumento que en el cambio o compra de mercaderías o valores obtiene uno de los contratantes sobre el precio corriente, definición que contiene el sentido de ilicitud. Y, finalmente, Cabanellas, después de definir el agio en el sentido de especulación lícita, afirma que en la actualidad se entiende por agio el acto de especular aprovechando las crisis del mercado, por la escasez o carencia de los artículos de primera necesidad para el consumo general, de materias primas para la industria o de otros elementos fundamentales en cualquier actividad. Y añade, con razón, que las guerras y los regímenes inflacionistas son el campo propicio para estas maniobras. En algunas legislaciones, entre ellas la argentina, esos hechos pueden constituir el delito de fraude al comercio y a la industria, sin perjuicio de que frecuentemente se dicten leyes que específicamente repriman aquella clase de actividades.

Agiotaje

Agio (v.). | Beneficio en el cambio de moneda. | Lo ganado en el descuento de letras. | Especulación con fondos públicos. | Especulación abusiva y sobre seguro, con perjuicio de tercero (Dic. Acad.).

Agiotista

El dedicado al agio o agiotaje (v.).

Agnación

Parentesco de consanguinidad entre agnados. | Orden de suceder en las vinculaciones cuando el fundador llama a los que descienden de varón en varón. Ello es así porque titúlase agnado

“Actio commodati contraria”

derecho de evicción, hubiese sido privado del objeto adquirido, supuesto en el cual podía reclamar al enajenante el doble del precio pagado por la cosa.

“Actio commodati contraria”

Acción contraria de comodato: la que en el contrato de comodato permitía al comodatario exigir del comodante el reembolso de los gastos extraordinarios realizados para la conservación de la cosa, con derecho a retenerla hasta que se le hiciese dicho reembolso.

“Actio commodati directa”

Acción directa de comodato. Era, en el contrato de comodato, la que permitía al comodante obligar al comodatario a que le devolviese la cosa objeto del contrato.

“Actio communi dividundo”

En Derecho Romano, la que correspondía a cada uno de los condóminos para solicitar la división de la cosa común. (v. CONDOMINIO.)

“Actio conducti”

O ex conducto: la acción del arrendatario. Era, en el Derecho Romano, la que se concedía al locatario para exigir del locador el cumplimiento de las obligaciones por él contraídas.

“Actio confessoria”

Acción confesoria. La acción in rem protectora de las servidumbres, por lo que fue también conocida como vindicatio servitutis. Podía ser ejercida por el demandante que afirmaba poseer un derecho de servidumbre personal sobre una cosa poseída por el demandado. Asimismo,el propietario de un fundo podía valerse de esta acción para ejercer una servidumbre predial sobre el fundo vecino.

“Actio de effusis et deiectis”

Acción por cosas arrojadas o caídas. La que procedía contra el ocupante de una casa, lo mismo si era propietario de ella que si no lo era, para obligarlo a indemnizar en razón del daño producido por haber arrotado desde ella objetos sólidos o líquidos en un lugar de transito.

“Actio de eo quod certo loco”

Acción para transmitir en lugar determinado. Conforme a la explicación de Peña Guzmán y Argüello, se concedía al acreedor de una obligación stricti iuris, cuyo cumplimiento debía ser exigido en un lugar determinado, pero al que, por una circunstancia que no le era imputable, no le resultaba posible hacerlo, a efectos de que pudiera formular la demanda en otro lugar distinto del expresamente pactado.

“Actio de positis et suspensis”

Antes de darse esa acción, el acreedor que demandaba en lugar distinto del convenido incurriría en plus petitio, pues se estimaba que el cambio suponía una diferencia en la cuantía de la obligación, sancionada con la pérdida del juicio.

“Actio de in rem verso”

(v. ACCIÓN “DEINREMVERSO”.)

“Actio de liberis agnoscendis”

Acción de reconocimiento del hijo. La que permitía al hijo, en tiempo oportuno, exigir el reconocimiento de la paternidad, aunque el padre hubiese fallecido (Peña Guzmán y Argüello).

“Actio de modo agri”

Acción sobre cabida de un predio. Llamada también de continentia, era de carácter penal y se daba contra el enajenante de un fundo que le hubiese fijado medidas superiores a las que en realidad tenía. Se lo castigaba con una multa a favor del adquirente, equivalente al doble del valor de la extensión faltante.

“Actio de partu agnoscendo”

Acción acerca de reconocimiento de filiación. La que podía ejercitar una madre, especialmente la divorciada, para asegurar el estado de un hijo aún no nacido, para noticiar, al marido o a un ascendiente bajo cuya potestad se hallase, el hecho del embarazo, a fin de que se controlara el parto, bajo pena de dar por reconocida la paternidad (Peña Guzmán y Argüello).

“Actio de peculio”

Acción acerca de peculio. En los casos en que el amo confiaba un peculio a su esclavo, éste quedaba autorizado para los actos de su administración como si fuese de su propiedad, no obstante que esa propiedad continuaba perteneciendo al amo. De ahí que el pretor permitiese a los terceros que habían contratado con el esclavo, ejercitar contra el amo la actio de peculio, pero sólo hasta el límite de ese peculio y del provecho que hubiese podido producir la operación.

“Actio de pecunia constituta”

Acción para el pago de dinero. La que permitía exigir que las sumas de dinero, o de otras cosas fungibles, fueran entregadas. Más adelante se extendió a las prestaciones de toda índole y tuvo por efecto hacer exigible toda clase de prestaciones.

“Actio de positis et suspensis”

Acción acerca de cosas colocadas y suspendidas. La que podía ejercitarse contra el ocupante de una casa que hubiese colocado o suspendido el pariente por consanguinidad respecto de otro, cuando ambos descienden de un tronco común de varón en varón; por lo cual se entiende por agnaticio lo perteneciente o relativo al agnado, lo que viene de varón en varón (Dic. Acad.).

Agnado

El pariente por agnación (v.).

Agnaticio

Propio de la agnación (v.) o que la implica.

Agnosticismo

Posición filosófica que declara incognoscible lo absoluto. El hombre sólo puede comprender lo relativo y los fenómenos. (v. ATEÍSMO.)

ágora

Plaza pública en la Grecia antigua. | Asamblea pública que en ella se celebraba.

Agrario

Referente al campo. | Agrícola. | Defensor de los intereses de los pobladores de las comarcas rurales.

Agravante

En el campo del Derecho Penal, los delitos o determinados delitos pueden ser cometidos, en circunstancias, por medios o personas que den al hecho delictivo una configuración que podríamos llamar, aun con impropiedad, normal, ya que intervienen únicamente los elementos determinantes del acto definido. Pero esos mismos delitos se pueden cometer, en circunstancias, por medios o por personas que agraven la responsabilidad del autor sin modificar la figura delictiva, por cuanto revelan una mayor peligrosidad, una mayor maldad o un mayor desprecio de sentimientos humanos naturales. Entre esas agravantes pueden citarse la alevosía, la premeditación, el ensañamiento, el abuso de confianza, la astucia, la nocturnidad o el despoblado. Son también agravantes la comisión del delito por precio, promesa o recompensa, con auxilio de gente armada o siendo el autor reincidente. Para determinados delitos, concretamente los que atentan contra la vida o la honestidad de las personas, el parentesco en ciertos grados puede constituir también agravante. Mas conviene tener en cuenta que una misma circunstancia, como la embriaguez o el parentesco, puede no ser agravante y ser, en cambio, atenuante (v.), según el delito de que se trate o el momento en que se realice.

Agravio

El Diccionario de la Academia define con bastante exactitud el sentido jurídico de esta palabra: ofensa que se hace a uno en su honra o fama con algún dicho o hecho (lo que pudiera confundirse con la injuria y la calumnia). | También, el hecho o dicho con que se hace esta ofensa. | En acepción más típicamente forense, mal, daño o perjuicio que el apelante expone ante el juez superior habérsele irrogado por la sentencia inferior, y de ahí la expresión “escrito de agravios” y “decir de agravios”. Equivale a “apelación”, y en los pleitos de cuentas, pedir en justicia que se reconozcan y deshagan los agravios que de ellas resultan. Agravio significa para Couture, dentro del ámbito del Derecho Procesal. el perjuicio o gravamen, material o moral, que una resolución judicial causa aun litigante. Es decir que la expresión comentada presenta dos sentidos: uno de carácter substantivo, representado por la ofensa que contiene y que puede dar 1ugar a responsabilidad de orden civil o penal para el agraviante, y otro de índole adjetiva, en cuanto da derecho a la impugnación de una resolución judicial cuyo contenido se reputa agraviante al derecho de quien lo alega.

Agravio material

El que recae sobre la integridad física o el patrimonio de una persona, como consecuencia de un acto ilícito, civil o penal, realizado por otra persona, que queda obligada a la reparación del daño causado.

Agravio moral

En opinión de Galli, ha sido definido de diversas maneras, aun cuando ellas no impliquen opiniones encontradas de los autores. Así, si se tiene en cuenta la naturaleza de los derechos lesionados, el agravio moral consiste en el desmedro sufrido en los bienes extrapatrimoniales, que cuentan con protección jurídica, y si se atiende a los efectos de la acción antijurídica. el agravio moral es el daño no patrimonial que se inflige a la persona en sus intereses morales tutelados por la ley. El agravio moral tanto puede proceder de un acto ilícito civil como de uno criminal, y, en cualquier supuesto, la responsabilidad de la indemnización del daño causado corresponde al agraviante. Claro es que la tasación del daño moral resulta más dificultosa que la del daño material, aun cuando en ambos casos su determinación queda atribuida al arbitrio judicial. Capitant lo define no bajo la expresión de agravio, sino de su equivalente daño, como el que incide sobre la consideración, el honor o los afectos de una persona; así la difamación, la ruptura injustificada de una promesa de matrimonio, la muerte del cónyuge o de un pariente próximo, etc. Esta enunciación es simplemente orientadora y no coincidente en todas las legislaciones, como en el caso de la ruptura de la promesa matrimonial.

Agredir

Acometer para matar, herir o dañar. (v. AGRESIÓN.)

Agregación de expedientes

Incorporación material de un expediente a otro, generalmente para servir como prueba en éste, o para que los actos procesales efectuados en el primero tengan efecto respecto del segundo.

Agregado

En la organización del cuerpo diplomático, llámase así el funcionario designado para realizar, dentro de las embajadas o legaciones de su país en otro, determinadas funciones relacionadas con una concreta especialidad, la que puede ser de orden militar o naval, comercial, cultural y hasta, en algunos momentos, obrera. Algunos de esos agregados no pertenecen a la carrera diplomática, sino que son extraídos de otras carreras o actividades para actuar temporalmente.

Agremiación

Afiliación a una asociación profesional (v.).

Agresión

Acción y efecto de agredir, de acometer a alguno para-matarlo, herirlo o hacerle cualquier daño. En el Derecho Penal. la agresión. como hecho violento, injusto y contrario a la norma jurídica protectora de bienes e intereses individuales, está referida a los delitos de homicidio, lesiones y abuso de armas. En otro sentido constituye un elemento que juega con la legítima defensa (v.), ya que representa una eximente de responsabilidad para quien ha actuado repeliendo la agresión ilegítima de que lo hizo víctima otra persona, y siempre que al defenderse no haya habido previa provocación por su parte ni haya empleado medios desproporcionados para defenderse. Se considera también como acto de agresión, en Derecho Internacional Público, el ataque armado o la agresión diplomática apoyada en armas que un Estado dirige contra otro y que, al igual que en el Derecho Penal interno, puede estar justificada por la legítima defensa.

Agresor

El que acomete a otro injustamente y con propósito de golpearlo, herirlo o matarlo. | Cuando dos personajes se acometen, el que ataca primero. | En general, el que viola o quebranta el derecho ajeno: quien inicia un daño (Dic. Der. Usual).

Agricultura

Labranza o cultivo de la tierra. Como fin económico de la propiedad agraria, por medio de los arrendamientos rústicos y de las aparcerías, trasciende a lo jurídico. (v. DERECHO AGRARIO.)

Agrupación temporal de empresas

Sin perder ni transitoriamente sus distintas personalidades jurídicas, ya actúen por gestión individual, ya según normas de sociedades civiles o mercantiles, en la moderna legislación se permite la asociación temporal de empresarios para el mejor desarrollo o ejecución de una obra, servicio o suministro, con derecho a disfrutar de los beneficios tributarios que se establecen. Esas uniones deben convenirse en escritura pública, por un plazo máximo de diez años, contar con un gerente único y responder solidariamente, sin perjuicio del derecho a repetir entre sí, conforme al derecho general o a los pactos particulares.

Agua

Según la bella y exacta definición que la Academia formula, cuerpo formado por la combinación de un volumen de oxígeno y dos de hidrógeno, líquido, inodoro, insípido, en pequeña cantidad incoloro y verdoso en grandes masas, que refracta la luz, disuelve muchas substancias, se solidifica por el frío, se evapora por el calor y, más o menos puro, forma la lluvia, las fuentes, los ríos y los mares. Además, vertiente de un tejado, de interés en las servidumbres de desagüe. | Lluvia. | Estela o rumbo de un buque.

Agua de socorro

El bautismo que, ante el temor de muerte inminente de alguien, y sobre todo de un recién nacido, puede administrar cualquier bautizado.

Aguas

(v. CURSOS DE AGUAS)

Aguas alumbradas

Las que por obra del hombre brotan a la superficie.

Aguas corrientes

Los cursos de agua dulce, sean naturales o artificiales, desde las rías hasta los arroyos y desde los canales hasta las acequias. | El servicio urbano de aguas para beber, servicios higiénicos del hogar y de la población en general, cuando la conducción utiliza una red de caños y tuberías (Dic. Der. Usual).

Aguas durmientes o estantes

Las carentes de desagüe, como por lo común los lagos, lagunas y estanques.

Aguas fluviales

Las de los ríos, utilizables para riegos y para beber. En menos casos, para la navegación.

Aguas jurisdiccionales

(v. AGUAS MARÍTIMAS.)

Aguas marítimas

Masas de aguas saladas que rodean los continentes y que pueden ser adyacentes y libres. Las adyacentes se dividen, a su vez, en territoriales y jurisdiccionales. El mar adyacente territorial y jurisdiccional se encuentra incluido entre los bienes del dominio público del Estado. Mar territorial es el adyacente al territorio hasta la distancia de una legua marítima, medida desde la línea de la más baja marea. Mar jurisdiccional es el que se extiende hasta una mayor distancia y respecto de la cual ni las legislaciones ni la doctrina están de acuerdo. Las aguas territoriales, no obstante el dominio del Estado ribereño, están sometidas ala servidumbre, en tiempo de paz, de navegación inocente en favor de los Estados extranjeros, la que puede ser prohibida frente a sitios fortificados y a lugares reservados a la pesca. Sobre el mar jurisdiccional, el Estado ribereño únicamente ejerce un derecho de jurisdicción, limitado a efectos de la seguridad del país y de la observancia de sus leyes fiscales.

Aguas muertas, dormidas o estancadas

Son las acumulaciones de ese liquido que aparentemente no corren, aunque lo hagan en forma imperceptible, como los lagos, lagunas, represas y estanques. Los dos primeros, de la naturaleza, y obra del hombre, los dos últimos. Los lagos y lagunas, que únicamente se distinguen por su extensión, pueden ser navegables por buques de más de determinado tonelaje(100 toneladas en la ARGENTINA) y pertenecen al dominio público. Se ha discutido a quién pertenece el dominio de los lagos no navegables por buques de más de 100 toneladas, pero la opinión más corriente atribuye también al Estado su dominio. Las represas y los estanques pertenecerán al dominio privado o al público según la naturaleza pública o privada del lugar en que se hayan construido o la finalidad a que se haya destinado su construcción.

Aguas pluviales

Las procedentes de las lluvias, en tanto conserven su individualidad, mientras no se mezclen con otras de distinta naturaleza, como las de un río, las del mar, las lacustres, etc. Las aguas pluviales sólo son objeto del Derecho en el momento de caer a tierra; por ello su condición legal depende de los predios que las reciban o por los cuales discurran.

Aguas sobrantes

Las que un propietario no aprovecha. | Las de cualquier clase, desde que salen del dominio de alguien (Dic. Der. Usual).

Aguas subterráneas

Llámanse así las que se encuentran o discurren por debajo de la superficie terrestre. Considéranse aguas subterráneas las freáticas, las corrientes subterráneas y las corrientes subálveas. Todas ellas pertenecen al dominio privado del superficiario, aun cuando, en lo que se refiere al dominio de las aguas corrientes subterráneas, la doctrina no es unánime.

Aguas surgentes

Las que brotan del interior de la tierra. (v. AGUAS PLUVIALES.)

Aguas territoriales

(v. AGUAS MARITIMAS.)

Aguas vertientes o manantiales

Son las que, procediendo del interior de la tierra, afloran a la superficie. La diferencia entre vertiente y manantial es puramente geológica o hidrológica, pero carece de importancia jurídica. Pertenecen al propietario del predio en que emergen.

Aguas vivas

Las que tienen curso. (v. AGUAS DURMIENTES.)

Aguinaldo

Recompensa en metálico que los patronos daban voluntariamente a sus empleados en ocasión de ciertas festividades, generalmente las navideñas y de año nuevo. Con el avance de la legislación social, aquellas donaciones graciables evolucionaron en el sentido de la obligatoriedad, y actualmente son muchos los países que en sus leyes laborales incluyen lo que en la ARGENTINA se denomina sueldo anual complementario (v.), que impone al empleador el pago a todos sus dependientes de la dozava parte del total de las retribuciones percibidas por éstos en el curso del año calendario.

Ahijado

El que es apadrinado en las ceremonias religiosas del bautismo y de la confirmación, en relación con su padrino. Tiene importancia en el Derecho Canónico por cuanto entre el apadrinante y el apadrinado se establece un parentesco espiritual, constitutivo de impedimento para contraer matrimonio de esa religión.

Ahogar

Matar impidiendo la respiración ya por sumersión en el agua u otro líquido, ya por apretar la garganta, por tapar la nariz y la boca o por acción de elementos químicos (Dic. Der. Usual).

Ahorcado

Suspendido, pendiente de horca, árbol o algo análogo. | Persona ajusticiada en la horca. | El suicida que se asfixia con cuerda, correa o medio análogo (Dic. Der. Usual).

Ahorcadura o ahorcamiento

Acción y efecto de ahorcar o ahorcarse (v.).

Ahorcar

Matar en horca.

Ahorcarse

Suicidarse con cuerda u otro medio adecuado que se cuelga de un punto de apoyo sólido.

Ahorría

En el Medioevo, condición del horro, del liberto.

Ahorro

Lo que no se consume y se reserva para satisfacer necesidades ulteriores. Es la base del capital, de las inversiones para conseguir rendimientos futuros (Serra Moret). | Sacrificio del presente en favor del futuro (Longfield). Este concepto fue posteriormente desenvuelto por la escuela de la utilidad marginal. En realidad, el ahorro -es decir, la parte de los ingresos monetarios que no se consume- no puede decirse que en estos tiempos constituya mera reserva para atender una necesidad en el porvenir, ya que, salvo casos excepcionales de desconfianza avarienta o de retraso mental, nadie conserva dentro de un calcetín o debajo del colchón, ni siquiera encerrado en una caja de hierro doméstica, el dinero no utilizado en la adquisición de otros bienes. El ahorro contemporáneo es una forma de inversión mediante su ingreso en cuentas bancarias, públicas o privadas, que producen un interés actual al ahorrista. De ahí que cumpla una finalidad social, porque las entidades receptoras de las inmensas sumas de dinero ahorrado las aplican, naturalmente que con fines lucrativos, al fomento de la industria, del comercio, de la construcción, y a otros objetivos similares. Precisamente por su excepcional importancia, el ahorro está sometido en todos los países a una rígida reglamentación legal, reguladora de las garantías que protegen al ahorrista, de los intereses a que tiene derecho y de la aplicación que las entidades receptoras deben dar a tales sumas. (v. CAJA DE AHORROS.)

Ahorro forzoso

Para Schumpeter, la limitación o dilación de ciertos consumos que las personas con ingresos modestos resuelven ante la elevación general de precios, cuando un proceso inflacionario toma por demás onerosa la adquisición de ciertos productos. | Sin ese tecnicismo económico, el proveniente de ciertas categorías de personas a las que se impone la formación de un pequeño peculio, con una finalidad social; en especial, para los aprendices menores de edad y para los presos si perciben algún salario por la ejecución de un trabajo que forma parte del régimen penitenciario. En la primera categoría se procede por descuento de los haberes; en la segunda, por una asignación de los devengos establecidos. El régimen continúa hasta que los primeros alcancen la mayoridad o sean liberados los segundos. Se amplía al respecto en la voz siguiente (v.), por constituir la denominación usual en este segundo significado de la locución ahorro forzoso.

Ahorro obligatorio

Con finalidad social, disposición de carácter público que impone una reserva eventual de los ingresos sobre los haberes que se obtienen. Rige así, en alguna legislación, con respecto a los aprendices que perciben salarios. Sin ese rigor ni tal posibilidad, por cuanto no tienen asignada remuneración alguna, en algunos países, procediendo por requerimiento familiar, se fija también una cuota de ahorro mensual, reducida a cantidad módica, para los escolares. En enfoque económico genérico, W. Heller expresa que a veces el Estado, a través del mecanismo financiero, obliga al sistema económico nacional a cierto nivel de ahorro; por ejemplo, mediante la obtención de un superávit presupuestario, lo cual se denomina, en lo financiero, ahorro obligatorio. (v. AHORRO FORZOSO.)

Aire

El fluido que forma la atmósfera terrestre, vital para el hombre, cuya propia vida empieza con la primera aspiración y concluye con la postrera espiración, penetra en la esfera del Derecho Publico no solo por razones de higiene colectiva, sino también como medio que se opone o que facilita la movilidad de las personas y de sus vehículos, de modo especial en la navegación aérea (L. Alcalá-Zamora).

Aislacionismo

Actitud tradicional de los Estados Unidos en política extranjera, inspirada por un sentimiento de desinterés general por el resto del mundo, que cambió por completo a partir de su intervención en 1917 en la primera guerra mundial, al advertir los peligros de los imperialismos germánico y asociados. Tras recaer en esa actitud durante la tregua relativa de 1919 a 1939, el aislacionismo parece haber desaparecido definitivamente tras las hostilidades que los japoneses provocaron en 1941 y al asumir los Estados Unidos un papel de dirección económica y política de primer plano en el mundo convulsionado de la segunda mitad del siglo XX.

Aislamiento

Separación, apartamiento. | Soledad, desamparo. | Incomunicación. | Separación terapéutica de los enfermos contagiosos y los de carácter mental. | En lo penitenciario, sistema inspirado por el alejamiento de los delincuentes entre sí, al menos en cuanto a sus diversos antecedentes y factores de readaptabilidad (Dic. Der. Usual).

Ajeno

Lo que pertenece a otro y obliga en principio a respetarlo. | Extranjero, extraño. (v. PROPIO.)

Ajuar

Etimológicamente, conjunto de muebles, enseres y ropas de uso común en la casa. Jurídicamente, el concepto no tiene otra importancia sino la derivada de que algunas legislaciones, entre ellas la argentina, prohíben embargar o retener el lecho cotidiano del deudor y de su familia, las ropas y muebles de su indispensable uso y los instrumentos de trabajo.

Ajustar

Proceder a un ajuste (v.),

Ajustarse

Concertar un ajuste. | Convenir en algo. | Contratar.

Ajuste

Acción y efecto de concertar, concordar, componer o conciliar de acuerdo con una norma legal preexistente. Se usa con referencia al acto de concretar el precio de una cosa y al de fijar la remuneración de un servicio. En Derecho Marítimo, llámase ajuste el contrato celebrado entre el capitán y los oficiales y gente de tripulación del buque, por el cual se obligan éstos a prestar sus servicios en uno o más viajes de mar, a cambio de la remuneración convenida, más alojamiento y alimentación abordo. (v. CONTRATO DE AJUSTE.)

Ajuste alzado

Forma de fijación de precios, particularmente en las locaciones de obras, consistente en la determinación de un valor fijo e invariable. El ajuste alzado es relativo cuando se permite la variación del precio, en función de modificaciones en los costos u otros parámetros, pero sólo hasta cierto máximo.

Ajusticiado

Reo al que se le ha aplicado la pena de muerte.

Ajusticiador

Sinónimo de verdugo (v.).

Ajusticiar

Ejecutar una condena de muerte.

Al contado

Esta locución se emplea con referencia al pago de un bien o de un trabajo cuando se efectúa en el momento mismo de ser entregado el bien o de concluirse el trabajo. Representa un concepto opuesto a los de pago a plazos, pago en cuotas, pago diferido o pago anticipado.

Al descubierto

Califica la operación mercantil en que no hay la provisión de fondos o la reserva de efectos o mercaderías para el adecuado pago o cumplimiento.

Al portador

Locución mercantil que se refiere a los documentos de crédito cuya exigibilidad corresponde a su tenedor, por haberse librado en forma anónima; es decir, sin consignar de modo expreso el nombre del acreedor. Se persigue con ello, dentro de lo que se llama negocio abstracto (v.), facilitar la transmisibilidad del título y equipararlo en cierto modo al papel moneda. El fisco no suele ver con buenos ojos este tipo de negociaciones, por la facilidad que ofrecen para evadir los impuestos y las transmisiones mortis causa.

Alarde

Visita que periódicamente debían efectuar los tribunales a las cárceles, para interiorizarse del curso de las causas relativas a los detenidos y acerca del trato que recibían. | Examen quincenal o mensual que los tribunales realizan para activar el trámite de las causas pendientes.

Albacea

Couture lo define como ejecutor testamentario, persona designada por el testador para que, después de su muerte, ejecute las disposiciones de última voluntad. La Academia dice que es la persona encargada por el testador o por el juez de cumplir la última voluntad y custodiar los bienes del finado. Ambas definiciones, y salvando todos los respetos debidos al maestro Couture, parecen insuficientes, por lo menos en orden a un concepto de derecho universalizado: la primera,porque se refiere sólo al albacea testamentario, y la segunda, al testamentario y al dativo, olvidando así que algunas legislaciones admiten el albacea designado por la ley cuando recae el cargo en los propios herederos, a falta de aquellos otros.

Albaceazgo

Cargo de albacea (v.).

Albalá

Carta o cédula real que concedía alguna merced o proveía otra cosa. | Documento público o privado en que se hacía constar una cosa (Dic. Acad.). En la segunda acepción se dice también albarán (v.).

Albarán

Papel que se pone en las puertas, balcones o ventanas, como señal de que la casa se alquila, en el decir de la Academia, anterior ala escasez de alquileres y con algún olvido de que se concreta más a pisos o departamentos en el mundo de hoy (L. Alcalá-Zamora). | Albalá (v.), como documento.

Albarrán

Soltero y labrador. | Carente de domicilio o vecindad en el lugar donde se halla.

Albedrío

Potestad de obrar por reflexión y elección. | La voluntad no gobernada por la razón, sino por el apetito, antojo o capricho. | Costumbre jurídica no escrita. | Antiguamente, sentencia del juez árbitro (Dic. Acad.).

Alboroque

Agasajo o atención del vendedor, del comprador o de los dos a los que han gestionado la operación. (v. ADEHALA.)

Alcabala

Antiguo tributo que abonaba al fisco el vendedor y que ambas partes adeudaban en la permuta.

Alcabalero

El recaudador de la alcabala (v.), abolida en el siglo XIX. | Despectivamente, como recuerdo de institución muy impopular, cualquier cobrador de impuestos.

Alcahuete

Persona que solicita o sonsaca a una mujer para usos lascivos con un hombre, o encubre, concierta o permite en su casa esta ilícita comunicación. Constituye una modalidad del delito de corrupción. (v. PROXENETISMO, TRATA DE BLANCAS.)

Alcahuetería

Seducción de una mujer para que tenga comercio camal con varón, ajeno al principio a tal maniobra, confiada a tercero o tercera. | Acción u oficio de alcahuete (v.).

Alcaide

Voz árabe con la que se designaba el jefe de una guarnición, destacamento o milicia. | En lenguaje actual, director de una cárcel o jefe administrativo de una aduana.

Alcaidía

Empleo y funciones de un alcaide (v.). | Su local, oficina o despacho.

Alcalde

Del árabe al-qadi (juez). Funcionario que tenía atribuciones judiciales y administrativas. | En el Derecho Político actual, la autoridad administrativa encargada en cada ciudad, villa o aldea o, más propiamente, en cada municipio, del gobierno municipal. En varios países se les da el nombre de intendentes o de comisionados municipales. Su nombramiento puede hacerse, según las legislaciones, mediante sufragio popular o por delegación o designación del Poder Ejecutivo.

Alcalde mayor

En España, hasta desaparecer en el siglo XIX, el juez letrado que ejercía jurisdicción en un partido o pueblo de cierta importancia. | El juez nombrado para asesorara un corregidor (v.) lego en Derecho.

Alcalde pedáneo

Autoridad de una aldea o pequeño lugar, designada por otra superior, para ejercer atribuciones muy escasas de orden público y policía general.

Alcaldía

Funciones y oficina del alcalde (v.). | Edificio público desde el cual ejerce su jurisdicción municipal el alcalde.

Alcance

En las cuentas, saldo deudor.

Alcoholismo

Vicio consistente en abusar de las bebidas alcohólicas productoras de una auto intoxicación. El estado de embriaguez a que llega el alcohólico tiene importancia jurídica no solo por lo que afecta ala sociedad, sino también por las repercusiones que presenta con respecto al Derecho Penal, ya que el alcoholismo es una de las causas modificativas de la responsabilidad. Asimismo puede repercutir en el Derecho Civil en cuanto afecte a la capacidad jurídica del alcohólico, principalmente en lo que se refiere a la administración de los bienes, al ejercicio de la patria potestad e inclusive a la subsistencia del matrimonio.

Aldea

Pueblo de corto vecindario y sin jurisdicción propia (Dic. Acad). (v. ALCALDE PEDÁNEO.)

“Alea”

Voz latina. Fortuna o suerte. | Riesgo o peligro. | Incertidumbre. | Azar. (v. ALEATORIO.) Alea iacta est. La suerte está echada. Tales fueron las palabras pronunciadas, o así se supone, por César al cruzar el Rubicón, como desafío fatalista al traspasar sus límites jurisdiccionales y atacar a Roma. Emere aleam. Comprar a la ventura.

Aleatorio

En cierto o inseguro. (v. CONTRATO ALEATORIO.)

Alegar

Citar algo como prueba, disculpa o defensa de lo dicho o hecho. | Exponer o referir méritos, servicios, actitudes, para fundar en ellos una pretensión. | Citar el abogado leyes, jurisprudencia, casos, razones y otros argumentos, en defensa de la causa a él encomendada (Dic. Der. Usual).

Alegato

Llamado también alegación, es, según la Academia, el escrito en el cual expone el abogado las razones que sirven de fundamento al derecho de su cliente e impugna las del adversario. En sentido amplio, y en lo jurídico o no, cualquier razonamiento o exposición de méritos o motivos, según la misma autoridad lingüística. Couture entiende por alegación la invocación o manifestación de hechos o de argumentos de Derecho que una parte hace en el proceso como razón o fundamento de su pretensión. (v. ALEGATO DE BIEN PROBADO.)

Alegato de agravios

El que por vía de apelación señala ante el juez superior los daños y perjuicios causados por el inferior en la sentencia apelada. (v. AGRAVIO.)

Alegato de bien probado

Exposición que se formula ante un juez o tribunal, en la cual los litigantes o sus patrocinadores examinan las pruebas practicadas, a efectos de mantener sus pretensiones. Equivale a lo que la Ley de Enjuiciamiento Civil española llama escrito de conclusiones.

Alhaja

Alegato de conclusiones (v. ALEGATO DE BIEN PROBADO.)

Alera foral

Derecho que los vecinos de algunos pueblos de Aragón poseen para apacentar sus ganados en los términos de otro lugar, con la condición de no salir antes del amanecer y tornar a su procedencia antes de ponerse el sol (Dic. Der. Usual).

Alevosía

Cautela para asegurar la comisión de un delito contra las personas. sin riesgo del delincuente. Equivale a traición y a perfidia. Actúa, pues, en esa forma quien comete el delito a traición y sobre seguro. En el Derecho Penal constituye una de las circunstancias agravantes y calificantes de los delitos contra las personas. Las formas de la alevosía pueden ser muy variadas, pero generalmente la doctrina las divide en dos grandes grupos: la alevosía moral, consistente en la ocultación que el delincuente hace de su intención criminal, simulando actos de amistad u otros similares (por lo que también se llamó proditorio el homicidio cometido en esa forma), y la alevosía material, determinada por la ocultación del cuerpo o del acto. (v. HOMICIDIO.)

Alfileres

Cantidad de dinero señalada a una mujer para costear el adorno de su persona. | Agasajo que suelen dar los pasajeros o huéspedes a los criados de las posadas o casas en que paran, al tiempo de partir de ellas (Dic. Acad.).

Alguacil

Hoy, subalterno de la justicia, ejecutor material de las órdenes de los jueces y magistrados. | En otros tiempos, gobernador de una ciudad o comarca, con jurisdicción civil y criminal. | Juez elegido por el pueblo, a diferencia del nombrado por el rey.

Alhaja

Joya. | Adorno o mueble precioso. | Cualquier otra cosa de mucho valor y estima. | Persona o animal de excelentes cualidades, frecuentemente usada en sentido irónico (Dic. Acad.). Las alhajas, aunque bienes muebles, no son muebles para algunas legislaciones, por lo cual, si sólo se emplea esa voz en testamentos, contratos, etc., no se entenderán comprendidas las alhajas ni otras cosas que no tengan por principal destino amueblar o alhajar las habitaciones (Dic. Der. Usual). Para los efectos de su hallazgo, entran dentro del concepto de tesoro (v.).

Aliado

Unido o coligado con otro para la defensa y el ataque. (v. ALIANZA.) Por antonomasia, aliados se ha dicho de los países agrupados alrededor de Francia en la primera guerra mundial y de Inglaterra en la segunda conflagración, y en ambos casos, contra Alemania, kaiserista primero y hitlerista después, y países sometidos a ella por voluntad o por fuerza (L. Alcalá-Zamora).

Alianza

Pacto o convención. | Conexión o parentesco contraído por casamiento. | Anillo matrimonial o de esponsales. | Unión de cosas que concurren a un mismo fin. | En lo político, la coligación de naciones o gobiernos (Dic. Acad.).

Alias

Apodo o sobrenombre. Es común entre gente del hampa y delincuentes habituales.

Alícuota

Parte contenida exactamente cierto número de veces en un todo, como 3 en 9. Si no, se llama alicuanta, como 5 en l3. (V .PARTE ALÍCUOTA.)

Alienación

Enajenación (v.).

Alienación mental

Eufemismo para referirse a enajenación mental o, sencillamente, locura (v.), sea más o menos grave.

Alienado

Loco, demente.

Alienar

Enajenar (v.). | Provocar alienación (v.).

“Alienatio”

Voz latina. En general, enajenación. | Más en concreto, abandono de un derecho a favor de otro.

“Alieni iuris”

Locución latina. Persona que, conforme al Derecho Romano, estaba sujeta a la potestad de otra, como el esclavo con respecto al dueño, la mujer con respecto al marido o los miembros de la familia con respecto al pater familias. Representa concepto opuesto al de sui iuris (v.).

Alienista

Médico especializado en el estudio y curación de las enfermedades mentales. Interviene como perito en los casos de duda sobre la integridad mental de una persona, ya en las causas criminales, ya en los juicios civiles.

Alijar

Aligerar, aliviar la carga de una embarcación o desembarcar toda la carga | Transbordar o echar en tierra géneros de contrabando. En el primer sentido constituye una acción encaminada a salvar la nave, el pasaje, la tripulación y, en lo posible, parte de las mercaderías, en caso de peligro (v. ECHAZÓN); debe ser ordenada, bajo su responsabilidad, por el capitán de la nave. En el segundo sentido constituye el delito de contrabando (v.).

Alijo

Acción de alijar (v.). | Conjunto de géneros o efectos de contrabando.

Alimentista o alimentario

El que tiene derecho a alimentos (v.).

Alimentos

La prestación en dinero o en especie que una persona indigente puede reclamar de otra, entre las señaladas por la ley, para su mantenimiento y subsistencia. Es, pues, todo aquello que, por determinación de la ley o resolución judicial, una persona tiene derecho a exigir de otra para los fines indicados. El derecho a reclamar alimentos y la obligación de prestarlos se da entre parientes legítimos por consanguinidad, como el padre, la madre y los hijos; a falta de padre y madre, o no estando éstos en condiciones de darlos, los abuelos y abuelas y demás ascendientes, así como los hermanos entre sí. En el parentesco legítimo por afinidad, únicamente se deben alimentos al suegro y la suegra por el yerno y la nuera, y viceversa, de ser éstos los necesitados y aquéllos los pudientes. Entre los parientes ilegítimos, los deben el padre, la madre y sus descendientes, y, a falta de ellos, los abuelos y los nietos. Se advierte que la prestación entre esos parientes es recíproca. Los alimentos comprenden lo necesario para atender ala subsistencia, habitación, vestido, asistencia médica, educación e instrucción del alimentado, y su cuantía ha de ser proporcionada a la condición económica del alimentador; cuando hay desacuerdo, corresponde al juez su fijación. Es requisito para la obtención de alimentos que quien ha de recibirlos acredite que le faltan medios para alimentarse y que no le es posible adquirirlos con su trabajo.

Alma del testador

Algunas legislaciones permiten que, no habiendo herederos legitimarios o en la parte de libre disposición, se haga institución de heredero o legatario en favor de los pobres o del alma del propio testador. Implica en el primer caso un legado a los pobres del pueblo de su residencia, y en el segundo, la aplicación que se debe hacer en sufragios y limosnas.

Almacén

Edificio público o local particular donde se guardan géneros del comercio. | Establecimiento donde tales mercaderías se venden, casi siempre al por mayor. | En algunos países sudamericanos, tienda de comestibles y de artículos para el hogar.

Almacenaje

Derecho que se paga para guardar las cosas en un almacén o depósito. Es frecuente en los contratos de transporte ferroviario, en cuanto a las mercaderías o equipajes, porque tienen que pagar determinada cantidad mientras están depositados en los lugares destinados por la empresa a tales fines. Es, asimismo, habitual en materia aduanera; recae sobre las mercaderías que se encuentran en poder de la aduana por no haber sido despachadas o retiradas.

Almanaque

(v. CALENDARIO.

Almirantazgo

Consejo superior o mando supremo de la marina de guerra. | Conjunto de los oficiales generales de la armada. | Funciones y jurisdicción de un almirante (v.). | Antiguo impuesto que pagaban los barcos mercantes para la Marina Real.

Almirante

Jefe de la marina de guerra. | Grado superior de las fuerzas navales, equiparado a teniente general del ejército de tierra.

Almoneda

Venta pública de bienes muebles con licitación y puja. (v. SUBASTA.) | Por extensión, venta de géneros que se anuncian a bajo precio (Dic. Acad.).

Alodial

Libre de toda carga y derecho señorial. Se decía de heredades y patrimonios, llamados entonces bienes alodiales. Es, por lo tanto, concepto opuesto a feudal, ya que, mientras los bienes de esta clase estaban sometidos aciertos gravámenes o tributos en favor del señor de la tierra, aquéllos se hallaban libres de cargas, tributos o servicios. La propiedad alodial fue la única que en la época feudal conservó unificado el dominio útil y el dominio directo inherente a ella.

Alodio

Heredad, patrimonio o cosa alodial (v.).

Alojamiento

Vivienda. | Habitación. | Aposento. (v. CONTRATO DE HOSPEDAJE.) En lo militar, hospedaje gratuito de la tropa entre la población civil de un lugar. | En Sudamérica, casa de citas.

Alquilador

El que da en alquiler, sobre todo coches o caballerías. | También el que toma en alquiler, por lo equívoco del vocablo.

Alquilar

Dar o tomar en alquiler (v.). Precio o renta del contrato de arrendamiento de bienes inmuebles, muebles o semovientes. (v. ARRENDAMIENTO, LOCACION.)

Alta

Nombre de documentos de muy diversa índole, para acreditar situaciones distintas. Así, la entrada de un militar en el servicio activo, al ser destinado aun cuerpo o al volver al mismo luego de haber causado baja (v.). | Orden en que se comunica al enfermo su curación, lo cual tiene importancia en materia de trabajo, para los militares, en asuntos de seguros y en las lesiones. | Declaración, ante la Hacienda, hecha por un contribuyente para ser incluido en un impuesto v evitar las sanciones por evasión fiscal (L. Alcalá-Zamora).

Alta mar

La parteo masa del mar más alejada de la costa. | En términos jurídicos, porción marina más allá de las aguas jurisdiccionales (v.). | Para la navegación, zona en que ya no se vislumbra la tierra, estimada entre unos 40 y 50 km. (Luis Alcalá-Zamora). (v. AGUAS MARÍTIMAS, MAR LIBRE, NAVEGACIÓN DE ALTA MAR.)

Alta traición

El más grave de los delitos contra la seguridad interior y exterior del Estado, caracterizado por mantener contacto con el enemigo y servirlo en el curso de una guerra o ante su contingencia.

Alteración

Cambio o modificación. Repercuten en lo jurídico las alteraciones dolosas, que pueden ser reprimidas como delitos, de falsedad o falsificación, en materia de documentos, moneda y calidad de las cosas. Como revuelta o alboroto, afecta al orden público y es actitud reprimible también cuando se exterioriza con violencia o alarma. (v. ALTERAR.)

Alteración del orden público

La escala de su gravedad se extiende desde los delitos de rebelión, a veces castigados con la pena de muerte, hasta la perturbación de una audiencia, o la de la tranquilidad con rondas o cencerradas, simples faltas de policía, reprimidas con multa leve. Aun correspondiendo en principio a la policía uniformada y a los cuerpos de seguridad el restablecimiento del orden perturbado considerablemente y la represión de los desmanes ocasionados, es tendencia cada vez más arraigada en los gobiernos recurrir al ejército para sofocar las intentonas o movimientos que subvierten el orden público (v.), para convertirlo así en aliado de su causa en las disensiones internas.

Alterar

Cambiar la forma o la esencia de una cosa. | Perturbar, trastornar, alborotar. | Conmover, excitar, causar inquietud. (v. ALTERACIÓN.)

Altercación

Acción y efecto de altercar (v.).

Altercar

Reñir, pelear, luchar. | Polemizar o discutir con acritud y con denuedo..

Alternativa

Acción o derecho que tiene cualquier persona o comunidad para ejecutar alguna cosa o gozar de ella alternando con otra. | Opción entre dos cosas, La expresión ofrece importancia en el lenguaje forense, porque hace alusión al derecho que tienen las partes, en un juicio civil o criminal, para solicitar que el juzgador se pronuncie en uno de los sentidos que se le plantean. Con ese alcance se habla de peticiones alternativas o de conclusiones alternativas. (v. OBLIGACIÓN.)

“Altius non tollendi”

Locución latina. En el Derecho Romano se llamaba así el derecho que tenía el propietario de un inmueble a impedir que el vecino construyera o elevara su edificio a mayor altura. Constituía una servidumbre urbana. (v. la voz siguiente.)

“Altius tollendi ius”

Locución latina. En el Derecho Romano, servidumbre urbana consistente en el derecho del dueño del predio dominante para edificar en la parte del edificio que no recae sobre la vía pública, a mayor altura de la permitida por las ordenanzas municipales y en perjuicio del predio sirviente. (v. la voz precedente.)

Alucinación

Sensación subjetiva que no va precedida de impresión en los sentidos. | Ofuscación, engaño (Dic. Acad.). Puede alegarse como vicio del consentimiento y, con menor eficacia, en ciertas actitudes objetivamente punibles.

Alumbramiento

Descubrimiento de aguas subterráneas y labor que las torna superficiales y aprovechables. | Parto.

Aluvión

Acrecentamientos que los predios confinantes con las riberas reciben de los ríos, por efecto paulatino e insensible del arrastre de tierras que produce la corriente de las aguas. El acrecentamiento queda de propiedad del dueño de los terrenos acrecidos, así como también los terrenos que el curso de las aguas dejaren al descubierto al ir retirándose de una ribera hacia la otra. En la definición técnica, aluvión representa la accesión paulatina, perceptible con el tiempo, que en beneficio de un predio ribereño va causando el lento arrastre de la corriente. De ahí que se llamen terrenos de aluvión los que quedan al descubierto después de las avenidas y los que se forman lentamente por los desvíos o las variaciones en el curso de los ríos.

álveo

Madre del río o arroyo: el cauce (v.) o lecho por el que corren las aguas.

“Alveus derelictus”

Locución latina. Cauce abandonado (v.).

Alza

Elevación de los precios o del costo, de las remuneraciones y de los servicios con carácter más o menos general. | Tendencia a tal encarecimiento. (v. BAJA.)

Alzada

Sinónimo procesal de apelación (v.).

Alzado

En el comercio, el que quiebra maliciosamente, ocultando los bienes para defraudara sus acreedores. (v. QUEBRADO.) | Se dice del ajuste o precio fijado en determinada cantidad, y no por evaluación o cuenta circunstanciada. | La Academia ha borrado de su léxico la acepción aragonesa de robo o hurto.

Alzamiento

Levantamiento o rebelión.

Alzamiento de bienes

Actitud delictiva de un deudor o insolvente que desaparece con sus bienes o parte importante de ellos, o los oculta, para impedir que se hagan pago sus acreedores. Sin más, tipifica de fraudulento el concurso o la quiebra en que se comprueba esa deslealtad y defraudación.

Alzar

Levantar o sublevar. | Eliminar una prohibición o limitación. | Ponerle fin a una excomunión u otra pena eclesiástica. (v. ALZARSE.)

Alzarse

Rebelarse, levantarse en armas contra los poderes legítimos o de facto. | Apelar, interponer un recurso de alzada (v.). | Incurrir en alzamiento de bienes (v.). | En general, usurpar o proceder contra lo preceptuado. (v. ALZAR.)

Allanamiento

Acto de conformarse con una demanda o decisión (Dic. Acad.). | Acto procesal consistente en la sumisión o aceptación que hace el demandado conformándose con la pretensión formulada por el actor en su demanda.

Allanamiento de domicilio

En general y en su acepción forense, allanar quiere decir “facilitar, permitir a los ministros de justicia que entren en alguna iglesia u otro lugar cerrado”, En ese sentido constituye una medida de orden procesal que adoptan los jueces tanto en materia penal (v. VISITAS DOMICILIARIAS Y PESQUISAS EN LUGARES CERRADOS) como en materia civil, laboral, administrativa, etc., y que realizan bien sea personalmente, bien encomendándola a otros funcionarios mediante una orden de allanamiento. | En otra acepción, aunque de sentido figurado, equivale a “entrar a la fuerza en casa ajena y recorrerla contra la voluntad de su dueño”, definición jurídicamente muy incorrecta, porque parecería que no habría allanamiento si la casa no fuera recorrida. Este segundo sentido de la expresión corresponde con más propiedad a la figura delictiva de violación de domicilio (v.). Constituye asimismo delito el del funcionario público o agente de la autoridad que allane un domicilio sin las formalidades previstas por la ley o fuera de los casos que ella determina. La entrada en un domicilio ajeno sin permiso expreso o tácito de su legítimo ocupante, o sin orden judicial (salvo en los casos expresamente previstos por la ley), atenta además contra el derecho a la inviolabilidad del domicilio, constitucionalmente establecido.

Allanar

Con derecho o sin él, penetrar en algún sitio sin la voluntad del dueño u ocupante. (v. ALLANARSE.)

Allanarse

Llevar a cabo un allanamiento (v.) en un juicio. | Admitir, conformarse con peticiones o requerimientos de otros.

Allegado

Pariente (v.).

A. M.

Abreviatura del lat. antemeridiem (ante meridiano), para señalar las 12 primeras horas del día. (v. P. M.)

Ama

Mujer que es cabeza de familia. | Señora de una casa. | Dueña, propietaria. | La que tiene criada o criadas. | Nombre de diversas sirvientas del hogar: ama de cría, ama de gobierno. (v. AMO.)

Amán

Paz o amnistía que piden los moros que se someten. Al principio significó la protección que en la guerra santa concedía un musulmán a un infiel sobreviviente del combate, y de ahí que”obtener el amán” equivalía a tener salvada la vida. | Posteriormente, el amán fue el salvoconducto que se concedía a un infiel para permitirle residir temporalmente en territorio islámico. | Finalmente significó la amnistía que concedían algunas tribus a los ejecutantes de hechos insurreccionales.

Amancebamiento

Trato ilícito y habitual de hombre y mujer (Dic. Acad.). Esta definición resulta de dudosa exactitud, porque puede haber tratos ilícitos y habituales que no constituyan amancebamiento, como puede suceder con el estupro, con la violación reiterada y con la promiscuidad heterosexual, sobre todo en tiempos en que la libertad sexual y aun la promiscuidad en esas relaciones desde edades tempranas han venido a revolucionar esos conceptos, y sin que al presentar esa realidad se quiera establecer un juicio valorativo acerca de tal evolución en las costumbres. De ahí que jurídicamente la expresión examinada tenga valor únicamente para designar el comercio camal que realiza el marido con mujer que no sea su esposa. Es decir que está referida en Derecho Penal al delito de adulterio que comete el hombre casado al tener manceba dentro o fuera del domicilio conyugal. En orden a la legislación civil, el amancebamiento constituye, por su índole adulterina, causa de divorcio o de separación de los cónyuges. Otro tipo de amancebamiento podría estar representado por la relación concubinaria, ya que etimológicamente se entiende por concubina aquella “manceba o mujer que vive y cohabita con un hombre como si éste fuera su marido”, lo cual probaría más el error de la definición, porque el concubinato requiere manceba y, sin embargo, la relación concubinaria no solo no es lícita en su aspecto jurídico, sino que además en doctrina se extiende la idea de que debería estar regulada dentro de la legislación civil para establecer los derechos y las obligaciones de los concubinos entre sí y frente a terceros. (v. ADULTERIO, BARRAGANIA, CONCUBINATO, DIVORCIO.)

Amante

En general, el que ama. | En particular, amancebado o adúltero.

Ambigüedad

Palabra, frase o texto de dudoso sentido y, por ello, necesitado de interpretación (v.).

ámbito espacial de la ley

Campo material de su aplicación en lo terrestre, marítimo y aéreo. Por lo general, rige la territorialidad de la ley, con las rectificaciones procedentes de los estatutos formal, personal y real (v.).

ámbito personal de la ley

Aun cuando por esencia la ley (v.) es de aplicación general a todos los sometidos ala jurisdicción de quien la dicta, la realidad demuestra que concierne en ocasiones a sectores definidos e incluso a una persona en concreto, como es frecuente en pensiones especiales que concede el Poder Legislativo. La expresión ámbito personal de la ley, a pesar de no tratarse estrictamente de disposiciones legislativas, suele referirse a la aplicabilidad de ciertas normas a núcleos definidos, especialmente en la reglamentación colectiva laboral.

ámbito temporal de la ley

Por constituir principio la irretroactividad, para no lesionar derechos adquiridos, la vigencia de un texto legal en el tiempo se extiende desde su publicación, o muy pocos días después, hasta su derogación, a menos de excepcional retroactividad de la ley (v.).

Ambos efectos

Cuando la expresión se utiliza en una apelación indica que el recurso, a más de la elevación de las actuaciones al superior, origina la suspensión de lo resuelto por el juez a quo.

Ambulatoria

Obligación ambulatoria (v.).

Amenaza

Atentado contra la libertad y seguridad de las personas. Como su nombre indica, consiste en dar a entender, con actos o palabras, que se quiere hacer algún mal a otro. En algunas legislaciones puede constituir delito; configura el de desacato cuando las amenazas se dirigen a un funcionario público a causa del ejercicio de sus funciones o al tiempo de practicarlas. El delito se agrava cuando el funcionario amenazado es el jefe del Estado, un miembro del Congreso, un ministro, un juez o un gobernador.

Amigable componedor

Se entiende por tal la persona a quien, sola o en unión de otra o varias, la ley o el compromiso de las partes confiere la facultad de procurar la avenencia entre éstas o, con más propiedad, dirimir amistosamente los conflictos que ellas sometan a su decisión en materia civil o comercial. Los amigables componedores pueden no ser letrados y no tienen que sujetarse a normas procesales. Deciden según su leal saber y entender, sin excederse de las cuestiones que les han sido sometidas y sin superar el plazo que se les haya concedido para dictar su fallo o laudo, pues, en caso contrario, las partes pueden solicitar judicialmente la nulidad de la sentencia. Los amigables componedores son también llamados, en algunas legislaciones, arbitradores.

Amillaramiento

Acción y efecto de amillarar, de regular los caudales y granjerías de los vecinos de un pueblo, para repartir entre ellos las contribuciones. En el Derecho español representa un antecedente de la formación del catastro (v.) y constituye un sistema de determinación de la base imponible a los fines de la contribución territorial.

Amnesia

Pérdida o debilidad notable de la memoria, a consecuencia de lesiones patológicas o seniles en determinados centros de la corteza cerebral (Dic. Acad.). Puede, por tanto, conducir a la incapacidad o a la excusa de ciertas omisiones.

Amnistía

En la definición de la Academia de la lengua, el olvido de los delitos políticos, otorgado por la ley, ordinariamente a cuantos reos tengan responsabilidades análogas entre si. Este concepto, que podrá ser válido para algunas legislaciones, no lo es para todas, como para el Código Penal argentino, determinante de que la acción

Amnistiar

penal se extingue, entre otras causas, por la amnistía. sin especificar sobre qué delitos puede ella recaer, con lo cual resulta indudable que afecta a todos ellos. No obstante, lo corriente es que la facultad de amnistiar se aplique a los delitos políticos. Para los comunes se utiliza el indulto o la conmutación de pena (v.). La amnistía extingue la acción penal y hace cesar la condena y todos sus efectos, con excepción de las indemnizaciones debidas a las partes. La facultad de amnistiar difiere en las diversas legislaciones, debido, a veces, al régimen político de cada país. En unos está atribuida al poder moderador, en otras al ejecutivo y en otras al legislativo.

Amnistiar

Otorgar una amnistía (v.).

Amo

Jefe de una casa. | Cabeza de familia. | Dueño, propietario. | Poseedor. | Quien tiene gente de servicio personal en el hogar. | Hombre influyente o con mando personal. (v. AMA.)

Amojonamiento

Acto de señalar con hitos o mojones los límites de un fundo, lo que puede hacerse por acuerdo de los propietarios colindantes o mediante un juicio de mensura, deslinde y amojonamiento. Es aplicable también a la fijación de los límites de un término municipal o jurisdiccional. En el Derecho Romano civil daba lugar a la actio finium regundorum (v.).

Amonestación y amonestaciones

En Derecho Canónico, amonestación representa un remedio penal preventivo que aplica el ordinario a quienes se hallan en ocasión próxima de cometer un delito o se sospecha que lo hayan cometido. | Las amonestaciones – en esta acepción, siempre en plural, por acto reiterado -, llamadas también proclamas matrimoniales, significan la publicación en la iglesia, en el momento de celebrarse la misa mayor, de los nombres y demás circunstancias de las personas que quieren contraer matrimonio, para que quienes conozcan la existencia de algún impedimento lo denuncien. Las amonestaciones se hacen asimismo con respecto a las personas que quieren recibir órdenes sagradas.

Amonestar

Hacer presente alguna cosa para que se considere, procure o evite. | Advertir, prevenir; a veces, por vía de corrección disciplinaria. Es, pues, una sanción benévola de aplicación en el Derecho Civil (por ejemplo, en el ejercicio de la patria potestad), en el Penal, en el Laboral

Amovilidad

(ejercicio de facultades disciplinarias) y en el profesional (corrección que pueden imponer los jueces, los colegios, los sindicatos).

Amortización

Del lat. ad (a, hacia) y mors (muerte). Dejar como muerto. Es la acción y efecto de amortizar: pasar los bienes a manos muertas; o sea, a poder de poseedores en cuyas manos se perpetúa el dominio. | Redimir o extinguir el capital de un censo o deuda. | Recuperar o compensar los fondos invertidos en alguna empresa. | Suprimir empleos o plazas en un cuerpo u oficina. |Reducir el valor atribuido a la propiedad, maquinarias y mercaderías que figuran en los inventarios y balances conforme se van desgastando o inutilizando. (v. DESAMORTIZACIÓN.)

Amortización de empréstitos

Rescate, parcial o total, que realiza el gobierno emisor de un empréstito, para reembolsar el capital adeudado a los inversores adquirentes de los títulos. (v. EMPRESTITO.)

Amortización de las acciones

En las sociedades anónimas o comanditarias por acciones, operación que consiste en adquirir, mediante canje por acciones de goce, o por dinero, las representativas del capital social. Según las fluctuaciones de la cotización o las convenciones, la amortización puede efectuarse a la par, por encima de ello o por debajo de tal tipo, con arreglo a la relación con el valor nominal del título.

Amotinado

Participe en un motín (v.).

Amotinar

Encender los ánimos de un sector para expresar una protesta colectiva y airada, con violencia mayor o menor (Luis Alcalá-Zamora). (v. MO-Th’.)

Amovible

Que cabe mover o trasladar. (v. BENEFICIO AMOVIBLE.)

Amovilidad

Calidad de amovible (v.). Situación de quien puede ser quitado del lugar que ocupa o separado del puesto o cargo que tiene. Representa un concepto opuesto al de inamovilidad. Ofrece importancia en el Derecho Laboral en relación con los trabajadores de actividades privadas, y en Derecho Administrativo, con respecto a los empleados públicos. En cuanto a éstos, su mayor interés afecta al personal judicial, puesto que constituye una garantía de su independencia.

Amparo

Institución que tiene su ámbito dentro de las normas del Derecho Político o Constitucional y que va encaminada a proteger la libertad individual o patrimonial de las personas cuando han sido desconocidas o atropelladas por una autoridad, cualquiera que sea su índole, que actúa fuera de sus atribuciones legales o excediéndose en ellas, generalmente vulnerando las garantías establecidas en la Constitución o los derechos que ella protege. Ha sido objeto de amplia discusión en doctrina si la petición de amparo constituye un recurso, un juicio o una acción, si bien parece prevalecer este último sentido, por no haber previa resolución contradictoria. Respecto de ante quién se debe ejercitar esa acción, las legislaciones, o las costumbres, no son unánimes, pero cabe afirmar que por lo general se hace ante la autoridad judicial y sin apertura de juicio contradictorio, porque lo que interesa es el rápido restablecimiento del derecho conculcado. Por eso, precisamente, es de esencia de esta acción, como de la de hábeas corpus (v.), que se puede promover ante cualquier juez o tribunal sin distinción de jurisdicciones, y que pueda ser iniciada por quien necesita ser amparado o por cualquier persona en su nombre, Desconocidos esos principios, el amparo carece de eficacia. De ahí que el Poder Ejecutivo, en sus varios órganos, contra cuyas autoridades de diverso grado se interpone casi siempre la acción comentada, tenga la tendencia de dificultar su ejercicio. En la Constitución de la Segunda República española se creó un Tribunal de Garantías Constitucionales que tenía competencia para conocer, entre otras cosas, de “el recurso de amparo de garantías individuales, cuando hubiere sido ineficaz la reclamación ante otras autoridades”. Aparte el discutido acierto de titular “recurso” esa acción, es probable que la necesidad de una previa reclamación ante otras autoridades le habría restado eficacia. Con respecto al contenido de la acción, la doctrina discrepa. Según algunos autores, el amparo de la libertad individual constituye el hábeas corpus, y el amparo de la libertad patrimonial constituye el amparo propiamente dicho. Según otros, el amparo tanto protege la libertad individual como la patrimonial. Y, finalmente, no faltan quienes estiman que es el hábeas corpus el que ampara ambas libertades.

Ampliación

Aumento. | Prórroga. | Extensión.

Ampliación de créditos

Autorización legislativa o fiscal para gastos suplementarios sobre el presupuesto de una corporación pública.

Ampliación de hipoteca

El derecho reconocido al acreedor hipotecario para extender la garantía del inmueble hipotecado a nuevas obligaciones de su deudor, o para pedir la constitución de nuevas hipotecas para garantizar amparadas obligaciones, comprometidas por la reducción de los bienes y agravados. | Inscripción de registro que satisface tal derecho y petición (L. Alcalá-Zamora).

Ampliación de la demanda

Petición judicial y escrito en que se concreta, por los cuales el demandante reclama más derechos, bienes o dinero, por la misma causa expuesta en la demanda (v.) inicial o por otra distinta, contra el mismo demandado, y siempre que la substanciación de ambas pretensiones pueda realizarse simultáneamente ante el mismo juzgador. Se concreta en el escrito de ampliación (v.). Esta segunda parte o apéndice de la demanda exige, por lealtad procesal y economía del procedimiento, que se formule dentro de plazo relativamente corto. Su planteamiento cabal debe corresponder a nuevos hechos o derechos manifestados por el cliente a su letrado o descubiertos por éste apenas presentado el escrito iniciador del juicio. Cuando la demanda se amplía, ya contestada por el demandado, se está ante una nueva acción, sujeta a la procedencia o improcedencia de la acumulación.

Ampliación de pertenencias

En Derecho Minero, ampliar una pertenencia o unidad de medida es agregarle otra igual en forma y dimensiones. Hay derecho a ella en caso de internación de labores en terreno vacante. (v. PERTENENCIA.)

Ampliación de sentencia

Pronunciamiento complementario que efectúa el juez, en relación con algún punto que hubiere sido objeto del juicio y que no hubiere sido tratado en la sentencia, o lo hubiere sido insuficientemente.

Analfabeto

El que no sabe leer ni escribir cuando ya tiene edad para aprender. | También, el que sabe leer y no escribir. | Ignorante.

Analogía jurídica

A los jueces no les es licito dejar de juzgar bajo el pretexto (o la realidad) de silencio (laguna legal), oscuridad o insuficiencia de la ley. Por eso, cuando tales supuestos se producen, están obligados a aplicar, en primer término, al caso concreto que les está sometido, los principios de las leyes análogas que serían de aplicación a casos similares. La regla de la analogía jurídica juega respecto a todos los fueros y jurisdicciones judiciales, menos en materia penal, porque una norma elemental del Derecho liberal (ya que en los regímenes totalitarios sucede cosa distinta) determina que no hay delito ni pena sin previa ley que los establezca. En la ley penal no puede haber ninguna laguna, sino inexistencia del delito no previsto, y de ahí que no quepa crear delitos por analogía con otros. El juez tendrá que sobreseer definitivamente o absolver.

Anarcosindicalismo

Movimiento doctrinal y organización de lucha social que concilia el anarquismo (v.) con el encuadramiento y la actuación sindicales.

Anarquía

Falta de todo gobierno en un Estado. | Desorden, confusión por ausencia o flaqueza de la autoridad pública (Dic. Acad.). (v. ANARQUISMO.)

Anarquismo

Negación de todo dominio de un hombre o de un grupo sobre otros hombres. Partiendo de ese concepto, los anarquistas propugnan la formación de una sociedad sin gobierno y sin coacciones, en la cual la convivencia ordenada de los individuos que la integran sería el resultado de acuerdos voluntarios y espontáneos de los diversos grupos constituidos para llenar las múltiples necesidades humanas. Esos grupos sustituirían ventajosamente al Estado, según piensan sus partidarios, sin necesidad de sumisión a la ley ni de obediencia a la autoridad. El anarquismo puro es una teoría utópica e impracticable que, en busca de alguna viabilidad política, ha derivado hacia el anarcosindicalismo (v.), en virtud del cual los sindicatos profesionales constituirían aquellos grupos llamados a substituir al Estado. Pero ni aun el anarcosindicalismo puede prescindir de normas (leyes) de autoridades.

Anata o “annata”

Renta, frutos o emolumentos que se obtienen al año por un empleo, destino o beneficio. Media anata es el importe de la mitad de la renta anual que se satisface en concepto de derechos cuando se ingresa en un beneficio eclesiástico o en una pensión o empleo secular. Es una expresión en desuso, tal vez porque la misma institución ha ido desapareciendo. Sin embargo, subsiste la costumbre de retener una parte del primer sueldo de los empleados y obreros, a favor de las cajas de jubilaciones, de los sindicatos, de obras sociales y aun de los partidos políticos. Si esa costumbre (que suele provenir de disposiciones legales) no puede ser denominada anata o media anata, no es por una diferencia esencial de contenido, sino porque la retención afecta a plazos menores de un año. En Derecho Canónico también reciben aquel nombre las cantidades que se satisfacen a la Cámara Apostólica por los frutos del primer año de los obispados y otras dignidades y beneficios eclesiásticos vacantes.

Anatema

Maldición. imprecación. Jurídicamente sólo tiene importancia en relación con el Derecho Canónico, dentro del cual ofrece estos dos significados: excomunión mayor o solemne, e imprecación que se dirige contra quienes intentan contradecir o atacar derechos legítimos de la Iglesia y que se consigna al final del documento eclesiástico en que se hace constar.

Anatocismo

Pacto por el cual se conviene pagar intereses de los intereses vencidos y no satisfechos. Equivale al interés compuesto.

Ancianidad

último período de la vida ordinaria del hombre (Dic. Acad.). La importancia del concepto no es solo biológica, sino también social y jurídica, porque los ancianos pueden representar un problema para la sociedad y, a veces, para la familia, sea en el aspecto sanitario o en el económico. Para eliminarlo o siquiera para atenuarlo se han establecido en las legislaciones los regímenes jubilatorios, algunos de los cuales han llegado a reconocer beneficios previsionales en cierto modo privilegiados para las personas de edad avanzada. Determinar la edad en que empieza la ancianidad representa un problema tan dificultoso como el de lijar cuando empieza fisiológicamente la pubertad o cuando se adquiere la adultez, porque en ello influyen condiciones individuales y porque los diarios progresos de las ciencias médicas impiden aplicar en un determinado período lo que era una realidad en el día anterior.

Anclaje

Derecho que abonan los buques para fondear en los puertos.

Ancheta

Pacotilla de venta que se llevaba en América en tiempos de la dominación española. | Porción corta de mercaderías que una persona lleva a vender a cualquier parte. | Negocio pequeño o malo (Dic. Acad.).

Anejo

Agregado. | Pequeño poblado que se une a otro o varios más para formar un municipio, dominado por el más importante. | Iglesia o parroquia que depende de otra, la principal.

Anexión

Acción y efecto de anexar, de unir o agregar una cosa a otra con dependencia de ella. En esta acepción equivale a la accesión (v.) del Derecho Civil. | Además. la agregación de una ciudad o provincia a una nación, de una nación a otra. En este segundo sentido presenta especial importancia con respecto al Derecho Internacional Público, dado que significa la incorporación, aun Estado, de un territorio que hasta entonces estaba fuera de su soberanía. La anexión puede ser legítima o ilegítima. Tendrá el primer carácter cuando recaiga sobre territorios nullíus o cuando se origine en convenios libremente pactados entre las naciones cedente y cesionaria. Y tendrá el segundo carácter cuando se obtenga por la fuerza de las armas.

Anfibología

Expresión susceptible de entenderse de varios modos. (v. AMBIGÜEDAD.)

Anfictión

Representante ante la anfictionía (v.).

Anfictionía

Confederación de las antiguas ciudades griegas, independientes en principio, en asuntos de interés común, como la defensa territorial.

Angaria

Antigua servidumbre o prestación personal. | En Derecho Marítimo, retraso forzoso impuesto a la salida de un buque para emplearlo en un servicio público, generalmente retribuido, que el gobierno de una nación impone a buques extranjeros. Tiene su especial y podría decirse que casi única importancia con referencia al Derecho Internacional, por cuanto lo utilizan las naciones en guerra mediante la requisa de los buques mercantes, surtos en sus puertos o en sus aguas jurisdiccionales, que pertenecen al enemigo o a países neutrales y que destinan a su propio servicio o simplemente los destruyen. Se puede admitir que la angaria constituye un derecho si se refiere al aspecto marítimo mencionado al principio, mas en el aspecto internacional podrá constituir una costumbre o una necesidad, pero no un derecho, concepto incompatible con todos los actos bélicos.

Anillo

La sortija o pequeño aro metálico que se coloca y lleva en los dedos da nombre a algunos signos de interés, que se resumen, del Diccionario de Derecho Usual, en las locuciones que siguen.

Anillo de oro

En Roma constituyó en un principio emblema de los senadores que eran enviados como embajadores, en tanto que los restantes debían usar el de hierro. En el siglo III a. C. se había extendido este anillo a toda la nobleza senatorial. Augusto lo permitió a todos los “caballeros”, por entonces los dueños de fortunas superiores a los 400.000 sestercios. Septimio Severo lo otorgó a todos los militares. Caracala, que había concedido la ciudadanía a todos los súbditos del imperio, democratizó también el anillo de oro, permitido a todos los ciudadanos.

Anillo del pescador

Sello del papa en los breves. Representa a San Pedro en una barca y echando las redes del mar.

Anillo episcopal

Signo de la unión mística con la Iglesia, y símbolo de la autoridad espiritual de los obispos. Se conoce desde el siglo VII.

Anillo nupcial o de boda

El que, en el acto del casamiento, en el curso de la ceremonia religiosa, se entregan mutuamente los contrayentes como testimonio de su unión permanente desde ese instante.

Anillo sigilario

El utilizado para sellar o autenticar documentos. En su evolución, se ha transformado en los sellos o cuños de uso en todas las oficinas públicas y privadas.

Animales

(v. BIEN SEMOVIENTE.)

ánimo de lucro

Intención o propósito de obtener un beneficio o ganancia en la realización de un acto o negocio jurídico. (v. “ANIMUS”, LUCRO.)

Animosidad

Odio, enemistad, aversión; causa de litigios, delitos, guerras (Dic. Der. Usual).

“Animus”

Palabra latina. Propósito o intención. Constituye el elemento que debe tenerse en cuenta para establecer la naturaleza de algunas situaciones jurídicas. Es, pues, el propósito que mueve a una persona para realizar el acto de que se trate. En ese sentido se habla, por ejemplo, de animus domini como la intención que esa persona tiene de proceder con respecto a una cosa como propietaria de ella, tanto si su propósito es justificado como si no lo es; de animus donandi, cuando se pretende hacer una liberalidad; de animus novandi, cuando la intención es sustituir una obligación con otra; de animus iniuriandi, cuando se ha tenido la intención de injuriar; de animus iocandi, cuando la intención ha sido de jugar o bromear; de animus lucrandi, cuando ha sido la obtención de un lucro el propósito del agente; de animus necandi u occidendi, cuando se ha tenido la intención de matar; de animus nocendi, si el propósito ha sido de dañar o perjudicar; de animus possidendi, cuando la intención es de poseer una cosa. La lista se haría interminable, porque las situaciones anímicas son aplicables a múltiples circunstancias.

Anona o “annona”

En la antigua Roma se llamaba así la cosecha anual de trigo y, especialmente, la provisión del adquirido por el Estado en las provincias y, en determinada época, destinado a aprovisionar al ejército y a distribuirlo entre los pobres, vendiéndolo a bajo precio o repartiéndolo gratuitamente. La ley que regulaba la cobranza y la distribución de la annona se denominó lex annonaria. En tiempos de Augusto se conocía con ese nombre, y con el de annonariae species, el tributo que directamente se recaudaba en las provincias del imperio romano y que comprendía el trigo, la avena para el ejército, aceite, reses vacunas y vino, así como también acémilas para los transportes militares. En tiempos de la república se llamó a este tributo aestimatum o vectigal.

Anónimo

Escrito sin firma, o con firma desconocida, que tiene por objeto amenazar, insultar, inculpar, delatar o acusar a alguna persona. | Libelo infamatorio, sin expresión de autor. | Secreto que acerca de su nombre guarda el que publica una obra y no quiere darse a conocer, incluso por modestia u otro noble motivo.

Anormal

Lo opuesto a lo habitual, común o natural. | Atrasado en el desarrollo mental o físico.

Anotación

Acción y efecto de anotar, de poner notas en un escrito, cuenta o libro. | Para Cabanellas equivale a nota, apunte, inscripción, registro.

Anotación de la demanda

La registral y preventiva que se reconoce al demandante, cuando la acción posee alguna trascendencia inmobiliaria. Exige petición previa de parte legítima al presentar la demanda, o en el curso del litigio, y orden del juez competente.

Anotación de la sentencia

Otra de las preventivas que se admiten en el Registro de la Propiedad, siempre que exista ejecutoria con fallo condenatorio para el demandado. Aunque la ley suela ignorarlo, en virtud de la reconvención, o por efecto de una acción divisoria, donde el carácter procesal de las partes es sui géneris, puede también el demandado obtener condena frente al demandante, contra el que había asumido la iniciativa procesal y, por ende, solicitar también esta garantía, que en sus efectos no difiere de la anotación del secuestro (v.).

Anotación de litis

Anotación de la demanda (v.).

Anotación del embargo

Para reforzar la traba judicial que sobre los bienes representa un embargo, cuando recaiga sobre inmuebles o derechos reales, en juicios civiles o criminales, y también en el procedimiento administrativo de apremio, el acreedor y actor puede solicitar en el Registro de la Propiedad la oportuna anotación preventiva (v.), que le asegura rango preferente sobre cualquier otro asiento inmobiliario ulterior.

Anotación del secuestro

Anotación preventiva (v.) que produce la prohibición de enajenar bienes inmuebles, cuando se haya ordenado en el juicio ordinario respectivo. Su efecto consiste en gozar de la preferencia ejecutiva inmobiliaria sobre los bienes y derechos reales anotados, pero sólo en cuanto a los créditos posteriores, para respeto del rango hipotecario. (v. PRELACION DE CREDITOS, SECUESTRO DE BIENES.)

Anotación marginal

Diligencia de escribir sumariamente, en el borde de un libro o de unas actuaciones, alguna circunstancia que permite una aclaración o un enlace con otros asientos o folios.

Anotación preventiva

El asiento temporal y provisional de un título en el Registro de la Propiedad, como garantía precautoria de un derecho o de una futura inscripción. | Para Couture es la constancia o inscripción puesta por escribano o funcionario público en un título, escrito, copia, etc., para aclarar su origen, documentar su presentación, modificar su alcance.

Antagonismo

Competencia profesional. | Enemistad. | Oposición. | Rivalidad. | Conflicto de intereses. | Choque de opiniones. | Contraposición de sentimientos (L. Alcalá-Zamora.)

Ante merídiem

(v. A. M.)

Ante mí

Expresión puesta por los notarios, escribanos o secretarios judiciales delante de su firma, a efectos de dar fe de que lo dicho en el documento ha pasado o se ha manifestado delante de ellos.

Antecedentes penales

Reunión de datos relativos a una persona en los que se hace constar la existencia (o también la inexistencia) de hechos delictivos atribuibles a ella y que se aportan a los autos de un juicio criminal para determinar la mayor o menor responsabilidad del inculpado, en caso de ser condenado en el delito que se le imputa. Sirven concretamente para conocer la existencia de las circunstancias agravantes de reincidencia y reiteración (v.) en el delito. Inclusive pueden servir para que, como medida de seguridad, se imponga al culpable una reclusión por tiempo indeterminado.

Antecesor

Anterior en el tiempo. | Que precedió a otro en empleo, cargo o dignidad. | Progenitor, ascendiente, antepasado (Dic. Der. Usual).

Antedatar

Ponerle aun documento fecha anterior a la verdadera en que tuvo lugar el acto a que el documento se refiere. Tiene importancia jurídica por cuanto esa falsedad puede representar la nulidad del documento e inclusive configurar un delito.

Antefirma

“Fórmula del tratamiento que corresponde a una persona o corporación y que se pone antes de la firma en el oficio, memorial o carta que se le dirige”. | “Denominación del empleo, dignidad o representación del firmante de un documento, puesta antes de la fuma” (Dic. Acad.).

Antejuicio

Trámite previo, para garantía de jueces y magistrados, y contra litigantes despechados o ciudadanos por demás impulsivos, en que se resuelve si ha lugar, o no, a proceder criminalmente contra tales funcionarios judiciales por razón de su cargo, sin decidir sobre el fondo de la acusación. | En lo canónico, información previa a la admisión de la demanda en las causas matrimoniales. Como en el otro significado, se trata de precaverse contra la ligereza en materias que afectan a instituciones capitales en la sociedad y de obtener un mínimo de verosimilitud (L. Alcalá-Zamora).

Antenacido

El que nace antes del tiempo normal. Si es viable y, sobre todo, si vive, en nada afecta su capacidad jurídica. (v. FETO.)

Antepagar

Pagar antes del término para ello. No da derecho a repetir, a menos de ignorar el deudor la existencia del plazo.

Antepasado

Abuelo o ascendiente más remoto.

Anteproyecto

En lo legislativo, trabajo preliminar, encargado a técnicos o especialistas en una materia, como base para la elaboración de textos por los órganos legislativos (Luis Alcalá-Zamora).

Anterioridad

Precedencia temporal de una cosa respecto a otra. | Conocimientos técnicos existentes con prioridad temporal a una pretendida invención.

“Antestatus”

Palabra latina. El designado como testigo. Másen particular, el primero y más importante de los cinco que se requerían para la eficacia de la mancipatio (v.).

Anticipación

Producción voluntaria o provocada de un hecho antes de su tiempo normal o señalado. | Fijación de un acto en fecha más próxima que la anunciada o prevista primeramente. | Pago antes del tiempo convenido. | Cobro adelantado. | Preferencia. | Anteposición. | Adelantamiento a otro en la ocupación de una cosa, en el ejercicio de un derecho, en una petición, en un cortejo o seducción (Dic. Der. Usual). (v. ANTICIPO.)

Anticipada

Acometimiento súbito, antes de que el enemigo o la víctima pueda defenderse. (v. ALEVOSIA.)

Anticipo

En general, sinónimo de anticipación (v.). | Dinero que se abona antes del vencimiento, como el pago de parte de un sueldo en fecha adelantada. | Pago parcial a cuenta de otro mayor o como señal, y previo a la recepción o uso de lo que se adquiere (L. Alcalá-Zamora).

Anticipo de la herencia

Bien o bienes muebles o inmuebles, o de ambas especies, que algunos herederos forzosos presuntos reciben en vida del donante y a cuenta de la futura legítima (v.). En su caso obliga a igualar las hijuelas de los legitimarios mediante la colación de bienes (v.), en concepto de Luis Alcalá-Zamora.

Anticoncepcionismo

Aplicación de prácticas destinadas a evitar la concepción. | Doctrina que propugna dichas prácticas (Dic. Acad.). | Llámame anticoncepcionales los medios, prácticas o agentes que impiden que la mujer quede embarazada. Evitar el embarazo en determinadas circunstancias ha constituido preocupación de todos los tiempos. Lo que ha variado ha sido la intensidad de la preocupación y los procedimientos para lograrlo. El método clásico, único admitido por la Iglesia en las relaciones matrimoniales, es la práctica sexual durante el período de supuesta infecundidad femenina; pero la dudosa eficacia de ese sistema, por razones obvias, entre ellas la irregularidad del principio y fin de la regla, fue causa de que las parejas matrimoniales, y mucho más las extramatrimoniales, acudiesen a otros métodos, como la eyaculación extra vaginal y la utilización de preservativos. Puede asegurarse que esas prácticas anticonceptivas han venido a caer en desuso desde que hace pocos anos se descubrieron y pusieron en circulación ciertos productos químicos que, introducidos en el útero o administrados por vía oral, impiden que la mujer quede encinta. El tema ha sido y sigue siendo muy discutido desde los puntos de vista moral, social, económico y aun médico. Naturalmente que todos esos aspectos repercuten en los estrictamente jurídicos.

Anticonstitucional

Contrario a la Constitución que rija, y por ello invalidador de leyes y otras disposiciones así dictadas. La impugnación por tal vicio se encomienda, según los países, a los jueces ordinarios o al más alto tribunal.

Anticrédito

Referente al derecho real de anticresis (v.) o a su titular, el anticresista (v.).

Anticresis

Derecho real concedido al acreedor por el deudor, o un tercero por él, poniéndolo en posesión de un inmueble y autorizándolo a percibir los frutos para imputarlos anualmente sobre los intereses del crédito si son debidos, y, en caso de exceder, sobre el capital, o sobre el capital solamente si no se deben intereses. Para algún autor, la anticresis es una variedad de la prenda.

Anticresista

(v. ACREEDOR ANTICRESISTA.)

Antidoral

La obligación natural de compensar o retribuir los beneficios que los demás nos hayan hecho.

Antifernales

(v. BIEN ANTIFERNAL.)

Antigüedad

Tiempo transcurrido en un empleo o destino. | Tiempo requerido para ascender en algunas escalas y profesiones. | Bonificación que se percibe por los años de servicios en una empresa o entidad (Luis Alcalá-Zamora).

Antijuridicidad

Calidad de lo antijurídico (v.).

Antijurídico

La definición es fácil, pues debe entenderse por tal lo “que es contra Derecho” (Dic. Acad). Determinar su contenido ya resulta más complicado, porque saber cuándo una acción humana es opuesta el Derecho requiere una apreciación de índole subjetiva. Así, matar a una persona constituye un acto claramente antijurídico. Y, sin embargo, pueden darse circunstancias en que matar a una persona represente un derecho y hasta una acción elogiable. Lo mismo en todos los aspectos del Derecho. Por eso en el examen de cada caso concreto, sólo a los jueces está reservada la facultad de establecer la juridicidad o la antijuridicidad de los actos.

Antinomia

Del lat. antinomia, a su vez, del griego antí (contra) y nómos (ley). La contradicción aparente o real entre dos leyes o entre dos pasajes de una misma ley (Dic. Der. Usual).

Antipapa

El papa no elegido canónicamente, frente a otro que cuenta con la elección regular. Tal dualidad aquejó a la cristianidad durante los siglos finales de la Edad Media, y condujo, en especial, al reinado de dos pontífices simultáneamente, desde Roma y Aviñón.

Antirreglamentario

Proceder o expresión que infringe un reglamento, con repercusión muy diversa, desde la punibilidad por dolo o culpa hasta la impugnación de los actos administrativos, aparte lo disciplinario que sea pertinente en otras esferas.

Antisemitismo

Animadversión hacia la raza judía y su consecuente persecución, practicada en distintos tiempos, y que culminó con el exterminio de millones de judíos en los campos de concentración, o por ejecuciones sumarias sin más, a cargo del nazismo alemán y de algunos de sus imitadores o vasallos.

Antisocial

Contrario a la sociedad. | Rebelde ante el orden social vigente. | Que repugna a la legislación laboral y a la orientación favorable a los trabajadores en sus pretensiones aceptables.

Antropofagia

Alimentación con carne humana por los hombres o mujeres. Es práctica habitual o lo ha sido en las tribus salvajes de ciertos territorios. Ha sido recurso extremo de náufragos y de salvados de catástrofes aéreas, a falta de víveres o recursos del medio. Si lo primero se condena por la civilización y hasta se pena cuando no encuadra en el orden social efectivo en la comarca, lo segundo se excusa por el estado de necesidad (v.) (Luis Alcalá-Zamora.)

Antropología

Ciencia que trata del hombre física y moralmente considerado. La antropología, considerada desde el punto de vista somático, constituyó la base de los estudios de Lombroso y dio origen a la escuela positiva (v.), por lo menos en uno de sus aspectos.

Antropología criminal

En la definición de Di Tullio, la ciencia que “estudia la personalidad del delincuente con el mismo método científico que se sigue en las ciencias biológicas y psicológicas en general, y la ciencia de la constitución y de la biotipología humana en particular”, considerando la personalidad humana como una unidad invisible, en la que forma y función, caracteres somáticos y caracteres psíquicos, fuerzas materiales y fuerzas espirituales, están estrechamente coligados y coordinados entre sí, de manera que cada examen de la personalidad individual debe ser siempre morfológico, funcional y psicológico.

Antropometría

Tratado de las proporciones y medidas del cuerpo humano (Dic. Acad.). Por contribuir a la identificación corporal del hombre y de la mujer, se emplea en documentos administrativos y para fichar a los delincuentes.

Anualidad

Cantidad que se paga o se cobra por años. | Renta censal que se abona una vez por año.

Anulabilidad

Condición de los actos o negocios jurídicos que pueden ser declarados nulos e ineficaces por existir en su constitución un vicio o defecto capaz de producir tal resultado. Así como los actos nulos carecen de validez por sí mismos, los anulables son válidos mientras no se declare su nulidad. De ahí que la anulabilidad sea llamada también por algunos nulidad relativa.

Anulable

Expuesto a la anulación. (v. ACTO ANULABLE.)

Anulación

Pérdida de su eficacia. por defectos de fondo o de forma, de un acto jurídico. | Por extensión, invalidez que se conviene o pacta de un acto en principio eficaz.

Anuncio

Noticia, aviso. | Comunicación. | Informe. | Publicación. | Proclama. | Edicto (Dic. Der. Usual).

Año

Tiempo que transcurre durante una revolución real de la Tierra en su órbita del Sol o aparente del Sol en la eclíptica alrededor de la Tierra. |Período de doce meses, a contar desde el 1o de enero hasta el 31 de diciembre, ambos inclusive. | Período de doce meses, a contar desde un día cualquiera (Dic. Acad.).

Año agrícola

El contado de cosecha a cosecha de igual clase, de influjo en los contratos y en las prestaciones rurales.

Año bisiesto

El que consta de 366 días, para corregir inexactitudes cronológicas del año común (v.). Como es sabido, hay uno cada cuatro años, excepto los finales de siglo cuyas dos primeras cifras no sean múltiplo de 4. Así, no fue bisiesto el año 1900, pero lo será el 2000.

Año civil o político

El de 365 ó 366 días, según sea año común o bisiesto (v.).

Año común

Por haber 3 de cada 4; cuenta 365 días. (v. AÑO BISIESTO.)

Año de luto

Llamado también de viudedad, es el plazo durante el cual la viuda no puede contraer nuevo

Año eclesiástico

matrimonio, aun cuando ese plazo no sea de un año, sino del tiempo necesario para evitar la confusión de la prole.

Año eclesiástico

El que comienza con la primera domínica de adviento v varía en ciertas festividades, la Semana Santa en especial, todos los años civiles (v.).

Año económico

El de doce meses que por lo común tienen de vigencia el presupuesto del Estado y otras entidades. Coincide con el año civil o difiere de él según disposiciones variables.

Año judicial

Lapso en que funcionan normalmente los tribunales ordinarios, que suele ser todo el año, excepto uno o dos meses de vacaciones, y en que subsisten jueces o salas para asuntos urgentes.

Año político

(v. AÑO CIVIL.)

Año útil

El formado, dentro de los 365 días del año natural, por los días hábiles para el trabajo; es decir, descontando los domingos y feriados. El concepto resulta particularmente importante para el cómputo de los términos procesales y para la determinación de los días en que no pueden realizarse actuaciones judiciales. (v. DÍA HÁBIL y HORAS HÁBILES.)

Apadrinar

Actuar como padrino (v.) en bautizo o matrimonio. | Intervenir con tal carácter en un duelo, hecho punible…pero no reprimido.

Aparcería

Trato o convenio de los que van a la parte en una granjería. Jurídicamente es un contrato mixto que participa del de sociedad y que se aplica al arrendamiento de fincas rústicas. Se caracteriza por el hecho de que el propietario de la tierra (arrendador) cede su explotación a otra persona (arrendatario), a cambio de percibir una parte determinada, previamente convenida, de los frutos o utilidades que se obtengan. En realidad se trata de un arrendamiento corriente, diferenciado por la forma de pago, que en lugar de hacerse en dinero se hace en productos. No faltan autores que consideran la aparcería como una forma más humanizada del contrato de arrendamiento de fincas rústicas, porque en él ambas partes corren una misma suerte. La aparcería, además de agrícola, puede ser pecuaria e industrial, aunque esta última es Apelación con ambos efectos poco frecuente. (v. LOCACIÓN DE FINCAS RÚSTICAS.)

Aparcero

Cada una de las partes en una aparcería (v.). | Más en particular, el que en ella cultiva, cuida el ganado o realiza la labor material. | Condueño, condómino.

Aparejos

Accesorios del buque (v.) indispensables para la navegación y que forman parte de él.

Aparente

(v. SERVIDUMBRE APARENTE.

Apariencia

Aspecto exterior de personas y cosas. | Verosimilitud. | Probabilidad. | Indicio, conjetura. | Simulación.

Apartamento

En lo procesal, sinónimo de abandono (v.), aunque menos usual. (v. ABANDONO DE LA ACCION, DE LA INSTANCIA y DE LA QUERELLA.)

Apátrida

Apólida (v.). Persona que carece de nacionalidad, lo que puede ocurrir por no haberla tenido nunca, por haber renunciado a la que tenía sin adquirir otra distinta o por haber sido privada de ella, bien por determinación legal de la autoridad, bien por un acto individual relacionado con el nacimiento o con el casamiento, bien por violación de las leyes de su país que lleva implícita la pérdida de la nacionalidad, como sucedería en el caso de enrolarse en un ejército extranjero. Asimismo puede ser consecuencia del acto colectivo de la transferencia de un territorio, de medidas de guerra aplicadas a ciudadanos en Estados beligerantes o de la transformación del régimen político-social del país de origen.

Apear

Reconocer, señalar o deslindar una o varias fincas, y especialmente las que están sujetas a determinado censo, foro u otro derecho real (Dic. Acad.).

Apelable

Resolución contra la cual cabe apelación (v.). de interponerse en tiempo y forma.

Apelación

En los procedimientos de las distintas jurisdicciones, sinónimo y abreviación de recurso de apelación (v.).

Apelación con ambos efectos

(v. EFECTOS DE LA APELACIÓN.)

Apelación con efecto devolutivo

Apelación con efecto devolutivo o con efecto suspensivo v. EFECTOS DE LA APELACIÓN.

Apelación con efecto diferido

Variante del recurso de apelación en virtud de la cual la apelación contra actos interlocutorios se funda y se resuelve en ocasión de tramitar la apelación contra la sentencia definitiva.

Apelación con efecto inmediato

La que se funda y tramita dentro de un plazo breve desde el momento en que se concede el correspondiente recurso. Se contrapone a la apelación con efecto diferido (v.).

Apelación en relación

Variante del recurso de apelación en la que tal recurso se fundamenta ante el juez inferior, conociendo el tribunal superior la apelación mediante el expediente que se eleva con las actuaciones del inferior.

Apelación libre

Variante del recurso de apelación, normalmente aplicable en el caso de las sentencias definitivas, en virtud de la cual el recurso se interpone ante el tribunal inferior y se fundamenta mediante expresión de agravios ante el tribunal superior. Se contrapone a la apelación en relación.

Apelación subsidiaria

Variante de la apelación en virtud de la cual, conjuntamente con el recurso de reposición (v.), se interpone subsidiariamente un recurso de apelación para el caso en que el recurso de reposición no tuviere éxito.

Apelado

Litigante favorecido con la sentencia apelada, no obstante lo cual puede apelar también, de no haber obtenido todo lo pedido. | Auto, fallo o resolución contra los cuales se apela (Dic. Der. Usual). (v. APELANTE.)

Apelador

Lo mismo que apelante (v.), pero no usual en lo forense.

Apelante

El que interpone apelación (v.).

Apelar

Interponer recurso de apelación (v.) y sostenerlo.

Apellido

Nombre de familia con que se distinguen las personas y que, en su designación, figura a continuación del nombre propio o de pila. Es corriente usar dos apellidos, el del padre y el de la madre por su orden, si bien es una cuestión que varía de acuerdo con las costumbres de cada nación. En la antigua Roma, al praenomen o nombre propio añadían el nomen, indicador de la gens a que se pertenecía, y el cognomen, indicador de una rama de la familia de que se descendía. Algunos tenían también agnomen, sobrenombre originado en alguna cualidad o mérito de la persona.

Apeo

Acción y efecto de apear, de reconocer, señalar o deslindar una o varias fincas.

Apercibimiento

Corrección disciplinaria. | Advertencia conminatoria hecha por autoridad competente, respecto de una sanción especial.

Apercibir

Proceder a un apercibimiento (v.).

Aperos

Instrumentos y cosas necesarias para la labranza. Son susceptibles de prenda agraria (v.).

Apersonarse

Comparecer, por sí o por representante, en una causa judicial o en algún negocio jurídico.

Apertura a prueba

Acto procesal en virtud del cual el tribunal de la causa procede a dar inicio al período en el que las partes pueden ofrecer y producir las pruebas que hagan a sus respectivas pretensiones. La apertura a prueba tiene lugar cuando existen hechos controvertidos y se contrapone a las situaciones en que el litigio se declara como de puro derecho.

Apertura de concurso preventivo

Acto del juez del concurso preventivo (v.) mediante el que se declaran configurados los extremos legales exigidos para que proceda tal concurso, con lo que se da inicio a su trámite.

Apertura de crédito

Hecho inicial de concedérsele crédito a una persona.

Apertura de la correspondencia

Acto de romper el sobre o la envoltura de las cartas o de los documentos. Es ilícito cuando no se efectúa por su destinatario o propietario. Siendo inviolable la correspondencia, la apertura resulta delictiva si se efectúa por quien no tiene derecho a hacerlo. De ahí que la apertura de la correspondencia sólo pueda efectuarse por orden del juez, en lo forzoso y lícito.

Apertura de la sucesión

A la muerte de una persona o a la fecha en que se presume su muerte (v. AUSENCIA CON PRESUNCION DE FALLECIMIENTO), se abre su sucesión, a efectos de que los bienes, derechos y obligaciones del causante sean transmitidos a sus herederos.

Apertura de testamento

Acto de abrir el sobre que cubre algunos testamentos, como el denominado “cerrado”.

Aplazamiento

Citación para lugar y tiempo concretos. | Señalamiento de un nuevo plazo. | Suspensión de acto no empezado y fijación de nueva fecha. | Cesación en una actividad, para proseguirla ulteriormente.

Aplicación

Empleo, ejercicio. | Referencia. | Atribución o imputación de dicho o hecho. | Imposición de sanción o castigo. | Adjudicación de bienes. | Destino, fin. | Ejecución de una ley (Dic. Der. Usual).

Aplicación analógica

La de normas jurídicas a cosas no previstas expresamente, pero más o menos similares, se considera en la locución ANALOGÍA JURÍDICA (V).

Aplicación de la ley

Ante desconocimiento u oposición, función específica de los jueces a efectos de proteger las relaciones humanas, tratando de conseguir que se desenvuelvan conforme a las normas del Derecho. Es el acto de subsumir el caso concreto, debatido o planteado judicialmente, en el precepto legal que lo comprende.

Apócrifo

Supuesto. | Fingido o imitado. | Falso.

Apoderado

El que tiene poderes de otro para representarlo y proceder en su nombre, tanto para actuar extrajudicialmente (v. MANDATO) como para hacerlo judicialmente (v. PODER EN DERECHO PROCESAL).

Apoderamiento

Acto por el cual una persona confiere poder (v.) a otra para que actúe en su nombre o representación. La primera se llama poderdante, y la segunda, apoderado (v.). En términos generales se los llama también, respectivamente, mandante y mandatario (v.), puesto que poder es también mandato, en términos generales. | El vocablo tiene asimismo un sentido delictivo en relación con el indebido adueñamiento y ocupación ilegítima, cuando configuran delitos contra la propiedad. (v. HURTO, ROBO.)

Apoderar

Dar poder (v.).

Apoderarse

Adueñarse de algo por uno mismo, con derecho o sin él. | Ocupar lo vacante. | Conquistar ciudad o territorio.

Apodo

Nombre que caprichosamente se aplica a algunas personas, generalmente en razón de ciertas características suyas, relacionadas con su físico, su profesión, manera de ser en sus actividades y otras circunstancias semejantes. Corrientemente, el apodo es aplicado a un individuo por terceras personas, pero también puede atribuirse él mismo el apodo, como suele suceder en el caso de los toreros y de algunos artistas. En cierto sentido tiene igual significado que el seudónimo (v.) o sobrenombre, aunque el apodo se aplica con cierto sentido peyorativo. El apodo es muy corriente entre la gente del hampa y los criminales, por lo cual tiene importancia en criminología y todavía más en criminalística.

Apólida

Helenismo, por apátrida (v.).

Apología del delito

Si etimológicamente apología significa discurso de palabra o por escrito, en defensa o alabanza de personas o cosas, la del crimen o delito consistirá en defender o alabar hechos delictivos, lo cual configura actitud punible.

Aportación

Acción y efecto de aportar (v.). | Cantidad o bien que se aporta.

Aportar

Llevar. | Conducir. | Dar. | Procurar, facilitar, proporcionar. | Contribuir a la sociedad con la parte de bienes, dinero, trabajo o dirección que corresponda. | Llevar bienes, derechos o valores uno de los cónyuges a la sociedad de gananciales o a cualquier otra en que exista al menos una contribución con los bienes privativos a alguna de las cargas comunes. | Sufrir descuentos forzosos, o aceptarlos complementaria o totalmente de modo voluntario, para la jubilación o retiro de una actividad profesional (Dic. Der. Usual).

Aporte

En sentido general, el hecho de contribuir con determinados bienes, especialmente dinero, a la formación de un fondo destinado a atender las necesidades para las que fue creado. | Corrientemente se llaman aportes los bienes, incluso el trabajo personal, con que contribuyen a formar una sociedad los socios que la integran. | Asimismo, las contribuciones que hacen los afiliados y, en su caso, los patronos a las instituciones de previsión social. LOS aportes sociales pueden ser en propiedad, en que su dominio pasa a la sociedad misma; en uso y goce, en que la propiedad continúa en el aportante; de créditos, consistente en su cesión contra terceros; en dinero: en bienes materiales que no sean dinero; en bienes inmateriales, tales como derechos de patentes, clientela, local, trabajo, etc.

Apostar

Efectuar una apuesta (v.).

Apostasía

Del griego apostasía (deserción). Acción y efecto de apostatar, de negar la fe en Jesucristo recibida con el bautismo. | Por extensión, el hecho de abandonar un partido para entrar en otro.

Apóstata

En Derecho Canónico, el que reniega de la fe cristiana recibida en el bautismo.

Apotegma

Aforismo (v.).

Apreciación de las pruebas

Valoración que el juzgador realiza sobre las probanzas presentadas en un juicio o causa. Según los tiempos y los sistemas legales, tal apreciación fluctúa entre el mínimo arbitrio de la prueba tasada y la libertad de apreciación, ponderada con la sana crítica (v.).

Aprehensión

Constituye una de las formas de adquirir el dominio o la posesión de las cosas muebles. | Hablase también de aprehensión en el sentido de tomar alguna cosa o persona; por ejemplo, la detención material de un presunto delincuente.

Apremiar

Imponer apremio (v.). | Urgir.

Apremio

Acción y efecto de apremiar, de compeler a alguien para que haga determinada cosa. | También, mandamiento de autoridad judicial para compeler al pago de alguna cantidad o al cumplimiento de otro acto obligatorio. | Procedimiento sumario para la ejecución de ciertos créditos líquidos o sobre cosas fungibles, así como para la ejecución de cosas determinadas. | Procedimiento ejecutivo que siguen las autoridades administrativas para el cobro de impuestos o descubiertos a favor de la hacienda pública o de entidades a que se extiende su privilegio. Couture dice que es vía sumaria de ejecución, más breve y rigurosa que la del juicio ejecutivo (v.).

Apremio ilegal

Constituye un delito contra la libertad individual y se configura por el hecho de que un funcionario público, con abuso de sus funciones o sin las formalidades prescritas por la ley, prive a alguien de su libertad personal, cometa cualquier vejación contra las personas o imponga a los presos que guarde severidades o vejaciones ilegales. | También, la aplicación por el funcionario, a los presos que guarde, de cualquier especie de tormento. En este último aspecto, la pena se agravará si resultare la muerte de la persona torturada. La privación de libertad es también más grave cuando la víctima es un perseguido político.

Aprendiz

Persona que aprende un arte u oficio a fin de capacitarse para su ejercicio. Aun cuando el aprendizaje se puede hacer por mera afición y sin fines lucrativos, lo corriente es que se realice como procedimiento para procurarse un medio de vida. En este segundo aspecto tiene notoria importancia por cuanto repercute en la legislación del trabajo, de manera principal en el llamado contrato de aprendizaje (v.). En las corporaciones de oficios (v.) era una de las tres categorías en que se dividían los trabajadores que las integraban.

Aprendizaje

Conocimiento que se adquiere de un arte u oficio, iniciándose por las tareas más simples. | Duración de esa enseñanza y trabajo.

Apresamiento

Apoderamiento por fuerza de algún buque o aeronave.

Aprobación

Aceptación. | Conformidad.

Apropiación

Adquisición de cosas ajenas o de nadie por acto unilateral del adquirente. En Derecho Civil es uno de los modos de adquirir el dominio de las cosas muebles sin dueño o abandonadas por éste, mediante la correspondiente aprehensión (v.) efectuada por quien tenga capacidad para adquirir. Entre los bienes susceptibles de apropiación privada se encuentran los peces de los mares interiores, mares territoriales, ríos y lagos navegables; los enjambres de abejas, si el propietario de ellos no los reclamare inmediatamente; las piedras, conchas u otras substancias arrojadas por el mar que no presentan signos de dominio anterior; las plantas y hierbas de las costas del mar y las que cubrieren las aguas marítimas, fluviales o lacustres; los tesoros abandonados; las monedas, joyas y objetos preciosos que se encuentren sepultados sin que haya memoria ni indicios de quién sea su dueño. Aunque esta relación está tomada del Código Civil argentino, puede afirmarse que, sobre poco más o menos, tiene carácter universal.

Apropiación de cosa ajena

El adueñamiento de los bienes de otro es naturalmente lícito con la conformidad del propietario o representante legal, y si no hay obstáculos jurídicos concretos. Si esa voluntad falta, es factible también la apropiación, no solo de hecho, por la aprehensión material, sino también de derecho, y, aun con vicio de origen, por la usucapión (v.). Las actitudes no jurídicas al respecto se encuadran en el hurto o en el robo, así como en la usurpación (v.) inmobiliaria.

Apropiación indebida

Delito consistente en la dolosa intención de retener como propia una cosa ajena recibida en depósito, comisión, administración u otro título que produzca obligación de entregar o devolver. Constituye una modalidad de la estafa y del abuso de confianza (v.).

Apropiarse

Tomar para sí una cosa o derecho, con propósito de dueño.

Aprovechamiento

Utilización de una cosa. | Obtención de un beneficio de una cosa. | Percepción de frutos, productos u otras ventajas. | Explotación de una oportunidad que redunda en favor de uno, generalmente sin derecho, como los rateros y carteristas (L. Alcalá-Zamora).

Aprovechamientos comunes

Se denominan así los pastos, aguas, leñas y bienes semejantes que, en virtud de título legítimo, se disfrutan en común por uno o más pueblos (por sus vecinos o por los ganados de éstos) o por alguna provincia (Dic. Der. Usual).

Aptitud

Idoneidad, disposición, suficiencia. | En ciertos

Apto

Con aptitud (v.).

“Apud acta”

Locución latina. En las actas. En el lenguaje forense se emplea para aludir a los poderes otorgados en esa forma y que son admitidos en algunas jurisdicciones en substitución de los que han de otorgarse en escritura pública a favor de los procuradores.

Apuesta

Pacto mediante el cual quienes afirman un determinado hecho y quienes lo niegan se obligan a pagar determinada suma o a efectuar determinada prestación en favor de aquel o aquellos de los pactantes que estuvieren en lo cierto. La apuesta se llama mutua cuando los jugadores ponen en común sus posturas y las reparten entre los ganadores proporcionalmente a la inversión de cada cual. La apuesta mutua es la que se realiza en las casas de juego. (v. CONTRATO ALEATORIO.)

Apuntamiento

Resumen o extracto que de los autos forma el secretario de sala o el relator de un tribunal colegiado (Dic. Acad.).

“Aquae et ignis interdictio”

Locución latina. Prohibición del agua y del fuego. En el Derecho Penal romano era una pena establecida, según parece, en los tiempos de los Gracos, mediante la cual el condenado a ella tenía que abandonar la república y quedaba eliminado de la vida civil.

Aquiescencia

Asenso, consentimiento. | Según Capitant, adhesión de una persona aun acto otorgado, a una demanda interpuesta o a una sentencia dictada contra ella. La aquiescencia es condicional cuando se hace bajo reserva de que se ejecute un acto determinado por quien la da o por la otra parte. Es pura y simple cuando se hace sin ninguna reserva ni condición.

Aquilia

(v.”LEX AQUILIA”.)

Aquiliana

Denominación abreviada de la culpa aquiliana (v).

Arancel

Tarifa oficial determinante de los derechos que se han de pagar por diversos motivos y circunstancias, tales como costas judiciales, aduanas, carácter fiscal, existen también los aranceles etc. Con independencia de esos aranceles de profesionales, cuya finalidad es fijar la remuneración que por su actuación pueden percibir quienes desarrollan determinadas actividades.

Arbitrador

(v. AMIGABLE COMPONEDOR.)

Arbitraje

Acción y facultad de resolución confiadas a un árbitro (v.). | Juicio arbitral. | Laudo o resolución que en tal procedimiento se adopta.

Arbitraje laboral

La institución genérica del arbitraje (v.), en la esfera de Derecho del Trabajo, configura un acto, un procedimiento y una resolución. El acto lo integra la comparecencia, vista o audiencia en que las partes presentan su causa e impugnan la ajena. El procedimiento lo constituyen las diversas formalidades y trámites desde que se pone en marcha este sistema de composición hasta que se dicta y cumple la decisión que en él recaiga. La resolución, imperativa en todo caso, se denomina laudo o sentencia arbitral (v.), y contiene el fallo del árbitro único o de los varios arbitradores. La decisión de someterse al arbitraje puede surgir de las partes en conflicto o estar resuelto así por el legislador. En el primer supuesto se está ante el arbitraje convencional, autónomo o libre, y en el segundo caso, ante el arbitraje obligatorio (v.), imperativo o legal. Uno y otro ofrecen ventajas e inconvenientes. Sin perjuicio de ampliaciones en las respectivas locuciones, ante la debilidad congénita del convencional, que no impide las huelgas, la preferencia doctrinal esta por el impuesto, donde el poder administrativo asume función decisoria por sí o por organismos especializados.

Arbitraje obligatorio

En la esfera laboral, denomínase arbitraje obligatorio o impuesto, en contraposición entonces al arbitraje convencional o voluntario, el que resulta de inexcusable seguimiento como trámite y de ineludible acatamiento en su resultado. 1. Defensa. A favor del arbitraje impuesto se aduce la experiencia de Nueva Zelandia, el primer país en adoptarlo, a fines del siglo XIX, y que es conocida como la tierra sin huelgas. Con argumento empírico también, se dice que cuando entre patrones y trabajadores surjan diferencias tales que sea imposible una solución conciliatoria, debe imponerse el arbitraje, por lo mismo que se impone en el juicio la sentencia que resuelve la contienda entre los litigan-tes, ya que es de interés y necesidad públicos resolver los conflictos y restablecer la paz interior del Estado. Se argumenta asimismo con la inocuidad del arbitraje convencional, por la debilidad ingénita de que no impide las huelgas y porque su misma discrecionalidad conduce a que las partes lo eludan. 2. Impugnación. Apoyándose en principios jurídicos se ataca al arbitraje obligatorio fundándose en que no cabe juzgar de su procedencia, de la legitimidad de las prestaciones contrapuestas, como en un juicio arbitral entre particulares, pues se trata de estatuir sobre la reglamentación del trabajo y el aumento del salario. El laudo dispone en definitiva del patrimonio empresario, si es que los mayores desembolsos para él no se trasladan al consumidor o al usuario con un recargo paralelo, y hasta mayor, sobre los precios de los productos o de los servicios. 3. Facultades. Si el arbitraje obligatorio como procedimiento y como resolución está impuesto por el Estado. el fallo arbitral debe fundarse en lo legal en cuanto atañe a derechos discutidos o lesionados; pero puede adoptar la libre posición del amigable componedor del Derecho Procesal Común en lo referente a condiciones futuras de trabajo, donde predominan lo económico y lo social sobre lo estrictamente jurídico. Por el contrario, si al arbitraje se ha llegado voluntariamente, con forzosa aceptación del laudo, ha de estarse a las atribuciones que las partes hayan asignado al arbitro o árbitros; pero suele campear una gran libertad para resolver, orientada hacia la ya expresada composición amigable.

Arbitral

Propio de arbitraje y de árbitro (v.).

Arbitrar

Actuar como árbitro (v.). | Intervenir y resolver en un arbitraje (v.).

Arbitrariedad

Acto, conducta, proceder contrario a lo justo, razonable o legal, inspirado sólo por la voluntad, el capricho o un propósito maligno.

Arbitrario

Voz de significados muy dispares: Arbitral o de árbitro. | Lo sujeto al arbitrio propio y sano. | Lo cumplido con arbitrariedad (v.).

Arbitrio

Sentencia del juez árbitro, comúnmente llamada laudo (v.).

Arbitrio judicial

La facultad que tiene el juez, por la índole de su investidura, de interpretar las normas jurídicas para la resolución de los casos sometidos a SU decisión.

Arbitrios

Derechos o imposiciones con que se arbitran – de ahí esta voz – fondos para gastos públicos, por lo general municipales.

árbitro

Juez particular designado por las partes para que, por sí o con otros iguales, decida sobre cuestiones determinadas, con arreglo a derecho y conforme a normas de procedimiento, dentro del término establecido en el compromiso arbitral. (v. AMIGABLE COMPONEDOR.)

árbol

En su primera acepción, planta perenne, de tronco leñoso y elevado, que se ramifica a mayor o menor altura del suelo (Dic. Acad.). LOS códigos civiles se ocupan de los árboles por cuanto dan lugar a algunos problemas jurídicos. Su caída puede dar lugar a responsabilidad de su dueño. En el contrato de locación, su corte por el arrendatario puede, en determinadas circunstancias, representar un uso abusivo. Además, dan origen a una restricción del dominio, ya que no pueden ser plantados a menor distancia del predio colindante de lo que la ley determina, y si, ello no obstante, las ramas o raíces se extienden sobre las construcciones, jardines o patios del vecino, éste podrá exigir que se corten las primeras o cortar por sí mismo las segundas. En las servidumbres de acueducto, el dueño del predio sirviente no puede plantar árboles en los lados de acueducto sin permiso del dueño del predio dominante. En la nuda propiedad está prohibido al titular de ella cortar los árboles grandes aunque no den fruto alguno. Se entiende que las normas expuestas se hallan referidas a algunas legislaciones determinadas, pero pueden diferir en otras.

árbol genealógico

(v. GENEALOGÍA.)

Arboladura

Conjunto de árboles y vergas de un navío. Su conservación o destrucción, por contingencias de accidentes de mar, posee trascendencia en el Derecho Marítimo.

Arbusto

Planta perenne de tallos leñosos y ramas desde la base (Dic. Acad.). Jurídicamente no tienen otro interés que el de constituir una restricción del dominio en el sentido de que no pueden ser plantados a menor distancia de la linea divisoria legal de la heredad colindante.

Argüir

Arcipreste Dignidad en las iglesias catedrales y, más característicamente, sacerdote encargado, por el obispo, de un arciprestazgo o parte del territorio del obispado que comprende varias parroquias.

Archiduque

En los antiguos imperio austríaco y reino de Baviera, nombre de los príncipes o hijos de los monarcas. | En otras naciones, duque de rango superior a los comunes.

Archivo

Lugar destinado a la guarda y conservación de documentos de importancia en forma ordenada y a efectos de que puedan ser consultados. Entre los muchos archivos de diversa índole, están los judiciales, en los que se reúnen los expedientes de los juicios terminados, así como los notariales o protocolos, en que se conservan las escrituras públicas.

área

Espacio de tierra que ocupa un edificio. | Medida de superficie, que es un cuadrado de diez metros de lado, equivalente a poco más de 143 varas cuadradas. El interés que ofrece en Derecho está especialmente relacionado con la venta de inmuebles, que puede hacerse sin indicación de su área y por un solo precio; sin indicación del área, pero a razón de un precio la medida; con indicación del área, pero bajo un cierto número de medidas, que se tomaran de un terreno más grande; con indicación del área, por un precio cada medida, haya o no indicación del precio total; con indicación del área, pero por un precio único y no a tanto la medida, o de muchos inmuebles con indicación del área, pero con la convención de que no se garantiza el contenido y que la diferencia en más o en menos no producirá efecto alguno en el contrato.

Areopagita

Juez griego del Areópago (v.).

Areópago

Tribunal superior que juzgaba en Atenas. | Grupo influyente en ciertas cuestiones.

“Argentarius”

En Roma, como oficio manual o artístico, platero. | Como profesión económica, cambista o banquero primitivo.

Argüir

Argumentar contra una proposición o aserto. | Disputar impugnando sentencia u opinión de otro. | Deducir, inferir consecuencias o razones en apoyo de una causa. | Probar, singularmente por indicios. | Alegar. | Acusar, culpar.

Argumento

Razonamiento que se emplea para probar o demostrar una proposición, o bien para convencer a otro de aquello que se afirma o se niega (Dic. Acad.). | Indicio, señal.

Aristocracia

Gobierno en que solamente ejercen el poder las personas más notables del Estado. | Clase noble de una nación, provincia, etc. | Por extensión, clase que sobresale entre las demás por alguna circunstancia: aristocracia del saber, del dinero. De todas esas acepciones, la primera es la que ofrece verdadera importancia jurídica dentro del Derecho Político, especialmente en el aspecto histórico, porque fue en tiempos pasados, y aún no muy remotos, un sistema de estructura del Estado, pero quedó prácticamente desechado cuando, a consecuencia de la expansión de las ideas de las revoluciones norteamericana y francesa, las naciones empezaron a implantar los regímenes del constitucionalismo democrático. El gobierno ejercido por los mejores no pasa de ser una utopía, porque la determinación de quiénes sean ellos resulta imposible, Si se entiende que lo son los más ricos, los más fuertes, los más valientes o los que ostentan anacrónicos privilegios de sangre, puede suceder, y sucede, que los presuntos mejores resulten los peores a efectos de la dirección del Estado. Los gobiernos más o menos aristocráticos estaban consubstanciados con las monarquías absolutas, por lo cual la determinación de esos mejores quedaba al arbitrio de un rey, que muchísimas veces era inepto, malvado o cretino. En los modernos sistemas totalitarios, los mejores se designan a sí mismos (o se mantienen en el poder) apoyándose en la fuerza de las armas. El único procedimiento lógico para designar a los mejores es dejar que la determinación sea hecha por los mismos que vana ser gobernados; es decir, por el pueblo. Las Constituciones republicanas suelen rechazar expresamente toda clase de privilegios personales para declarar la igualdad de todas las personas, lo que equivale a la supresión de las aristocracias no solo como forma de gobierno, sino también como estructura social.

Aristócrata

Miembro de la aristocracia (v.). | Poseedor de un título nobiliario.

Arma

Todo instrumento destinado al ataque o a la defensa. Ofensivas o defensivas, las armas suelen ensombrecer a la Humanidad desde el delito hasta la guerra, sin excluir empleos al servicio del bien y de lo justo.

Armada

La marina de guerra.

Armador

Persona que arma el buque, que lo equipa proveyéndolo de todo lo necesario para que pueda navegar, y lo explota comercialmente, ya sea para el transporte de pasajeros y de mercaderías, ya sea para dedicarlo a la pesca. La condición de propietario y la de armador puede y aun suele recaer en una misma persona, pero cabe también que sean diferentes, mediante el alquiler del buque. En la actualidad. por el elevado costo de los buques, éstos son casi siempre propiedad de grandes empresas navieras, que los explotan como armadoras. Frecuentemente esas empresas – sobre todo las dedicadas a la pesca- no constituyen sociedad, sino mera copropiedad, en la que cada propietario participa proporcionalmente en el capital aportado.

Armador-fletador

Persona que arrienda un buque, en las condiciones en que se encuentre, a su propietario, abonándole la suma fija estipulada, y se encarga de armarlo, de nombrar capitán y de comerciar por su cuenta.

Armador-gerente

Copropietario de un buque, designado por los demás copropietarios para armarlo y equiparlo. También puede ser designado un tercero, una persona que no tenga participación en la propiedad.

Armamento

La provisión de cuanto se necesita para la subsistencia, seguridad y maniobra de una nave. | Todo lo preciso para la tropa o la guerra (Dic. Der. Usual).

Armamento en corso

(v. PATENTE DE CORSO.)

Armisticio

Suspensión de hostilidades pactada entre pueblos o ejércitos beligerantes. Sucede que, en las guerras entre naciones, se presentan circunstancias que obligan o que aconsejan fijar una tregua, un alto en la lucha, a fin de resolver problemas que de otro modo no se podrían solucionar. El pacto de armisticio puede celebrarse como trámite previo a la negociación de la paz. Si ésta se consigue, la tregua pierde su carácter de transitoria para convertirse en definitiva, y si no se consigue, el armisticio cesa y las hostilidades se reanudan. Claro es que, en la hipótesis examinada, la suspensión de hostilidades tiene carácter general en el sentido de que afecta a la totalidad de los combatientes. Pero el armisticio puede ser transitorio por los fines que lo motivan y aun limitado a una determinada zona de la contienda bélica, cuando se inspira en la realización de actos concretos: canje de prisioneros, evacuación de heridos, inhumación de cadáveres y otros similares. Es corriente que a este tipo de tregua transitoria se le fije un plazo determinado de duración.

Arqueo

Acción y efecto de arquear, o comprobar los caudales existentes en las arcas, tomando la palabra arca tanto en su sentido directo como en su sentido figurado, ya que los caudales pueden estar depositados en poder de terceros, principalmente de los bancos, y en lugares que no sean precisamente urcas. | También, medida de la capacidad de un buque.

Arqueo de fondos

El reconocimiento de los caudales existentes en las arcas públicas, y el recuento que en distintas fechas practican los particulares, especialmente los comerciantes, del metálico o fondos de que disponen. No persigue tal inspección verificar el efectivo patrimonial ni con deleite de avaro ni, por lo común, a efectos contables puros, sino lo recaudado o lo disponible. Con la operación, más eficaz practicada por sorpresa y con irregularidad, se pretende cerciorarse de la integridad del dinero y valores similares para ratificar la escrupulosidad de sus custodios, no tentados por la proximidad monetaria y alentados así a ejercer mutua vigilancia con otros empleados, gerentes o socios expuestos a tentaciones de apoderamiento ilícito, así como a extremar la guarda frente a terceros o extraños.

Arquidiócesis

La diócesis o territorio jurisdiccional de un arzobispo (v.).

Arraigo

Acción y efecto de arraigar o arraigarse, en la acepción forense de afianzar la responsabilidad a las resultas del juicio. Dícese así porque esta fianza suele hacerse con bienes raíces, pero también se puede hacer por medio de depósito en metálico o presentando fiador abonado (Dic. Acad.). En algunas legislaciones, como en la argentina, el arraigo constituye una de las excepciones previas que puedan ser opuestas a la demanda, cuando el demandante no tuviere domicilio o bienes inmuebles en la república.

Arras

Lo que se da como prenda o señal en algún contrato o concierto, ya sea para confirmarlo, ya sea para reservarse el derecho de arrepentirse, supuesto este en que el donante de las arras pierde las entregadas. La institución examinada no recibe ese nombre en la vida comercial, sino el de señal, habiendo quedado reservado el otro, en ciertas legislaciones o costumbres, a la donación que el esposo hace a la esposa en remuneración de la dote o por sus cualidades personales. Sin embargo, algunas legislaciones, como la argentina, utilizan la palabra arras en el primero de los sentidos expuestos, como equivalente a señal, estableciendo que, si un instrumento público fuere hecho dándose arras, la indemnización de las pérdidas e intereses consistirá en la pérdida de la señal o su restitución con otro tanto. Como efectos de los contratos en general, si se hubiere dado una señal, quien la haya dado puede arrepentirse del contrato o dejar de cumplirlo, caso en el cual pierde la señal. Si se arrepiente quien la recibió, debe devolver la señal con otro tanto de su valor. Y si el contrato se cumpliere, la señal deberá devolverse en el estado en que se encuentre. También con análogo sentido y con relación a la compraventa mercantil, se habla de arras o señal en el Código de Comercio. Entre las costumbres del matrimonio canónico de algunos países, se denominan arras las trece monedas que, al celebrarse el matrimonio, sirven para la formalidad de aquel acto, pasando de las manos del desposado a las de la desposada.

Arrebato

Más propiamente arrebatamiento, significa furor, enajenamiento causado por la vehemencia de alguna pasión, especialmente la ira. En algunas legislaciones penales, la comisión de ciertos actos delictivos en estado de arrebato y obcecación constituye circunstancia atenuante de la responsabilidad criminal. Equivale a lo que otras legislaciones, entre ellas la argentina, llaman emoción violenta (v.).

Arreglo

Avenencia, conciliación. | Amancebamiento. | Regla u orden. | Coordinación. | Convenio, ajuste (Dic. Der. Usual).

Arrendador

Locador (v.).

Arrendamiento

Contrato en que, como dice el Código Civil argentino, dos partes se obligan recíprocamente, la una a conceder el uso o goce de una cosa, o a ejecutar una obra o prestar un servicio, y la otra, a pagar por este uso, goce, obra o servicio un precio determinado en dinero. Se llama también de locación y de alquiler. Es un contrato consensual, sinalagmático y conmutativo.

Arrendamiento de cosas

El contrato en que una de las partes se obliga a dar ala otra el goce o uso de una cosa por tiempo determinado y precio cierto. Como contrato, el arrendamiento de cosas es consensual, por perfeccionarse por el mero consentimiento; bilateral, por las obligaciones recíprocas (así, la de asegurar el arrendador el goce pacífico, y cuidar la cosa con diligencia el arrendatario); oneroso, ya que el precio o renta contrapesa el disfrute, y conmutativo, por la reciprocidad de las prestaciones, y no haber ningún riesgo por esencia, si bien en los rústicos existe la incertidumbre natural de las cosechas. No requiere, por lo común, forma especial, salvo lo dispuesto en general para los contratos que deben constar por escrito, privado o público. Sí se exige alguna formalidad cuando se trata de arrendamientos a largo plazo o con percepción anticipada de varias anualidades y sea el marido el que arriende bienes de la mujer. Aunque el arrendamiento de cosas puede recaer sobre bienes muebles (vehículos, animales, objetos de todas clases, en el cual caso se llama alquiler), son los de inmuebles los que plantean problemas y situaciones de mayor interés e intereses, y, dentro de ellos, se consideran por separado las dos especies principales: el arrendamiento rústico y el arrendamiento urbano (v.). Se discute si constituye derecho personal o de crédito o derecho real. De su comparación con el usufructo (del cual se diferencia no obstante por la periodicidad de la renta arrendaticia, por la posibilidad de que sea gratuito y vitalicio el usufructo), con el cual coincide en arrebatarle al dueño el uso o disfrute de la cosa, surge la opinión favorable a considerarlo derecho real, pues recae sobre una cosa y sobre su aprovechamiento; pero, el no tener eficacia frente a terceros (salvo la inscripción en el Registro de la Propiedad), lo priva, al menos en la realidad legislativa, de esa unión y solidez entre el arrendatario y la cosa arrendada. De todas formas, la dificultad para el desahucio, el no extinguirse el arrendamiento por la enajenación de la cosa, la posibilidad de que el arrendamiento de fincas rústicas pueda ser continuado por algún miembro de la familia del arrendatario fallecido, y por la realidad de que, muerto el inquilino, los que con él habitaban prosigan el arrendamiento urbano, hacen vacilar sobre la conclusión final, que ha de atenerse a los matices de cada ordenamiento positivo. Los elementos reales de este contrato son la cosa y el precio. La cosa ha de estar en el comercio y no consumirse con el uso. Este y el disfrute corresponden al arrendatario, que puede en principio subarrendarla. Debe éste cuidar de la cosa con la diligencia de un buen padre de familia y destinarla al uso indicado. El arrendador, además de entregar la cosa, ha de cuidar de las reparaciones precisas para que sirva a su fin; no puede variar su forma y ha de amparar en su goce al arrendatario. Responde éste de la pérdida culpable de aquélla, y del deterioro causado por él y por las personas de su casa (familia, y además criados u otros íntimos). El precio ha de ser cierto, y, de advertirse que no se ha determinado, el arrendatario devolverá la cosa y se regulará un precio por el tiempo que la haya disfrutado. Sobre la época de pago, de no estar convenida, se seguirá la costumbre de la tierra (o de la ciudad), y en cuanto al lugar, el convenido, el de situación de la cosa o el domicilio del arrendatario.

Arrendamiento de obra

Locación de obra (v.).

Arrendamiento de servicios

Locación de servicios (v.).

Arrendamiento rústico

Arrendamiento rural en algunas legislaciones;es el contrato por el cual una de las partes cede a otra voluntariamente el disfrute de una tinca rústica o de alguno de sus aprovechamientos, mediante precio, canon o renta, ya sea en metálico, ya en especie, ya en ambas cosas a la vez, con el fin de dedicarla a la explotación agrícola, forestal o ganadera.

Arrendamiento urbano

El contrato por el cual una parte cede a otra voluntariamente el goce o uso de una finca urbana, o parte más o menos independiente de ella, por tiempo determinado, o no, y precio cierto. Como preceptos especiales, las reparaciones corren por cuenta del propietario, a menos de regir convenio contrario o existir otra costumbre en el lugar. De no haberse estipulado plazo, se entenderá por un año si el alquiler se fijó anualmente; por meses, de ser mensual, y diario, si por días. Si el arrendamiento comprende muebles o instalaciones mercantiles o industriales, el disfrute de éstas y de aquéllos cesa con el arriendo principal de la casa o habitación. Los arrendamientos urbanos adquieren cada vez más interés público, y se rigen por leyes o decretos especiales, que suelen establecer la prórroga facultativa a favor del inquilino y otra serie de garantías y beneficios para evitar condiciones abusivas, alquileres elevados y desahucios intempestivos. La prórroga casi ilimitada que se concede a favor del inquilino, pese a la existencia de plazo, hace pensar que la condición de arrendatario va evolucionando hacia la conversión en un derecho real de censo, una especie de enfiteusis urbana.

Arrendar

Dar o tomar en arrendamiento (v.).

Arrendatario

Locatario (v.).

Arrepentimiento activo

En algunos códigos penales, como el español, circunstancia atenuante (v.) caracterizada por reparar el culpable, antes de la apertura del procedimiento judicial, los efectos del delito, dar satisfacción al ofendido o confesar alas autoridades la infracción. (v. DELITO FRUSTRADO y TENTADO.)

Arrestar

Poner preso. | En el ejército, imponer una pena disciplinaria de breve privación de libertad.

Arresto

Detención provisional del presunto reo. | Reclusión por tiempo breve como corrección o pena. Esas dos acepciones no son admitidas en el léxico de todas las legislaciones. Así, en la escala de penas del Código Penal español de 1870, reformado en 1932, se establecen las penas de arresto mayor, con duración de un mes y un día a seis meses, y la de arresto menor, con duración de uno a treinta días, además de sus accesorias. Similarmente, en el Código Penal italiano. Estas penas, por su levedad, se aplican a los delitos de escasa importancia y, principalmente, a las llamadas faltas o contravenciones. Contrariamente, en el Código Penal argentino no se señala la pena de arresto, aunque sí figuraba en el de 1887. Sin embargo, en la ARGENTINA, el arresto, como sanción disciplinaria, es medida que se adopta en materia administrativa y militar, más que como penitencia, como procedimiento rápido para evitar nuevas infracciones. Ofrece particular importancia en el Derecho Militar, en cuyo Código se aplica el arresto como pena consistente en la simple detención de la persona a quien se impone. Fuera del ámbito del Derecho Penal. se alude al arresto en el art. 18 de la Constitución nacional argentina, cuando se señala que nadie puede ser objeto de tal medida sino en virtud de orden escrita de autoridad competente. Con referencia al Derecho Procesal, es el acto ejecutado por autoridad competente de aprehender a una persona de la que se sospeche que haya cometido un delito o contravención, y retenerla detenida por breve tiempo, hasta que intervenga el juez que ha de entender en el asunto. En definitiva, el arresto equivale a lo que otras legislaciones, entre ellas la argentina, denominan detención (v.).

Arresto ilegal

El arresto, como la detención, puede ser ilegal cuando se efectúe sin cumplir los requisitos que la ley establece. (v. DETENCION ILEGAL.)

Arribada

Acción de llegar un buque a su puerto de destino; y, en ese sentido, se puede decir que constituye un hecho normal de la navegación. Pero puede suceder que el buque tenga que dirigirse y fondear en un puerto distinto del de su destino por razones de necesidad o peligro. Esto último es lo que en Derecho Marítimo se llama arribada forzosa, definida como accidente del comercio marítimo, cuyas formalidades y consecuencias jurídicas determina la ley. Los casos de peligro que pueden obligar a dirigirse a otro puerto son múltiples y pueden depender del estado deficiente de la nave o de las condiciones del mar, temor a enemigos o piratas. etc. Entre los casos de necesidad cabe señalarla falta de víveres o de aguada, la terminación del combustible, entre otros. (v. AVERIA.)

Arriendo

Arrendamiento (v.).

Arrogación

Según el Diccionario de la Academia, acción y efecto de arrogar o arrogarse. A su vez, arrogur es allí definido en dos sentidos: uno, el de atribuirse o apropiarse de cosas inmateriales, como jurisdicción, facultad, y otro, más estrictamente forense, el de adoptar o recibir como hijo al huérfano o al emancipado. En el Derecho Romano se entendía por arrogación “el acto de prohijar, o recibir como propio, al hijo ajeno que no estaba bajo la patria potestad, por haber salido de ella o por no tener padre” (Cabanellas). Constituye, pues, una modalidad de la adopción (v.).

Arrojar

Destituir, expulsar de un puesto, de una asociación. | Echar con violencia de un lugar, por castigo u otra causa. | Lanzar proyectiles; en especial, bombas (Dic. Der. Usual).

Arroyo

Corto caudal de agua, continuo o discontinuo. | Su cauce. Como cauce y como aguas, el arroyo puede ser del dominio público, del privado y de uno u otro, según el recorrido.

Arrumaje

Distribución y colocación de la carga de un buque. Posiblemente esta expresión, aun cuando no esté recogida por la Academia de la lengua en tal sentido, sea aplicable a las aeronaves. Jurídicamente, el vocablo tiene importancia en un sentido negativo, porque el mal arrumaje determina una responsabilidad del capitán por los daños que sufra la carga, y aun por los que se deriven para la tripulación y para el pasaje como consecuencia de la defectuosa disposición del cargamento.

Arsenal

Lugar donde se construyen o reparan buques. | Depósito de material de guerra.

Arte

Virtud, habilidad, industria para realizar algo. | Astucia, maña. | Conjunto de normas, especialmente prácticas, para ejecutar con acierto una cosa. | Profesión, oficio (Dic. Der. Usual).

Artesano

Dice la Academia que es la persona que ejercita un arte u oficio meramente mecánico. Modernamente se distingue con este nombre al que hace por su cuenta objetos de uso doméstico imprimiéndoles un sello personal, a diferencia del obrero fabril. Cabanellas aclara que, en Derecho del Trabajo, el artesano se distingue del obrero por la subordinación de este último con respecto a su patrono, mientras que aquél trabaja independientemente, no para un patrono determinado, sino para cualquier persona que le encomiende la realización de un trabajo.

Articulado

Substantivo. Conjunto o serie de artículos de una ley o reglamento. | Totalidad de los artículos de un escrito forense, de los medios de prueba propuestos por un litigante. | Más especialmente, preguntas a tenor de las cuales deben ser examinados los testigos propuestos por las partes. | Adjetivo. Se dice de lo que posee articulación, enlace o conexión. (v. DEMANDA ARTICULADA; HECHO y VEHÍCULO ARTICULADO.)

Articular

En general, coordinar, ensamblar. | Trazar un plan. | Expresar razones y medios de defensa. | En el procedimiento, según Escriche, formar el interrogatorio en el término de prueba, proponiendo en él los hechos por artículos (v.) o preguntas, para que, a su tenor, sean examinados los testigos que la parte ofrece presentar, con el objeto de hacer sus probanzas. Arrazola dice que la voz articular equivale también a “expresar las partes, en sus escritos, razones diversas y medios diferentes de defensa. Así, se dice que tal parte tiene, o no, que articular tal o cual razón en su defensa, o en apoyo de su intención”.

Artículo

Una de las partes en que suelen dividirse los escritos. | Cada una de las divisiones de un diccionario encabezada con distinta palabra. | Cada una de las disposiciones numeradas de un tratado, ley, reglamento, y es ésta una de las acepciones de mayor importancia jurídica.

Artículo de previo y especial pronunciamiento

Incidente que, por vía de excepción de carácter personal, se puede promover en los juicios, relacionado con el asunto principal y que paraliza la tramitación de éste hasta tanto sea resuelto. (v. EXCEPCIÓN.)

Artículo de primera necesidad

Cualquiera de las cosas imprescindibles para la vida, ya alimentos, como el pan, la carne o el pescado; ya vestidos, por defensa contra la intemperie y para observar la decencia; ya medicamentos fundamentales. Debe estimarse con arreglo a cada comarca y a la generalidad de la población. En tiempos de escasez, estos artículos son objeto de racionamiento, y en los de especulación, de precios máximos (Luis Alcalá-Zamora).

Artículo mortis

Expresión incorrecta por in artículo mortis (v.).

Arzobispo

Metropolitano (v.).

As

Del lat. as, nombre de una unidad monetaria. Por extensión. la unidad. Se llamaba us usurario el conjunto de los réditos anuales (Silva). As hereditario era la totalidad de los bienes de la herencia.

Ascenso

Promoción, elevación a puesto o empleo mayor. | Cada uno de los grados jerárquicos en una carrera (Dic. Der. Usual).

Asegurado

Persona a cuyo favor se contrata un seguro; o sea. su beneficiario. | También. el tomador del seguro, la persona que lo ha contratado con el asegurador (v.), aun cuando no sea en su beneficio. (v. CONTRATO DE SEGURO.)

Asegurador

Persona o, más generalmente, sociedad que, a cambio de la prima o premio que le abona el tomador del seguro, se hace cargo de los riesgos que pueden sobrevenir a las personas o a las cosas aseguradas y que constituyen el objeto del contrato. (v. ASEGURADOR, CONTRATO DE SEGURO.)

Aseguramiento de bienes litigiosos

Adopción judicial de medidas para impedir daños o fraudes en los bienes objeto de un litigio. (v. ARRAIGO, CAUCIÓN, EMBARGO, MEDIDAS CAUTELARES.)

Asegurar

Dar seguridad sobre la certeza de lo afirmado. | Resguardar de daño a las personas y cosas. | Garantizar con prenda o hipoteca el cumplimiento de una obligación o responsabilidad. | Poner una cosa a cubierto de pérdida. | Concertar el contrato de seguro contra un riesgo. | Detener, custodiar, sujetar a una persona para impedir la huida (Dic. Der. Usual). (v. ASEGURARSE.)

Asegurarse

Cerciorarse acerca de la verdad de un hecho o dicho. | Disponer la acción para no sufrir daños o eliminar peligros. | Concertar un seguro que proteja bienes o derechos propios o constituirlo sobre la propia vida y a favor de un tercero, o en beneficio de uno mismo para el caso de sobrevivir a la fecha o al evento establecidos (Dic. Der. Usual). (v. ASEGURAR.)

Asentamiento

Acción o efecto de asentar (v.).

Asentar

Colocar en un cargo, dar posesión de un empleo. | Fundar pueblos o ciudades; levantar edificios. | Afirmar, asegurar, dar por cierto un hecho. | Tratar, convenir, pactar. | Dejar constancia por escrito. | Dar posesión, al demandante, de algunos bienes del demandado rebelde, por incomparecencia en juicio o silencio cuando deba contestar la demanda. | Instalar, con carácter más o menos provisional, colonos | cultivadores en determinadas tierras (Dic. Der. Usual).

Asentimiento

Aceptación. | Consentimiento. | Asenso.

Asentista

El que hace asiento o contrata con el gobierno o con el público, para la provisión o suministro de víveres u otros efectos, aun ejército, armada o presidio (Dic. Acad.).

Asertor de la paz

Siglos atrás, juez nombrado por el soberano para avenir a los enemistados y, sobre todo, a los que se desafiaban.

Asertorio

(v. JURAMENTO ASERTORIO.)

Asesinar

Cometer asesinato (v.).

Asesinato

Acción de matar a una persona cuando en ese hecho delictivo concurren determinadas circunstancias de agravación. Equivale a lo que algunas legislaciones, como la argentina, llaman homicidio calificado, que se configura por su comisión alevosa, premeditada o ensañada, así como también por realizarse mediante precio, recompensa o promesa. La agravación del homicidio simple para convertirse en calificado o asesinato, puede también estar determinada por los vínculos de parentesco entre el agresor y la víctima (ascendientes, descendientes o cónyuges). Se discute acerca del origen de las palabras asesinato y asesino. Para unos derivan de hassasin, nombre árabe que se daba a una secta de individuos que se drogaban con hasis (en castellano, hachís, hecho de hojas y sumidades del cáñamo), que les provocaba un furor homicida para matar a quien su jefe les ordenaba. Para otros tiene su origen en una secta de los ismaelitas, fundada por Hasan-ben-Sabbah, cuyos componentes daban muerte a quienes ordenaba el gran maestre.

Asesino

El que comete el delito de asesinato (v.).

Asesor

En sentido general, quien asesora. | Más concretamente, el letrado que por razón de oficio aconseja o ilustra con su dictamen a un juez lego. | Análoga función de los abogados con relación a sus clientes, para orientarlos en cuanto a sus derechos y obligaciones y acerca de la conducción judicial o extrajudicial de asuntos contenciosos, o no, en la esfera jurídica.

Asesor de menores

Funcionario del ministerio pupilar que interviene como parte legítima y esencial, en todo asunto judicial o extrajudicial, de jurisdicción voluntaria o contenciosa, en que los menores, los incapaces de cualquier otra índole y los ausentes demanden o sean demandados, o en que se trate de las personas o bienes de ellos. La falta de intervención de tal funcionario lleva aparejada la nulidad de todo acto y de todo juicio celebrados sin su participación. La actuación del ministerio de menores es promiscua en el sentido de que no excluye la intervención de los representantes necesarios de los incapacitados.

Aseverar

Afirmar, sostener o asegurar lo que se dice o proclama.

Asiento

Lo que esta palabra significa en general no requiere explicación. Su importancia jurídica se encuentra vinculada con el Derecho Laboral, ya que muchas legislaciones imponen a los empleadores la obligación de proporcionar asientos con respaldo a sus trabajadores, para que puedan utilizarlos cuando la índole de su tarea lo permita o en los intervalos de sus labores. | Con trascendencia registral, asiento equivale a anotación, inscripción o toma de razón por escrito, que efectúa el funcionario público autorizado para ello. | Además, en el comercio, anotación en los libros de contabilidad.

Asiento de presentación

Primera y sucinta toma de razón de un título en el Registro de la Propiedad. A esa fecha se retrotrae la inscripción posterior, con la prelación consiguiente frente a terceros.

Asiento del juzgado

Sitio en que funciona el tribunal.

Asiento principal de los negocios

Lugar donde una persona tiene establecida la dirección de sus negocios o actividades profesionales, en lo mercantil y en lo económico sobre todo; puede llegar a determinar su domicilio.

Asignación familiar

Con este nombre, indudable reflejo del francés, donde se denomina allocations familiales; con el de subsidios o subvenciones familiares, más correctos en nuestro idioma; con el de cargas de familia y con el de prestaciones familiares, la Asociación Internacional de Seguridad Social entiende “cualquier asignación en dinero o en especie cuya finalidad sea facilitar la constitución o el desarrollo normal de la familia, sea mediante una contribución regular y permanente para el mantenimiento de la persona que está a cargo del jefe de la familia, sea prestando una ayuda especial en ciertos momentos de la vida de la familia, particularmente en ocasión de su creación, con independencia de toda idea de cobertura de un riesgo social. Accesoriamente, una asignación familiar puede tener por objetivo el momento de la natalidad o la promoción de una política sanitaria”. Aparte prestaciones complementarias, se trata, en la generalidad de los casos, de la suma de dinero, proporcional al número de personas a su cargo o a la cantidad de los hijos menores de cierta edad, que el jefe de familia recibe, junto con su retribución o separadamente, por razón de esas obligaciones alimentarias, que no pesan sobre el trabajador o ciudadano a cubierto de tales desembolsos, y en situación económica superior, como consecuencia de su idiosincrasia, de su egoísmo o de muy variadas circunstancias de otra índole. Se trata así no solo de colaborar en la crianza y educación de la familia, sino también de estimular la natalidad, que se considera uno de los valores primarios de los modernos Estados, cuya potencia en bastantes aspectos y su peso en la comunidad internacional pende en mucho de la cantidad de pobladores. (v. SALARIO y SUBSIDIO FAMILIAR.)

Asignaciones

(v. SUBSIDIO FAMILIAR.)

Asilo

Institución pública o privada donde se recoge gratuitamente a los niños desamparados, a los enfermos o a los pobres. En los siglos pasados se daba ese nombre a los lugares que tenían el privilegio de refugiara los delincuentes perseguidos por la justicia, que no podían ser sacados de ellos por la fuerza, porque otra cosa habría significado una profanación, pues tales asilos estaban referidos a lugares sagrados. Es una costumbre absoluta y lógicamente desaparecida. (v. ACOGIDO.) Subsiste tan sólo en el Derecho Internacional Público. especialmente de los países latinoamericanos, a efectos de que los delincuentes políticos se asilen en los locales de las representaciones diplomáticas de otros países que los admitan y de los cuales no pueden ser sacados sin autorización del representante diplomático, por ser ello consecuencia de la ficción de extraterritorialidad diplomática. | Llámase también asilo el que conceden algunos países a los perseguidos (o temerosos de serlo) de otros países, por razones políticas y que buscan refugio en aquéllos. Este último aspecto de la institución es muy frecuente en los tiempos que corren.

Asistencia

Acción de asistir o presencia actual. | Socorro, favorecimiento, ayuda. | Tratándose de enfermos, el cuidarlos y procurar su curación. | La asistencia puede extenderse, y cada vez se extiende más, a otros campos, como el jurídico, el económico y el social. Modernamente, la asistencia social ha venido a constituir una actividad profesional. (v. ASISTENCIA FAMILIAR y MARÍTIMA.)

Asistencia familiar

El parentesco supone una serie de derechos y obligaciones. Entre estas últimas y, principalmente, las derivadas del matrimonio y de la patria potestad, cuya inobservancia puede dar lugar a sanciones de orden civil y penal. Así, las relativas a la crianza, alimentación y educación de los hijos. En el matrimonio, el abandono voluntario y malicioso constituye causa de divorcio.

Asistencia marítima

Cuando un buque se encuentra navegando, especialmente en alta mar, los demás a quienes se pide auxilio y que estén en condiciones de prestarlo, tienen obligación de acudir en su socorro para salvarlo, así como a su carga, y conducirlos a buen puerto; el buque asistido deberá reembolsar al asistente por los gastos que hubiere ocasionado la asistencia. En lo aeronáutico se admiten algunas normas similares en aterrizajes forzosos o accidentes en los despegues.

Asistencia social

Concepto impreciso dentro de la ayuda económica, cultural y moral a las clases necesitadas de la sociedad, o de cooperación a la mejora extra profesional de los trabajadores y otros grupos o categorías sociales. Unas veces se practica por organismos oficiales; otras, por los particulares con mayor o menor colaboración de las autoridades (Dic. Der. Usual).

Asistencia técnica

Colaboración en materia de conocimientos técnicos, ya sea prestada por un país u organización en favor de otro país u organización, con fines extra económicos, ya prestada por una empresa, a cambio directo o indirecto de una contraprestación, mediante la que se resuelven problemas técnicos concretos enfrentados por el receptor de la asistencia.

Asociación

Conjunto de los asociados para un mismo fin. | Persona jurídica por ellos formada. El derecho de asociación, así como la libertad de asociación, suelen estar protegidos constitucionalmente. Claro es que la libertad de asociación (v.) ni se protege ni se admite en los Estados totalitarios.

Asociación civil

Conjunto de los asociados para un mismo fin y persona jurídica por ellos formada. Cabanellas dice que es la regida por la ley de asociaciones, destinada a los organismos colectivos sin fines de lucro, y, con un sentido más estricto, la que no es religiosa ni profesional ni oficial. Ramírez Gronda afirma que la asociación se diferencia de la sociedad en que aquélla no tiene en vista la obtención de beneficios pecuniarios, aunque los persiga de otro orden, mientras que ésta se constituye para obtener beneficios pecuniarios. Por regla general, los fines de las asociaciones son culturales, científicos, recreativos o deportivos.

Asociación delictiva

(v. ASOCIACIÓN ILEGAL o ILÍCITA y DELITOS EN BANDA.)

Asociación Europea de Libre Cambio

Organización de Derecho Internacional Público que fue creada en 1960 por Austria, Dinamarca, Gran Bretaña, Noruega, Portugal, Suecia y Suiza, con la finalidad de establecer entre dichos Estados un régimen de libre cambio. Posteriormente se adhirió Islandia a la Asociación.

Asociación ilegal o ilícita

La que se forma del acuerdo, más o menos duradero, de varias personas para realizar actos criminales; configura delito punible en sí, a más de sanciones por los perpetrados.

Asociación Internacional de Desarrollo

Institución creada en 1960 por las Naciones Unidas, y que tiene por finalidad hacer a los países subdesarrollados préstamos en condiciones más favorables que los ordinarios, para aplicarlos ala ejecución de proyectos de desarrollo.

Asociación Internacional para la Protección Legal de los Trabajadores

Entidad creada en virtud de los acuerdos del congreso celebrado en París en 1900. Su objeto era: 1º) establecer vínculos de solidaridad entre todos aquellos que en los diversos países consideraban necesaria la legislación protectora de los trabajadores; 2º) organizar una Oficina Internacional del Trabajo, para publicar cuanto se legislara sobre la materia; 3º) facilitar el estudio de la legislación del trabajo; 4º) formar una estadística internacional sobre esta materia; 5º) fomentar los congresos internacionales, para mayor difusión de las cuestiones relacionadas con el trabajo asalariado. Logró éxitos de la magnitud de la Conferencia de Berna de 1905 y, sobre todo, ha sido el antecedente, incluso con nombre por ella sugerido. de la Organización Internacional del Trabajo y de la Oficina Internacional del Trabajo (v.), sus sucesoras, por cuanto esta noble entidad desapareció una vez logrado eco para sus propósitos en todo el mundo – y a nivel de las fuerzas sociales de decisión (Luis Alcalá-Zamora).

Asociación mercantil

La que se constituye con fines lucrativos. La denominación predominante en absoluto hoy es la de compañías o sociedades mercantiles o de comercio.

Asociación profesional

Una de las ramas más importantes del Derecho Laboral v. dentro de él. del Derecho Colectivo del trabajo, es la que se refiere a las asociaciones profesionales, formadas por los trabajadores de todas clases para la defensa de sus derechos, de sus intereses y de sus reivindicaciones. Constituye uno de los aspectos más discutidos doctrinalmente, no porque se desconozca el derecho de los trabajadores, en su más amplia acepción, a asociarse, sino porque existen divergencias fundamentales, vinculadas con conceptos políticos, acerca del alcance que se debe dar a la asociación, y que van desde el absoluto intervencionismo del Estado y la unificación en un solo organismo, característico de los regímenes autocráticos y dictatoriales, hasta la completa libertad y diversificación, propugnadas por los regímenes liberales y auténticamente democráticos. Dentro de esos límites, existen grados intermedios, más o menos disimulados en una u otra tendencia. Así, en la ARGENTINA, como en otros países, se proclama la libertad de asociación, que, en la práctica, queda eliminada por la concesión de personería gremial, determinante de notorios privilegios, a unas asociaciones, que no se reconocen a otras, las que sólo gozan de personería jurídica. (v. SINDICATO.)

Asociado

Miembro de una asociación. | Afiliado aun sindicato (v. SOCIO.)

Asociarse

Reunirse, juntarse para algún fin de la vida humana. | Constituir una asociación. | Inscribirse en ella, afiliarse. | Formar sociedad civil o mercantil con ánimo de obtener ganancias o lucro (Dic. Der. Usual).

“Astreintes”

Voz francesa, adoptada en algunos países de habla castellana, que representa una forma especial de compulsión, consistente en condenar judicialmente a una persona al pago de una prestación periódica, y a veces progresiva, en tanto mantenga incumplida la obligación que se le ha impuesto.

Astucia

Ardid o treta. | Habilidad y falta de escrúpulos para engañar u otro proceder desleal. De ahí que la astucia se tipifique como agravante (v.) en lo penal.

Asueto

Vacación durante un día o parte de la jornada laboral. | Antiguamente, fiesta de la corte en que los tribunales no funcionaban.

Asumir

Tomar posesión de puesto, cargo o empleo. |Iniciar el ejercicio de funciones públicas importantes.

Asunción

Acción y efecto de asumir (v.). | Promoción, designación o elección para los principales careos o dignidades. como el pontificado o la jefatura estatal. | Transmisión de crédito o deuda, sin considerar que exista novación. (v. REASUNCION.)

Asunción de crédito

La transmisión de un derecho de crédito a un nuevo acreedor sin alterar la naturaleza de la obligación activa. Excluye la novación (v.). Puede realizarse tanto como cesión de créditos, como mediante la subrogación (v.). No es tecnicismo hispanoamericano, sino alemán. (v. ASUNCION DE DEUDA.)

Asunción de deuda

Modalidad de la transmisión pasiva de las obligaciones, como resultado de la cual un nuevo deudor substituye plenamente al anterior, sin considerar novada ni alterada en lo demás la relación obligatoria. 1. Lineamiento. Corresponde esta creación al Derecho alemán, donde se propende a impersonalizarse el vínculo obligatorio, tanto desde el lado del acreedor como desde la posición del obligado, para poner de relieve el valor del nexo, que tiende a funcionar con la independencia que, corpóreamente, se advierte con mayor claridad en los derechos reales. El automatismo de la transmisión se produce a través del contrato que realizan el acreedor v el que asume la deuda, y también entre el deudor que deja de serlo y el que ocupa su lugar. 2. Peculiaridad. Como diferencias entre la asunción de deuda y la novación (v.) se establecen éstas: a) en la primera subsiste la relación jurídica; en la segunda se extingue una obligación y nace otra; b) la novación extingue las obligaciones accesorias, cosa que no pasa en la asunción; c) puede, quien asume, oponerlas mismas excepciones que el deudor precedente! mientras el deudor nuevo, cuando ese cambio ha originado la novación, actúa según su personalidad y la situación creada. 3. Clases. Enneccerus, que trata ampliamente la materia, diferencia la asunción pura o típica de la de cumplimiento; en ésta, el nuevo deudor se agrega al anterior y se compromete sólo a cumplir por él, lo cual no libera al primero y sólo le otorga un compensador derecho de crédito frente al nuevo obligado, y asimismo, de la asunción acumulativa, en que el segundo deudor viene a ser solidario del primero, o fiador sin derecho a invocar los beneficios o excepciones peculiares de los garantes. (v. ASUNCIÓN DE CRÉDITO,”INTERCESSIO”.)

Asunto

Pleito. | Negocio; acto o contrato donde existe interés o lucro. | Caso, proceso, juicio criminal (Dic. Der. Usual).

Atacar

Acometer. | Maltratar. | Agredir. | Lesionar un derecho.

Ateísmo

Negación de la existencia de Dios. Cuando esa opinión está originada en el convencimiento de la incapacidad humana para resolver afirmativamente el problema, se llama agnosticismo.

Atentado

Todo ataque contra una persona, sus derechos o sus bienes. | Agresión. | Abuso o exceso.

Atentado contra la autoridad

Delito contra la administración pública, consistente en emplear fuerza o intimidación contra un funcionario público para imponerle la ejecución u omisión de un acto propio de sus funciones. El delito de atentado es tratado por los códigos juntamente con el de resistencia a la autoridad, configurado por el hecho de emplear fuerza o intimidación contra un funcionario público o contra la persona que le prestare asistencia en virtud de un poder legal o a requerimiento de aquél, para impedir o trabar la ejecución de un acto propio del legítimo ejercicio de sus funciones. Lo mismo el atentado que la resistencia se consideran agravados: cuando se cometieren a mano armada, o por una reunión de tres o más personas, o si el autor fuere funcionario público, o si el autor pusiere manos en la autoridad.

Atentar

Llevar a cabo un atentado (v.). | Proceder de modo ilícito contra algo o alguien.

Atenuante

La legislación penal define y pena los delitos considerándolos en su esencia; es decir, considerando el hecho criminoso en su configuración pura, por así decirlo. Mas ese hecho delictivo puede estar rodeado de circunstancias que modifiquen la responsabilidad del autor, bien para agravarla, bien para atenuarla, e inclusive para eliminarla, según que representen una mayor o menor peligrosidad, o la inexistencia de peligrosidad en el agente. Entre las circunstancias atenuantes a que esta voz se refiere son de considerar la embriaguez no habitual ni producida para facilitar la ejecución del delito (v. “ACTIO LIBERA IN CAUSA”), la de ser el autor mayor de cierta edad o menor de otra, la de no haber tenido intención de causar un mal tan grave como el producido (v. PRETERINTENCIÓN), la de haber ejecutado el hecho en vindicación de una ofensa grave, la de haber precedido provocación o amenaza por parte del ofendido, la de haber procedido con arrebato u obcecación (emoción violenta), entre otras. Bien se comprende que todas las circunstancias modificativas de la responsabilidad, entre ellas las atenuantes, son consideradas en la doctrina y en las diversas legislaciones con distinto criterio, y por ello, a la relación precedente sólo se le debe dar valor enunciativo. Esto aparte que una misma circunstancia, como sucede con la embriaguez o el parentesco (v.), puede ser atenuante, agravante y aun eximente, según el delito de que se trate.

Atestación

Deposición de testigo o de persona que testifica o afirma alguna cosa. Equivale a testimonio (v.).

Atestado

Instrumento oficial en que una autoridad o sus delegados hacen constar como cierta alguna cosa. Se aplica especialmente a las diligencias de averiguación de un delito, instruidas por la autoridad gubernativa o policía judicial como preliminares de un sumario. En definitiva, el atestado no es otra cosa que el acta levantada por el funcionario que recibiere una denuncia verbal por haberse cometido un delito o contravención. así como también el acta en que la policía consigna las diligencias que ha realizado en averiguación de un hecho delictivo, para su elevación ala autoridad judicial.

Atestar o atestiguar

Deponer como testigo (v.).

Atilia, Julia y Titia

(v. “LEGES ATILIA, IULIA ET TITIA”.)

Atipicidad

Ausencia de tipicidad (v.) que obsta al proceso penal o, cuando menos, a la punibilidad.

Atípico

Lo que se aparta de lo usual. (v. CONTRATO ATÍPICO.)

Atormentador

El que dispone un tormento o tortura. | Quien ejecuta uno u otra.

Atormentar

Dar tormento aun reo o sospechoso, e incluso a un testigo, para que declare lo que se pretende, sea la verdad o la mentira arrancada por el dolor físico.

Atracador

Autor de un atraco (v.) o robo a mano armada.

Atracar

Asaltar en lugar poblado, por lo general en calle solitaria o de noche.

Atraco

Acción de atracar (v.).

Atraso

Retardo, retraso. | Tardanza, dilación. | Paga o suma no percibida a tiempo. | Retroceso del reloj, ya por su lenta marcha, ya para ajustarlo a la hora procedente. (v. ATRASOS.)

Atrasos

Rentas o pagos vencidos y no abonados. (v. MORA.)

Atribución

Señalamiento o fijación de competencia. | Adjudicación. | Imputación, cargo. | Asignación. |Facultad, potestad concedida por disposición legal o inherente a determinado cargo. Suele emplearse entonces la voz en plural (Dic. Der. Usual.). (v. USURPACIÓN DE ATRIBUCIONES.)

Atrocidad

Crueldad enorme. | Perversidad extrema. | Exceso extraordinario.

Atropellar

Pasar por encima de una persona. Se dice especialmente en casos de accidentes de peatones por obra de los vehículos. | Derribar a empujones. | Ultrajar a una mujer en su honra. | Agraviar empleando violencia. | Abusar de la fuerza o poder. | Proceder con desprecio de las leyes y otras normas públicas (Dic. Der. Usual).

Atropello

Acción y efecto de atropellar (v.) o de ser atropellado.

Aubana

(v. DERECHO DE AUBANA.)

“Auctoritas”

Voz latina de gran relieve jurídico en Roma y que ha trascendido a distintas potestades privadas y públicas. El Diccionario de Derecho Usual da estas acepciones: Autoridad, autorización, asistencia. | Más en concreto, asistencia o ayuda procesal que prestaba el transmitente al adquirente en caso de que un tercero sostuviera un derecho real, e incluso el mismo derecho de propiedad sobre la cosa mancipada. | Obligación de garantía que, en virtud de la mancipatio (v.), correspondía al enajenante. | Autorización de una asamblea, autoridad o lev. para crear una situación jurídica. | Licencia o asistencia para suplir o completar la incapacidad jurídica de otro. | Adhesión. Cabe citar así: la auctoritas patris o del padre de familia para con el hijo o el esclavo; la auctoritas patrum o de los senadores en las leyes votadas por los comicios; la auctoritas principis o del emperador en la esfera pública, y la auctoritas tutoris o del tutor para ratificar o convalidar ciertos actos del pupilo.

Audiencia

Acto de oír los soberanos u otras autoridades a las personas que exponen, reclaman o solicitan alguna cosa, | También, ocasión para aducir razones o pruebas que se ofrece a un interesado, en juicio o en expediente. | Lugar destinado para dar audiencias. | En la terminología judicial española, se llama Audiencia el tribunal de justicia colegiado que entiende en los pleitos (Audiencia territorial) o en las causas (Audiencia provincial) de determinadas zonas. | Las diligencias que se practican ante el juez o tribunal, principalmente para probar o alegar.

Audiencia en justicia

Procedimiento especial para revisar, a solicitud de un funcionario judicial corregido, la sanción que le impusieron sus superiores por incidencia, al conocer el asunto en que aquél intervino (Dic. Acad.).

Audiencia pretorial

La que en Indias no dependía del virrey en ciertos asuntos.

Audiencia provincial

En España, la que sólo tiene jurisdicción en lo penal, limitada a una provincia.

Audiencia territorial

En España, la que dentro de un territorio, comprensivo de dos o más provincias, tiene jurisdicción especialmente civil. | En América, antes de su independencia, hubo audiencias virreinales en Méjico, Lima, Santa Fe y Buenos Aires; subordinadas, en Guadalajara, Cuzco, Charcas y Chuquisaca, y pretoriales, en Santo Domingo, Guatemala, Panamá, Cuba, Caracas, Quito y Santiago de Chile. La importancia que tuvieron estas Audiencias, consideradas como la base de las actuales repúblicas americanas, fue extraordinaria, pues, además de sus funciones judiciales, tenían el derecho de examinar los decretos del virrey y formularle observaciones, y ejercían interinamente el virreinato a la muerte de aquél.

Auditor

Antiguamente se llamaba así al ministro togado que intervenía en las Audiencias del reino para decidir en los asuntos judiciales. Se lo conocía también con el nombre de oidor, y venía a ser lo que actualmente se denomina “magistrados” o “camaristas”, pero siempre referidos a las actuaciones orales. | En algunas legislaciones se llama auditor de guerra al funcionario del cuerpo jurídico militar que informa sobre la interpretación o aplicación de las leyes y propone la resolución correspondiente en los procedimientos judiciales y otros instruidos en el ejército o región militar donde tiene su destino. | En España se llama auditor de la nunciatura el asesor del nuncio, y auditor de la rota, cada uno de los doce prelados que en el tribunal romano así llamado tiene su jurisdicción para conocer en apelación de las causas eclesiásticas de todo el orbe católico.

Aurelia

(v. “LEX AURELIA”.)

Ausencia

Condición legal de la persona cuyo paradero se ignora. Para Capitant es el estado de la persona cuya desaparición y falta de noticias, durante un tiempo más o menos largo, toman su existencia incierta. Esa situación exige que se adopten medidas para la custodia y administración de los bienes del ausente, y que pueden ser distintas según que este mismo haya dejado, o no, apoderado.

Ausencia con presunción de fallecimiento

De acuerdo con las normas establecidas por las legislaciones, se presume que una persona ha fallecido cuando está ausente del lugar de su domicilio y no se tienen noticias de ella durante un número de años, que varía según los países, y que la ARGENTINA ha fijado en tres. Y esa presunción es válida lo mismo si el ausente ha dejado apoderado como si no lo ha dejado. La presunción de fallecimiento ha de ser declarada judicialmente, y, una vez formulada por sentencia firme, es lógico que sus consecuencias sean similares a las de un fallecimiento no presunto, sino cierto. Da lugar ala apertura de la sucesión y permite al cónyuge del ausente contraer nuevo matrimonio, que, en la ARGENTINA, es válido aun cuando luego aparezca el presunto fallecido, el cual podrá reclamar sus bienes en el estado en que se encuentren.

Ausente

Quien no se encuentra en el lugar de referencia. | Quien no está presente donde debe, como el alumno que falta a clase, el soldado que no se presenta a una lista o revista, el trabajador que no concurre al lugar de trabajo en día y horario de labor. | En materia de prescripciones, el que no reside en el lugar de los bienes, con amplitud comarcal o nacional, según las leyes. | El encuadrado en la ausencia (v.) como ignorancia de paradero y abandono de los suyos y de sus cosas en presunción jurídica (Luis Alcalá-Zamora).

Ausentismo

Condición de ausencia referida a las personas que, por haber fijado su residencia en país extranjero, desplazan sus rentas hacia éste, sustrayendo el fruto de los capitales a la actividad económica nacional. Jurídicamente ofrece interés por cuanto las legislaciones, para compensar en cierta medida el perjuicio precitado, suelen establecer un recargo contributivo.

Autarquía

Poder para gobernarse a sí mismo. | Estado de un país o territorio que procura bastarse con sus propios recursos, evitando, en lo posible, las importaciones de otros países. El primero de esos sentidos es estrictamente político, y el segundo, político-económico, y se llama también autarcía. Sin embargo, y con independencia de la definición académica, en el Derecho Político se entiende por autarquía la descentralización administrativa. Representa en lo administrativo lo que la autonomía (v.) en lo político. La autonomía afecta tanto la facultad del gobierno propio cuanto la de dictarsesus propias normas, mientras que la autarquía sólo tiene facultad del gobierno propio.

Auténtica

Copia de un documento con firma de quien tiene fe pública. | Cada una de las constituciones imperiales de Justiniano insertas al final del Código.

Autenticar

Jurídicamente equivale a legalizar, a acreditar que la cosa de que se trate es auténtica.

Autenticidad

Calidad de lo auténtico (v.).

Auténtico

Acreditado en cuanto a certeza. | Autorizado o legalizado. | Merecedor de fe, referido a documentos.

Auto, autos

En lenguaje procesal, y empleada la palabra en singular, se refiere a la clase especial de resoluciones judiciales intermedia entre la providencia y la sentencia (v.). En general se puede decir que, mientras la providencia afecta a cuestiones de mero trámite y la sentencia pone fin ala instancia o al juicio criminal, el auto resuelve cuestiones de fondo que se plantean antes de la sentencia. Claro es que esta nomenclatura varía conforme a la legislación de los diversos países. Empleada la voz en plural, autos hace referencia al conjunto de documentos y piezas de que se compone una causa o pleito. Los autos son lo que en el sistema procesal de algunos países se denominan expedientes, que suele preferirse no obstante para lo administrativo y sus actuaciones escritas.

Auto de estar a derecho

Mandamiento judicial en que se ordena al demandado que esté y pase por lo determinado en la causa pendiente, y que comparezca ante el tribunal cuando se le ordene, personalmente o por representante, para pagar o cumplir lo dispuesto en la sentencia.

Auto de fe

Ceremonia que, para castigo público de los penitenciados, seguía al pronunciamiento de una sentencia por la Inquisición. La ejecución de la sentencia se encomendaba a las autoridades seglares (Dic. Der. Usual).

Auto de prisión

La resolución judicial por la cual se ordena la detención de un presunto culpable o se eleva a prisión la de un detenido, después de prestar declaración indagatoria (Dic. Der. Usual).

Auto de procesamiento

La resolución judicial por la cual se declara procesado (v.) al presunto culpable de un delito, teniendo en cuenta los indicios racionales de criminalidad contra él (Dic. Der. Usual).

Auto definitivo

El que, aun dictado incidentalmente, resuelve el juicio, con fuerza similar a la de sentencia. (v. AUTO INTERLOCUTORIO.)

Auto interlocutorio

El que no afecta a lo principal de una causa, por dictarse en un incidente o artículo de previo pronunciamiento. (v. AUTO DEFINITIVO.)

Autocalumnia

Atribución que una persona se hace a sí misma de haber ejecutado un delito que, imputado falsamente a otra, constituiría el de calumnia (v.). Si la autoimputación se hace mediante una simple expresión pública carece de toda relevancia jurídica: pero. si se hace mediante declaración o confesión ante una autoridad competente, se estaría frente a una denuncia falsa, que incluso podría tener como finalidad encubrir a otra persona. Si el delito que uno se imputa a sí mismo hubiese sido en efecto cometido, lo único que sucedería es que dejaría abierto el camino para el procedimiento criminal.

Autocontrato

Llamado también “contrato consigo mismo”. Aunque el contrato requiere, en principio, la concurrencia de dos voluntades, puede darse el caso de que ambas recaigan sobre una misma persona, bien porque ésta actúe al mismo tiempo por sí y en nombre de otra, bien porque represente dos patrimonios distintos. Sin embargo, tanto en la doctrina como en la legislación, la teoría del autocontrato ha sido muy discutida, pues no faltan autores que niegan la posibilidad de esa contratación unilateral considerada como bilateral.

Autocracia

Sistema de gobierno en el cual la voluntad de un solo hombre es la suprema ley. (v. ABSOLUTISMO, DICTADURA, TIRANÍA, TOTALITARISMO.)

Autodefensa

Amparo personal, de bienes o derechos, por uno mismo. (v. ESTADO DE NECESIDAD, LEGÍTIMA DEFENSA.)

Autodespido

Cuando el trabajador asume la iniciativa de rescindir el contrato laboral, la doctrina recurre a muy distintos tecnicismos, casos todos constitutivos de un circunloquio, por utilizar al menos dos vocablos; así, despido indirecto (el que prevalece, aun inconsecuente, por ser tan directa la ruptura como cuando la decide el empresario), renuncia forzada, dimisión impuesta, dimisión provocada, retiro forzado, retiro del trabajador, despido del trabajador (la más equívoca en cuanto a quién asume la iniciativa) y alteración rescisoria del contrato de trabajo. Frente a tanta imprecisión, variedad y vacilaciones, Luis Alcalá-Zamora ha sugerido este neologismo de autodespido. El vocablo, de formación lingüística transparente, posee las ventajas de contraponerse con plenitud al de despido(v.) y guardar ala vez con él un nexo idiomático. A más de ello está compuesto por una sola voz, clara, inequívoca, vigorosa, comprensible por técnicos y profanos, adecuada a la iniciativa del trabajador y expresiva de lo que realiza.

Autogobierno

Concepto de contenido impreciso, ya que con él unas veces se hace referencia a la descentralización administrativa, otras a la autarquía y también a la autonomía (v.) políticas.

Autógrafo

Escrito hecho de puño y letra del propio autor; es decir, con exclusión de todo medio mecánico y de empleo de otra persona para escribirlo. Jurídicamente tiene importancia no solo porque esa forma permite la autenticación pericial del documento de que se trate, sino también porque la ley exige para algunos documentos y escrituras la autografía, como en el testamento ológrafo (v.).

Automutilación

Lesión corporal que una persona se hace a sí misma y que le ocasiona la pérdida de algún órgano o miembro. Constituye, en doctrina, un ilícito jurídico, pero no representa la comisión de un delito, ya que ni siquiera lo es el suicidio.

Autopsia

únicamente la automutilación es susceptible de sanción penal cuando se ha efectuado con el propósito de obtener un beneficio para sí o para otro, como sucede en los casos típicos de evitar el cumplimiento del servicio militar obligatorio o de obtener el pago de un seguro de invalidez. El tema de la automutilación ha adquirido actualidad a partir de la posibilidad de practicar intervenciones quirúrgicas para el trasplante de órganos, ya que se presenta el problema jurídico de determinar hasta qué punto es lícito a una persona hacerse mutilar para que se lleve a cabo el transplante. Parece que el criterio más extendido se inclina hacia la licitud de tales actos, sobre todo cuando no se hacen con intención lucrativa, sino puramente humanitaria, generalmente en provecho de algún familiar.

Autonomía

Estado y condición del pueblo que goza de entera independencia política. | Condición del individuo que de nadie depende en ciertos aspectos. | Potestad de que, dentro del Estado, pueden gozar municipios, provincias, regiones u otras entidades de él para regir intereses peculiares de su vida interior, mediante normas y órganos de gobierno propios (Dic. Acad.). Pero en este último sentido, la autonomía supone la unidad de los entes autónomos dentro del Estado único. Se trata simplemente de una descentralización administrativa y política, que no debe confundirse con lo que en un Estado federal representan las provincias o Estados miembros, que son no autónomos, sino independientes, salvo en las facultades a que hayan renunciado para delegarlas en el Estado federal.

Autonomía cambiaria

Autonomía en que se encuentra el derecho derivado de un título de crédito respecto de elementos ajenos al contenido cautelar de tal título, en particular los actos que hayan dado origen o sean causa de su creación o transmisión.

Autonomía de la voluntad

Potestad que tienen los individuos para regular sus derechos y obligaciones mediante el ejercicio de su libre arbitrio. representada en convenciones o contratos que los obliguen como la ley misma y siempre que lo pactado no sea contrario a la ley, a la moral, al orden público o a las buenas costumbres.

Autopsia

Examen de los cadáveres hecho con fines de investigación científica o para averiguar (y este segundo es el aspecto que interesa jurídicamente) las causas, forma y otras circunstancias de la muerte de una persona, cuando existe la sospecha de que aquélla no ha sido natural. Constituye una diligencia judicial que practican los médicos de los tribunales, llamados legistas o forenses, y su importancia es grande en criminalística (v.).

Autor

En Derecho Penal, el sujeto activo del delito. En este sentido el autor puede ser inmediato o mediato, según ejecute personalmente el acto delictivo o para su ejecución se valga de otro sujeto que no es autor o no es culpable o no es imputable. | En otro sentido, el que inventa una cosa o lleva a cabo alguna obra científica, literaria o artística. Este concepto de autoría es el que ha dado lugar al Derecho protector de la propiedad intelectual.

Autor intelectual

Eufemismo o sinonimia afectada, y poco recomendable, por cuanto transparenta una jerarquización, que algunos dan al inductor en lo penal e incluso al corruptor (v.) en lo moral. (v. AUTOR MATERIAL.)

Autor material

El que perpetra efectivamente un delito, con la ejecución de los actos externos que concretan el ataque a una persona o aun bien u otra lesión jurídica punible. En especial, se habla del autor material en los casos de desdoblamiento o dualidad por existir un autor intelectual (v.).

Autoría penal

Locución que comprende a cuantos están afectados por la comisión de un delito, tanto si toman parte directa en su ejecución como si fuerzan o inducen directamente a otro a ejecutarlo, o bien si cooperan a la ejecución de un hecho con un acto sin el cual no se habría efectuado. La autoría puede ser inmediata directa, mediata moral y de cooperación necesaria.

Autoridad

En sentido genérico, la potestad que ejerce una persona sobre otra u otras, y entonces se habla de la autoridad del jefe del Estado, del padre de familia, del marido, del maestro, del patrono, cada uno de ellos dentro de sus atribuciones legalmente establecidas. | En sentido más restringido y más corriente, la potestad que tiene una persona o corporación para dictar leyes, aplicarlas o ejecutarlas, imponiéndolas a los demás.

Autoridad de cosa juzgada

La fuerza definitiva que la ley atribuye ala sentencia firme (v.), bien por haberse dado el último recurso o por no haberse apelado de ella dentro de tiempo o por vicios de forma en la apelación. (v. COSA JUZGADA.)

Autorización

Acción y efecto de autorizar (v.).

Autorización judicial

Venia o licencia del juez, que se requiere para la validez de determinados actos jurídicos, a efectos de habilitar a personas o a representantes de los incapaces.

Autorización legislativa

Conócese con esa designación la que el Poder Ejecutivo necesita obtener del Legislativo para el ejercicio de algunas de sus facultades constitucionales. En la Constitución de la ARGENTINA se señalan: declarar la guerra y hacer la paz, conceder patentes de corso y cartas de represalia, ausentarse de la capital el presidente de la República. No se debe confundir la autorización legislativa con el acuerdo del Senado requerido para dar validez posterior a determinados actos del Poder Ejecutivo.

Autorización marital

Institución en franco declive, cuando no casi desaparecida en muchas legislaciones, dada la corriente igualitaria de las mujeres con relación a los hombres, no ya en la comunidad social, sino dentro de la familia y del régimen matrimonial. Sin embargo, todavía suele mantenerse la necesidad de autorización marital para que la mujer pueda realizar determinados actos. Señalar con carácter general -es decir, sin referirse a una legislación concreta- cuales sean ellos resulta imposible por las divergencias existentes. Tampoco ofrece interés práctico el tema, porque virtualmente desaparecida la auctoritas del esposo, aquellos casos de discrepancia entre los cónyuges son dirimidos judicialmente.

Autorización paterna

Los hijos menores de edad y no emancipados necesitan autorización paterna para realizar ciertos actos, tales como dejar la casa de los padres, comparecer en juicio, celebrar contratos de trabajo (cuando dentro de la minoridad no han alcanzado determinada edad), contraer matrimonio. Esta enunciación es meramente orientadora, ya que las legislaciones no son uniformes. Quedan excluidos del concepto de autorización paterna aquellos actos en que los padres actúan en representación de los menores a efectos de suplir su incapacidad para contratar o comparecer en juicio.

Autorizar

Dar a uno autoridad (v.) o facultad para hacer alguna cosa. | Dar fe el escribano o notario en un documento. | Confirmar, comprobar una cosa con autoridad, texto o sentencia de algún autor. | Aprobar o abonar. | Dar importancia o lustre a una persona o cosa.

Autorresponsabilidad

Responsabilidad en relación al acto que una persona realiza y cuyas consecuencias recaen sobre su propio patrimonio. Es un concepto muy discutido, que algunos autores consideran incompatible con el de responsabilidad.

Autos

(v. AUTO)

Auxiliares

A efectos jurídicos llámanse así las personas que auxilian o ayudan a otras en el ejercicio de un trabajo, de una actividad o de una función. En ese sentido se habla de catedrático auxiliar o adjunto, de obispo auxiliar, etc. | Asimismo, se denominan auxiliares de los comerciantes quienes colaboran con éstos en determinadas actividades, como los dependientes, factores, agentes mediadores, comisionistas, viajantes, corredores. etc. | También se llaman auxiliares de la justicia las personas que con sus funciones colaboran en su administración.

Aval

Escrito en que uno responde de la conducta de otro, especialmente en materia política. | Su interés jurídico está vinculado con el Derecho Civil y todavía más con el Comercial, puesto que supone la firma que se pone al pie de una letra u otro documento de crédito para responder de su pago en caso de no efectuarlo la persona principalmente obligada a él. El aval es absoluto si el avalista responde por la totalidad de la suma, tiempo o caso determinado en el documento constitutivo de la deuda principal, haciendo al avalista solidariamente responsable con la persona avalada, y es limitado cuando el avalista establece una responsabilidad por él fijada en cuanto al monto y no le da más derechos que contra la persona a quien ha avalado y contra los endosantes anteriores.

Avalista

Persona que avala. (v. AVAL.)

Avalúo

Acción y efecto de valorar o evaluar, de señalar a una cosa el valor correspondiente a su estimación, así como también ponerle precio. Esta expresión tiene importancia jurídica en diversos actos, ya que, por equivalente a tasación, es aplicable a los contratos de préstamo con garantía hipotecaria o prendaria, a la estimación de las mercaderías sujetas al pago de derechos arancelarios, a la determinación de la cuantía de ciertos impuestos y contribuciones, a las sucesiones mortis causa, para la valoración de los bienes, a efectos de su partición.

Avenencia

(v. CONCILIACIÓN.)

Avenimiento

Expresión generalmente sinónima de avenencia (v.), pero en algunas legislaciones se aplica más concretamente a la solución por acuerdo de las partes interesadas en un juicio de quiebra ya iniciado. (v. CONCORDATO.)

Avería

En sentido general es el daño que padecen las mercaderías o géneros. | Con referencia concreta al Derecho Marítimo, el daño que por cualquier causa sufre la embarcación o su carga. Por regla general se consideran averías: todos los gastos extraordinarios que se hacen en favor del buque o del cargamento o de ambas cosas juntamente, y todos los daños que sobrevienen al buque o a la carga, con ocasión del viaje o durante él, hasta la llegada y descarga. Se denominan averías gruesas o comunes todos los daños causados deliberadamente en caso de peligro y para evitarlo o disminuirlo, así como los sufridos por consecuencias, después de deliberaciones motivadas, para el salvamento de las personas o del buque y cargamento, desde su carga y partida hasta su vuelta y descarga. Se denominan averías simples o particulares todo gasto o daño que no ha sido hecho para utilidad común, y que se sufre por el buque o la carga mientras duren los riesgos. Las legislaciones suelen especificar los casos en que la avería se considera gruesa y en los que se reputa particular. Tiene importancia la determinación de cuando la avería es de una u otra clase, porque el importe de las comunes se reparte proporcionalmente entre el buque, su flete y la carga, mientras que el importe de las particulares se soporta por el dueño de la cosa que ocasionó el gasto o recibió el daño.

Avería vieja

En la Casa de la Contratación de Indias, derecho y repartimiento que se hacía para satisfacer el descubierto en que estaban las arcas de la avería, gabela impuesta a los mercaderes (Dic. Acad.). Averiguación del delincuente La criminalística (v.) tiene por objeto la investigación de los delitos v por finalidad esencial la determinación de quiénes hayan sido sus autores. Pero se necesita, además, establecer a quién corresponde el ejercicio de esa función, aspecto muy importante, porque afecta no solo a la eficacia en la persecución del delito y captura del delincuente, lo que es imprescindible para la seguridad pública, sino también porque puede afectar a los derechos humanos y a las garantías individuales constitucionalmente reconocidas. De modo general se puede decir que las legislaciones fijan varios sistemas. Uno de ellos es atribuir al ministerio fiscal aquella investigación, secundado por la policía judicial, de la cual es jefe; otro, encomendar a los jueces de instrucción llevar a cabo esa delicada función, con el auxilio de la policía, y otro confiar a la policía la averiguación por delegación judicial, si bien con una intervención más o menos efectiva de los jueces de instrucción. De todos esos sistemas parece el más recomendable el segundo, aun cuando para sus buenos resultados se necesita un elevado número de jueces instructores, a fin de que puedan dedicar a su labor la atención requerida.

Aviso

Noticia, informe. | Advertencia, prevención. | Indicio, señal. | Precaución, cuidado, atención. |Discreción, prudencia. | Forma escrita de comunicar medidas, y sobre todo innovaciones, algunas empresas, como las ferroviarias y ciertas oficinas públicas. | Rufián, traficante de blancas. | Anuncio.

Aviso cambiario

Aviso que el portador de un título de crédito da al endosante o librador del documento respecto de la falta de aceptación o pago.

Aviso de pago

Aviso dado respecto del pago de una obligación. En particular, el que da un tercero al deudor, a fin de que éste tome conocimiento del pago efectuado por dicho tercero, de modo que evita que el deudor repita el pago.

Avocación

Acción y efecto de avocar, de atraer o llamar a sí un juez o tribunal superior, sin que medie apelación, la causa que se estaba litigando o debía litigarse ante otro inferior. Actualmente, puede afirmarse que tiene un valor jurídico de signo negativo, porque lo corriente es que el Derecho Procesal se refiera ala avocación para prohibirla, o que la prohibición se desprenda tácitamente del hecho de que los códigos no concedan a los magistrados superiores la facultad de avocar. Por extensión, el acto extrajudicial de que un superior atraiga para sí el examen y decisión de un negocio que estaba sometido a un inferior.

Avulsión

Constituye una de las formas de adquisición del dominio por accesión (v.). El Diccionario de la Academia señala que esa palabra significa “extirpación”, siendo la única acepción a que hace referencia. A su vez, extirpación es la acción y efecto de arrancar de cuajo o de raíz. De ahí que en Derecho se entienda por avulsión el hecho de que un río o arroyo arranque, por la fuerza súbita de la corriente, tierra, arena o plantas, o cualquier otra cosa susceptible de adherencia natural, y las arrastre para unirlas por adjunción o por superposición a un campo inferior o a un fundo situado en la ribera opuesta. La propiedad de los elementos sometidos a avulsión corresponde al dueño del terreno a que se adhieren; su antiguo dueño no tiene derecho a reivindicarlos. Si la avulsión es de cosas no susceptibles de adherencia natural se las considera como perdidas.

Axiología jurídica

(v. ESTIMATIVA JURIDICA.)

Ayudante

Cargo subalterno en diversas actividades.

Ayuntamiento

En España, corporación constituida por el alcalde y los concejales para administrar y representar al municipio. | Casa consistorial; o sea, el local donde se reúnen los miembros integrantes del ayuntamiento. | En otro sentido, cópula, acceso camal.

Azar

Casualidad, caso fortuito (v.). | Desgracia imprevista (Dic. Acad.). (v. CONTRATO ALEATORIO, JUEGO.)

Azofra

Del árabe as-sufra, impuesto o trabajo forzoso, se ha dicho por prestación personal (v.).

Azotes

Antigua pena corporal que consistía en pegarle al reo o condenado, y agravada como infamante cuando se cumplía a la par que el azotado recorría una población montado en burro. Hoy, los azotes o malos tratos a los detenidos o presos integran delito… pocas veces reprimido donde existe escasa conciencia jurídica en ciertos sectores.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 25 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: